Tag

Macri

Browsing

Varios dirigentes de Juntos por el Cambio le mandaron un mensaje al ex Presidente con la etiqueta #FelizCumpleGato, que se convirtió en tendencia en Twitter.

El ex presidente Mauricio Macri cumple hoy 61 años y varios dirigentes de Juntos por el Cambio eligieron las redes sociales para saludarlo con la etiqueta #FelizCumpleGato, que se convirtió en tendencia en Twitter.

Alejado de la actividad política luego de finalizar su mandato el pasado 10 de diciembre, Macri pasará su cumpleaños en Buenos Aires mientras prepara su asunción como presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, tras pasar sus vacaciones junto a su familia en la ciudad patagónica de Villa La Angostura.

Entre los saludos por su cumpleaños, se destacaron los mensajes de la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Lareta; el ex presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; y el senador Alfredo De Angeli, entre otros.

Horacio Rodríguez Larreta

@horaciorlarreta

¡Feliz cumpleaños @mauriciomacri! Con Bárbara deseamos que pases un gran día en familia.

Pinedo escribió en su cuenta de Twitter: “Cambio de roles. #FelizCumpleGato!” y publicó una foto junto al ex mandatario.

Federico Pinedo

@PinedoFederico

Cambio de roles. #FelizCumpleGato! ⁦@mauriciomacri⁩

La ex gobernadora bonaerense también posteó una foto abrazándose con el ex Presidente, junto al texto: “Pasan los años y nosotros seguimos cambiando. Juntos. ¡Feliz cumpleaños Mauricio Macri! Qué tengas un día precioso junto a Juliana, Antonia y toda la familia. Te mando un beso enorme”.

María Eugenia Vidal

@mariuvidal

Pasan los años  y nosotros seguimos cambiando. Juntos. ¡Feliz cumpleaños @mauriciomacri! Que tengas un día precioso junto a Juliana, Antonia y toda la familia. Te mando un beso enorme.

Rodríguez Larreta también le deseó: “¡Feliz cumpleaños Mauricio Macri! Con Bárbara deseamos que pases un gran día en familia”.

Se sumó a las felicitaciones el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, quien publicó: “¡Feliz cumpleaños @mauriciomacri! Que pases un día hermoso con toda tu familia. Con Analía te mandamos un beso enorme”.

Lucas Delfino, subsecretario de Cooperación Urbana Federal, escribió en las redes: “Feliz cumpleaños Mauricio Macri! Lo mejor para lo que viene. #FelizCumpleGato”.

En otro mensaje con el mismo ‘hashtag’, De Angeli le agradeció su «valentía, entereza y convicción para cambiar la Argentina» y aseveró que «la historia y el tiempo te pondrán en el lugar correcto», señaló Télam.

El presidente Alberto Fernández cierra este miércoles su gira europea en Francia y en una de sus últimas actividades brindó una clase magistral ante alumnos del Instituto de Estudios Políticos de París (Sciense PO París). El Presidente se refirió a distintos temas como la negociación de la deuda, el plan económico, la crisis social que afecta a Chile, la administración de Mauricio Macri, la pobreza en Argentina, las elecciones en la OEA, la cumbre del G20 que se hizo en Buenos Aires, y además reiteró que en las próximas semanas va enviar al Congreso “una ley que termine con la despenalización del aborto y permita la atención en cualquier centro público”.

Respecto de la negociación de la deuda y del plan económico, ante una pregunta de una de las asistentes a la charla, Fernández aseguró que “el 12 de febrero el ministro de Economía irá al Congreso a explicar todo lo necesario para que todos entiendan de qué se trata la necesidad de hacer sostenible la deuda, que quiere decir darle tiempo a la Argentina para que vuelva a crecer y poder pagar”.

“Ese es el punto de arranque del plan que hemos hecho. No es verdad que no tenemos plan, es verdad que no lo contamos. Y no lo contamos porque estamos en plena negociación. Sería descubrir las cartas. Estamos jugando al póquer y no con chicos. Tenemos que hacerlo bien, con inteligencia. Pero el plan es volver a poner en funcionamiento la economía argentina”, detalló.

En ese sentido, el Presidente destacó que “me reuní con empresarios que invierten, les pedí que confíen en el país, que sigan invirtiendo, produciendo, generando trabajo. Sobre esa base, construiremos la riqueza pública para ayudar a los sectores más necesitados. Pero no quiero que la solución sea la eterna ayuda a los sectores más necesitados. Quiero que esos sectores trabajen y generen su propia fuente de ingresos. Hay que hacerlo invirtiendo y dando trabajo. Después del 12 lee los diarios que vas a empezar a tener indicios”.

Por otro lado, habló de la despenalización del aborto y confirmó que enviará un proyecto al Congreso. “En la Argentina el aborto es un delito. Es un extraño delito donde casi nunca se condena a ninguna mujer por aborto pero todos sabemos que existe. ¿Cuál es el problema de que exista? Que todo aborto se vuelve clandestino y en la clandestinidad el riesgo de vida y de salud de la mujer aumenta. El problema es más agudo de acuerdo a la clase social de quién practica el aborto. Si es de clase alta, lo hará en un centro de salud adecuado, en condiciones adecuadas y el certificado médico dirá que tuvo una aborto espontáneo y su salud estará garantizada. En una mujer sin recursos, su vida corre peligro y si zafa su vida corre el riesgo de sufrir lesiones internas”, se explayó Fernández.

En tanto, consideró que el debate en torno al aborto “es parte de la discusión hipócrita que Argentina tuvo con el divorcio. Durante años discutimos si se podía volver a casar. Salió la ley, mi mamá y Carlos se casaron y los tres hijos fuimos testigos. ¿Para qué discutimos durante 20 años esto? Yo siento que con el aborto pasa algo parecido. Hay quien siente que legalizar el aborto lo vuelve obligatorio. No es obligatorio para nadie. Es un tema que debemos resolver desde el mundo de la salud pública. No podemos poner en riesgo la salud de la mujer que decide abortar. No vivo en paz con mi conciencia sabiendo que si una mujer tiene que realizarse un aborto y no tiene la posibilidades económicas, termina en manos de un curandero que con una aguja la termina lastimando o matando”.

Respecto de la cumbre del G20 que se hizo en Argentina, Fernández dijo que los líderes del mundo lo miran con asombro cuando plantea una visión crítica de la economía argentina, comenta INFOBAE. “Dos de ellos me dijeron que estuvieron en el G20 en Buenos Aires y no fue lo que les habían dicho las autoridades; no hay ninguna forma de encarar la realidad que no sea asumiéndola y durante cuatro años hubo un gobierno que vendió una realidad que no existía”, aseguró.

El jefe de Estado aclaró en el inicio de su intervención que no pretendía ser políticamente correcto, sino plantear dudas para abrir cabezas. Describió que la Argentina tiene excelentes cualidades y profesionales, pero pese a ello aún no pudo combatir su principal problema: la pobreza.

En un tramo de su presentación, Fernández recordó la crisis de 2008 que se originó en los Estados Unidos y se expandió por Europa, y aseguró que esa recesión “en el sur (del planeta) pegó muchísimo. Sin embargo, nos volvimos a recuperar con muchísimas dificultades”.

En tanto, respecto del Gobierno de Macri, el Presidente dijo que la administración de Cambiemos recibió “un país con tres problemas que los profundizó y nos trajo más. Pero nos vamos a volver a levantar. No me pregunten cómo lo hacemos porque la verdad no lo entiendo. Pero lo hacemos”.

Además, señaló que la revuelta reciente en Chile fue un llamado de atención para toda la región, cuyo principal inconveniente es la desigualdad social, y aseguró que “el problema de América Latina es la desigualdad, la brecha que separa a los ricos de los pobres, la concentración del ingreso en pocos y la distribución de la pobreza en millones. Ahí es donde debemos reparar un instante. Porque no parece ser justo vivir en semejante tierra y tener que padecer tanta pobreza y desigualdad”.

“No es un problema de ideologías, si somos más socialistas o liberales. Es un problema ético que tenemos como sociedad. ¿Hasta dónde nosotros podemos seguir conviviendo con semejante desequilibrio? Esa es la gran disyuntiva que tiene América Latina. Quisiera una América Latina integrada con lógicas de mayor igualdad social”, destacó.

En ese sentido, Fernández resaltó que “solían hablarme del milagro chileno. Tengo muchos amigos chilenos y muchos de la Concertación chilena. Muchos de ellos se educaron en Francia, Alemania, Europa cuando Pinochet los perseguía. Me hablaban del milagro chileno y yo los miraba con cara de ‘de qué me estarán hablando’. El milagro era que en un continente con inestabilidad económica Chile crecía. Lo que nadie reparaba era que Chile fue durante décadas el país más desigual de América Latina. Y que hoy debe ser el segundo o el tercero más desigual. Entonces cada vez que me hablaban del milagro chileno yo decía ‘miren, el milagro es que los chilenos no reaccionan, que no adviertan lo que les está pasando’”.

A continuación consideró que “hay que respetar la institucionalidad en Chile, nada de esto justifica el alzamiento contra la democracia pero sí es un llamado de alerta lo que pasó. Y no es distinto a lo que pasó en Ecuador o en Colombia”.

Por otro lado, habló de la Argentina: “Tenemos a Messi, Maradona y al Papa; pero tenemos un 40% de pobreza. Nada de eso sirve para calmar la vergüenza y el dolor como sociedad de la pobreza. Entre las cosas que decimos los argentinos es que somos capaces de producir alimentos para 400 millones de personas. ¿Y no podemos alimentar a 15 millones? Algo no está bien en Argentina. Y algo está tan mal como en toda América Latina”.

“Argentina a su vez tiene otros problemas. Todo esto ocurre en el mismo momento en que estamos asediados por una deuda que ha sido tomada irresponsablemente en poco tiempo. El problema no fue que se tomó mucha deuda en poco tiempo, sino que se comprometieron a pagarla muy rápido. Y esa una ecuación imposible”, consideró.

Por otra parte, Fernández aseguró que las características de la sociedad argentina son “únicas porque conoció lo que ningún otro pueblo conoció. Nuestros trabajadores tienen derechos, nuestros hijos tienen derecho de estudiar en la educación pública, nuestros enfermos de ser atendidos en hospitales. Fuimos una sociedad única en América Latina porque crecimos teniendo derechos. Y ahora el capitalismo me dice que para crecer tenemos que sacar los derechos. Nos hicimos fuertes dándoles derecho a los que trabajan y salud a los viejos. ¿Y ahora tenemos que quitar todo eso? Algo no anda bien. Un gobierno que le quita derechos a su gente hace retroceder a su sociedad. Hay que darle derechos a nuestra gente para que crezca con desarrollo”.

En tanto, se refirió a su relación con otros mandatarios y aseguró que para él no es un factor determinante la ideología de esos dirigentes si “fueron elegidos por sus pueblos. Trump es un presidente legítimo, como Piñera y Duque. ¿Quién soy yo para decidir llevarme bien solo con los que piensan como yo? Trataré de llevarme bien con ellos para convencerlos. Quiero una América Latina unida para enfrentar los problemas de la globalización. Separados nos va peor. Parte de la política es convencer al otro. Tenemos que hablar, discutir y respetarnos. Nunca va a haber una América Latina con unanimidad de pensamiento. Pero eso no debe ser un problema. Siempre tiene que haber una América Latina democrática que respete los procesos democráticos. Por eso me preocupa lo que pasa en Bolivia. Pero para buscar puntos en común para que mi país avance, hablo con todos. Sobre todo si fueron elegidos democráticamente”.

Por último, habló de la Organización de Estados Americanos (OEA), hoy presidida por el uruguayo Luis Almagro, quien buscará un nuevo mandato en octubre. En esa línea, Fernández dijo que “he sido amigo de Almagro pero creo que su gestión en al OEA fue espantosa y aquello que estaba llamando a resolver no lo resolvió. La OEA necesita un mejor futuro”.

Los presidentes de San Lorenzo y River apuntaron contra el ex jefe de Estado por las declaraciones que se conocieron el sábado, en las que daba cuenta de la relación de su Gobierno con los mercados.

La designación de Mauricio Macri al frente de la Fundación FIFA despertó una ola de quejas y críticas en el ambiente del fútbol argentino que involucró hasta a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA)​. En un comunicado, el ente local de la pelota aseguró que tomó la noticia con «sorpresa» y que fue «ajena a la voluntad».

«Esta información que ha adquirido dominio público en las últimas horas, y teniendo en cuenta nuestro carácter de miembro de la FIFA y la trascendencia de la designación referida, nos impone manifestarnos que la misma es ajena a la voluntad de esta Asociación del Fútbol Argentino, asumiendo por tal razón nuestro deber de juzgar como inapropiada su designación», disparó el texto.

El comunicado de AFA.

Por su parte, el presidente de San Lorenzo de Almagro, Marcelo Tinelli, su par de River, Rodolfo D’Onofrio​ ​y otros dirigentes del fútbol argentino lanzaron críticas y consideraron «lamentable» la designación del ex presidente de la Argentina en el organismo que rige el fútbol mundial.

Tinelli cuestionó a Macri por sus recientes declaraciones en las que dio cuenta de la relación de su gobierno con los mercados, y enfatizó que su presencia en la máxima entidad del fútbol «es una triste noticia» para los que aman el deporte.

«Me parece lamentable que una persona que sin ningún pudor y siendo PRESIDENTE, manifestó que venía diciéndole a sus colaboradores que los mercados no nos iban a dar más plata y que nos íbamos a la “mierda”, hoy sea distinguido en FIFA. Triste noticia para los que amamos el fútbol», lanzó Tinelli desde su cuenta en Twitter.

El tuit con el que Marcelo Tinelli cuestionó a Mauricio Macri.

En la misma sintonía se pronunció el titular «millonario», que acusó a Macri de haber dejado «una deuda casi impagable» y «más de 50% de pobreza». También lo acusó de ser «enemigo de las sociedades civiles en el fútbol».

«Es lamentable que el ex presidente que nos dejó una deuda casi impagable, más de 50% de pobreza… enemigo de las sociedades civiles en el futbol… y responsable de los últimos 4 años en el manejo que vive el fútbol argentino, haya sido nombrado al frente de Fundación FIFA», escribió el presidente de River.

El presidente de River también apuntó contra Macri en Twitter.

Pero no fueron las únicas críticas. También se sumó el presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, quien disparó que «los dirigentes políticos tienen que hacer política y la FIFA no es premio consuelo».

«Sobre el cargo de Macri en FIFA, primero debió consultar FIFA con nosotros los dirigentes de AFA. No estoy de acuerdo con el nombramiento, los dirigentes políticos tienen que hacer política y la FIFA no es premio consuelo», dijo el titular del xeneize en declaraciones a Radio Nacional.

También se pronunció en contra la Superliga, que a través de sus redes sociales señaló que «ve con preocupación la reciente designación de Mauricio Macri como Presidente Ejecutivo de la Fundación FIFA, cuyo objetivo es contribuir a la promoción de un cambio social positivo».

Macri, de muy buena relación con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, fue designado al frente de la Fundación de la máxima entidad del fútbol.

Desarrollará ese rol «ad honórem» y, entre sus funciones, estarán «contribuir a la promoción de un cambio social positivo y de recaudar fondos para la rehabilitación y reconstrucción de infraestructuras deportivas dañadas o destruidas alrededor del mundo».

Su relación con Gianni Infantino, clave para el logro. Lo votó el directorio de FIFA. En febrero, retoma actividad política.

Mauricio Macri se prepara para su regreso político en febrero. Y pocos días antes, recibió una noticia que lo alegró, más por la relación que la novedad tiene con el mundo del fútbol: fue elegido como presidente de la Fundación FIFA, el andamiaje social y solidario que armó la Federación Internacional de Fútbol Asociado.

El ex presidente argentino desarrollará ese rol «ad honórem» y llegó hasta ese sitial en virtud de su relación con Gianni Infantino, el suizo que comanda la FIFA y con quien Macri ha cultivado un aceitado vínculo en los últimos años.

¿De qué se encarga la Fundación FIFA? Fue creada en marzo de 2018 como una entidad independiente y «con los objetivos de contribuir a la promoción de un cambio social positivo y de recaudar fondos para la rehabilitación y reconstrucción de infraestructuras deportivas dañadas o destruidas alrededor del mundo».

Actualmente, la Junta de la Fundación FIFA está liderada, precisamente, Gianni Infantino, al que acompañan dos mujeres: Sonia Fulford, miembro del Consejo de la FIFA y vocal de la Junta de la fundación; y Lydia Nsekera, miembro del Consejo de la FIFA y vocal de la Junta de la fundación.

Esta fundación lleva adelante un programa comunitario junto a «organizaciones que utilizan al fútbol com una herramienta de cambio social, para mejorar la vida de los jóvenes desfavorecidos de todo el mundo». Por eso, el rol de Macri estará abocado a «solicitar financiamiento para usar al fútbol como una herramienta para abordar los problemas sociales que afectan a los jóvenes, caso la educación, la salud, la construcción de la paz, los refugiados, el liderazgo y la igualdad de género».

Macri está muy entusiasmado con esta nominación, que lo obligará a viajar por el mundo. Además de eso, el ex jefe de Estado, piensa retomar la actividad política desde la próxima semana, desde el PRO pero en vínculo con las otras fuerzas que componen la alianza electoral «Juntos por el Cambio».

La semana pasada, se conoció un video donde Macri hablaba con seguidores, en una charla relajada en el Sur argentino, donde se encontraba descansando. La filtración del video del ex Presidente hablando no resultó muy feliz pues allí, señaló que “siempre les decía a todos, cuidado que los mercados no te dan más plata y nos vamos a la mierda”.

En ese encuentro en Río Negro, indicó además que “ser Presidente fue un honor y una carga gigantesca”. Esos dichos merecieron una fuerte réplica de su sucesor: Alberto Fernández dijo que «no entendí muy bien si Macri estaba en un grupo terapéutico».

Macri, quien fue presidente del Club Boca Juniors de diciembre de 1995 a diciembre de 2007, ahora tendrá un cargo de relevancia en el fútbol mundial, pues el cargo fue votado por el directorio de la FIFA.

Algo de esta noticia, la habrá conocido en Qatar, a donde viajó el último 21 de diciembre, para ver la final del Mundial de Clubes, en la que se impuso el club inglés Liverpool. A esa cita, fue invitado por Infantino, su amigo que hoy le brinda una pantalla internacional a quien fue presidente argentino hasta el último 10 de diciembre, informó Clarín.

Los “problemas financieros encienden luces de alarma” en la industria y especialmente entre las pequeñas y medianas empresas, según advierte el último Informe de Coyuntura del IERAL, Fundación Mediterránea. En el trabajo se señala que el crecimiento de la cartera de crédito irregular, el cierre de empresas y la “dinámica explosiva” que tuvieron los costos financieros sobre los resultados de las empresas, especialmente durante los últimos dos años de la gestión de Mauricio Macri.

El estudio se conoce en momentos en que el sector empresario en general viene reclamando soluciones a las autoridades económicas.

El “magro” desempeño en lo que hace al nivel de actividad en últimos trimestres se ha comenzado a hacer sentir en los niveles de irregularidad en el crédito de las empresas (situaciones de atraso, riesgo de insolvencia, entre otros), sostiene el trabajo del IERAL que fuera realizado por Marcelo Capello, Marcos Cohen y Vanessa Toselli.

Se registra un empeoramiento de los niveles de créditos en situación irregular, que pasó de 3,8% del volumen de préstamos a sectores industriales a mediados de 2018, a 6,5% en el tercer trimestre 2019 –según publica Ámbito-.

A partir del análisis de los estados contables de 14 empresas vinculadas a la industria que tienen actividad bursátil, los autores concluyen que “los costos financieros tuvieron una dinámica explosiva en comparación con los resultados operativos de las firmas en los dos últimos años”. Mientras en 2014-2017 dichos costos representaron entre 48% y 55% del resultado operativo, en 2018 el peso creció hasta 105% y en 2019 a 191%, “reflejando una enorme carga financiera para empresas en los últimos dos años”.

El trabajo reseña que la situación empeoró especialmente desde el segundo trimestre de 2018, cuando fuertes subas del tipo de cambio y por ende de la inflación, deterioraron el poder adquisitivo de los ingresos fijos de la población, y por esa vía el consumo y la actividad económica.

La reducción de tasas observadas en las últimas semanas provee un paliativo, pero el informe considera que “no resulta suficiente dados los problemas acumulados”.

Dudas

El trabajo interroga sobre si sobrevivirán las empresas en este contexto macroeconómico y señala la pérdida de capital productivo registrada en los últimos años, como resulta del aumento en la cantidad de quiebras y la reducción en el número de empleadores. Al respecto, de las cifras oficiales resulta que entre 2017 y 2019 se observa una reducción de alrededor de 20 mil empleadores de menos de 100 empleados.

En el terreno de las soluciones, el trabajo plantea como posibilidad generar líneas de crédito específicas, como se implementó en el pasado con la línea de Crédito para Inversión Productiva (LCIP), en donde las entidades financieras debían orientar el 5% de los depósitos a créditos para la inversión (de los cuales la mitad debían tener como destinatarios a las pequeñas y medianas empresas). Pero se considera que en esta coyuntura debería preverse también que el destino del financiamiento sea refinanciar deudas financieras, alargando plazos y aliviando la carga en el coto plazo.

El consultor político ecuatoriano Jaime Durán Barba aseguró que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «es la mujer más brillante de la historia argentina» y remarcó que nunca existió un plan para «polarizar con ella» con el fin de ganar las elecciones.

El asesor de Mauricio Macri subrayó que «siempre» creyó que «para hacer un gran pacto nacional», había que «hablar con Cristina Kirchner» y los grupos de interés que la rodeaban.

«Cristina Fernández es una mujer popular. Lo dije siempre. Tiene bases, tiene fuerza. Algunos decían ya no existe. ¡No! ¡Nunca se murió! Siempre conservó la misma popularidad», precisó.

En ese sentido, afirmó que nunca recomendó polarizar con la ex presidenta: «Es una tontería enorme. Cualquier estudio decía que Cristina era la dirigente de la oposición más popular y más poderosa».

«Hay que ser objetivos, simpaticemos o no con ella. Es la mujer más brillante de la historia argentina. Ha sido dos veces presidente, ha sido senadora, ha sido todo lo imaginable, ha permanecido en el poder 20 años, también diez años en Santa Cruz», expresó en declaraciones al portal Letra P.

Asimismo, agregó: «No es como Isabelita, que llegó por ser la mujer de Perón. Esta tiene sus propios valores. De una mujer con ese currículum, uno no puede decir que es una tipa que no tiene importancia».

Sostuvo que con Macri «falló la economía», de la cual advirtió que «no tiene remedio si no se llega a un acuerdo de fondo entre las fuerzas reales».

«Existe una gran corriente conservadora y eso no es malo ni bueno. Tiene su forma de ver el mundo, pero tiene fuerza. Controla los sindicatos, los piqueteros, controla gran parte del partido de derecha, que es la iglesia. Cuando subió Macri, desde diez días atrás, hubo piquetes hasta el día en que se fue del gobierno. Desde que asumió Fernández no hay ningún piquete», añadió.

Además, el ecuatoriano se refirió al futuro político de Macri y adelantó que no está seguro «de que intente ser presidente otra vez».

«Creo que él no va a irse de la política, pero no estoy seguro de que intente ser presidente otra vez. Ya fue. Hizo lo que pudo, el país no daba para más. Pero no es un país normal este», concluyó.

A casi cincuenta días del inicio de sus vacaciones, el ex presidente Mauricio Macri reapareció en una reunión con dirigentes del PRO de Río Negro en Villa La Angostura. Un video que trascendió muestra que en un encuentro privado, el ex jefe de Estado reconoció que no era una buena decisión la de endeudar al país de la manera en que lo hizo. “Yo siempre les decía a todos: ‘Cuidado que los mercados no te dan más plata y nos vamos a la mierda’ ”, comentó respecto a la crisis financiera que se desató en abril de 2018, mientras otros funcionarios del Gobierno le decían que se quedara tranquilo.

En otro de los pasajes del video que se difundió del encuentro, el ex presidente contó que él mismo le advirtió a su equipo que “no se puede tomar deuda eternamente, hay que corregir esto”. Y reconoció que “después, cuando vino (la crisis), fue un año y medio que fue una pesadilla”. “Sentí que tenía sobre mi cabeza a los 44 millones (de argentinos). Sabía que que no íbamos a poder seguir tomando deuda eternamente, que no podía para ningún lado achicar ese gasto”, destacó luego de dejar una deuda que las nuevas autoridades consideran “impagable”, y esperan renegociar. Incluso, confesó que “mismo dentro de Cambiemos había problemas” por este tema.

Luego de dejar al país en una crisis con números récords en inflación (la más alta en los últimos 28 años), desempleo (la más alta en los últimos 14 años) y pobreza (por encima del 40 por ciento), Macri dijo que sus últimos 30 días en la Presidencia de la Nación –que incluyeron los recorridos por distintas ciudades en la campaña electoral– “fue una experiencia increíble. Me llevaba la energía de todos ustedes”, aunque reconoció que el último año y medio lo dejó “anímicamente destruido”.

En un momento del encuentro Macri reflexionó sobre la fuerte derrota electoral que sufrió en las últimas elecciones contra el actual Presidente, Alberto Fernández: “Nos dejó esa situación amarga de no poder continuar”. Sin embargo, se mostró optimista respecto al futuro de su coalición y convencido de que “no nos van a llevar puestos como en 2001”.

Distintos participantes explicaron que fue una reunión “casual” e “íntima” en la que estuvieron presentes el ex intendente de Cipolletti Aníbal Tortoriello; el coordinador de la Fundación Pensar Río Negro, Juan Martín (apoderado del PRO en el distrito); el ex diputado nacional y actual legislador provincial Serio Wisky, entre otros dirigentes. “Hablamos del futuro de nuestro espacio, que tenemos que consolidar en la provincia luego de resultados que no fueron buenos. Hay mucho por hacer”, dijo Martín a la salida del encuentro. Por su parte, Wisky contó en su cuenta de Twitter: “Nos recibiste con calidez, nos contaste cómo estas, cómo te sentís y la energía que te dejó la movilización en las calles del último tiempo de campaña”.

Una vez terminado su mandato, el ex presidente decidió alejarse de la escena política. Mientras el Congreso debatía el megaproyecto de la Ley de Emergencia, viajó a Qatar para asistir a la final de un torneo de fútbol. Esto tomó por sorpresa a muchos de los dirigentes que esperaban alguna indicación de una de las cabezas del PRO.

La deuda creció con dictaduras militares y gobiernos neoliberales siempre de la mano del ajuste y la crisis. Y fueron gobiernos populares los que tuvieron que lidiar con esa herencia. Ahora, los macristas que la tomaron quieren poner condiciones en el Congreso.

Metida en la sobremesa de familias y amigos y en las pesadillas de los ciudadanos, la deuda externa ya forma parte de las tradiciones argentinas como el Pombero o el Lobizón. Tiene creyentes y sacerdotes. Para los primeros es como una religión. En cambio para los sacerdotes siempre ha sido un buen negocio. Los argentinos leen, hablan y escuchan sobre la deuda con una familiaridad que ha crecido con las veces que se pagó y después se recayó con el sinsentido de una fatalidad nacional. El gobierno de Mauricio Macri reunió a los obispos del endeudamiento y rompió todos las marcas mundiales en cantidad y velocidad para endeudarse. Y también rompió el récord del Fondo Monetario Internacional que cedió el préstamo más grande de su historia. Cosas de la política: ahora es otra administración la que tratará de pagar sin ajuste. Y los que endeudaron al país van a juzgar si es correcto lo que hará el nuevo gobierno.

La deuda creció con dictaduras militares y gobiernos neoliberales siempre de la mano del ajuste y la crisis. Y fueron gobiernos populares los que tuvieron que lidiar con esa herencia, desde Dorrego, hasta Perón, Kirchner y Cristina y ahora Alberto Fernández. El martes el gobierno envió al Congreso el proyecto de ley de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda y entró en la recta decisiva y más política para zambullirse de cabeza en el desastre que dejó el macrismo.

Deuda y contradeuda es un contrapunto que se prolonga en el tiempo y que en forma cíclica ocupa el centro pese a que siempre fue nada más que un negocio para los prestamistas. Nunca los promotores del endeudamiento han podido exhibir un saldo de provecho que haya dejado alguna de las deudas históricas. Desde Rivadavia hasta el presente nadie puede decir: “esto fue gracias a la deuda”. No hay hospitales ni escuelas, ni rutas ni puertos ni fábricas. Miles de millones de dólares a lo largo de la historia que no dejaron nada más que una fabulosa ganancia para los prestamistas, dependencia económica y pobreza.

Y sin embargo es una discusión que se repite. La deuda, como herramienta, no es buena ni mala. La discusión de fondo siempre debería ser cómo, cuánto y para qué. Pero las economías hegemónicas, los organismos financieros internacionales y los grandes fondos de inversión convirtieron a la deuda externa en una herramienta a su favor.

El ciclo de endeudamiento que abrió la dictadura militar en el ’76 fue por presión de la gran liquidez mundial y no por necesidades argentinas y en gran medida estuvo entre las causas principales del golpe. No había necesidad de pedir prestado. Se creó esa necesidad a partir de la cooptación primero de los banqueros locales y grandes empresarios. Se crea la necesidad de la deuda, como se crea la necesidad de cambiar un auto del año pasado. Es una necesidad virtual, una ilusión que se instala en la cultura. Son economistas y campañas mediáticas.

Durante el kirchnerismo, el macrismo y sus aliados radicales más la gente de Elisa Carrió hicieron aparecer como si no tomar deuda fuera lo mismo que “estar fuera del mundo”. Fue una campaña muy pensada. La soledad es no tomar deuda. Endeudarse es estar en el mundo, estar acompañado. Acompañado y reconocido por el mundo es igual a endeudado. Aislado y solitario es igual a no tomar prestado.

Alfonso Prat Gay, Federico Sturzenegger, Nicolás Dujovne, Javier González Fraga, Carlos Melconian, eran los niños mimados de las grandes corporaciones mediáticas, igual que una lista de banqueros y empresarios que se encargaban de machacar con esta frase en la tele, en las radios, y en declaraciones y artículos en diarios y revistas. A veces sin siquiera mencionar que aludían a que el gobierno kirchnerista no tomaba deuda. Para muchos, ese mantra que se repetía sobre estar aislados se refería a exactamente eso: un país sin relacionamientos internacionales, lo cual era una mentira: la Cancillería de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner fue mucho más activa que la del macrismo.

Esos economistas tan mediáticos fueron después funcionarios del gobierno macrista. Y el lustre de chapas académicas y títulos de universidades carísimas de Estados Unidos o de Europa con que los adornó ese sentido común de los medios corporativos se fue al tacho de la basura. Protagonizaron uno de los mayores fracasos de la economía en la historia del país.

Clásico: empezaron a tomar deuda para pagar la deuda ilegítima de los buitres y así poder tomar más deuda después. Y lo festejaron como si fuera un logro de la civilización frente a la barbarie de los salvajes que habían sido aislados por el mundo civilizado. Festejaron el comienzo del endeudamiento. Prat Gay hizo una conferencia de prensa para celebrar que habían tomado deuda para pagar deuda. Es el sentido común que impulsan.

Recordar ese momento y el festejo que hicieron con tanto desparpajo por la tragedia que estaban convocando genera interrogantes sobre la conciencia de una sociedad que aceptó esa celebración cuando apenas había pasado poco más de una década de la trágica crisis de deuda del 2001-2002. Se festejaba como un logro lo que esa misma generación había vivido como tremendo fracaso, y por el cual se había pagado un costo muy alto.

Después de estos dos fracasos históricos tan cercanos entre sí, todavía hay economistas, periodistas y medios que defienden ese entramado de ideas. Después de esa experiencia histórica tan fuerte, es difícil explicar esa insistencia. Pero es cierto que el país se arruinó aunque hubo una elite que se favoreció materialmente con la desgracia general.

Despojada de esa experiencia y del contexto mundial, la idea de tomar deuda no constituye pecado mortal. El problema es que si se toma esa experiencia y se estudia el contexto mundial, se percibe que los grandes prestamistas le dieron a la deuda un contenido ideológico: “yo te presto pero controlo lo que hagas con mi plata”. El negocio es para ellos. No para el que recibe el préstamo, al que van a ahogar para que vuelva a pedir prestado. Si el que toma deuda levanta cabeza, se independiza y no pedirá más. Se acaba el negocio.

Para evitar esa emboscada Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Lula da Silva promovieron la fundación del Banco del Sur aunque no llegaron a concretarlo. El proyecto se basaba en la creación de una fuente regional de financiamiento para el desarrollo y no para la dependencia. Con esa misma meta, los países que integran el grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China) también se plantearon la creación de un banco para el desarrollo, alternativo al FMI. Como en ambos proyectos estaba Brasil, eso generó reticencias y frenó el impulso inicial en Latinoamérica.

El martes pasado, el gobierno envió al congreso su proyecto de ley sobre la deuda. Al igual que en los gobiernos kirchneristas, el criterio es respaldar las negociaciones con el Congreso. El macrismo, en cambio se negó hace apenas dos años a que el préstamo gigante del FMI tuviera tratamiento parlamentario. Son concepciones diferentes con relación a la deuda externa y la democracia.

El martes próximo, el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo será discutido en comisión. Los que generaron esta deuda monstruosa ahora reclaman que esté el ministro de Economía Martín Guzmán. Pero Guzmán ya comenzó la ronda de negociaciones con los acreedores y seguramente no estará en la comisión. El PRO, los radicales y el grupo de Carrió exigen también que se vuelva a crear la comisión bicameral de seguimiento de la deuda externa. Ninguno de ellos abrió la boca mientras su gobierno endeudaba a los argentinos hasta las cejas y ahora ponen condiciones.

En la provincia de Buenos Aires, el gobernador Axel Kicillof planteó la postergación de los vencimientos de la deuda provincial hasta principios de mayo, cuando Nación haya terminado de negociar la deuda nacional. Un sector de los tenedores de bonos no se resignaría a postergar los vencimientos porque supone que quedarían en peores condiciones. Históricamente, todas las negociaciones sobre la deuda giran sobre los mismos condicionamientos: los acreedores quieren cobrar y evitar que usen lo que consideran su plata en mejorar la vida de los asalariados y los jubilados

“La inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar”, había dicho el entonces candidato a Presidente Mauricio Macri en 2015. Luego de 4 años de gestión, la inflación mayorista trepó al 340%, dejando un 35% sin trasladarse al consumidor final. Ahora, en línea con los objetivos de la Casa Rosada, algunos supermercadistas decidieron congelar hasta abril los precios de sus marcas.

Previo a esto, el último dato que se había conocido fue del 3,7% en diciembre pasado, de forma que la inflación acumulada en 2019 fue del 53,8%.

De esta manera, la segunda economía del Cono Sur quedó en 4° lugar a escala global, sólo superada por Venezuela –en hiperinflación–, Zimbabue con 183% y Sudán con 57%.

Puertas adentro, Macri logró un récord lamentable: 2019 fue el año más inflacionario desde 1991, cuando en contexto de hiperinflación el índice alcanzó el 84%.

Del actual 340% mayorista aún queda un 35% en trasladarse al consumidor, que fue frenado por el nuevo Precios Cuidados.

A partir de dicho relanzamiento, los hipermercados decidieron congelar al menos hasta abril los precios de sus marcas, tal es el caso de Walmart y Carrefour.

“La idea es que nuestra propuesta acompañe la evolución de Precios Cuidados y ya veremos cuando ocurran las revisiones (trimestrales); aunque nuestro plan es tener una duración anual”, informaron desde Walmart a BAE Negocios.

Tal como informó Urgente 24, con la implementación del nuevo Precios Cuidados, los productos que están fuera del programa tuvieron aumentos de hasta el 40%. Aseguran que los artículos a los que se les había quitado el IVA los recuperaron e incluso subieron de precio. En tanto, la consultora Ecolatina estima que la suba de precios para los primeros meses de este año seguirá siendo elevada y pronosticaron que en enero será mayor al 3%

A raíz de las intensas gestiones en Buenos Aires, el intendente Juan Pablo Luque confirmó la cancelación de la deuda millonaria que generó el ex gobierno nacional de Mauricio Macri para retomar con el proyecto de urbanización del barrio Las Américas. “Agradecemos al equipo de gobierno de Alberto Fernández que nos ayudaron a destrabar el pago de 25 millones de pesos para comenzar con las obras integrales que mejorarán la calidad de vida del sector”, afirmó.

En ese sentido, el mandatario comunal expresó que “estamos muy contentos y agradecidos tanto con el Ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y el secretario Martín Gil que nos ayudaron a destrabar la deuda millonaria de este proyecto que fue postergado en los últimos meses y que realmente dignificará a este barrio de Comodoro”.

“El proyecto de urbanización es realmente un cambio total para el desarrollo social del barrio y que alcanza a más de 400 familias”, sostuvo e indicó que “se contempla la instalación de redes de agua, cloacas, electricidad y demás trabajos que mejorarán integralmente este sector ubicado detrás del barrio 30 de Octubre”.

Cabe destacar que, el mejoramiento del sector de Las Américas fue el resultado de un trabajo de investigación territorial del equipo técnico de la Municipalidad a raíz de la catástrofe climática que devasto parte de la ciudad entre marzo y abril del año 2017.

En ese contexto, los gobiernos nacional, provincial y municipal dieron prioridad a este sector alto de la ciudad para intervenir con infraestructura básica y evitar que se generen inconvenientes en los barrios aledaños.

Vínculo federal

De ese modo, Luque puso en relieve el canal de diálogo abierto con el gobierno nacional gracias al vice jefe de asesores de la Presidencia de la Nación, Julián Leunda. “Quiero destacar su predisposición y gestiones, es fundamental tener diálogo directo con el gobierno nacional para poder destrabar y avanzar con obras que han sido postergadas en los últimos cuatro años”, finalizó.