fbpx
Tag

kirchnerismo

Browsing

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna afirmó hoy que “las circunstancias” lo “fueron empujando” a volver a la luz pública, al tiempo que advirtió que Cambiemos dejará una “herencia peor” que la del kirchnerismo y cuestionó a ambos “extremos”

“Las circunstancias me fueron empujando a lo largo de los meses y aquí estamos”, indicó Lavagna al referirse a su cambio de postura desde el año pasado, cuando había rechazado de plano una eventual postulación a la Presidencia.

No obstante, el economista cercano al espacio peronista Alternativa Federal aclaró que “no está decidida la presentación de candidaturas, las candidaturas deben venir al final, primero están las ideas” y agregó: “Estoy tratando de contribuir a que se entienda que la grieta no nos conduce a ningún lado”.

“Debemos ser capaces de construir un espacio amplio donde haya gente de todos los partidos políticos y una porción importante de gente que se incorpora a la vida política frente a una situación de tener que elegir entre dos extremos que no nos satisfacen”, añadió en declaraciones a Radio Metro.

Lavagna se refirió también al encuentro que mantuvo el último lunes con el conductor televisivo Marcelo Tinelli, como parte de las reuniones con gente de la sociedad civil que no está en la política pero que tiene “preocupaciones frente al cuadro que estamos viviendo”.

“Ya habíamos desayunado hace dos meses en mi casa con menos ruido periodístico. Esta fue una nueva charla sobre los temas del país con gente de toda clase que no tiene que ver con la política pero se da cuenta que algo tiene que hacer”, expresó.

El ex ministro de Economía consideró que el presidente Mauricio Macri y la senadora y ex presidenta Cristina Kirchner son “dos extremos” desde “el punto de vista político” y evaluó: “Los dos tienen una vocación de absorberlo todo, de permanencia, no tienen en la cabeza la idea de la alternancia, la idea de buscar consenso de manera permanente y en eso hay similitudes muy importantes”.

A modo de ejemplo, señaló: “Que el justicialismo haya logrado retener un puesto más en el Consejo de la Magistratura, impidiendo que el Gobierno haya alcanzado una mayoría absoluta, cosa que fue presentado como una movida antidemocrática, es todo lo contrario. Lo antidemocrático es querer, con 35% de los votos, quedarse con una mayoría absoluta en el organismo que designa nada más y nada menos a los jueces. Esos son los resultados institucionales que evidencian que no hay tantas diferencias”.

Respecto de la economía, Lavagna aseguró que los últimos cuatro años del gobierno de Cristina Kirchner “fueron malos” y dejaron “una herencia” pero que “estos últimos cuatro años en lugar de superar la herencia profundizaron la crisis”.

“No basta con cambiar por cambiar. Hubo un cambio pero no sirvió, si no se cambia en la buena dirección obviamente se acumulan otros cuatro años”, sostuvo el economista.

En este sentido, remarcó que “el gobierno que venga parte de ocho años de recesión, de una caída del Producto Bruto per cápita más fuerte, una tasa de inflación mucho mayor, una deuda que no existía, y eso hace que se termine dejando un herencia peor”, agregó.

 

 

Diario Jornada

Que WhatsApp será una de las “armas” más potentes de la campaña 2019 lo saben a ambos lados de la grieta. Por eso, mientras los políticos siguen con la rosca, los cerebros digitales de Cambiemos y Unidad Ciudadana inventan nuevos mecanismos para recolectar números de celulares. En estos tiempos, ese parece ser el bien más preciado.

“Compartí este mensaje con 10 de tus contactos que apoyen a Mauricio y equipo”, dice la invitación de Banquemos, un grupo PRO no oficial. El mensaje llega por mail a quienes antes se registraron en la web de la agrupación e invita a enviar un whatsapp a un número con característica 011 para comenzar a interactuar.

Banquemos forma parte de “Cambiemos 2.0”, un grupo de “activistas en redes sociales” que nació este verano, para intentar que dejen de llamarlos “trolls”. Su principal referente es un funcionario macrista: Ricardo Benedetti, quien ocupa el cargo de Coordinador de Análisis y Control de Gestión del Sistema Federal de Medios.

Táctica K. La novedad es que el kirchnerismo lanzó ahora una estrategia similar para fortalecer su red de militantes digitales y conseguir números de teléfono. “Invitá a tu familia, amigos y vecinos a unirse también”, propone Unidad Ciudadana en su última campaña, “Unite”.

“En principio estamos consolidando la base de adherentes“, explica a NOTICIAS uno de los referentes del espacio que conduce Cristina Kirchner. Y explica que “por ahora” no enviarán whatsapp a sus sucriptores, pero “seguramente” lo harán más adelante. Saben que el servicio de mensajería más usado del mundo será clave para captar voluntades. Y votos.

 

noticias.perfil.com

La causa que instruye el juez Claudio Bonadio es una derivación del caso de los cuadernos de las coimas. Habrá indagatorias desde hoy y hasta el 11 de marzo.

El juez Claudio Bonadio citó a indagatoria a ex funcionarios kirchneristas y a los ejecutivos de casi todas las empresas que realizaron obra pública civil durante los años 2002 y 2015. Lo hizo en una causa que se abrió a partir de las declaraciones de varios arrepentidos que se dijeron culpables en el entramado de pago de coimas por obra pública en ese período.

El caso de los cuadernos se inició a partir de las anotaciones de Oscar Centeno, el chofer del ex funcionario Roberto Baratta que detalló un sistema de delivery de coimas. Buena parte de los empresarios mencionados aceptaron su responsabilidad en el pago de sobornos y admitieron el delito. Varios funcionarios también admitieron haber cobrado coimas. Baratta niega los hechos relatados por Centeno.

Carlos Wagner, quien fue detenido al comienzo de la causa, fue quien se declaró culpable de haber organizado la cartelización de la obra pública durante el kirchnerismo. Había sido presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) y confesó haber armado un sistema para pagar coimas por las obras públicas que no eran sometidas a procesos de licitación sino que las propias empresas decidían los ganadores de los millonarios contratos. Involucró en ese esquema de negocios oscuros al ex ministro de Planificación Julio De Vido, quien negó la acusación.

Otro arrepentido que dio información fundamental para explicar la cartelización de la obra pública fue el financista Ernesto Clarens. Es que las coimas acordadas por los funcionarios y los empresarios se pagaban en sus oficinas. Eso lo admitió tanto Clarens como algunos otros empresarios. El financista confesó que cobró dinero en pesos, lo pasó a dólares y lo entregó a Daniel Muñoz, quien fuera secretario privado de Néstor Kirchner. Clarens -citado a indagatoria- también entregó planillas que -según dijo- le dieron en la Dirección Nacional de Vialidad y en las que constaban los ganadores de cada licitación y los porcentajes que cada empresa debía pagar de coimas.

José López, ex secretario de Obras Públicas durante los 12 años de gobierno kirchnerista, confesó haber participado de la maniobra y aseguró que le explicó en enero de 2011 la situación a la entonces presidente Cristina Kirchner. Las indagatorias comienzan este miércoles y se extenderán hasta el 11 de marzo próximo.

Entre los empresarios citados a indagatoria se encuentra Angelo Calcaterra, quien en la causa de los cuadernos había admitido haber pagado coimas a Baratta para campañas electorales del kirchnerismo. Pero la acusación contra los empresarios es otra: la cartelización de la obra pública.

Hay varios empresarios arrepentidos que dijeron lo mismo que Calacaterra y ahora se deben enfrentar a más pruebas halladas en el expediente que cuestionan aquellos dichos de agosto pasado. Explican en Comodoro Py que no es lo mismo haber pagado coimas “ocasionalmente” para las campañas que haber participado de un sistema de obra pública cartelizada con licitaciones amañadas y un tarifario de sobornos de acuerdo con los montos pagados por las obras.

Carlos Wagner, Juan Chediack y Gustavo Weiss -los últimos presidentes de la CAC- están entre los empresarios que deberán declarar.

El 25 de febrero será el turno de la indagatoria de la ex Presidente -también por otras siete causas- y el 11 de marzo, cuando culminen las declaraciones, tendrán que presentarse De Vido y López. Y también los funcionarios que estuvieron al frente de Vialidad Nacional, el organismo estatal que controlaba las obras y giraba los fondos para que se hicieran las obras. Y que le aportó -según Clarens- las planillas de cada licitación para controlar el pago de las coimas.

Infobae

Una de las grandes críticas llevadas adelante por el actual oficialismo desde las pretéritas épocas de campaña presidencial del 2015 fue el ritmo devaluatorio de los 12 años del kirchnerismo, que llevaron un dólar de $2,88 a uno de $9,75 en todo el período.

Uno de los más fustigados fue, sin dudas, el último Ministro de Economía de Cristina Kirchner, Axel Kicillof, donde hicieron foco todos los dardos de Cambiemos y del séquito de los medios.

Lo cierto es que durante los 12 años K el dólar oficial incrementó 3,38 veces su valor, mientras que, durante el Macrismo, ya lleva 4,16 veces. Claro que los tiempos en el poder, además, son distintos: el kirchnerismo estuvo gobernando durante 4582 días, mientras que Macri, a la fecha, lleva “apenas” 996 días, con lo cual si se calcula el incremento devaluatorio por día, éste arrojará que el dólar “K” subía a razón de 0,0007 veces por jornada de gobierno, mientras que con Cambiemos lo hace a un ritmo de 0,0042. Seis veces más rápido.

Lejos quedaron los mentirosos caballitos de batalla de Rogelio Frigerio en épocas de elecciones cuando afirmaba hablando del gobierno kirchnerista: “Este es el gobierno que más ha devaluado en el mundo”.

Si así hubiese sido lo de Mauricio Macri sería todo un Record Guinnes.

De mantener su promedio permaneciendo 12 años en el poder, al irse Macri nos dejaría un dólar a 187 pesos.

N de R: este informe se realizó en el momento que la cotización del dólar en el Banco Nación marcaba $40.60 para la venta

 

 

noticiaslainsuperable