Tag

José López

Browsing

Qué pasó. De a poco se empiezan a conocer más detalles de la extensa declaración del ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo José López ante el fiscal Carlos Stronelli, en el marco de la causa de los cuadernos K. Esta vez lo que trascendió es que el detenido ex funcionario involucró al diputado nacional Máximo Kirchner como parte de un engranaje que se encargaba de recaudar fondos ilegales durante el kirchnerismo.

Eso no fue todo, López también apuntó contra Néstor y Cristina Kirchner como “los principales responsables” de este sistema de recaudación. Es más, aseguró que los u$s 9 millones que tenía en el bolso que intentó esconder en el convento de General Rodríguez, en 2016, era dinero de este circuito ilegal proveniente de la obra pública para financiar la política.

Según revelaron hoy los diarios Clarín y La Nación, durante las más de seis horas de declaración ante Stornelli, López aseguró que fue instruido por el kirchnerismo para juntar dinero durante la campaña de 2013 con el único fin de destruir la candidatura de Sergio Massa.

Qué dijo sobre el episodio del convento. El ex secretario de Obras públicas dijo que estos bolsos “tienen relación con las coimas que se investigan en esta causa (de los cuadernos K), son parte de la misma maniobra”. “El dinero de los bolsos no era mío, era de personas de la política”, reiteró.

López aseguró que intentó esconder los 9 millones de dólares, 153.000 euros y 59.000 pesos en el convento de General Rodríguez “por órdenes de otras personas” y remarcó que ese dinero no enriqueció su patrimonio.

Cómo sigue su situación judicial. Tras su declaración, el ex funcionario kirchnerista pidió ingresar al programa de testigos protegidos, por lo que fue sacado del penal de Ezeiza y trasladado a un lugar secreto, en resguardo de su seguridad.

Ahora se espera la decisión del juez de la causa, Claudio Bonadio, quien tiene que determinar si la confesión de López es homologada o no, y hasta podría pedirle más información.

Como si fuera tarea para el hogar, José López se llevó el miércoles las copias de las confesiones de Claudio Uberti, Carlos Wagner y otro material adicional de la causa por los cuadernos de las coimas . Por distintas razones que incluyen cuestiones más personales que políticas -sostienen en su entorno-, esa lectura precipitó su cambio de actitud.

Dos días después, el exsecretario kirchnerista confesó ante la Justicia cómo eran los pagos ilegales por la obra pública , explicó de qué manera se juntaba dinero negro para las campañas y, por primera vez, contó detalles sobre los US$9 millones que llevaba en bolsos cuando fue detenido, allá por junio de 2016.

López punteó 12 temas relevantes como su primera oferta para convertirse en arrepentido, según pudo reconstruir LA NACION de fuentes judiciales. La propuesta sorprendió el viernes al fiscal Carlos Stornelli y al juez Claudio Bonadio , que incluso ya había abandonado Comodoro Py.

El hombre de los bolsos llegó después de las 14 hasta el despacho del fiscal. Pidió un mate cocido y, tal como lo había ensayado con su abogado, declaró sobre los temas más relevantes. López contó, por ejemplo, cómo fue instruido por el kirchnerismo para juntar dinero durante la campaña de 2013 con el único fin de destruir la candidatura de Sergio Massa , que recién había creado el opositor Frente Renovador tras su paso por el gobierno de Cristina Kirchner .

Temor reverencial
Pero toda la determinación que el exfuncionario mostraba para relatar cómo funcionaba el sistema de coimas quedaba inhibida a la hora de precisar el rol de Cristina Kirchner.

“Tenía un temor reverencial”, resumió una fuente judicial. Le preguntaban el fiscal Stornelli, el fiscal adjunto Carlos Rívolo y su abogado Gustavo Kollmann, que intentaba guiar su relato.

“En ese momento iba diciendo las cosas con cuentagotas”, dijo uno de los protagonistas sobre el momento más tenso de esa declaración, que finalmente involucró a la expresidenta.

La percepción de varios testigos presenciales que consultó LA NACION era que López ya había manifestado que tenía mucho temor de las consecuencias que esa declaración pudiera generarle en su regreso al penal de Ezeiza , donde llevaba más de dos años detenido.

Pero la sorpresiva confesión que complicó a la familia Kirchner comenzó a gestarse 48 horas antes. “Me niego a declarar por ahora”, lanzó López el miércoles, ante Bonadio, en su primera indagatoria por los cuadernos. Ese “por ahora” fue un guiño que interpretó alguno de los investigadores como una oportunidad para negociar.

López conoció ese mismo miércoles a su nuevo abogado, el defensor oficial Kollmann, el mismo que representa al chofer Oscar Centeno, primer arrepentido de la causa. Después de una larga reunión, el hombre de los bolsos se llevó de su despacho varias copias del expediente que incluían las confesiones de Uberti, excompañero del Ministerio de Planificación , y Wagner, un empresario al que frecuentó durante varios años.

López leyó las confesiones en el penal de Ezeiza. El exfuncionario compartió el módulo N° 6 del penal de Ezeiza con Amado Boudou , Ricardo Jaime , Cristóbal López y Juan Manuel “Pata” Medina, entre otros personajes del entorno kirchnerista. Sabía que si aceptaba convertirse en arrepentido ya no podría volver a ese lugar.

El viernes era el día. Sus defensores cuidaron hasta los detalles más pequeños para no despertar sospechas. Fue citado en Comodoro Py por la abogada Pamela Bisserier Díaz, que lo representa en el juicio por los bolsos y comparte la Defensoría General con Kollmann, su abogado por los cuadernos.

Estuvieron reunidos más de tres horas en Comodoro Py para coordinar la defensa. López todavía dudaba, pero finalmente tomó la decisión. Antes de enfrentar a Stornelli, sus defensores intentaron estructurar lo máximo posible el relato, una tarea nada fácil para un hombre acostumbrado a oraciones cortas y frases secas.

López habló durante seis horas. Repitió su mate cocido y, sobre el final, volvió a sorprender cuando pidió ingresar en el programa de protección de testigos. Nunca más volverá a cruzarse con sus compañeros kirchneristas.

La Nación

El ex secretario de Obras Públicas pidió declarar nuevamente en las últimas horas del viernes, tras haberse negado anteriormente.

El ex secretario de Obras Públicas José López solicitó volver a declarar ante el fiscal Carlos Stornelli en la causa donde se investigan las coimas a cambio de obra pública.

Por ello, en la tarde del viernes llegó desde el penal de Ezeiza a Comodoro Py, donde pidió convertirse en “imputado colaborador”. Ahora, resta que el juez que investiga la causa, Claudio Bonadio, lo acepte.

Hasta ahora López se había negado a declarar, pero tras reunirse con sus defensores volvió ante el fiscal y compareció por alrededor de siete horas.

López llegó este mediodía a Comodoro Py.

López además afronta un juicio por enriquecimiento ilícito, luego de ser sorprendido escondiendo bolsos con U$S 9 millones en un convento de General Rodríguez. Por la misma se encuentra preso desde hace dos años. Y se especula con que puede recibir una condena.

En ese contexto declaró: “Lo que voy a explicar ahora es la verdad: ese dinero no es mío, es de varias personas vinculadas a la política. Al lugar no llegué solo, me escoltaron tres personas, en un auto y en una moto. Son las personas que me entregaron el dinero”, confesó.

Por los bolsos en el convento, López afronta una causa de enriquecimiento ilícito.

Por otro lado, el ex funcionario se encuentra acusado por presunto cobro de coimas a la brasileña Odebrecht para llevar adelante plantas potabilizadoras de AySA en Berazategui y Zárate.

La pata financiera
El financista Ernesto Clarens acordó este viernes con el fiscal Stornelli convertirse en imputado colaborador en la causa por presuntas coimas en obras públicas. Sin embargo todavía falta la homologación del juez Bonadio.

Clarens fue mencionado por algunos empresarios como quien recibía parte de los bolsos con las coimas, que eran parte del pago a los ex funcionarios kirchnerista.

Clarens está señalado como el lavador de las coimas.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que el financista corroboró los dichos de dos empresarios arrepentidos que aseguraban que llevaban dinero de coimas en pesos a su financiera y luego él los transformaba en dólares y se los entregaba a gente de confianza de Néstor Kirchner, entre los que estaba Daniel Múñoz, ex secretario del ex Presidente.

Su financiera, Invernes -muchos adjudican su nombre a “Inversiones Néstor”- era la encargada de blanquear el dinero proveniente de las coimas. Además está considerado como una pieza clave dentro del sistema de lavado de dinero montado por el empresario Lázaro Báez, causa por la cual está imputado.

Liberados y próximos detenidos
Este viernes, Bonadio ordenó la excarcelación de Martín Larraburu, secretario del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y uno de los primeros detenidos en la investigación que surgió tras darse a conocer los cuadernos de Oscar Centeno, chófer de Roberto Baratta. Esta excarcelación se dará luego del pago de una fianza de 50.000 pesos.

Larraburu quedará en libertad luego del pago de una fianza.

Por otro lado, a quien se le negó la la exención de prisión es al empresario Néstor Otero -dueño de la concesión de la terminal Retiro- por lo que en las próximas horas podría ordenarse su captura.

En los cuadernos de Centeno consta que el viceministro de Planificación Baratta fue a buscar 250.000 dólares en efectivo a las oficinas que tiene el empresario en la Terminal de Retiro.

Otero, dueño de Retiro, con pedido de captura.

A su vez, se ordenó la detención del ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, tras la declaración del empresario Aldo Roggio.

El dueño de la constructora que lleva su propio nombre declaró que le pagó coimas a la secretaría de Transporte por operar el Ferrocarril Urquiza y el subte con Metrovías.

Schiavi otra vez en la mira de la Justicia.

De esta manera, Schiavi quien ya tiene una condena por la tragedia de Once quedó una vez más en la mira de la justicia.

López inició: “Voy a declarar porque quiero que se demuestre que no me enriquecí ilícitamente en la función pública ni yo, ni mi esposa, ni ningún miembro de la familia en los doce años y medio que estuve al frente de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación”.

La audiencia del juicio oral se desarrolla en los tribunales federales de Comodoro Py. Allí, el ex funcionario manifestó que si bien hará uso de su defensa, no caerá en detalles ni precisiones con el fin de “no poner en riesgo” la seguridad de su familia.

López criticó que hasta el momento había sido limitado en su defensa ya que no tuvo la libertad para elegir a su abogado, y ahora sí lo pudo hacer.

De esta manera, señaló: “Esto quedó claramente evidenciado con mi primera defensora, que me la pusieron, que jamás la hubiese elegido voluntariamente y que me costó mucho esfuerzo que la cambiaran”.

Por otro lado, López aseguró que el dinero de los bolsos que llevaba al convento en General Rodríguez no era suyo sino de “personas vinculadas a la política”.

En este sentido, añadió: “Me usaron como chivo expiatorio, como una maniobra distractiva para poner la atención pública en otro lugar agregando además ridiculeces inexplicables y que yo no tuve otra alternativa que obedecer”.

“Cuando antes señalé que es dinero de la política es porque así me lo indicaron pero en realidad lo que quise referenciar es que ese dinero era de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar. No es una persona sino varias y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo”, manifestó.

También informo que en unas reuniones “algunas personas” le encomendaron una “diligencia” que”consistía en que debía trasladar esos bolsos al convento” al que él conocía y tenía entrada, “entendiendo que a partir de allí se los iba a ir retirando para darle otro destino”.

“Al lugar no llegué solo, me escoltaron tres personas, una en una moto y dos en un auto. Cuando digo que me escoltaron no digo que eran simples acompañantes, digo que son las personas que me entregaron el dinero que debía trasladar y me siguieron por todo el camino a modo de control”, disparó el ex funcionario.

Y continuó: ” A mediados del año 2016 estando en Montevideo, Uruguay para las sesiones de parlametnarios del Mercosur un parlamentario me dijo a vos, a mí, a Rossi y a otro parlamentario más nos están investigando, esto me dijeron fuentes allegada a la SIDE, a los servicios”.

“Cuando me dijo este parlamentario me hizo este comentario veníamos en su auto y venía en el asiento de atrás una parlamentaria y su secretaria”, detalló.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 está integrado por los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini.

Cronica

El ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el ex secretario de Obras Públicas, José López, declaran por la causa de los cuadernos con pagos ilegales de empresarios y en la deenriquecimiento ilícito, respectivamente.

López fue trasladado desde el penal de Ezeiza en tanto que De Vido desde Marcos Paz, y ambos están alojados en la Alcaldia de Tribunales.José López detenido

Bonadio le tomará indagatoria a De Vido por los cuadernos del chofer Oscar Centeno, en tanto que López en instancia de juicio por los bolsos que le encontraron con casi 9 millones de dólares.

 

 

Diario 26