Tag

Inseguridad

Browsing

La policía de Dolavon investiga un robo a la sucursal de Correo Argentino en esa localidad. El hecho fue denunciado esta mañana después que los empleados de la empresa llegaran a las instalaciones y dieran cuenta de lo ocurrido a sus superiores, como así también a la policía.

Los primeros datos indican que los ladrones actuaron en algún momento del fin de semana largo y se llevaron del interior del edificio una computadora y también dinero en efectivo, que se encontraba dentro de una caja de seguridad, a la cual accedieron previo forzar la misma.

En las primeras horas de esta mañana efectivos de la comisaría Dolavon y la división criminalística intervenían en el lugar. Los primeros datos indican que los delincuentes habrían forzado uno de los ingresos a la propiedad y una vez en el interior se apoderaron de una suma de dinero especificada, como así también de una computadora.

El edificio está ubicado en avenida 28 de Julio y Raíl Díaz de esa localidad valletana, pero no es la primera vez que roban en esas oficinas. Ya en 2017 se había denunciado el robo de la casa del encargado y de la propia oficina postal.

A mediados del año pasado ocurrió un nuevo hecho, pero en ese caso tomó una trascendencia mayor pues tras la investigación inicial de descubrió que un empleado de la firma estaba involucrado en el robo de fondos de la caja fuerte y todo concluyó con un allanamiento en la casa que ocupaba el encargado del lugar y la intervención de la oficina postal

Se llevaron una caja de seguridad con 3.000 pesos en su interior. Los delincuentes se tomaron todo el fin de semana para cortar la luz (presuntamente el sábado) y aguardar que se agoten las baterías de la alarma de la dependencia y así ingresar sin riesgo que los descubran.

Según relató el propio juez de faltas, Juan Colihueque a Radio 3 el lunes a las 7:20 cuando ingresó el personal a trabajar «detectó en primer lugar que no había luz en el edificio y que al revisar las instalaciones interiores estaba todo normal hasta que encontraron que en un patio interno estaba cortada la luz con la llave de corte baja».

El funcionario explicó que entraron por una ventana, forzando los seguros sin romperla se quebró el pestillo «sustrajeron una caja de seguridad atornillada a una pared, se alumbraron prendiendo algún papel, se llevaron la caja y en el interior se encontraba la suma de 3.000 pesos que es la caja chica que se deja diariamente a los fines de cambio».

Sólo cenizas quedaron del papel que utilizaron para alumbrarse los delincuentes que ingresaron a la oficina pública durante el fin de semana.

Colihueque reflexionó que «vale mas la caja que lo que contenía en su interior» de acuerdo a lo que le manifestó la señora que hace limpieza los sábados por la tarde, la luz ya se encontraba cortada por entonces y evidentemente «no salto la alarma porque al cortarse la luz empieza a funcionar la batería que dura 24 horas».

En este último hecho, dos motochorros entraron al negocio diciendo que estaban armados e intimidando a la dueña y a dos clientas le robaron dinero y pertenencias, además de apoderarse de la plata que había en la caja registradora. El lugar está ubicado a solo tres cuadras de una Comisaría, en un sector periférico de la zona norte de la ciudad, en el que los vecinos aseguran que rara vez ven pasar un patrullero o una recorrida policial.

Un empleado de la verdulería aprovechó un momento de distracción de los asaltantes y sin que se dieran cuenta logró salir del negocio, los dejó encerrados y fue a pedir ayuda a los vecinos: cuando regresaba vio que los asaltantes salían por una pequeña ventana del enrejado de la puerta de acceso.

Se llevaron la recaudación, una billetera con mas dinero y documentación de una de las clientas y el celular de otra.

El atraco ocurrió antes de las 19 en la esquina de Sarmiento Norte y San David, a unos 400 metros de las dependencias de la Seccional Segunda: una Comisaría que viene teniendo muchos problemas desde que a comienzos de este año asumieron dos policías de cuestionado pasado como jefe y subjefe.

Este sábado a la madrugada, por ejemplo, un preso inició un incendio en su celda quemando un colchón, exigiendo que lo trasladen a la Alcaidía y denunciando maltrato del personal policial. Y el viernes se conoció otra denuncia por apremios ilegales –también- de un detenido que está alojado ahí.

El robo en la verdulería que ya ha sido asaltada más de veinte veces ocurrió en horas de la tarde. Fue antes de las 19. El local comercial queda en la esquina de San David y Sarmiento Norte en el barrio Don Bosco y su propietaria, una mujer de nacionalidad boliviana y que con mucho sacrificio esta manteniendo el negocio abierto asegura que esta cansada de los ladrones.

Ya en la vez anterior cuando dos delincuentes entraron a punta de pistola y le llevaron todo lo que había recaudado en el día había manifestado al hablar por Radio 3 AM 780 que no le faltaban ganas de cerrar.

 

Radio 3

Le robaron al subjefe de Policía el fin de semana en Trelew: fue en la zona norte de la ciudad, cuando le sustrajeron pertenencias y un equipo manual de comunicaciones del vehículo oficial en el que anda habitualmente.

Ahora bien, dicen que lo increíble del caso y lo que le provocó mucha bronca al comisario Néstor Gómez Ocampo fue que llamó varias veces para denunciar el hecho a la Comisaría Segunda y que no lo atendieron. Y que encima, el primer patrullero que llegó al lugar tardó más de media hora.

Esto habría desatado ya una sucesión de sanciones y hasta podría provocar el relevo del jefe y subjefe de la mencionada dependencia, quienes a comienzos de año llegaron a ocupar esos cargos no del todo bien vistos por la superioridad.  A Gómez Ocampo le robaron el domingo a la tarde, cuando dejó estacionado el coche en las inmediaciones de donde se realiza la feria del barrio San Martín. Fue en una calle próxima a las instalaciones de la parroquia Nuestra Señora de la Paz.

Ahí un delincuente le rompió uno de los vidrios delanteros y se apoderó de todo lo que el subjefe de Policía había dejado en la cabina. Es así que le llevaron un equipo de comunicaciones portátil con la frecuencia policial, una campera, al menos dos celulares y se decía, una cartera con documentación.

Cuando Gómez Ocampo regresó al vehículo descubrió el hecho y enseguida llamó a la Seccional con jurisdicción en el lugar -que es la Comisaría Segunda- para que viniese el oficial de servicio a realizar las actuaciones de rigor. No solo no lo atendieron en las repetidas ocasiones que discó el número de la dependencia, sino que cuando logró comunicarse, se identificó como el subjefe de la fuerza, dio cuenta de lo que le había sucedido y pidió que mandaran un móvil; el patrullero tardó casi 60 minutos en hacerse presente en el lugar.

En la Jefatura, más allá de la indignación que causó el hecho y lo que ocurrió después, están pensando en realizar profundos cambios en la Comisaría Segunda y el que estaría en la mira sería -entre otros- el mismísimo jefe de la dependencia, el comisario Marcelo Piñero.
 

 

El Chubut

Durante la noche del sábado se registraron dos robos domiciliarios en Trelew, de los cuales los ladrones se llevaron varias pertenencias.

El primero ocurrió en la calle Lezana al 1400, cuando la propietaria denunció que entre las 12 y 22 del sábado, unos sujetos ingresaron a robar a su vivienda luego de dañar el postigo de las ventanas ubicadas en la cocina y en el dormitorio, del cual se llevaron una notebook Lenovo.

La vivienda no contaba con cámaras y la alarma se encontraba desconectada en ese horario. Personal de la Policía Científica tomó fotografías y realizó una búsqueda de rastros hallando varios de ellos, para el cotejo, en una lata de aluminio.

En otro episodio, una mujer denunció que entre las 21 del sábado y la medianoche del domingo ingresaron a robar a su casa ubicada en Urquiza al 1600 luego de dañar una persiana y empujar la ventana.

Los sujetos se llevaron tres televisores LCD, dinero en efectivo, una cartera con una billetera y varias documentaciones. La casa no contaba con cámara de seguridad ni alarma, por lo que se procedió a entrevistar a los vecinos, pero ninguno de ellos atendió la puerta.

 

 

El Chubut

La policía apresó ayer a un asaltante adentro de una casa, cuando tenía a la dueña tomada del cuello y amenazada con una tijera. También detuvieron a una muchacha, cómplice del ladrón, al momento en que buscaba huir del lugar con pertenencias de la víctima. El atraco que fue frustrado gracias a la colaboración del vecindario sucedió en el barrio Médanos 7 en la zona sudoeste de Trelew.

Fue antes de las 15 en la calle Triunvirato al 200 y la víctima resultó ser la propietaria del domicilio; una empleada pública de 57 años a quien le entraron en su vivienda cuando ella, al escuchar que golpeaban la puerta, salió a atender creyendo que era una sobrina.

En realidad, se trataba de los delincuentes que al principio -para engañarla- le dijeron que andaban buscando una dirección que para la mujer no existía en el barrio.

Por suerte, un vecino que observó la situación llamó enseguida al 101, un patrullero con dos suboficiales de la Seccional Tercera que se encontraba cerca arribó rápidamente y así fue cómo detuvieron a la pareja de asaltantes. Al ladrón, adentro de la vivienda mientras mantenía reducida a su propietaria y a su cómplice en las inmediaciones, en Scalabrini Ortiz casi Cacique Nahuelquir.

Allí apresaron a la delincuente que es una joven madre, de 20 años, que tiene prisión domiciliaria por otros robos y que indudablemente había burlado la medida impuesta desde la Justicia.

El maleante que cayó preso dentro de la vivienda tiene 28 años y según la policía, un frondoso prontuario delictivo. Una hermana de la víctima contó lo que conocía del suceso: «Cuando le golpearon la puerta preguntaban por una calle, por un domicilio que ella no conocía. Les dijo que acá no era y la empujaron, la tiraron al piso y la agarraron del cuello», indicó. «Luego le empezaron a pedir plata, le agarraron la computadora», añadió.

Seguidamente explicó que el ladrón -siempre tomándola del cuello- la levantó del piso y la llevó para el dormitorio. «Ahí le exigía que le abriera los cajones y que le diera plata. Tomó una tijera, pero ella no recordaba si la había amenazado (con ese elemento). Pero la tijera está ahí», afirmó.

Finalmente, se le preguntó cómo fue que la policía llegó cuando estaban asaltándola. «Los vecinos vieron movimientos raros y llamaron. La policía llegó rápido y lo detuvieron en la habitación», señaló.

Tanto la jovencita como su cómplice serán sometidos en las próximas horas a una audiencia de control de detenciones en la Oficina Judicial en donde es muy probable que él quede preso en una Comisaría con prisión preventiva y que para ella ordenen que le coloque una tobillera. Dicen que no puede ir a la cárcel porque tiene chicos muy pequeños. A su pareja lo mataron a balazos el año pasado en las Mil Viviendas.

 

 

El Chubut

El sereno de un obrador ubicado en John Murray Thomas y Benito Fernández, a pocas cuadras de la ruta nacional 3, fue sorprendido durante la madrugada de este jueves por tres delincuentes que lo ataron y se llevaron varios elementos del lugar.

En el lugar se está construyendo un barrio de viviendas y los autores del robo fueron tres personas que actuaron con los rostros cubiertos y maniataron a Segundo Olivera, de 51 años, quien manifestó a la policía que “se encontraba cuidando una casilla cuando ingresaron las personas, lo redujeron, lo ataron de pies y manos y se llevaron un televisor LCD de 24 pulgadas, una garrafa y un equipo chico de música, además de una mochila”

Los delincuentes utilizaron una amoladora para cortar el candado de seguridad de acceso al pañol, y durante la mañana de hoy se evaluaba el faltante de herramientas en el lugar.

 

 

Jornada

Este jueves a la noche, tres delincuentes ingresaron en una vivienda de la calle Moreno al 400 de la ciudad de Trelew donde vive una abuela de más de 70 años. Luego de romper la puerta de ingreso, ataron a la señora y le robaron dinero y joyas.

Sin embargo, llegó la policía y rodeó la manzana. Al verse acorralados, escaparon por los techos y se escondieron en el segundo piso del ex sanatorio ADOS, en donde hoy funcionan consultorios externos para la atención de adultos de la tercera edad.

Allí, en la planta alta, fueron detenidos los ladrones cuyas edades oscilan entre los 20 y 30 años; en un procedimiento que se llevó a cabo unos minutos antes de las 23.

 

 

Radio 3

Un grupo de delincuentes callejeros atacó a un hombre de 32 años al que golpearon y causaron heridas con una linterna armada para funcionar como picana eléctrica.

El hecho ocurrió a plena luz del día momentos antes de las 11.30 en la zona este de Trelew, sobre la calle Benito Fernández al 400, donde al muchacho originario de Córdoba le robaron una moto cero kilómetro, una mochila con distintos elementos de valor, más de 10.000 pesos y documentación.

Lo interceptaron en la zona este de la ciudad, donde algunos minutos después, la Policía detuvo a un joven de 20 años identificado como Sergio Chapingo, quien se movilizaba con la moto de la víctima, una Honda modelo Twister. La llevaba por la avenida Eva Perón casi Saavedra.

Sin embargo no se conocían mayores datos sobre el esclarecimiento del hecho ni quienes fueron los cómplices que intervinieron en el violento asalto.

En tanto, la Policía del Chubut con su comando buscaba descubrir las identidades de la patota y la recuperación de los demás elementos sustraídos en el hecho.

En cuanto al mal momento que vivió la víctima, se le brindó una breve asistencia al momento de la intervención policial.

 

 

Diario Jornada

Ocurrió poco antes de la medianoche en inmediaciones de la Laguna Cacique Chiquichano, más precisamente en la intersección de las calles Lezana y Edwyn Roberts.

Las víctimas fueron dos personas, una pareja que se dirigía a su domicilio cuando fueron sorprendidos por la espalda. Los delincuentes fueron al menos dos que emplearon cuchillas para amenazar de muerte a las víctimas a las que les robaron elementos de valor sin legar a lesionarlos.

Los delincuentes se apoderaron de un teléfono celular de un importante valor monetario, según figura en la denuncia dada a conocer recién ayer.

Sin autores

Respecto de los autores se desconocía su paradero y pese a los rastrillajes por la zona, los resultados fueron infructuosos.

El hecho se suma a otros de similares características en orden al ataque a peatones o conductores sorprendidos por la acción delictiva.

 

 

Diario Jornada