Tag

La Pampa

Browsing

El candidato del Frente Justicialista Pampeano se impuso en las elecciones generales al actual jefe comunal, Leandro Altolaguirre, y ratifica la racha de 5 intendentes que no renuevan su mandato. El nuevo intendente ganó por amplio margen las elecciones en Santa Rosa, la capital pampeana.

Según datos extraoficiales, en Santa Rosa, con el 66,8%, Luciano di Nápoli del Frente Justicialista Pampeano alcanzaba los 22.615 votos (el 52,6%), seguido por Leandro Altolaguirre de la alianza Cambiemos La Pampa con 11.503 votos (el 26,7%), José Muñoz, de Comunidad Organizada con 4.060 votos, el 9,4% y Marcos Villegas 1.582, con el 3,7% de los votos.

El joven de 39 años es el gran ganador de la jornada electoral en la provincia ya que el triunfo de Sergio Ziliotto era descontado por todas las fuerzas. En cambio, se ponían en duda las posibilidades de Luciano di Nápoli, que llegó a competir tras ganar la interna con la lista de Unidad Ciudadana, conformada por peronistas K e integrantes del Partido Humanista, Nuevo Encuentro, Partido Comunista y Patria Grande.

Casado, con 3 hijos, de habitual contacto con Cristina Fernández de Kirchner, se convirtió en el primer kirchnerista que gana una elección en la carrera electoral que se inició en febrero en todo el país.

El triunfo de di Nápoli permite que el sector nacional y popular deje de festejar triunfos de otros para subirse a uno propio. Fue vital para esa victoria la conformación del Frente Justicialista Pampeano, ideado por el gobernador Carlos Verna.

Además, confirma una tendencia que comenzó en 2003 con el gobierno de Néstor Alcala: desde ese año, ningún intendente logró la reelección. Pasaron el propio Alcala, Juan Carlos Tierno (87 días), Francisco Torroba, Luis Larrañaga y Leandro Altolaguirre.

Desde hace 16 años sectores justicialistas y populares se alternan el gobierno de la capital con el FrePam, la UCR y Cambiemos.

 

 

Fuente: Plan B Noticias

El actual diputado nacional del PJ y candidato del FreJuPa, obtuvo obtuvo el triunfo frente a su adversario de Cambiemos, Daniel Kroneberger. Con su elección, se produce una renovación generacional en el peronismo pampeano, marcado por la impronta política de Rubén Marín, Osca Mario Jorge y Carlos Verna, hacedores de las obras que garantizaron la  infraestructura básica de servicios a toda la población.

Sergio Ziliotto (56 años, casado y padre de 3 hijos) se erigió en gobernador como candidato de la unidad del peronismo y la de un frente partidario (FreJuPa – PJ – PC – PH – PG – NE – FR) conformado para derrotar las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri. Lo acompañará como vicegobenador, Mariano Fernández, quien fue reelegido en su cargo.

 

 

Fuente: Plan B Noticias

Cambiemos, como ya se pronosticaba, no pudo detener la racha negativa: con los resultados en las elecciones de este domingo en La Pampa, el presidente Mauricio Macri sufrió su novena derrota consecutiva en lo que va del 2019.

Cambiemos, según los primeros resultados, perdió frente al peronismo la gobernación. Y además perdió dos intendencias claves: Santa Rosa y Realicó. Además, con otro condimento: un kirchnerista puro, Luciano di Nápoli, derrotó al representante de Cambiemos, Leandro Altolaguirre.

La ola amarilla está, decididamente, desteñida. El macrismo perdió la interna de febrero en nuestra provincia y luego se sucedieron los traspiés de las PASO de Chubut, Entre Ríos y San Juan y las elecciones a gobernador en Río Negro y Neuquén. Posteriormente le fue mal en Santa Fe, cuando Omar Perotti le ganó a María Eugenia Bielsa en la interna peronista, que en suma se impuso al socialismo, Antonio Bonfatti, quien fue el candidato más votado. Mientras, José Corral, de Cambiemos, quedó tercero, muy atrás. Y hace unos días, perdió por paliza en los comicios de Córdoba.

En la campaña electoral, de hecho, no hubo ni un dirigente nacional del PRO acompañando a Daniel Kroneberger, el radical que buscaba la gobernación por Cambiemos.

Hasta Carlos Javier “Colo” Mac Allister, quien perdió en febrero ante Kroneberger, desapareció de la escena política. Solo algunos dirigentes del PRO hicieron, tímidamente, campaña en Santa Rosa.

Donde sí estuvieron los dirigentes locales del PRO fue en Pico. Allí estuvieron respaldando al joven Martín Maquieyra, pero no les alcanzó. El vernismo -que había sentido el golpe de las legislativas de 2017, al llegar a un “empate técnico” con el macrismo- despejó todas las dudas y logró retener la ciudad que gobierna desde hace 35 años: Fernanda Alonso se convertirá en la primera mujer que llega a la intendencia. Así, serán 4 décadas de gobiernos peronistas ininterrumpidos.

Los siguientes son los primeros resultados de las elecciones, localidad por localidad.

Santa Rosa

El camporista Luciano Di Nápoli ganó las elecciones en Santa Rosa y dejó al candidato de Cambiemos y actual intendente, el radical Leandro Altolaguirre, sin reelección. Es el segundo batacazo que dio Di Nápoli en el año: ya que en febrero había derrotado en la interna del Frente Justicialista Pampeano al candidato de Casa de Gobierno, el gremiaista Jorge Lezcano. Ahora, tres meses después, superó al actual jefe comunal, que durante el último tramo de la campaña se había mostrado confiado al declarar que su reelección estaba asegurada.

General Pico

La localidad norteña de Pico sigue siendo vernista y tendrá desde el 10 de diciembre a la primera mujer en el sillón de la intendencia. Fernanda Alonso, la ministra de Desarrollo Social de La Pampa que en algún momento incluso se mencionó como candidata a gobernadora, venció al joven dirigente del macrismo y diputado nacional Martín Maquieyra.

“Regalenme una victoria y demuestren que Pico sigue siendo un bastión vernista”, había pedido hace unos días el gobernador Carlos Verna. Sus deseos fueron cumplidos.

Toay

Rodolfo Alvarez, del Frejupa, será el sucesor de Ariel Rojas, quien deja la intendencia por la Legislatura provincial. El dirigente peronista venció al radical Guillermo Peralta, por Cambiemos.

Realicó

El peronismo volvió a retomar el control de la municipalidad de Realicó. Superada la interna, José Álvarez (Frejupa) venció a la actual intendenta del radicalismo Roxana Lercari (Cambiemos).

 

Lonquimay

Manuel Feito (Frejupa) venció a María Del Valle Pérez (Cambiemos). Había ciertas dudas luego de la interna del peronismo, pero finalmente pudo retener la intendencia.

 

General Acha

La campaña electoral prometió palo y palo entre Rodrigo Ortiz (Frejupa), Abel Sabarots (Cambiemos) y José Luis Domínguez (Unión Vecinalista Achense). Finalmente ganó el radical Sabarots. Es una de las pocas alegrías que tuvo Cambiemos, que no pudo ganarle la gobernación al peronismo y además perdió Santa Rosa y Realicó.

 

 

Fuente: Diario Textual

En la sede del partido, en el centro santarroseño, todo es algarabía a pesar de que no hay datos oficiales. Se basan en los números que tienen a modo de boca de urna tanto de la elección provincial como de la local. Con este resultado en La Pampa, Cambiemos pierde 9 elecciones seguidas.

Ni siquiera arrancó el conteo formal mesa por mesa. Pero en el PJ santarroseño todo es alegría. En la sede del partico, en pleno centro de la ciudad, ya se juntó un grupo de militantes para festejar tanto el triunfo provincial como el local en las elecciones de este domingo.

Los primeros datos que empezaron a aparecer en las pantallas ubicadas en el lugar, hacen referencia a solo cuatro mesas escrutadas.

El resultado dice que el 60% corresponde para Sergio Ziliotto, el 31,1% para Daniel Kroneberger, el 8% para Juan Carlos Tierno y el 3,2% para el pastor Daniel Robledo.

 

 

 

 

Fuente: El Diario de La Pampa

 

 

El gobernador de La Pampa , Carlos Verna, celebró hoy la decisión de la expresidenta Cristina Kirchner de postularse como candidata a vicepresidente en una fórmula que encabezará Alberto Fernández.

«En primer lugar la noticia me sorprendió. Quien diga que no está sorprendido es un mentiroso. Creo que la ex presidenta mostró amplitud y fue una actitud que intenta cerrar la grieta porque Alberto Fernández es más propenso al diálogo que Cristina», afirmó Verna.

Verna formuló esas declaraciones luego de votar en General Pico , su ciudad natal, para las elecciones provinciales. «Como siempre, se llevan a cabo con absoluta normalidad, en el marco de una campaña con propuestas, tranquila y sin agravios. Además, logramos una jugada inteligente y evitamos la interna», señaló.

Sobre las elecciones nacionales, el gobernador opinó que el PJ debe «replicar lo que se armó en La Pampa», en referencia al frente que incluye a «todos los que no están de acuerdo con el modelo conservador del gobierno nacional». En ese sentido, se mostró a favor de que todos los peronistas se concentren «en un mismo espacio» y evitar la separación, porque ello favorecería «al gobierno nacional».

Luego del inesperado anuncio sobre la fórmula Fernández – Kirchner, otros cinco gobernadores peronistas celebraron la decisión de la senadora.

Las elecciones en La Pampa
En una elección desdoblada por decisión del gobernador Carlos Verna, los pampeanos eligen hoy entre ocho listas a su nuevo gobernador y vice, 30 diputados titulares y 10 suplentes provinciales, además de intendentes, concejales y jueces de paz en 79 localidades de la provincia.

La pelea central la protagonizan Sergio Ziliotto, postulante del Frente Justicialista Pampeano, y su adversario, Daniel Kroneberger, impulsado por el Frente Cambiemos de La Pampa.

Mientras que Ziliotto planteó que esta elección «se plebiscitan 36 años de gobierno» peronista, Kroneberger apostó a la «alternancia» con Cambiemos .

Ziliotto aseguró que La Pampa «seguirá siendo peronista» y auguró un apoyo de los pampeanos «al proyecto del actual gobierno». Kroneberger se mostró confiado.

 

 

Fuente:Telam

Es intensa la afluencia de personas a los lugares de votación. Los candidatos confirmaron estos datos con la información que reciben de sus militantes. Hay colas de más de 30 personas en las mesas.

Cerca de las 10.30 horas, el nivel de asistencia era del 15%. Pero pasadas esa hora, el movimiento se intensificó. En las mesas de votación, a pesar del poco tiempo que lleva la emisión del voto, se empezaron a hacer largas colas. Hay filas de 20, 30 y hasta 40 personas que algunas mesas.

Todos los candidatos destacaron que la votación se abrió con normalidad. Hubo inconvenientes y retrasos en mesas puntuales, pero se subsanaron en pocos minutos. Esta vez no hubo deserciones importantes o numerosas de presidentes de mesa.

En General Pico, el candidato a intendente de Cambiemos Martín Maquieyra destacó el nivel del movimiento en las primeras horas, apenas aflojó el frío helado de la mañana.

En las primeras horas de la mañana ya votaron los principales candidatos. A nivel provncial ya sufragaron el candidato oficialista Sergio Ziliotto (en Santa Rosa) y su más empinado oponente, Daniel Kroneberger (Colonia Barón). Otros candidatos a gobernador que votaron fueron Ricardo Araujo, Juan Carlos Tierno, la piquense Gladys Flores, Rubén Ojuez (Frente Popular) y el pastor Daniel Robledo (Pueblo Nuevo).

También lo hicieron los candidatos a intendente de Santa Rosa Leandro Altolaguirre (por el oficialismo municipal) y Luciano Di Nápoli (FREJUPA).

El intendente piquense Juan José Rainone también emitió su voto en la mañana.

Sergio Ziliotto es favorito para obtener la Gobernación. El peronismo está invicto en cargos ejecutivos desde el regreso de la democracia. El radical Daniel Kroneberger desafía esa hegemonía y aunque hay ocho candidatos, se presume que será una elección polarizada.

El peronismo de “la unidad” buscará hoy en La Pampa asestarle un nuevo golpe a las fuerzas de Cambiemos, cuando se elija el nuevo gobernador de la Provincia, además de autoridades legislativas y en más de 80 municipios.

El Frente Justicialista Pampeano, la coalición que comanda el PJ, buscará mantener su invicto: nunca perdió una elección ejecutiva desde el regreso de la democracia.

Por eso Sergio Ziliotto es el favorito, en una elección que se prevé polarizada con el candidato de Cambiemos, Daniel Kroneberger. Hay otros seis candidatos a la Gobernación, pero cuyas estructuras son más débiles y ni siquiera armaron representación en todos los municipios (ver cuadro aparte).

El padrón oficial para participar de las elecciones es de 282.055 ciudadanos y ciudadanas.

Además de la Gobernación, la elección definirá de qué modo se compone la Cámara de Diputados y quiénes son los jefes comunales: en ese sentido hay varios duelos parejos e interesantes.

En la capital provincial, el candidato a intendente del peronismo es uno de los principales referentes de La Cámpora y muy cercano a Cristina Fernández de Kirchner: el abogado Luciano Di Nápoli desafía al radical Leandro Altolaguirre, que busca su reelección (ver aparte).

En la segunda ciudad, General Pico, el peronismo intenta que una mujer sea elegida intendenta por primera vez: Fernanda Alonso, otra sub-50 que proviene de la gestión social, compite con Martín Maquieyra, uno de los preferidos de Marcos Peña (ver aparte)

El impacto nacional.

La elección tendrá impacto nacional, en un contexto removido por la inesperada aparición que ayer hizo Cristina Fernández de Kirchner. El macrismo viene perdiendo una elección tras otra en distintos territorios y La Pampa podría convertirse en otro cachetazo.

A diferencia de lo ocurrido en otros procesos electorales, esta vez el peronismo quedó parado a la izquierda de su oposición política: en ese sentido también el FREJUPA pretende ser un ejemplo nacional.
Logró atar su interna, unificar a todas sus líneas y sumar -con representación electoral expectante- al Frente Renovador, Nuevo Encuentro, el Partido Humanista, el Partido Comunista y Patria Grande.

Ziliotto (56 años) es diputado nacional y en alguna medida representa un trasvasamiento generacional forzado, a partir de que el líder del PJ, Carlos Verna, no pudo pelear por la reelección a raíz de un cáncer que lo marginó de la campaña.

El PJ pampeano -tradicionalmente ortodoxo y conducido por líderes caudillescos- se abrió esta vez -después de las reñidas legislativas de 2017- a sectores del kirchnerismo más puro, a partir de que maneja encuestas en las que Cristina Fernández de Kirchner es la única dirigente nacional que en La Pampa tiene una imagen positiva por encima del 50%.

“Avancemos” hacia la polarización.

Se presume una elección polarizada con la alianza que encabeza el radicalismo, con el diputado nacional Daniel Kroneberger como candidato a gobernador, y el apoyo del PRO y otras fuerzas de la centroderecha.

A partir de su sociedad con el macrismo, la tradicional alianza opositora se quedó sin el aporte de socialistas, progresistas e independientes que integraban la coalición. En febrero, sorteó una feroz interna en la que la UCR le dio una paliza al delfín macrista, el exfutbolista Carlos Javier Mac Allister.

En campaña la UCR hizo enormes esfuerzos por distanciarse del Gobierno Nacional: en los afiches proselitistas eliminó a “Cambiemos” para reemplazarlo por un tardío “Avancemos”.

Hay otras seis fuerzas que propician postulantes a la Gobernación: el socialismo, dos espacios de izquierda (el MST y la agrupación Desde el Pie) y tres sellos que se alejaron del PJ como consecuencia del proceso de reforma de la identidad política del peronismo local (armaron sus propias listas los sectores evangélicos y dos exministros que fueron echados por Verna).

El Estado en debate.

La oposición hace foco en los aspectos más cuestionables de estos 36 años de peronismo: hechos de corrupción, obra pública deficitaria, aspectos institucionales poco transparentes, falta de infraestructura en algunas áreas, la necesidad de mejorar la calidad de la educación y sobre todo la ausencia de un proyecto que permita un despegue económico que haga base en la actividad privada como generadora de empleo.

A su vez, el peronismo se jacta de las bondades que tiene la fuerte presencia estatal (con su asistencia a los sectores menos favorecidos), y de aspectos administrativos, económicos y políticos que dejan a La Pampa bien posicionada en comparación con otras provincias.

El peronismo pampeano fue siempre conservador y ortodoxo. Pero en esta campaña dio algunos pasos a contramano de su tradición.

En su afán de confrontar con el macrismo en desgracia, tejió nuevas alianzas. Además de contener a todas sus líneas internas, algo que el año pasado cuando se bajó Verna nadie aventuraba como sencillo, unió el nombre del PJ pampeano al de otras fuerzas de “centroizquierda”.

Si el desempeño electoral es acorde a las expectativas, esos sectores tendrán incluso representación en cargos de gobierno.

La definición de ese nuevo perfil de su identidad política hizo que el peronismo pampeano se sacara de encima a Juan Carlos Tierno y que tampoco dejara lugar en las listas para la representación del partido evangélico (Pueblo Nuevo).

Antes, el PJ entendió algunos riesgos que antes no concebía. En las PASO del año 2017 -cuando el PJ pampeano iba y venía en su relación con el macrismo, después de facilitarle la luna de miel y tender puentes amigables- los candidatos de Cambiemos sacaron más votos que los del peronismo.

Esa tendencia se revirtió con lo justo para la legislativa general: el PJ remontó más de 20.000 votos y ganó por apenas 54 sufragios.

El día de las internas, el 17 de febrero, se produjo una escena extraordinaria: la sede del PJ fue avanzada por banderas y militantes de fuerzas de “centroizquierda” al ritmo del “oooh… vamos a volver…”.

Al mismo tiempo, la alianza de macristas y radicales desmembró una coalición que antes incorporaba a sectores que se le alejaron, aunque desde ya conserva y potencia su relación con el antiperonismo de siempre.

Kroneberger fue electo candidato a gobernador tras la paliza al “Colo”. Después vino la operación para tratar de despegarse del socio caído en desgracia.

 

 

Fuente: Diario de La Pampa

Para la Intendencia de la capital provincial hay nueve opciones, pero polarizan Altolaguirre (Cambiemos) y Di Nápoli (peronismo).

Santa Rosa tendrá hoy su propio y picante duelo: el peronismo busca recuperar el Gobierno de la capital provincial y para ello Luciano di Nápoli -candidato surgido de una interna y uno de los principales referentes del kirchnerismo local- desafía el intento reeleccionista de Leandro Altolaguirre, uno de los radicales más macristas, y que llegó a la candidatura a partir de un pacto entre las cúpulas de la UCR y el PRO.

La capital provincial aparece en el centro de la escena en las elecciones, no solo porque tiene el caudal de votantes más importante y por su lógica influencia en la puja provincial, sino también por la pelea propiamente local que se dará.

Altolaguirre busca terminar con la maldición de la reelección imposible: desde los tiempos de Oscar Mario Jorge que ningún jefe comunal santarroseño logra ser ratificado en el cargo. Néstor Alcala, Juan Carlos Tierno, Francisco Torroba y Luis Larrañaga fueron víctimas de ese estigma.

Se prevé una polarización de la elección con el Frente Justicialista Pampeano, aunque hay otras siete agrupaciones que participan de los comicios.

Las otras postulaciones son las de Lara Oberst (Movimiento Socialista de los Trabajadores), Ricardo Araujo (Frente Popular Pampeano), Marcos Villegas (Pueblo Nuevo), Martín Ussei (Partido Socialista), José Muñoz (Comunidad Organizada), Claudio Acosta (Desde el Pie) y Javier Díaz (Compromiso Ciudadano).

El número de electores en Santa Rosa es de 90.420 electores. Hay en total 259 mesas.

Los sufragantes podrán votar en las escuelas 1, 4, 6, 25, 27, 34, 74, 78, 143, 180, 201, 218, 219, 221, 240, 254, 258 y 292, Escuela Especial 2, Escuela Normal, Escuela Hogar 114, los colegios Nacional, 9 de Julio, Marcelino Catrón, Panguitruz Nger, Fernando Araoz, Provincia de La Pampa, Arturo Illia, Ciudad de Santa Rosa, Juan Ricardo Nervi, Domingo Savio, Madre Teresa de Calcuta, EPET Nº 1, Centro Polivalente de Arte y el Instituto María Auxiliadora (Santa Rosa).

 

Fuente: El Diario de La Pampa

Un total de 11 intendentes y presidentes de comisión de fomento ya tienen asegurados cuatro años más: serán reelectos en La Pampa sin competir en las elecciones de este domingo 19 de mayo. Son once las localidades en las cuales no va a haber competencia electoral para esa categoría, si bien se tiene que votar por la única boleta presentada para cumplir la formalidad.

¿Quiénes son? Por el Partido Justicialista Oscar Gatica de Algarrobo del Aguila, Pablo Lázaro de Rucanelo, Carlos Grazide de Gobernador Duval, Carlos Ferrero de Pichi Huinca, Mónica Valor de Luan Toro, Oscar Martínez de Loventuel, Carlos Antonieta de Sarah (antes era Propuesta Frepam) y Angel Ré de Conhelo.

En tanto, Juan Pablo Resio de la Junta Vecinal Quetrequén Somos Todos y Fernando Bono de la Junta Vecinal Por y Para Ceballos, de ambas localidades, tampoco tendrán competencia. Por el lado de Cambiemos, solamente el radical Raúl Weymann de Colonia Santa Teresa renovará su cargo automáticamente luego de pasar por las urnas como única opción.

 

 

Fuente: Diario Textual

Los pampeanos concurren este domingo a las urnas para elegir al nuevo gobernador, a los 30 diputados provinciales y a casi 80 intendentes y presidentes de comisiones de fomento, entre otros cargos locales. El PJ, que se presenta con aliados en el llamado Frente Justicialista Pampeano, corre con ventaja para retener la Casa de Gobierno: desde hace 35 años y medio que tiene el control de la Provincia. Enfrente su principal competidor será, una vez más, el radicalismo que va en el Frente Cambiemos La Pampa.

Los candidatos a gobernador son Sergio Ziliotto (Frente Justicialista Pampeano), Daniel Kroneberger (Cambiemos La Pampa), Daniel Robledo (Pueblo Nuevo), Rubén Ojuez (Frente Popular Pampeano), Luis Solana (PS), Juan Carlos Tierno (Comunidad Organizada), Jonatan Gómez (MST) y Gladys Flores (Desde el Pie).

El PJ pretende que este domingo se ratifique “un modelo de Gobierno” que viene desde la recuperación de la Democracia y tiene la expectativa de “recuperar” el poder en la ciudad de Santa Rosa y otras localidades importantes, como Realicó, Intendente Alvear y General Acha. Allí gobiernan dirigentes del radicalismo o independientes.

El diputado nacional Sergio Ziliotto es el candidato a gobernador por el Frejupa, la alianza política que ideó el gobernador Carlos Verna y que incluyó al Partido Justicialista, Frente Renovador, Nuevo Encuentro, Patria Grande, Partido Comunista, Partido Humanista y Unidad Ciudadana.

Verna y Ziliotto pretenden, además, que una victoria se convierta en un “caso testigo” a imitar a nivel nacional: la importancia de la estrategia de unirse en un amplio frente, que incluya a amplios sectores del peronismo, para derrotar en octubre a Mauricio Macri.

Esta elección encuentra a Carlos Verna fuera de la carrera electoral porque se bajó de la carrera por la reelección el año pasado, cuando le detectaron un cáncer, y decidió priorizar el tratamiento médico sobre una campaña electoral que iba a ser desgastante.

Además, el mandatario decidió desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales para, dijo en su momento, priorizar la discusión de los temas y problemáticas de La Pampa.

Esa decisión fue fuertemente cuestionada por la oposición. Pero en los últimos meses, al calor del agravamiento de la situación económica y social generadas por Casa Rosada, en el radicalismo hasta se mostraron aliviados de ir despegados de la figura de Mauricio Macri.

El principal rival de Ziliotto es Daniel Kroneberger, de Cambiemos La Pampa, actual diputado nacional por el radicalismo que encabezó una campaña en la que intentó despegarse, en todo lo que pudo, del Gobierno nacional para que la mala imagen del presidente Mauricio Macri no incidiera. De hecho, su eslogan de campaña fue “Avancemos” y no “Cambiemos”. Ahora afronta el desafío de darle el triunfo por primera vez a la oposición.

En la interna de febrero, Kroneberger se impuso al candidato del PRO, Carlos Javier “Colo” Mac Allister. En los comicios que abrieron el año electoral y que significaron la primera de las ocho derrotas que ha sufrido el macrismo durante 2019, Kroneberger obtuvo el 66% de las adhesiones frente al 34% del exsecretario de Deportes de la Nación.

Cambiemos venía envalentonado porque en las elecciones legislativas de 2017 había caído por solo 76 votos frente al PJ, pero el agravamiento de la situación económica y la decisión de Casa Rosada de no encarar obras significativas en Santa Rosa y el resto de la provincia no estaría ayudando a Kroneberger.

El exintendente de Barón hizo una campaña contra la corriente y sin la presencia de funcionarios nacionales del PRO. Hasta Mac Allister desapareció de la escena política.

Tercera fuerza

En este domingo, además, se conocerá cuál es el partido o frente que se convierte en la tercera fuerza en La Pampa. Ese lugar es disputado por Juan Carlos Tierno (Comunidad Organizada), exministro de Verna y exintendente que en 2008 fue echado luego de una pueblada en Santa Rosa; el pastor evangélico Daniel Robledo (Pueblo Nuevo), que centró su campaña en contra del aborto; Rubén Ojuez (Frente Popular Pampeano), exministro de Salud de Carlos Verna; Luis Solana (PS), diputado provincial), Jonatan Gómez (MST), dirigente de la izquierda; y Gladys Flores (Desde el Pie).

Por las localidades

Una de los principales objetivos del peronismo es la capital provincial. Con un kirchnerista, aspira a “recuperar” el poder en Santa Rosa, que está en manos de Cambiemos desde 2015.

 

 

Fuente: Diario Textual