Tag

Italia

Browsing

Durante un tiempo muy corto, el verano italiano ofreció un rayo de esperanza. Después de salir de lo que fue, a principios de 2020, uno de los confinamientos por coronavirus más duros del mundo, Italia logró desempolvarse a tiempo para recibir a los visitantes.

Pero a medida que el sol comienza a enfriarse, también lo hacen las esperanzas de una recuperación total para la diezmada temporada turística de Italia 2020. Se acerca el invierno, y con él lo que se espera sea una catástrofe económica en toda regla.

El gobierno italiano, como muchos en todo el mundo, ha estado repartiendo dinero en efectivo para apoyar a muchas empresas e individuos en dificultades, pero con muchas restricciones de viaje globales aún vigentes, la pérdida de ingresos de la tambaleante industria de viajes del país deja un enorme agujero financiero que debe ahora llenarse.

«Los turistas son lo que necesitamos para seguir adelante», dice Cassandra Santoro, directora y fundadora del servicio de planificación de viajes, Travel Italian Style. «Nuestros guías, conductores y trabajadores de Piamonte a Sicilia que pensaban que estarían sin trabajo por una temporada, ahora están explorando otros trabajos y fuentes de ingresos».

Cualquiera que visite Italia en agosto podría haber sido perdonado por pensar que casi todo había vuelto a la normalidad, salvo las máscaras faciales y el distanciamiento social. Culturalmente grabado en piedra como un mes de vacaciones para los italianos, vio a muchos lugareños disfrutar de un descanso ganado con esfuerzo lo mejor que pudieron.

Pero incluso con el 60% de los italianos gestionando una escapada, casi todos en Italia, y la afluencia de algunos visitantes del norte de Europa, el pronóstico es pésimo.

«La pérdida proyectada para 2020 de los visitantes extranjeros a Italia es de 24.600 millones de euros e incluso el gasto de los viajeros nacionales se ha reducido en 43.600 millones de euros», dice Giorgio Palmucci, presidente de la oficina nacional de turismo de Italia, ENIT.

Incluso con esperanzas de crecimiento y recuperación dentro de dos años, es probable que el daño, agrega, sea generalizado.

«Se espera que todas las ciudades italianas se vean afectadas de manera significativa, en particular aquellas que dependen más de los visitantes internacionales como Venecia, Florencia y Roma».

Autoridades italianas detectaron en los últimos días 13.000 casos de coronavirus entre el personal docente, el equivalente al 2,6% de los que se sometieron a las pruebas, a poco de que comience oficialmente el curso escolar a nivel nacional, el próximo lunes.

Así lo informó hoy el comisario extraordinario para la emergencia del coronavirus, Domenico Arcuri, en declaraciones a la TV pública italiana, en el marco de una campaña de prevención con la distribución de 2 millones de pruebas para las escuelas.

Arcuri precisó que estas personas «no regresarán a las aulas, no generarán brotes y no transmitirán el virus», pues permanecerán aisladas hasta que una nueva prueba demuestre que se han curado.

Esta información se conoce mientras los nuevos contagios en el país europeo aumentaron ligeramente las últimas 24 horas, cuando se registraron 1.616 casos, algo más de los 1.597 del día anterior, según los datos ofrecidos por el ministerio de Sanidad.

También hubo 10 nuevos fallecimientos, los mismos de la víspera, en un día en que se realizaron casi 99.000 test de detección, unos dos mil más que la jornada previa.

Con estas cifras, desde el inicio de la pandemia se han registrado en Italia 284.796 casos totales, y 35.597 fallecidos.

También han aumentado los pacientes hospitalizados con síntomas, que son ahora 1.849 en todo el país, y siguen subiendo los ingresados en cuidados intensivos, que ya son 175.

El Ministerio de Educación fijó como fecha para el inicio del ciclo lectivo el próximo 14 de septiembre, si bien algunas guarderías e institutos ya abrieron sus puertas en el norte del país y otras regiones como las sureñas Apulia o Campania lo retrasarán hasta finales de mes.

Por el momento, medio millón de profesionales de la educación se hicieron estos test para detectar si están contagiados con coronavirus.

Estos datos, sin embargo, no tienen en cuenta a los 200.000 profesores y no profesores de la región del Lacio, cuya capital es Roma, ya que ésta realiza sus propias pruebas de forma independiente, según los medios italianos.

El Comité Técnico Científico (CTS) de Italia estudiará la semana próxima si reduce de 14 a 10 días el período de aislamiento que deben cumplir las personas infectadas, después del debate iniciado en varios países de Europa sobre si dos semanas es demasiado tiempo, señaló Télam.

El ciclista nacido en Rawson avanza a paso firme en la vuelta Tirreno-Adriático, luego del tramo de la competencia que se lleva a cabo entre las localidades de Terni y Cascia. «Balito» dio un buen salto en la general de la competencia Tirreno-Adriático avanzó 12 lugares en la tabla de la clasificación general de la tradicional prueba, que lidera el canadiense Michael Woods, tras desarrollarse hoy la cuarta etapa.

Sepúlveda, del equipo Movistar, fue 53ro en la etapa, que fue ganada por el australiano Lucas Hamilton, y así dejó la 70ma colocación de ayer. Ahora se encuentra a 16.37 de Woods, que sigue líder, informó la agencia italiana de noticias ANSA.

La etapa de hoy fue de Terni a Cascia (Perugia), con un total de 194 kilómetros. El pelotón recorrerá mañana los 202 kilómetros que van de Norcia a Sassotetto.

Mientras el Gobierno dispuso que el uso de tapabocas en las aulas no sea obligatorio si se cumple el distanciamiento social para el reinicio de clases previsto el 14 de septiembre, varias escuelas de Italia reabrieron hoy sus puertas para los alumnos que deben tomar cursos de recuperación antes del comienzo del ciclo lectivo.

«Para facilitar el aprendizaje y el desarrollo relacional, el barbijo se puede quitar en condición estática respetando la distancia de al menos un metro», informó el Comité Técnico Científico que asesora al Gobierno italiano sobre el coronavirus, al difundir una nota pública con las guías para el reinicio de clases.

Al mismo tiempo, el CTC y el Ministerio de Transporte dieron el visto bueno a que se aumente al 80% de la capacidad del transporte público el número máximo de pasajeros que podrán viajar, como forma de facilitar el desplazamiento de alumnos y profesores hacia y desde los centros educativos.

En un anticipo del inicio de clases el 14 de septiembre, varias escuelas de todo el país reabrieron hoy sus puertas para los alumnos que deben tomar cursos de recuperación.

«Trabajamos todos juntos y devolvemos las escuelas a nuestros alumnos: el país nos lo agradecerá. Tenemos una gran responsabilidad histórica. Será un año duro. Pero también el inicio de un camino diferente», planteó en ese marco la ministra de Educación Lucia Azzolina en una carta dirigida a la comunidad educativa publicada en sus redes sociales.

Hasta el momento, 35.483 personas fallecieron en toda Italia a causa del coronavirus desde el 21 de febrero, aunque el país registra una estabilización de los fallecimientos desde que inició la reapertura de fronteras internas y a los países de Europa a partir del 3 de junio, señaló Télam.

La edad media de los nuevos casos de coronavirus en Italia alcanzó la última semana los 29 años, casi la mitad de los 59 años promedio desde el inicio de la pandemia.

Según el informe epidemiológico semanal del Instituto Superior de Salud (ISS), los positivos registrados entre el 17 y el 23 de agosto tuvieron una edad promedio de 29 años, en línea con una «tendencia de descenso» de los nuevos casos que se registra desde junio.

El ISS planteó, de todos modos, que se ve una «menor gravedad clínica en los casos diagnosticados que, en la mayor parte de los casos, son asintomáticos».

Según el informe, firmado también por el Ministerio de Salud, solo el 20,8% de los contagios registrados se debieron a los denominados «casos importados», que el Gobierno busca limitar a través de mayores restricciones a las personas que entren o regresen al país tras las vacaciones de verano.

En línea con las recomendaciones de las últimas semanas, las autoridades sanitarias sostienen la importancia de «respetar la cuarentena y las otras medidas recomendadas», como el uso de tapabocas en lugares cerrados y el distanciamiento social, para evitar un posible crecimiento de los casos en el país.

Italia registró ayer 1.411 positivos de coronavirus, el cuarto día en una semana con más de 1.000 positivos diarios, pero el Gobierno asegura tener la situación bajo control.

Hasta el momento, 35.463 personas murieron por coronavirus en Italia, mientras las autoridades preparan el regreso de las clases previsto para el 14 de septiembre próximo, una fecha en línea con el inicio habitual del año lectivo en Italia luego de las vacaciones de verano, señaló Télam.

Una mujer de 50 años fue la primera de los 90 voluntarios en el hospital romano Spallanzani. El presidente de la región Lacio, Nicola Zingaretti, dijo a Télam que la vacuna «se inserta en la visión de que sea un bien común como pidió el papa Francisco, por eso será pública y puesta a disposición de todos».

Italia inició este lunes la fase de prueba en humanos de su vacuna contra el coronavirus que espera tener lista para la primavera europea de 2021 y para la que no descarta continuar con los testeos en América Latina, en una jornada en la que volvió a registrar menos de 1.000 casos diarios tras dos días.

Una mujer de 50 años fue la primera de los 90 voluntarios que este lunes recibió en el hospital Spallanzani de Roma la vacuna producida por la firma ReiThera, con financiamiento del Estado italiano y de la región Lacio.

«Hoy iniciamos la fase 1 de las pruebas y luego continuaremos con las fases 2 y 3», dijo a Télam el director sanitario del hospital, Francesco Vaia, al explicar en el lugar los próximos pasos de la experimentación.

La primera tanda de pruebas se hará con los 90 voluntarios divididos en dos grupos, uno de 18 a 55 años y luego los de 65 a 85 años.

Los candidatos, seleccionados sobre 5.000 postulantes, se harán ocho controles durante siete meses para controlar que no se presenten efectos colaterales, explicó Vaia en la puerta del hospital.

La segunda fase de experimentación, en la que se probará la vacuna sobre un número de entre 500 y 1000 voluntarios, se hará en Italia apenas estén los resultados de la primera fase y luego se pasará a un testeo sobre un número mayor que podría incluir países de América Latina, precisó el director sanitario.

Según Vaia, la vacuna «podría estar lista para la primavera de 2021», es decir entre marzo y junio del año próximo.

Junto a Vaia, el presidente de la región Lacio, Nicola Zingaretti, dijo a Télam que la vacuna «se inserta en la visión de que sea un bien común como pidió el papa Francisco, por eso será pública y puesta a disposición de todos los que la necesiten».

«Tras el proceso de experimentación se buscará la producción industrial de la vacuna y su distribución. Hoy es un paso muy importante, ya que hablamos de la esperanza de todos los que en el mundo están esperando una señal», agregó Zingaretti.

La vacuna es producida por la empresa de capitales suizos ReiThera pero financiada por el gobierno regional con cinco millones de euros y por el Ministerio de la Investigación italiano que aportó otros tres millones de euros.

El nuevo reporte

Este lunes, el Ministerio de la Salud informó 953 nuevos casos, una baja frente a los números del fin de semana cuando se había superado dos días consecutivos la barrera de los 1.000 contagios diarios.

Además, las cifras de este lunes mostraron que tres regiones italianas (Valle de Aosta en el norte y Molise y Basilicata en el sur) no registraron nuevos positivos, aunque otras cinco mostraron más de 100 contagios.

Hasta el momento 35.4441 personas murieron en Italia a causa del coronavirus, incluidas cuatro víctimas dadas a conocer hoy.

Según las cifras oficiales, los nuevos contagios se dan en personas de 30 años promedio y en su mayoría asintomáticos.

Mientras tanto, la aparición de nuevos casos de coronavirus en centros para inmigrantes de Sicilia provocó cruces entre el gobierno de la región, que pide cerrar los lugares de acogida, y el ministerio del Interior nacional, que reclama la competencia de la gestión inmigratoria.

«El Estado tiene competencias sobre los inmigrantes, pero el presidente de la región la tiene en materia sanitaria, y en tiempos de epidemia es lo que tiene que valer», afirmó el presidente regional Nello Musumeci, tras el rechazo de Interior a su ordenanza para cerrar los centros de acogida por el aumento de positivos de coronavirus de las últimas horas.

Desde el ministerio del Interior, según informa hoy el diario Repubblica, el Gobierno planteó que «la materia es de competencia estatal» y que no aceptarán la ordenanza de Musumeci, creador del partido regional conservador «Diventerà Bellissima» (Se volverá bellísima, en español) y afiliado a nivel nacional al derechista y opositor Hermanos de Italia.

Los nuevos cruces entre Sicilia y el Gobierno nacional se dan luego de que a fines de julio la ministra del Interior, Luciana Lamorgese, enviara efectivos del Ejército a la isla sureña para controlar los centros de acogida, tras la fuga de algunas personas que debían permanecer en cuarentena a su llegada a suelo italiano.

Frente a un angustiante rebrote de casos de coronavirus en distintas partes del mundo, Italia encendió las alarmas al registrar este domingo 1.210 nuevos contagios, su cifra más alta de los últimos tres meses. La mala noticia, sin embargo, llega en un momento esperanzador para los italianos: a partir del lunes comienzan las pruebas de la vacuna creada y producida por el país.

Según cifras comunicadas por el ministerio de Salud, desde el comienzo de la pandemia el país detectó un total de 259.345 casos y 35.437 fallecimientos. Una de las regiones más afectadas durante los primeros meses de la pandemia, Lombardía, se transformó nuevamente en el mayor foco de contagios, con 239 casos. Le sigue Lacio, en el centro del país, con 184 nuevos casos. El 60 por ciento de estos nuevos contagios, advirtió el consejero de Salud regional, Alessio D’Amato, están vinculados a la vuelta de las vacaciones.

El ministro de Salud italiano, Roberto Speranza, aseguró que no habrá un nuevo confinamiento a pesar del repunte de casos que se está detectando en toda Europa. Speranza destacó que la situación es muy distinta de la de febrero y marzo, cuando el virus se contagiaba sin control. «Soy optimista, aunque prudente. Nuestro servicio sanitario es ahora mucho más fuerte», agregó el ministro.

Vacuna italiana

En la carrera por encontrar una vacuna contra el coronavirus, Italia también está haciendo su esfuerzo. La vacuna creada, producida y patentada por la empresa biotecnológica italiana ReiThera, con sede en Castel Romano, ya superó las pruebas preclínicas realizadas tanto in vitro como en animales.

Los primeros resultados pusieron de relieve una fuerte respuesta inmunitaria y un buen perfil de seguridad, según informaron las autoridades de la región del Lazio. A partir de este lunes, comenzarán los pruebas en humanos. Aunque ya se anotó una gran cantidad de voluntarios (solo la semana pasada fueron 5 mil), la experimentación comenzará con 90 personas que serán sometidas a pruebas en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani, en Roma.

La prensa deportiva italiana proyectó un futuro del astro argentino Lionel Messi en el Inter de Italia, luego de la reunión que mantuvo el jueves con el nuevo DT de Barcelona, el neerlandés Ronald Koeman, quien asumió el cargo después de la catastrófica eliminación de la Liga de Campeones ante Bayern Múnich de Alemania (8-2).

El periódico «La Gazzetta dello Sport» titula sintéticamente: «Inter: Copa y Messi», en relación a la agenda del club milanés que esta tarde definirá el título de la Liga de Europa ante Sevilla de España.

En la nota, el diario italiano apunta que el argentino «se abre al adios y el sueño (de Inter) sigue». Al reproducir la frase que Messi le habría dicho a Koeman («Me siento más afuera que adentro»), la prensa italiana señala que ahora deberá entrar en acción el propietario de Inter, el chino Steven Zhang.

Messi, de 33 años, tiene contrato en Barcelona hasta el 30 de junio de 2021 y su cláusula de salida asciende a 700 millones de euros.

«Corriere dello Sport», otro de los rotativos deportivos de Italia, destaca que «Messi asusta al Barcelona» y refuerza la posible llegada a Inter con el dato de que Jorge Messi, padre del futbolista, fijara recientemente su residencia en Milán, tras comprarse una casa en una de las zonas más exclusivas de la ciudad, señaló Télam.

El Gobierno italiano reconoció hoy una «tendencia al aumento desde hace tres semanas» en los nuevos casos de coronavirus, aunque aseguró que se trata «en su mayoría de asintomáticos», y pidió que se cumplan las medidas de seguridad, como uso de tapabocas y distanciamiento social, para evitar «un aumento ulterior» de los contagios.

«El número de nuevos casos de infecciones permanece a grandes líneas contenidos pero con una tendencia al aumento desde hace tres semanas», plantearon el Ministerio de Salud y el Instituto Superior de Salud (ISS) en el documento de monitoreo semanal de evolución de la situación epidemiológica.

La reflexión de los organismos se da luego de que ayer Italia registrara 845 positivos, el número más alto en más de tres meses, en medio de una crecida sostenida de los casos, que de todos modos se mantiene aún por debajo de los 1.000 diarios.

En caso de que no se cumplan las medidas de seguridad vigentes hasta el 7 de septiembre, como el uso de barbijo y el distanciamiento social, «en las próximas semanas se podría asistir a un aumento ulterior en el número de casos a nivel nacional», advierte el monitoreo.

En ese marco, con la edad promedio de los contagios ubicada en torno a los 35 años en el último mes, casi la mitad de los 65 años de edad media de los infectados totales desde el inicio de la pandemia, los entes de Salud plantearon el perfil de los nuevos positivos.

«Se ve un cambio en las dinámicas de transmisión, con aumento de casos y focos asociados a las actividades recreativas sea en el territorio nacional como en el extranjero, y una menor gravedad clínica de los casos diagnosticados, en su mayoría asintomáticos», plantearon.

Hasta el momento, 35.418 personas murieron en Italia por el coronavirus.

Ayer, el Comité Técnico Científico que asesora al Gobierno italiano en la lucha contra la pandemia planteó que tenía «bajo control» el aumento de contagios desde hace tres semanas

«Estamos en una tendencia ampliamente prevista. La curva está en lento crecimiento pero, por el momento, la epidemia está bajo control», planteó el coordinador del CTC, Agostino Miozzo, señaló Télam.

El Comité Técnico Científico que asesora al Gobierno italiano en la lucha contra el coronavirus afirmó que tiene «bajo control» el aumento de contagios de los últimos días, que esta semana alcanzaron los valores máximos en tres meses.

«Estamos en una tendencia ampliamente prevista. La curva está en lento crecimiento pero por el momento la epidemia está bajo control», aseveró el coordinador del CTC, Agostino Miozzo.

Las declaraciones de Miozzo se dan luego de que ayer el país registrara 642 positivos de Covid-19, el dato más alto desde el 23 de mayo.

«Es muy probable que en las próximas dos semanas los casos sigan creciendo, efecto de un verano vivido sin controles», agregó Miozzo, en referencia al aumento de casos registrados en jóvenes de 20 años que llevó al Ministerio de Salud a ordenar el cierre de discotecas durante lo que queda de la temporada estival.

En ese marco, el especialista dijo que «tras las discotecas, por ahora no hay hipótesis de otros cierres».

«Esperamos que los jóvenes dejen de hacer disparates» en las próximas semanas, agregó Miozzo.

Hasta el momento, 35.412 personas murieron en Italia por el coronavirus.

En los últimos días, el país experimenta una leve subida de casos dispersos por todo el territorio nacional, luego que durante los primeros meses de pandemia casi el 85% de los contagios se concentrara en solo tres regiones del Norte, señaló Télam.