Tag

Laura

Browsing

Luisiana y Texas sobreviven al poderoso huracán Laura dejó cuatro muertos. estaba en boca de todos en su ciudad, Beaumont, en el sur de Texas, en la Costa del Golfo, pero no se sabía bien qué tanto poder tendría. Hasta que se encendieron todas las alarmas porque Laura se había vuelto un huracán de potencia arrasadora similar al de Katrina, que azotó la región en 2005.

“Comencé a preocuparme cuando comenzaron los vientos muy fuertes”, cuenta Dick, periodista de un diario local, a Clarín. Entonces el miércoles cerró su departamento, vació la heladera de comida, desenchufó los electrodomésticos y se fue con su mujer en auto a la casa de unos amigos en Houston, a unos 50 kilómetros al norte. Siguió las indicaciones oficiales de que había que evacuar la ciudad. “Por suerte la autopista no estaba colapsada, como en el huracán Rita, donde estuvieron atrapados por horas”, relató.

Por la mañana había partido el último ómnibus del estado que llevaba a gente a refugios a la ciudad de Austin. Muchos fueron a hoteles, pero otros se alojaron en escuelas o en centros de convenciones donde no tuvieron más remedio que convivir de a centenares, todos juntos, en tiempos de coronavirus.

Finalmente, Laura tocó tierra en la madrugada del jueves Luisiana y Texas llegó el  feroz huracán de nivel cuatro con vientos de hasta 300 kilómetros por hora, pero no causó el daño “catastrófico” que temían las autoridades.

Sin embargo, hubo al menos 6 muertos, más de 600 mil hogares sin luz, centenares de casas destruidas y edificios con vidrios rotos, árboles desencajados, una planta de cloro que explotó y un potencial daño que es imposible de calcular: un posible rebrote de coronavirus en los próximos días, producto del hacinamiento en las evacuaciones.

El gobernador de Luisiana, Johan Bel Edwards, dijo que “está claro que no sufrimos ni sufriremos el daño catastrófico que imaginamos basados en el pronóstico que teníamos anoche. Pero hemos sufrido una cantidad enorme de daños» y miles de residentes del estado han visto «sus vidas trastocadas».

Laura llegó a la costa de Luisiana y Texas con nivel cuatro, pero en con el correr del día bajó rápidamente su intensidad hasta transformarse en tormenta tropical, lo que minó su poder de destrucción. El huracán Katrina, que dejó 1.800 muertos en 2005, era tormenta categoría 3 cuando tocó tierra. Solo una tormenta ha tocado tierra en la zona con vientos tan altos como Laura: el huracán Last Island en 1856, que dejó cientos de muertos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) había alertado sobre mareas de hasta 6 metros y se habían emitido órdenes de evacuación para cientos de miles de residentes de Louisiana y Texas.

Por el temor a contagiarse del coronavirus, “mucha gente no se quiso evacuar porque temían las condiciones que podía haber en ciertos lugares y se quedaron en sus casas. Incluso muchas personas, por ser de riesgo, no podían ir por el tema del virus a instalarse en sitios públicos para evacuarse”, cuenta Dick, que pudo alojarse en casa de amigos.

Algunos no tuvieron más remedio que acomodarse con los recursos que les ofrecía el estado: algunos fueron a hoteles especialmente designados, pero la capacidad fue enseguida colmada con 3.000 evacuados en más de 1.000 habitaciones de hoteles en Austin, por lo que tuvieron que habilitar el Centro de Convención de la ciudad, donde alojaron a cientos de personas en distintos salones.

El gobernador Edwards ya había advertido que tomarían precauciones en los refugios y en las tareas de evacuación porque, dijo, si no lo hicieran el estado podría “pagar el precio” en un par de semanas con el resurgimiento de casos de coronavirus.

Las autoridades sanitarias aseguraron que se les tomaría a los evacuados la fiebre y habría cuidados especiales por el coronavirus, como el uso de barbijos y los colchones ubicados con distancia social.

El peligroso huracán Laura se acerca a la costa noroeste del Golfo de México, de acuerdo con el boletín de las 11 p.m. del Centro Nacional de Huracanes. El centro de la tormenta se encuentra actualmente a unos 120 kilómetros al sur de Lake Charles, Louisiana, o a unos 72 kilómetros de la costa de Louisiana.

El huracán Laura se mueve hacia el norte a 24 kilómetros por hora, lo que significa que tocará tierra en las próximas tres o cuatro horas.

El huracán Laura sigue siendo un huracán de categoría 4 de alto nivel con vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora.

Los vientos con fuerza de huracán de 120 kilómetros por hora o más se extienden hasta 96 kilómetros desde el centro y están comenzando a empujar hacia la costa a esta hora.

Las condiciones en el suroeste de Louisiana y el sureste de Texas empeorarán rápidamente en las próximas dos horas.

Según el portal InfoHaiti.net, el mayor número de víctimas se registró hasta la noche del martes en las regiones occidentales, en el sureste y el sur de Haití, informó la agencia de noticias ANSA.

En tanto, los desaparecidos (dos niños y tres adultos) son buscados en el sureste del país.

Los rescatistas aún no han podido llegar a la costa sur de Haití porque las lluvias y los vientos dañaron gravemente cuatro puentes (Scipion, Port-Salut, Port-a-Piment y Roche-Bateau).

La alerta roja por el paso de la tormenta fue revocada, aunque la Unidad Hidrometerológica de (Uhm) de Haití advirtió que, durante todo el día, podían registrarse secuelas del fenómeno, con lluvias intensas en algunos departamentos de la isla.

Varias islas en el Caribe norte, desde Puerto Rico hasta La Española y Cuba, se preparaba el viernes para los fuertes vientos y lluvias de Laura, la más reciente tormenta tropical que atraviesa la región en una temporada de huracanes nutrida.

En Puerto Rico, donde se esperaba que los primeros embates empezaran a sentirse este mismo viernes por la noche, las autoridades de manejo de emergencias estaban preparando 324 refugios y advirtieron a la población de la llegada inminente de la tormenta. El viernes ya tarde, la gobernadora Wanda Vázquez dijo que había firmado un estado de emergencia cuando la tormenta tropical Laura se acercó a la isla.

“Mi mensaje para todos los puertorriqueños es mantener la calma”, dijo Vázquez. “Lo más importante es que las personas que viven en zonas de inundación o cerca de los ríos, saben que deben buscar un lugar seguro para pasar la noche”.

La tormenta es la más reciente en golpear una isla que, en los últimos tres años ha soportado dos fuertes huracanes, una mortal pandemia grandes y varios terremotos de cierta consideración.

Se espera que Puerto Rico sienta el pico de la fuerza de la tormenta el sábado por la mañana. Se espera que el sistema traiga deje caer entre 3 y 6 pulgadas de lluvia a la isla, aunque algunas áreas podrían recibir hasta 8 pulgadas.

Maycol, su hijo, envió una carta a Papá Noel pidiéndole una prótesis para su mamá. La mujer espera turno para ser operadora luego de que recibió respuesta del municipio.

El milagro de Navidad parece concretarse para la familia de Maycol Lanizante, el nene de 11 años que le envió una carta a Papa Noel y le pidió “que la cure a su mami”, quien necesitaba una prótesis de rodilla que era imposible costear para ella.

Luego de que la carta se hizo viral el intendente Carlos Linares se comprometió a cubrir el costo de la operación. Y ahora, el periodista Marcelo Vidal confirmó que la mujer ya espera turno para ser operada. Mientras tanto, Maycol recibió una bicicleta y tuvo una feliz Navidad.

Laura tiene 36 años y sufre de artritis reumatodia desde hace 10. La mujer toma una medicación denominada Leflunomida y no tiene obra social.

En su carta el niño había pedido no recibir nada, pero que su mamá tenga respuesta. “Quiero una mamá que pueda ir al baño, cambiarse, hacerme mi comida, que nunca más use la silla de ruedas”, expresó el nene, rogando que se dé el milagro tan esperado y que su mamá pueda volver a caminar”.

Su pedido rápidamente se hizo viral y finalmente llegó la respuesta por parte de las autoridades.

ADN Sur