fbpx
Tag

Industria

Browsing

El sector manufacturero sólo trabajó en enero al 56,2% de la capacidad instalada, un nuevo nivel mínimo desde julio de 2002, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC)

Los bloques sectoriales que presentan, en enero de 2019, niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son: productos del tabaco (83,9%), refinación del petróleo (76,6%),industrias metálicas básicas (71,7%), sustancias y productos químicos (68,9%), papel y cartón(67,4%), productos alimenticios y bebidas (57,5%), productos minerales no metálicos (57,1%) y edición e impresión (56,7%).

Mientras que los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son: productos de caucho y plástico (48,4%), la industria metalmecánica excepto automotores (38,4%), productos textiles (31,4%) y la industria automotriz (15,7%).

El bloque de alimentos y bebidas registra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 57,5%, en enero de 2019, inferior al de enero de 2018 (62,7%). El menor nivel de utilización del bloque se explica principalmente por la baja registrada en la elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, productos lácteos y en la molienda de oleaginosas.

En enero de 2019, el bloque de productos textiles presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 31,4%, inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (57,2%) debido a la menor elaboración de hilados de algodón y de tejidos.

El bloque de papel y cartón registra, en enero de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 67,4%, inferior al de enero de 2018 (73,5%), que se vincula principalmente con la menor elaboración de papeles para envases y embalajes.

El bloque de edición e impresión registra, en enero de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 56,7%, inferior al de enero de 2018 (59,5%), que se vincula con la menor demanda por parte de algunos segmentos de la industria de alimentos y bebidas, la actividad publicitaria, la industria textil, la producción de electrodomésticos, la actividad de la construcción y la actividad editorial.

La refinación del petróleo muestra, en enero de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 76,6%, inferior al de enero de 2018 (81,7%), asociado a un menor nivel de procesamiento de petróleo crudo.

El bloque de sustancias y productos químicos presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 68,9% en enero de 2019, inferior al registrado en enero de 2018 (70,8%), a partir de la menor utilización de las plantas principalmente en los sectores productores de detergentes y jabones,materias primas plásticas y químicos básicos.

Los productos de caucho y plástico presentan un nivel de utilización de la capacidad instalada de48,4% en enero de 2019, inferior al registrado en enero de 2018 (58,2%), como consecuencia de lamenor elaboración de manufacturas de plástico.

Los productos minerales no metálicos registran, en enero de 2019, un nivel de utilización de lacapacidad instalada de 57,1%, inferior al de enero de 2018 (67,6%).

La menor utilización de las plantas se origina en las caídas de los niveles de producción de vidrio, cemento, artículos sanitarios de cerámica, pisos y revestimientos cerámicos, ladrillos huecos, mosaicos y placas de yeso.

La industria automotriz registra, en enero de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 15,7%, inferior al de enero de 2018 (25,6%), como consecuencia de la disminución de la cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices a partir de la menor demanda y de la realización de paradas técnicas en algunas plantas productivas.

La industria metalmecánica excepto automotores registra en enero de 2019 un nivel de utilización de la capacidad instalada de 38,4%, inferior al de enero de 2018 (48,6%). La menor utilización de las plantas se origina principalmente en las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y aparatos de uso doméstico.

Ámbito

Es uno de los 27 bancos del país que forma parte del paquete de medidas anticipado por el gobierno Nacional. Desde mañana y hasta el 30 de Junio se pondrá a disposición esta nueva herramienta que busca reactivar fundamentalmente a las PyMEs. También se firmó un convenio para financiar las exportaciones.

A partir de mañana el Banco del Chubut ofrecerá créditos para PyMEs con tasas de entre 25 que podrán ser utilizadas en línea de descuento de cheques para necesidades de capital de trabajo. Esta nueva línea de préstamos tendrá una cartera de 200 millones de pesos y fue anunciada esta mañana por el presidente de la entidad, Julio Ramírez.

La nueva herramienta financiera tendrá vigencia hasta el 30 de junio y se encuadra en las medidas anunciadas por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, para impulsar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

Ramírez participó ayer en Buenos Aires de una reunión con el ministro de Producción de la Nación, el secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer y el vicesuperintendente de Seguros de la Nación, Guillermo Plate para conocer los detalles del paquete de medidas. En la ocasión estuvieron también otras entidades financieras, cámaras empresarias, PyMES y otros organismos competentes.

Además de estos fondos, el Banco del Chubut también firmó un convenio para la prefinanciación de exportaciones de PyMEs. Se trata de préstamos a una tasa máxima en dólares del 5% anual, con un plazo de hasta 365 días, para facilitar que las empresas puedan exportar.

Al referirse a estas nuevas medidas que se implementarán en 27 bancos de todo el país, Ramírez expresó que la entidad provincial dispondrá fondos y reducirá tasas porque “somos conscientes del esfuerzo que hay que hacer para reactivar y ayudar a nuestros comerciantes y empresarios a recomponer capital de trabajo”.

El presidente explicó que esta alternativa ofrece tasas del 25% para descuentos de cheques a 120 días. Para llegar a ese porcentaje, “Nación va a subsidiar algunos puntos de tasa pero es un esfuerzo importante que está haciendo el Banco del Chubut para su clientela” subrayó Ramírez.

200 más 100

Con esta propuesta el Banco del Chubut destinará en total un capital de 200 millones de pesos para esta línea, que se suman a otros 100 millones que fueron destinados para el mismo fin mediante otra línea de créditos que justamente venció hoy.

“Es muy importante para nosotros porque acabamos de colocar 100 millones de pesos mediante una línea que justamente vencía hoy y que tenía una tasa del 34% para cheques a 90 días. Logramos que se volcara todo ese dinero a nuestra economía regional beneficiando a nuestros comerciantes y empresas PyMEs y ahora ofrecemos esta alternativa” remarcó Ramírez.

Se trata del proyecto de la obra del Centro Comercial a Cielo Abierto, para el fortalecimiento de la actividad comercial, que atraviesa una crítica situación tras el cierre indiscriminado de negocios. El intendente Carlos Linares aseguró que “vamos a concretar esta obra porque entendemos la importancia de ayudar a nuestros comerciantes”.

Este jueves, en instalaciones del Centro Cultural, el intendente Carlos Linares participó del acto de apertura del 2° Seminario Regional de Centros Comerciales, donde anunció el proyecto del Centro Comercial a Cielo Abierto, como alternativa para la reactivación de la economía de la ciudad.

En la ocasión, lo acompañaron el viceintendente Juan Pablo Luque; el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Miguel Pagano; el subsecretario de Control Operativo, Ricardo Murcia; el subsecretario de Fiscalización, Daniel Campillay; y el subsecretario de Obras Públicas, Luis Romero.

Después de anunciar la obra, el intendente Linares fundamentó la propuesta al explicar que “estamos atravesando momentos muy duros a nivel economía, que nos obligan a repensar las formas para sostener a los comercios con sus puertas abiertas; por lo que encontramos en el proyecto del Centro Comercial a Cielo Abierto, la posibilidad de revertir la situación que estamos viviendo”.

Al respecto, dijo que “esta obra significará una inversión millonaria, pero estamos convencidos de que podremos ejecutarla porque tenemos un Municipio con sus finanzas ordenadas, que nos permite disponer de los recursos necesarios. Además –continuó- es un paso fundamental para embellecer a nuestra ciudad y presentarla como referente en materia de productividad autónoma”.

Asimismo, Linares destacó el trabajo conjunto con la Cámara de Comercio, Industria y Promoción de Comodoro Rivadavia para avanzar en estrategias para el mejoramiento de la actividad. “En tiempos de crisis, lo más importante es dar una mano a los comerciantes y defender el bolsillo de los trabajadores. Siempre nos van a encontrar en ese camino; y por eso nuestro compromiso está puesto en iniciar este año la obra, asegurándoles que este proyecto no es sólo un deseo de esperanza”, concluyó el intendente.

La producción industrial cayó durante el año pasado un 5% en comparación con el 2017, luego de registrar en diciembre una fuerte baja del 14,7% en la medición interanual, informó esta tarde el Indec.

La brusca baja registrada en diciembre fue la más elevada de todo el año, según la información oficial.

El organismo dio a conocer el nuevo Indice de Producción Industrial Manufacturero (IPIM), que incorpora una medición desestacionalizada de la variación industrial, que registra una baja del 1,7% en diciembre respecto de noviembre pasado.

 

Diario Jornada

Las ventas mayoristas cayeron 46,4% interanual, según informó ADEFA. La producción de autos fue de 466.649 unidades en 2018, lo que representó una baja de 1,4% respecto de 2017, informó este viernes la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA).

En diciembre la producción nacional de vehículos fue de 20.475 vehículos, un 44,4% menos respecto de noviembre anterior y 38,5% por debajo del desempeño del mismo mes de 2017.

De acuerdo al informe de ADEFA, el sector automotriz exportó 22.947 vehículos, es decir, un 11,9% menos respecto de noviembre, y registró un crecimiento de 26,1% respecto del volumen de diciembre de 2017.

En relación a las ventas mayoristas, el informe Industrial da cuenta que en diciembre se comercializaron a la red un total de 48.418 unidades, es decir, un 46,3% más respecto de las 33.095 vendidas en noviembre y un 46,4% por debajo del desempeño de diciembre del año pasado, cuando se comercializaron 90.307 unidades en la red de concesionarios.

Con un total de 681.816 vehículos comercializados entre enero y diciembre, el sector registró una baja interanual de 22,9 % en lo que respecta a ventas totales.

Por último, al inicio de este año, ADEFA estimó que la producción nacional crecería 20% y las exportaciones hasta un 43%. En aquel entonces, Luis Fernando Peláez Gamboa, CEO de Renault y directivo de ADEFA, expresó: “La mejora que proyectamos en nuestros programas de producción y exportación viene impulsada por los importantes lanzamientos de productos nacionales y el aumento de producción, resultado de los planes de inversión permanentes que se ejecutan en nuestra industria”.

El Comodorense

El Presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, realizó un balance del 2018, a días de que finalice el año, y aseguró que se trató de la época “más difícil desde 2002”. Además, auguró un futuro no muy claro para el 2019.

“Sin dudas, este es el año más difícil para la industria desde 2002. Cuando usted tiene un motor, hace crecer todo. Hoy ese motor se apagó, por el tema de los cuadernos y un montón de cosas, hemos tenido devaluación y estamos haciendo un ajuste y en recesión”, sostuvo el dirigente a El Cronista.

En esa línea, remarcó que “veníamos para un año en donde se estaba bajando la inflación y había un crecimiento muy heterogéneo, liderado por la obra pública y terminó abruptamente con una devaluación que nadie esperaba”.

Según Acevedo, el año se “tergiversó”, “nos financiábamos a corto plazo, cosa que no deberíamos haber hecho. Se está regularizando la economía pero hoy sigo viendo una economía manejada por la crisis financiera, más que por la economía real”.

De cara al nuevo año, el jefe de la UIA adelantó que para este 2019 “no se ve un horizonte claro. El Gobierno dice que en marzo vamos a tener noticias positivas, ojalá que sea así, pero nosotros lo vemos con cierto grado de escepticismo. Lo que más nos preocupa es cuándo se va a reactivar el mercado interno”.

“Tenemos medidas de coyuntura, aún no hemos salido del ajuste cambiario. Lo podemos ver porque con tasas del 60%, el tipo de cambio donde está y no teniendo hoy el Gobierno problemas de financiamiento, tenemos un riesgo país de 800 puntos. Esto está diciendo claramente que hoy no hay confianza en la Argentina”, añadió.

Por último, Acevedo aseguró que “hoy es momento de hacer algún tipo de acuerdo entre todas las partes y ver dónde está la producción y cómo podemos hacer para empezar a crecer”.

 

El Intransigente

Según la UIA la producción cayó casi un 8% en septiembre y se perdieron más de 4.100 puestos de trabajo. Acorde al INDEC se usa poco más del 60% de la capacidad instalada en la industria.

La Unión Industrial Argentina (UIA) presentó un informe donde registra un derrumbe del 7,7% para septiembre, comparándolo con el mismo mes en 2017.

A su vez, alertan sobre el aumento en la pérdida de empleos registrados en el sector durante agosto. Se perdieron 4.162 puestos de trabajo, siendo el noveno mes consecutivo con tendencia negativa.

Si la comparación se hace con respecto a agosto de 2017, hubo 32.622 asalariados menos. En el mismo período la actividad manufacturera experimentó un retroceso del 3,8%, indicó la entidad fabril en el comunicado.

“La baja de septiembre fue generalizada para todas las ramas industriales con excepción de metales básicos y de papel que no presentó variaciones: diez de los doce rubros analizados presentaron caídas”, explicó la UIA.

La cadena textil-indumentaria fue la más afectada, con una reducción del 25%. Le sigue la industria automotriz con una caída del 20,6%. La producción de sustancias y químicos tuvo en septiembre una caída de 3,1% y alimentos y bebidas 2,2%.

Cuando vemos la utilización de la capacidad instalada, es decir, cuanto se usa de todo el potencial industrial, vemos un retrocedo de 7,8% respecto del nivel que tenía en el mismo mes del 2017, informó el INDEC.

Se usa el 61,1% de la capacidad instalada en la industria, siendo el segundo indicador más bajo del año con una caída del 1,9% con respecto a agosto.

Ver imagen en Twitter
De acuerdo con las cifras, la producción de productos de caucho y plástico, la edición e impresión, la industria textil, la metalmecánica y la automotriz, estánfuncionando por debajo de la mitad de su capacidad productiva, muy lejos del “pleno empleo”.

 

En la comparación interanual la industria textil es la que más bajó su capacidad productiva y cayó un 28,1%. Le sigue la industria automotriz, donde la baja de las exportaciones y la caída en el mercado interno, provocó que la industria este utilizando solo el 44,8% lo que significa una baja del 21,5%, respecto de los niveles de producción de septiembre del 2017.

Los industriales muestran su preocupación ante meses que no parecen mejorar en relación al consumo interno. El sector textil esta en alerta debido a la estacionalidad que marca que enero y febrero son meses más frenados que los previos, por lo que las perspectivas son negativas.

InfoNews

El Estimador Mensual Industrial (EMI) arrojaron que en el acumulado de los nueve meses de 2018 la baja fue del 2,1 por ciento con respecto al mismo período del año anterior.

La caída de la industria en septiembre es la más pronunciada de los últimos dieciseis años y toda la gestión de Cambiemos, que solo consiguió mostrar cifras positivas para la industria entre mayo 2017 y abril de 2018.

Desde que el Indec volvió a difundir las cifras del EMI, tras el apagón estadístico entre diciembre 2015 y abril 2016, solo junio de este año, con una caída del 8,1 por ciento, se aproxima al derrumbe registrado en septiembre.  Mientras que el mejor mes para la industria fue junio de 2017, con una suba de 6,6 por ciento respecto al mismo mes de 2016, un año en el que 11 de los 12 meses estuvieron en rojo.

El desplome también se reflejó en las expectativas de las empresarios, que en un 60, 7 por ciento de los casos espera una caída en la demanda interna para el cuarto trimestre de 2018 en relación al mismo periodo de 2017, mientras que solo el 28,6 por ciento espera que suban sus exportaciones.

La situación crítica de la industria se traduce en una expectativa de disminución en la dotación del personal en el 29,8 por ciento de las empresas, un 39,5 por ciento espera que también se reduzcan las horas extras y en un 41,8 por ciento de los casos consideran que el uso de la capacidad instalada continuará cayendo.

Un único rubro mostró una mejora en septiembre: la producción de acero y aluminio con un avance interanual del 3 por ciento. En tanto, la industria textil con una caída del 24,6 por ciento, la refinación de petróleo con un 11 por ciento y la automotriz con un 15,7 por ciento fueron los sectores con peores registros.

 

 

Pagina 12

La recesión económica impulsada por la caída del consumo y las elevadas tasas de interés se acentuó en el sector productivo. En septiembre, la totalidad de los sectores industriales registraron una merma con respecto al 2017, entre los cuales de destacó la caída interanual del 21% de la producción automotriz.

El Índice de Producción Industrial (IPI), que elabora la consultora Orlando Ferreres & Asociados (OJF) y la Fundación de Investigaciones Económicas (FIEL) todos los meses, arrojó en septiembre una caída interanual de 8,1% y 8,7%, respectivamente, y así se sumó al sexto mes consecutivo de baja en relación al 2017. En los primeros nueves meses del año, la contracción acumulada fue del 3%.

“Durante septiembre todos los sectores industriales que componen el índice registraron números negativos, reflejo de una crisis generalizada”, indicó el informe de OJF. Y agregó: “El actual contexto de caída salarial, alza inflacionaria, baja del consumo  un nivel de tasas muy elevado, no nos permite pronosticar un rebote de la actividad industrial en lo que resta del año”.

En el análisis sectorial, OJF destacó a Maquinaria y Equipo con “la peor caída desde 2014”. El segmento sufrió una baja de 20,1% con respecto al mismo mes de 2017 por los malos resultados de la producción de maquinaria agrícola, electrodomésticos de línea blanca y el derrumbe del 20,6% de la industria automotriz

Se suma al arrastre de la industria los sectores de Refinerías (cayó un 17,6% frente a 2017), que acumula casi 12% de baja en el año; Plásticos, con una caída de 9,2%; y Minerales no Mecánicos (merma de 8,3%), básicamente por la caída de 10% en la producción de cemento portland, aunque acumula suba de 2,5% en los primeros nueve meses de 2018.

Entre las únicas noticias positivas dentro de cada sector, el informe de FIEL indicó que la caída del mes fue amortiguada por la siderurgia, con un leve aumento de actividad en relación a 2017, pero que acumula hacia el tercer trimestre un aumento de 10,8%.

“En síntesis, la industria volvió a mostrar en septiembre un retroceso. La rama siderúrgica ha contenido una mayor caída en el mes. La fase recesiva se prolonga y en el corto plazo no aparecen aún indicios que sugieran una rápida reversión de la misma”, concluyó el informe de FIEL, en línea con el de OJF.

El último mes que la industria tuvo un desempeño tan pobre fue en febrero de 2017, luego de un año recesivo donde la economía se achicó un 1,8%. Ese mes la actividad manufacturera cayó un 9% interanual. Además, septiembre significó para el sector productivo el sexto mes consecutivo de caída.

 

 

Cronista