Tag

Luque

Browsing

El viceintendente Juan Pablo Luque se mostró conmovido durante el acto por los 60 años del Concejo Deliberante. Reconoció la figura de Bernabé Hernández en representación de los primeros concejales de Comodoro y de otros que fueron “baluartes en la protección de la democracia y el crecimiento de la ciudad”

“Realmente es un honor estar en este momento presidiendo un concejo deliberante y honrando 60 años de historia de una institución tan importante para la democracia y en particular para la ciudad de Comodoro Rivadavia”, comenzó el viceintendente en su discurso durante el acto conmemorativo.

Reconoció que “es importante hoy festejar y recordar a tanta gente que pasó por este Concejo, que lo engrandeció y generó en gran medida lo que hoy Comodoro Rivadavia es para nosotros y para el resto del país”.

En un marco de emotividad marcado por las palabras del primer presidente de 1958, Bernabé Hernández, resaltó a la primera gestión e instó a seguir su ejemplo: “Me parece muy importante escucharlo a Bernabé, en representación de aquellos que comenzaron en ese primer Concejo Deliberante, que trabajaban ad honorem y hacían un enorme trabajo por la noche en lo que hoy es la municipalidad de Comodoro Rivadavia, porque no había un edificio. Para mi y para cada uno de los actuales, mirarlos a ellos tiene que ser un reflejo de lo que se pretende como un representante para nuestra ciudad. Así que Bernabé te felicito en nombre de todos los que integramos este concejo deliberante”, expresó para el aplauso de todo el auditorio del Centro Cultural.

El valor de la Democracia

Luque recordó las épocas en las que no funcionó el Concejo Deliberante como la casa del pueblo. “No debemos olvidarnos de las épocas nefastas que se vivieron en nuestro país y que afectaron directamente a una de las instituciones principales. Cuando los distintos gobiernos de facto que interrumpieron en dos oportunidades el normal funcionamiento de los distintos cuerpos legislativos, se vivieron épocas muy difíciles”.

En este sentido, rescató la figura de los concejales que defendieron la democracia como pudieron: “Quiero rescatar la figura de algunas personas en particular, que rescataron parte de esa historia que hoy nos permitió poder recordarla y dar testimonio de ese enorme trabajo, como don Sixto Almirón que era presidente del Concejo Deliberante, y alguien que me hubiera gustado mucho que esté hoy con nosotros, Victor Gamboa. Lalo pudo rescatar parte de documentos y ordenanzas entre lo que posteriormente fue destruido y gracias al trabajo que se hizo hoy podemos tener parte de esos antecedentes dentro de la rica historia del concejo deliberante”.

El trabajo diario con mayorías y minorías

En otra parte de su discurso, el viceintendente agradeció a los empleados y extrabajadores del Concejo y a los concejales del oficialismo y de la oposición.

“Quiero agradecerle profundamente al personal del Concejo Deliberante, que muchos de ellos con más de 30 años trabajando han pasado prácticamente la mitad de la vida institucional. Son ellos quienes finalmente trabajan día a día y pasan los distintos cuerpos legislativos y ellos van quedando, haciendo su tarea para que podamos legislar y tener una ciudad un poco mejor”.

“En ese sentido quiero agradecer a los concejales con los que pude compartir en la gestión anterior y a los que actualmente están ejerciendo su mandato. Agradecerle al intendente Carlos Linares que cuando fue viceintendente nos dio la impronta de ser un Concejo Deliberante que primero esté afuera, en las calles de la ciudad, recorriendo territorio, buscando cuáles son las necesidades de la gente para que cada uno de nosotros podamos trasladar todos esos problemas que sufre la población en las diferentes ordenanzas o instrumentos legislativos que permiten ni más ni menos lo que han hecho ustedes durante mucho tiempo: legislar para que la gente de Comodoro Rivadavia viva mejor”.

Al referirse a sus actuales compañeros de trabajo legislativo, señaló que “es un honor trabajar con ustedes, siento un profundo orgullo que sean legisladores de esta ciudad. Tenemos una muy buena relación con la oposición, que pone por delante los intereses de la ciudad antes que los intereses político partidarios. Eso nos identifica como ciudad, que si estamos juntos, unidos y trabajamos codo a codo pensando en el que más necesita, es más importante que los intereses ideológicos que en las etapas electorales podamos defender cada uno”.

El Concejo Deliberante celebró su 60º aniversario con el reconocimiento a todos los concejales, secretarios y empleados que fueron parte de las distintas gestiones para el crecimiento y ordenamiento de la ciudad.

El acto se realizó en el Centro Cultural y contó con la presencia de más de 200 personas entre exconcejales, familiares de los que ya no están, empleados e instituciones civiles que se acercaron para acompañar el 60º aniversario del Concejo Deliberante. En el escenario y posterior entrega de reconocimientos, agasajaron a todas las gestiones el viceintendente y presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Luque, Junto al intendente Carlos Linares y los doce concejales actuales.

Hubo entrega de diplomas y medallas a todos los concejales por gestión, muchos de los cuales se reencontraron después de muchos años y recordaron la etapa en la que contribuyeron a la legislación de la ciudad.

“La primera gestión fue una familia que trabajó con seriedad y decencia”

El primer presidente del Concejo Deliberante, Bernabé Hernández, con 92 años fue el primero en brindar palabras alusivas. El concejal mandato cumplido, que en 1958 era un joven entusiasta junto a otros ocho comodorenses con ganas de ver crecer a la ciudad, recordó que aquel Concejo pionero “fue una familia”. Detalló que “fuimos nueve concejales que olvidamos que veníamos de dos partidos distintos para conformar una familia en la cual tuvieron entrada todos los proyectos de minoría o mayoría, que representaban un progreso o bienestar para Comodoro. Todos fueron tratados igualmente. Trabajamos con seriedad, con responsabilidad y sobre todo con mucha decencia”.

Bernabé, aplaudido y reconocido por todos los presentes, se emocionó al enterarse que era el único sobreviviente de aquella camada y les pidió a sus compañeros “donde quiera que estén en este momento, que me autoricen a hablar por mí y por ustedes y poder decir a las autoridades actuales: muchas gracias por este acto, muchas gracias por la recordación. Gracias”.

“El Concejo es una piedra fundamental para sostener la democracia que tanto nos costó”

Acto seguido fue Héctor “Cacho” Carmelino el encargado de utilizar el atril y expresar sus sentimientos en este acto. Quien fuera concejal y presidente del Concejo en varias gestiones, rindió un homenaje “a aquellos que se fueron y ya no están entre nosotros. Los que fueron concejales y no podemos olvidar, tampoco a los empleados que acompañaron a esos concejales en la lucha permanente de todos los días”, para quienes pidió un fuerte aplauso.

Claramente conmovido, resaltó la calidad de representantes que han pasado por las distintas gestiones “brillantes concejales, oradores, y presidentes que tuvo este concejo de representantes”. Y valoró la función del Poder Legislativo porque “el congreso nacional, las cámaras de senadores y diputados de las provincias, y los concejos deliberantes son piedras fundamentales para sostener esta democracia que tanto nos costó conseguir”.

Para finalizar, valoró la convivencia entre mayorías y minorías que genera el Concejo Deliberante: “A través del dialogo, del consenso, de discutir, de acordar fui conociendo a los concejales de la oposición. Pero más allá de conocerlos como concejales, los conocí como seres humanos. Hoy a través de tantos años puedo decir que entre todos ellos he cosechado el mejor de los recuerdos, el respeto, la consideración que siempre necesita un hombre. Pero también veo mucha gente joven en este recinto. Yo los quiero convocar a los jóvenes, a militar, que elijan el partido que realmente vean que comparten las ideas. Porque si no hubiera partidos políticos en este país no habría democracia, y eso es lo que tenemos que resguardar permanentemente”.

Nelly Lagoria, varias veces concejal, también tuvo la oportunidad para expresar sus sensaciones. Recordó que fue concejal con el estreno de la Carta Orgánica Municipal a la cual se refirió como “nuestra constitución, nuestra autonomía”.

Lagoria rememoró su lucha durante la crisis que había dejado la privatización de YPF, la pelea por la colocación y renovación de redes de gas a muchas viviendas. “Cosas como esas fueron muchas, satisfacciones que íbamos logrando, aunque con lucha. Con unión del pueblo que nos acompañaba porque sabía que prestábamos oídos a sus necesidades.”

En este sentido, reflexionó que “necesitamos ver a la gente, escucharla, sentirla, vivirla, saber de sus necesidades y brindar las soluciones. Dialogar, hacer que vuelvan a creer en la política, porque la política es servicio, si no no sirve”.

Para finalizar valoró el Concejo Deliberante: “Alguien me decía ¿qué van a festejar? Cómo no vamos a festejar la institución de un cuerpo que es básico en la vida de las democracias, el concejo de representantes o deliberante actual. Me siento orgullosa, y les agradezco por haberlo llevado a cabo y me siento contenta de ser parte de la historia”.

Cerca de la finalización del año 2018 el justicialismo es el único partido capaz de afrontar los desaciertos generados por la gestión de Mauricio Macri como la de Mario Das Neves. Arcioni, trabaja intensamente en dos cuestiones; una de ellas cerrar filas en cuanto al panorama interno, que como se sabe en el partido que creará el General Perón por su propia impronta necesita de alguien que no solo aglutina y muestre gestión, si no que sea capaz de garantizar la unidad y esa Unidad del PJ hoy por hoy el único que puede llevarla adelante no es otro que el intendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares, de profundo diálogo con todos los sectores del peronismo y además con una voluntad propia de quien cree íntimamente que hay que estar en el territorio para darle volumen político a la gestión, tanto partidaria, como en el día a día mano a mano con los vecinos.

Linares tiene la virtud de saber y entender el padecimiento de los sectores más indefensos de la sociedad, por eso la acción directa que propone es intensa y siempre a favor de los que menos tienen.

Amplio en su manera de pensar el intendente de Comodoro es una de las figuras prominentes del peronismo, porque se le reconoce, a Linares, que el más allá de los cargos siempre siguió siendo “Carlitos” para el vecino que padece las penurias del Macrismo y la poca acción del hoy Gobernador Arcioni.

Estará entonces en los dirigentes que dividieron el PJ en las PASO de 2017 obedecer la doctrina peronista que reza: “El que gana conduce el que pierde acompaña” y entender que no hay lugar para proyectos personales porque de la única manera que esta provincia se ordene es con un proyecto conjunto de todos los actores que integran el PJ con una conducción clara que sea la antecámara del liberalismo Macrista y la formidable desorientación estructural que padece Arcioni al frente de la Provincia.
¿Y en Comodoro Rivadavia que?

La ciudad que no solo es un bastión del peronismo, si no que es la más importante de la Patagonia profunda, supo crear desde 2011 en adelante un proyecto político que entre sumas y restas da como balance positivo pertenecer siempre al peronismo, y no cambiar las convicciones de sus dirigentes,” acá nadie sacó los pies del plato” suelen decir entre comentarios avezados peronistas en rondas de café, aún sabiendo que varios de los que quieren regresar a este proyecto crean que lo pueden hacer por la ventana.

El justicialismo como máquina electoral ve en su conductor natural al actual Intendente Linares y a partir de allí se puede interpretar que “Carlitos” no va a dejar que a la ciudad se la lleven puesta, porque hubo mucho trabajo tanto en la Intendencia de Di Pierro del cual fue Vice Intendente como en su propia gestión acompañado por Juan Pablo Luque.

Esta ciudad supo generar los anticuerpos necesarios para sobreponerse de los $ 60.000.000 que dejó de deuda el “escapista” Martín Buzzi en la gestión 2007-2011 (U$S 12.000.000) de esa época, donde no había un mango para pagar ni siquiera los sueldos.

Así surgió la Ley de Hidrocarburos, desde la ciudad petrolera, donde los dirigentes políticos con poder de decisión acompañados por toda la comunidad allá en Rawson tuvieron que “convencer” a Buzzi de que si esa ley no salía la provincia estaría seriamente comprometida, para dejarlo bien en claro, no fue la gestión Buzzi la que a través de un power point la que generó la ley, fue Comodoro, sus dirigente y la comunidad la que exigió que debía aprobar la ley donde saldría beneficiada la Provincia, y también las ciudades que a través de 100 años pusieron el cuerpo por todos en general.

Lo que nunca entendió Comodoro es que como puede ser que con un barril de petróleo a U$S 100 Buzzi en la gestión 2011-2015 haya generado una deuda de $ 6.900.000.000 millones que paso a engrosar lo que dejó otro endeudador serial como Mario Das Neves.

Al fin y al cabo parte de esa deuda era para crear 10 centros de encuentro en la provincia y 2 hospitales que nadie nunca vio, lo que no es raro porque a través de los años tampoco nunca supo nadie de que se trato el “chupetín de hierro” que llevaba el nombre “de qué va a vivir mi pueblo”, que el muchacho del power point inventó para salir del paso cuando era Ministro de Producción de Das Neves y antes de negarlo como su conductor.

Es admirable que por estas horas el hombre trate de vender que quiere volver a ser Intendente de la ciudad petrolera después de haber desaparecido durante casi 4 años de la ciudad que no le perdonará que en tiempos difíciles como los que se pasaron durante y post temporal el hombre no se hubiera acercado aunque más no sea para tender una mano solidaria al pueblo del que supo ser intendente.

“No se puede hacer cualquier cosa”, brama el peronismo, hay que ser consecuente y coherente con lo que se dice y se hace, por lo tanto hacen un mero cálculo electoral, en 2015 en Chubut ganó Daniel Scioli, ganaron los diputados del FPV y el único que perdió fue Buzzi por lo tanto desaparecer y regresar para ser, no cierra, dicen en cada conversación de pasillo y son voceros de una idea general, “a nosotros que tenemos experiencia de gestión y pertenencia partidaria no van a venir ahora a querer mandarla cambiada”.

¿Surgen candidatos en Comodoro?

El radicalismo –PRO no lo encuentra, quienes pretenden ocupar cargos importantes no mueven la aguja, claro que a lo personal hay que sumarle la “política swinger” que han construido los “radichetas” a lo largo y a lo ancho del Chubut ahora junto a la derecha conservadora que los llevó a estar como un partido mediocre y sin vuelo propio dentro de la alianza Cambiemos o para decirlo más íntimamente el furgón de cola de las políticas de Macri, que no les consulta nada y sin misericordia los terminará echando como Triaca a sus empleadas domésticas.

En cambio la continuidad del proyecto político de Comodoro Rivadavia es el objetivo que trazan los dirigentes de peso en la ciudad, “no vamos a regalar nada” ni el esfuerzo por lograr económicamente metas incontrastables como ser una municipio ordenado, con sus cuentas al día, con una inversión en obra pública municipal que no se vio nunca en la historia de la ciudad, con un trabajo que demandó mucho esfuerzo ante las demandas del temporal que no atendieron ni nación ni provincia y ante la consolidación de un espacio que es la fuerza motora de un proyecto de ciudad que conoció sus inicios allá por 2011.

Di Pierro-Linares tuvieron un rol fundamental que fue poner de pie a Comodoro Rivadavia, sacando con mucho esfuerzo la ley de hidrocarburos y ordenando las cuentas públicas como no se habían hecho en años, creando un fondo anticíclico para no penar por despachos burocráticos de otras jurisdicciones.

Ahora es el momento de llegar a la transformación en el siglo XXI con una nueva generación que interprete lo necesario.
Esta etapa, demanda prioridades, seguir bregando y no defeccionar en el ordenamiento económico, con la impronta de gente que conozca la ciudad para generar las condiciones de desarrollo, la incorporación de más y mejor tecnología, ser una ciudad prestadora de servicios para toda la Patagonia, no solo porque lo impone su historia, sino, porque los tiempos lo demandan, crear más producción y más trabajo, sin duda, una etapa la que viene de mucho compromiso con el otro, seguramente el Partido justicialista tiene las mujeres y los hombres para que esto suceda.

¿Habrá espacio para más?

Se preguntan en las tertulias de avanzada en los distintos espacios donde lo único que se debate en la interna del PJ comodorense es llegar unidos a la elección de 2019 con una premisa muy clara, hacer valer en las urnas que en la urbe petrolera no hay lugar para iluminados del power point, ni tampoco para personeros de las políticas neoliberales que están llevando al país en las ruinas, para explicarlo en gaucho “en el lago artificial de las encuestas en vez de peces hay números generalmente truchos de consultoras desconocidas que dependen de quien pague hacen aparecer candidatos que no juntaron en su vida cuatro votos y los muestran como grandes electores, pero eso, es solo individualismo puro y de lo que habla el peronismo es de un proyecto político.

El viceintendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, acompañó el día lunes en ruta 3 y 26 a los trabajadores Camioneros quienes llevaron adelante un paro nacional en contra de las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

En este marco Luque fue entrevistado por los periodistas de radio FM 100.1.

¿El peronismo tiene que llevar un candidato a gobernador de Comodoro?

Luque: “Ojalá, yo siempre digo que el candidato a gobernador nuestro es Carlos Linares que es el intendente más importante de la ciudad más importante de la Patagonia, yo siempre sueño que Comodoro tenga un gobernador que llegue por el voto popular a gobernar la provincia del Chubut y con la fortaleza que necesita un gobernador para los tiempos que van a venir, que son tiempos muy complejos”.

El viceintendente de Comodoro, Juan Pablo Luque,  estuvo presente en la celebración de la ciudad hermana de la zona sur de Chubut, acompañando al intendente interino de la localidad, Gustavo Hermida

El acto central por el 83° aniversario de Río Mayo tuvo lugar en la plaza San Martin, luego de una jornada de festivales que incluyó la elección de la reina durante la noche anterior. Además del viceintendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, también estuvieron presentes el gobernador Mariano Arcioni y miembros del gabinete; el intendente de Sarmiento, Ricardo Britapaja; diputados provinciales, jefes comunales y fuerzas armadas.

El acto protocolar incluyó un gran número de regalos y firmas de convenios que impulsarán el desarrollo de la ciudad en diversos ámbitos, tanto educativos como económicos, culturales y sociales. A su vez, cabe remarcar la participación de los estudiantes de lenguaje de señas, curso que se dicta en la ciudad, que acompañaron la traducción del himno al momento de entonar sus estrofas.

Con respecto al nuevo aniversario Luque remarcó: “Tenemos como política apoyar y acompañar a nuestros municipios hermanos. La provincia se encuentra en un momento delicado de crisis económica y social y es entonces cuando más debemos apoyar y contar con toda la red de municipios en la generación de políticas de gestión y trabajo en conjunto”.

Por otro lado, felicitó “en especial a aquellos primeros pobladores que de manera visionaria y contra todas las hostilidades del territorio decidieron instalarse aquí y generar una ciudad productiva y pujante.”

El viceintendente hizo entrega de una placa en reconocimiento por los 83 años de la localidad en nombre del municipio de Comodoro Rivadavia y del Concejo Deliberante.