Tag

intento de homicidio

Browsing

Se realizó la Audiencia de Control de Detención y el Fiscal Jorge Bugueño imputó por intento de femicidio al hombre que golpeó brutalmente a su ex pareja en la conocida “Casa Caracol” de la Av. Rawson. El hombre, había dado un nombre falso al momento de su detención el domingo por la noche y al identificarlo, la Justicia se anotició que tenía un pedido de captura en Comodoro Rivadavia por una causa de intento de homicidio.

Víctor Bonina es el hombre que intentó matar a su ex mujer el domingo, quedó detenido en prisión preventiva y la pena por el intento de femicidio es entre 10 y 15 años de cárcel. Pero la búsqueda de antecedentes indicó que había dado un nombre falso: en realidad se trataba de El Gitano, Víctor Ariel Bonina. Tenía una causa por apuñalar a un hombre. Y se había escapado de la cárcel usando un oficio trucho en el año 2005. Ahora, su situación procesal se complica: aumentan los peligros de que se fugue estando en libertad.

El caso

“Si no sos para mí, te voy a matar”, le gritó a su expareja y la golpeó brutalmente. La mujer quedó internada y el hombre fue detenido por intento de femicidio. Pero ahora se sumó un nuevo dato: le dio un nombre falso a la policía y tenía un pedido de captura en Comodoro Rivadavia.

Personal policial intervino la noche del domingo en “La Casa Caracol”, la vivienda abandonada sobre Avenida Rawson al 500, frente al mar. Una mujer pedía ayuda en la vía pública: tenía numerosas lesiones en el rostro y el cuerpo. Minutos antes se había arrojado desde el segundo piso para salvar su vida. “Si no sos mía no sos de nadie”, le dijo su ex pareja, cuando ella fue a retirar sus pertenencias.

Días atrás, el hombre la había golpeado y por eso decidió terminar la relación. Ambos estaban en situación de calle y convivían en “La casa Caracol”. Cuando la mujer fue a buscar sus pertenencias, el hombre la agarró del cabello y le golpeó en la cara, luego tomó un cuchillo y cuando se lo quiso clavar, la víctima se arrojó desde el segundo piso de la vivienda.

La mujer logró escapar y pidió auxilio. La policía intervino rápidamente y detuvo al agresor. Cuando lo identificaron, dijo que se llamaba “Eduardo Fuentalba”. Ese nombre lo reiteró en la audiencia, que se realizó la mañana del martes.

Fuera de peligro

La mujer fue internada, y según el último parte médico está fuera de peligro. Producto de la agresión, sufrió hematoma bipalpebral, edema de labios, fractura de maxilar, tumoración y hematoma en el dorso y escoriación en el parpado superior derecho, entre otras.

Hay otro detenido por ese caso y un auto secuestrado, como también un cuchillo, prendas de vestir y otros elementos que fueron incautados en unos allanamientos que se hicieron por el hecho a los pocos días de que sucediera.

La víctima se llama Roberto Campuzano, tiene cerca de 40 años y sigue en grave estado internado en el hospital. La policía asegura que los detenidos, el que cayó ayer y otro que había sido apresado días atrás, son quienes lo atacaron la madrugada del 7 de marzo en la esquina de A.P.Bell y avenida Colombia.

Luego de que los tres y un amigo de la víctima que ha declarado como testigo en la causa estuvieran en un bar situado a pocas calles de donde apuñalaron a Campuzano porque presuntamente les debía plata. De hecho, los investigadores dijeron que al herido después de acuchillarlo le sacaron una suma de dinero.

El sujeto detenido ayer fue apresado por personal de la Policía de Investigaciones en las inmediaciones de Buenos Aires y Paraguay alrededor de las 13; al momento en que abandonaba un domicilio en donde presuntamente venía ocultándose. Es muy probable que en las próximas horas le dicten la prisión preventiva.

Roberto Edgardo «el Pata» Martínez (26) fue detenido por la policía en las últimas horas. El hombre está implicado en la tentativa de homicidio de Franco Fitipaldi, el dueño del local de motos de la calle Alvear al 400. El detenido tenía tres pedidos de captura y quedó alojado en la seccional Segunda.

Martínez intentó escapar ingresando a vivienda y escapando por los techos. Su detención ocurrió en Avenida Rivadavia al 1900.

El hecho ocurrió en junio pasado, en el local «Franco Motos», ubicado en Alvear 423. Allí, los vecinos escucharon una detonación de arma de fuego y dieron aviso a la Policía.

Cuando personal de la Seccional Segunda llegó al lugar, se encontró con Franco Fittipaldi (38) herido con un arma de fuego en la zona abdominal del costado derecho.

Franco Fittipaldi, de 38 años, fue campeón de la categoría Superbike que corría en el Autódromo General San Martín y también en Trelew.

Según el relato de testigos, Fitipaldi minutos antes del ataque, habría mantenido una discusión con su agresor, con quien se habrían atacado a golpes.

El ex fiscal general de Brasil Rodrigo Janot, figura clave en la Operación Lava Jato, reveló que planificó sin éxito asesinar a tiros al juez de la corte suprema Gilmar Mendes y luego suicidarse, en el marco de las tensiones por las supuestas ilegalidades de la megacausa anticorrupción que se arrastra desde 2014.

Las declaraciones fueron publicadas hoy por la revista Veja en su tapa y el diario O Estado de Sao Paulo a partir de una entrevista con Janot, ex procurador general que defendió la actuación de fiscales de la ciudad de Curitiba sospechados de ilegalidades y corrupción en el manejo de la causa.

«No iba a ser una amenaza apenas. Estaba armado e iba a asesinar a Gilmar Mendes y después a suicidarme. Una mano invisible de sentido común me detuvo», afirmó Janot sobre su intento, en mayo de 2017.

Juan Emilio Heredia interceptó a la mujer en plena calle y la obligó a subir a su vehículo, la llevó a su casa y la mantuvo encerrada varias horas, donde la golpeó y abusó de ella. Le dictaron tres meses de prisión preventiva.

Pasado el mediodía del lunes se concretó la audiencia de control de detención y apertura de la investigación por un ilícito acontecido el pasado 4 y 5 de abril que tiene como imputado a Juan Emilio Heredia. Los funcionarios de fiscalía requirieron se le formalice el ilícito en base a la calificación provisoria de “privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia y amenazas, en concurso real con lesiones leves doblemente agravadas por ser cometidas contra una persona que se mantuvo una relación de pareja y por ser cometidas mediando violencia de género; en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, dos hechos en concurso real; y tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil”, en calidad de autor para Heredia.

Presidió el acto Miguel Caviglia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Lorena Garate y Cristian Ovalle, funcionarios de fiscalía; en tanto que la defensa del Heredia fue ejercida por Franco Mellado, defensor particular del mismo.

El día 4 de abril del año 2019, siendo aproximadamente las 18:00 horas, en circunstancias en que la víctima se encontraba en la intersección de las calles San Martín y España de esta ciudad, su ex pareja Juan Emilio Heredia se acercó a ella, la siguió a pie y sorpresivamente le sustrajo una billetera y un teléfono celular que la víctima llevaba en sus manos. Seguidamente Heredia tomó por la fuerza a la damnificada, comenzó un forcejeo, tironeó sus prendas de vestir intentando introducirla en el interior de un vehículo.

En esas circunstancias, la víctima merced a la resistencia ejercida en un momento logro soltarse e inmediatamente detuvo un remis a quien le solicito que la alejara del lugar. En ese momento Heredia se acercó a remis y le dijo a su conductor: “Dame todo, te voy a robar”, y seguidamente le dijo a la víctima “Si vos te subís, le rompo todos los vidrios”. Inmediatamente el conductor del remis se fue del lugar,  Heredia levantó a la víctima de los brazos y la introdujo en un vehículo color negro donde le propinó un golpe de puño en el rostro.

A bordo del mencionado rodado, Heredia traslado a la víctima hasta su domicilio sito en un terreno usurpado S/N del barrio Bella Vista Norte de esta ciudad. Al llegar al lugar, Heredia tomó del cabello a la víctima y la arrastró hasta el interior de su vivienda, y a pesar de que gritó pidiendo ayuda nadie logró escucharla. Inmediatamente Heredia cerró la puerta de su vivienda con llave, colocó un sillón trabando la puerta y colocó la llave debajo de otro sillón. Posteriormente Heredia le propinó a la víctima en reiteradas ocasiones, al menos dos, golpes de puño en diferentes partes del cuerpo ocasionándole lesiones de carácter leve.

En horas de la madrugada del día 5 de abril del año 2019, mientras la víctima continuaba privada de su libertad, Heredia propinó golpes de puño a la víctima en sus brazos. Seguidamente con una de sus manos tomó un fierro tipo regla de albañil y le dijo a la víctima “te voy a filmar deja de llorar putita si a  vos te gusta, quiero que hagas como que estas disfrutando, para de llorar”.

En ese momento Heredia encendió la cámara de su celular y por medio de la fuerza abusó sexualmente de ella. En horas del mediodía, el imputado le propinó golpes de puño a la víctima, tomó un fierro largo tipo regla de albañil con el cual golpeó una de las piernas de la víctima y le dijo que la dejaría inválida. Posteriormente, Heredia permitió a la víctima caminar desnuda dentro de la vivienda,  por lo que la víctima aprovechando que el imputado se encontraba desnudo y con el teléfono celular, corrió los sillones que trababan la puerta de salida, buscó la llave y salió de la vivienda desnuda corriendo del lugar pidiendo ayuda.

Los funcionarios de fiscalía requirieron se declare legal la detención de Heredia ya que la misma fue realizada por Orden de un juez penal competente. Asimismo mencionaron los elementos de convicción suficientes existentes para tener al imputado como probable autor del hecho que se investiga, el peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación.

También se refirieron al comportamiento de Heredia en otros procesos anteriores; solicitando por ello tres meses de prisión preventiva y el plazo de seis meses para concluir con la investigación.

Por su parte, el defensor no cuestionó el hecho relatado ni su calificación legal, pero aseguró que no se da el peligro de entorpecimiento en el caso y destacó la falta de antecedentes penales de su defendido. Propiciando se aplique una medida menos gravosa como su libertad con presentaciones periódicas ante la autoridad que se designe.

Finalmente el juez penal resolvió formalizar la apertura de la investigación preparatoria del caso, dando a Heredia por anoticiado del mismo y de su calificación legal provisoria; y por asegurada su defensa técnica. Dictando su prisión preventiva por tres meses en base al peligro de fuga, por la gravedad del hecho y la pena en expectativa; haciendo referencia al comportamiento del imputado en otras causas.

Audiencia de revisión de la prisión preventiva por tentativa de homicidio agravado

Por el ilícito contra la persona acontecido el pasado 1ro. de diciembre de 2018 se concretó la mañana del martes en los tribunales penales del barrio Roca la audiencia de revisión de la prisión preventiva por dos jueces, solicitada por el defensor de la imputada Ana Lepio.

El defensor requirió su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario; en tanto que la fiscal se confirme la prisión preventiva por dos meses que le fuera confirmada el pasado lunes por la jueza natural de la causa. Finalmente el tribunal revisor resolvió por unanimidad confirmar la decisión de la jueza natural manteniendo a Lepio privada de su libertad.

El tribunal de revisión fue integrado por los jueces penales Martín Cosmaro y Mónica García; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general; en tanto que la defensa fue ejercida por Guillermo Iglesias, defensor particular.

En un primer momento el defensor se refirió a las posibles calificaciones jurídicas que puede tener el caso, como tentativa de homicidio o lesiones graves y que se produjo un informe del Cuerpo Médico Forense donde concluye que la víctima tuvo lesiones graves que pusieron en riesgo su vida.

La jueza natural dijo que tomaba como base la tentativa de homicidio, prescindiendo de los agravantes. Respecto de la solicitud de arresto domiciliario solicitada para Lepio con su hijo como tutor, aseguró que su hijo no reunía las condiciones para cuidar de su madre.

El defensor también aseguró que la víctima miente y que la agresión estuvo rodeada de circunstancias donde falta a la verdad. Postuló que la agresión fue “bajo emoción violenta” y que la imputada se quedó en el lugar del hecho a esperar a la policía. Tiene arraigo y mostró su voluntad de sujeción al proceso, sostuvo. Solicitando su libertad con prohibición de acercamiento y contacto con la víctima y prohibición de alejarse de la ciudad sin autorización judicial; y subsidiariamente su detención domiciliaria al cuidado de su hijo y su expareja.

En contraposición la fiscal solicitó al tribunal que se mantenga la prisión preventiva que le fuera impuesta a Lepio por la jueza natural ya que la misma fue fundada en la gravedad del hecho y en la pena en expectativa.

Ayer la jueza descartó el peligro de entorpecimiento pero fundó su resolución en el peligro de fuga y la gravedad del hecho. La víctima tenía varias lesiones, una de ellas grave en la zona del cuello, con una cicatriz quirúrgica de 21 centímetros.

Recordó que la imputada abre una ventana, saca la llave y luego ingresa al domicilio. Una testigo se esconde en el baño y se produce la agresión a la víctima, escucha que ella le grita “morite h. de p.” y que él le contesta “Ana me cortaste”. “La defensa trata de confundir con circunstancias menores que no cambian el hecho”, argumentó la fiscal.

El hecho fue grave cometido en la madrugada y la lesión puso en riesgo la vida de la víctima. La calificación legal provisoria del mismo es “homicidio en grado de tentativa agravado por la relación de pareja”, aunque la relación había terminado, pero se seguían viendo; descartando que se cometiera bajo emoción violenta. Concluyendo que, en caso de recaer condena, la pena será de cumplimiento efectivo y que la resolución de la jueza natural fue debidamente fundada.

Finalmente los jueces revisores resolvieron por unanimidad confirmar la prisión preventiva dictada por la jueza natural de la causa, Raquel Tassello, ya que la misma no fue arbitraria ni infundada. Tassello fundó su resolución en la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerla como probable autora del hecho. También en el peligro procesal de fuga, fundado en las características graves del hecho y la pena que se espera como resultado del procedimiento.

El ilícito investigado:

El hecho investigado acontece el día 01 de diciembre de 2018, cuando siendo aproximadamente las 06:00 hs, la víctima se encontraba acostado junto a una testigo en el interior de su domicilio sito en calle Los Aromos, del Barrio Las Flores.

En tales circunstancias, se hizo presente su ex pareja Ana Elizabeth Lepio, quien comenzó a caminar por el techo de la vivienda, para luego bajar a la altura de la puerta de ingreso y tras correr la ventana lindante a la misma, tomó la llave que se encontraba colgada y con la misma comenzó a abrir dicha puerta de ingreso.

Al escuchar ruidos, la testigo se escondió en el baño mientras la víctima se levantó y atendió a Lepio. Así las cosas, la víctima le manifestó a Lepio que su relación ya había terminado, a lo que Lepio preguntó si había alguien más.

Acto seguido, Lepio se dirigió al baño y constató que la testigo se encontraba en su interior, manifestándole a la víctima “sácala de ahí, la mato a ella o te mato a vos”.

Seguidamente Lepio, valiéndose de un cuello de botella color verde con tapa amarilla, y con claras intenciones de darle muerte a la víctima, le cortó la zona lateral izquierda de su cuello, refiriéndole éste “Ana me cortaste el cuello…me estoy muriendo Ana”, respondiéndole Lepio: “Morite h. de p.”. Posteriormente, la víctima egresó del domicilio tomándose el cuello, y fue caminando hasta intersección de Av. Rivadavia y calle Ituzaingó de esta ciudad de Comodoro Rivadavia, donde se encontró con personal de la Seccional Segunda a quien les refirió: “mi mujer Ana Elizabeth Lepio me apuñaló con una botella en mi casa, me desmayo, me desmayo”, siendo posteriormente auxiliado por la ambulancia del Hospital Regional.

Finalmente auxiliares de la justicia de la Seccional Cuarta anoticiado del hecho por la Seccional Segunda, se constituyeron en la ubicación antes referida y procedieron a la aprehensión de Lepio.