Tag

joven

Browsing

Un joven de 21 años que tenía 57 causas penales y había sido uno de los liberados en julio por la pandemia del coronavirus, fue detenido después de que le robara a un hombre y su hija en La Plata.

El procedimiento fue realizado por personal del Gabinete Técnico Operativo de la comisaría de Villa Ponsati luego de identificar al joven como a uno de los dos ladrones que el 23 de agosto cometieron un asalto como «motochorro».

El robo sucedió en 117 entre 96 y 97 cuando un hombre de 33 años caminaba junto a su pequeña hija y aparecieron dos delincuentes en una moto.

El acompañante se bajó del vehículo y la víctima, que intentaba cubrir a la niña, recibió un culatazo en el rostro.

Una vez que los delincuentes agarraron un teléfono celular escaparon en la moto pero quedaron registrados por las cámaras de seguridad.

Tras el análisis de las imágenes, los autores fueron identificados y con el aval del fiscal Álvaro Garganta, se llevó a cabo un allanamiento en una vivienda de 95 entre 119 y 120, donde fue detenido el joven de 21 años, quien se encontraba vestido con las mismas ropas cuando cometió el asaltó al hombre y a su hija.

El joven había sido demorado por un delito similar el último 11 de junio y la justicia convirtió la aprehensión en detención, pero en julio, en el marco de las liberaciones a delincuentes, fue dejado en libertad.

Luego trascendió que desde 2015 fue detenido en 57 ocasiones, casi un promedio de una vez por mes durante estos cinco años.

La liberación de presos fue una de las primeras polémicas en medio de la pandemia por el coronavirus. Un informe de Clarín había revelado que solo hasta el mes de mayo, de las 57 cárceles bonaerenses, que dependen del ministerio de Justicia provincial, 1.607 presos salieron de las cárceles, algunos de ellos bajo la figura del arresto domiciliario.

En aquel momento el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, cuestionó la medida: «Las cárceles dependen administrativamente del Ministerio de Justicia y la libertad de cada uno de los presos depende de los jueces. Por suerte para los presos (su libertad) no depende de mi opinión, porque si fuese por mí no sale ninguno», dijo.

La policía de Córdoba detuvo a un joven que había lanzado una piedra de grandes dimensiones en el embudo del Dique San Roque, en Punilla, y había provocado daños en la estructura del patrimonio de la provincia desde hace al menos 80 años.

🔴😱🎥 SE GRABÓ ARROJANDO UNA PIEDRA AL EMBUDO DEL DIQUE SAN ROQUE EN #CÓRDOBA, PATRIMONIO DESDE HACE 80 AÑOS Y FUE…

Publicado por Cholila Online Portal de Noticias Digital en Domingo, 30 de agosto de 2020

Durante la mañana del domingo, efectivos de la Policía de Córdoba detuvieron a Facundo Radyk, de 20 años, y lo trasladaron a la comisaría de la Unidad Judicial de Villa Carlos Paz, donde permanecerá hasta conocer la imputación de la fiscalía.

El caso salió a la luz debido a un video publicado en la red social Tik Tok por un usuario llamado @Joacolinares en el que se ve a Radyk, lanzando una piedra de grandes dimensiones al inmenso embudo del dique, ubicado en el final del llamado “camino de las cien curvas” y que se transformó con el tiempo en un ícono turístico de la ciudad de Villa Carlos Paz.

 

Tras conocer los hechos, el Ministerio de Servicios Públicos anunció que se realizaría una denuncia contra el autor del hecho. “La roca impacta en las paredes laterales del y luego, en el fondo de la garganta de la obra del dique, daña la superficie de hormigón armado de la estructura y genera consecuencias, para una obra de semejante envergadura, que es patrimonio de los cordobeses desde hace 80 años”, se afirmó desde el ente gubernamental mediante un comunicado.

A su vez, el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Edgard Casteló, calificó el hecho como “un acto de vandalismo” y expresó su temor de que el video pueda generar imitaciones de índole similar en otros espacios históricos de la provincia.

A su vez, se ordenó al personal del Departamento de Unidades de Alto Riesgo (DUAR), dependiente de la Dirección de Bomberos de la Policía de Córdoba realizaron un operativo para analizar los daños ocasionados y para retirar la roca del embudo.

Los especialistas que descendieron en la estructura observaron una marca compatible con el impacto de un material sólido y contundente en un punto ubicado a 9 metros desde el umbral del aliviadero principal. Luego encontraron otra marca aún más fuerte en otro punto del embudo, cinco metros más abajo.

De manera afortunada, los especialistas no encontraron quiebres o fisuras en la estructura que podrían ocasionar algún tipo de filtraciones.

Para inspeccionar el embudo se debió establecer un plano vertical y utilizar material de salvamiento en altura, apelando a la técnica del rapel. Los especialistas descendieron unos 45 metros colgados de cuerdas y recién en la desembocadura del vertedero pudieron hallar la piedra que había sido lanzada por el joven.

La causa está en manos del fiscal Ricardo Mazzuchi, de la Unidad Fiscal de Villa Carlos Paz, quien comunicaría al detenido sobre su imputación. Se estima que la acusación será por daño calificado y violación de la cuarentena, ya que al momento del hecho, el detenido tenía domicilio en Córdoba capital.

Un adolescente de 16 años fue detenido acusado haber participado en el robo y golpear a una joven que perdió un embarazo de cinco meses de gestación.

Fue detenido el delincuente que asaltó y golpeó a culatazos a una mujer embarazada y baleó a la madre un tobillo.

Los hechos ocurrieron tras el robo de un auto en la localidad bonaerense de Isidro Casanova, informaron hoy fuentes judiciales.

La detención fue realizada en el barrio San Carlos de La Matanza, lugar donde llegaron los investigadores policiales y al allanar encontraron una gorra que fue reconocida por las víctimas que fue usado por uno de los asaltantes.

Hay un testimonio clave y es una productora agropecuaria de 72 años. Según lo que contó a la Justicia, ella lo levantó en Teniente Origone y lo dejó en el cruce de unas vías muertas que cruzan el estuario donde se encontró el cadáver que podría ser de Astudillo Castro

“Yo me bajo en las vías porque voy a Cerri a la casa de un amigo”. El 30 de abril, cerca de las cuatro de la tarde, un joven “que parecía un nene”, le pidió a la señora que lo levantó en la Ruta 3 mientras hacía dedo que lo dejara en el cruce del camino con un ferrocarril abandonado; una tira de rieles, la vieja Línea Roca, que cruza el estuario de Bahía Blanca y que atraviesa en línea recta por encima de los cangrejales hasta “chocarse” con la localidad de Cerri.

La mujer de 72 años, que manejaba una camioneta Honda CRV, le preguntó si estaba seguro de cruzar por ahí, le advirtió que era peligroso y le recordó que estaban en medio de la cuarentena obligatoria. Pero el joven le respondió que sí, que estaba seguro, y que no pensaba volver a su casa en Pedro Luro.

Ese joven, según el testimonio, era Facundo Astudillo Castro. Y la mujer que lo afirmó es la “testigo H” del expediente que investiga la desaparición forzada del chico de 23 años, ocurrida ese 30 de abril. Se trata de una testigo de identidad reservada que declaró que ella fue quien trasladó al joven desde Teniente Origone hasta 25 kilómetros después, en el cruce entre la Ruta Nacional 3 y este FFCC. Es decir que sería quien vio por última vez a Facundo con vida.

Por supuesto, no se trata de la verdad absoluta, sino de una afirmación relativa hecha por esta mujer, productora agropecuaria, quien, en principio, no tendría razones para mentir. Pero que, de ser cierto, contradice fuertemente la versión de los abogados querellantes, que sostienen que a Facundo lo mató y lo hizo desaparecer la Policía Bonaerense de la zona. Y es por eso, por esta denuncia, que el caso es investigado por la Justicia federal. El aporte de la mujer puede ser clave para alejar la sospecha sobre los agentes policiales.

Y aporta solidez a la hipótesis B de los investigadores, que suponen que el joven pudo sufrir un accidente en ese camino de las vías, un recorrido de 15 kilómetros entre el lugar donde supuestamente la mujer lo dejó y apareció el cadáver que podría ser de él y que analizan peritos forenses.

E.R. es la testigo H. Declaró dos veces. La primera, a mediados de julio, ante el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez fue presencial. La segunda, el 27 de ese mismo mes, fue por Zoom y, además de estar el fiscal, participaron Andrés Heim, titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN), los abogados querellantes Luciano Peretto y Leandro Aparicio (que representan a Cristina Castro, mamá de Facundo), Margarita Jarque, directora de Litigio Estratégico de la Comisión Provincial por la Memoria, también querellante, y un representante de la Policía Federal.

Infobae tuvo acceso a esa declaración testimonial, que duró más de dos horas. Los investigadores se encontraron con una mujer que estaba bastante asustada. Tuvieron que convencerla de que era necesario que mostrara su rostro, algo a lo que se resistió durante un buen rato, mientras hablaba de espaldas a la webcam de su computadora. Finalmente, comenzó su relato, donde describió con bastante precisión los hechos.

“Salí del campo, me pararon en Burato, mostré el permiso y seguí. Cuando estaba llegando a Origone veo un patrullero y dije ’otra vez me piden el permiso’. Entonces desaceleré. Cuando vi que no me iban a parar, que estaba pasando enfrente de ellos muy despacio –me gusta correr–, veo que un nene me hace dedo. Entonces termino de frenar, me habré alejado unos veinte o treinta metros, una cosa así. Viene un nene –para mí era una nene–, bajo el vidrio del acompañante y le pregunto a dónde va. Me dijo ’a Bahía’. ‘Bien, subí que te llevo’, le dije. Destrabé el auto, subió al lado mío, él sin barbijo y yo sin barbijo”, declaró la mujer.

Fuente: Infobae

Una vecina de la zona norte de la ciudad de Comodoro hizo un fuerte reclamo por la falta de accionar inmediato respecto a la realización de hisopados a una persona que tiene síntomas.

La vecina hizo el reclamo porque su hijo de 26 años el sábado estuvo con dolores abdominales y fiebre, por lo que se dirigieron al Hospital de Diadema.

“En el Hospital de Diadema le dieron parecetamol cada 8 horas y lo mandaron con aislamiento total, al grupo familiar, hasta el día jueves de esta semana, que le iban a hacer el hisopado”, comentó indignada la madre del joven con síntomas.

La señora manifestó que le llamó la atención que tengan que esperar hasta el día jueves “si supuestamente él tiene unos síntomas de fiebre y vomito, por qué hay que esperar hasta el día jueves?”

Por este accionar en el hospital, la señora se comunicó con la línea del 0800 de consulta por coronavirus y allí le manifestaron que el hisopado se lo deben realizar de manera inmediata.

La vecina no se quedó con lo que le dijeron en el hospital de Diadema por lo que fue al periférico de KM 8 donde realizan hisopados “allí me dijeron que era tarde, que vuelva a las 15 horas y que ellos realizan hisopados solo durante dos horas”

La vecina comentó que en el periférico de KM 8 hay gente que espera afuera bajo la lluvia pese a que el lugar es grande y se puede esperar adentro.

En cuanto a la situación de su hijo dijo “logramos que le hicieran el hisopado y el resultado estaría el día miércoles”.

“Es una situación preocupante y tuve que buscar por todos lados para que alguien me de respuestas”, concluyó la vecina.

Una persona de 18 años tuvo que ser trasladada al Hospital Zonal tras recibir un impacto en una de las escalinatas del barrio Constitución.

El hecho sucedió minutos antes de cumplirse las 12 de la noche en la escalera 13 del barrio constitución, conocido popularmente como las “Mil Viviendas”.

Según indicaron fuentes policiales, en el lugar encontraron a una mujer “completamente exaltada”, madre de un joven de 18 años que minutos antes había recibido un impacto de bala en el cuerpo.

El herido debió ser derivado de urgencia hacia el Hospital Zonal de Trelew donde recibió atención médica. Policía intenta dar con el paradero de la persona indicada como el autor del ataque.

 

Este martes por la noche, balearon a un joven de 18 años en la Extensión del barrio Máximo Abásolo. En el hecho tomó intervención personal policial de la Comisaría Séptima.

El nuevo hecho de violencia ocurrió este martes cerca de las 23:30 horas sobre calle Telsen al 969, donde la víctima recibió tres disparos el abdomen.

Según informaron fuentes policiales a ADNSUR, el joven contó a los efectivos que iba a comprar cuando se encontró con un hombre que le efectuó los tres disparos.

La víctima fue trasladada al Hospital Regional y hasta el momento se desconoce su estado de salud. En el hecho intervino la Fiscalía, Brigada de Investigaciones y Criminalística, que realizó un revelamiento en el lugar de los hechos.

Un joven fue asesinado en las últimas horas del sábado en la localidad chubutense de Esquel, según confirmó la policía.

De acuerdo con la información de Radio 3, brindada por el comisario Javier Rehl, la víctima tenía 20 años.

Según se pudo determinar, el joven falleció en el hospital de Esquel, tras ingresar con una herida de arma blanca.

Las primeras informaciones indican que el caso se produjo en el barrio Sudelco, donde el joven fue apuñalado en la vía pública, en instancias que se intentan determinar.

Hasta el momento no hay datos sobre la identidad de él o los autores.

La víctima, un joven de 17 años de edad, fue baleado a bordo de un auto por efectivos policiales tras eludir un control vial en la madrugada de este jueves.

Ya se dispuso la detención e imputación de los dos sospechosos del crimen y el ministro de Seguridad provincial advirtió que de cara al proceso de investigación judicial “no habrá lugar para encubrimiento ni apañamiento en la Policía”.

Dos efectivos de la policía de Córdoba capital están en la mira de la Justicia por la muerte de Blas Correas, un joven de 17 años que recibió un disparo en la espalda mientras huía de un control vial en la madrugada de este jueves 6/8. Por el hecho, el fiscal de la causa, José Mana, imputó a los sospechosos y se investiga si le dispararon durante una persecución, de acuerdo a lo consignado por fuentes judiciales y policiales.

De acuerdo al director general de Seguridad de la ciudad, Gonzalo Cumplido, el trágico episodio comenzó cuando un “Fiat Argo que se conducía a alta velocidad evade el control policial (ubicado a la altura del Pablo Pizzurno) y se da a la fuga, lo que da inicio a una persecución en la que se registraron disparos de armas de fuego”.

Cuando el auto fue interceptado, en el centro de la ciudad según informan medios locales, la policía encontró tres personas a bordo, incluido el joven ya fallecido tras ser baleado.

Fuentes judiciales dejaron trascender en horas de la tarde que por el crimen ya fueron detenidos e imputados dos efectivos que serían los autores de los disparos bajo la caratula de «homicidio calificado agravado».

Desde la fiscalía precisaron que se secuestró un arma de fuego “que habría sido arrojada desde el interior del auto”, por lo que se investiga “si hubo intercambio de disparos”.

No obstante, para la familia y allegados del joven se trata de un nuevo caso de “gatillo fácil”. “A mi hijo lo acribillaron. En dos horas limpiaron toda la zona”, afirmó la madre de Correas, identificada como Soledad.

La mujer señaló que tanto su hijo como los amigos que lo acompañaban no eran delincuentes y tampoco portaban armas de fuego: “Solo fueron a un bar. No hicieron nada. Se asustaron y se fueron. Lo garantizo porque sé a quién crié. No quiero más muertos en mi familia. Somos una familia de bien. No voy a permitir que lo ensucien. Me voy a encargar hasta el último día de mi vida”, manifestó.

Alejandro Pérez Moreno, abogado de la familia de Valentino, afirmó por su parte que “lo sucedido es más grave de lo que se piensa”. “No existió ningún tipo de motivo o de justificativo para que la policía haya actuado así. Era un chico que tenía toda su vida por delante, no tenía antecedentes, que salió a divertirse de acuerdo a lo autorizado de acuerdo a las disposiciones por el Covid, y recibió un disparo de arma de fuego, por la espalda”, aseveró.

En declaraciones, explicó: “No es un caso de gatillo fácil. Un caso de gatillo fácil es cuando un policía en ejercicio de sus atribuciones tiene que intervenir ya sea porque se está cometiendo un acto delictivo o se está previniendo otro. Ahí es cuando se repele ese acto mal utilizando y abusando del uso del arma de fuego. En este caso, evidentemente, no hubo ningún motivo objetivo que diera a pensar que tenía que intervenir la Policía; y mucho menos para extraer el arma, disparar y matar”.

“La Policía entrena y capacita para saber cómo actuar ante distintos hechos o actos humanos que puedan ocurrir en su función. Existen protocolos y es necesario remarcar que la última ratio es el uso de la fuerza. La última ratio del uso de la fuerza es el disparo del arma de fuego” agregó.

Con respecto a la investigación que ya está en curso, se manifestó el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, quien aseguró que “no habrá lugar para encubrimiento ni apañamiento en la Policía” en el proceso.

El Ministerio de Seguridad proporcionará, como es obligatorio, todos los elementos necesarios para esclarecer el hecho, que en su gran mayoría tiene ribetes por dilucidar”, manifestó en diálogo con Cadena 3.

Fuente: Cadena 3

En las últimas horas del martes se confirmó el primer caso de coronavirus en la localidad de Sarmiento. El jóven se encuentra internado desde el fin de semana en un sanatorio privado de Comodoro Rivadavia.

Miryám Monasterolo, directora del Área Programática, explicó que el paciente de está en estado crítico internado en terapia intensiva y con asistencia respiratoria. “Desde el sábado se encuentra internado en terapia intensiva conectado a un respirador, el estado es crítico y estamos esperando para ver como evoluciona en los próximo días”, dijo.

Asimismo, explicó que el joven es un trabajador petrolero de 35 años, quien comenzó con los primeros síntomas hace 10 días y de inmediato fue derivado al hospital de Sarmiento “se le realizó el primer hisopado que dio negativo, y a partir de su deterioro clínico se trasladó a Comodoro a internación de mayor complejidad”, señaló.

Monasterolo afirmó que el joven ingresó a terapia intensiva de un sanatorio de Comodoro el sábado, y ayer martes se pudo confirmar con un nuevo hisopado que era positivo de Covid-19. “Tiene antecedentes de diabetes y asma, eso lo fuimos descubriendo a lo largo de los días y la interrogación a su grupo familiar, es una patología que él no tenía controlada y no surge en las primeras entrevistas”, detalló.

Por último, la funcionaria aseveró – en diálogo con FM Cadena Tiempo que aún “No hemos podido encontrar una fuente de contagio” del joven de Sarmiento.