Tag

Inversiones

Browsing

Cumplido el aniversario 155 de Rawson, el intendente Damián Biss participó este martes de la inauguración de la Residencia para la Tercera Edad “Punta León” en Playa Unión. El mandatario local -luego del acto formal realizado en la Capilla Berwyn-, destacó las inversiones que se concretan en la ciudad en “momentos duros de la economía”, y contribuyen a la generación de puestos laborales. “Me enorgullece”, indicó.

El emprendimiento en la villa balnearia se puso en funciones en coincidencia con el aniversario de Rawson. Después de conversar con las autoridades del centro asistencial y recorrer las modernas instalaciones, Biss felicitó a directivos y personal del lugar.

“Es emocionante, que en momentos tan duros de la economía y frente a todo lo que nos está pasando con la pandemia, haya gente de Rawson dispuesta a invertir”, y con ello “a generar puestos de trabajo. Para mí es una satisfacción enorme”, manifestó el intendente.

“Para mí es un honor poder participar” de la apertura del centro residencial, expresó el intendente, al recordar que “en la primera reunión, cuando plantearon el cambio de rumbo, sentí desazón porque perdíamos el hotel más importante que tenía la ciudad; sin embargo, uno no puede dejar de desconocer que en estos últimos años fueron duros para la actividad privada. Y tras recorrer las instalaciones de la futura residencia para nuestros adultos mayores, siento orgullo de la inversión que se hizo”, comentó Biss.

El titular del Ejecutivo remarcó que “estamos en presencia de una institución que se va a abocar al cuidado de los adultos mayores, con mayor jerarquía de la provincia”.

Al concluir, el intendente reforzó el concepto de inversión en infraestructura sanitaria ejecutada en la capital provincial en los casi 10 meses de gestión. Repasó las obras de ampliación del Hospital “Santa Teresita”, del centro asistencial de Playa Unión, y la apertura de salas de primeros auxilios en Puerto Rawson.

Acompañamiento

El responsable de la Residencia para la Tercera Edad “Punta León”, Tomás Oliver, agradeció al intendente Biss “porque siempre tiene las puertas abiertas para apostar al desarrollo de Rawson. Y cada vez que tenemos una comunicación, siempre está dispuesto a atender el teléfono. Esperamos sostener el respaldo institucional, en su período al frente del Ejecutivo porque lo vamos a necesitar”, esgrimió.

La ceremonia se cerró con un brindis de camarería.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio del Chubut continúa realizando acciones para el aumento y diversificación de las exportaciones PyMES de la provincia. A inicios de semana se desarrolló una ronda de negocios internacionales para el sector pesca, en conjunto con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Exterior (AACI).

La ronda destinada a empresas y PyMES chubutenses del sector pesquero, totalmente gratuita, se desarrolló a través de la plataforma de la ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración) con compradores de Estados Unidos, Paraguay y Brasil.

Se llevaron a cabo más de 32 reuniones entre compradores y exportadores del Chubut, mostrando un gran interés por la merluza y el langostino patagónico. Estas reuniones tienen por objeto generar los primeros vínculos entre las empresas participantes, con el fin de desarrollar negocios y ampliar los destinos de las exportaciones de pesca.

En las próximas semanas el Ministerio lanzará la convocatoria a nuevas rondas virtuales de negocios para otros sectores productivos. Al mismo tiempo el Ministerio continúa con programas de capacitaciones relacionadas al comercio exterior y brindando asistencia técnica para las PyMEs.

El diputado nacional Santiago Igón, se refirió a la crisis económica-financiera que atraviesa la Provincia del Chubut. “Muchas regiones de la Provincia están en condiciones de aportar recursos. Necesitamos empezar a poner a Chubut en acción y que presente un plan productivo, económico y financiero”, sostuvo.

En este sentido, señaló –en diálogo con La Cien Punto Uno– que “hay un Estado Nacional que está presente. En la reunión de ayer no había solo Intendentes afines al Gobierno, pero fue con absoluto respeto y hablando de lo que queremos todos, la reactivación de algunas obras”.

“Hay cerca de 2000 millones de pesos que la Provincia podría recibir en términos de asistencia. Habrá que ver como lo destina después el Gobierno. Algunos Municipios quieren repetir lo de la vez anterior y repartir una parte”, dijo.

Asimismo, aclaró que “falta que la Provincia presente un plan productivo, un plan económico-financiero, que es lo que está pidiéndole Nación. Comodoro es parte de la Provincia y pone mucho. Muchas regiones de la Provincia están en condiciones de aportar recursos”.

Finalmente, Igón concluyó que “lo que falta en la Provincia son inversiones estructurales, por ejemplo en lo energético. Es un debate que debemos darnos”.

En la sesión de ayer ingresó el proyecto de ordenanza del intendente Adrián Maderna de promoción a las nuevas actividades industriales, que explicará hoy a las concejales el titular de la agencia de Desarrollo Productivo, Hugo Schwemmer.

El proyecto, que anunció Maderna tras la reunión que mantuvo con industriales, otorga beneficios impositivos y créditos a todas las empresas que elijan radicarse en Trelew y contraten mano de obra local. Eximirán el 100 por ciento en contribución por inscripción de la habilitación municipal y la totalidad de las revalidaciones semestrales por el plazo de dos años.

El régimen prevé descuentos de hasta el 60 por ciento en el impuesto al Parque Automotor, inmobiliario y tasas de servicios por un año. Los descuentos serán mayores en la medida en que las empresas incrementen la cantidad de empleados.

Los emprendimientos con más de 20 trabajadores tendrán el 60 por ciento de descuento en esos impuestos.
También la iniciativa prevé la creación de un fondo especial para la inversión productiva, con el 10 por ciento de la recaudación de la Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene de entidades financieras, hipermercados y shopping, estaciones de televisión por cable, servicios de internet y telefonía y casinos, que no tributen impuesto sobre ingresos brutos en la Municipalidad.

Los fondos recaudados se utilizarán para otorgar créditos a las empresas que se instalen en Trelew exclusivamente para adquirir bienes de uso o materias primas. Las tasas de interés no serán superiores a las tasas de actualización de los tributos municipales.

Los créditos serán de hasta 500.000 pesos por cada emprendimiento y contribuyente, que tendrán que incorporar al menos cinco empleados en relación de dependencia. También en el plan que ingresó, se autorizarán créditos de hasta 200.000 pesos en los casos de emprendimientos con al menos dos empleados. Los créditos serán hasta en 36 cuotas con un plazo de gracia de seis meses.

Por otro lado, el proyecto que ingresó señala que la Municipalidad fomentará planes de capacitación que se ajusten a estos proyectos de desarrollo productivo, y se compromete a gestionar beneficios o descuentos en servicios de luz y gas, y líneas de crédito especiales en el Banco del Chubut.

Polémica por reunión con Massoni

Por otro lado, la mesa de trabajo que conformaron Maderna y el ministro de Seguridad, Federico Massoni, para combatir el delito y el narcomenudeo en Trelew fue objeto de polémicas con la oposición.

La concejala del Partido Municipal por Trelew, Mariela Flores Torres, presentó un proyecto de ordenanza para crear el Consejo Municipal de Control y Prevención de la Violencia Institucional que contó con el apoyo de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Flores Torres invitó al bloque oficialista a sumarse a esta iniciativa.

La presidenta del bloque oficialista, Lorena Alcalá, salió en defensa del trabajo articulado que viene haciendo el Ejecutivo municipal con la provincia en materia de prevención, y cruzó duro a Flores Torres. «Hay un plan estratégico y estamos trabajando para evitar y defender la no vulneración de derechos de vecinos de nuestra ciudad. Es una falta de respeto para los funcionarios de los poderes que participaron no solo en una reunión sino varias, como el procurador Jorge Miquelarena y la doctora Mariana Ripa. No es nuestra intención meter a todos los vecinos y vecinas en la bolsa, sino trabajar y acompañar las investigaciones porque estamos trabajando en los derechos de los vecinos y vecinas», replicó Alcalá.

Por otro lado, los concejales ayer aprobaron sobre tablas un pedido del bloque madernista al Gobierno Nacional para que siga otorgando en la pandemia el Ingreso Familiar de Emergencia y los ATP. También ingresaron proyectos del justicialismo para eximir del cobro del SEM a personal de la salud durante la pandemia, y una ordenanza de UCR-Juntos por el Cambio para eximir del cobro de impuestos a hoteles, bares, restaurantes, actividades turísticas y otros rubros afectados por la cuarentena.

El Presidente Alberto Fernández anunció un plan de inversiones en 47 universidades de todo el país y la sede Madryn de la UTN se encuentra incluida en el plan, lo que fue celebrado por la comunidad universitaria local. El anunció se conoció poco después de la reunión con el Intendente Gustavo Sastre.

De esta manera, la sede local podrá continúan con el proyecto que había quedado detenido en el año 2016 y que contemplaba la construcción de laboratorios de Física y aulas, un proyecto que se había trabajado con toda la comunidad. A través de las redes sociales, desde la UTN destacaron el anuncio, “beneficiaria del Programa Nacional de Inversión en Infraestructura Universitaria que anunció hoy Alberto Fernández, reanudando proyecto suspendido en 2016, para construir Laboratorios de Física y Aulas que beneficiarán a estudiantes y favorecerán a nuestros investigadores”.

En algunos ámbitos políticos de Chubut causó sorpresa los rumores de la intención del Presidente Alberto Fernández de construir la hidrovía Paraná-Paraguay y ampliar los puertos de la región patagónica, con el financiamiento del gobierno de la República Popular de China.

Varios referentes de la escena política local intentaron ayer sin éxito confirmar los rumores provenientes de la Cancillería argentina, para conocer si Chubut se beneficiaría con el aporte del gobierno chino.

Según un importante empresario de Trelew, “el gobierno nacional tiene la mirada puesta en China, buscando atraer inversiones a nuestro país, aunque sin incurrir en los errores de otros países sudamericanos, e inclusive africanos, que han entregado a cambio servicios públicos y recursos naturales”.

“En Chubut, el Dr. Martín Alesi tiene esa misma perspectiva estratégica. Mantiene reuniones con muchas personas de distintos ámbitos, y permanentemente habla de conectar los intereses de Chubut con oportunidades de inversión para China”, observó.

Al respecto, manifestó que “hay mucho entusiasmo en algunos comerciantes y empresarios con ciertas medidas que Alesi quiere impulsar para Chubut, con la intención de convencer a Nación de la necesidad de una zona de comercio libre de impuestos, para la venta exclusiva de productos nacionales, conformada por Rawson y Trelew, que impulsará el crecimiento comercial en el valle”.

“Como mínimo, entre otras de sus propuestas, pretende lograr la instalación de varios mega shoppings libres de impuestos: los comerciantes locales podrán trasladarse allí y vender a turistas de todo el país que vengan de tour de compras, atraídos por los bajos precios. Desde el punto de vista comercial y turístico, creo que no hay una idea mejor, puede cambiar Chubut para siempre y convertirla por volumen de facturación en el centro comercial más importante del país, luego de Buenos Aires”, concluyó.

El Gobierno Nacional comenzará la semana próxima el análisis de cada uno de los grandes proyectos mineros que ya cuentan con factibilidad técnica, para generar junto a las empresas las condiciones que permitan la rápida puesta en marcha de una cartera de hasta US$ 25.000 millones.

Este trabajo de análisis “proyecto por proyecto” estará a cargo de la Secretaría de Minería que conduce el sanjuanino Alberto Hensel, y tendrá como punto de partida una serie de reuniones por videoconferencia, previstas para la semana próxima, con los responsables de finanzas e impuestos de las empresas interesadas en participar de esta metodología.

La cartera que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo, buscará generar “acuerdos específicos” para el desarrollo de los grandes proyectos mineros que el país necesita reactivar y potenciar urgentemente, explicaron a Télam fuentes oficiales, que admitieron que ese análisis incluye temas tributarios y arancelarios pero sin descuidar la solvencia fiscal.

Al mismo tiempo, la Secretaria prevé para julio el inicio de las reuniones con todos los sectores vinculados a la actividad para la formulación del Plan Estratégico para el Desarrollo”, con una visión de largo plazo para la industria.

Sobre el trabajo que comenzará la semana próxima con las empresas, Hensel reconoció que “existen cuestiones de carácter nacional que se deben resolver, vinculadas a la aplicación de políticas económicas que deben ser flexibilizadas en algunos aspectos, lo que hace importante esta metodología de proyecto por proyecto”.

La premisa del trabajo, expresó en un seminario on line con funcionarios provinciales, es ver “cuáles son los inconvenientes que se presentan en cada uno de los casos buscando el mejor esquema para que los proyectos puedan concretarse analizando las situaciones particulares”.

Proyectos

Hensel, semanas antes de la declaración de la pandemia de coronavirus había presentado en la feria minera PDAC, que se realizó en la ciudad canadiense de Toronto, los proyectos que la Argentina tiene en “línea de largada”, así considerados porque están técnicamente factibilizados, por lo que están listos para avanzar en la etapa de financiación y construcción.

Se trata de grandes proyectos metalíferos que tienen un potencial de inversión de unos US$ 25.000 millones, de los cuales el 50% son para la explotación de cobre como los de Agua Rica (Catamarca), Josemaría (San Juan), Taca Taca (Salta), Los Azules (San Juan), Filo del Sol (San Juan).

Pero el más grande de los proyectos en carpeta es Pachón, en la provincia de San Juan, ya que requerirá un capital inicial de US$ 4.100 millones y una proyección de exportaciones anuales por U$S 1.829 millones.

El secretario Hensel, dijo al respecto en el seminario organizado por Panorama Minero, que “la cartera minera 2020 incluye proyectos de cobre, oro, plata y litio, desde la Puna hasta la Patagonia”, en los que “cada uno tiene su particularidad y territorialidad”.

“Esta gestión tiene la idea de atender estas particularidades sociales, ambientales, económicas, financieras y legales a fin de encontrar las formas adecuadas junto a las empresas inversoras y las autoridades provinciales, para que de una vez por todas se transforme ese capital físico en desarrollo”, explicó el secretario.

Para el funcionario “hay una nueva era de los proyectos metalíferos en el país pero es necesario un justo equilibrio entre la solvencia fiscal y la reactivación productiva”.

“Los sacrificios fiscales son altos agravados por la pandemia -agregó-, pero no perdemos de vista el valor de la minería en cada uno de los territorios en que se radica, por el impacto directo o indirecto en empleo, infraestructura, proveedores y exportaciones”, aseguró Hensel.

El objetivo del equipo de Secretaría, que también integran las subsecretarias de Política Minera, Sylvia Gimbernat, y de Desarrollo Minero, Laura Ropol, es “hacer todas las gestione técnico políticas posibles para que el potencial minero geológico se traduzca en empleo y producción y genere procesos virtuosos endógenos hacia las economías regionales andinas y patagónicas”.

La Secretaría también tiene programado iniciar en julio las reuniones en las que convocará a todos los actores del sector minero para la formulación del Plan Estratégico para el Desarrollo.

“Queremos trabajar en un plan que manifieste claramente que en el país estamos comprometidos con la actividad, en un marco de previsibilidad, de seguridad jurídica y ofreciendo las mejores condiciones para que el potencial minero se ponga al servicio del crecimiento económico, el desarrollo social y la generación de trabajo”, enfatizó el Secretario.

La industria petrolera es una industria de largo plazo y pese a la brutal crisis que afecta al sector hidrocarburífero de Argentina, la petrolera alemana Wintershall Dea sigue adelante con su plan de desarrollo de Vaca Muerta para retomar ni bien lo permitan las condiciones sanitarias.

Así lo dieron a conocer desde la operadora al detallar el plan de inversiones que tienen previsto para este año en sus bloques Bandurria Norte y Aguada Federal. “Las pruebas de producción extendidas de los pozos pilotos en ambos bloques demostraron una productividad en petróleo muy prometedora. Ahora apuntamos a dar los primeros pasos hacia el desarrollo de los campos”, indicaron desde la firma que tiene su sede central en Kassel.

Las significativas medidas de desaceleración del contagio del virus obviamente tienen un impacto en la actividad económica a escala global, incluyendo a Argentina. También hemos reforzado nuestras medidas de seguridad y cuidado de la salud e introdujimos nuevos protocolos para proteger a nuestra gente mientras salvaguardamos nuestras operaciones”, indicaron desde Wintershall Dea a Energía On.

El plan para este año y el 2021 es prometedor e incluye no sólo una buena cantidad de nuevos pozos sino también numerosas obras de infraestructura de transporte y tratamiento tanto de petróleo como de gas.

“El alcance de la primera fase incluye la perforación de más de 20 pozos y el montaje de instalaciones de tratamiento temprano y oleoductos de vinculación”, detallaron. Y remarcaron que “maximizaremos las oportunidades de sinergias en nuestras operaciones, por lo tanto los dos bloques, Bandurria Norte y Aguada Federal, se desarrollarán en una secuencia optimizada”.

A su vez, desde la petrolera se remarcó que “la próxima fase de desarrollo incluye la construcción de un nuevo gasoducto de 40 kilómetros”. Y se precisó que ese ducto “conectará nuestros pozos con las instalaciones existentes en un bloque vecino para evitar el venteo desde los mismos pozos de la fase piloto”.

Es que desde Wintershall Dea se enfatizó que para la firma una parte esencial de su trabajo es minimizar la huella de emisiones de dióxido de carbono.

Desde la operadora se destacó la importancia de Vaca Muerta a nivel global y se remarcó que “estamos felices de tener a ConocoPhillips como socio en estos bloques, la combinación de su experiencia en el shale con la experiencia tecnológica de Wintershall Dea y la experiencia local es una combinación perfecta”.

No obstante, desde la petrolera también cuestionaron los cambios en las regulaciones del sector aplicados en los últimos meses y advirtieron que de aplicarse nuevamente cambios deberán revaluar sus desarrollos.

Fuente: Rio Negro

Los efectos del freno total de la actividad económica ya tuvieron su primera víctima de impacto en el sector hidrocarburífero. Se trata de la empresa de servicios petroleros San Antonio Internacional, que inició negociaciones con los bancos para reestructurar los plazos de pago de diversos créditos por un total US$106 millones.

Junto con Schlumberger, Halliburton y Baker Hughes, San Antonio es parte de un conjunto de compañías que representan el segundo eslabón en la cadena de producción. Estas empresas operan en los pozos petroleros con sus torres de drilling (perforación), workover (terminación) y pulling (mantenimiento y reparación), y emplean a la mayoría de los trabajadores que están en los yacimientos.

A su vez, son la fuente de ingreso de un variedad de pymes contratistas, entre las que se encuentran las proveedoras de arena para realizar el fracking , por ejemplo.

El ritmo de actividad de las compañías de servicios no depende de ellas. Quienes toman la decisión de invertir y aumentar o bajar los equipos de perforaciones son las empresas petroleras, entre las que se encuentran YPF, Pan American Energy (PAE), Tecpetrol, Exxon, Chevron, Shell, Total y Vista.

Al tratarse de una industria de capital intensivo, el freno en la producción es casi instantáneo cuando las condiciones para invertir no están dadas. Y, a diferencia de lo que ocurrió en los últimos años, esta vez el golpe en la actividad se dio por dos fenómenos exógenos a las regulaciones nacionales: se derrumbaron los precios del petróleo y del gas, y cayó la demanda a niveles nunca antes vistos, ya que no solo los autos están estacionados, sino que los aviones no despegan. La consecuencia se ve en Vaca Muerta, donde la actividad está funcionando al 20% de lo que era hace un año.

En este contexto, el Gobierno busca llegar a un acuerdo con todas las partes para atenuar la caída en la actividad, que podría desembocar en una pérdida de miles de puestos de trabajo. El foco principal del Ministerio de Desarrollo Productivo -del cual depende la Secretaría de Energía- está en establecer un barril criollo, al cual la producción sea sustentable, ya que con valores cercanos a US$32 -como cotiza actualmente el precio internacional del petróleo- no hay actividad petrolera posible.

Sin embargo, el objetivo de encontrar un acuerdo en común no se está logrando y las negociaciones se demoran. Desde comienzo de mes, las operadoras están entregando producción sin cerrar precio. Si no se llega a un acuerdo, el valor de mercado debería ser la cotización promedio del Brent de marzo, que cerró en torno a los US$33. La puja está entre las refinadoras y los productores no integrados. Es decir, por un lado están Raízen (controlante de las estaciones Shell) y Trafigura (operadora de Puma Energy); y del otro lado, el resto de las productoras excepto YPF y PAE (dueña de las estaciones Axion).

El Gobierno tampoco consiguió el visto bueno de YPF, la mayor productora y refinadora del mercado con casi el 60% de la participación. La petrolera con control estatal no está de acuerdo con establecer un valor del barril en US$46 y pide un precio menor.

Quienes también están ansiosas por establecer un precio sostén son las provincias petroleras, cuyas regalías y recaudación se derrumbó al igual que la actividad. En un primer momento, los gobernadores pidieron un barril criollo de US$52, pero las refinadoras señalan que, con un valor mayor a US$45, pierden plata. Dentro de las negociaciones también está sobre la mesa pasar a un esquema de retenciones móviles, que sirva como amortiguador a los cambios del precio internacional del crudo.

En relación con el gas, la perforación de nuevos pozos estaba completamente frenada antes de que comenzara la crisis por la pandemia. Por la sobreoferta en el mercado, los precios son más bajos de los necesarios para desembolsar nuevas inversiones. En este contexto, las distribuidoras -entre las que se encuentran Metrogas, Naturgy y Camuzzi- y las productoras mantenían un contrato vigente desde el año pasado, en el cual el gas se comercializaba a un valor promedio de US$2,90 por millón de BTU (medida inglesa que se utiliza en el sector).

Este contrato venció el 31 de marzo pasado, pero se había decidido una prórroga de forma implícita de por lo menos un mes más, ya que en medio de la volatilidad y la incertidumbre -se decía- no era conveniente convocar a nuevas subastas. Sin embargo, ayer el Enargas les informó a las empresas que se realizarán licitaciones para establecer el nuevo valor del gas, informó el portal especializado Econojournal .

El gas representa el costo del 40% de las tarifas; el resto es transporte (18%), distribución (23%) e impuestos (19%) La estrategia del interventor del Enargas, Federico Bernal, consiste en que de las distintas licitaciones surja un precio menor a los actuales US$2,90, para quitarle presión al aumento de tarifas, en un contexto en el cual la recaudación de las distribuidoras cayó hasta un 70% por el efecto de la pandemia..

El problema mayor radica en el gas subsidiado de la Patagonia. Los usuarios pagan un 50% del precio total. Hasta el 31 de marzo, quien vendía este gas subsidiado era Ieasa (ex Enarsa) a un valor de US$1,70. Sin embargo, la Secretaría de Energía no autorizó a renovar el contrato de la compañía estatal y Camuzzi, la empresa que opera en el sur argentino, está distribuyendo gas «en la informalidad», sin un papel que la respalde. Lo mismo sucede con la transportista TGS, que tampoco cerró el caño. La alternativa sería dejar sin gas a toda la Patagonia o firmar nuevos contratos con las empresas privadas a un valor mayor.

Si la estrategia del Gobierno consiste en que el valor del gas surja de las licitaciones individuales por distribuidora, en el sector ven difícil que las productoras no pidan un precio igual o mayor a US$2,50, que es el que cubre los costos de producción (pero no el de nuevas inversiones). Por el principio de pass through , si el costo del gas aumenta, las distribuidoras los trasladarían directamente a tarifas, lo que implicaría un aumento, por lo menos en el caso de la Patagonia. Pero una actualización de tarifas está prohibida hasta mitad de año, ya que por DNU rige el congelamiento tarifario.

Fuente: LA NACION

La petrolera YPF planea invertir en 2020 alrededor de US$ 2.800 millones, una cifra que representa una merma de 20% respecto al año anterior, debido a los inconvenientes que la compañía y el sector enfrentaron en 2019.

Además, la petrolera tiene un cronograma de vencimientos para los próximos doce meses por un monto estimado en US$ 1.500 millones, que buscará refinanciar.

Así se desprende del presupuesto elaborado por la compañía para este año, que su CEO, Daniel González, se encargó de transmitir a los inversores a través de una teleconferencia realizada el viernes último.

Allí, el directivo dijo que YPF cuenta con “un plan consistente y realista para 2020” que permitirá sortear los problemas que la petrolera afrontó en 2019 a raíz de la situación macroeconómica, la caída de los precios del gas y las regulaciones del sector.

La realidad ya era anticipada por los directivos de la petrolera desde septiembre, cuando comenzaba a preverse la necesidad de una reducción de su actividad de 2020, en particular, por efecto del congelamiento de precios y por las dificultades de financiamiento que impone la coyuntura en el país.

Esa mirada hoy se concreta con el anuncio de que YPF invertirá este año en sus operaciones alrededor de US$ 2.800 millones -US$ 700 millones menos que en 2019-, de los cuales US$ 1.800 millones se concentrarán en tres áreas de la ventana de oil de Vaca Muerta: Loma Campana, Amarga Chica y Bandurria Sur.

“Pondremos el enfoque en acelerar los desarrollos de shale oil desde el núcleo central con 101 nuevos pozos, una producción bruta de 155 kboe/d de petróleo y 11 equipos de perforación” planteó González a los inversores.

Según los números que manejan en YPF, la producción de crudo en 2020 crecerá 2% mientras que la de gas caerá 8%.

Durante el contacto con los inversores, González dijo que “este año tendremos un nivel de actividad más bajo en el ‘upstream’”, y aclaró que la empresa hará “foco en el desarrollo del shail oil mientras toma un ´wait and see´ (esperar y ver) para analizar los proyectos de gas natural hasta que este mercado se estabilice y empiece a crecer nuevamente”.

La idea de la empresa es “estar preparados para reaccionar rápidamente cuando las condiciones mejoren y crezcan pronto” tanto en materia de precios como de demanda.

YPF, en los resultados del último trimestre de 2019 enviado a la Bolsa el jueves pasado,

informó una pérdida operativa superior a los $ 33.000 millones; una reducción en la producción de hidrocarburos de 3%.

Además del congelamiento de los precios dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri en agosto por un plazo de 90 días, el mercado del gas también marcó fuertemente el rojo operativo de 2019, con una menor demanda que obligó a ralentizar la producción de pozos y por la caída de precios de US$ 4,5 por mbtu que promedió en 2018 a US$ 3,6.

Sumado a la necesidad de financiamiento que enfrenta la petrolera, en un contexto más que complejo de deuda soberana y corporativa, YPF tiene la decisión de ‘rollovear’ o refinanciar compromisos por US$ 1.557 millones para 2020.

El acercamiento de nuevos socios estratégicos para las áreas que tiene titularidad en Vaca Muerta es la clave para atraer los dólares que Vaca Muerta e YPF necesitan, y esa será la continuidad de una estrategia ya comprobada con las alianzas con Chevrón, Exxon, Total, Equinor, Petronas, entre grandes jugadores internacionales.

La caída internacional de precios por el efecto del coronavirus en la economía global también aporta complejidad al panorama local, ya que con un ‘brent’ a US$ 45 el barril -y en tendencia descendente- anticipa que se viene “un año de menos exploración e investigación”, según estimó González.

No obstante, la empresa logró significativas mejoras en su ‘break even’ -o precio de equilibrio por pozo-, respecto de lo cual, dentro de la posibilidad de controlar el precio del ‘commodity’, se destaca una combinación del incremento de la productividad y una reducción en el capex que YPF encabeza en Vaca Muerta.

La petrolera también ratificó su apuesta a los recursos convencionales, y la inversión que lleva adelante en recuperación secundaria y terciaria con el desarrollo de 10 plantas de inyección de polímeros que permitirá sacar provecho de los pozos maduros.

“La compañía se desenvolvió durante 2019 en muy difíciles circunstancias pero tenemos un plan consistente y realista para 2020”, fue el mensaje final que transmitió el CEO de la petrolera a los inversores.