Tag

inflación

Browsing

D´Atellis analizó que la Argentina vive un proceso inflacionario «que este año va terminar en torno al 60%, así como están las cosas hasta ahora. Vamos a ver sino puede terminar siendo peor. Esperemos que no».

El economista, integrante del «Grupo Callao» que asesora al candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, analizó las recientes decisiones el Banco Central respecto de expandir la base monetaria tras casi un año de congelamiento.

La autoridad monetaria que conduce Guido Sandleris decidió aumentar de 58% al 78% durante este mes el límite inferior para la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), mientras anunció una flexibilización en la meta de la tasa monetaria.

«Frente a la suba del riesgo país, las dificultades para refinanciar las Letras del Tesoro y la significativa depreciación del peso, el Ministerio de Hacienda y el BCRA han tomado medidas para defender la estabilidad monetaria y financiera», argumentó el organismo.

En un comunicado, indicó que las medidas «apuntan a que la economía pueda transitar de la mejor manera posible la incertidumbre actual».

«En línea con las proyecciones de demanda de dinero del Banco Central, las nuevas metas contemplan un crecimiento de la base monetaria del 2,5% mensual en septiembre y octubre», resaltó.

D Atellis analizó en declaraciones a radio La Red este descongelamiento de la base monetaria como la de los combustibles «son algunas banderas que el gobierno va abandonando presionado por la circunstancias, porque es la realidad que se lo lleva puesto».

En ese sentido, dijo que lo que ocurrió después de las elecciones primarias como la devaluación, la salida de depósitos y el reperfilamiento de los vencimientos de de la deuda, obligó al Banco Central a liberar pesos en algunas renovaciones de Letras de Liquidez.

«La meta de base monetaria congelada era de 1.343 billones de pesos, pero estaba arriba de ese nivel desde hace un par de semanas. Ahora lo que hicieron fue blanquear: por un par de meses relajan la meta y autorizan que crezca 2,5% mensual», analizó D Atellis.

El economista evaluó que en términos de actividad económica «es bueno» porque la economía necesita algo más de pesos dando vueltas pero aclaró que si bien esto va a generar algo más de movimiento, lo que hace falta es un cambio de fondo que estimule el consumo y el mercado interno.

El precio de la Canasta Básica Total, que mide el nivel por debajo del cual se cae en la línea de la pobreza, aumentó en agosto 3,4%, por lo tanto una familia requirió de 33.013,22 pesos para adquirir la cantidad mínima de bienes, indumentaria y servicios que contempla la CBT, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo dio cuenta además que con esta suba la CBT acumuló un alza del 29,5% en lo que va del año y del 58,2% en los últimos 12 meses,

En tanto, el precio de la Canasta Básica Alimentaria, es decir, la cantidad mínima para subsistir y no caer por debajo de la línea de la indigencia, ascendió a $13.258,32 para el mismo núcleo familiar, de una pareja con dos hijos de 6 y 8 años, lo que significó un incremento del 3,8% en agosto.

De esta manera, la Canasta Básica Alimentaria acumuló una suba del 30% durante el 2019 y del 58,8% respecto a agosto del año 2018.

El Indec tiene previsto informar el lunes 30 de septiembre la medición del Índice de Pobreza e Indigencia correspondientes al primer semestre de este año que, según estimaciones públicas y privadas, estará por sobre los relevamientos anteriores.

El organismo dio cuenta que al término del segundo semestre del año pasado, el 32% de los habitantes eran pobres y dentro de ese grupo, el 6,7% era indigente.

Esta cifra estuvo por encima de las del primer semestre del 2018, que mostraban un índice de pobreza del 27,3% y de indigencia del 4,9%, así lo reseña Télam.

El alza que registró el Sistema de Índices de Precios Mayoristas, por efecto de la devaluación, se encuentra muy por encima de la inflación del mes y podría impactar gradualmente en los precios minoristas de septiembre en adelante.

Todos los indicadores se ubicaron por encima de los registros del Indice de Precios al consumidor (IPC) de agosto, ya que los precios minoristas subieron 4% en el mes y acumulan 30% en el año y 54,5% en los últimos doce meses.

En agosto el Índice de Precios Internos al Por Mayor (IPIN, con el alza del 11,2%, que refleja el impacto de la devaluación, registró una brusca suba teniendo en cuenta que en julio pasado la variación había sido la más baja del año de solo un 0,1%, respecto del mes anterior.

En junio, el indicador registró una suba del 1,7%, mientras en mayo, con un 4,9%, había registrado el valor más elevado del año.

En la comparación acumulada de los primeros ocho meses del año, los precios mayoristas que en julio pasado se mantenían por debajo de la inflación, ahora la superan en cuatro puntos porcentuales y en en más de un 8% en la comparación de los últimos doce meses.

El aumento del IPIN se explica por la suba de 9,9% en los productos nacionales y del 28,2% en los importados, según informó el organismo.

Por su parte el Índice de Precios internos Básicos (IPIB) registró en agosto un aumento del 11,9%, producto de los aumentos del 10,6% en productos nacionales y del 28,3 en los importados.

El Índice de Precios Básicos del Productor (IPP) anotó en el mismo mes un incremento del 11,3%, en el que impactó la suba del 7,1% en productos primarios y del 13,2% en los manufacturados y la energía eléctrica, así lo reseña Elonce.

La canasta básica de alimentos –compuesta por 38 artículos- aumentó un 2,1% en la primera quincena de septiembre, con lo que acumula un avance del 38,9% en el año, según un informe de Consumidores Libres.

El relevamiento se realizó en supermercados y negocios minoristas de la ciudad de Buenos Aires, más específicamente en los barrios de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya.

Los productos que más subieron fueron zapallo anco (23,80%), cebolla (9,6%), Mermelada (8,85%), manteca (7,45%), jabón en polvo (6,3%) y café La Morenita (5,9%). En tanto, bajaron la acelga, la naranja, la manzana, los fideos secos y la leche.

En el acumulado anual, la cebolla lidera los avances con una disparada del 160,5%, las salchichas (74,5%), la falda (63%), la picada común (59,4%) y carnaza (58,45%), así lo reseña Ámbito.

Superará al pico de este año, que fue 4,7% en marzo. Pegará de lleno el impacto de la devaluación post PASO.

Después del salto que pegó en agosto, tras la devaluación post PASO, la inflación de septiembre iría mucho más lejos aún. Según los cálculos de los economistas, el incremento de los precios oscilaría entre el 5 y el 6,5%. Es decir, sería el número más alto del año.

Javier Alvaredo, es uno de los economistas que tiene las proyecciones menos optimistas: 6,5% estima desde su consultora ACM, como producto del pasaje a precios de la devaluación (pass through) y un arrastre de 2,5 puntos, como mínimo, de la inflación de agosto.

Según la consultora LCG el dato de septiembre también va a estar por encima del 6% (un 10% en total que se reparte en el bimestre agosto-septiembre). En cambio, otros analistas sostienen que la suba, en el mes de la Primavera, estará en el orden del 5%, como es el caso del estudio Ferreres&Asociados. Su director, Fausto Spotorno comentó que las subas más fuertes se dieron en electrodomésticos, equipos de vídeo y de audio.

También maneja una proyección del 5%, el economista Ramiro Castiñeira, quien siempre explica que la inflación es producto de la alta emisión monetaria. «Al emitir tantos pesos, el Gobierno quiso contenerlos aumentando la tasa, que llegó al 85%, y eso siempre termina matando el nivel de actividad», explica.

«Si bien los precios están más vinculados a la variación del dolar oficial, la brecha entre el éste dolar y el paralelo (de prácticamente el 25%) habla de la gran presión que hay», según el analista. «Por otro lado, la devaluación del peso superior al 30%, fue directamente a los precios y los que reaccionan con más rapidez, en este sentido, son los alimentos, aún con la medida que adoptó el Gobierno de quitar el IVA a un conjunto de 14 productos básicos, explicó.

Alvaredo apunta que, en septiembre, incidió la recomposición de márgenes en otros productos como la indumentaria y los artículos para el hogar, más atados a la variación del dólar, además de los alimentos. En éstos, el ajuste se hizo visible, por caso, en la renovación del programa oficial de Precios Cuidados, donde se admitió que la suba promedio fue de 4,66%.

Para la consultora Ecolatina, la suba en los alimentos durante agosto, fue importante, a pesar de verse atenuada por la quita de IVA en alimentos. «Estos aumentos impactaron parcialmente el mes pasado y terminarán de verse reflejados en el próximo dato. Así, el salto del dólar habrá causado que la inflación del bimestre agosto-septiembre trepe hasta alrededor de 10%», señaló en un reciente informe.

Acerca de qué pasará con los precios en adelante, según Ecolatina «en el último trimestre del año, la dinámica de los precios dependerá de que se pueda contener el tipo de cambio. Si la cotización del dólar se mantiene estable en los niveles actuales, podríamos volver a ver una desaceleración paulatina del ritmo de aumentos. De cualquier manera, estimamos que la inflación se ubicará por encima del 50% este año, superando todos los registros desde el inicio de la convertibilidad hace casi 30 años», informó el Clarín.

Según un sondeo privado, las empresas recurren cada vez más a estas prácticas para compensar la suba de los precios.

En época en que los salarios que no se actualizan al ritmo de la inflación, las empresas se reinventan. Por eso apelan cada vez más a las políticas de beneficios. Una vía es brindar cupones de descuento a los empleados para determinados consumos, los que, lejos de aspirar a ser una compensación ideal, alivian las necesidades de empleados y empleadores.

Según un relevamiento realizado por CuponstarHR, una de las empresas que sostiene este negocio, el 45% de las empresas afirmó que sus empleados utilizan los descuentos de manera frecuente y que 8 de cada 10 de ellos disfrutan de los beneficios corporativos en promedio. El sondeo se realizó durante el primer semestre del año.

En ese lapso se detectó que el uso de la plataforma de descuentos de las compañías, creció 43% respecto al mismo período del 2018. Esto lo atribuyen por un lado, a una mayor sensibilidad en relación a los precios y a la búsqueda de opciones por parte de los consumidores. Y por otro lado a la estrategia de los comercios de ofrecer beneficios para los empleados de las empresas con el fin de obtener una mayor tracción de las ventas.

Con respecto al comportamiento de los usuarios y sobre qué consumen, la oferta es muy variada pero entre las categorías más buscadas se observó una tendencia: el 40% prefiere entretenimientos (Cines, Teatros, Salidas), y el otro 60% se divide en compras (supermercados, retail y online), gimnasios, capacitaciones, servicios y turismo.

En la Argentina, el mercado de los cupones de descuentos mueve miles de millones de pesos cada año. Para CuponstarHR, empresa que desarrolla programas de beneficios llave en mano para empresas- la crisis jugó a favor del negocio: tuvo un promedio de crecimiento del 7% mensual en este último año. Actualmente brinda más de 700 beneficios y cuenta con 200 clientes activos entre los que se encuentran Carrefour, DirecTV, Burger King, Samsung, Farmacity, AXION Energy, Techint, como también pequeñas y medianas empresas.

Según Agustín Perelman y Brian Klahr, fundadores de CuponstarHR, la tendencia que se está dando «ayuda a incrementar el poder adquisitivo de los empleados, mejorar el clima laboral, captar y retener talento», consideraron. Y aclaran que para las empresas, «es una inversión mínima que tiene un impacto muy profundo, por eso vemos una tendencia en el mercado a buscar soluciones de este tipo», informó El Clarín.

De esta manera se corta la racha descendente de los últimos meses. En lo que va del año, la suba de precios llega al 30% y trepa al 54,5% en la medición interanual.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) confirmó este jueves lo que se esperaba: la inflación tuvo un fuerte repunte en agosto y alcanzó el 4 %, a tono con las estimaciones de las consultoras privadas.

Así, se corta la racha descendente de los últimos meses, que tuvo su punto más bajo con el 2,2% de julio. Y en septiembrese espera que el alza sea aún mayor.

Con el índice de agosto, el aumento en precios acumula un 30 % en lo que va del año y trepa al 54,5 % en los últimos 12 meses (agosto 2018-agosto 2019).

El nuevo salto inflacionario se explica principalmente porla devaluación después de las PASOdel 11 de agosto, en la que el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, superó por 16 puntos al presidente Mauricio Macri. En los días posteriores el dólar se disparó de 46 pesos hasta llegar a los 62, para luego estabilizarse en torno a los 57-58.

El IPC de agosto tuvo enAlimentos y bebidas no alcohólicasuno de los rubros con mayor alza (4,5 %), pese a la quita del IVA en los productos de la canasta básica, informó El Clarín.

El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC), dará a conocer el jueves los datos de inflación de agosto, que, analistas privados estimaron en 4,3 %.

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), realizado por el Banco Central, agosto tuvo un alza de precios de 4,3% y 2019 cerrará con una inflación de 55% y una caída de 2,5% en el Producto Interno Bruto (PIB).

El REM se hizo en base a la opinión de 23 consultoras y centros de investigación locales, 11 entidades financieras locales y 5 analistas extranjeros.

Para septiembre los participantes del REM proyectaron una tasa de inflación más elevada que la de agosto, 5,8%, tendencia que se cortaría a partir de octubre, cuando se ubicaría en 4,3%.

El titular del BCRA, Guido Sandleris,explicó el lunes pasado que «hasta las PASO la inflación acumulaba cuatro meses consecutivos de caída. En julio había sido 2,2% y los datos adelantados de los primeros diez días de agosto permitían proyectar 1,8% de inflación».

Sin embargo, «esto no sucederá» porque «la volatilidad financiera de las últimas semanas generará un aumento de la inflación en agosto y septiembre. Sabemos que ello implica más pobreza», así lo reseña Télam.

Una semana después de conocerse los días y horarios de las semifinalesde la Copa Libertadores, River anunció el comienzo de la venta de entradaspara el partido de ida en el Monumental ante Boca. Y la marcada suba de precios fue un tema que generó polémica y reclamos entre los hinchas millonarios.

A través de un comunicado en el sitio web oficial, el club de Núñez informó que los socios que posean el abono «Tu Lugar en el Monumental» tendrán una semana de prioridad para adquirir su ubicación, que serán las mismas con las que cuentan para los partidos de Superliga. El período de venta se extenderá desde hoy hasta el viernes 13 de septiembre a las 22 y el retiro de los tickets comenzará el lunes 16 y culminará el sábado 28.

¿Cuánto cuestan las entradas? Las más baratas son las cabeceras Sívori y Centenario: las altas cuestan $1200 pesos y tanto las bajas como las medias tienen un valor de $2475. En tanto, las San Martín y Belgrano altas valen $2775, las bajas $3900 y las medias $4200.

Ahora bien, en comparación con los valores que se utilizaron para la final de la Recopa Sudamericana ante Athletico Paranaense (30 de mayo), los octavos de final de la Copa Libertadores ante Cruzeiro (23 de julio) y los cuartos de final Cerro Porteño (22 de agosto), los precios aumentaron de un 50% a un 106%, según la tribuna.

Frente a la situación, que provocó muchas críticas de los socios hacia el presidente Rodolfo D’Onofrio en las redes sociales, el club brindó una explicación oficial sobre el aumento: «De todas las variables para ajustar el precio se tomó la mas baja: la inflación. Así y todo, aunque da un 55%, se fijó un 50%. Además, no se tomó la suba del dolar, la deformación de precios y la comparativa de porcentajes de aumento respecto a otros partidos». La comparación la realizaron con los números que se habían fijado para los tickets de la final frente a Boca de la Libertadores del año pasado que finalmente no se jugó en el Monumental.

Los incrementos de las entradas de Cerro Porteño a Boca

  • San Martín y Belgrano media: de $2500 a $4200 (68% de aumento)
  • San Martín y Belgrano baja: de $2100 a $3900 (85%)
  • San Martín y Belgrano alta: de $1600 a $2775 (73%)
  • Sívori y Centenario media y baja: de $1200 a $2475 (106%)
  • Sívori y Centenario alta: de $800 a $1200 (50%)

Los incrementos de las entradas de la final de 2018 a la semifinal de 2019

  • San Martín y Belgrano media: de $2800 a $4200 (50% de aumento)
  • San Martín y Belgrano baja: de $2600 a $3900 (50%)
  • San Martín y Belgrano alta: de $1850 a $2775 (50%)
  • Sívori y Centenario media y baja: de $1650 a $2475 (50%)
  • Sívori y Centenario alta: de $800 a $1200 (50%), informó La Nación.

Los precios de los alimentos experimentaron una fuerte suba tras la devaluación posterior a las PASO, según informó la consultora especializada en consumo masivo Focus Market. Incluso en aquellos productos a los que se les quitó el IVA se registraron alzas de más del 17%.

El estudio toma lo que sucedió con los precios promedio en la semana anterior a las PASO y las tres siguientes y observó que “En el top 10 de incrementos de precios en el Acumulado de las tres semanas post PASO se encuentran: Enlatados de Pescado 23,5%, Fernet 20,6%, Pre mezclas 20,1%, Chocolates 19,6%, Jabón en barra 18,2%, Yogures 17,9%, Aceite 17,0%, Puré de tomates 16,1%, Harina 15,5%, y Desodorantes 13,9%”.

Así, los enlatados de pescado subieron prácticamente lo mismo que el dólar, que subió 30,9% en ese período -y luego se acotó al 24,4% tras el cepo del Banco Central-.

Dentro de estos bienes con aumentos de dos cifras, se encuentran varios de la canasta básica a los que el Gobierno les bajó el IVA al 0%.

Entre los bienes desgravados, los mayores aumentos se registraron “en el acumulado de las tres semanas post PASO las subas promedios son en la categoría Aceite de 17 % entre todas sus marcas y presentaciones, Arroz 13,2 %, Yerbas 5,4 %, Harinas 15,5 %, Yogur 17,9 %, Té 7,2 %, Pastas Secas 9,0%, Aguas 5,9%, Leche 5,1 %, Azúcar 8,7 %, entre otros”.

Damián Di Pace, director de Focus Market, detalló –según publica La Política Online- que la medición la hizo a través de la tecnología Scanntech (lector de punto de venta) con la que seleccionaron 78 skus con más de 5000 productos para analizar la evolución de precios en 912 puntos de venta de todo el país. “Realizamos un estudio diario de la evolución de precios versus evolución del tipo de cambio tomando un aumento promedio de cada categoría de producto para el período seleccionado para el estudio”, así lo reseña El Comodorense.