Tag

Indec

Browsing

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este miércoles los datos de inflación de septiembre.

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), realizado por el Banco Central, la tasa de inflación para septiembre será de 5,8%, más elevada que la de agosto, tendencia que se cortaría a partir de octubre, cuando se espera un 4,4%.

El pasado viernes, el titular del BCRA, Guido Sandleris, anticipó que la inflación «debería bajar en octubre», durante una conferencia de prensa donde brindó detalles del Informe de Política Monetaria (IPOM).

De manera coincidente, el profesor titular de Microeconomía de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Marcelo di Ciano, consideró que la inflación de septiembre fue del «5,8%, llevando a una inflación anual del 55%».

El economista dijo a Télam, que «se espera que el nivel de inflación comience a bajar lentamente, proyectando entre un 4 y un 5% para octubre».

En tanto, la consultora Ecolatina registró que los precios en el Gran Buenos Aires crecieron entre 5,5% en septiembre, por lo que en sus cálculos la inflación llegará a un 53,5% interanual.

Mientras que un informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), proyectó que la inflación fue de 5,5%, en lo que va del año acumula 37,7% y en los últimos 12 meses llega al 53,5%.

El lunes, el Indec dio a conocer las nuevas cifras de pobreza en la Argentina, que aumentó 8,1 puntos en un año y alcanzó el 35,4% en el primer semestre de 2019. Para Miguel Ángel Pichetto, candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, este flagelo es una «realidad estructural» y una de las «falencias del sistema».

En este sentido, al reflexionar sobre los motivos que llevaron al país a este complejo momento, el dirigente se mostró muy crítico del sistema de asistencia social y se refirió al trabajo extranjero en la Argentina.

«Si uno analiza el último presupuesto presentado por Hernán Lacunza, las cifras son inviables. El plan de ayuda a los sectores más vulnerables ¿puede ser para toda la vida? Yo creo que no. Puede ser para un año», señaló. Y continuó: «Cómo puede ser que gente que viene del extranjero, los 400.000 venezolanos, estén todos trabajando. Acá hay algo que no suena bien».

El 35,4% que informó el organismo estadístico implica un incremento de 8,1 puntos respecto a la medición de ese mismo período de 2018. De acuerdo a los datos del Indec, la indigencia, además, afecta al 7,7% de los habitantes del país. El muestreo del Indec abarca 31 conglomerados urbanos de todo el país, lo que representa cerca del 62% de la población total. Así, el organismo estadístico difundió que uno 10 millones de personas son pobres y 2,1 millones son indigentes.

El compañero de fórmula de Mauricio Macri sostuvo que el gobierno «debió haber informado desde el primer día qué estado tenía y qué medidas debía tomar». Al igual que el Presidente, coincidió en que el resultado de las PASO y la derrota frente a Alberto Fernández, incidió en la escalada del dólar y la turbulencia económica.

«En abril, mayo estuve en Nueva York. El dólar estaba a $45 y venía todo ordenado. Después de las PASO, hubo incertidumbre de los inversionistas», señaló, aunque remarcó que el Gobierno debió haber advertido el desencanto social: «Antes de las primarias se tuvo que haber detectado el malestar de la clase media».

De cara a las elecciones de octubre, Pichetto dijo que «todavía hay una esperanza» y volvió a lanzar duros cuestionamientos hacia la figura de la expresidenta. «Tiene una actitud y un pensamiento dirigido a la centralidad. Si fuera gobierno, auguro un escenario de disputa y conflicto entre Fernández y Cristina», sostuvo.

El presidente de Cáritas Argentina, monseñor Carlos José Tissera, aseguró que el aumento de la pobreza reflejado en los índices del Indec «no es algo que nos sorprenda: nos duele y nos avergüenza», y reclamó a la dirigencia una propuesta común para revertir «definitivamente» la pobreza estructural instalada hace años en el país.

«El aumento de la pobreza reflejado en los índices no es algo que nos sorprenda: nos duele y nos avergüenza. Refleja la realidad que vemos en los comedores, merenderos y centros comunitarios, en el conurbano bonaerense y las grandes ciudades del interior», sostuvo en una entrevista con AICA.

«A esto se le suma el cierre de las fuentes de empleo y el aumento en la atención de jóvenes, familias y adultos mayores. Últimamente la jubilación mínima no alcanza a cubrir la canasta básica, ni medicamentos», advirtió.

En este mismo sentido, el obispo de Quilmes aseveró: «Vemos como cada vez más hermanos, niños, jóvenes y abuelos están sufriendo la realidad de no tener para vivir dignamente, ni lo suficiente para comer y poco acceso a la salud».

Monseñor Tissera consideró que «nadie puede estar exceptuado de esta realidad que estamos viviendo, es un problema de todos» y afirmó: «Nunca más deberíamos vernos sumergidos en una crisis semejante».

«Esta situación es un llamado a toda la dirigencia del país, en este tiempo de definiciones electorales, a que aporten a una propuesta común, para que definitivamente se revierta la pobreza estructural que viene instalada desde hace muchos años», pidió.

«En la Argentina cada persona debe tener igualdad de oportunidades y la posibilidad de desarrollarse integralmente», concluyó.

Este lunes el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dará a conocer el último dato de pobreza correspondiente al primer semestre de 2019 y en ese contexto, la consultora Elypsis calculó que el índice abarcará “cerca de 35% de la población”.

En su último informe, señaló que el salto de la pobreza del 32% al 35% refleja la caída del ingreso real en el último año y detalló que el ingreso principal del hogar cayó 13,8% entre el segundo trimestre de 2018 y el segundo de 2019.

“En muchos hogares se compensó buscando empleos adicionales, mayormente de baja calidad. De ahí el aumento del empleo, y de la presión laboral (quienes buscan trabajar más) reportado recientemente”, afirmó.

Y agregó que por tal motivo el ingreso familiar tuvo una caída promedio algo menor: -11,6% en 12 meses. “Como la dinámica del ciclo económico se deterioró en agosto y no da señales de mejora, estimamos que la pobreza aumentará uno o dos puntos porcentuales en este segundo semestre”, remarcó la consultora.

Asimismo, sostuvo –según publica Ámbito– que en los estratos de ingresos bajos, que en la definición del INDEC abarca al 40% de la población, la caída de real del principal ingreso del hogar fue de 16,6%. Mientras que el ingreso principal mensual en esos hogares promedió 6.238 pesos al segundo trimestre de 2018 y 8.099 al segundo trimestre de 2019. “Solo 29,8% más cuando la inflación en ese periodo fue 55,6%, quedando una pérdida real de 16,6%”, añadió.

Según Elypsis, en los hogares de ingreso medio, el ingreso principal subió de 16.589 pesos al segundo trimestre de 2018; a 22.2239 al segundo trimestre de 2019, quedando una pérdida real de 13,8%.

“Para compensar la pérdida de poder adquisitivo, muchos hogares buscaron ingresos complementarios. El principal mecanismo fue el empleo independiente y se observó sobre todo en los sectores medios y bajos. Eso ayudó a morigerar levemente la situación, y contener el desempleo en 10,6% (aunque con un fuerte salto en el subempleo que termino el segundo trimestre 2019 en 13,1% y 18,3% de ocupados demandante de empleo”, analizó.

Y afirmó que hubo una caída promedio de 11,6% en el ingreso familiar, que se extiende a 14,8% en los sectores bajos, poniendo en evidencia la baja calidad del empleo generado en ese periodo.

En tanto, subrayó que los datos, que fueron difundidos por el INDEC la última semana, llegan hasta el segundo trimestre de 2019, y la tendencia continuó acentuándose en los meses siguientes, especialmente en agosto. “Por eso, proyectamos que la pobreza, que rondará el 35% al primer semestre, finalizará el año en uno o dos puntos más”, concluyó.

El Producto Bruto Interno (PBI) cerró el segundo trimestre del año con un aumento del 0,6% en relación a igual período del 2018 y recortó la baja del primer semestre a 2,5%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo dio cuenta que, además, el PBI en el segundo trimestre de este año estuvo 0,3% por debajo en comparación al primero.

El sector agropecuario, sobre todo la producción agrícola que tuvo una cosecha récord luego de la sequía del 2018, la producción de petróleo de Vaca Muerta y el Transporte, asociado con las anteriores actividades, fueron de los pocos rubros que cerraron en alza.

Así, el valor agregado del sector agricultura, ganadería, caza y silvicultura creció 46% en el segundo trimestre con respecto a igual lapso del año anterior, la pesca 1,7%; explotación de minas y canteras 1,1%, y sector transporte, almacenamiento y comunicaciones 0,9%.

Pero la industria manufacturera registró una baja en el nivel de actividad del 6,7%; la actividad de la construcción 5,6%; el comercio mayorista y minorista, 9,3%; e intermediación financiera 13,5%.

Otras bajas en el nivel de actividad se registraron en el sector electricidad, gas y agua con el 6,6% interanual; hoteles y restaurantes 2,1%; actividades inmobiliarias, empresariales y alquileres 2,2%, entre otras.

El Indec informó que durante el segundo trimestre de este año hubo una disminución de 18% en la formación bruta de capital, respecto del mismo período del año anterior, así lo reseña Télam.

 

Según el INDEC, el desempleo afecta a 2,5 millones de argentinos. En Patagonia, la desocupación es del 7,1%

  Este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos publicó su informe sobre desocupación, que indica que en el segundo trimestre de 2019 el desempleo trepó al 10,6%, el más alto de los últimos 13 años. De esta manera, más de 2,5 millones de personas que se ven afectadas por el desempleo.

Así, la desocupación en este período se ubica un punto porcentual por encima del mismo período del año anterior, cuando estaba en 9,6%.

Desde el comienzo del 2019, cuando el desempleo se ubicó en 10,1%, subió 0,5 puntos. En tanto, la subocupación -que refleja a quienes están empleados pero desearían trabajar más horas- tuvo una fuerte suba y llegó al 13,1%.En el primer trimestre había sido del 11,8%, de acuerdo con las cifras oficiales.

La ciudad de Mar del Plata es la que registra el mayor índice de desocupación del país, con el 13,4%, seguida por Gran Córdoba y Santa Rosa, en La Pampa, con el 13,1% y 11,2% respectivamente.

En la Región Patagónica, el desempleo llegó a 7,1%, mismo porcentaje que la subocupación.

“#DatoINDEC Mercado de trabajo: la tasa de desocupación alcanzó el 10,6% en el segundo trimestre de 2019 https://t.co/rcCq1mr3NB”— INDEC Argentina on Twitter Link

INDEC Argentina on Twitter, informó ADN SUR.

El precio de la Canasta Básica Total, que mide el nivel por debajo del cual se cae en la línea de la pobreza, aumentó en agosto 3,4%, por lo tanto una familia requirió de 33.013,22 pesos para adquirir la cantidad mínima de bienes, indumentaria y servicios que contempla la CBT, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo dio cuenta además que con esta suba la CBT acumuló un alza del 29,5% en lo que va del año y del 58,2% en los últimos 12 meses,

En tanto, el precio de la Canasta Básica Alimentaria, es decir, la cantidad mínima para subsistir y no caer por debajo de la línea de la indigencia, ascendió a $13.258,32 para el mismo núcleo familiar, de una pareja con dos hijos de 6 y 8 años, lo que significó un incremento del 3,8% en agosto.

De esta manera, la Canasta Básica Alimentaria acumuló una suba del 30% durante el 2019 y del 58,8% respecto a agosto del año 2018.

El Indec tiene previsto informar el lunes 30 de septiembre la medición del Índice de Pobreza e Indigencia correspondientes al primer semestre de este año que, según estimaciones públicas y privadas, estará por sobre los relevamientos anteriores.

El organismo dio cuenta que al término del segundo semestre del año pasado, el 32% de los habitantes eran pobres y dentro de ese grupo, el 6,7% era indigente.

Esta cifra estuvo por encima de las del primer semestre del 2018, que mostraban un índice de pobreza del 27,3% y de indigencia del 4,9%, así lo reseña Télam.

El alza que registró el Sistema de Índices de Precios Mayoristas, por efecto de la devaluación, se encuentra muy por encima de la inflación del mes y podría impactar gradualmente en los precios minoristas de septiembre en adelante.

Todos los indicadores se ubicaron por encima de los registros del Indice de Precios al consumidor (IPC) de agosto, ya que los precios minoristas subieron 4% en el mes y acumulan 30% en el año y 54,5% en los últimos doce meses.

En agosto el Índice de Precios Internos al Por Mayor (IPIN, con el alza del 11,2%, que refleja el impacto de la devaluación, registró una brusca suba teniendo en cuenta que en julio pasado la variación había sido la más baja del año de solo un 0,1%, respecto del mes anterior.

En junio, el indicador registró una suba del 1,7%, mientras en mayo, con un 4,9%, había registrado el valor más elevado del año.

En la comparación acumulada de los primeros ocho meses del año, los precios mayoristas que en julio pasado se mantenían por debajo de la inflación, ahora la superan en cuatro puntos porcentuales y en en más de un 8% en la comparación de los últimos doce meses.

El aumento del IPIN se explica por la suba de 9,9% en los productos nacionales y del 28,2% en los importados, según informó el organismo.

Por su parte el Índice de Precios internos Básicos (IPIB) registró en agosto un aumento del 11,9%, producto de los aumentos del 10,6% en productos nacionales y del 28,3 en los importados.

El Índice de Precios Básicos del Productor (IPP) anotó en el mismo mes un incremento del 11,3%, en el que impactó la suba del 7,1% en productos primarios y del 13,2% en los manufacturados y la energía eléctrica, así lo reseña Elonce.

El Indec publicó este jueves el índice de Precios al Consumidor del mes de agosto correspondiente a un 4%, lo que marcó una aceleración respecto al 2,2% de julio, impulsada en primer lugar, por la suba del dólar.

La consecuencia en los valores de bienes y servicios fue dispar. Los alimentos, por un lado, tuvieron un incremento de 4,5% a pesar de la quita del IVA.

Analizado caso por caso, las verduras y algunos lácteos fueron los productos con ajustes más pronunciados. En ese sentido, y de acuerdo a los datos del Indec, la cebolla tuvo una escalada en su precio de 51,7%, entre los $35,09 que costaba el kilo hacia julio hasta $53,23, el último precio relevado por el organismo estadístico.

En segundo lugar, el kilo de banana pasó a valer $62,82 cuando un mes atrás se conseguía a $52,97. Esto implica una suba en su precio de 18,6%.

La leche en polvo entera, por su parte, en su presentación de 800 gramos, saltó 10,2% hasta alcanzar los $340,69 en el Gran Buenos Aires.

Otros bienes como la batata (9%), el algodón (8%), las galletitas dulces sin relleno (7,7%), jabón en pan (7,6%), salchichón (7,6%), manteca (7,2%), dulce de leche y shampoo (6,1%) también registraron aumentos por encima de la suba promedio.

Por otro lado, si bien algunos alimentos aumentaron por la devaluación días después de las elecciones primarias, luego compensaron por la eliminación del componente de IVA en su precio final al consumidor. El pan de mesa, por ejemplo, tuvo según el Indec una suba de 0,9% en agosto, por debajo del promedio. Los fideos, en tanto, aumentaron 1,3%, el yogur 1,1% y el aceite un 4,2%.

Al respecto, un relevamiento de la Secretaría de Comercio Interior arrojó como resultado que la canasta de 14 productos incluidos en la quita de ese componente tributario tuvieron, entre la primera semana de agosto y la primera de septiembre, una caída de 0,9% en promedio.

En ese informe, el Gobierno destacó que hubo descensos de precio de hasta 13,5% como en el caso de la yerba, 13,3% la leche descremada UAT, 12% en la polenta y casi 10% en fideos, así lo reseña Radio Mitre.

Unas 10.000 viviendas fueron relevadas este domingo en Jujuy, Río Negro, Buenos Aires y Capital Federal con motivo de la segunda prueba piloto del censo nacional que el 28 de octubre de 2020 realizará el Indec, donde se analizaron las capturas de datos y la logística operativa, entre otras cuestiones.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) señaló que 580 personas participaron del dispositivo, que evaluó “el funcionamiento de las cédulas censales preliminares y los tiempos de entrevista; el proceso de convocatoria, reclutamiento y selección de la estructura operativa, la capacitación virtual y presencial, la captura de datos y la logística».

En Humahuaca se estima que fueron relevadas unas 6.000 viviendas y también censaron, de forma parcial, en las localidades jujeñas de Aparzo, Coctaca, Palca de Aparzo y Varas.

Por su parte, en la Ciudad de Buenos Aires se visitaron aproximadamente 1.200 viviendas ubicadas en el asentamiento Los Piletones y en zonas específicas de Puerto Madero.

Otros 1.700 hogares fueron censados en tres áreas seleccionadas de Mar del Plata: algunas manzanas del centro de la ciudad, otras de las zonas cercanas al puerto y las del Barrio Las Heras.

Por último, en San Carlos de Bariloche se realizó un relevamiento de 1.000 viviendas ubicadas en dos radios específicos.

Entre las novedades del cuestionario de población hay preguntas como las relacionadas a la identidad de género, el autorreconocimiento étnico (pueblos indígenas y afrodescendientes) y el nombre de la carrera universitaria de grado o terciaria que completó la persona censada.

También hay preguntas sobre religión, movilidad por motivos laborales, el número de documento nacional de identidad para el futuro uso estadístico de registros administrativos y la producción oportuna en períodos intercensales, así lo reseña Télam.