Tag

jefe policial

Browsing

En tiempo record reintegran al servicio al Jefe Policial responsable de balear en el rostro a vecino de Trelew

Gran sorpresa causa inclusive dentro de las mismas fuerzas policiales la velocidad con la que reintegraron al Servicio al SubCrio. Herrera, Jefe de la División Infantería de Rawson quién comandaba al grupo el nefasto día en que balearon al vecino Gabriel Fredes en el rostro.

Lo más llamativo, es que no solo lo reintegraron al Servicio, sino que lo volvieron a incorporar al mismo grupo de Infantería Rawson, lo que resulta bastante llamativo porque como ejemplo tenemos el caso de la Comisario Laura Mirantes quien fuera puesta en disponibilidad en una causa ya desestimada por la justicia relacionada a la detención Ilegal de vecinos, actos a los que ella se opuso y como consecuencia de ello fuera puesta no solo en disponibilidad, sino también alejada de su cargo aún a pesar del reclamo social que pedían por su restitución en la Comisaría Rawson.

Es claro el mensaje que envía la Jefatura de Massoni y Gomez, que mientras el empleado se subordine a la intención represiva que pretenden ellos para la función de seguridad, serán apañados y respaldados, aún cuando cometan una falta grave.

Se trata del jefe de la delegación Rawson de la Policía Federal Argentina. Solo sufrió lesiones leves

El Subcomisario Enrique Marcelo Terremoto, jefe de la delegación Rawson de la Policía Federal Argentina, sufrió lesiones leves luego de volcar el auto que conducía sobre la ruta provincial Nº 1, a la altura del ingreso al basural ya pocos kilómetros de Rawson.

El funcionario policial se movilizaba en un vehículo Chevrolet Tracker, color blanco, que quedó tumbado sobre uno de sus laterales en la banquina, asì lo informò Diario Jornada.

El accidente ocurrió en momentos que la ruta provincial 1 se encuentra cortada a la salida de la capital provincial por manifestantes del SITRAVICh.

La ruta nacional 3 a la altura de Puerto Madryn permanece cortada desde la medianoche por parte del gremio de los trabajadores viales del Chubut, a los que se sumaron militantes de ATE y del sindicato de camioneros, confirmó el jefe de la policía del Chubut, Miguel Gómez.

Asimismo el Jefe Policial manifestó que: «en Madryn tenemos un grupo de manifestantes que están cercenando el derecho del tránsito a la altura del Gauchito Gil. La mecánica es una hora de corte por 5 minutos de tránsito».

La Fiscalía presentó la acusación. Será en septiembre y declararán 70 testigos en diez jornadas de debate. La acusación fue presentada por la fiscal María Bottini y en el debate se analizará el accionar del oficial principal Javier Alberto Solorza, a cargo de un grupo de Infantería que el 11 de enero de 2017 llevó a cabo un violento desalojo en la zona ocupada por el lof en resistencia Cushamen.

La magistrada relató el hecho que lleva a juicio indicando que sucedió el 11 de enero de 2017, entre las 19 y las 20 horas, en la Ruta Nacional 40, a la altura de Leleque, Km 1848, provincia del Chubut.

En dichas circunstancias un grupo de la policía de la provincia del Chubut (compuesto por un total de 20 efectivos), perteneciente a la Guardia de Infantería de dicha fuerza, a cargo del Oficial Principal Javier Alberto Solorza, circulaba por el lugar a bordo del móvil R.I. 554, tipo Furgón, marca Iveco, dominio MSL-208, con dirección a la ciudad de Esquel.

Al ingresar a la ruta Nacional 40 (de asfalto) justo en la zona donde existe un conflicto de larga data con un grupo autodenominado Lof en resistencia del departamento de Cushamen, y en virtud de una posible agresión con piedras hacia el furgón, por orden y bajo directivas impartidas por el jefe del grupo, Oficial Principal Javier Alberto Solorza, quien asume un rol activo, indicando a los policías que estaban bajo su mando lo que tenían que hacer; parte del grupo baja de la camioneta, se acercan al alambrado perimetral que separa el predio de la ruta y realizan disparos con escopetas con municiones antitumulto, a corta distancia (menos de 10 metros) y direccionados a la parte superior del cuerpo de las personas que se hallaban en el lugar, impactando al menos a cuatro de ellos, ocasionándoles lesiones de distinta gravedad.

LOS HERIDOS

Fernando Eloy Jones Huala, sufrió una equimosis en región lateral izquierda del tórax, de carácter leve. Malvina Soledad Encina sufrió una lesión en la cara interna del antebrazo izquierdo (hematoma), de carácter leve. Fausto Horacio Jones Huala sufrió un traumatismo de cráneo en la región mastoidea izquierda de su cabeza, el cual le produjo una lesión intracerebral que en el momento inmediato deprimió su censorio y al momento del alta institucional e incluso tres meses después le produjo disminución de su función de habla o lenguaje y audición como secuela, tratándose en principio de lesiones de carácter grave.

Emilio Sebastián Jones sufrió una fractura atípica de rema derecha del maxilar inferior hasta cóndilo, que disminuye la apertura de la cavidad bucal, lesión ésta de carácter grave, por generar una inhabilidad laboral mayor a un mes.

Cabe destacar que el episodio descripto ocurre en un contexto de gran conflictividad dado que días anteriores otras fuerzas de seguridad habían realizado procedimientos en el predio, encontrándose en ese momento, varias personas vinculadas con los ocupantes del predio, privadas de su libertad en la ciudad de Esquel, lo que tornaba aún más vulnerables a los ocupantes del predio; y al proceder como se describió el Jefe del Grupo operativo incumplió con la normativa aplicable y con los deberes a su cargo, además de incumplir con las precauciones que deben tenerse al utilizar proyectiles antitumulto, en particular la dirección del disparo y la distancia aconsejada.

Los hechos fueron calificados por la Fiscalía como constitutivos del delito de lesiones leves agravadas por haberse cometido con abuso de la función policial (2 hechos), Lesiones Graves Agravadas por haberse cometido con abuso de la función policial (2 hechos) en concurso ideal con abuso de autoridad (arts. 89 y 90 en función del 92 y 80 inc. 9 y 248 del Código Penal).

El Patagonico