Tag

inmigrantes

Browsing

El Gobierno de Italia inició hoy su plan de transferencia de inmigrantes a barcos para que cumplan la cuarentena obligatoria que rige para los visitantes no europeos, luego de fugas de centros de acogida registradas en los últimos días.

El Ministerio del Interior italiano envió hoy el barco GNV Azzurra a la isla sureña de Lampedusa para contener a unos 700 inmigrantes de un centro de acogida de la región, luego de que la semana pasada centenares de personas abandonaran las estructuras en las que debían cumplir la cuarentena obligatoria al llegar al país.

Habitualmente utilizado como transporte de pasajeros por una empresa de viajes, el GNV Azzurra tiene capacidad para casi 1.800 personas, aunque en los próximos días albergará a un máximo de 700 inmigrantes, en su mayoría llegados recientemente desde Túnez, y a personal de la Cruz Roja.


Premier Giuseppe Conte

«Seremos inflexibles con quienes entren de forma irregular y desperdicien los esfuerzos hechos en la lucha contra el coronavirus», advirtió el premier Giuseppe Conte en declaraciones que reproduce hoy la cadena Rai.

A fines de julio, centenares de inmigrantes se fugaron de dos estructuras de acogida de la isla de Sicilia en la que debían cumplir la cuarentena obligatoria de 14 días.

Con la mayoría de los centros de acogida del sur del país con sus capacidades desbordadas, y luego de las críticas de los alcaldes locales por la llegada de inmigrantes, la ministra del Interior Luciana Lamorgese anunció el envío del Ejército para custodiar el cumplimiento de las medidas de aislamiento y el uso de barcos para que el cumplimiento de la cuarentena.

Con la cantidad de contagios de coronavirus estabilizados en casi toda Italia desde mediados de junio, la preocupación del gobierno de Conte es evitar la importación de posibles focos de la Covid-19, por lo que endureció las medidas hacia los inmigrantes y dispuso la prohibición temporal de entrada a visitantes de países que puedan considerarse de riesgo epidemiológico, señaló Télam.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió hace unos meses disparar en las piernas a los inmigrantes que cruzaban irregularmente la frontera con México, según un artículo publicado este martes por The New York Times.

Este diario neoyorquino, que citó a una docena de funcionarios de la Casa Blanca bajo condición de anonimato, hizo una reconstrucción de las semanas que en marzo y abril condujeron a la reestructuración del Departamento de Seguridad Nacional, encargado de la política migratoria estadounidense.

De acuerdo a este artículo, Trump, frustrado por el aumento del flujo migratorio en la frontera con México y por el fracaso de las estrategias hasta ese entonces adoptadas para frenarlo, propuso en privado una serie de medidas heterodoxas.

El presidente, por ejemplo, propuso complementar el muro en la frontera con un foso lleno de agua y repleto de caimanes y serpientes; un proyecto para el que hasta llegó a pedir un presupuesto a sus asesores según The New York Times.

En ese contexto, Trump también quiso electrificar la barrera fronteriza o instalar en su parte superior púas que pudiesen perforar el cuerpo humano. Fue entonces cuando el presidente propuso disparar en las piernas a los inmigrantes para que no pudieran avanzar.

Trump ya dijo en noviembre de 2018 que los militares desplegados en la frontera estaban autorizados a abrir fuego en caso de ser atacados por inmigrantes que en ese entonces iban hacia EE.UU. en caravana procedente de Honduras. Esta vez, sin embargo, el presidente fue más allá al sugerir que se les disparase por el mero hecho de cruzar sin papeles la frontera.

Según las fuentes consultadas por The New York Times, en ambos casos los asesores tuvieron que aclarar a Trump que no estaba permitido disparar a los migrantes.

Además de la reestructuración del Departamento de Seguridad Nacional con funcionarios de su confianza, Trump también salió con la idea de amenazar a México con aranceles para presionar al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia migratoria, algo que terminó haciendo semanas después. Su idea inicial había sido cerrar por completo la frontera, pero sus asesores le convencieron tras días de reuniones de que era inviable.

El barco humanitario Ocean Vikings, que llevaba 14 días con 356 migrantes a bordo bloqueados en aguas internacionales del Mediterráneo por la política de puertos cerrados impulsada por Italia, desembarcará a sus ocupantes en Malta, anunciaron hoy las ONGs a cargo de la nave.

Por su parte, el gobierno de Malta confirmó que seis países europeos -Alemania, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumanía- acogerán a los migrantes que se encuentran a bordo del barco humanitario fletado por las organizaciones Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée.

«Ninguno permanecerá en Malta», aseguró el primer ministro maltés, Joseph Muscat, líder del partido Laborista de ese país, en un mensaje en Twitter.

Tras la crisis del barco de la ONG española Pro Activa Open Arms, que logró desembarcar en la isla italiana de Lampedusa tras 19 días de agónica espera gracias a una resolución judicial, el Ocean Vikings planteaba un nuevo desafió al gobierno de Italia en descomposición y a las autoridades europeas que no habían sido capaces de dar una repuesta a este drama humanitario, así lo reseñó Télam.

La Coordinación de Acción Cultural y Política Integradora de la Municipalidad de Trelew, convoca a una reunión de interés general a todas las colectividades y representantes de las diversas etnias o comunidades.

A fin de tratar diversos temas de interés cultural a informarse en el encuentro, se les cita en el Centro Cultural Municipal (9 de Julio 655), el día lunes 12 de Agosto a las 12.30.

Se llevaban a cabo en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York y San Francisco.

El gobierno de Estados Unidos puso en marcha este domingo, en nueve ciudades, redadas para detener a inmigrantes ilegales, informaron fuentes oficiales citadas por la prensa estadounidense e internacional.

Las redadas, anticipadas días atrás por el presidente Donald Trump en su cuenta de Twitter, se llevaban a cabo en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York y San Francisco.

En cambio, no se efectuaban en Nueva Orleans, donde también estaba previsto hacerlas, debido a que esa ciudad fue afectada por la tormenta tropical Barry, según las fuentes, citadas por medios norteamericanos y la agencia de noticias ANSA.

Ante el anuncio de las redadas, Unite Here, un grupo que representa a trabajadores de hoteles y aeropuertos en Estados Unidos y Canadá, aseguró en Twitter que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) «quiere usar hoteles como cárceles».

«No sean parte de la separación familiar y el abuso de los derechos de los inmigrantes», pidió Unite Here al sector hotelero.

 

Como respuesta, dos grandes cadenas, Marriott y Choice, adelantaron que no permitirán que sus hoteles se conviertan en centros de detención de inmigrantes.

 

Télam

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado esta madrugada vía Twitter que las autoridades migratorias de su país iniciarán la próxima semana un proceso de deportación de «millones» de inmigrantes sin papeles.

«La próxima semana el ICE (Servicio de Inmigración y Aduanas) empezará un proceso para deportar a millones de inmigrantes ilegales que han entrado en Estados Unidos de manera ilícita. Serán deportados tan pronto como lleguen», afirma Trump en su tuit.

El mandatario estadounidense no ha dado más detalles sobre los inmigrantes que se verían afectados por este proceso de expulsión. Lo que sí ha dicho es que México «está haciendo un muy buen trabajo deteniendo a gente» antes de que alcancen la frontera estadounidense y ha anunciado que «pronto» firmará un acuerdo con Guatemala como «tercer país seguro». Con este acuerdo, EEUU podría enviar a solicitantes de asilo de otros países a Guatemala, algo que también se ha planteado con México y que hasta la fecha ese país ha rechazado.

Acuerdo de expulsión con México

Estados Unidos y México acordaron a principios de mes que Washington pueda expulsar a su vecino del sur a todos los solicitantes de asilo centroamericanos que crucen la frontera de forma irregular. «Aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo serán rápidamente devueltos a México, donde podrán esperar la resolución de sus solicitudes», indicaron los gobiernos de Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, «México autorizará la entrada a todas esas personas por razones humanitarias, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, mientras esperan la resolución de sus peticiones de asilo. México también les ofrecerá empleo, salud y educación de acuerdo a sus principios».

Flujo migratorio sin precedentes

Cientos de miles de inmigrantes han llegado en los últimos meses a Estados Unidos en un flujo sin precedentes en la última década y que según cálculos del Gobierno de Trump alcanzará el millón de personas este año fiscal.

Estados Unidos detuvo en mayo en su frontera sur a más de 132.000 inmigrantes, un 30% más que en abril y la mayor cifra registrada en un solo mes desde 2006.

Estos inmigrantes, en su mayoría, son familias centroamericanas que se entregan a las autoridades estadounidenses y piden asilo, trámite que les permite quedar en libertad y obtener permisos temporales de residencia y trabajo.

El presidente de EEUU viajó a Calexico, California, para observar un segmento del muro y conversar con agentes de la Patrulla Fronteriza.

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó este viernes a la localidad de Calexico, en la frontera con México, con un mensaje para los inmigrantes irregulares: Estados Unidos está «lleno».

Trump considera su cruzada contra la «crisis» en la frontera como un eje central de la campaña para la reelección en 2020 y su viaje a Calexico implica que su mensaje llegue a los titulares.

«Recién llegué a Calexico, en California», dijo en Twitter el presidente estadounidense tras aterrizar en la localidad californiana, ubicada a unos 300 kilómetros al sur de Los Ángeles, una semana después de que amenazó con cerrar la frontera.

En una reunión con una patrulla fronteriza, Trump dijo que «el sistema está lleno».

«Ya no los podemos recibir (…) nuestro país está lleno», afirmó el presidente estadounidense, que sostiene que las llegadas de migrantes y refugiados que huyen la frontera en América Central constituyen una emergencia nacional. «No podemos aceptarlos, así que lo lamento pero den media vuelta. Así es la cosa», dijo.

Del otro lado de la frontera, en Mexicali, unas 200 personas protestaron contra Trump con carteles como «Si tú construyes el muro mi generación lo va a tirar» o «Deja de separar a las familias».

Trump provocó un revuelo en sectores políticos y empresariales el viernes pasado al advertir a México que cerraría la frontera común «la próxima semana» y «durante mucho tiempo» si no detenía las caravanas de migrantes que se dirigen hacia el norte.

El presidente retrocedió el jueves y le dio un año a México para frenar el narcotráfico en la frontera antes de imponer aranceles a sus vehículos, aunque sin aclarar si la contención de los inmigrantes indocumentados también tenía ese plazo.

Horas después, Trump volvió el viernes a advertir a los periodistas que no ha cambiado de opinión, a pesar de que celebró en Twitter que México esté «por primera vez en décadas realizando arrestos importantes de ilegales en su frontera sur, antes de que los migrantes inicien su largo periplo hacia Estados Unidos».

«México ha hecho un trabajo fantástico en los últimos cuatro días, están deteniendo a todo el mundo, ayer detuvieron a 1.400 personas», dijo a los periodistas antes de volar hacia California, aunque en Twitter reiteró las amenazas de imponer aranceles del 25% a los coches procedentes de México en caso de incumplimiento.

Un 80% de las exportaciones de automóviles fabricados en México, importante pilar de su producción manufacturera, tienen como destino Estados Unidos y Canadá.

«Si eso no funciona, voy a cerrar la frontera», amenazó, señalando también que está evaluando establecer sanciones económicas por cerca de 500.000 millones de dólares por las drogas que entran a Estados Unidos.

Un terremoto económico

Este viernes un grupo de 20 fiscales generales de distintos estados anunciaron que presentaron una moción ante un tribunal en Oakland, California, para bloquear el desvío de 1.600 millones de dólares de fondos federales para erigir el muro que Trump quiere construir en la frontera.

Trump asegura que hay una emergencia nacional por la afluencia de inmigrantes indocumentados y drogas y que se necesita una acción drástica, pero sus amenazas de un cierre de la frontera generaron preocupación incluso en su propio Partido Republicano, que advirtió sobre las graves consecuencias económicas.

«Cerrar la frontera tendría un impacto potencialmente catastrófico para nuestro país y espero que no haga nada por el estilo», advirtió el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell.

La frontera entre Estados Unidos y México es de las más transitadas del mundo, con una circulación diaria de cientos de miles de personas y 1.700 millones de dólares en bienes agrícolas, industriales y otros productos de consumo.

Economistas, legisladores y empresarios dijeron esta semana que un cierre sería un terremoto económico que podría provocar miles de despidos, dejar vacías las góndolas de los supermercados en pocos días, clausurar plantas de automóviles y hacer pudrir cargamentos enteros de frutas y verduras.

Desde la puesta en marcha del Tratado Comercial de América del Norte en 1994, renegociado el año pasado a petición de Trump, las economías de los tres países están profundamente imbricadas.

México es la mayor fuente de importaciones agrícolas de Estados Unidos, con cerca de 2,7 millones de toneladas métricas de envíos hacia el norte que nutren al país de alimentos en los meses más fríos en los que los consumidores pueden seguir comiendo sandías, tomates y aguacates.

El presidente de Estados Unidos pidió a las autoridades mexicanas que detengan «inmediatamente» y por completo el flujo de inmigrantes ilegales.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, adelantó este viernes que cerrará «total o parcialmente» la frontera con México la próxima semana si las autoridades mexicanas no detienen «inmediatamente» y por completo el flujo de inmigrantes ilegales, y renovó sus críticas a los demócratas por no respaldar sus políticas para el área.

«Los demócratas nos han dejado con las leyes de inmigración más débiles del mundo entero. Las de México son las más restrictivas, y ganan más de 100.000 millones al año a costa de Estados Unidos», escribió Trump en su cuenta de la red Twitter.

El mandatario volvió a relacionar la inmigración con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN), modificado el año pasado sin grandes variaciones, y que según él, es un pacto en el que su país pierde en la balanza comercial.

«Por lo tanto, el Congreso debe cambiar ahora estas leyes, mientras México debe evitar que los ilegales entren en Estados Unidos. Si México no detiene inmediatamente toda la inmigración ilegal que entra en Estados Unidos a través de nuestra frontera sur, cerraré la frontera, o grandes secciones de la frontera, la próxima semana», anunció.

«A México no le costaría nada hacerlo, pero se limitan a coger nuestro dinero y ‘hablar’. Además, perdemos tanto dinero con ellos, en especial si le sumamos el narcotráfico, que el cierre de la frontera sería una buena idea», evaluó el presidente, según las agencias DPA y Ansa.

Trump ya había lanzado ayer la chance de cerrar la frontera tras acusar a México, una vez más, de quedarse de brazos cruzados contra la inmigración ilegal, ante la conformación de una nueva caravana de migrantes centroamericanos que podría sumar hasta 20.000 personas, «la caravana madre».

«México no está haciendo nada para ayudar a frenar el flujo de migrantes ilegales hacia nuestro país. Hablan pero no hay acciones», escribió este jueves.

Mientras, dos funcionarios del Departamento de Defensa de Estados Unidos revelaron a la CNN que Washington está explorando la línea fronteriza para construir nuevas barreras físicas.

Según los funcionarios, pequeños equipos de ingenieros y expertos, conformados por aproximadamente 10 miembros, están en el terreno en Yuma, Arizona y en la parte de Nuevo México del sector de El Paso, que también incluye a Texas, revisando los sitios.

Jay Field, vocero del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, confirmó después la presencia de los equipos en el terreno.

Field aseguró que el eventual plan es instalar 17 kilómetros de vallas en Yuma y 74 kilómetros en El Paso. Cada evaluación debe tomar alrededor de siete días.

La construcción podría comenzar a finales de mayo, si el Departamento de Seguridad Nacional emite exenciones ambientales, lo que a veces se hace para acelerar las tareas.

 

ElLitoral

La nueva delegada local de Migraciones aseguró que se trabajará en conjunto con otras instituciones. En cuanto al decreto impulsado por el Gobierno Provincial que busca impedir el ingreso a Chubut de extranjeros que delinquen, sostuvo que comparte la idea de «impedir el ingreso de personas involucradas en delitos», aunque no opinó sobre la «formalidad» del mismo.

La oficina local de Migraciones cuenta con un nuevo titular desde hace 20 días. Claudia Rivero, la nueva delegada del área, se manifestó de acuerdo con la iniciativa de impedir el ingreso a la provincia de extranjeros vinculados con delitos, y sostuvo que se trabaja para fortalecer los controles que permitan regularizar la situación de los inmigrantes que viven en la ciudad.

Si bien la delegación local de Migraciones no tuvo intervención en los operativos que este viernes por la mañana se realizaron en La Saladita, en diálogo con Actualidad 2.0 la delegada indicó que “sólo recibí un llamado del Subsecretario de Gestión Urbana, Fernando Vivas, consultándome la posibilidad de realizar esto, pero le comente que en el mes de enero ya se había realizado.”

“En el relevamiento que realizó migraciones, donde todavía no estaba a cargo, se encontraron 30 personas, no todas extranjeras, de estas 28 estaban de manera regulare y 2 irregulares, que esto quiere decir que no cumplen los requisitos para estar en el país”, contó, y agregó que «tienen 30 días para regularizar su situación y se les hace un seguimiento”.

“Hace 20 días que asumí, y uno de los objetivos es trabajar sobre la excelencia en el control, sobre todo en el ingreso de la jurisdicción de Comodoro Rivadavia. Se vienen fuertes operativos en conjunto con varios organismos, estos se trabajan de manera discreta para que sean positivo”, aclaró.

“Por lo general se encuentran varias personas que tienen documentación como turistas por una cuestión de economía. Las radicaciones estaría alrededor de los $1200 pero varía debido a que se fija en relación al Salario Mínimo Vital y Móvil y entre sellados puede ser un poco más”, informó.

Señaló que se trabaja en conjunto con otros organismos provinciales, y que «con los que hemos tenido más relación son las fuerzas policiales debido a que ellos vienen a solicitar capacitaciones que les piden de migraciones».

En cuanto al decreto provincial que propone negar el ingreso al territorio provincial de extranjeros que hayan delinquido, o con causas judiciales, Rivero indicó que «se comparte la naturaleza, de la formalidad no voy a opinar, pero el espíritu es impedir el ingreso a personas involucradas con el delito y también en los pases fronterizos”.

 

ADN Sur

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso el sábado un acuerdo de inmigración en un intento por poner fin al cierre parcial del gobierno que ya se extiende por 29 días, pese a que la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi y otros líderes demócratas ya habían dicho que rechazarán su plan.

Trump se mantuvo firme en su demanda de 5.700 millones de dólares para financiar un muro en la frontera con México, que será parte de cualquier proyecto de ley para reabrir completamente el gobierno, un ultimátum al que se oponen los demócratas.

El presidente esperaba que al ofrecer nuevas protecciones para algunos inmigrantes indocumentados se pudiese terminar con un mes de estancamiento en el Congreso.

En un discurso en la Casa Blanca, Trump ofreció extender el apoyo a la legislación para proteger a los jóvenes inmigrantes indocumentados, conocidos como «Dreamers», así como a los titulares del estado de protección temporal (TPS).

Describiendo el sistema de inmigración de Estados Unidos como «gravemente roto», Trump dijo que «estoy aquí para romper el atasco y proporcionar al Congreso un camino para poner fin al cierre del gobierno y resolver la crisis en la frontera sur».

Dijo que el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, buscaría una rápida aprobación de la propuesta.

Poco antes de que hablara, la prominente demócrata Pelosi señaló una declaración que la oferta era «inaceptable» y que no «representaba un esfuerzo de buena fe para restaurar la certeza en la vida de las personas».

La líder demócrata añadió que era poco probable que la oferta del presidente obtenga los votos necesarios para ser aprobada por la Cámara de Representantes o el Senado.

Alrededor de una cuarta parte de los programas del gobierno se han cerrado parcialmente por la falta de fondos, mientras Trump ha mantenido firme su demanda por los recursos para el muro que, según ha dicho, mantendría alejados a los inmigrantes ilegales y las drogas.

El cierre parcial ha significado que 800.000 trabajadores federales estén sin permiso o trabajando sin paga desde el 22 de diciembre.

 

ambito.com