Tag

Las clases

Browsing

Las clases presenciales en las escuelas volverán en forma progresiva y con uso de tapabocas en aquellas localidades que tengan un nivel bajo de circulación de coronavirus, mientras que las que tengan un nivel medio los estudiantes podrán realizar actividades educativas no escolares en espacios abiertos y con un máximo de 10 personas.

Así lo resolvieron los ministros de las 24 provincias durante una reunión del Consejo Federal de Educación que encabezó el ministro Nicolás Trotta en el que se debatieron los nuevos índices epidemiológicos para la vuelta a las clases presenciales en aquellas urbes de más de 500.000 habitantes.

«Se aprobaron por unanimidad estos indicadores que permiten establecer ciertas consignas para lograr el regreso seguro a las escuelas de acuerdo a niveles de riesgo de contagiosidad», dijo el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en declaraciones a la prensa al término de la reunión.

Trotta explicó que los alumnos de todos los niveles educativos en cuyas localidades haya riesgo bajo de contagio de coronavirus podrán volver a las escuelas en forma progresiva mientras que las que tienen nivel medio de contagiosidad solo realizarán actividades no escolares.

Las actividades no escolares previstas en espacios abiertos con un máximo de 10 personas son acciones de revinculación, lúdicas, recreativas, física o artísticas y de apoyo escolar «preferentemente al aire libre» y de «cierre del año» para estudiantes del último año de nivel primario y de nivel secundario».

La Ciudad de Buenos Aires fue calificada con un nivel medio de contagiosidad por lo que ingresará en esta categoría y esta previsto que den comienzo a estas actividades no escolares a partir del 13 de octubre.

«Hay tres provincias en la que las clases ya empezaron y otras tres que tuvieron que volver atrás, con este nuevo índice se establece un nivel de riesgo leve con indicadores `èn verde` para dar el paso en el momento adecuado», indicó el ministro.

Precisó además que los de nivel medio, en el cual se encuentra la Ciudad de Buenos Aires, «podrán realizar actividades de revinculación educativa en espacios abiertos. Ahora a partir de estos indicadores cada jurisdicción podrá decidir de qué forma vuelve o no a las clases».

Trotta destacó que esta resolución «es un paso importante, da tranquilidad y previsibilidad a las familias para saber en cada caso cómo se vuelven a las clases presenciales» y aclaró que «la decisión final la toma cada gobernador tomando en cuenta esta resolución».

La decisión de elaborar nuevos índices epidemiológicos para que los alumnos que terminan un ciclo y los que no tuvieron contacto con la escuela puedan volver a las clases se tomó en base al indice CDC de los Estados Unidos, que estableció los colores rojo, verde y amarillo para determinar los niveles de contagio.

El 2 de julio pasado se había elaborado un protocolo marco general para la vuelta progresiva a clases y se había establecido que podían regresar aquellas jurisdicciones con niveles bajos o nulos de circulación, pero la propia dinámica de la enfermedad hizo que esa meta se volviera imposible de alcanzar en las grandes urbes.

Los ministros, tras haber mantenido reuniones con equipos de epidemiólogos y haber cotejado la realidad de cada una de sus provincias, resolvieron que para determinar un nivel bajo de circulación se tomará en cuenta zonas sin casos o con casos importados, que no haya circulación comunitaria o la misma esté en descenso y que el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva sea inferior a 60 por ciento.

Para determinar un nivel medio de circulación se tomó en cuenta que haya zonas con casos esporádicos con transmisión comunitaria por conglomerados y brotes controlados. También que la velocidad de contagio este entre 0,81 y 1,20 y que el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva sea entre 60 y 80% .

Los niveles altos son aquellos en zonas de transmisión local con predominio de conglomerados y casos confirmados de posible transmisión comunitaria o zonas de transmisión sostenida. Además que la velocidad de contagios esté entre 1,21 y en aumento y que el nivel de ocupación de camas sea superior al 80%.

El Consejo Federal de Educación también enumeró nueve puntos que los gobernadores deben tener en cuenta a la hora de evaluar la vuelta a las clases presenciales.

Contar con representantes de Educación en el Comité Operativo de Emergencia (COE) para la toma de decisión del reinicio de actividades y evaluar la forma de traslado que utilizarán los niños, las niñas, docentes y no docentes, para asistir a los establecimientos.

También se deberá contemplar la situación habitacional o niveles de hacinamiento de los niños, niñas y docentes y planificación de acciones preventivas e instruir adecuadamente al personal docente y no docente acerca de los protocolos que deben seguirse para minimizar los riesgos de transmisión.

Además se deberán tener los procedimientos detallados sobre cómo actuar ante la aparición de un caso sospechoso y/o confirmado de Covid-19 en la escuela y articular entre las carteras de Salud y Educación local para la detección de casos sospechosos.

Las provincias deberán tener además un sistema integrado de trabajo intersectorial que permita identificar y dar seguimiento a problemáticas complejas como violencia, patologías de la salud mental, trabajo infantil, dificultades de los hogares para realizar aislamientos en caso de ser necesarios, entre otras.

También deberán considerar estrategias para aquellos niños y niñas con factores de riesgo que no puedan asistir de manera presencial y abordar estrategias para aquellos niños y niñas convivientes de personas con factores de riesgo.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró este miércoles que el Gobierno evalúa un posible regreso a clases presenciales en agosto próximo «en algunas jurisdicciones» del país, aunque confirmó que las escuelas del AMBA y de Chaco aún no están en condiciones de reabrir sus puertas a causa de la pandemia de coronavirus.

«Podemos pensar en un regreso en agosto (a clases) en algunas jurisdicciones», dijo Trotta, que aclaró que tanto el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) como Chaco no figuran en esa nómina, debido a que allí existe todavía una circulación comunitaria de Covid-19.

Con respecto a los distritos en los que alumnos sí podrían regresar a las aulas, dijo que los colegios deberán garantizar «protocolos estrictos sanitarios y educativos».

Asimismo, el funcionario dijo que aunque haya jurisdicciones «como Catamarca que no tienen casos positivos o estén en la Fase 5 de la cuarentena por el Covid, si no pueden garantizar protocolos rigurosos con educadores, no docentes y familias y alumnos no podrán reabrir las escuelas».

El jefe de la cartera educativa junto al director del INET (enseñanza técnica), el biólogo Diego Golombek, presentó en una rueda de prensa virtual los protocolos básicos y obligatorios, considerados como pisos mínimos para la reapertura de las instituciones.

Esos requisitos se presentarán a los ministros del Consejo Federal de Educación (CFE) y entre otros lineamientos, prevén el distanciamiento social a partir del metro y medio, con aulas y subaulas o «burbujas» con niños de similares barrios, detección de vacunación y enfermedades en niños, cuidado de la higiene y mantenimiento y ventilación.

Golombek, a cargo de las consultas y diseño del protocolo, detalló que el nuevo formato escolar contendrá. entre otras novedades, aulas de unos ocho o más estudiantes, divididos en un salón y en «burbujas» que contengan a alumnos con similares características como vecindad.

También admitió que «podrán haber acortamientos de la cantidad de horas, recreos y cambios de horarios del ingreso a clase».

«Este protocolo es la construcción colectiva de la educación argentina», aseguró Trotta, al sostener que «va a permitir un rápido accionar para preparar a escuelas, docentes, no docentes y estudiantes a un regreso de enorme complejidad».

Las nuevas normas apuntarán, entre otros aspectos, a «diseñar protocolos de uso de transporte público y escolar escalonado y que aseguren las condiciones sanitarias básicas para el traslado; mantener en todo momento el distanciamiento social de dos metros; en recintos con los alumnos sentados -con tapabocas- será de 1,5 metros para nivel primario en adelante».

También se prevé cumplir con los protocolos sanitarios vigentes ante la confirmación de un caso o de un contacto estrecho con caso confirmado de cualquier persona que haya estado en el establecimiento educativo.

Golombek dijo que una vez abiertos los establecimientos educativos «será obligatorio el uso correcto de un tapabocas casero que cubra boca, nariz y mentón», que se van a determinar las «acciones para el personal y estudiantes en condiciones de riesgo, que puedan seguir su tarea en el hogar», también estará prohibido «realizar reuniones dentro de las instituciones» y se tendrá que garantizar la «limpieza y desinfección constantes».

Trotta, respecto de la posibilidad de la vuelta a clases, dijo que «hay jurisdicciones en condiciones de hacerlo después de agosto», con el cumplimiento de los protocolos.

No obstante, al responder sobre el control del flujo de estudiantes y docentes de Área Metropolitana que vive en una región y se traslada a la otra para asistir a una escuela o institución universitaria, consideró que «el AMBA es un mismo territorio, uno está atado a la suerte del otro».

El protocolo, documento de 63 páginas que será presentado al CFE, contiene trabajos y consultas con federaciones docentes, organizaciones internacionales como Unesco y Unicef, consejos de rectores universitarios y científicos especializados.

El ministro de Educación del Chubut, Paulo Cassutti, sostuvo este miércoles que si bien la realidad difiere en cada región educativa, cada día son más los maestros y profesores que regresan a sus tareas; ratificó que ya se aplican los descuentos. Además, adelantó que el inicio del ciclo lectivo 2020 será el 18 de febrero para todos los niveles y finalizará el jueves 19 de diciembre.

Cassutti, dijo que paulatinamente los docentes retoman sus actividades y ratificó que se están aplicando los descuentos, tal como se les hizo saber a los gremios docentes en la última reunión mantenida en Casa de Gobierno.

El titular de la cartera educativa señaló que “si bien el nivel de acatamiento difiere de acuerdo al nivel educativo y a la región, en todas las zonas cada día se suman escuelas que retoman el dictado diario de clases, algo de extrema necesidad para garantizarles a los estudiantes su derecho a la educación. Hoy el acatamiento no supera el 30%; el nivel de adhesión baja de manera constante, todos los días”, agregó.

“Valoramos que regresen a las aulas, sabemos que hay cosas que debemos seguir mejorando y trabajamos para hacerlo, pero necesitamos que los niños, jóvenes y adultos que transitan por el sistema educativo de la provincia recuperen sus rutinas. Observamos a diario una disminución progresiva de la medida de fuerza”, subrayó.

READECUACIÓN DEL CICLO LECTIVO

Cassutti mostró su preocupación por la trayectoria educativa de los estudiantes y si bien dijo que debe entenderse que se trata de una trayectoria integral que se extiende durante los 14 años de la enseñanza obligatoria, reconoció el impacto que implica su ruptura.

“Está claro que los calendarios escolares durante los próximos ciclos lectivos deberán optimizarse para minimizar los días sin clases. En lo inmediato, está definido que para aquellos estudiantes que sufrieron algún tipo de interrupción, el ciclo lectivo concluirá el jueves 19 de diciembre”, dijo.

“Ningún alumno puede repetir porque no haya tenido clases, por eso insisto que debemos enfocarnos en la trayectoria y sumar días por los que se perdieron. En las próximas horas emitiremos una resolución en donde informaremos que el inicio del ciclo lectivo 2020 será el martes 18 de febrero, cuando se cumplen los 60 días de vacaciones que los docentes tienen por estatuto”, ratificó.

Con respecto a los descuentos, confirmó que «en el proceso de carga se están aplicando las deducciones por los días no trabajados» y sostuvo que «fueron repetidos los encuentros con los dirigentes gremiales en procura de lograr un acuerdo que resultó imposible por los continuos cambios de posición de los negociadores», así lo indicó ADN Sur.

Consultado sobre la toma de algunas escuelas, aclaró que en todos los casos los directivos hicieron la denuncia correspondiente ya que frente a esa situación el Ministerio de Educación no puede garantizar ni los bienes ni la integridad de las personas que allí se encuentren.

Tras la muerte de dos docentes de la Escuela N° 738 del barrio San Cayetano, se decidió suspender las actividades en todas las escuelas de Comodoro y la provincia.

A raíz del accidente que el martes a la tarde le costó la vida a dos docentes de la escuela 738 de Comodoro Rivadavia, en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) y en las escuelas de Comodoro se resolvió la suspensión total de actividades durante la jornada de este miércoles, tras el fallecimiento de las dos docentes.

En tanto el Municipio distribuyó el siguiente mensaje pasadas las 23:30 horas: «La Municipalidad de Comodoro informa a toda la comunidad que por razones de público conocimiento, el intendente Carlos Linares, decretó duelo por tres días con bandera a media asta».

Las mujeres fallecidas fueron identificadas como Jorgelina Ruíz Díaz (52) y María Cristina Aguilar (55), ambas docentes de la escuela secundaria 738 de Comodoro.