Tag

Lentes

Browsing

Tras la decisión política del intendente del municipio de Comodoro Rivadavia de retomar actividades fundamentales para mejorar la calidad de vida de la gente, el jueves 13, a partir de las 9:30 horas en el CEPTur, se llevará adelante la entrega de 200 pares de anteojos recetados, correspondiente al programa Mirándonos. La propuesta se desarrollará con un estricto protocolo sanitario y con un sistema de turnos para evitar la aglomeración de personas.

En ese contexto, el titular del área de Salud, Carlos Catalá, afirmó que “si bien desde el Municipio continuamos trabajando a destajo con lo que tiene que ver con la pandemia de Covid-19, poco a poco vamos regresando con las políticas públicas, algo fundamental para nosotros, ya que no tenemos que perder de vista las distintas necesidades de la gente”.

Continuando en ese tenor, explicó que “en un año complicado por la situación que estamos viviendo, que genera retracción en lo laboral y económico a las familias comodorenses, tanto las entregas de medicamentos como las de lentes es muy importante, porque hoy tenemos más gente que no tiene la posibilidad de acceder a estos elementos que la que existía años atrás”.

En ese sentido, el funcionario informó que “la entrega de anteojos será en el CEPTur, a partir de las 9:30, con un estricto protocolo sanitario, similar al que se aplica en los comercios, por lo que las personas ingresarán por turnos, específicamente a firmar y recibir su par, para evitar la aglomeración de gente tanto en el interior como en el exterior del espacio. En esta ocasión, tenemos aproximadamente 200 lentes para entregar, que se sumarán a los 400 que ya otorgamos en el transcurso del 2020”.

Por último, Catalá recalcó que “la idea es retomar los programas sin descuidar la gran tarea articulada entre el sector público y los privados en esta lucha contra el coronavirus. Son cuestiones muy importantes, que tienen que ver con mejorar la calidad de vida de los vecinos y no podemos dejarlas de lado”.

Fue encabezada por el Intendente, Adrián Maderna. El programa beneficia personas que no cuentan con obra social. Pueden acceder a la atención médica y las gafas recetadas a un precio accesible.

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, encabezó este viernes en el Salón Histórico del Municipio una nueva entrega de lentes sociales, en el marco de la segunda etapa del programa que lleva adelante la Dirección de Discapacidad y la de Familia, dependientes de la Coordinación de Políticas Públicas y de la Secretaría de Desarrollo Social y Acción Comunitaria, respectivamente.

Maderna agradeció a los presentes y dijo estar muy contento por seguir avanzando con esta política en materia de salud que hace que los sectores más golpeados económicamente puedan acceder a anteojos y mejorar su calidad de vida. También destacó la responsabilidad social empresaria del propietario de la óptica del Pueblo, Hernán Sghelfi, quien colabora con esta política desde su lanzamiento.

Se trata de un proyecto integral destinado a beneficiar a personas que no cuentan con obra social, para que puedan acceder a los lentes con un arancel social. Estuvo presente en la entrega, además, el secretario de Desarrollo Social y Acción Comunitaria, Héctor Castillo, junto a integrantes de su equipo de trabajo.

Para los vecinos beneficiados el costo total asciende a los 1500 pesos. Por eso monto un profesional los diagnostica y les realiza la receta para que puedan retirar los anteojos en las ópticas que participan de la iniciativa.

Mediante este programa municipal, las personas de bajos recursos podrán adquirir anteojos a precio diferencial. Un nuevo profesional se suma al equipo de trabajo.

Así lo comunicaron desde la Municipalidad de Trelew, a través de la Dirección de Discapacidad, luego de una reunión que mantuvo su titular, José Behotats y la directora de Familia, Claudia Marillán, junto al intendente Adrián Maderna. El oftalmólogo Pablo Martín Moreno también será parte de este programa, atendiendo en su consultorio céntrico.

Luego de mantener el encuentro con el mandatario municipal, Claudia Marillán anunció: «Hemos largado la segunda etapa de los lentes sociales. Se va a empezar a trabajar desde un centro oftalmológico que depende del Sr. Pablo Martín Moreno, quién tiene este compromiso social, como oftalmólogo reconocido, sumándose a este programa de anteojos sociales».

Desde la Dirección de Familia se atenderá los días martes, miércoles y viernes para dar turnos y el valor de la consulta será de $500, pudiendo adquirir los anteojos desde $1000 en la Óptica del Pueblo.

«El plan continúa por el pedido y la demanda de los ciudadanos, ayudando a quienes tienen problemas oftalmológicos», dijo Marillán, destacando el compromiso del oftalmólogo Pablo Martín Moreno.

La atención al público será los martes, miércoles y viernes de 8 a 11 en la Dirección de Familia, donde se atiende con todos los protocolos sanitarios y guardias mínimas, acorde a la situación actual.

Los beneficiarios del programa social “Mirándonos” agradecieron la entrega de lentes por parte del Ejecutivo, resaltando la importancia que tiene para la comunidad local la continuidad de la propuesta.

“Soy desempleado de Guilford y creo que es realmente importante esta iniciativa. Hoy los lentes son muy costosos y con lo que cobramos no nos alcanza para poder acceder a un par”, dijo Demetrio González.

Seguidamente, se refirió al proceso para acceder al beneficio, detallando que “por intermedio de nuestro secretario General, Cipriano Ojeda me enteré del programa y comencé con los trámites primero por la orden médica para los posteriores estudios. Antes usaba los lentes que se compran en la farmacia pero sin la graduación correcta de la vista y, hoy, estoy recibiendo los lentes del Municipio”.

Asimismo, Sergio otro de los beneficiarios, expresó que “me enteré del programa por el diario. Hoy estoy sin trabajo y no me alcanza para solventar un par de anteojos, por eso estoy muy agradecido a la Municipalidad y a Salud que me dieron esta ayuda”.

Tras ducharse notó un llamativo rasguño en su cornea, no le dio importancia y posteriormente perdió parcialmente su visión. Imágenes sensibles.

Nick Humphreys es el nombre del inglés, de 29 años, que sufrió las severas consecuencias de no hacer caso a las indicaciones médicas, y optó por tomarse una ducha con los lentes de contacto puestos. Mientras se bañaba un parásito se introdujo en su ojo derecho y le provocó una grave lesión que lo tiene a la espera de un trasplante de córnea.

“En una mañana normal, me levantaba, me ponía las lentes y me dirigía al gimnasio antes del trabajo, luego me metía en la ducha antes de ir a la oficina“, contó el joven que vive en en la ciudad Shrewsbury.

Además, añadió: “No pensé nada de eso en ese momento. Nunca me dijeron que no usara lentes de contacto en la ducha, no hay ninguna advertencia en el empaque y mis ópticos nunca mencionaron un riesgo”.

“Durante unos días utilicé gotas para los ojos de venta libre y reduje todas las configuraciones de pantalla de mi teléfono y computadora a su brillo más bajo, que parecía hacer el truco”, explicó.

Tres meses más tarde de la primera visita, Nick Humphreys ya había perdido la vista total de su ojo y la lesión le provocaba fuertes dolores.

Es preciso destacar que se ha sometido a un procedimiento llamado “Crosslinking Corneal” que, según explicó el Instituto de Microcirugía Ocular, “consiste en someter a la córnea a una radiación ultravioleta determinada con el fin de fortalecerla y frenar la deformación que ocurre en los queratoconos”.  Si bien el procedimiento hizo que la infección en el ojo del joven desaparezca, no recuperó la visión de su ojo.

Con una nueva entrega de lentes recetados, el Municipio superó la distribución de 3000 pares en los últimos 4 años. Fue el séptimo acto de entrega de este 2019, de cara a responder a la enorme demanda que existe en este sentido por parte de la comunidad. “Un par de lentes dignifica al vecino, mejora sus oportunidades laborales y de educación escolar”, manifestó en la ocasión, el viceintendente Juan Pablo Luque.

En instalaciones del CEPTur, este jueves, se entregaron 80 pares de lentes en el marco del Programa Municipal Mirándonos; y ya suman 3000 los entregados en el marco de la gestión del intendente Carlos Linares. Estuvo presente el viceintendente Juan Pablo Luque; el secretario de Salud, Carlos Catalá; la secretaria Privada, Liliana Peralta; el subsecretario de Salud; Aníbal Gaggero; y el diputado provincial; Gustavo Fita.

Al dirigirse a los beneficiarios, el viceintendente Luque volvió a repasar los alcances del Programa y explicó que “está destinado a aquellos que no pueden costear un par de lentes, independientemente de si cuentan o no con obra social; porque sabemos de sus costos y de la compleja situación económica que se atraviesa en la región y que afecta a todas las familias”.

En ese tenor, subrayó el compromiso puesto de manifiesto por el Municipio para con la salud pública y los esfuerzos que se llevan adelante para garantizar, a la gente, el acceso a la salud.

“Somos una gestión que se toma muy en serio todo lo vinculado a este tema y advertimos un enorme vacío en gestiones para que la gente pueda tener sus lentes recetados. Entendemos que esto mejora su calidad de vida, los iguala en oportunidades laborales y de educación laboral; y por ello, nos pusimos al frente de este Programa”, detalló.

Continuando en esa línea, Luque volvió a hacer hincapié en que “este Municipio pretende que todos tengan las mismas oportunidades de acceso al sistema de salud y trabajamos permanentemente para lograrlo. Atendemos las necesidades de la gente con todos los recursos que están a nuestro alcance, con una muy buena respuesta por parte de la comunidad en general”, concluyó.

Informes

Los interesados en acceder a lentes recetados gratuitos deben acercarse a la Secretaría de Salud, ubicada en calle Sarmiento N° 680, de lunes a viernes de 08:00 a 15:00 horas, con la orden emitida por su oftalmólogo.

En el caso de no contar con esta receta, en las mismas oficinas de Salud, se les informará dónde deben gestionar un turno con el profesional oftalmólogo, para dar curso al pedido.

Fue en instalaciones del Ceptur, donde autoridades municipales concretaron la 6° entrega del programa social “Mirándonos” de la Secretaría de Salud, donde 40 personas recibieron sus pares de lentes recetados de manera gratuita. “Es uno de los programas más igualitarios del gobierno local que nos permite llegar al que más lo necesita”, dijo el viceintendente Luque.

El acto, desarrollado este jueves al mediodía, contó con la presencia en representación del intendente Carlos Linares, del viceintendente Juan Pablo Luque; junto al secretario de Salud, Carlos Catalá; el subsecretario Aníbal Gaggero; la titular de la Secretaría Privada, Liliana Peralta y beneficiarios.

En ese contexto, Juan Pablo Luque brindó unas palabras a los presentes, manifestando la importancia de dar continuidad a este programa como política pública del Estado. “Sin dudas, es un gran trabajo el que hace el equipo de la Secretaría de Salud para llegar con respuestas y contención a las personas que más lo necesitan. Este programa es uno de los más igualitarios que tenemos desde la Municipalidad y que debe perdurar en el tiempo”, expresó.

Del mismo modo, afirmó que “seguimos sosteniendo que el presupuesto que destinamos a salud pública es prioridad para esta gestión y queda demostrado en estas acciones que garantizan la accesibilidad a la atención médica; fortaleciendo un parte fundamental en la vida de los comodorenses”.

Lentes gratuitos

En concordancia, el secretario de Salud, Carlos Catalá, hizo hincapié en los beneficios del programa Mirándonos, señalando que “hace tiempo que venimos llevando a cabo esta política social, donde se tienen en cuenta todas las necesidades de la comunidad; entendiendo la situación económica complicada que se atraviesa a nivel general”.

“Muchas personas no pueden hoy en día costear los anteojos recetados y nosotros desde la Secretaría de Salud colaboramos para que puedan acceder sin costos y también respetando lo que necesitan en cuanto a gustos, diseños y demás”.

“Sabemos el cambio sustancial que genera el uso de los anteojos en la vida de una persona y por eso es prioridad para nosotros defender la continuidad de este tipo de programa firmemente”, finalizó.

“Esta ayuda es real”

Por su parte, algunos de los beneficiarios de los lentes recetados y gratuitos que otorga el Municipio, valoraron el compromiso para garantizar el acceso a la salud y, por otro lado, explicaron cómo impacta de forma positiva en sus vidas este beneficio.

En ese sentido, Claudia una de las beneficiarias, dijo que “fue muy sencillo poder acceder al trámite y se cumplió en el tiempo que me habían indicado, con un constante acompañamiento por parte del personal de Salud. Me dedico a la podología y la vista para mi trabajo es fundamental; por mis ingresos y sin obra social, es imposible costear un par de anteojos porque ronda los 10 mil pesos”, reconoció.

“Estoy muy agradecida con el Municipio y doy mi testimonio acerca de que la ayuda es real. Todo aquél que necesite anteojos y no pueda pagarlos, puede confiar en este programa, que es gratuito y de fácil acceso”, afirmó.

En tanto, Julio otro de los beneficiarios señaló los motivos por los cuales no puede costear sus lentes y lo que representa esta ayuda para él y su familia. “Hace poco sufrí un ACV y perdí un alto grado de visión, y no puedo trabajar para juntar la plata y comprar mis anteojos. Gracias a este programa hoy puedo tenerlos y minimizar las consecuencias del problema de salud que tuve”, subrayó el vecino.

Del mismo  modo, Pabla otra vecina que ya cuenta con sus anteojos, coincidió al recalcar que “trabajo por hora y por mucho que ahorre no puedo pagarlos. Es una excelente propuesta del Municipio para ayudar a los sectores más vulnerados; y lo importante es que los lentes son de calidad, con buenos vidrios y el marco que uno elige”, finalizó.

Después de concretarse la entrega de lentes, los vecinos destacaron la posibilidad de acceder al Programa Mirándonos y explicaron cómo mejorará su calidad de vida.

En esa línea, una de las beneficiarias comentó que “por estos días, no tengo trabajo ni obra social, y realmente necesito actualizar la graduación de mis lentes porque sufro severos problemas de visión. Estoy agradecida con el Municipio por facilitarme estos nuevos anteojos, que son muy importantes para mí y que no puedo pagar de forma particular”.

De igual manera, otro vecino coincidió en las dificultades laborales y económicas que atraviesa la comunidad en general para costear anteojos recetados; y expresó que “hoy me toca recurrir al Estado y me encuentro con un Estado presente, así que estoy agradecido con este Municipio que piensa en los que menos posibilidades tenemos”.

Por último, la mamá de un niño que resultó beneficiado con esta nueva entrega de lentes, aseguró que “es la primera vez que acudo al Estado en búsqueda de asistencia y la respuesta fue muy rápida. Estoy feliz con los nuevos anteojos de mi hijo porque me resulta imposible costearlos, ya que estoy sin trabajo”.

En representación del intendente Carlos Linares, el viceintendente Juan Pablo Luque, encabezó una nueva entrega de anteojos recetados a más de 30 vecinos. En ese contexto, aseguró que “con esta política pública dignificamos la calidad de vida de la gente, porque un par de lentes significa mirar un pizarrón sin dificultades, fortalecer el desempeño laboral de un adulto y mejorar los últimos años de las personas de la tercera edad”.

La entrega se concretó en la sede de la Secretaría de Salud, en calle Sarmiento Nº 680, con la presencia del viceintendente Luque; el titular del área que coordina el mencionado Programa, Carlos Catalá; y el diputado Provincial, Gustavo Fita; junto a las familias que resultaron beneficiadas con esta propuesta.

Al dirigirse a los presentes, el viceintendente sostuvo que “entendemos que son muchas las necesidades en materia de atención de la salud, pero con este Programa brindamos respuesta a aquellos que necesitan anteojos; y el impacto que tiene esta acción en la calidad de vida de la gente es destacable”.

En ese sentido, subrayó que “la funcionalidad de este Programa pone su acento, sobre todo, en los niños y los adultos mayores, en los que un par de lentes cambia su rutina diaria”.

“Un par de anteojos, para una persona con problemas visuales, significa mirar a un pizarrón sin dificultades y tener una jornada escolar mucho más productiva; mientras que, para otros, es poder dar curso a un emprendimiento de costura o vivir la vejez formando parte de un todo, sin perderse de nada de lo que ocurre a su alrededor”, expresó el viceintendente sobre el tema.

De igual manera, hizo referencia a la implementación del Programa, durante el año 2018, en el marco de una crítica situación económica a nivel país; como alternativa para garantizar el acceso gratuito a la atención oftalmológica.

“Ya sumamos 2500 pares de lentes entregados en menos de 18 meses y vamos a continuar con este mismo ritmo de trabajo, porque sabemos que la gente necesita de este acompañamiento económico”, concluyó Luque.

Informes para acceder al Programa Mirándonos

Los interesados en gestionar sus lentes gratuitos deben acercarse a la Secretaría de Salud, en calle Sarmiento Nº 680, de lunes a viernes de 08:00 a 15:00 horas; con la receta emitida por un oftalmólogo.

Asimismo, en el caso de no contar con la receta, en el lugar les informarán con qué profesionales pueden realizar la consulta oftalmológica; para posteriormente, tramitar el acceso gratuito a anteojos con graduación.

Las personas que resultaron beneficiadas con la entrega de lentes recetados coincidieron al valorar el impacto del programa municipal para mejorar su calidad de vida; y por otro lado, la celeridad del trámite para acceder a los mismos.

En ese orden, una de las beneficiarias manifestó su agradecimiento al Ejecutivo local, asegurando que “necesitaba estos lentes para continuar con mis estudios y fortalecer mi rendimiento en el trabajo. Fue un trámite rápido y sencillo que hoy me permite dar testimonio de la importancia de este programa para toda la comunidad”, sostuvo.

En tanto, una de las pequeñas que recibió lentes recetados, manifestó que “en mi caso, precisaba estos lentes para la escuela. El año pasado me atrasé en el estudio porque no veía bien y sé que ahora va a ser diferente”, aseguró.

Continuando su relato, también explicó que “toda mi familia usa lentes, pero ninguno tuvo la posibilidad que yo tengo, la de acceder a anteojos recetados de pequeña”.

De igual manera, otra joven señaló que “un par de lentes mejora la calidad de vida de la gente y con esta propuesta se tornan accesibles para toda la gente. Agradezco al intendente por fijar su atención en aquellos que más lo necesitan”, concluyó.