Tag

Macri

Browsing

El presidente Mauricio Macri se sumó a la polémica en torno al traspaso de frente político de tres nuevos diputados que fueron electos por Juntos por el Cambio, pero se sumaron al bloque oficialista del Frente de Todos.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario saliente calificó de «desafortunada» la decisión de los flamantes parlamentarios y aseguró que «traicionaron la confianza de los votantes». Para cerrar, pidió «que devuelvan sus bancas».

«Lamento la desafortunada decisión de los diputados Ansaloni, Ávila y Carambia de abandonar el bloque luego de formar parte de nuestras listas. Esta traición a la confianza de los votantes que los eligieron es opuesta a nuestros valores y a lo que creemos. #QueDevuelvanSusBancas», escribió Macri a las 17.27 de hoy, horas después de la jura de los nuevos parlamentarios.

En la previa a la jura se conoció que la tucumana Beatriz Avila, el santacruceño Antonio Carambiaria y el bonaerense Pablo Ansaloni formarían parte del Frente de Todos, a pesar de haber sido electos el 27 de octubre por la boleta de Juntos por el Cambio. Ahora, ellos integrarán el interbloque Unidad y equidad Federal, que actuará como aliado del Frente de Todos.

De esta forma, la bancada de Juntos por el Cambio en Diputados tendrá 116 miembros y no será la mayoritaria. Ese lugar quedó para el oficialismo, que alcanzaría entre 120 y 121 legisladores luego de sumar al Frente Cívico de Santiago del Estero, a los sanluiseños de Unidad Justicialista y a los tres macristas, informó La Nación.

Consideran que la decisión de Macri fue “un paso necesario para la lucha contra el terrorismo”.

El Gobierno de Israel le hizo un fuerte pedido a Alberto Fernández: que su gobierno mantenga vigente el registro creado por Mauricio Macri por el quese incluyó a Hezbollah como grupo terrorista.

Las palabras salieron de boca del director General Adjunto para América Latina y el Caribe de la Cancillería israelí, Modi Ephraim, en la recepción con la que ese país se despidió de Mariano Caucino, embajador politico de la gestión saliente. Clarín pudo confirmar de fuentes diplomáticas en Tel Aviv como palabras textuales de Modi, citadas temprano por la Agencia Judía de Noticias (AJN). En esa fiesta de despedida de Caucino, Modi consideró que el registro creado por Macri por decreto, el año pasado (el llamado Repet), era «un paso necesario para seguir la lucha contra el terrorismo». Señaló Modi: «Más que nada porque es un país que sufrió tanto el terrorismo y que no tenemos duda que se puede seguir y trabajar junto con el nuevo gobierno argentino en este tema como en otros temas”, subrayó.

Modi claramente se refería a los atentados terroristas a la Embajada de Israel (1992, 29 muertos) y a la AMIA (1994, 85 muertos), por los que la justicia argentina apuntó, entre otros contra el grupo Hezbollah entre sus autores externos. 

El mensaje de Israel llegó en medio de una fuerte polémica, por las declaraciones de una de las candidatas a asumir la conducción de la Seguridad nacional bajo el gobierno de Alberto Fernández.

Se trata de la antropóloga Sabrina Frederic quien, consultada por el diario Ambito Financiero sobre si estaba de acuerdo con ese decreto de Macri expresó: «Es comprarnos un problema que no tenemos. Fue una exigencia de Estados Unidos al Gobierno. El terrorismo es un problema de los países de la OTAN, no es nuestro».

Pero su mirada no es la única en ese sentido. Dentro del kirchnerismo más duro hay quienes minimizan la participación del brazo armado de Hezbollah en numerosos atentados terroristas, incluso en Argentina. Y consideran que por ser un pedido de Washington o Tel Aviv no hay que generar políticas de sintonía con ellos en la lucha contra el terrorismo. Sostienen además que Hezbollah tiene una rama política que forma parte del gobierno del Líbano, lo que es cierto pero que es parte de otro contexto en el que también existe una rama radicalizada del mismo grupo chiita.

Los dichos de Frederic,  fueron rechazados por el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, y por los familiares de las víctimas de AMIA. El papá de Paola (víctima del ataque a la mutual judía), Luis Czyzewski, hizo conocer una fuerte carta que señalaba. «Nos gustaría informarle, por si no lo recuerda, que la Argentina sufrió dos ataques terroristas que dejaron más de un centenar de muertos. Que la justicia argentina y no EE.UU: y la OTAN, determinó que fueron ejecutados por Hezbollah, lo que fue corroborado por nuestra Corte Suprema».

La polémica comenzó a su vez tras una reunión entre el presidente electo Alberto Fernández y la embajadora de Israel, Galit Ronen, quien le plateó la importancia de ese decreto para su país. Fuentes nunca identificadas dijeron que Fernández sugirió que iba a eliminar ese decreto. Pero eso fue tajantemente desmentido por el círculo íntimo del mandatario electo. Pero la mecha y las preocupaciones ya estaban encendidas, informó Clarín.

A menos de una semana del fin del gobierno de Cambiemos, Chequeado analizó 20 promesas que el presidente Mauricio Macri hizo durante la campaña de 2015. El resultado: reprobado.

De 20 compromisos que el jefe de Estado hizo, al terminar su mandato sólo cumplió dos e incumplió las 18 restantes, aunque en nueve de estos casos se registraron avances.

Para el análisis se utilizaron tres categorías:

– Cumplida: el compromiso de campaña se llevó a cabo en el plazo previsto.

– Incumplida con avances: la promesa tenía una meta establecida que no se alcanzó, pero se registraron avances en esa dirección.

– Incumplida: la promesa tenía un plazo establecido que no se cumplió o los resultados muestran que la situación avanzó en la dirección contraria a lo previsto.

Los compromisos chequeados surgen de los dichos del por entonces candidato de Cambiemos durante el debate presidencial previo al balotaje, donde enfrentó al postulante del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, y dos fueron elegidas por la comunidad en las redes sociales como “las más memorables”.

«Con esta iniciativa buscamos que haya más evidencia sobre cuánto de lo que se promete en las campañas presidenciales se cumple. ‘Promesas chequeadas’ se hace por cuarto año consecutivo para dar cuenta de los avances o retrocesos de la gestión del Gobierno en áreas que fueron centrales en 2015 y que quizás definieron la voluntad de muchos votantes. Lo mismo haremos con las principales promesas del presidente electo”, dijo Laura Zommer, directora de Chequeado.

La lista completa de las promesas chequeadas y sus resultados:

1. Los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias. Incumplida

2. Construir 3000 jardines de infantes. Incumplida

3. Crear el Plan Primer Empleo. Incumplida

4. Extender la Asignación e incluir a los hijos de monotributistas. Cumplida

5. Crear trabajo, cuidando los que tenemos. Incumplida

6. Lanzar el Plan Belgrano, con US$16 mil millones de inversión en infraestructura para el Norte del país. Incumplida con avances

7. Enfrentar al narcotráfico. Incumplida con avances

8. Lograr una Argentina con Pobreza Cero. Incumplida

9. Crear una Agencia Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado. Incumplida con avances

10. Crear centros de primera infancia y centros CONIN por todo el país. Incumplida con avances

11. Bajar la inflación a un dígito. Incumplida

12. Generar un millón de créditos hipotecarios a treinta años. Incumplida

13. Poner en marcha el plan de infraestructura más importante de la historia. Incumplida con avances

14. Instalar radares y escáners. Incumplida con avances

15. Crear una policía judicial. Incumplida

16. Crear centros de tratamiento integral de las adicciones. Incumplida con avances

17. Implementar la computadora en primer grado. Incumplida con avances

18. Implementar un sistema electoral más transparente, con boleta electrónica. Incumplida

19. Profesionalizar las fuerzas policiales. Incumplida con avances

20. Impulsar la ley del arrepentido. Cumplida

Al igual que con Macri durante su campaña electoral en 2015, Chequeado relevó 15 promesas hechas por Alberto Fernández durante la campaña electoral de 2019 y las va a monitorear durante los próximos 4 años para analizar su grado de cumplimiento. Las promesas incluidas en el monitoreo surgen de los debates presidenciales y las mencionadas por la comunidad de este medio en las redes sociales.

El presidente Mauricio Macri publicó este martes un nuevo video de la serie de publicaciones que viene haciendo en los últimos días, a la que tituló «Momentos», en el que afirmó que Alberto Fernández «dice demasiadas cosas» y que eso «no es bueno para un presidente».

«Muchas de las cosas que él ha dicho no son las que uno piensa. Creo que, también, dice demasiadas cosas y eso, para un presidente, no es bueno», aseguró Macri a través del video que compartió en sus cuentas de redes sociales y que tituló «AF».

Los publicaciones consisten en videos cortos -de menos de medio minuto- en los que el Presidente reflexiona sobre distintos aspectos de su gobierno y del entrante, y en los que se recuerda que el domingo próximo, a las 20, difundirá a través de sus cuentas de redes sociales un material audiovisual con, probablemente, un recorrido por los cuatro años de su gestión.

Ayer, en una publicación titulada «No somos los mismos», se refirió a sus expectativas frente a la gestión que asumirá el Poder Ejecutivo dentro de una semana, de la que llamó a ser «optimistas».

«Seamos optimistas de que (los kirchneristas) algo aprendieron y que no van a querer reivindicar lo malo que tuvieron en su gobierno», expresó el Presidente en el mensaje que pareciera ser parte de una entrevista más extensa; y agregó: «Pero, además, no somos los mismos».

En una anterior publicación -realizada el domingo por la noche- puede verse al Presidente relatando el momento posterior a la aparición en su vida de su actual esposa, Juliana Awada, y la influencia que tuvo en su decisión de ser candidato a la Presidencia en 2015. «Cuando Juliana (Awada) apareció en mi vida, yo le dije a mi equipo: voy a ser Presidente», dijo Macri.

La emisión del domingo precederá a la marcha convocada por el oficialismo a la Plaza de Mayo para este sábado, en apoyo a la gestión de Cambiemos, tres días antes de la asunción del mandatario electo Alberto Fernández. La convocatoria será a las 17 y busca emular a las anteriores manifestaciones en favor del oficialismo, como fue la marcha al Obelisco y las distintas convocatorias del «Si Se Puede» en todo el país.

Al cuestionar el sistema judicial, el presidente electo adelantó que hará “todas las reformas que hagan falta”.

Alberto Fernández hizo una fuerte crítica del sistema judicial un día después de la declaración de Cristina Kirchner en Comodoro Py. A propósito de su testimonio, dijo que fue «una de las mejores piezas» que vio en un juicio oral, «tan buena que no lo dejaron transmitir».

Pero fue más allá y señaló: «No me da miedo ser presidente, sé lo que tengo que hacer y esta Justicia no puede seguir funcionando ya que no es justicia». Y añadió: «Esta justicia que Macri usó para perseguir a Cristina seguramente lo va a perseguir a Macri ahora «.

En declaraciones con C5N, Fernández desarrolló: «Y yo no quiero una Justicia que persiga opositores ocasionales de un gobierno de turno; simplemente quiero una justicia».

En ese sentido, Alberto F. aseguró que hará «todas las reformas que hagan falta para que eso termine». «Si nosotros seguimos con este esquema van a seguir pasando las mismas cosas», informó Clarín.

«Muchas de las cosas que él ha dicho no son las que uno piensa. Creo que, también, dice demasiadas cosas y eso, para un presidente, no es bueno», aseguró Macri a través del video que compartió en sus cuentas de redes sociales y que tituló «AF».

El presidente Mauricio Macri publicó este martes un nuevo video de la serie de publicaciones que viene haciendo en los últimos días, a la que tituló «Momentos», en el que afirmó que Alberto Fernández «dice demasiadas cosas» y que eso «no es bueno para un presidente».

«Muchas de las cosas que él ha dicho no son las que uno piensa. Creo que, también, dice demasiadas cosas y eso, para un presidente, no es bueno», aseguró Macri a través del video que compartió en sus cuentas de redes sociales y que tituló «AF».

Los publicaciones consisten en videos cortos -de menos de medio minuto- en los que el Presidente reflexiona sobre distintos aspectos de su gobierno y del entrante, y en los que se recuerda que el domingo próximo, a las 20, difundirá a través de sus cuentas de redes sociales un material audiovisual con, probablemente, un recorrido por los cuatro años de su gestión.

Ayer, en una publicación titulada «No somos los mismos», se refirió a sus expectativas frente a la gestión que asumirá el Poder Ejecutivo dentro de una semana, de la que llamó a ser «optimistas».

«Seamos optimistas de que (los kirchneristas) algo aprendieron y que no van a querer reivindicar lo malo que tuvieron en su gobierno», expresó el Presidente en el mensaje que pareciera ser parte de una entrevista más extensa; y agregó: «Pero, además, no somos los mismos».

En una anterior publicación -realizada el domingo por la noche- puede verse al Presidente relatando el momento posterior a la aparición en su vida de su actual esposa, Juliana Awada, y la influencia que tuvo en su decisión de ser candidato a la Presidencia en 2015.

«Cuando Juliana (Awada) apareció en mi vida, yo le dije a mi equipo: voy a ser Presidente», dijo Macri.

La emisión del domingo precederá a la marcha convocada por el oficialismo a la Plaza de Mayo para este sábado, en apoyo a la gestión de Cambiemos, tres días antes de la asunción del mandatario electo Alberto Fernández.

La convocatoria será a las 17 y busca emular a las anteriores manifestaciones en favor del oficialismo, como fue la marcha al Obelisco y las distintas convocatorias del «Si Se Puede» en todo el país, informó Télam.

Luego de participar de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas en Madrid, el Presidente culminó su última visita a un país extranjero como mandatario con encuentros en Suiza.

El presidente Mauricio Macri se reunió en Suiza con autoridades de la Cruz Roja y de la Organización Mundial de Comercio (OMC), previo a su regreso a la Argentina después de participar en Madrid, España, de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas.

Luego de su viaje a Madrid, Macri partió en avión a Suiza, en la que fue su última visita oficial como presidente a un país extranjero, antes de entregar el mandato a su sucesor, Alberto Férnandez, el próximo 10 de diciembre.

En Suiza, Macri se reunió primero con el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Peter Maurer, con quien habló sobre el trabajo conjunto que realizaron el Equipo Argentino de Antropología Forense y la Cruz Roja para identificar a los soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin, de las Islas Malvinas.

«El presidente Macri se comprometió a tender los puentes necesarios con la nueva administración del país para que esa ayuda de los reconocidos profesionales argentinos se extienda en el tiempo», afirmó Presidencia en un comunicado.

En ese sentido, Maurer destacó la «importantísima» tarea de los forenses argentinos para la identificación de los soldados y de una gran cantidad de personas desaparecidas en distintos lugares del mundo.

A continuación, Macri fue recibido por el director general de la OMC, Roberto Azevedo, con quien discutió sobre la situación actual del comercio en el mundo y la tarea del Gobierno argentino durante la gestión actual.

«Azevedo agradeció las acciones conjuntas de estos cuatro años y le recalcó la esperanza de que se continúe con el camino del multilateralismo con el que la Argentina estuvo alineada durante la gestión que culmina», informó la secretaría de Comunicación pública.

Esta noche, Macri regresará en avión a la Argentina, para aterrizar en el aeropuerto de Rosario, desde donde el mandatario se trasladará a una actividad oficial, informó Télam.

La advertencia de EEUU de reimplantar aranceles incluye, en el caso de la Argentina, un claro mensaje: los desacuerdos con la administración Trump se resuelven con sanciones.

Así lo indicaron a Infobae analistas financieros y del comercio exterior, que advirtieron que el momento elegido para exhibir diferencias con Washington dista de ser el mejor, dada la urgencia para reestructurar la deuda pública.

A la vista de los escasos resultados positivos registrados tras las primeras reuniones entre Alberto Fernández y los funcionarios de la administración Trump, los analistas no se sorprendieron con el gesto de hoy del presidente norteamericano hacia la Argentina. Uno de los más claros desencuentros fue entre Fernández y el “halcón” de Washington Elliot Abrams, delegado de Trump para la región.

“Cuando Trump quiere dar un mensaje aleccionador, lo hace amenazando con subir aranceles comerciales; ya lo hizo con México en el caso de los inmigrantes y ahora lo hace con Brasil por la posibilidad de que Jair Bolsonaro firme un acuerdo de libre comercio con China y deje entrar a Huawei a operar al país”, explicó un experto en relaciones económicas internacionales.

En el caso argentino, esta hipótesis se refuerza: “Nadie puede pensar que esta es una sanción netamente comercial, porque la cifra afectada no es relevante para el comercio bilateral; acá hay un mensaje político por la falta de definiciones de Fernández y su equipo en torno de algunos temas sensibles como Venezuela”.

“En la medida de que el nuevo gobierno no encauce su relación con Washington, será difícil que pueda avanzar en una negociación con el FMI y con los acreedores como la que encaró Néstor Kirchner con el apoyo del presidente George W Bush”, explicó un ejecutivo del sistema financiero local.

Una cuestión que no ayuda en este sentido es que, por estas horas, los inversores no saben con quién hablar del nuevo gobierno. “Muchos fondos de inversión están enojados porque durante varias semanas tuvieron como interlocutor a Guillermo Nielsen y ahora él salió de escena”, expresó el ejecutivo.

Se reunió con simpatizantes argentinos en la capital española, entre ellos el actor Luis Brandoni, en el marco de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas.

“Nunca más nos vamos a callar, nunca más vamos aceptar que nos lleven por delante. Estamos para colaborar pero siempre estamos para poner por delante los valores en los que creemos”, dijo este lunes en Madrid el presidente Mauricio Macri en un encuentro con argentinos residentes en España.

En el patio interno de una agencia de publicidad sobre la calle Doctor Fourquet del barrio de Lavapies, la calle cercana al Museo Reina Sofía sembrada de galerías de arte donde se organizó el encuentro, lo esperaban unas cincuenta personas.

Fue su ultima aparición pública como presidente ante argentinos que viven en España. Allí lo recibió Luis Brandoniel actor que está presentando en Madrid la obra de teatro dirigida porJuan José Campanella Parque Lezama y que fogoneó las marchas organizadas en España para apoyar la reelección de Macri en las elecciones de octubre.

“Estamos todos acá, queriendo ayudar todo lo posible a la etapa que viene, pero también teniendo claro que nunca más nos vamos a callar”, insistió el presidente.

Sonriente, aunque agotado y con la mirada fatigada, Macri cerró así, rodeado de compatriotas, una jornada intensa que comenzó antes de las ocho de la mañana, cuando su vuelo aterrizó en la base aérea Torrejón de Ardoz, a unos 2o kilómetros del centro de la ciudad. Allí lo esperaba el embajador argentino en España, Ramón Puerta, para acompañarlo a la residencia diplomática de la Argentina donde Macri se alojó.

Vino a participar en la apertura de Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, que se celebra en Madrid hasta el 13 de diciembre, y en la que el presidente se comprometió a que la Argentina, para 2040, generará energía libre de emisiones de gases de efecto invernadero.

Almorzó junto a otros cincuenta jefes de Estado con el presidente en funciones español y anfitrión de la cumbre, Pedro Sánchez, y luego de participar en algunos encuentros bilaterales, asistió a la recepción que el rey Felipe VI y la reina Letizia ofrecieron en el Palacio Real a los jefes de Estado y de gobierno que participan de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

“Todo lo que hicimos no fue en vano. Sé que todos esperábamos otro resultado pero hay momentos en los que hay que dar un pequeño paso atrás para volver a ir hacia ese país del futuro, de la integración con el mundo -dijo Macri-. Si nos mantenemos juntos y convencidos de lo que estamos haciendo, esto va a continuar en la dirección de ese país con más inclusión y más respeto para todos. Como siempre, sí se puede. Más vale que se puede.”

“Tenemos el país es paz, se va a hacer la transición en paz y esto recién empieza –dijo Brandoni, luego de abrazarse con Macri-. Tenemos mucho por delante y por suerte tenemos un hombre joven, convencidísimo como nunca en su vida de que hay que seguir trabajando».

El presidente al que le queda una semana en el gobierno se entregó luego, mansamente, a la liturgia de las selfies. “Tengo media hora. Hagámoslas. Sólo les pido que vengan ya con la cámara del celular lista así no nos quedamos tanto tiempo abrazados y esperando”, informó Clarín.

Decidido a dejar asentado el contenido de su gestión, el presidente Mauricio Macri utilizará por primera vez la cadena nacional por fuera de lo que mandan las obligaciones institucionales, como la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso. El jefe del Estado dará un mensaje, que en principio sería el jueves por la tarde, con los «logros y deudas» tras los cuatro años de su mandato.

El Presidente buscará así establecer su postura sobre la «herencia macrista», algo que descuentan en la Casa Rosada deberá pelear con los informes que hará el gobierno entrante de Alberto Fernández.

Macri, que siempre rehuyó de las cadenas nacionales por ser una marca ineludible de la forma de comunicarse de la expresidenta Cristina Kirchner, quien protagonizó unas 120, siempre se negó a los pedidos de sus asesores de comunicación. Incluso, hace menos de seis meses llegó a decir que «un teléfono de hoy tiene más poder de comunicación instantánea y global que toda la televisión en la década del 90».

Y se preguntó: «¿Por qué debería un gobierno interrumpir a la gente con sus novedades, sus anuncios, su propaganda? ¿Por qué habría de imponer su mensaje?». Hoy, cuando faltan ocho días del traspaso de mando, el clima es otro y la falta de interés sobre las actividades presidenciales explican el cambio de postura.

«Es una manera de hacer una bajada de línea sobre lo que hicimos y llegar a la mayor cantidad de gente con el mensaje. Va a presentar lo realizado por él estos cuatro años. Sus logros, pero también va a reconocer los temas en los que no logró hacer pie», adelantaron fuentes oficiales.

Durante la transmisión, que sería en un horario competitivo de la televisión -ese día Macri viajará por el día a Brasil para participar de la cumbre del Mercosur-, el Presidente presentará públicamente un balance de toda su gestión antes de entregarle los atributos a Fernández y someterse a la lupa de su sucesor.

La preocupación de Macri y su jefe de Gabinete, Marcos Peña, es que Alberto Fernández y Cristina Kirchner aprovechen el regreso al poder para mostrar una realidad que, según la mirada de los actuales ocupantes de la Casa Rosada, no sería real.

«Van a venir con que dejamos tierra arrasada, por eso es importante dejar en claro el mensaje de nuestra herencia», agregaron cerca del ministro coordinador, que puso a trabajar en las últimas semanas a un grupo de funcionarios para compilar información de todos los ministerios para que Macri exponga públicamente una «síntesis» de sus cuatro años en la Presidencia.

Se descuenta que el Presidente hará en los temas más cómodos, como el eje institucional y la lucha contra el narcotráfico, pero también abordará el capítulo económico. El encargado de darle forma a los informes es el subsecretario de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illa, siempre bajo la estricta mirada de Peña. Es que este será la última actividad oficial antes de la marcha de la despedida, convocada para el sábado próximo a la Plaza de Mayo.

Hasta ahora, según sus propias palabras, Macri solo utilizó la cadena nacional en los 1° de marzo, al abrir las sesiones ordinarias del Congreso, que son obligatorias. Y si bien hizo otras presentaciones de mensajes grabados en ocasiones extraordinarias, como cuando anunció la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ( FMI), nunca se valió del recurso que utilizó de forma constante la vicepresidenta electa, informó La Nación.