Tag

Letras

Browsing

El Estado concretó ayer una nueva colocación de Letras del Tesoro Provincial. Aunque tenía autorización del Banco Central para colocar hasta 100 millones de pesos, la operación alcanzó los 362 millones y a una tasa del 35%.

Según pudo saber EL CHUBUT, con esta nueva toma de crédito a corto plazo, se habrían alcanzado a cubrir vencimientos de otras letras, dejando abierta la posibilidad de otras colocaciones en los próximos días.

Sin embargo, fuentes del área de Economía dejaron trascender que el Gobierno se habría hecho de algunos adelantos de fondos que le permitirían cumplir el viernes con el depósito de lo que resta de haberes de enero para el 3º rango, y posiblemente para hacer también el pago a los estatales del 4º rango.

El ex diputado radical Roberto Risso advirtió de supuestas irregularidades que podrían existir en la toma de deuda a corto plazo por parte de Chubut. Reclamó que la Legislatura investigue a fondo las operatorias de Letras.

«Si se revisa la deuda, gran parte no es legítima. Seguramente se van a encontrar algún delito, no tengo la menor duda», afirmó ayer el ex diputado Risso en el programa A Primera Hora de FM EL CHUBUT. Apuntó contra las reiteradas colocaciones de Letras que hizo el Estado chubutense, señalando que «la parte más oscura del endeudamiento son los intereses y comisiones que se han pagado, y el descontrol que existió en la emisión de Letras. Ahí es donde estuvo el mayor negocio».

«Además hubo un descontrol en la emisión del letras», insistió el experimentado dirigente de Comodoro Rivadavia, recordaron que se trata del endeudamiento a corto plazo que permite la ley al Estado provincial, «pero para cubrir un bache, algo extraordinario, porque el pagaré es el instrumento crediticio que más interés paga. Es como si el empresario fuera al Banco e hiciera una operación de descuento de pagaré, los intereses son terribles».

Entonces, Risso no dudó en señalar que «el negocio en la provincia del Chubut fue la emisión de Letras que nadie controló». Ocurre que si no se auditan las cuentas, «no se puede controlar. Porque la letra es a corto plazo, y para emitirla contrataban alguna financiera, creo que Puente, le pagaban para hacer el pagaré, el instrumento, después le pagaban los gastos para la colocación».

Además, «si se auditara tendrían que explicar por qué el Banco del Chubut no fue el agente financiero del Estado». Y «fue tan grande el negocio que agotaron la capacidad de endeudamiento», agregó.

«Es un negociado»

El ex diputado radical no dudó en señalar que «es un negociado, porque si por lo menos pagaran los sueldos, pero usan la excusa para seguir estando en el negocio de la emisón del Letras».

Valoró sí el pedido de la Asociación de Magistrados para que se auditen las cuentas de la Provincia, advirtiendo que «es lo que debería estar haciendo la Legislatura, plantear auditar las cuentas porque no pueden seguir con esa joda, seguir librando pagarés con altísimos intereses».

Continuó diciendo Risso en FM EL CHUBUT que «tendría que haber una comisión que controle el endeudamiento» porque «gana la financiera y los que cobran la comisión. Por eso la Constitución dice que el agente financiero del Estado provincial es el Banco de la Provincia del Chubut».

«Deudores privilegiados»

En su planteo alrededor de lo que ha sido la colocación de Letras por parte del Estado provincial, precisó que «Chubut es privilegiada en el marco de los deudores, porque el acreedor que le prestaba plata a Chubut antes que se agotara la capacidad de endeudamiento, tenía un negocio seguro porque las garantías eran regalías y en dólares».

Por eso, «la plata que se le prestó a Chubut tendría que haber sido a muy bajo interés porque es un préstamo sin riesgo, tiene más garantías de cobrar el que le prestó a Chubut con garantías hidrocarburíferas, que el que le prestó a la Argentina», explicó Risso, así lo publicó El Extremo del Sur.

La gestión de Arcioni se endeudó en 4.532,8 millones desde que asumió el último ministro de Economía. El Gobierno está financiando el pago de sueldos de los empleados públicos con intereses exorbitantes. Por las seis colocaciones de Letras del Tesoro, Provincia ya desembolsó $ 420,8 millones y restan $ 687,2 millones.

El Gobierno provincial entró en un “círculo vicioso” de toma de deuda a corto plazo con intereses exponenciales. Los fondos no están destinados a la obra pública o a programas que buscan desacelerar el alto índice de desempleo de Chubut, por el contrario, los endeudamientos están destinados en forma exclusiva al pago de los sueldos de la Administración Pública Provincial.

Según consigna Diario El Chubut, los aumentos salariales que otorgó el gobernador Mariano Arcioni previo a las elecciones generó un desequilibrio colosal en las cuentas provinciales. Un ejemplo claro es que los sueldos de junio de 2018 insumían $ 1.800 millones y un año y medio después la cifra trepó en forma descomunal, alcanzando casi los $ 4.100 millones.

Para cubrir este desbalance -con la recaudación propia no alcanza- el ministro de Economía, Oscar Antonena, apeló al antiguo sistema de emisión y colocación de Letras del Tesoro.

En apenas seis meses como encargado de las finanzas provinciales, Antonena tomó deuda por $ 4.532.860.000. Fue a través de seis colocaciones de Letras: La primera por $ 500 millones; la segunda por $ 1.300 millones; la tercera fue por $ 500 millones; la cuarta por $ 113.010.000; en la quinta logró fondos por $ 1.717 millones; y en la última hace días por $ 402.850.000.

En total fueron 4.532,8 millones derramados para los sueldos de los empleados públicos. Sin embargo, este mecanismo no solo es costoso por los altos intereses, sino también deficiente, porque al pago escalonado de los haberes, se sumó mayor demora en la liquidación de los sueldos, a tal punto que los trabajadores del cuarto rango cobraron sus salarios de dicembre en febrero, ocasionando técnicamente la pérdida de un sueldo completo.

El dato que refleja lo oneroso que representan para los chubutenses las Letras del Tesoro son los $ 1.108.066.236 que terminará pagando el Gobierno provincial, cuando el 15 de septiembre entre en vigencia el vencimiento de $ 1.717 millones, sumado a los intereses.

Un cuarto de la masa salarial completa

Los 1.108 millones de pesos en concepto de intereses que deberá desembolsar Economía, representan en la actualidad poco más del 25 por ciento de una masa salarial completa, que ronda en los 4.100 millones de pesos.

Lejos de descomprimir la “mochila” que representa la masa salarial, el Gobierno entró en una encrucijada peligrosa: La imposibilidad de costear los sueldos con fondos propios y la permanente toma de deuda con intereses elevadísimos.

De los $ 1.108.066.236 de intereses que decantan de las seis colocaciones de Letras del Tesoro, Antonena ya canceló 420,8 millones y le resta pagar en marzo, abril, mayo y septiembre un total $ 687,2 millones.

Las colocaciones y los intereses que ya pagaron

El primer endeudamiento del ministro fue el 30 de agosto de 2019 cuando salió al mercado y colocó 500 millones de pesos a una tasa del 69 por ciento. El vencimiento de pago fue muy corto: solo 56 días, ya que los intereses los tuvieron que pagar el 25 de octubre de 2019.

El Gobierno pagó $ 52.931.506 en concepto de intereses y el agente financiero, organizador y colocador, fue Banco del Chubut.

Esto quedó transparentado en la Resolución Nº 194 del 28 de agosto del año pasado y la emisión se trató de la “Serie XXXVIII” de Letras del Tesoro de la Provincia del Chubut a un plazo de 56 días y vencimiento el 25 de octubre de 2019 por hasta $ 500.000.000.

En todos los casos, la garantía que utilizó la provincia del Chubut fueron los recursos provenientes del Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos. Otra de las características fue que se hizo bajo el régimen de adjudicación de “subasta holandesa de precio único”.

La segunda toma de deuda fue el 27 de septiembre, cuando Antonena colocó Letras del Tesoro por $ 1.300 millones a una tasa del 95% anual por la que pagó $ 277.452.000 de intereses.

Este caso fue el más emblemático por la tasa colosal que pagó Chubut, cuando 4 días antes, el 23 de septiembre, la provincia de Chaco colocó Letras del Tesoro con una tasa del 66 por ciento.

La compra de la deuda la hizo la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). Esta colocación se trató de la Serie XXXIX de Letras del Tesoro de la Provincia del Chubut, que emitió la deuda a un plazo de 82 días.

La tercera misión del ministro a Buenos Aires fue el 25 de octubre, en la cual Chubut se endeudó por otros 500 millones de pesos a una tasa del 75 por ciento, a 88 días, por la que pagó $ 90.410.958 en concepto de intereses.

Esta colocación fue la última deuda que pagó Chubut por las Letras del Tesoro, ya que el resto vencen entre marzo y septiembre.

La emisión se trató de la “Serie XL” y en la cual el estudio de abogados Tavarone, Rovelli, Salim y Miani asesoró al Banco del Chubut en su carácter de organizador, colocador y agente financiero de la Provincia. Asimismo, DLA Piper Argentina actuó como asesor legal de la Provincia.

Las colocaciones y los intereses que restan pagar

La provincia del Chubut volvió a tomar deuda a través de Letras del Tesoro el 23 de diciembre de 2019. Fue por un total de $ 113.010.000, a una tasa anual del 48 por ciento y por un plazo de 90 días, que vencerán el 19 de marzo de 2020.

Por esta colocación, Chubut terminará pagando $ 13.561.200 en concepto de intereses. La emisión correspondió a la “Serie 41, Clase 2”.

Ese mismo día, el titular de las finanzas de la Provincia colocó Letras del Tesoro por 1.717 millones de pesos a Tasa Badlar (al 15 de febrero de 2020 operaba a 35,25 por ciento) más un adicional del 17 por ciento.

La colocación fue a un plazo de 270 días, que vencerá el 15 de septiembre de este año.

Si el vencimiento operara hoy, la tasa llegaría al 52,25 por ciento, con lo cual la Provincia tendría que desembolsar 660 millones de pesos en concepto de intereses. La emisión correspondió a la “Serie 41, Clase 1”.

Provincia volvió al mercado días atrás, cuando el 5 de febrero colocó $ 402.850.000 a través de tres series.

Una por $ 350.850.000, la segunda por 16 millones de pesos y la tercera por 36 millones de pesos. Todas las emisiones fueron a una tasa del 40 por ciento, aunque la primera de ellas fue con un vencimiento a 34 días y las restantes a 62 y 90 días respectivamente.

Por los $ 350.850.000 pagará intereses por $ 13.072.765; por los $ 16 millones abonará $ 1.087.123 de intereses; y por los $ 36 millones desembolsará intereses por $ 3.550.684, consolidando un total de $ 17.710.572.

A diferencia de las cinco emisiones de Letras del Tesoro restantes, esta colocación fue realizada por Banco del Chubut y Puente Hermanos.

El Gobierno provincial ya trabaja en la ingeniería para volver al mercado financiero a colocar Letras esta misma semana. La proximidad de las fiestas de fin de año y las dificultades para cubrir el pago de sueldos a los dos últimos rangos de los empleados estatales, habría motivado volver a utilizar esa alternativa de endeudamiento.

En principio, la intención del equipo económico es salir al mercado financiero este jueves 19 a colocar Letras, con el objetivo de poder cumplir al menos el depósito de sueldos para el tercer rango entre viernes y sábado. Se trata de los trabajadores que perciben entre 65 mil a 150 mil pesos.

En la estimación del Ministerio de Economía, esta colocación de Letras no alcanzaría para cubrir el pago de sueldos del cuarto rango (de 150.001 pesos en adelante). Más complicada es la perspectiva para hacer efectivo el medio aguinaldo, aunque la pretensión es concretarlo antes del 24, cuestión que parece muy difícil a esta altura.

Ya la semana pasada se intentó alguna ayuda económica del Gobierno Nacional pero las respuestas no fueron las esperadas. Se esperaba que ayer pudiera haber algún avance. Mientras tanto, la alternativa de más endeudamiento es la que tiene más a mano el Gobierno de Chubut.

Con información de Diario El Chubut.

Por medio de una resolución publicada este viernes en el Boletín Oficial, la Secretaría de Finanzas aclaró que la medida incluye a las Letras del Tesoro Capitalizables (Lecap), las que se ajustan por el Coeficiente de Estabilidad de Referencia (Lecer) y las atadas a la cotización del dólar (Lelink).

De este modo, los tenedores podrán aplicar esos títulos a partir de la fecha de su vencimiento original, para la cancelación de aportes de la seguridad social.

Para ello, los tenedores deberán solicitar a sus depositantes las transferencias de sus instrumentos desde la cuenta donde se encuentren depositados, a la cuenta corriente abierta para tal fin por la AFIP, con una antelación no menor a un día hábil anterior a la fecha de aplicación de los títulos y por hasta las sumas necesarias de valor nominal original para cubrir la deuda con el organismo, explicó Hacienda.

Y puntualizó que las transferencias de los títulos en el marco de lo dispuesto en esta medida, «serán irreversibles y los créditos respectivos serán intransferibles y no negociables».

A principios de este mes, el Poder Ejecutivo había dispuesto, por decreto, que los tenedores de esos títulos, cuya fecha de vencimiento original se encuentre vencida, podrán darlos en pago para la cancelación de las obligaciones de la seguridad social, vencidas y exigibles al 31 de julio de 2019.

También, aclaró que los papeles de deuda se computarán a su valor técnico calculado a la fecha de su vencimiento original.

Ahora, detalló los títulos que están alcanzados por esta operatoria y determinó los valores técnicos computables a los fines de la cancelación de las obligaciones de la seguridad social.