Tag

Indonesia

Browsing

Una ballena de unos 9,5 metro fue hallada muerta en las costas de Yakartar, Indonesia.  Aunque las causas del seceso eran desconocidas en las horas incipientes del hallazgo, los pescadores da zona no tardaron mucho en deducir los motivos de la muerte del animal.

Un total de 6 kilogramos de plástico yacían en el estomago de mamífero, según informó el director del  Parque Nacional Wakatobi, Laode Ahyar.

“La basura en el estómago estaba compuesta, entre otras cosas, por botellas de plástico, cuerdas de plástico, madera y un par de sandalias de goma”, precisó Ahyar.

Luego de que funcionarios y pescadores iniciaran las operaciones de evacuación del cachalote, pudieron contabilizar un total de 115 vasos de plástico, 25 bolsas, 2 sandalias plásticas, 1 saco de nylon y más de 1.000 fragmentos de este material.

“Aunque no hemos podido deducir la causa de la muerte, los hechos que vemos son realmente horribles”, dijo Dwi Suprapti, coordinadora de conservación de especies marinas en WWF Indonesia.

A nivel global, se estima que cada segundo se arrojan 200 kilos de plástico al océano, que hoy está saturado con residuos de todos los tamaños desde el Artico a la Antártida.

Urgente 24

Los sonares lo detectaron: un objeto de unos 20 metros de largo a entre 30 y 40 metros de profundidad. Y el ejército indonesio está convencido de que se trata del fuselaje del avión de Lion Air que se estrelló en el mar, con 189 pasajeros a bordo, poco después de despegar de Yakarta, Indonesia, el lunes.

El Boeing 737 MAX 8, que había entrado en servicio hace apenas unos meses, desapareció de los radares el lunes, 13 minutos después de haber despegado de Yakarta. Se estrelló en el mar de Java poco tiempo después de haber solicitado al control aéreo permiso para regresar a la capital indonesia

Hadi Tjahjanto, jefe del ejército indonesio, declaró que el aparato fue probablemente localizado gracias a sonares. “Creemos realmente haber determinado las coordenadas del fuselaje del vuelo 610”, dijo a la prensa en Yakarta.

En la zona del impacto el mar tiene una profundidad de entre 30 y 40 metros. Las autoridades excluyen la posibilidad de hallar sobrevivientes, pero esperan recuperar las dos cajas negras del avión, una que registra las conversaciones en la cabina de pilotaje y la otra los parámetros de vuelo.

Barcos y botes en la zona donde cayó en avión, en el mar. / AFP

Para ello, decenas de socorristas y buzos fueron enviados al sitio de la desaparición del vuelo, así como barcos y helicópteros.

Los socorristas tienen la macabra tarea de separar los restos humanos de los restos del avión, así como los efectos personales de las víctimas.

Se han llenado cerca de 50 bolsas mortuorias, según las autoridades. Los restos humanos son enviados al hospital para efectuar pruebas de ADN.

“Era el mejor marido del mundo” afirma Ningsi Ayorbaba de su esposo Ferdinand Paul, que se hallaba a bordo. “Acabábamos de celebrar 15 años de matrimonio en abril. Y hoy, estoy llevando pruebas de ADN”, agrega.

Representantes del constructor estadounidense se reunirán el miércoles con los de Lion Air, mientras Indonesia ordenó el martes la inspección de todos los aviones Boeing 737 MAX.

El aparato se dirigía a Pangkal Pingang, una localidad de paso para los turistas que viajan a la isla vecina de Belitung.

El ministro de Transportes adoptó la inusual decisión de destituir a personas de la compañía.

Familiares de los pasajeros examinan los objetos personales de sus seres queridos. / Reuters

“Hoy vamos a destituir al director técnico de Lion Air del cargo, y reemplazarlo por otra persona, y haremos lo mismo con técnicos” que dieron luz verde al despegue del avión, dijo el ministro Budi Karya Sumadi.

Lion Air declaró que el Boeing entró en servicio en agosto. El piloto y el copiloto tenían más de 11.000 horas de vuelo. Recientemente, pasaron exámenes médicos y tests de drogas, añadió la compañía.

El lunes, el presidente de Lion Air, Edward Sirait, admitió que la compañía había reparado el avión en Bali antes de que partiera hacia Yakarta, sin aportar más precisiones, pero hizo alusión a un “procedimiento normal”.

Rescatistas continúan las labores de recuperación de los restos del avión./ EFE

La BBC, que consiguió un cuaderno técnico sobre el vuelo Bali-Yakarta del domingo, dio cuenta de la “falta de fiabilidad” de un instrumento para medir la velocidad y de divergencias en las medidas de la altitud entre los aparatos del piloto y del copiloto

El accidente agrava en todo caso la reputación de inseguridad del sector aéreo indonesio, que está en pleno crecimiento. Algunas compañías indonesias han sido prohibidas de surcar el cielo europeo y norteamericano.

 

 

Clarín

Un Boeing 737 de la compañía indonesia Lion Air, una empresa low cost, que transportaba a 189 personas se estrelló frente a la costa poco después de despegar de Yakarta, anunciaron las autoridades. El aparato solicitó regresar al aeropuerto de la capital poco antes de que se perdiera el contacto con el control aéreo. Los ocupantes están “probablemente” muertos, indicaron los servicios de rescate. El avión iba rumbo a Pangkal Pinang, una ciudad de la isla de Bangka, frente a Sumatra.

“El avión se estrelló en el agua”, declaró Yusuf Latif, portavoz de la agencia encargada de las búsquedas. “Seguimos buscando los restos del aparato”, agregó.

Sindu Rahayu, director general de aviación civil en el ministerio de Transportes, anunció en otro comunicado que el avión transportaba 179 pasajeros adultos, un niño y dos bebés, así como dos pilotos y cinco miembros del personal de cabina. “El avión solicitó volver a su base antes de desaparecer de los radares”, declaró.

El portal de seguimiento de vuelos Flightradar muestra, en un mapa, la trayectoria del aparato, un Boeing 737 Max 8, que, tras despegar en dirección suroeste, gira hacia el sur y luego hacia el noreste, antes de interrumpirse sobre el mar de Java, no muy lejos de la costa.

Indonesia, un archipiélago del sureste asiático de 17.000 islas e islotes, es muy dependiente del transporte aéreo, y los accidentes son frecuentes. Un adolescente de 12 años sobrevivió en agosto a un accidente de avión que causó ocho muertos en una zona montañosa de la provincia remota de Papúa.

En diciembre de 2016, 13 personas perecieron en el accidente de un avión militar cerca de Timika, otra región montañosa de Papúa.

En agosto de 2015, un ATR 42-300 de la compañía indonesia Trigana Air, que transportaba a 44 pasajeros adultos, cinco niños y cinco miembros de la tripulación, todos indonesios, se estrelló a causa del mal tiempo en las montañas Bintang. No se encontraron supervivientes.

Lion Air, una compañía low cost, estuvo implicada en varios incidentes. En agosto de 2017, un Boeing de la compañía, dañó una ala de un ATR-72 de la compañía Wings Air, que esperaba para despegar en el aeropuerto internacional de Kualanamu, en Medan, tercera ciudad del país, en el norte de la isla de Sumatra. La colisión no causó ningún herido.

En mayo de 2016, dos aviones del grupo Lion Air colisionaron en la pista del aeropuerto de Soekarno-Hatta, en la periferia de Yakarta.

En abril de 2013, uno de los Boeing de la compañía no llegó a la pista de aterrizaje del aeropuerto internacional de Denpasar, en la isla indonesia de Bali, y se estrelló en el mar. Las 108 personas a bordo, 101 de las cuales eran pasajeros, sobrevivieron pero se registraron unos 40 heridos.

Lion Air es una filial de Lion Group, que posee otras cuatro compañías: Wings Air y Batik Air en Indonesia, Malindo Air en Malasia y Thai Lion Air en Tailandia.

 

 

Ambito

Un sismo de magnitud 6 sacudió las islas indonesias de Java y Bali en la madrugada del jueves, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

“El temblor no provocó un tsunami“, dijo Dwikorita Karnawati, director del servicio geológico indonesio quien aseguró que que no hubo de momento víctimas o daños.

El sismo se produjo a las 18H44 GMT al noreste de la punta oriental de Java, a unos 40 km de la isla, y a una profundidad de 10,3 km, según el USGS. Se sintió en Denpasar, capital de Bali, isla muy frecuentada por turistas.

“Fue muy fuere y duró bastante“, dijo una mujer llamada Davy que se refugió en el estacionamiento de un hotel de Bali, a varios kilómetros de donde el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial celebran sus reuniones anuales este año.

Algunos huéspedes de los hoteles de Nusa Dua, al sur de la isla de Bali, salieron brevemente a las calles luego de que el terremoto hiciera temblar los edificios.

“El temblor fue muy fuerte. Me levanté inmediatamente y llevé a mis hijos fuera de la casa“, dijo a AFP Ni Komang Sudiani.

El sismo también se sintió en Surabaya, la capital de Java Oriental, situada a unos 200 km de Situbondo, la localidad más cercana al epicentro.

“Lo sentí durante unos 10 segundos. La gente dormía pero se despertó al sentir el temblor, dijo Tonny Akbar Mahendro a AFP.

El temblor se produce menos de dos semanas después de un sismo de magnitud 7,5 seguido de un tsunami que golpeó la isla indonesia de Célebras, a unos 1.000 km al norte de Situbondo, y que dejó unos 2.000 muertos.

 

Fuente: AFP/NA

Casi 400 personas murieron en los terremotos más el posterior tsunami que golpearon desde este viernes la isla indonesia de Célebes, donde los hospitales colapsaron para atender a los más de 500 heridos.

La agencia de gestión de desastres informó este sábado un balance de al menos 384 muertos. Y especificó que el primer terremoto tuvo una magnitud 5,9 y el segundo, 7,4.

La mayoría de víctimas se registraron en Palu, una ciudad de 350.000 habitantes en la costa oeste de Célebes, señaló el vocero oficial Sutopo Purwo Nugroho, que reclamó “personal, voluntarios y material especializado”.

“Pensamos que decenas o cientos (de víctimas) todavía no han sido encontradas entre los escombros”, alertó.

Y ejemplificó: “El principal centro comercial de Palu se derrumbó. El hotel Rua-Rua se hundió, tenía 80 habitaciones y 76 estaban ocupadas”.

Escenas dantescas dejó el terremoto y tsunami. (AFP)

Las imágenes de Palu mostraban varios cuerpos sin vida cerca del mar, algunos de ellos recubiertos con lonas azules.

Los coches destrozados diseminados por la zona reflejaban la violencia con que la ola golpeó la localidad.

Los centros de salud no daban abasto con la llegada masiva de víctimas y numerosos heridos eran tratados en el exterior. Los habitantes transportaban como podían los cadáveres.

Komang Adi Sujendra, director del hospital estatal de Undata, en Palu, sostuvo: “Necesitamos toda la ayuda que sea posible. Hospitales de campaña, médicos, medicinas y mantas…”.

Se cortó la electricidad de forma parcial y el aeropuerto y rutas se cerraron durante 24 horas.

Los residentes de Palu examinan las secuelas. (AFP)

El presidente indonesio Joko Widodo anunció que se desplegaba el Ejército para participar en las operaciones de búsqueda de víctimas.

El epicentro del sismo se situó a 78 kilómetros al norte de Palu y se notó hasta el sur en Macasar, la capital de la isla.

La tierra también tembló en la isla vecina de Kalimantan, en Samarinda, al otro lado del estrecho de Macasar.

La ruina de una mezquita. (AP)

La Unión Europea (UE) activó en las últimas horas su sistema de mapas por satélite a través del programa comunitario copérnico para apoyar en las labores de rescate.

“La UE respalda al pueblo y las autoridades de Indonesia en estos momentos difíciles y hemos ofrecido nuestro total apoyo”, indicaron en un comunicado conjunto la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

Un auto arrastrado por el tsunami. (AP)

Entre el 29 de julio y el 19 de agosto, al menos 557 personas murieron y casi 400.000 resultaron desplazadas por 4 terremotos de magnitudes comprendidas entre 6,3 y 6,9 que sacudieron la vecina isla de Lombok, también en Indonesia.

El país, de 260 millones de habitantes, se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.

 

 

Clarín con información de EFE y AFP.

Un tsunami castigó en las últimas horas a la ciudad de Palu, luego de que dos fuertes fuertes terremotos sacudieran la isla de Célebes (Sulawesi). Según las autoridades, el saldo del sismo fue de al menos un muerto y numerosas viviendas destruidas. El tsunami golpeó a unos 80 kilómetros al sur del centro neurálgico del sismo, indicaron fuentes oficiales. El director del centro de tsunamis y terremotos de la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica, Rahmat Triyono, dijo al medio local Kompas que las olas fueron de entre un metro y medio y dos metros.

Localización del sismo en la isla de Célebes en Indonesia - AFP / AFP

El primer sismo tuvo una magnitud de 5,9 y fue el que dejó la víctima mortal y las casas dañadas, según un portavoz de la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres. El segundo se produjo a las 17:44 hora local, con epicentro a 27 kilómetros al noreste de Donggala y a una profundidad de diez kilómetros. Tuvo una magnitud de entre 7,4 y 7,7.

Así fue el tsunami

Un video captó el momento en que el torrente de agua invadió la línea costera de la isla.

De acuerdo con el director de la agencia estatal a cargo de desastres naturales Sutopo Purwo Nugroho, el saldo del tsunami en Palu, que es la capital de la provincia de Sulawesi, hasta ahora es de numerosas personas desaparecidas, además del destrozo a las construcciones y el colapso de las comunicaciones. “La falta de luz y la imposibilidad de comunicarse están dificultando las tareas de rescate”, explicó en una entrevista televisada.

Vista de los escombros de una casa tras un terremoto de magnitud 7,5 que sacudió la isla de Célebes, situada en el norte de Indonesia. / EFE

Vista de los escombros de una casa tras un terremoto de magnitud 7,5 que sacudió la isla de Célebes, situada en el norte de Indonesia. / EFE

Un niño camina entre los escombros de una casa tras un terremoto de magnitud 7,5 que sacudió la isla de Célebes, situada en el norte de Indonesia. / EFE

Un niño camina entre los escombros de una casa tras un terremoto de magnitud 7,5 que sacudió la isla de Célebes, situada en el norte de Indonesia. / EFE

Indonesia, con 260 millones de habitantes, se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, donde se producen con frecuencia terremotos y erupciones volcánicas. En agosto, varios sismos dejaron más de 500 muertos en el país.

 

 

Clarin

Un joven indonesio de 18 años estuvo 49 días a la deriva en el Océano Pacífico a bordo de una embarcación de madera, comiendo pescados y bebiendo agua de mar hasta que finalmente fue rescatado.

El pescador Aldi Novel Adilang, que cumplirá 19 años el domingo próximo, fue salvado a miles de kilómetros al norte de su punto de partida por una nave panameña que se dirigía a Japón. El joven, según informó el consulado indonesio en Osaka, volvió a su casa y en buenas condiciones de salud.

Aldi trabajaba a 125 kilómetros de Manado, en la isla de Sulawesi. Tenía el deber de mantener encendidas las luces de su “rompong”, una precaria embarcación de madera que actúa como una trampa para peces atraídos durante la noche por las lámparas.

Es un trabajo de seis meses en casi completo aislamiento, interrumpido una vez a la semana por pescadores encargados por su jefe de recoger el pescado y proveer al muchacho de comida, agua, gas para cocinar y gasolina para el generador.

Mientras estaba a bordo de su “rompong”, el 14 de julio, fuertes vientos quebraron la estructura de la embarcación y rompieron la cuerda que la mantenía amarrada. Sin remos, sin motor ni medios de comunicación, Aldi se halló a merced de las olas. Los suministros le duraron algunos días, luego el muchacho comenzó a sobrevivir comiendo pescados que él mismo conseguía del mar. Y cuando se terminó el gas, para cocerlos comenzó a quemar la madera de su “rompong”.

Cada vez más débil vio pasar a una decena de naves cerca, pero nunca lo rescataron. Había perdido la esperanza, lloraba a menudo y se abandonaba a la idea del suicidio. Pero todo cambió el 31 de agosto, cuando la nave panameña “Arpeggio” se perfiló en el horizonte frente a la isla de Guam.

Otra vez los esfuerzos por hacerse ver fueron en vano. Pero Aldo logró lanzar una señal de radio como le había enseñado un amigo. Aquel desesperado Sos fue interceptado por la nave, que maniobró para rescatarlo.

Pero fue una odisea: el mar agitado obstaculizó las operaciones y la cuerda lanzada por los marinos no alcanzaba al “rompong”. Aldi se arrojó entonces al mar y desafió a las olas para asirse a una soga. El joven fue llevado a Japón, la ruta del “Arpeggio” que atracó en Tokuyama el 8 de septiembre.

Las autoridades lo dejaron entrar al país porque fue protagonista de un verdadero “desastre”. El muchacho entonces fue confiado al consulado indonesio de Osaka, que organizó el regreso a su país ocurrido en los últimos días.

Su familia no podía creer que lo habían rescatado. Y ahora, el 30 de septiembre, se prepara para festejar el 19 cumpleaños de un joven al que muchos ya daban por muerto.

 

 

El Intransigente

Los equipos de rescate en Indonesia evacuaron este lunes a más de 2.000 turistas de las pequeñas islas cercanas a la de Lombok, donde un poderoso sismo mató a al menos 98 personas y dañó o redujo a escombros miles de viviendas.

El temblor de magnitud 6,9 provocó pánico entre los turistas y residentes de este lugar, donde exactamente hace una semana otro sismo había causado al menos 17 muertos.

Este lunes los socorristas buscaban sobrevivientes entre los escombros de casas, mezquitas y escuelas que fueron destruidas en este último desastre ocurrido el domingo por la tarde.

- Residentes buscan supervivientes entre los escombros en Lombok.

En la isla vecina de Bali, la más turística de este archipiélago del sureste Asiático, también sintieron el terremoto.

“Hay desafíos: las carreteras fueron dañadas, tres puentes también fueron, es difícil acceder a algunos lugares y no tenemos suficiente personal”, declaró este lunes el portavoz de la agencia nacional de desastres, Sutopo Purwo Nugroho, quien advirtió que este balance seguramente seguiría aumentando

Además, “los equipos de rescate lograron evacuar a entre 2.000 y 2.700 turistas de las Islas Gili, tanto indonesios como extranjeros”, que fueron trasladados hasta un puerto en el norte de Lombok para que luego accedieran al aeropuerto, afirmó Sutopo Purwo Nugroho.

Policía marítima evacúa a residentes y turistas de la isla de Lombok (Indonesia)

En varios puntos de la ciudad se cortó la electricidad y los pacientes tuvieron que ser evacuados de los principales hospitales, explicaron responsables y testigos.
 

Centenares de personas con el cuerpo ensangrentado eran atendidas en el exterior de un hospital dañado en Mataram, la ciudad más importante de Lombok, que quedó muy dañada por el sismo. Otros heridos descansaban en camas y eran atendidos por médicos con batas azules.

Heridos atendidos en hospitales de campaña.Decenas de habitantes todavía podrían encontrarse bajo los escombros. El jefe del distrito de Lombok, Najmul Akhyar, consideró que el 80% del territorio quedó dañado por el terremoto.

Indonesia, un archipiélago de 17.000 islas e islotes, se sitúa en el conocido como “cinturón de fuego” del Pacífico, una zona de fuerte actividad sísmica. Aunque el país registra numerosos sismos, la mayoría no son peligrosos.

 

 

TN

Al menos 19 personas murieron y decenas resultaron heridas a causa del terremoto de magnitud 7 que sacudió la isla indonesia de Lombok, este domingo, dañando numerosos edificios, informó un portavoz de los servicios de socorro.

“Los últimos datos que tenemos señalan que hay 19 personas muertas en el hospital de Tanjung”, dijo el portavoz de los servicios de búsqueda y rescate de la ciudad de Mataram, Agus Hendra Sanjaya.

Las autoridades de Indonesia emitieron  una alerta de tsunami tras el terremoto.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, instó en un comunicado a las comunidades locales a que se alejen de las playas en esta isla, situada en la región central del archipiélago.

Sutopo explicó que el temblor se ha sentido en las vecinas islas de Bali y Sumbawa y en la provincia de Java Oriental.

El pasado 29 de julio, 16 personas fallecieron y otras 355 resultaron heridas en un terremoto de magnitud 6,4 y posteriores réplicas en Lombok. AFP

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que registra la actividad sísmica en todo el mundo, localizó el hipocentro a 10 kilómetros de profundidad y 2,4 kilómetros al este de Loloan, una localidad en el norte de la isla.

El terremoto ocurrió a las 7.46 hora de Argentina, y fue seguido de varias réplicas.

Mapa de Indonesia localizando el epicentro del sismo de magnitud 7 que sacudió este domingo la isla de Lombok. AFP
Mapa de Indonesia localizando el epicentro del sismo de magnitud 7 que sacudió este domingo la isla de Lombok. AFP

La isla de Lombok, dominada por el volcán Rinjani, se encuentra al este de Bali, principal destino turístico de Indonesia.

El pasado 29 de julio, 16 personas fallecieron y otras 355 resultaron heridas en un terremoto de magnitud 6,4 y posteriores réplicas en Lombok, dañando cerca de 1.500 edificios.

El pasado 29 de julio, un terremoto dañó cerca de 1.500 edificios en Lombok. AP

Indonesia se asienta sobre el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, un área de gran actividad sísmica y volcánica sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

En 2004, un terremoto cerca de la costa noroeste de la isla indonesia de Sumatra generó un tsunami que causó al menos 280.000 muertos en una docena de países bañados por las aguas del océano Índico, la mayoría en Indonesia.

 

 

Agencia EFE