Tag

Ingentis

Browsing

Mendocino pero radicado en Rawson por años, Ivanissevich fue procesado sin preventiva junto a otros 41 empresarios en la llamada Causa de los Cuadernos. Construyó el gasoducto patagónico durante el kirchnerismo y se asoció con el Gobierno de Chubut, durante la gestión Das Neves, para el proyecto Ingentis que nunca se concretó y que motivó una denuncia penal de nulo avance en la Justicia de Chubut.

El empresario al ser indagado por el juez Claudio Bonadío admitió que pagó 500.000 pesos a pedido del ex funcionario del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, para la campaña de 2009, pero no dijo haber sido extorsionado. Según declaró, después de la entrega exigió un recibo que nunca le fue entregado.

Sobre el gasoducto patagónico, el radical Carlos Lorenzo cuando era legislador provincial había denunciado que la obra se adjudicó por 243 millones de pesos, cuando seis meses antes había sido presupuestada en 180 millones de pesos y aportó, además, pruebas del modo en que la obra se otorgó a la empresa Emgasud de modo directo. También denunció que el gasoducto fue entregado con 40 kilómetros menos que se había pagado pero no realizado.

Ivanissevich con Emgasud fue el accionista privado mayoritario, con el 61%, de Ingenitis que suscribió con el entonces gobernador Mario Das Neves, en abril de 2007, y que se convertiría en el primer polo de ciclo combinado de América Latina para generar energía eléctrica. El primer paso era la construcción de una central en Dolavon. Se prometió una inversión de 509 millones de dólares y promesas de más de 1.000 empleos, una vez concluidas todas las etapas.

A fines de julio pasado, el diputado provincial Blas Meza Evans se refirió al malogrado megaemprendimiento y lo calificó «como la gran estafa que le han hecho a los chubutenses».

Recordó que el proyecto Ingentis «nunca fue puesto en marcha, fracasó y terminó con el retiro de todos los bienes y todo el dinero que había en la empresa por parte de Pampa Energía. Nos dejaron solamente una tranquera en Dolavon y una turbina en Estados Unidos que la vamos a perder por la falta de pago de los seguros».

Recordó, desde su banca en sesión legislativa, que a pesar de las pruebas que demostraban que Ingentis «había sido vaciada», el expediente «nunca se movió» y recalcó hasta la existencia «de un dictamen de una contadora designada por el Procurador General de la Provincia, Jorge Miquelarena», que ratificaba todo lo presentado en la denuncia».

 

 

Radio 3

El Poder Legislativo del Chubut aprobó hoy un pedido de informes de la diputada del PJ-FpV, Gabriela Dufour al Poder Ejecutivo Provincial, en su carácter de “responsable máximo de la empresa PETROMINERA CHUBUT S.E. para que informe y remita copia del expediente INVERSORA INGENTIS S.A. c/ PETROMINERA CHUBUT S.E. s/ cobro de sumas de dinero, Expediente Nº951/2013. Tribunal General de Arbitraje de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires” y “Copia del expediente INVERSORA INGENTIS S.A. c/ PETROMINERA CHUBUT S.E. s/ Organismos Externos, Expediente Nº 22.095/ 2016, tramitado en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo comercial”.

“En ambos casos, un informe detallado del estado actual de dichos expedientes realizado por profesionales idóneo”, consta en el requerimiento.

Fundamentación

Refirió en la fundamentación del proyecto resolutivo a declaraciones del Presidente de PETROMINERA CHUBUT S.E. y de las autoridades del Poder Ejecutivo, que “dicha sociedad tiene trámites judiciales pendientes por la participación y retiro de uno de los socios -INVERSORA INGENTIS S.A. – del fracasado proyecto de INGENTIS S.A., que, para dicho fin, utilizaría los ingresos producto de la descapitalización del 7% de su tenencia en el yacimiento de Pampa del Castillo”.

Indicó que “según consta en la pericia realizada por el equipo Multidisciplinario del Ministerio Publico Fiscal, dicha empresa incumplió con los aportes, siendo su demora la causante del fracaso del proyecto, ya que la Provincia había realizado la totalidad del aporte y el socio privado no lo hizo, y tampoco comprometió fecha cierta, según consta en las actas de Directorio de fecha 19/6/ 2009”.

Se aludió asimismo que Jorge Avila habría expresado en declaraciones periodísticas que… “entrarán 7 millones de dólares que los queremos dejar para pagar la gran deuda de Ingentis. Tenemos un juicio con Pampa Energía que es millonario y tenemos que hacerle frente. Se habla de 15 millones de dólares, esto servirá para pagar una parte de esa deuda”.

“La aludida Pericia también afirma que, en septiembre del 2010, cuando el fracaso era una realidad, el titular del Poder ejecutivo de ese entonces obligó a PETROMINERA S.E. a comprar las acciones de INVERSORA INGENTIS S.A., y luego en fecha 02/ 12/ 2011 (8 días antes del cambio de autoridades provinciales) redujeron el capital”, aludió.

“Pero lo más grave aún es que el socio privado se retira de INGENTIS S.A. llevándose casi la totalidad de su aporte de capital haciendo compensaciones de cesiones de créditos por operaciones realizadas a Centrales perteneciente al mismo grupo controlante, préstamos y dinero en efectivo, según el siguiente detalle”, señaló la legisladora chubutense.

“A la fecha existe una denuncia penal ¨Blas Meza Evans S/ denuncia abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público, administración fraudulenta, Malversación de caudales públicos – Mario Das Neves, Pablo Korn, Luis Tarrío, caso Nº 6.223, radicada en la Fiscalía de Puerto Madryn a cargo del Fiscal Daniel Báez, que habiendo pruebas suficientes para la apertura de investigación, tiene guardada y no realizó ninguna medida para avanzar en los graves delitos denunciados”, consignó.

Críticas a ex Fiscal de Estado

“La Fiscalía de Estado en cabeza de Martínez Zapata, nunca realizó ninguna acción en defensa de los intereses de la Provincia de Chubut, desconociéndose que en la actualidad y con posterioridad a la renuncia del ex funcionario, se haya hecho algún avance al respecto. Esta situación puede llevar a que la Provincia deba afrontar pagos por la ineptitud, desidia o complicidad de Fiscal de Estado, agregándose a las enormes pérdidas a consecuencia de la gran estafa que representó INGENTIS S.A. para el
erario provincial”, concluyó Dufour.

La espectacularidad de los procedimientos judiciales y las investigaciones penales en marcha, tanto a nivel nacional con los “cuadernos de la corrupción” como provincial, con detención de empresarios y ex funcionarios, parecen responder a patrones comunes, cualquiera sea el ámbito y el signo político involucrado.

El vínculo entre el poder político y económico aflora con intercambio de burdos bolsos con millones de dólares o complejos negocios más difíciles de explicar y de probar por su trama de sofisticación, pero igualmente turbios.

Sin embargo, resulta llamativo también por qué en algunos casos hay avances rápidos y en otros los expedientes duermen durante años hasta ser cubiertos por el olvido. Una de esas “bellas durmientes” parece ser la causa “Ingentis” en Chubut.

Lo llamativo en relación a este caso es que la investigación penal, en manos del fiscal Báez, no ha avanzado hacia ningún tipo de definición, pese a contar con una pericia contable elaborada por una integrante del cuerpo de peritos de la Procuración General de la provincia, en la que surgen elementos que bien podrían fundar la citación a declarar a ex funcionarios y empresarios participantes.

Dicha pericia, finalizada en diciembre del año 2014, arroja elementos que dan cuenta de que pudo haber maniobras de vaciamiento de la empresa, cuya participación le ha costado al Estado provincial una suma todavía no precisada de pérdidas, pero que puede resultar no inferior a los 30 millones de dólares, sin considerar que todavía está pendiente de pago un monto superior a los 6 millones de dólares por parte de Petrominera a favor de Pampa Holding, que le inició juicio por no haber terminado de comprarle el 24% de acciones que estaba en su poder y de las que la firma conducida por Marcelo Mindlin decidió despojarse en el año 2010.

Mal negocio estatal con beneficios privados

Ingentis comenzó en el año 2007, con una asociación entre el Estado provincial y la firma Emgasud, del empresario Alejandro Ivanisevich.

 

El propósito del proyecto era construir un parque de generación eléctrica de 400 Mw en Dolavon, lo que en poco tiempo quedó totalmente descartado. Posteriormente se sumó, a través de la creación de “Ingentis S.A”, la participación de Pampa Energía, compañía que hoy mantiene el litigio y que podría plantear la quiebra de Petrominera en caso de que no se le abone la cifra estimada en algo más de 6 millones de dólares.

Sin embargo, es interesante detenerse a observar algunos detalles de la pericia contable realizada en el 2014, en el marco de una denuncia penal formulada por la Fiscalía de Estado en 2012, por presunta defraudación al Estado:

“Hay situaciones que a mi entender profesional, teniendo en cuenta la situación de la empresa, pueden considerarse como indicios de vaciamiento”, advirtió la perito contable en el trabajo entregado hace más de 4 años, pero que al parecer no llamó la atención de los fiscales del caso.

La descripción de maniobras que realiza en forma posterior a la anterior afirmación es de un alto nivel de complejidad, pero queda en evidencia la falta de documentación de todo el proceso, en el que se describen pagos de varios millones de dólares sin claridad de los contratos y en el tipo de servicio brindado para efectuar dichas transacciones, considerando que el proyecto nunca llegó a ponerse en marcha.

La pericia

“Es también llamativo –sostiene la pericia- que el socio privado en diciembre de 2007 le presta plata a la Sociedad a una tasa en dólares del 18% aproximadamente (recuérdese que no estaba identificada la tasa de interés), que compensa cuando le reclaman el aporte pendiente de integración. Y en junio de 2011, cuando se da la situación inversa (es decir, toma plata de la sociedad para financiarse) el crédito es a una tasa del 4% anual en dólares”.

La descripción de acciones incluye además decisiones de ampliar el aporte de capital en el año 2008 ,que la provincia cumple en su carácter de socio minoritario, pero que los socios privados demoran y activan préstamos a la sociedad, beneficiándose con el cobro de altos intereses.

Asimismo, la pericia describe una serie de maniobras de ventas de caños usados por parte de Emgasud a precios que luego se verificó que eran superiores a los de mercado, entre otras maniobras que además incluyen la compra de dos turbinas, una de las cuales sigue en Estados Unidos y la segunda se quedó en manos de Pampa Energía.

¿Hay interés en investigar?

Esta columna dialogó con integrantes del Poder Judicial y se mostraron extrañados por el alcance de la pericia y el escaso resultado que registra la investigación penal.

No está claro si podría caber reproche penal a los empresarios involucrados, pero hay muchas dudas respecto de si los funcionarios que tuvieron participación extremaron los deberes de cuidado para gestionar fondos y bienes del Estado. Parece pura retórica, sobre todo cuando el mismo Estado cuyos recursos se dilapidan (¿o se embolsan a favor de bolsillos particulares?) en aventuras delirantes, es el que luego debe apelar a campañas solidarias para garantizar los mínimos aspectos de funcionamiento en servicios esenciales de salud, educación o justicia.

¿Hay elementos para indagar? ¿O para archivar, dando garantías de que solamente se trató de un “mal negocio” y no hubo ilícito alguno en la operación? Cuando en 2010 se ordena el ingreso de Petrominera a la sociedad, ¿ya estaba claro que el proyecto era inviable y se decidió avanzar de todos modos, pese al perjuicio que ello traería a la empresa estatal?

La peor respuesta a estos interrogantes sigue siendo la desidia y el contraste entre el énfasis puesto en algunos hechos y el desinterés en otros, igualmente graves por el tipo de perjuicio que encierran para el Estado. Por ahora, en lugar de quemar gas para generar electricidad, lo único que vaporizaron las turbinas son los millones de dólares que le sacaron a la provincia.

ADN Sur