Tag

Indec

Browsing

La AFIP autorizó el ajuste por inflación para el pago del impuesto a las Ganancias de los balances financieros anuales de las empresas cerrados en abril último, luego de que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) anualizado arrojara una suba del 55,8% según la medición publicada por el Indec.

Lo hizo a través de la resolución general 4483/2019 publicada hoy en el Boletín Oficial, que precisó que los estados contables correspondientes a ejercicios anuales o de períodos intermedios cerrados a partir del 1 de julio de 2018 inclusive, deberán expresarse en moneda de poder adquisitivo de cierre.

La semana pasada, el administrador federal de Ingresos Públicos, Leandro Cuccioli, anticipó que las empresas que cierren sus balances contables en abril y mayo «seguramente» aplicarán el ajuste por inflación sobre sus resultados, con lo cual pagarán menos Ganancias.

La legislación precisa que las empresas pueden ajustar sus balances por inflación, cuando el Indice de Precios al Consumidor (IPC) que publica el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) supera el 55% anual, y ayer se conoció el nuevo IPC que arrojó una suba de 55,8%, superando por primera vez el umbral fijado.

De continuar la tendencia actual, el ajuste por inflación podrá ser aplicado también por las empresas de seguros, sector que cierra sus balances en junio de cada año.

 

 

Grupo La Provincia

El INDEC informó que los precios minoristas aumentaron un 15,6% en el primer cuatrimestre. El rubro alimentos trepó 66% en los últimos 12 meses.

Los precios minoristas avanzaron un 3,4% en abril, debido principalmente al incremento registrado en el rubro más relevante de la medición, Alimentos y Bebidas, que aumentaron un 2,5% en el mes pasado y acumularon un incremento de 18,7% en el cuatrimestre.

En este ítem, cuya ponderación es mayor en la canasta de bienes y servicios de las franjas de menor poder adquisitivo, el acumulado anual alcanzó un 66,2%, un incremento desmesurado para un tercio de la población argentina que vive en la pobreza, si se considera el retraso de los salarios respecto de la escalada inflacionaria.

Pese al retroceso en la inflación mensual, desde el 4,7% de marzo, en el acumulado anual llega a un nuevo máximo en la administración de Cambiemos, de 55,8% en doce meses, la tasa más alta desde enero de 1992 (77% anual).

Damián Di Pace, analista económico y consultor, indicó que en el primer tramo de 2019 «fue complicando el panorama todo lo que ha sido el aumento de precios regulados, que sigue impactando en los costos de la industria y comercio, más que en los hogares. También estamos en un contexto inflacionario producto de la última suba del dólar -14% entre marzo y abril-, que se trasladó a los precios. Y fue cayendo la demanda de dinero generando más velocidad de la circulación del dinero».

«Con una inflación de más de 3% en abril hay que tener en cuenta tres datos preocupantes . Uno, que en el cuatrimestre promedió 3,7% mensual, muy por encima del 2% mensual previsto por el Gobierno a esta altura del año. Dos, que supera el 55% interanual, la más alta en 27 años. Y el tercero, que por eso se gatillaría el ajuste por balance para el pago de Ganancias de las empresas, que contempla ese límite de inflación, lo que generaría un impacto muy fuerte en la recaudación», dijo Di Pace a Infobae.

«La dinámica del nivel de precios del mes de abril se vio explicada fundamentalmente por los alimentos y bebidas, que registraron una variación de 2,5% explicada por los aumentos en carnes y productos lácteos», indicó la consultora Orlando Ferreres & Asociados.

Nicolás Trotta, rector de la UMET (Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo), enfatizó que «todos los rubros subieron por encima del 2,5%, lo cual muestra que la inflación viene siendo generalizada en la gran mayoría de los productos de la canasta de los trabajadores».

Asimismo, en el acumulado de los primeros cuatro meses de 2019 llegó a 15,6%, frente a un 9,6% de enero-abril de 2018. Por lo tanto, la tendencia en el primer tramo de este año es aún seis puntos mayor a la de 2018, que en el total de los 12 meses sumó un 47,6%, la más elevada en 27 años.

«Incluso en el escenario en el que las presiones cambiarias logren ser domadas por el BCRA, no esperamos que se observe durante los próximos meses una significativa desaceleración de la inflación», señaló un estudio de Ecolatina, debido a que «por el momento no se percibe la existencia de un plan integral que logre coordinar expectativas».

«En las últimas semanas comenzó a tomar fuerza el visto bueno del Gobierno en relación al ajuste trimestral de las paritarias, siendo incluso el costo laboral un driver más importante que el dólar a la hora de analizar el proceso inflacionario y al que no se le suele dar tanta importancia», subrayó Ecolatina.

 

Infobae

Los datos fueron suministrados por el INDEC. Los sectores también retrocedieron en comparación con febrero, afectados por la suba del dólar, y complican el escenario de recuperación trazado por el Gobierno.

La construcción, en tanto, cayó 12,3% por ciento interanual y retrocedió 3,5% desde el mes previo, indicó el ente estadístico.

El Gobierno esperaba con ansias los resultados sectoriales, para confirmar si la recuperación de la economía que los funcionarios notan desde diciembre -luego de la fuerte caída de los meses previos- se sostenía en marzo, mes en el que el dólar trepó casi 10 por ciento y la inestabilidad cambiaria volvió a apoderarse de la agenda, mientras que la inflación tocó un pico del 4,7 por ciento mensual.

El Índice de Producción Industrial manufacturero (IPI) del Indec arrojó caídas generalizadas. El sector textil cayó 17,2% anual; la producción de maquinaria y equipo, 18,8%; la fabricación de automóviles se derrumbó 33,6% anual; la de muebles, 27,8% anual, entre otras.

Así, la industria acumuló en el primer trimestre del año una caída del 11,1% anual. E interrumpió la serie de subas mensuales registradas en enero (4,5%) y febrero (2,7%).

En la construcción, las caídas también fueron masivas y afectaron tanto a los elementos asociados a las obras privadas (la venta de artículos sanitarios cayó 23,4%, la de pisos y revestimientos, 34,2% y la de ladrillos huecos, 20,1%) como a los insumos para obra pública. El asfalto, elemento estrella de la obra vial, cayó 29,5% anual.

Los permisos de edificación, medidos en metros cuadrados, también cayeron 8,7% respecto a febrero y 19,5% anual, aunque acumularon 2,7% de suba en lo que va del año.

La construcción también había mostrado signos de recuperación en enero y febrero, al crecer 4,8% y 8,6% mensual, respectivamente.

 

TN

Tal como había anticipado el presidente Mauricio Macri, la inflación de marzo fue del 4,7%, la más alta en lo que va del año, luego del 2,9% de enero y del 3,8% en febrero. Si se toman en cuenta los últimos 12 meses, la inflación interanual llega a 54,7%, el número más alto de la gestión de Macri.

Una vez más, el dólar y el alza de las tarifas de los servicios públicos fueron determinantes para sostener la presión inflacionaria. Transportes, combustibles, educación, alimentos y bebidas fueron algunos de los rubros con más aumentos en el tercer mes del año.

La inflación, región por región

La inflación, región por región

Aunque marzo sería un pico, en abril no llegaría a bajar demasiado. Los analistas están previendo un incremento de 3,8% a 4% para este mes, de la mano de subas en combustibles, subte y gas.

El lunes, Macri había anticipado un “pico de inflación” para marzo, pero había asegurado que sería el inicio “para ir avanzando y erradicarla” de la economía argentina.

Ante este panorama, el Gobierno anunciará el miércoles por la mañana, probablemente en un acto encabezado por el presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos, un acuerdo de precios para tratar de limitar el impacto de los aumentos en los consumidores, junto a otras medidas para reactivar la economía, que lleva varios meses de caída.

En el verano, tanto Macri como sus funcionarios del área económica había pronosticado que la inflación estaba bajando, algo que no quedó refrendado en ninguna cifra oficial de las que se difundieron hasta ahora.

 

 

Clarín

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer hoy la variación del Indice de Precios al Consumidor de marzo, que según estimaciones privadas registró una suba que podría superar el 4% por la incidencia de los aumentos de tarifas de servicios y transporte, como también por las alzas en alimentos, bebidas y educación.

 

Diario de Cuyo

En medio de un contexto de recesión, el índice de producción industrial manufacturero del (INDEC) volvió a mostrar un nuevo retroceso en términos interanuales: durante el mes de febrero arrojó una caída del 8,5%. En igual sentido, la construcción también cayó 5,3% respecto de un año atrás. Sin embargo, se registraron repuntes del 2,4% y 8,3% en términos desestacionalizados en relación a enero de este año, y alimentan las expectativas de un eventual fin de la recesión. De hecho, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que «lo peor ya pasó».

En el primer bimestre, la producción manufacturera acumula una caída del 9,7 por ciento. Claramente el panorama de los distintos sectores industriales en febrero muestra que la población ha sufrido una notable caída de su poder adquisitivo y que orienta gran parte de su sueldo a los alimentos.

En efecto, en ese sector, la industria muestra una baja leve del 0,1 por ciento, pero en el resto las caídas interanuales han sido muy fuertes. Producto de la baja en el poder adquisitivo y el consumo, la industria textil cayó 9%, las prendas de vestir 5,3% y automóviles 11,3 por ciento. A su vez, se registraron importantes bajas en maquinaria y equipo, con retracción del 31,6 por ciento, aparatos e instrumentos 27 por ciento, refinación de petróleo 8,5 por ciento y madera,, papel e impresión 5,3 por ciento.

El único rubro industrial que mostró mejora en la comparación interanual fue tabaco, con un crecimiento del 9,5 por ciento.

Ladrillos

En el caso de la construcción, en el primer bimestre del año se arrastra un derrumbe del 10,7 por ciento, en tanto que los rubros vinculados a la obra privada registraron en febrero bajas muy importantes.

En ese sentido se destaca la caída del 30,9 por ciento en pisos y revestimientos,  21,8 por ciento en artículos sanitarios de cerámica, 16,3 por ciento en ladrillos, 12,8 por ciento en hierro redondo. Las únicas mejoras interanuales se dieron en yeso con 18 por ciento, pinturas para construcción con 2,9 de mejora.

Sin dudas que el año electoral ha determinado que a pesar del duro ajuste fiscal, la obra pública comenzó a moverse un poco más. De allí se explica el descenso muy leve del 0,3 por ciento en cemento portland, del 1,2 por ciento en placas de yeso, mientras que en asfalto, si bien la caída fue del 13,9 por ciento, en los meses anteriores las bajas en ese sector habían sido mucho más profundas.

 

 

 

Perfil

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) anunció que el nivel de pobreza alcanzó al 32% de los argentinos en el segundo semestre de 2018, con un dato aún mas alarmante:la tendencia va en alza para este 2019. En contraposición, la provincia gobernada por Alicia Kirchner solo subió en apenas un 0,2%.

El informe presentado por el INDEC posiciona en el extremo mas alto a los conglomerados de Corrientes, Concordia y Gran Resistencia con niveles superiores al 40%, y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Río Grande/Ushuaia, y Río Gallegos con los niveles inferiores.

La diferencia que marca la cuna del kirchnerismo es muy grande, sobre todo si se tiene en cuenta la discriminación en la asignación discrecional de fondos a la que el gobierno central somete a la región patagónica y en particular a dicha Provincia.

Mientras el promedio regional de la Patagonia tuvo un alza de pobreza del 4.6%, en Santa Cruz, solo subió en apenas un 0,2%. Así además, el distrito del sur, es uno de los tres con menor nivel de pobreza del país (18,6%) mantiéndose más de 14 puntos por debajo de la media nacional.

 

 

 

El Destape Web

El salto de 6,3 puntos de pobreza entre fines de 2017 y 2018 se equipara al registrado entre el 2000 y el 2001. A excepción de 2002, cuando la pobreza trepó 22 puntos, no hubo otro período de aumento abrupto desde la caída de De la Rúa.

Que el 2018 quedará en la historia como uno de los peores años de la economía argentina no es novedad. Pero a medida que se comunican los datos oficiales de los distintos indicadores, el panorama que se revela es cada vez más preocupante.

Al repasar los valores de fines del 2000 y diciembre de 2001, cuando cayó el gobierno de la Alianza que llevó a Fernando de la Rúa a la presidencia en 1999, la pobreza había pasado del 28,9% en el 2000 al 35,4% en 2001. Es decir, creció 6,5 puntos porcentuales.

El valor es casi el mismo al registrado entre fines de 2017 y diciembre de 2018, que comunicó este jueves el Indec. La tasa de pobreza subió 6,3 puntos porcentuales. Salvo en 2002, cuando la Argentina salió de la convertibilidad y la pobreza trepó 22 puntos al llegar al 57,5%, desde entonces no hubo otro salto tan importante.

En 2003, siempre siguiendo los datos del Indec, la pobreza llegó a su pico más alto en la historia argentina: 61,1% de la población era pobre. Eso representó una suba de 3,6 puntos, es decir, la mitad de lo que aumentó en el último año.

Por otro lado, desde el Centro de Capacitación y Estudio del Trabajo y Desarrollo de la Universidad de San Martín advirtieron que «en el cuarto trimestre de 2018, el porcentaje de personas pobres es aún más elevado: alcanza al 36%». Este valor representa un crecimiento de 10 puntos porcentuales más que en el cuarto trimestre de 2017.

 

Si bien este dato no lo informa Indec, el Cetyd lo calculó con los datos sí publicados del porcentaje de pobres del tercer trimestre de 2018: fue de 28%. Con este número y conociendo el dato del segundo semestre, que es del 32%, se sacó el valor del cuarto trimestre «porque es el promedio simple del tercer y cuarto trimestre, y ahí llegamos al 36% de pobres en los últimos 4 meses del año pasado», explicó Diego Schleser.

«El trágico salto de la pobreza es el resultado de las políticas públicas implementadas que terminaron profundizando el deterioro de la situación social, sin lograr el objetivo planteado de estabilizar la principales variables macroeconómicas. Frente a la evidencia tangible que a principios de 2018 la economía ingresaba en una fase recesiva, el Gobierno en lugar de implementar el set habitual de políticas contra cíclicas puso en marcha un programa monetario de corte ortodoxo y un drástico ajuste fiscal», cuestionó Schleser.

El economista explicó que estas acciones afectaron aún más la actividad económica, lo que provocó una mayor contracción del nivel de empleo registrado y del poder adquisitivo de los trabajadores.

«La destrucción persistente de empleo de calidad (cayó en 9 de los 12 meses de 2018), el desplome de los ingresos laborales y del salario real (-12% para los asalariados registrados privados) y la absoluta ausencia de políticas laborales y sociales que permitan paliar la grave situación social, son los principales factores que explican el drástico crecimiento de la pobreza a fines de 2018», evaluó Schleser.

 

 

Minuto Uno

La actividad económica cayó un 5,7% en enero, con lo que acumuló su novena baja consecutiva, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

En tanto, el indicador desestacionalizado subió un 0,6% frente a diciembre de 2018, con lo que sumó su segunda alza en fila.

De esta manera, la actividad encadenó dos meses seguidos de recuperación económica, ya que en diciembre se había registrado un crecimiento mensual desestacionalizado del 1%. Estos son los datos que le sirven al Gobierno para enfatizar que lo peor de la crisis económica ya pasó y que habría comenzado la recuperación.

Con la caída de enero, el EMAE registró su novena caída en fila dado que el INDEC corrigió el dato dato de abril de 2018 a 0%, desde el 0,3%

En 2018, la economía se contrajo un 2,6% el año pasado, tras sufrir una caída en diciembre.

La cifra estuvo cerca con lo proyectado. Tras la evaluación y la recesión, durante el último cuatrimestre del año, el Gobierno había reformulado su previsión de la economía ubicándola en -2,5%.

Según los datos de REM, el análisis que hacen consultores del Banco Central, se esperaba una caída de 2,4% y el FMI fue quien atinó con el número al pronosticar una merma de 2,6.

En tanto, en diciembre del 2018, la producción de bienes y servicios creció levemente 0,7% respecto de noviembre

 

 

 

Minuto Uno

Según el informe del Indec emitido ayer, en Comodoro Rivadavia los hogares bajo la línea de pobreza suman 13.100, es decir un total de 50.216 personas. Otros 2.042 se encuentran en situación de indigencia. En total se involucran 6.725 personas.

Comodoro presenta así un porcentaje del orden del 22% de su población total (228.091 personas, según el INDEC) por debajo de la línea de pobreza, mientras que el porcentaje de indigencia se ubica en la franja del 3%. En esa comparación, el valle de la provincia tiene una incidencia más negativa, ya que su población es mucho menor. En efecto, la pobreza en Trelew impacta en un 35% sobre sus 139.094 habitantes, mientras que la tasa de indigencia asciende al 4,3%.

La medición de la pobreza con el método de la “línea de pobreza” (LP) consiste en establecer, a partir de los ingresos de los hogares, si estos tienen capacidad de satisfacer –por medio de la compra de bienes y servicios– un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias consideradas esenciales.

Para calcular la línea de pobreza es necesario contar con el valor de la CBA y ampliarlo con la inclusión de bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etc.), con el fin de obtener el valor de la canasta básica total (CBT).

En el aglomerado Rawson-Trelew, esas cifra mantienen proporciones similares, ya que la cantidad de hogares bajo la pobreza ascienden a 12.085, lo que engloba un total de 49.151 personas. En situación de indigencia hay 1.721 hogares, con 6.011 personas en su interior.

Con una población de 300.643 habitantes, el aglomerado Neuquén-Plottier aparece como el de mayor cantidad de personas bajo la línea de pobreza en la región patagónica, ya que totalizan 81.381 habitantes (27% de la población), mientras que los indigentes se ubican en un 2,4%.

 

 

El Comodorense