Tag

Macri

Browsing

El presidente Mauricio Macri encabezó la segunda marcha Sí se puede, luego de la primera manifestación, que se celebró el sábado en la Ciudad de Buenos Aires con la mira en las elecciones generales del 27 de octubre. Esta vez, el primer mandatario estuvo en Junín junto a la gobernadora María Eugenia Vidal.

El primer mandatario inauguró junto a Vidal la obra vial de la ruta Nacional 7 y cuestionó al gobierno anterior por el «abandono». Allí, reconoció el impacto de la crisis económica y aseguró: «Después de la elección vamos a volver a crecer».

Poco después, el Presidente y la Gobernadora se desplazaron hacia la plaza de Junín, donde brindaron sendos discursos de aliento para la campaña. «Ustedes no están solos, queridos bonaerenses, más que nunca estoy con ustedes para dar la batalla por ese país que soñamos hace mucho tiempo», dijo Macri entre gritos de los presentes que repetían: «La damos vuelta».

«Esta marcha es hombro-hombro entre todos los que no nos resignamos. Estamos acá juntos para dar esta batalla por nuestro futuro», dijo. «Me metí en política porque son muchas las cosas que compartimos y nos unen y que queremos ratificar. Nos une querer cuidar la democracia y querer vivir en paz», sostuvo.

«Los escuché y entendí, tomé nota, pero ahora viene el alivio a fin de mes y en el bolsillo. Y esto pasa porque el esfuerzo que hicieron todo este tiempo no fue en vano. Todos nosotros, los que nos jugamos por el cambio decidimos dejar de ser parte del problema para ser parte de la solución», expresó.

La inauguración de la RN7

El discurso de Macri en la ruta nacional 7 tuvo un tinte similar: «Qué lindo estar acá con todos ustedes. Cuídenme la espalda», dijo Macri en tono jocoso esta tarde a los militantes reunidos alrededor de una tarima. «Todos saben por qué estamos acá, este es un corredor muy importante para Junín y las localidades que lo rodean, pero para toda la Argentina. Esto conecta Chile con nuestros puertos. Y hace que todo lo que hacemos circule», sostuvo.

«Pero lamentablemente el abandono y el descuido por años de parte de la mala política se llevaron muchas vidas de seres queridos, que están acá. Y esto pasó en todo el país», dijo Macri.

«Hoy, la urgencia pasa por lo económico. Sé que ustedes, la clase media del país, hizo un esfuerzo muy duro. Pasada la elección vamos a volver a crecer, a volver a salir adelante», agregó Macri. «Va a crecer el empleo y va a mejorar el salario, gracias al esfuerzo que han hecho, porque no ha sido en vano, porque hemos empezado a resolver problemas que teníamos hace décadas. Ahora aprendimos a exigir la verdad», añadió.

«Esta batalla vale la pena, este es nuestro país, en donde queremos igualdad de oportunidades para todos, gracias, porque se puede, y a seguir creyendo en que podemos. La vamos a dar vuelta, claro que se puede», sostuvo.

Poco antes había hablado Vidal: «Qué lindo es estar acá con ustedes y con Mauricio». «Por la lucha y el no rendirse es que valió la pena este esfuerzo», dijo, en referencia a la ruta. «Quiero agradecer a Mauricio, porque esta ruta no sería hoy una realidad. Él vino y cumplió en 2015 y nos demostró por qué tenemos que seguir trabajando juntos. No nos vamos a dar por vencidos en nada que tengamos que enfrentar juntos», sostuvo, informó La Nación.

El organismo también informó que la indigencia aumentó al 7,7 %. Hay 14,4 millones de pobres y 3,1 millones de indigentes.

El INDEC informó que, en un año, la pobrezaaumentó del 27,3% al 35,4%, mientras la indigencia subió del 4,9 al 7,7%, según los datos del primer trimestre de 2018 y 2019.

Proyectados estos porcentajes a la población urbana nacional, el número de pobres pasó de 11.150.000 a 14.400.000: son 3.250.000 nuevos pobres en tan sólo 12 meses. Si se incluye la población rural, el número de pobres se eleva a 15.800.000 personas.

En tanto también hubo un salto de la indigencia del 4,9%, un año atrás, al 7,7% en la medición actual. Son3,1 millón de indigentes: 1.100.000 de nuevos indigentes.

El 35,4% de la primera mitad de este año se divide en un 34,1% en el primer trimestre y un 36,7% en el segundo trimestre. De aquí se desprende que entre abril y junio el número de pobres se elevó a más de 15 millones de pobres urbanos. Y 16.500.000 si se considera toda la población del país.

Esta medición de pobrezaes la más alta de toda la gestión del presidente Mauricio Macri quien asumió a fines de 2015 con una pobreza del 29%, según las mediciones alternativas (caso Observatorio de la UCA), por la ausencia de índices oficiales de aquel momento.

No obstante, se estima que el presidente Macri concluirá su actual mandato con un nivel de pobreza más alto por el deterioro económico y social del semestre en curso, en especial a partir de agosto, luego de las PASO. Esa medición se conocerá en marzo de 2020.

Este fuerte incremento de la indigencia y de la pobreza se explica por el deterioro de las condiciones de vida de la población como consecuencia de varios factores: caída del salario real, deterioro de las jubilaciones y demás prestaciones sociales, pérdida de empleos, crecimiento del cuentapropismo y de los empleos informales en un contexto de retracción de la actividad económica, retroceso del consumo y de la inversión y caída de poder adquisitivo de la población frente al aumento de la inflación.

La medición del INDEC se denomina de pobreza por ingresos  porque toma en cuenta los ingresos de las personas y familias y los contrasta contra el valor de la canasta de alimentos básicos y la canasta básica total.

Esa comparación arroja que los valores de ambas canastas en esos 12 meses, a junio,aumentaron entre un 58,3% y 58,9%, por encima de la propia inflación frente aumentos de salarios y de jubilaciones en torno del 35% y de deterioro de ingresos de los cuentapropistas informales y monotributistas registrados.

Como ese deterioro de los ingresos de la población continuó en los meses siguientes y el empleo siguió en retroceso, se estima que la próxima medición de ambos indicadores sociales del segundo semestre de este año arrojará porcentajes aún más elevados, informó El Clarín.

El presidente Mauricio Macri visitará mañana Junín, en la provincia de Buenos Aires, en la continuidad de las marchas del «Sí se puede» por 30 ciudades del país con las que el frente Juntos por el Cambio hará campaña para las elecciones generales del 27 de octubre.

El itinerario del mandatario incluye también, de aquí al miércoles, la visita a más de media docena de localidades de las provincias de Córdoba y Santa Fe, donde tiene pensado hacer anuncios para la clase media como parte de su estrategia para revertir los resultados de las primarias del 11 de agosto.

La cita de mañana tendrá lugar a las 17.30 y está previsto que, además de Macri, participe como oradora principal la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

El martes, Macri viajará junto a su compañero de fórmula, el senador Miguel Ángel Pichetto, a la provincia de Córdoba para visitar durante el día las ciudades de Tránsito, Santiago Temple y Río Primero.

«Te espero. Por favor avisale a tus conocidos que nos vemos ahí. Vamos Córdoba!!!», escribió el Presidente en su cuenta de Twitter al invitar a sus seguidores a participar de las marchas.

El miércoles será el turno de Santa Fe donde, desde las 16.30, Macri visitará las localidades de Esperanza, Humboldt y Nueva Esperanza para, a partir de las 18, recorrer la ciudad de Rafaela.

Ayer, en el barrio de Belgrano de la ciudad de Buenos Aires, tuvo lugar la primera de las movilizaciones que el jefe del Estado encabezará hasta la elección presidencial, junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la cofundadora de Cambiemos y diputada nacional Elisa Carrió.

El objetivo de la campaña será formular anuncios con medidas de alivio para la clase media, las pymes y los asalariados como parte de la estrategia que busca transmitir la idea de que el oficialismo escuchó el reclamo del electorado tras la derrota en las PASO.

«Habrá propuestas para las pymes y el empleo y no se descartan medidas vinculadas a una baja de impuestos», declararon a Télam fuentes del oficialismo, así lo informó Télam.

El recorrido de este último tramo de la campaña incluye 30 encuentros en 30 ciudades, algunas en las que Cambiemos sufrió reveses más difíciles, con la meta de achicar las diferencias con la oposición.

Los voceros de la campaña indicaron que el jefe del Estado estará acompañado en las recorridas por los principales candidatos de cada distrito.

El oficialismo busca revertir la dura derrota de las PASO con una nueva estrategia y empieza con un acto en Barrancas de Belgrano. Macri llega a las 18.

Empeñado en dar vuelta la dura derrota electoral de las PASO, el presidente Mauricio Macri lanza esta tarde en el barrio porteño de Belgrano sus marchas del «Sí, se puede» con la que comenzará una campaña que lo llevará por 30 ciudades en un mes.

Dispuesto a recorrer el país para dejar de lado la campaña virtual y retomar el contacto con la población tras haber abandonado los clásicos timbreos, el jefe de Estado confía en que este tipo de movilizaciones lo ayudará a alcanzar el balotaje del 24 de noviembre para definir mano a mano la presidencia contra el postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Pese a que a lo largo de su gestión casi nunca se anticipaban con varios días los lugares que visitaría, la búsqueda de la reelección lo llevó a comunicar en las redes sociales su raid.

Con la mirada puesta en la participación de los vecinos de los diferentes lugares, Macri arranca la larga marcha del «Sí, se puede» en Barrancas de Belgrano a las 17.

La segunda parada será el distrito bonaerense de Junín, al que arribará el próximo lunes. En tanto, al otro día estará en Córdoba visitando Tránsito, Santiago Temple y Río Primero.

Esperanza, Humboldt y Nuevo Torino (Santa Fe) recibirán al líder del PRO el próximo miércoles, así como el jueves estará en las ciudades entrerrianas de Concepción del Uruguay y La Paz.

Con el anuncio de esas convocatorias en las redes, Macri intenta instalar el hashtag «#YoVoy», al tiempo que utiliza un tono coloquial y no repite los textos de las invitaciones para no estandarizarlas, informó TN.

Attachment.png

La diputada nacional Elisa Carrió volvió a mandarse de las suyas y enciende aún más la interna en Cambiemos. Esta vez apuntó contra dirigentes de Cambiemos e incluso «algunos ministros» porque «le entregaron la victoria al PJ», según su visión.

En el marco de la presentación de su libro «Vida» en Córdoba, Carrió aseguró que «muchos de Cambiemos le entregaron la victoria al PJ, incluidos algunos ministros». Y remarcó: «Hay que andar, hay que recorrer el país».

La legisladora volvió a pedirle a los fiscales «que no se muevan de las mesas hasta las 3 de la mañana» el próximo 27 de octubre. «Este Presidente repartió la coparticipación como nunca antes en la historia. Recorro por primera vez un país donde hay una sola ruta rota, es un orgullo, por lo menos la infraestructura», destacó la líder de la Coalición Cívica – ARI durante la rueda de prensa e insistió: «Vamos a ganar acá y en todo el país. Los fiscales no se tienen que mover, pero se gana eh, se revierte el resultado. Es impresionante».

Luego, respecto a  la noche de las PASO recordó que la escena en el escenario oficialista «parecía un velorio» y agregó: «Yo dije ‘yo salgo’ porque si la fundadora de Cambiemos, junto con Mauricio, no puede hablar… yo era para salvarlo a Mauricio».

«Yo dije ‘voy a hablar primero que vos para absorber la derrota’, pero no me permitieron porque no entienden de generosidad. Soy la única a la que le encanta asumir derrotas. Muchos de Cambiemos le entregaron la victoria al PJ, incluso ministros, lo vengo viendo todos los días pero no lo voy a decir hasta que termine», remarcó Carrió que estuvo acompañada durante la presentación por el jefe de la bancada oficialista en Diputados, Mario Negri.

La gobernadora María Eugenia Vidalvolverá a mostrarse junto al presidente Mauricio Macri, durante en un acto de lanzamiento del metrobús, en Florencio Varela, la semana que viene.

La foto de los dos líderes de Juntos por el Cambio, que se dilató tras la derrota de las PASO, se acordó con una condición: no implica sumisión al plan nacional. No modifica la estrategia de Vidal de una campaña autónoma y de cercanía.

Vidal ya tomó la delantera para mostrar autonomía. Volvió a caminar las calles hace dos semanas. Sola. Intensificó sus recorridas por los municipios y modificó su discurso de manera radical.

A diferencia de Macri, ella admite un futuro como gobernadora o por fuera de la función pública. «Este es mi lugar, más allá de la elección. El 11 de diciembre puede ser que sea una mejor gobernadora o una mejor dirigente», admitió la última semana. El mensaje denota que escuchó la derrota de las PASO. Y que aun así estará cerca. Justamente esa cercanía es la que busca transmitir Vidal cuando sale a caminar por las calles de los municipios de manera sorpresiva.

Ya no se muestra en fotos de políticos encerrados en restaurantes o en la Casa Rosada. Se muestra con la gente, lejos de la Casa de Gobierno. Por caso: este fin de semana concluyó una gira por Carmen de Patagones, la ciudad más austral de la provincia, situada a 900 kilómetros de La Plata. Anteayer estuvo en Tres Arroyos y Bahía Blanca. Lejos de la rosca política y del «círculo rojo». La gobernadora busca volver al lugar donde empezó su carrera política.

«María Eugenia quiere mostrarse cerca de los bonaerenses, escucharlos, que la vean-dijo una colaboradora de la jefa de Estado provincial-. También se junta con la militancia. La mayoría de las reuniones son en formato diálogo, donde ella habla poco y escucha», se informó.

Lejos quedaron los actos 360 junto al presidente Mauricio Macri y los segmentos de público afín citado para aplaudir discursos unidireccionales que se propagaron en la campaña de las primarias.

El jueves pasado acordó con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que habrá actos de inauguración y gestión -tal como el metrobús que se lanzará el miércoles en Florencio Varela-, pero serán espaciados.

No habrá que esperar una o dos fotos juntos cada semana, como sucedía antes del 11 de agosto.

En cambio, el Presidente y la gobernadora se mostrarán ocasionalmente juntos marchando por las calles.

Buenos Airestendrá al menos tres marchas, posiblemente en Bahía Blanca, La Plata y San Isidro. Pero no serán las primeras: antes el Presidente caminará el interior del país. Y una vez que llegue a Buenos Aires no siempre estará acompañado por Vidal.

Macri tampoco participará del cierre de campaña en Buenos Aires, según se acordó el jueves en el cónclave para limar asperezas que mantuvo la gobernadora con el jefe de Gabinete nacional.

Fue después de que ella faltara a la reunión de la mesa política de los lunes y se rodeara, en cambio, de miles de docentes en el Teatro Colón. Allí, a pocos metros del Obeliscoy de la Casa Rosada, solo dijo que en Buenos Aires «hay equipo». Prometió «no rendirse» y seguir cerca «desde donde nos toque estar». Ni una palabra para el gobierno nacional.

Esta provincialización no implica desatender los municipios: está dispuesta a apuntalar a los intendentes oficialistas que quieran caminar con ella.

Ya se mostró en las calles de La Plata con Julio Garro, en San Isidro con Gustavo Posse, en Lanús con Néstor Grindetti, en San Pedro con Cecilio Salazar, en Pilar con Nicolás Ducoté, en Junín con Pablo Petrecca, en Lobos con Jorge Etcheverry, en Bahía Blanca con Héctor Gay y en Carmen de Patagones con José Zara.

También salió a caminar junto a los candidatos sin territorio Julia de Paola, de Mercedes; Agustina Ciarletta, de San Fernando; Alejandro Finocchiaro, de La Matanza; Guillermo Montenegro, de Mar del Plata, y Gabriel Mercuri, de Lomas de Zamora.

En su equipo se informó a LA NACIONque muchos de los alcaldes que pensaron seriamente en salir a repartir boletas cortadas son los mismos que piden las visitas de Vidal.

Uno de estos alcaldes admitió que el mayor corte se dará en el primer tramo, el del candidato presidencial. Macri perdió en 91 distritos de los 135 en agosto último. Ninguno de sus socios de Juntos por el Cambioen esta provincia se atará a ese resultado, informó La Nación.

La candidata a vicepresidenta del Frente de Todos se refirió al plan preventivo de crisis de la empresa encargada de embotellarla.

La ex presidenta Cristina Kirchner presentó su libro Sinceramente en La Matanza y, una vez más, le apuntó al Gobierno de Mauricio Macri. Esta vez, lo hizo con una afirmación insólita: «Tenés que ser horrible para fundir la Coca Cola«.

Así se refirió al Plan Preventivo de Crisis (PPC) de la empresa mexicana Femsa, encargada del embotellado de los productos Coca Cola en el país. 

Camino a las elecciones

«Acá (por La Matanza) se vendía Coca Cola a rolete y estos la fundieron. Tenés que ser horrible para fundir la Coca Cola, tenés que ser horrible. Le puede pasar a cualquiera con un restaurante, pero la Coca Cola…», lanzó Cristina.

En aquel planteó, la compañía que opera desde el barrio porteño de Pompeya justificó su pedido para “readecuar su estructura de trabajo”.

La presentación de Cristina Kirchner se realiza en el auditorio de la Universidad de La Matanza, colmado por 1600 personas. 

Como en las últimas dos presentaciones de su libro, a Cristina Kirchner se le entrecortó la voz apenas comenzó, al decir quevisitar a La Matanza «es estar con él«, en referencia a Néstor Kirchner.

La expresidenta insistió en que «el endeudamiento y el hambre» le «resultan intolerables» y apuntó una vez más contra el Gobierno, al sostener que «vinieron proponiendo hambre cero y nos vamos con leyes de emergencia alimentaria«.

Y también volvió a cuestionar la decisión de acudir al FMI: «Para mí, el punto deinflexión de este gobierno fue el año pasado, en 2018, cuando deciden ir al Fondo. Porque además hay toda una historia con esto, de la Argentina, de su endeudamiento y hasta también del propio Fondo».

Luego de recordar los fundamentos con los que se creó el FMI, la senadora nacional y candidata a vicepresidente se refirió a «uno de los cuatro puntos fundamentales de su constitución” que establece la “prohibición de que los fondos del Fondo Monetario sean girados para algún país, para que este país por la cuenta capital fugue los dólares”.

“Algo que fue sistemáticamente violado en este último acuerdo”, denunció.

Para la expresidenta, será necesario discutir en Argentina «el tema de la estabilización y del endeudamiento, porque el endeudamiento de Argentina como uno de los grandes motivos de desestabilización de la economía ante la crisis de deuda no es una cosa que empezó ni ayer ni antes de ayer».

«Yo tengo el registro de un Raúl Alfonsín viniendo en la democracia y poniéndole un punto final, un nunca más a los golpes militares. Yo creo queeste Gobierno tiene que hacer algo para ponerle un punto final al endeudamientode la Argentina», sostuvo.

Y siguieron las críticas al Gobierno al señalar que «decían que el Congreso era una escribanía»: «Ellos que vinieron en nombre de las instituciones, pero las avasallaron a todas. El congreso no funciona, no se abre, no hay sesiones», sentenció.

Para Cristina Kirchner, si gana las elecciones el Frente de Todos comenzará «una etapa política diferente. Alberto (Fernández) es una persona de mucho dialogo, de mucho hablar, de mucho conciliar, pero yo quiero que también los sectores que más se han beneficiado y los que pueden seguir comiendo, estudiando, viajando, viviendo, le presten un poco de atención a los que apenas pueden sobrevivir. Me parece que esto es la etapa que viene”.

La compañera de fórmula de Alberto Fernández regresó este jueves de Cuba, a donde había viajado el miércoles 11 para visitar a su hija Florencia, quien realiza un tratamiento médico en La Habana.

La que realiza en La Matanza es la tercera presentación de Sinceramente después de la contundente victoria del Frente de Todos en las PASO, informó El Clarín.

El Presidente recorrió las obras de remodelación del aeropuerto de Mar del Plata y afirmó: «Hay muchas cosas que no pudimos hacer».

El presidente Mauricio Macri recorrió este sábado las obras de remodelación y ampliación del aeropuerto de Mar del Plata. Durante un breve discurso, se mostró autocrítico en medio de la crisis económica. «Sé que muchos no sienten que les llegó el impulso porque todavía les sigue costando en el bolsillo y en la mesa».

En ese sentido, el mandatario recalcó que hubo muchas metas que su gestión no pudo cumplir porque «fue poco tiempo». «Hay problemas estructurales que se arrastran desde hace muchos años», sostuvo.

A su vez, Macri asumió su responsabilidad como mandatario y dio un mensaje en medio de su campaña electoral. «Yo me estoy haciendo cargo y tratando de llevar alivio a las familias», indicó.

De cara a las elecciones de octubre, el Presidente aseguró que no tiene dudas de que el escenario va a mejorar. «Sé que podemos estar mejor, ser mejores, que se puede. Para eso tenemos que estar más juntos que nunca», expresó.

Acompañado por el ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich, Macri se refirió a la obra del aeropuerto Astor Piazzolla y argumentó que la ampliación permitirá más puestos de trabajo. «Es lo que queremos para todos los argentinos. Son oportunidades que se multiplican para todos», agregó, informó TN.

El candidato tuvo una charla con Gustavo Beliz mientras define ministros. El BID y los US$ 6.000 millones, en agenda. Hubo sondeos desde el PJ por el debate presidencial.

Gustavo Beliz, aquel primer ministro de Justicia de Néstor Kirchnerque mostró en TV una foto del jefe de los espías Jaime Stiuso, pasó este miércoles a buscar a Alberto Fernández por la Facultad de Derecho, donde el candidato del Frente de Todos da clases.

Paciente, Beliz esperó que Alberto se librara del tumulto de cazadores de selfies y saludos. Fuera del barro político, Beliz dirige un organismo vinculado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que, por medio de un protocolo estricto, le impide intervenir en la política interna. 

Camino a las elecciones

Fernández, con discreción, lo consulta y le pide consejos. Beliz es una pieza en el tablero de contactos y conexiones del candidato, pero su nombre, en horas de definiciones, se invoca cada vez más seguido para un eventual staff de gobierno.

«Fue una charla de amigos y viejos conocidos», dicen en el equipo de Fernández, cautos, por los impedimentos de Beliz por su cargo. Y por una máxima política que repite Fernández: cree que si anticipa el nombre de un futuro funcionario, lo van a despellejar, desde afuera del PJ y desde adentro del PJ.

Beliz conoce bien como funciona el BID, un organismo que tiene disponibles U$S 6.000 millones en créditos para financiar obras. El banco es dirigido por el colombiano Luis Alberto Moreno, que en abril de 2020 dejará su cargo.

Ese sillón se lo probó Rogelio Frigerio, luego de una promesa de Mauricio Macri cuando daba por hecha su reelección. Aquel acuerdo requirió de una «paritaria» política de Macri con Donald Trump y Jair Bolsonaro, presidentes de EE.UU. y del Brasil.

Sin Macri en la Rosada ¿hay chances de que el pliego de Frigerio siga en pie? Esa música suena en una terminal del PJ cercana Fernández y se interpreta en una clave: que el país desembarque en un organismo estratégico, pero, también se traduce como símbolo de tener vínculos con sectores que no forman parte del Frente de Todos.

Ese fue, también, el mandamiento político que planteó Cristina Kirchner en el video de mayo en el que postuló a Alberto, en el que dijo que, para poder gobernar, Fernández necesitará de una coalición más amplia que la necesaria para ganar la elección.

Alberto opera en dos planos: uno es su versión de «futuro presidente», con viajes al exterior y charlas con empresarios, gobernadores y banqueros, y otro el de el candidato que ordena la campaña y sigue el día a día de la economía.

Con este último traje, Fernández se encerró, el miércoles último, a repasar datos con los economistas Matías Kulfasy Guillermo Nielsen: el alerta está en las reservas del Banco Central y en la sangría de U$S 100 millones diarios que le cuesta al gobierno «mantener la ficción del dólar quieto», según dicen a su lado.

El candidato ve a Mauricio Macri sin resto político, en soledad y abandonado por los propios, y observa también un Gobierno que funciona por inercia. Insiste, en privado, que por esa fragilidad son riesgosos los debates presidenciales programados para el 13 y 20 de octubre. «Pueden sumar incertidumbre porque van a dejar en evidencia todas sus carencias ¿Qué va a pasar el lunes?», comenta entre los suyos, y no se corre, en ese punto, de la lógica habitual: el postulante que lleva ventaja tiene menos incentivos para debatir que el resto. 

En los últimos días, incluso, un peronista exploró un contacto de altísimo nivel con el PRO para sondear si Macri comparte la inconveniencia de los debates y, en caso que así sea, evaluar alternativas. 

Los testeos previos fueron nulos: Macri, dicen los interlocutores de Fernández con el Gobierno, cree que el debate puede ser una oportunidad electoral. En «México» se agarran la cabeza: las encuestas que ojean proyectan 53 a 30

Macri no volvió a llamar a Fernández, ni le mandó mensajes por whatsapp. Los últimos contactos no fueron amables. El candidato dice que el gobierno instaló una falsa ideade comunicación permanente y un diálogo sobre las medidas de gobierno que jamás existió.

El miércoles, almorzó con Sergio Uñac, gobernador de San Juan, que milita por el desarrollo minero, un tema que Fernández considera clave para la etapa que viene, por las divisas y por el empleo. A las pocas horas, habló de ese tema en Santa Cruz de la Sierra con Evo Morales, que promovió, en Bolivia, la fabricación de baterías de litio para no fomentar la exportación del producto «crudo». Un plan similar tiene Uñac en San Juan, informó El Clarín.

“Nos vamos a juntar no sólo para ganar la elección, sino para confirmar públicamente quiénes somos”, señaló el Presidente a través de las redes.

El presidente Mauricio Macri convocó este jueves a la «marcha para ganar»en las próximas elecciones generales. «Si estás cerca, venite. Marchamos para ganar. Yo voy. Si alguien te dice que no se puede, vos decile: ¡Sí, se puede!», alentó.

«Quiero invitarte a que seas una parte fundamental de la organización de esta marcha donde nos vamos a juntar no sólo para ganar la elección, sino para confirmar públicamente quiénes somos», aseguró el jefe de Estado, quien busca su segundo mandato a través del Frente Juntos por el Cambio.

El mandatario sorprendió con una serie de mensajes que difundió a través de su cuenta en Twitter para promover la movilización. Incluso, remarcó que él participará de la marcha que se realizará el 28, desde las 17, en Barrancas de Belgrano, pero que las movilizaciones se replicarán en distintas jornadas en otras 30 ciudades.  

«LA MARCHA DEL #SíSePuede: SALIMOS PARA GANAR. La campaña presidencial que comienza el domingo será distinta a todas las que vivimos hasta ahora. Quiero invitarte a hacer algo poderoso e influyente, algo que puede inclinar la elección pero que te necesita de manera indispensable», escribió.

Luego, amplió su llamado con mensajes en los que incluso pidió «usar Whatsapp» y las «redes sociales» para «coordinar la asistencia de amigos en grupo, para pasar imágenes, para insistir en que venga».

«Te estoy invitando a que vengas (ya irás conociendo fechas y lugares), pero además te invito a traer a l a marcha a tus amigos, a tus primos, a tu pareja, a tus padres, a tus hermanos, a tus hijos y a tus vecinos. ¿Tenés un auto, una camioneta? Compartilos para que vengan más», insistió.

Macri adelantó que la movilización incluirá «30 encuentros en 30 ciudades para expresar en paz y con alegría quiénes somos, cuánto queremos lo que queremos y hasta qué punto estamos dispuestos a luchar».

«A estos encuentros los llamamos La Marcha del #SíSePuede, la forma en que salimos a ganar la elección», detalló, informó El Clarín.