Tag

Lima

Browsing

César Villanueva fue detenido este martes en Lima y permanecerá en esa condición al menos una semana, mientras funcionarios judiciales realizan allanamientos e incautaciones en sus propiedades.

El ex primer ministro de Perú César Villanueva fue detenido por orden de un juez que investiga si intentó obstaculizar la investigación que le sigue el equipo especial de fiscales a cargo de la rama local del caso Lava Jato, informó este miércoles la prensa local.

El ex jefe del gabinete y otras cuatro personas -incluidos dos fiscales- son investigados por los delitos de tráfico de influencias agravado y patrocinio ilegal, por presuntamente haber intentado interferir en la indagación que el equipo especial Lava Jato sigue al propio Villanueva por sobornos que la constructora brasileña Odebrecht afirmó que le pagó mientras era gobernador del departamento norteño San Martín, reportó el diario limeño El Comercio.

Planillas del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht registran siete pagos por un total de 320.000 dólares a favor de Villanueva entre 2008 y 2010, según reveló en septiembre pasado la prensa local.

Esas planillas fueron entregadas por un “aspirante a colaborador eficaz” a los fiscales que investigan las derivaciones en Perú del escándalo de los sobornos de Odebrecht, informó entonces El Comercio.

El ex director de Odebrecht en Perú Jorge Barata había admitido en declaraciones a fiscales peruanos solo un pago de 60.000 dólares a Villanueva, para adjudicarse la construcción de una ruta en San Martín en 2008.

Odebrecht reconoció en agosto ante la fiscalía que pagó sobornos por unos 33 millones de dólares, equivalentes a 9,5% del precio de la obra, para adjudicarse la construcción de la ruta Cuñumbuque-Zapatero-San José de Sisa, en San Martín, en 2008.

Villanueva fue gobernador regional de San Martín en 2007-13 y presidente del Consejo de Ministros (primer ministro) en 2013-14, en el gobierno del presidente nacionalista Ollanta Humala.

En 2016 fue electo para una banca en el Congreso unicameral por el partido conservador Alianza Para el Progreso (APP), que ocupó hasta la disolución del parlamento, a fines de septiembre pasado, y entre abril de 2018 y marzo de este año fue primer ministro del presidente Martín Vizcarra, informó Télam.

River se enfrenta con Flamengo en pos de revalidar su título de campeón de América, en la primera final a partido único en la historia de la Copa Libertadores. Lima es la ciudad sede de un partido atrapante: se cruzan el mejor equipo de los últimos años con la sensación del momento.

Fin del primer tiempo

River en todo momento funcionó como equipo, cortó el circuito de juego de las brasileños y Armani casi no tuvo trabajo. La estrategia de los millonarios funciona a la perfección. Temple y carácter para jugar una final.

Minuto 36

River maneja los espacios y casi siempre encuentra un pase filtrado que supera el medio campo y la defensa lineales de Flamengo; en este caso, un remate de Palacios salió muy cerca del palo derecho de Alves.

Minuto 30

Flamengo insiste, pero River es un sólido bloque defensivo; el sistema domina a las individualidades. Como si fuera poco, Armani no falla en los centros.

Minuto 20

River lucha el partido; pone pierna firme y domina el medio campo; De la Cruz estuvo cerca del segundo tras un desborde de Suárez.

Minuto 14: ¡gol de River!

Rafael Borré, con una media vuelta dentro del área, aprovecha una distracción defensiva de Flamengo y, cuando River empezaba a acomodarse, marca la diferencia para los millonarios.

Minuto 5

Flamengo tiene el dominio posicional del juego. Caio es asistido por un golpe que le provoca una hemorragia nasal, informó La Nación.

La final de la Copa Libertadores Flamengo-River del próximo sábado en Lima, Perú, tendrá un show musical. Fito Páez, Anitta, Tini, Sebastian Yatra, Turf y Gabriel O Pensador serán los protagonistas de un formato que este año se estrena en Sudamérica: al estilo Super Bowl, en la previa del partido habrá un espectáculo continuo de 10 minutos con variados segmentos y participación de una compañía de danza. Luego de la positiva experiencia en Asunción en la final de la Copa Sudamericana entre Colón de Santa Fe e Independiente del Valle de Ecuador, la expectativa de los productores es superar el nivel del espectáculo y obviamente, generar una repercusión global similar, como la que está sucediendo ahora mismo con el video que se viralizó del hincha sabalero llorando al ritmo de Los Palmeras.

Luego del cambio de sede provocado por el conflicto político y social en Santiago de Chile, la producción de este espectáculo -que involucra el trabajo de 300 personas- trabaja contrarreloj para llegar con todo listo al Estadio Monumental de la capital peruana. Así es que el sábado 23, un rato antes de las 17.30 (hora argentina), Fito Páez al piano y acompañado por las voces de Tini, la brasileña Anitta y el colombiano Sebastián Yatra interpretarán «Y dale alegría a mi corazón». La elección de la canción tiene una explicación: en la campaña publicitaria de Fox Sports, la señal que tiene los derechos exclusivos de la Copa, se instaló la palabra «obsesión» para definir la competencia. Y la Conmebol, de alguna manera, le terminó dando ese estatus de himno de la mayor competencia de clubes de esta parte del mundo.

Acto seguido subirá a escena Turf (cuyo cantante Joaquín Levinton es reconocido hincha de River Plate) para tocar «Pasos al costado», otro super hit de las tribunas argentinas de la última década. Y tras ellos aparecerá el rapero carioca Gabriel O Pensador, famoso torcedor flamenguista, para cantar «Grito da Naçao» que también es un himno de amor por el club carioca y cuya letra fue compuesta por el sambista Alex Ribeiro, integrante de la Scola do Samba de Río de Janeiro Imperio Serrano. Con los últimos acordes, se despejará velozmente el centro del campo de juego -que debe ser preservado bajo estrictas reglas de conservación del césped- y comenzará a rodar la pelota.

Las razones de la elección de los artistas para este particular evento conjugan intenciones artísticas, criterios de marketing y la intención de «preanunciar lo que va a suceder durante el partido, con un guiño artístico. Es una especie de competencia previa a la verdadera competencia», señaló una fuente de la producción a Rolling Stone. «Este es el primer paso de una forma de concebir espectáculos, en un evento multitudinario como una final de Copa Libertadores que además tiene atención global. Hay que mostrar al mundo la identidad cultural de un continente», informó La Nación.

El Millo va por la tercera en el último lustro, el próximo sábado ante Flamengo, el poderoso equipo brasileño que adquirió tal condición en el segundo semestre de este año, cuando invirtió 200 millones de reales en reforzar su plantel con figuras internacionales.

River, ganador de las ediciones de 1986, 1996, 2015 y 2018 enfrentará al equipo carioca de Flamengo -que sólo pudo obtenerla en 1981- el sábado a las 17 (las 15 en Perú), en el estadio Monumental de Universitario de Lima, con capacidad para 80.000 espectadores, que se está terminando de acondicionar en los últimos días.

La delegación millonaria partió desde el aeropuerto de Ezeiza a las 15 en vuelo charter que lo depositó en la capital peruana cinco horas después, tras entrenar por la mañana en el estadio Monumental, desde donde salió sin contar con la despedida multitudinaria de sus hinchas que simultáneamente sí estaban recibiendo los futbolistas de Flamengo en Río de Janeiro.

En esa práctica el técnico Marcelo Gallardo insistió con incluir en el equipo al chileno Paulo Díaz, pero ya no en una potencial línea de cinco defensores como ayer, sino como volante central en la mitad de la cancha, mientras que Ignacio Scocco también tuvo su oportunidad en el marco de las pruebas que realizó el «Muñeco» antes de viajar.

De todos modos, el posible equipo titular podría mantenerse, ya con Enzo Pérez en vías de una recuperación absoluta del esquince acromioclavicular izquierdo que sufrió ante Estudiantes de Buenos Aires por semifinales de Copa Argentina, respecto de las últimas presentaciones del conjunto «millonario» (en ese cotejo Lucas Pratto jugó en lugar de Matías Suárez para preservar al cordobés de un traumatismo en el tobillo izquierdo).

Ese equipo que Gallardo viene sosteniendo en el tiempo se integra con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Milton Casco; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Exequiel Palacios y Nicolás De la Cruz; Rafael Santos Borré y Matías Suárez.

De todas maneras el entrenador va a a esperar a desarrollar los entrenamientos en Lima de mañana y el viernes para confirmar el equipo, que se conocerá -como es habitual- horas antes del inicio del partido ante Flamengo.

Esos dos entrenamientos se desarrollarán mañana en el estadio de Alianza Lima y el viernes en el reconocimiento del Monumental limeño, donde se jugará el encuentro ante Flamengo.

El regreso del plantel se organizó para el domingo a las 14, hora argentina, y no tendrán descanso porque el «millonario» volverá a jugar el sábado 30 de noviembre frente a Newell’s, en Rosario, por la Superliga.

River además tiene que disputar la final de la Copa Argentina y si bien no hay confirmación oficial, la definición sería el 4 de diciembre en Mendoza, frente a Central Córdoba, de Santiago del Estero.

Por último, tanto la final de la Libertadores como la de Copa Argentina le dan a River la chance de evitar el repechaje de la Copa Libertadores 2020, en el que está hoy, ya que no pudo clasificar en forma directa en la Superliga 2018/2019.

En caso que River le gane a Flamengo, Central Córdoba jugará la Copa Libertadores 2020 y Atlético Tucumán ingresará al Repechaje.

Estas posibilidades le alivian el calendario a River para el 2020 en su lucha por la Superliga, ya que sólo tiene un partido postergado frente a Independiente que debía jugarse este fin de semana por la fecha 14ta. y que se reprogramó para el 19 de enero.

En la llegada de la delegación riverplatense al Swissotel del coqueto barrio limeño de San Isidro los 30 futbolistas, el cuerpo técnico y los dirigentes fueron recibidos por un grupo no muy numeroso de hinchas «millonarios» y algunos de Flamengo, que justamente se encuentran hospedados en el mismo hotel, y exhibieron una bandera con la imagen de la Virgen de Nazareth, patrona de los paranaenses.

La ilusión de los cariocas pasa por los grandes refuerzos que llegaron a mediados de este año a la entidad que cuenta con la mayor cantidad de hinchas del mundo (unos 40 millones), como los goleadores Bruno Henrique y Babriel Barboza (Gabigol), Filipe Luis (ex Atlético Madrid) y Rafinha (ex Bayern Munich). Los dos primeros anotaron 69 goles este año, siendo la dupla ofensiva más efectiva del mundo en este lapso. Pero el vigente campeón de América sigue siendo River Plate.

De cara al partido frente a Flamengo del próximo sábado, el equipo de Gallardo se entrenó con trabajos especiales.

River se entrenó esta mañana con trabajos especiales en espacios reducidos para ganar en precisión y efectividad ofensiva de cara al partido frente a Flamengo por la final de la Copa Libertadores del próximo sábado.

La idea del entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, es afinar este rubro del juego porque entiende que será un partido con mucha tenencia compartida de pelota y la precisión va a significar una clave para superar la presión del rival.

La rutina de trabajos con pelota y por sectores del campo de juego se va a repetir toda la semana hasta el día del encuentro en el estadio Monumental de Lima el sábado desde las 17 de nuestro país.

Por su parte, el volante Enzo Pérez, que había sufrido un esguince en el acromio clavicular en el hombro izquierdo volvió a entrenarse a la par de sus compañeros y llegará sin problemas al partido del sábado.

Si bien el equipo no está confirmado, los 11 serían: Franco Armani, Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Milton Casco; Nicolás de la Cruz, Pérez, Exequiel Palacios e Ignacio Fernández; Rafael Borré y Matías Suárez.

Además de los posibles titulares van a ser parte del banco de suplentes Enrique Bologna, Paulo Díaz, Leonardo Ponzio, Bruno Zuculini, Robert Rojas, Juan Fernando Quintero, Lucas Pratto, Ignacio Scocco, Julián Alvarez y Jorge Carrascal.

De todos modos, la delegación de River la conformarán todos los jugadores que integran la lista de buena fe, más allá de los que seguramente serán parte del banco de suplentes.

El plantel millonario volverá al trabajo mañana por la mañana en el estadio Monumental y luego del almuerzo partirá en un vuelo charter desde Ezeiza para aterrizar en la ciudad de Lima en horas de la noche, informó Télam.

El estadio Monumental de la capital peruana, con lugar para 69 mil espectadores, tiene mayor capacidad que el Nacional de Santiago.

La Conmebol empieza a diagramar la final única de la Copa Libertadores en Lima. Luego de que este martes se decidiera llevar a la capital peruana la definición entre River y Flamengo, dado que en Santiago de Chile no había garantías de seguridad por el caos social que atraviesa el país trasandino, empezaron los preparativos. Y teniendo en cuenta que en el estadio Monumental de Lima hay más capacidad que en el Nacional de Santiago, los hinchas de uno y otro equipo esperan que haya más entradas a la venta.

Y así va a ser: desde la sede de la confederación sudamericana le confirmaron aClarín que tanto River como Flamengo van a tener más de las 12.500 entradas que se habían puesto a la venta para Santiago de Chile. Lo que aún no resolvieron es cuál va a ser la nueva cantidad.

Es que en la Conmebol están haciendo cuentas. Y este jueves habrá en Asunción una reunión con las autoridades de la Federación Peruana de Fútbol. Un alto dirigente de la entidad sudamericana le explicó a Clarín como es el organigrama del estadio perteneciente al club Universitario de Lima.

Un dato relevante: no es de 80 mil personas la capacidad del estadio.El aforo, en realidad, es de 69 mil espectadores, de los que 58 mil ocupan tribunas y hay 11 más en los palcos.

Sin embargo, para la final habrá 3 mil lugares menos ya que hay que tener en cuenta los famosos huecos que deja la Policía para divisiones entre los hinchas. Entonces, la capacidad disponible, en principio, para la final de la Libertadores es de 66 mil localidades.

Hay otro detalle a tener en cuenta: los 11 mil lugares (y no 20 mil como trascendió en algún momento) de los palcos tienen propietarios. No están a disposición del club, sino de sus dueños. Es decir que si alguno de ellos quiere ir a ver el partido puede hacerlo. Entonces, la idea de Conmebol es tratar de negociar para ver si pueden alquilarlos para sacar a la venta algunos de ellos y otros destinarlos a los tickets de protocolo, hospitality, sponsors y agencias.

Además, también resta definir si emitirán boletos para los residentes peruanos, tal como había sucedido con los chilenos. De esta manera, aún no está definido qué cantidad de entradas le darán a los hinchas de River y Flamengo. Si se sigue la lógica que se había aplicado para el estadio Nacional de Santiago, cada parcialidad contaría con el 25 por ciento del estadio. Si eso ocurre, cada hinchada tendría como máximo unas 17.500 entradas, es decir que habría cinco mil localidades más para cada uno. Pero es solo una especulación, ya que podría haber más. Empezará a definirse a partir de este jueves en Asunción, informó Clarín.

También da la opción de devolver el ticket reservado para aquellos que iban a viajar a Santiago y no podrán ir a la capital peruana.

Con Lima como nueva sede de la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo, la Conmebol dio a conocer este martes por la noche cuáles serán los pasos a seguir para aquellos que ya tenían entradas para ir al estadio Nacional de Chile.

En ese sentido, el organismo que rige el fútbol sudamericano les dará la opción a los hinchas para que exijan la devolución de la entrada, en caso de no poder viajar a la capital peruana, o bien que revaliden el pin para conseguir el ticket. Habrá 72 horas de plazo para que los compradores tomen la decisión.

Aquellos que ya tenían asegurado su boleto tendrán la prioridad y luego, si existe un remanente, se volverá a abrir el expendio.

En caso de que alguien decida bajarse de la gran final, la Conmebol se compromete a devolver en su totalidad el dinero invertido a través del mismo medio por el cual se compraron las entradas.

El comunicado completo

Ante el cambio de la sede de la final única a la ciudad de Lima y considerando que los hinchas de ambos equipos puedan revisar o sostener su decisión de viajar, CONMEBOL establece las siguientes modalidades:

A) CONMEBOL procederá a devolver el 100% del precio de las entradas a los hinchas que ya las hayan adquirido, a través del mismo medio por el cual realizó la compra.

B) A dichos hinchas, se les remitirá  un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido dicho plazo,  el código quedará invalidado, y las entradas se pondrán a la venta para el público en general, informó Clarín.

La final de la Copa Libertadores se jugará en Lima. Así quedó establecido en la reunión que mantuvieron los presidentes de River y Flamengo​, los dos finalistas, con las autoridades de la Conmebol. Se disputará el sábado 23 de noviembre, como estaba previsto, a las 17 hora local (las 19 en nuestro país). Hay dos escenarios posibles: el estadio Nacional o el Monumental. Todavía no está resuelto.

«Consenso hubo, rápido no fue. Venimos trabajando sobre una ciudad hace más de un año, tuvimos que buscar la opción más viable», dijo el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. Y añadió: «Creemos que la oferta de Lima garantiza que nosotros podamos cumplir con las personas que han comprado el ticket. El aeropuerto, además, tiene gran conectividad aérea».

«Es una pena no jugar en Santiago, es parte de la realidad. El dinero se va a devolver. Bienvenida Lima, siento orgullo por River de estar enfrentando al Flamengo. Será una gran fiesta», afirmó Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, al lado de su tocayo Landim, mandamás de Flamengo.

Las finales de la Copa Libertadores parecen perseguidas por una maldición. Después del bochorno del año pasado, que terminó con la decisión de llevar el encuentro decisivo entre Boca y River fuera del continente americano, otra vez la sede tambaleó. Con Santiago ya descartada por el conflicto social en Chile y las amenazas de protesta para cuando eventualmente se jugara el partido, en Asunción se celebró una cumbre que fue decisiva para terminar con las incógnitas.

Desde las 14.30, en la sede de la Conmebol ​en Luque se llevó a cabo el cónclave previsto entre directivos de la Conmebol, River, Flamengo de Brasil y las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile. Desde la entidad sudamericana, en medio de este escenario de dudas, asomaron certezas que fueron determinantes.

La Conmebol mantuvo el sábado 23 de noviembre como día de la final. Y también, que el encuentro no salga de Sudamérica, más allá de propuestas económicas pesadas (de Miami y Qatar) que apuntaban a eso. También en las últimas horas se mencionó la posibilidad de que la sede de la gran final sea Medellín, pero rápidamente quedó descartada.

Con el correr de las horas también se desechó Montevideo. Es que el fin de semana de la final en Uruguay hay balotaje para elegir Presidente del país. Con otro problema: si se hubiera postergado una semana el encuentro, el Centenario no podría haber sido la sede producto de sus problemas con la iluminación.

En los últimos días, al comprobar que el clima de violencia en Chile no cedía, desde la Confederación Sudamericana de Fútbol​ empezaron a juntar alternativas por si no se podía jugar en Santiago.

El escenario, entonces, quedó limitado a la elección entre dos ciudades: Asunción o Lima. Las capitales de Paraguay y Perú tenían una ventaja agregada: los dos equipos tendrían que recorrer distancias similares. Finalmente, después de largas negociaciones se inclinaron por la capital peruana.

En primer lugar, la opción más viable para la Conmebol era Asunción. ¿Por qué? Este sábado se disputará en la capital paraguaya la final de la Copa Sudamericana, entre Colón e Independiente del Valle. El escenario (La Nueva Olla, el estadio de Cerro Porteño​) ya quedaría preparado para albergar otra final. Pero tenía una contra: como la capacidad es cercana a los 45 mil espectadores, se recortarían más de 3 mil entradas ya que el aforo del estadio Nacional de Santiago es de 48 mil personas (44 mil por disposición de la Policía local). Y ambos clubes tendrían inconvenientes con sus socios e hinchas.

Había otra complicación en Asunción: entre el 21 de noviembre y el 1° de diciembre se juega el Mundial femenino de fútbol playa, por lo que la capacidad hotelera está reducida.

Mientras tanto, con el correr de las horas, Lima tomó más fuerza. El estadio Monumental tiene capacidad para 80 mil personas, lo cual da la posibilidad de albergar más gente que en el estadio Nacional de Santiago. Allí juega Universitario, uno de los clubes más grandes de Perú. El estadio Nacional de Lima tiene un aforo para 50 mil espectadores.

Para que pudiera jugarse en Lima, primero tuvo que resolverse un conflicto político. Es que existían diferencias entre la Conmebol y la Federación Peruana de Fútbol. De hecho, la capital peruana iba a ser la sede de la final de la Copa Sudamericana y la bajaron. En las últimas horas, según pudo saber Clarín, hubo charlas para limar asperezas.

«Lamentablemente, cuando se había pensado en la final única para la Sudamérica, hubo cambio de Gobierno repentino en el país y en la FPF que nos imposibilitaba tener con quien trabajar. Esta situación se normalizó. Ahora, la propia FIFA volvió a concederle la sede del Mundial Sub 17, que tenía que ver con la falta de autoridad, pero ya está todo restablecido», explicó Domínguez.

Una de las razones por las que se había mantenido casi hasta el final la plaza de Santiago -a pesar del caos social que impera en las calles y de que el presidente del país trasandino, Sebastián Piñera​, decidió suspender la realización de las cumbres internacionales de la COP25 y la APEC que iban a celebrarse en la capital chilena a fines de este mes-, era la gran cantidad de dinero que Chile invirtió para llevar a su territorio la primera final única de la Copa Libertadores. Pero la Conmebol le pidió a Chile los gastos de cancelación de la final. Y a los chilenos que compraron entradas, se les reembolsará el dinero.

Las declaraciones de la semana pasada de la ministra de Deportes de Chile, Cecilia Pérez («El gobierno nos dio el apoyo para realizar la final de la Libertadores en Santiago; el fútbol puede ser una buena oportunidad para unir», dijo), no cayeron bien en la población. Tanto es así que desde el fin de semana hubo grupos de chilenos que convocaban a través de las redes sociales a una marcha masiva para el sábado 23 con la intención de boicotear el partido y demostrar el descontento social, para que no hubiera fútbol y sí una exposición internacional del conflicto que atraviesa el país.

El sábado, tras la victoria sobre Aldosivi en Mar del Plata, el entrenador de River había manifestado su preocupación. «Me inquieta lo que pasa en Chile. Es preocupante para el pueblo chileno. Están en una situación delicada y espero que se pueda resolver por el bien de su gente. En ese contexto, nuestro partido pasa a segundo plano. Esperemos que se pueda resolver y si no, tener más precisión hacia adónde vamos a ir», expresó Marcelo Gallardo, así lo reseñó El Clarín.

Una violenta turbulencia en una vuelo de Avianca que volvía de Punta Cana hacia el Aeropuerto de Ezeiza dejó 15 heridos, con cortes en la cara y golpes en la cabeza.

Se trata de un total de 15 personas que resultaron golpeadas por los bruscos movimientos que hizo el avión cuando sobrevoló la Cordillera de los Andes. Se trata del vuelo 330 de Avianca que partió desde Punta Cana con escala en Lima hacia Buenos Aires.

«Hubo una turbulencia severa, como a las 2.30. El avión subió y descendió en tres oportunidades unos 200 o 300 metros», dijo en declaraciones televisivas Stella Cuevas, una de las pasajeras que es médica y atendió a los heridos.

La mujer relató: «Fue una experiencia horrible, pidieron médicos y los únicos disponibles éramos mi marido y yo. El avión no tenía botiquín, ni ningún tipo de guantes ni algodón, improvisamos algo con bolsas para hacer las veces de guantes, para asistir a los pasajeros».

«Hay unos 15 pasajeros afectados, que padecieron en su mayoría lo que se llama efecto «latigazo» ante los saltos del avión, también algunos con cortes menores, golpes y vómitos», explicó Cuevas.

Al llegar al Aeropuerto Ministro Pistarini, los paramédicos ingresaron a la aeronave para asistir a los afectados», mientras que la médica aseguró que el aterrizaje y resto del viaje fue «normal», aunque contó que le dijeron que durante el incidente «el radar desconoció una nube blanca».

 

 

Minuto Uno