Tag

Mapuches

Browsing

Integrantes del Lof Cushamen, de organizaciones que apoyan los reclamos mapuches y de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Esquel brindaron una conferencia de prensa en el Centro Cultural Melipal celebrando la sentencia de la jueza Carina Estefanía que absolvió a los siete acusados de usurpación y abigeato.

“Queremos agradecer al público en general y a nuestro pueblo nación mapuche porque la absolución de parte de los miembros del Lof en Resistencia del Departamento Cushamen es una victoria que se ha logrado conjuntamente con los comuneros que llevan adelante este proceso de recuperación”, manifestó Andrea Millañanco.

“También de los compañeros no mapuches que vienen apoyando la causa desde un principio, y que se han solidarizado e interiorizado en los conocimiento de la historia que tienen nuestro pueblo en lucha. Y queremos dejar en claro que el lonco Facundo Jones Huala sigue preso”.

Para Millañanco “este juicio se basó en una persecución política y nunca debió realizarse: la misma jueza entendió que no había pruebas suficientes para juzgarnos, algo que se dijo desde un principio”.

Por su parte, Martiniano Jones Huala hizo un llamamiento a los descendientes del pueblo originario para sumarse a la reivindicación de derechos.  “El mensaje  es para la gente de los barrios, para que no tenga más miedo, que se asuma y se haga cargo de su condición de mapuche. Porque nosotros no somos los terroristas que dice Clarín o Bustos. Y quiero agradecer profundamente y hacer un llamamiento para que se sume la gente, a seguir profundizando la lucha, que salgamos todos a la calle a reclamar nuestros derechos”.

Reconocimiento y reparación

Elvira Gauna, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Esquel, compartió con Martiniano “la alegría por una justicia que llega pero a un costo muy alto. Y este es un pueblo plurinacional que necesita la justicia casi tanto como el aire”.

Apuntó que “la sentencia de  la jueza duró 4 horas e hizo alusión al genocidio sobre el que se fundó nuestra nación. Genocidio que equiparó con el genocidio de los 30 mil desaparecidos. Y en ese sentido, a pocos días de cumplirse el 43 aniversario del golpe de Estado de la última dictadura genocida de nuestro país, es importante decir que no existe los Nunca más sin  reconocimiento y reparación”.

Gauna dijo que “es importante empezar a reconocer el genocidio fundante de nuestro estado porque no hay manera de construir la paz si no hay justicia”. Asimismo, destacó la importancia de la creación de una mesa de diálogo para alcanzar una solución por la vía política.

“También es importante que la jueza mandó a revisar el proceder de los fiscales previos, algunas  incompatibilidades dentro de la Justicia federal y de los procedimientos sobre la comunidad donde se ejerció violencia institucional. Es un fallo para leer y releer”.

Como organismo de derechos humanos “hacemos un llamamiento a toda la comunidad para comprendernos en la plurinacional, para vivir en armonía y proponer la justicia como mecanismo de esa convivencia en armonía. Vamos a acompañar este proceso de reivindicación de derechos y nos sentimos parte de este fallo que se logró”.

 

 

 

El Chubut

Cinco miembros de la comunidad mapuche de Resistencia en Cushamen fueron absueltos hoy por los delitos de abigeato y usurpación del cuadro Vuelta del Río, de la Estancia Leleque, propiedad de la firma Compañía Tierras del Sud Argentino, predio donde murió Santiago Maldonado.

La jueza de la justicia provincial de Esquel, Carina Estefanía, sobreseyó por esos cargos al hermano y a la pareja del lonco Facundo Jones Huala, Fernando Eloy Jones Huala y Andrea Jazmín Millañanco, junto a los mapuches Matías Santana, Rodrigo Ezequiel Jaramillo y Sergio Leonardo Ruiz Huenchupan.

No obstante, encontró penalmente responsable a Fernando Jones Huala por tenencia de armas y cartuchos de bala, secuestradas en un allanamiento posterior a la ocupación de las tierras. El monto de esa sanción se conocerá en una nueva audiencia, todavía sin fecha, en la que se discutirán los agravantes y atenuantes del caso.

La magistrada ordenó, además, la conformación de una mesa de diálogo entre la comunidad mapuche asentada en Leleque y el grupo Benetton, querellante en la causa, para resolver la disputa territorial del cuadro usurpado.

Se trata de unas 1200 hectáreas del Grupo Benetton, que permanecen ocupadas desde el 13 de marzo de 2015 cuando un grupo de personas encapuchadas ingresó y reivindicó el lugar como territorio ancestral mapuche.

En el extenso fallo de 283 fojas, leído hoy durante más de cuatro horas, la jueza argumentó, en lo medular, que los acusados no fueron debidamente identificados como los autores de la usurpación y del robo de ganado (17 ovejas merino), y cuestionó en severos términos la instrucción, por parte del Ministerio Público Fiscal, a partir de allanamientos ejecutados, dijo, en violación de las normas procesales.

“Este juicio ha puesto al descubierto—alertó la magistrada— las graves consecuencias procesales que tuvo aquel allanamiento ordenado por el Juez el primer día de la toma, que la Policía del Chubut no llevara adelante en el tiempo y la forma en que el Juez Penal lo había ordenado, para lo cual debían prever cómo realizarlo, porque ya sabían de la negativa de las personas a identificarse”. Subrayó que “de allí en más los sucesivos desaciertos del Ministerio Público Fiscal, no han dejado de sorprenderme, durante todo el debate”.

Al abrir la instancia de diálogo en un plazo no mayor a 90 días para resolver el conflicto territorial, la jueza dispuso que las conversaciones sean presididas por el Poder Ejecutivo Provincial y que en ellas participen el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y el Consejo Consultivo Indígena.

El lonco Facundo Jones Huala también estaba imputado en esta causa y no pudo ser sometido a proceso ya que purga una condena a nueve años de cárcel en Valdivia, Chile, por el incendio de un fundo en la región de los Ríos.

En el entorno del Grupo Benetton, en tanto, hubo indignación por el fallo. Señalaron a Infobae que si bien se  probaron todos los hechos investigados, por cuestiones de forma y por impericia de la propia justicia provincial, no hubo sanciones y el predio continúa siendo usurpado.

La argumentación del fallo

Tras enumerar una larga lista de desprolijidades procesales tanto en las imputaciones como en las medidas de prueba recolectadas durante la instrucción por el fiscal provincial Oscar Oro, la magistrada enfatizó que “no hay doctrina ni jurisprudencia que sostenga que el delito de usurpación es un delito continuado, que se prolonga mientras dure la permanencia en el predio usurpado”.

Le apuntó así a las falencias para identificar a los encapuchados que en marzo de 2015 ocuparon el predio y más tarde sustrajeron y faenaron ganado perteneciente al grupo Benetton y a la falta pruebas legítimas para vincular esa acción con los acusados.

Estefanía alertó además sobre las responsabilidades internacionales que ante supuestas violaciones al debido proceso podrían recaer sobre el estado Nacional, la provincia y los funcionarios judiciales actuantes por haber llevado adelante un proceso con innumerables irregularidades. No sólo al derecho indígena sino también a garantías elementales en la administración de justicia.

La disputa por el territorio

En relación al conflicto  territorial indígena y a la usurpación, añadió que la política expansionista y de distribución del territorio, que comenzó a gestarse en 1970, nunca debió incluir los territorios de la ‘Conquista del Desierto’, ya que con la excusa de lograr una unidad geopolítica se violaron los derechos humanos más elementales de personas sólo por su condición de aborígenes.

“A la luz de todo lo ocurrido en este debate, ese estereotipo aún perdura con fuerza en la sociedad argentina”, dijo y añadió: “Entonces, esa realidad le da sentido a la decisión procesal de las defensas de presentar pericias antropológicas para que ilustren al Tribunal sobre la historia de los pueblos originarios, en tanto no es raro que muchos ciudadanos –cualquiera sea su oficio o profesión- todavía se refieran a los mapuches como chilenos que exterminaron a los tehuelches argentinos, ignorancia del conocimiento académico acumulado en estas décadas”.

De allí que la magistrada resolviera que la vía del diálogo será, según dictaminó,  la forma más eficiente para dirimir los derechos en pugna.

La jueza de Esquel, también dejó en claro que un estado democrático no puede tolerar la violencia en ninguna de sus manifestaciones, aún cuando formen parte de una protesta social, dijo, en relación a las virulentas estrategias  de los mapuches para reivindicar territorios.

Pero también fustigó los medios utilizados en Chubut para combatir delitos: “La frase El fin justifica los medios, nunca ha sido utilizada para fines dignos”, alertó la magistrada y agregó: “Nada que sea producto de la violencia será bueno como tampoco lo será la venganza. No se puede avalar la historia oficial en punto a justificar el exterminio de los pueblos originarios, pero tampoco se puede avalar que bajo la excusa de haber sido víctimas de esa violencia se la utilice para reivindicar derechos que el Estado no les ha reconocidos”, sentenció.

Fue bajo esa argumentación que llamó al diálogo entre las partes.
Luego ordenó que se investigue la conducta del ex jefe de policía de Chubut, comisario Rubén Cifuentes, y del ex titular de la Unidad Regional de Esquel, Oscar Marinao, por excesos que se habrían cometido contra miembros de la comunidad mapuche.

 

 

 

Infobae

Fausto, hermano menor del Lonko Facundo Jones Huala, el líder mapuche condenado a 9 años de prisión en la República de Chile por el incendio de una vivienda, se entregó este jueves (14/03) en San Carlos de Bariloche.

Está procesado por la Justicia Federal por la usurpación de tierras en Villa Mascardi y por resistencia a la autoridad. Es uno de las dos personas que bajaron del cerro con Rafael Nahuel herido de muerte durante el procedimiento realizado por la fuerza de elite Albatros en noviembre de 2017. El otro es Lautaro González, quien continúa prófugo.

Este jueves (14/03) a las 15.30, acompañado por su abogado, Matías Scharer, Fausto Jones Huala se entregó en el juzgado federal de Bariloche, a cargo del juez Leónidas Moldes.

 

 

 

Bariloche2000

Estaba previsto para este jueves el comienzo del debate por hechos calificados como usurpación, tenencia de arma y abigeato, en Leleque. Sin embargo la abogada defensora de una de las personas imputadas, manifestó que se encuentra enferma y aun fuera de la provincia, regresando de sus vacaciones. La juez de juicio, Carina Estefanía, abrió la audiencia para llevar a cabo la identificación de las partes y de los imputados presentes, respondió a los planteos y dispuso el inicio del debate para el lunes a las 8:00 hs.

Llegaron a la audiencia de debate los imputados Nicolás Daniel Hernández Huala, Sergio Leonardo Ruíz, Rodrigo Ezequiel Jaramillo, Fernando Lloy Jones Huala, Matías Daniel Santana y Andrea Jazmín Millañanco. El séptimo imputado es Francisco Facundo Jones Huala que actualmente se encuentra en prisión en Chile, por hechos juzgados en ese país.

Si el lunes 11 se presenta la abogada Sonia Ivanof, los acusadores y las defensas desplegarán ante el Tribunal sus teorías sobre los hechos, quedando formalmente abierto el juicio para el que se citó a gran cantidad de testigos.

Cuáles son los hechos llevados a debate?

La acusación pública los describe de esta manera:

HECHO 1: Tuvo comienzo de ejecución el día 13 de marzo de 2015, en horas de la mañana no establecida con precisión, pero con antelación a las 10.45 horas, oportunidad en la que un grupo de aproximadamente quince personas de ambos sexos encapuchados (ocultando de tal modo sus rostros) entre los que se encontraban FRANCISCO FACUNDO JONES HUALA, ANDREA YANINA MILLAÑANCO, FERNANDO ELOY JONES HUALA, MATIAS DANIEL SANTANA, RODRIGO EZEQUIEL JARAMILLO, SERGIO LEONARDO RUIZ HUENCHUPAN y LUIS ALBERTO CAYUTUR, ingresaron a un cuadro de la Estancia Leleque, propiedad de la Compañía de Tierras Sud Argentino S.A., con finalidades de asentarse en el lugar, despojando de la posesión y uso que efectivamente tiene la estancia mencionada.

Luego del ingreso, colocaron carteles en el alambrado que da al cruce de rutas –ingreso a El Maitén- que rezaban “fuera Benetton” y “territorio mapuche”. El cuadro mencionado posee uno de sus vértices en la intersección de las rutas 40 (asfaltada que une Esquel con Euyén) y la ex ruta 40 (de ripio, que ingresa a El Maitén). Advertida la presencia por parte de personal policial del lugar –Sub Comisaría Leleque- y ante la presunta comisión de un delito en situación de flagrancia, ingresan al predio en persecución de tres integrantes de aquél grupo (dos hombres y una mujer encapuchados) que corren hacia el interior del predio efectuando gritos en idioma mapuche y utilizando un silbato, en dirección al Río Chubut.

En este marco de persecución, en un momento aparecen desde el sector opuesto el resto del grupo –aproximadamente diez personas- todos ellos con los rostros cubiertos y munidos de morrales con piedras y hondas manuales tipo boleadoras, efectuando gritos en idioma mapuche y exhibiendo en forma amenazante las hondas cargadas con piedras, quienes manifiestan que ellos son los dueños de esas tierras, exigiendo al personal policial que se identifiquen, sin permitir entablar un diálogo en relación a la situación planteada.

Es así que los efectivos policiales (tres en total) al verse superados en número y ante la actitud hostil de estas personas, deciden replegarse siendo seguidos por el grupo quienes comienzan a arrojarles piedras, ante lo cual al menos dos de los efectivos con sus armas reglamentarias realizan disparos al aire para evitar ser agredidos. En esas circunstancias, el vocero del grupo les manifiesta a los efectivos policiales que si “tocaban a alguno de ellos, los prenderían fuego junto con la subcomisaría” impidiendo en definitiva de tal forma la actuación policial, y permaneciendo en el predio desde tal fecha.

HECHO 2: En fecha 27 de mayo de 2016 en horas de la mañana, en el interior de una casilla de madera ubicada en el predio usurpado de vuelta del río, cuadro de la Estancia Leleque, SERGIO LEONARDO RUIZ junto con el menor NICOLAS DANIEL HERNANDEZ HUALA tenían en su poder, sobre un colchón, en el interior de un morral de cuero, separados en diferentes trapos o retazos de diferentes colores, un total de 36 cartuchos a bala con inscripción Winchester calibre 38 SPL + P, tres vainas servidas con la misma inscripción y un revólver calibre 38 con seis alveolos marca Smith & Wesson color gris con empuñadura color negra de plástico, con seis cartuchos a bala calibre 38 con inscripción Winchester calibre 38 SPL + P, numeración serial B 116176.

HECHO 3: FRANCISCO FACUNDO JONES HUALA, ANDREA YANINA MILLAÑANCO, FERNANDO ELOY JONES HUALA, MATIAS DANIEL SANTANA, RODRIGO EZEQUIEL JARAMILLO, SERGIO LEONARDO RUIZ HUENCHUPAN y LUIS ALBERTO CAYUTUR, entre los días 22 y 27 de mayo de 2016, se apoderaron de al menos la cantidad de diecisiete (17) animales ovinos raza merino, lana blanca, del cuadro denominado 15 Pescados de la Estancia Leleque, propiedad de la Compañía de Tierras Sud Argentino S.A., trasladándolos hasta el interior del predio usurpado en el cuadro Vuelta del Río, en donde los animales fueron faenados. De ellos, seis reses y media fueron secuestrados como carne fresca, y se constató la cantidad de diecisiete cueros con la señal de la empresa al momento de inspeccionar el lugar.

Dos comuneros mapuches murieron en la noche del martes en la localidad de Ercilla, ubicada a 600 kilómetros al sur de Santiago, tras recibir disparos de un campesino que declaró haber actuado en defensa propia al ser atacado por los fallecidos y una tercera persona que es buscada por las autoridades.

El autor de los disparos, Freddy Marileo Marileo, fue quien alertó a la policía y declaró que al llegar a su casa fue asaltado por tres individuos, uno de ellos con la cara cubierta, que lo amenazaron con armas de fuego.

Marileo habría utilizado una pistola para repeler el ataque, lo que resultó en una balacera en la que murieron dos de los supuestos asaltantes, los comuneros mapuches Jorge Mariman Loncomilla y Matías Cariqueo Loncomilla.

El hecho ocurrió en la localidad de Ercilla, la misma en la que en noviembre pasado el comunero mapuche Camilo Catrillanca fue asesinado durante un procedimiento policial, un hecho que desató una crisis política en el sur del país.

El gobierno solicitó que se designe un fiscal con dedicación exclusiva para investigar las causas de muerte.

El intendente (gobernador) de la Región de La Araucanía, Jorge Atton, confirmó a la prensa que “el Ministerio del Interior le solicitó al fiscal regional la designación de un fiscal especial con amplias facultades de tal manera que se realice una pronta investigación de esta situación”.

 

radio3cadenapatagonia.com

Informes técnicos adjuntados en el fallo del juez federal Leónidas Moldes en el marco de la causa que investiga el homicidio de Rafael Nahuel y la usurpación de un predio en Villa Mascardi, permitieron conocer las conversaciones entre los miembros del grupo Albatros de Prefectura Naval -cinco de ellos procesados-, y entre los miembros de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu.

Los informes fueron elaborados por la Unidad Operacional de Control del Narcotráfico y Delitos Complejos de la Patagonia de la Policía de Seguridad y fueron utilizados por el juez federal de Bariloche como prueba para procesar a los cinco agentes federales Francisco Javier Pintos, Juan Ramón Obregón, Sergio Damián García, Sergio Guillermo Cavia y Carlos Valentín Sosa, por homicidio agravado; y a los dos miembros de la comunidad mapuche Fausto Jones Huala y Lautaro González por usurpación y atentado contra la autoridad agravado.

Las conversaciones y los detalles del operativo

En primer lugar los profesionales peritaron el teléfono incautado al ayudante de segunda Eric Fabián Blanco, que contenía capturas de pantalla, fotografías y audios, entre otros. En particular se anexaron fotografías de troncos apilados sobre un sendero rodeado de geografía boscosa.

También se acompañaron tres audios correspondientes a mensajes de voz enviados a través de WhatsApp. “Tuvieron un enfrentamiento; hicimos una… mandamos una patrulla de exploración porque ya nos estaban hostigando, y mandamos un grupo de seis, íbamos en apoyo dos más, y… y el grupo que estaba de avanzada tuvo contacto con los mapuches. Están armados ¿viste? Son guerrilleros son. Están armados y nos respondieron con armas y con piedras y con lanzas y qué se yo, y casi los emboscan a los vagos, ¿viste? Este… y estuvieron bravos los vagos, eh, si no se cubrían por el fuego ¿viste?; empezaron a tirar a los árboles para cubrirse y replegar, otra hubiera sido la historia. Pero los vagos están bien, están bien. Gracias a Dios están sanos y salvos” manifiesta el prefecto en uno de los audios.

En el último audio se dirige a un compañero: “yo te voy a mandar unas fotos ahora. Necesito que las guardes en tu teléfono y que no las mandes a nadie. Que las guardes y las tengas guardadas y no las borres, por favor, ¿sí? Ahí te voy a mandar a las fotos. Ya en seguida después, en seguida ya me sacan el teléfono”.

Por otro lado, la PSA obtuvo información de los teléfonos incautados al marinero Sergio Damián García, al ayudante de primera Daniel Alberto Colliard, al marinero Hugo Matías Duarte y al oficial principal Pablo Rubén Berra. En tres teléfonos había fotografías sobre el terreno y las construcciones precarias. En dos de las imágenes obrantes se visualiza una lanza con un hilo rojo cerca de su punta.

Finalmente, los peritos aportaron cuatro audios extraídos del dispositivo incautado al oficial principal Berra. “Si salieron o no salieron no sé todavía. A nosotros nos van a secuestrar los teléfonos, así que… Los teléfonos, armamento, todo. Básicamente, ya te habrás enterado. Yo tenía al grupo, a gente de la Unidad desplegada en la cima de la montaña haciendo un rastrillaje, reconocimiento de terreno, avanzada de combate, infantería (inaudible). Y bueno, ellos se desdoblaron en dos grupos: el grupo que llegó más arriba tuvo contacto visual, sin entrar en contacto visual por parte del (inaudible), de una construcción donde había personas, qué se yo, etcétera, etcétera”.

Luego continúa: “yo determino digamos que se junten los dos grupos y desciendan de la montaña. Momento en el cual desenvuelven, se mueven, ¿no? Forman una cuña, una cuña, y empiezan a tirar… piedras. De esa patrulla, uno tenía una marcadora; empieza a disparar con la marcadora. Cuando los indios reciben la agresión de las marcadoras responden con fuego letal, es decir, con armas letales, primero y fundamental con un calibre 22 y algún arma de otro calibre un poco más grande porque reventaba las ramas de los árboles. Obviamente, los soldados instruidos porque (inaudible) gente de la unidad, todos (inaudible) con infantería, empiezan a descender con disciplina de combate y los tipos avanzaban por saltos individuales, saltos individuales. Esto es lo que me estaban diciendo los muchachos. Es decir, yo sé y creo y quiero pensar de que ninguno de estos es un enfermo mental y disparó a matar gente porque sí, ¿eh? Inclusive, no dispararon a matar sino que dispararon a los árboles. Eso es lo que me dijeron a mí. Bueno, empiezan a hacer combate retrógrado, a tomar posición en… detrás, de cubierta, atrás de los árboles, y descienden. Para esto yo escuché unas modulaciones, determiné armar el grupo, un grupo de… los mejorcitos ahí que tenía, los equipé, salimos con armamento y subimos, ¿viste? Y no llegamos a tener otro contacto con la gente ésta. A raíz de eso se dio la muerte de unos de los indios, de los mapuches ¿eh?, con un solo disparo que le entró por la espalda. La cuestión es que no sabemos a ciencia cierta si es munición nuestra o munición del otro, de los otros. Tranquilamente puede ser de los otros. Ahora estamos sujetos a causa, todos, nos van a secuestrar el armamento y todo. Yo ya le informé al señor Mostafa”.

En otro audio informa que “hubo una maniobra de parte de la gente de acá, de los mapuches, sobre una patrulla de reconocimiento que tenía en la cima de la montaña, pero está todo bien, personal nuestro ileso. Y bueno, tranquilo nomás”.

De los teléfonos celulares incautados a Francisco Antonio Lezcano y Francisco Javier Pintos también se obtuvieron fotografías que retratan construcciones precarias, mochilas, colchones y árboles obstruyendo el sendero. El teléfono incautado a Pintos contenía múltiples fotografías del predio ocupado que retratan señales en los árboles, montículos de piedras y, nuevamente, la obstrucción del sendero mediante la colocación de troncos de grandes dimensiones.

La PSA remitió un análisis pormenorizado utilizando la información obtenida como consecuencia de las intervenciones telefónicas y del análisis de los dispositivos electrónicos incautados en ambos expedientes.

Los mensajes de la comunidad mapuche

Los peritos también investigaron los teléfonos de los otros miembros de la comunidad mapuche: María Isabel Nahuel, su pareja José Cristian Colhuan y los hijos de ambos: Cristian Germán, Juan Pablo, Joana Micaela y Betiana Ayelén Colhuan y sus respectivas parejas Martha Luciana Jaramillo y Yéssica Fernanda Bonnefoi.

En mensajes enviados el 23 de noviembre -dos días antes de la muerte de Nahuel-, Luciana Martha Jaramillo, informaba desde su teléfono: “Mari mari kom pu che. Se presentaron fiscal y secretario del juez con última instancia de diálogo. Nos pedían desalojar de forma inmediata. No daremos ni un paso atrás. Resistiremos en este territorio. Apoyo y difusión”.

El mismo día, María Isabel Nahuel, respondió: “Mari mari kom pu che. Damos aviso urgente desde la comunidad Lafken Winkul Mapu en estos momentos están entrando con un violento procedimiento de desalojo. La gente está resistiendo. Se pide urgente difusión y acompañamiento”.

Un mensaje de texto desde un teléfono presuntamente empleado por Cristian Germán Colhuan consignaba: “Newen, newen, tañi piuke yeyu, el control territorial es nuestro.” “Estamos escondidos nosotros arriba”, “estamos escapando, el resto todo en cana parece”.

“Acá llegó todo bien. Ya comimos. No tengo más crédito. En mi billetera tenía 1.000. ¡Si la recuperan necesito que me carguen algo! ¡Saludos a la Ye, al Awki y a todos!!”. La misma noche, Colhuan intercambió mensajes de texto con su pareja, Yéssica Fernanda Bonnefoi: “Mari mari, kume kume, en territorio!!! Voy a ver qué onda si los puedo ver!! Los amo mucho!!” expresaba. La mujer respondió: “Nosotros igual te amamos todo el newen para vos y para todos marichiweu no nos van a vencer nunca amulepe taiñ weichan”. “Gracias mi amor te amo! Que descanses!!”; “Vos igual amor no te preocupes por nosotros te amamos y estamos muy orgullosos de vos”, finalizó la conversación.

En otros audios enviados por Colhuan el 25 de noviembre a un usuario desconocido, el hombre pregunta: “Mari mari vienen con la gente abajo? Inche marron”; “Están abajo?”; “Mande mensaje”. “Se pueden venir para acá ustedes? Necesitamos apoyo de afuera”.

Luego vuelve a contactarse con su pareja: “Mari mari mi amor, tenés idea si [hay] gente acá abajo?”. Bonnefoi responde: “Tengo entendido que están los de prefectura y van a estar hasta el lunes”. Colhuan: “Peñis y lamien que se iban a juntar abajo ahí?”. Bonnefoi: “Sí, íbamos a ir todos pero vamos a tener que esperar un poco”. Colhuan: “Bueno me avisas mi amor! así le hacemos la segunda!!!!!!!!!”. Bonnefoi: “Bueno vos decís que esperemos o querés que vayamos?”; Colhuan: “Hay gente que apoye tendrían que venir, así recuperamos nuestras cosas el kultrun y eso”.

Luego de dialogar sobre los elementos secuestrados por Prefectura, Colhuan manifestó que “La gente va a tener que venir y más rato difundir, vamos a tomar el puesto kiñe (uno)”. En otro mensaje, consultaba, “si sacamos a los perros a pasear ahora o esperamos?”. “Esperen que lleguemos” responde Bonnefoi. En otro mensaje, le pide que “a las seis bajen a pescar”.

A las 16.42 un mensaje de Colhuan advertía que “le pegaron un tiro al Rafa llamen ambulancia”. Un minuto después agregó: “Le pegaron un tiro a la Yoana y al pinito”. Luego indicó que “estamos arriba le pegaron un plomaso al Rafa y a pino, ayuda”.

Bonnefoi respondía que “Ahí le avisé a los demás” y Colhuan insiste: “vengan, hay varios heridos con plomo”. “Nos emboscaron tres heridos de plomo, júntense en el ACA”.

Posteriormente, se plasmaron diversos mensajes enviados por Colhuan a distintos interlocutores referidos a la existencia de heridos y a la necesidad de contar con asistencia (“vengan, tres heridos de bala de plomo, el Rafa grave”; “el más grave tiene un tiro en la panza”; “dos heridos en el hombro”, indicaba.

El Cordillerano

En La ChIsPa, el escritor se ocupó del robo a la familia Nahuelquir. Fue el primer paso para que las tierras terminaran en manos de Benetton. La vigencia de una historia que hoy tiene a Santiago Maldonado como nueva víctima.

“Es urgente que los legisladores aclaren los despojos de Cushamen”. Así tituló La ChIsPa en 24 de enero de 1959 una nota escrita por Osvaldo Bayer -fundador y director del medio- sobre el robo de tierras a Rafael Nahuelquir, en el noroeste de la Provincia de Chubut.

Como integrante de la comunidad Ñancuchi Nahuelquir, Rafael era uno de los habitantes del predio de 625 hectáreas que le correspondieron en la distribución realizada en 1899, entre los ocupantes originarios de la zona. Puntualmente, ocupaba el denominado lote 140 de la Colonia Cushamen.

El detalle del despojo de esos territorios, lo expuso Bayer en la publicación La ChIsPa, editada en Esquel, en 1959. El periódico sólo duró cuatro meses -ocho números-, pero fue tiempo suficiente para que el periodista, escritor e historiador deje sentada su mirada sobre el proceso de corrimiento y matanza de los pobladores originarios de esas tierras.

El periodista Bruno Nápoli editó hace pocos meses un libro con los facsímiles del periódico La ChIsPa. Los textos referidos a la situación en Cushamen se convierte en un material motivo de consulta clave para entender la vigencia del reclamo mapuche en ese territorio.

Nápoli repasa que “en 1958, Osvaldo Bayer se radica en la ciudad de Esquel, contratado por el diario local como redactor. Por diferencias insalvables en el tratamiento político de las notas, es despedido del diario, sin paga y con una acusación desopilante: tentativa de homicidio contra el empresario/dueño del medio. Lejos de correrse de escena, decide quedarse y fundar el periódico ‘La ChIsPa’”.

En ese periódico “denuncia a los latifundistas y terratenientes del lugar, describe con detalle el robo de las tierras de Cushamen por parte de comerciantes y políticos, celebra la revolución cubana, y desgrana toda su pluma contra las políticas económicas heredadas del golpe de 1955 y continuadas por lo que el periódico llama ‘la gran estafa argentina’ (el gobierno de Arturo Frondizi)”.

La ChIsPa -que como “bajada” agregaba en su portada “Contra el Latifundio-Contra el Hambre-Contra la Injusticia”- investigó “el tema de las tierras de Cushamen”. Textualmente, el primer artículo de la serie, señalaba: “Hace cerca de cuarenta años que el Estado entregó al jefe aborigen Rafael Nahuelquir un predio de 625 hectáreas en el lote 140 de la Colonia Cushamen (…) así comienza el detallado drama de la tierra en Cushamen (…) que publicaremos en nuestras páginas a partir del próximo número”.

En el número siguiente del periódico, bajo el título “Los dramas negros de Cushamen”, el medio detalla que “un ciudadano árabe de nombre Juan Sfeir (…) solicitó al jefe aborigen Rafael Nahuelquir le alquilara la casa en que éste vivía, en el lote 140 de la colonia. El señor Sfeir nunca pagó un centavo a Rafael Nahuelquir, y además se negó a entregar la casa, que luego vendió con mejoras de su propiedad a otro ciudadano árabe: Heikel El Khazen. Este caballero estableció un comercio y desde él comenzó el despojo de las familias aborígenes de la colonia”.

El medio creado por Bayer detalla un engorroso proceso, en el que se vieron perjudicados la viuda e hijos de Nahuelquir; y, en cambio, como el comerciante Julio Telleriarte y el tasador Luis Zuschlag operaron para quedarse con las tierras. La estrategia incluyó un remate, realizado “sin notificar a los herederos”, y del cual fue comprador el propio Telleriarte, aquel comerciante que debía interceder ante el tasador.

Bayer lo relató así: “En resumen: muerto el jefe de la familia se nombró un tasador de los bienes. Ese tasador exigió la suma de 160 pesos por el pago. Los hijos de Nahuelquir pagaron esa suma a Luis Telleriarte, quien les dio un recibo. Años después el tasador reclamó el pago de los 160 pesos ante el juez”.

“El juez -agregó el periodista, en 1959- ordenó entonces el remate de los bienes de Nahuelquir resultando comprador nada menos que Luis Telleriarte, quien hizo un gran negocio”.

“Del dinero obtenido en el remate los herederos no han recibido hasta la fecha un solo centavo. Les queda la casa habitación que valientemente se negaron a desalojar”, detallaba La ChIsPa.

Telleriarte se convirtió en Diputado Provincial por la Unión Cívica Radical del Pueblo, en Chubut, y pidió una “investigación” por las publicaciones de La ChIsPa. Bayer lo provocó desde las páginas de su medio: “Él comenzó el principio del camino como un vulgar ciudadano, luego acumuló dinero y experiencia y con eso pensó que nadie se iba a cruzar en su camino, pero el hombre propone y Dios dispone: se reunieron varios hombres responsables y valientes y crearon el periódico La Chispa, ¿para qué? Para decir la verdad aunque ésta sea dicha a señores que hoy son legisladores”.

Y continuó: “¿Porqué pide el citado legislador una investigación parlamentaria?,¿porqué no pide que la Justicia intervenga como correspondería?, ¿tendrá cola de paja y miedo a que se le queme? (…) Por último contestaremos al señor Telleriarte sobre algo por él dicho: ‘Sin prestigio no podría sentarme un minuto más en esta banca’ ¿Qué espera para levantarse Señor Telleriarte, o cree por ventura tener prestigio?”.

Uno de los artículos sobre el tema se publicó en la tapa del periódico, junto a un recuadro que daba cuenta de otra noticia relacionada con la situación de la tierra y la explotación de los trabajadores rurales. “Leleque no pagar” es el título bajo el cual se detallan los resultados de una asamblea de socios de la Sociedad Rural de Esquel. “Los latifundistas ingleses dicen no tener plata para pagar el pan de los trabajadores criollos, que con el sudor de sus frentes mantienen a todos esos ‘misters’ y ‘ladies’ de Londres, que se hallan prendidos como garrapatas de nuestra sangre”, concluía el artículo.

Se trata de la misma Sociedad Rural que 58 años después firmó un comunicado reclamando protección para sus latifundios, “amenazados” por el reclamo territorial de los pueblos originarios. Ni una línea dedicó la Sociedad Rural en ese comunicado a la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

La zona arrebatada por Telleriarte es parte de la estancia que pasó por manos de la Compañía de Tierras del Sud Argentino S. A., y ahora posee Luciano Benetton; los territorios son los mismos que recuperaron los integrantes del lof en Resistencia Cushamen; las víctimas de aquellos sucesos y de la represión de hoy siguen siendo las mismas.

Enestosdias

La hija de la líder mapuche Moira Millán, cuyo paradero fue incierto durante las últimas de 48 horas, apareció sana y salva en el Valle de Huaco, San Juan.

“Mi hija apareció se encuentra bien, por el momento solo tuvimos contacto telefónico, Estoy muy agradecida con cada unx de ustedes por el apoyo que me brindaron. Ahora si le pido que bajen por favor la foto de Llanka para preservarla, cuando pueda daré más detalles, rume mañum!”, fue el tuit de su mamá difundido una vez que consiguió comunicarse con la joven de 19 años.

“Tenemos la alegría de informar que Moira se acaba de comunicar con Llanka y está bien. En breve Moira enviará un audio o video dando más detalles del encuentro. Desde ya agradecemos a todos los medios de comunicación, organizaciones amigas, comunidades aborígenes, periodistas, y a todos los ciudadanos que se preocuparon en difundirlo”, expresaron desde el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir apenas se conoció la noticia.

“A las 19 horas de ese día fue la última vez que la vieron en la terminal de micros de la Ciudad de Córdoba”, había precisado esta mañana la activista mapuche en un audio que dio a conocer junto a un pedido de difusión para encontrarla. En las primeras horas de hoy, Millán había anunciado que interpondría un Hábeas Corpus en Córdoba. “Venía recibiendo amenazas de muerte a mi vida y de mis hijas”, contextualizó.

 

 

 

Pagina 12

Camilo Catrillanca, de 24 años, falleció por un disparo en la cabeza en medio de un operativo dentro de la comunidad indígena de Temucuicui

El gobierno chileno destituyó este domingo a dos jerarcas y cuatro oficiales de la policía, tras comprobar que intencionalmente se destruyó el registro de video de un operativo policial en el que resultó muerto un joven mapuche en el sur de Chile.

La muerte de Camilo Catrillanca, de 24 años a causa de un disparo en la cabeza en medio de un confuso operativo policial desplegado el miércoles en la comunidad indígena de Temucuicui, desató una ola de protestas y reavivó la violencia en el sur de Chile, epicentro del conflicto mapuche.

Se comprobó que uno de los miembros de la patrulla del Grupo Operaciones Especiales (GOPE) “que inicialmente había señalado que no tenía ni contaba con una cámara de vigilancia, sí la tenía. (…) Y más grave aún, que la tarjeta de memoria la destruyó”, dijo el ministro del Interior Andrés Chadwick, en rueda de prensa.

Chadwick informó que debido a las graves irregularidades se aceptó la renuncia del jefe de orden y seguridad de la zona de La Araucanía, general Mauro Victtoriano, y de un coronel. Además se dio de baja a los cuatro oficiales de la patrulla que abrió fuego.

La inexistencia de registro de video impide poner luz sobre un operativo confuso. Según la Policía se actuó para detener a un grupo de encapuchados que asaltó con violencia a profesores y alumnos de un colegio y luego se refugió en la comunidad indígena.

Sin embargo, familiares y vecinos de la víctima aseguran que Catrillanca conducía un tractor junto a un adolescente de la zona, se encontró con el operativo, retrocedió y recibió un disparo en la cabeza.

El joven de 15 años que lo acompañaba fue detenido y golpeado, según el Instituto Nacional de Derechos Humanos que llevó a la Justicia una denuncia por “torturas” contra la Policía.

La muerte de Catrillanca puso una vez más en tela de juicio el accionar del gobierno chileno ante la comunidad indígena.

Ataques incendiarios en el sur y manifestaciones en la capital chilena, que terminaron con destrozos y decenas de detenidos, reflejaron el enojo desatado por la muerte del mapuche que el sábado fue enterrado siguiendo los rituales de su comunidad.

Los mapuches reivindican tierras que consideran suyas por derecho ancestral y que pasaron a manos de privados, en su mayoría empresas forestales.

 

 

 

Noticias Caracol

La Legislatura aprobó una iniciativa de la diputada Alejandra Johnson Táccari (Bloque “Chubut Somos Todos”) declarando de “Interés Legislativo la XXII Edición de los Juegos Mapuches- Tehuelches”, cuyos objetivos son “rescatar los valores de los antiguos y proyectar el futuro para seguir creciendo” que se llevarán a cabo del 20 al 22 de noviembre en la Escuela N° 67 del Paraje Ñorquinco Sur de Cushamen.

Táccari destacó la participación activa de todas las comunidades escolares de la zona de Cushamen y expuso que “se trata de un proyecto iniciado en el año 1997, que surgió como una necesidad de dar respuesta a muchas de las conductas puestas de manifiesto por los niños, a través del rescate de costumbres recreativas de sus ancestros”.

“El juego constituye un indicador más de la identidad de un Pueblo, que puede perderse o reafirmarse. Así la pérdida de vigencia y desaparición de los juegos tradicionales se correspondería con un deterioro de identidad cultural. A través del juego el niño se relaciona con su entorno social primario y luego con el general o secundario, explora la creatividad y desarrolla el pensamiento”, afirmó, precisando que “el adulto que ha podido practicar los juegos propios tiene más posibilidades de recrear el pensamiento tradicional”, indicó.

“Lograr recuperar lo propio redundará beneficiosamente en la recuperación de la lengua para poder pronunciar algunos elementos de los juegos y hasta en algunos casos habrá personas que recordarán los juegos en su lengua. Así como en la recuperación de uno de los elementos culturales de base, que es el aspecto cultural lúdico propio de varones como de mujeres, y a consecuencia de esto se recuperarán fiestas en las que se practicaban algunos juegos “sagrados”, dado que no se podían practicar en cualquier momento sino sólo en ritos. La sociedad en su conjunto se beneficiará conociendo más elementos culturales que ancestralmente poblaron estas tierras”, expuso.

Espacios culturales

“Creemos que es necesario proporcionar espacios donde por medio de la danza, la dramatización y el juego se canalice el “grito” contenido, para alcanzar nuevas formas actitudinales que contribuyan al logro de una personalidad creativa y libre, orgullosa de su pasado y esperanzada en su presente, optimizar la confianza y el contentamiento por la fecundidad de espacios de encuentros sinceros y con climas valorativos de los haceres propios de la producción cultural mapuche”, expresó al respecto.

Participan las escuelas de la zona N° 59 de Fofo Cahuel, N° 38 Policía Federal Argentina, Escuela Secundaria N° 7709, N° 60 de Ranquil Huao, N° 69 Miguel Ñancuche Nahuelquir, y la Escuela N° 67 de Ñorquinco Sur, que este año será la escuela anfitriona.

“Esta actividad se comparte activamente y cobra sentido con el acompañamiento y participación constante de la comunidad aborigen mapuche tehuelche de Cushamen”, afirmó la legisladora oriunda de la zona mesetaria, para consignar el siguiente programa propuesto del año 2018:

MARTES 20 DE NOVIEMBRE: Las familias y la comunidad educativa de la escuela N° 67 reciben a los abuelos.
MIERCOLES 21 DE NOVIEMBRE: 5 hs. Rogativa. 
7 hs. Desayuno.
10 hs. Acto de inicio de los juegos. 
11 hs. Comienzo de los juegos
13 hs. Almuerzo. 
14. 30 hs. Reanudación de los Juegos.
16. 30 hs. Merienda, 
17 hs. Regreso de las escuelas visitantes.
JUEVES 22 DE NOVIEMBRE: 6 hs Nguillatun de despedida. 
7 hs Corre - caminata hacia la Escuela N° 69.

Reconocimiento de los ministerios

Cabe destacar que el Proyecto Juegos Mapuches cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Educación de la Nación y también fue reconocido de interés educativo y cultural por el Ministerio de Educación del Chubut, desde sus orígenes.

“Desde esta Honorable Legislatura lograr su declaración de Interés Legislativo permitirá brindar el reconocimiento al trabajo de la comunidad educativa, de las familias, escuelas, docentes, alumnos en pos de abrir a toda la sociedad chubutense el abordaje de un proyecto inter cultural que realizan en la comunidad de Cushamen y que realza de esta manera la identidad de un Pueblo, que no permite perder sus raíces y costumbres ancestrales”, concluyó la diputada Táccari.