Tag

Indec

Browsing

Los precios mayoristas subieron en diciembre 3,7% con lo que acumularon a lo largo del año anterior un avance de 58,5%, según datos publicados por el INDEC.

El índice de precios internos al por mayor (IPIM) señaló que la cifra final fue consecuencia del aumento anual del 55,6% en los productos primarios, del 60% en el precio de los artículos manufacturados y energía eléctrica y del 54,1% en los artículos importados.

La suba anual de los precios mayoristas se dio luego de que en diciembre pasado el indicador mostrara un alza del 3,7% respecto de noviembre último.

El aumento del año se ubicó así 4,7 puntos porcentuales por encima de la inflación anual de precios minoristas del 53,8%.

Este incremento se explica como consecuencia de la suba de 4,1% en los productos nacionales, compensado parcialmente por la baja de 0,4% en los importados.

El nivel general del Indice de Precios Internos Básicos al por mayor (IPIB) mostró un aumento de 3,2% en diciembre, tras el salto de 3,5% en los «Productos nacionales» y la leve disminución de 0,4% en los importados.

El índice de Precios Básicos del Productor (IPP) registró un incremento de 3,4% en diciembre por el aumento de 3,3% en los productos primarios y de 3,4% en los manufacturados y energía eléctrica.

El IPIB anual mostró un aumento del 58,1%, mientras que el IPP tuvo una variación en todo el año pasado del 58%.

En tanto, entre los productos manufacturados, el Papel y productos de papel mostró un aumento de 80,3%, otros medios de transporte de 76,8% y prendas de materiales textiles con 68,3%.

Los precios de la energía eléctrica crecieron un 46% en todo el año anterior y, entre los productos primarios, los agropecuarios aumentaron un 72%; el petroleo crudo y gas un 43,1%; y los productos minerales no metalíferos un 42,3%.

El índice de inflación que el INDEC difundirá el miércoles próximo habría cerrado el 2019 con una suba del 55% anual, de acuerdo con estimaciones públicas y privadas.

El costo de vida de diciembre rondará entre 4% y 5%, y el año pasado cerró con la inflación más alta de los últimos 28 años.

Para encontrar una inflación anual más alta hay que remontarse a 1991, cuando el indicador registró un 84% de inflación, tras un período de hiperinflación entre la retirada del presidente Raúl Alfonsín (3.079% en 1989) y la llegada de Carlos Menem (2.314% en 1990).

El dato cercano más alto fue la inflación del 40,9% de 2002, cuando el país salía de una crisis económica aguda tras el gobierno de la Alianza encabezado por Fernando de la Rúa.

Las principales consultoras privadas estimaron que la inflación de diciembre se ubicaría entre 3,7 y 5%.

La inflación no cedió en el último mes de 2019, tal como había sucedido en noviembre, aunque el congelamiento de tarifas y el fuerte control del gobierno sobre el dólar impidieron que el alza de precios se disparará aún más.

El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) elaborado por el Banco Central sobre la base de encuestas de consultoras privadas, espera que sea de entre 4,3% y 5%, y que el año terminará con una inflación de 55% punta a punta.

La consultora Elypsis proyectó un 4% para diciembre y estima para los siguientes meses una lenta desaceleración por el tipo de cambio contenido y el congelamiento de tarifas dispuesto por el gobierno de Alberto Fernández.

En Ecolatina, el relevamiento de la primera quincena de diciembre les dio 4,1%, con lo que proyectan 3,5% para el último mes de 2019 y 54% para todo el año.

La consultora EcoGo consideró que hubo un reacomodamiento de márgenes ante la expectativa de un acuerdo de precios y salarios que impactó en la inflación de diciembre, que la estimó por debajo del 5% y en 55% para todo el año.

La asociación Consumidores Libres informó que el costo de la canasta de alimentos que elabora aumentó 4,1% en diciembre y acumuló en el año pasado un incremento del 63,3%.

El incremento anual se ubica así casi diez puntos porcentuales por encima de la estimación del 53%, que daría el indicador anual del Indice de Precios al Consumidor elaborado por el INDEC.

El organismo oficial dará a conocer el 15 de enero próximo la estimación de diciembre y el índice anual de inflación, que para las principales consultoras privadas se ubicaría por encima del 4%.

Consumidores Libres, la entidad que lidera Héctor Polino, elabora mensualmente una canasta básica con 28 alimentos esenciales, cuyos precios se basan en un relevamiento de los principales supermercados de la Capital y centros de abastecimientos de los barrios porteños de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya.

Polino informó en un comunicado que entre los productos que más subieron su precio en todo el año pasado figuraron las salchichas tipo viena (101,5%), tomate perita (100,4%), aguas minerales (95,3%), yerba (93,4%), banana (92,4%), carnaza (90,9%), asado (88,8%), falda (86,5%) y mermeladas (85,4%).

Por encima del nivel general aumentaron también los precios de la carne picada común (77,4%), paleta (76,6%), manteca (76,1%), bola de lomo (75,3%), detergentes (68,7%), acelga (65%) y queso por salud (63,5%).

El organismo dio cuenta que este crecimiento de 41,5% en los últimos 12 meses se debió a la suba del 44,2% de los salarios del sector privado registrado, del 42,6% en los de los empleados públicos y del 32,5% del para los ingresos de los trabajadores “no registrados”.

En octubre el índice de salarios total subió de 3,2% respecto a septiembre, contra una inflación minorista del 3,3%. La suba estuvo impulsada por un alza del 3,8% en los salarios de los salarios privados registrados, 3% en el casos de los sueldos de los empleados públicos, y del 2,1% en los ingresos de los “trabajadores en negro”.

Antes de que se dieran a conocer estas cifras, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, afirmó que el Gobierno «está pensando generar un aumento de suma fija, tanto para el sector público como privado, a cuenta de las paritarias».

En una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, el funcionario aclaró además que más allá de los incrementos de suma fija las paritarias se están desarrollando «libres y abiertas».

Subrayó también que “se está en plena negociación” con sindicalistas y empresarios y agregó que el acuerdo entre patrones y trabajadores «es una herramienta que genera un mayor desarrollo social»

El ex titular del Indec, Jorge Todesca, cuestionó hoy al titular del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia, por poner en duda el dato de pobreza del Indec.

“Es insólito que la UCA ahora pretenda anticipar los datos sobre pobreza e indigencia que el INDEC dará a conocer en marzo próximo”, señaló Todesca, luego de que Salvia anticipó una brecha entre su medición y la que difundirá el organismo nacional. No fue el único ex funcionario macrista que salió con todo contra la UCA.

Lo sorprendente es que hasta fines de 2015, para el macrismo el índice de la UCA era palabra santa: sus informes eran difundidos en cadena nacional contra el kirchnerismo. Cambiemos cambió…

La polémica comenzó cuando el titular del Observatorio de Deuda Social de la UCA advirtió que la pobreza del Indec llegará al 34,1 por ciento en su próximo informe, el cual tendrá datos del tercer trimestre de este año.

La estimación refleja una importante brecha entre la medición oficial y la que realizó la UCA, que estimó en los últimos días de gobierno de Mauricio Macri que la pobreza se ubica en torno al 40,8 por ciento. Reseñó el portal El Comoderense .

Es la decimosexta merma interanual consecutiva, informó el Instituto Nacional de estadística y Censos.

Las ventas en los supermercados bajaron 1,3% durante octubre en relación a igual mes del año pasado y sumaron 16 caídas consecutivas, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, las ventas en los grandes centros de compra, medido a precios constantes, sin el factor de la inflación, aumentaron 5,2%, destacó el organismo.

En la medición a precios constantes, las ventas de octubre en los supermercados aumentaron 11% respecto a las de septiembre, mientras que en los “shoppings” el incremento fue de 23%.

En cuanto a la medición a precios corrientes, durante octubre el salón de ventas de los supermercados concentró operaciones por $65.239 millones, 98,2% del total, y mostró un aumento de 53% respecto a octubre de 2018.

Por su parte, la facturación por las ventas en el canal online sumó $1.180 millones, 1,8% del total, con una variación positiva de 52,6% respecto al mismo mes del año anterior.

Las perspectivas para el cierre de año no son las mejores, según las mediciones de consultoras privadas.

En noviembre, las ventas en los supermercados, autoservicios y comercios de barrio siguieron en picada: cayeron 6,5% y acumulan así una variación negativa de 7,3% en lo que va del año, según datos de la consultora Scentia.

Este registro del consumo durante el mes pasado se dio tras la ligera desaceleración de la caída que había experimentado en octubre (-5,4%).

Y también a pesar de que la variación de precios, interanual, fue menor que la de los meses previos (35,9%).

Osvaldo del Río, director de Scentia, señaló a la prensa a principios del mes en curso que, en noviembre, «se repite la misma situación que hemos visto a lo largo del año, con una caída más pronunciada en autoservicios que en cadenas de supermercados (-7,9% y -5,1% respectivamente).

Por su parte, el gerente comercial de Nielsen, Facundo Aragón, consideró que “gracias a las promociones y al desarrollo de marcas propias, los supermercados lograron afrontar mejor la crisis».

Ahora, en diciembre, las ventas navideñas estuvieron 3% por debajo de las del año pasado, dentro de un período calificado como “atípico, por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

“En los locales físicos bajaron 3,5%, mientras que en la modalidad online subieron 1,3%”, según la medición realizada por CAME entre el 23 y 24 de diciembre en 1.500 comercios pequeños y medianos del país, informó la entidad a través de un comunicado.

“Fue una Navidad atípica en materia comercial, porque las ventas comenzaron demoradas y se estiraron más de lo habitual, hasta la tarde del martes, cuando los negocios cerraron”, destacó la CAME.

Aún así, 53,2% de los comercios relevados hicieron ofertas y descuentos para atraer público y para competir con las grandes cadenas, con los hipermercados y con los comercios de shoppings, según Télam.

En los últimos 12 meses su costo creció 49,2%, el mismo porcentaje de la canasta básica total, que en el mes pasado creció 5,5%.

La canasta básica alimentaria medida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) se encareció 6,3% en noviembre respecto de octubre y acumuló en los últimos 12 meses un alza de 49,2%, igual porcentaje que la canasta básica total, que en el mes pasado creció 5,5%.

La canasta básica alimentaria, los requerimientos alimentarios de un hombre adulto de entre 30 y 60 años, alcanzó en noviembre un costo de $4.886,34, según el Indec.

«Durante noviembre de 2019, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA), con respecto a octubre de 2019, fue de 6,3% mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 5,5%. Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron ambas de 49,2%», determinó el informe mensual del Indec.

Para cubrir el costo de una canasta básica total, en el límite de la línea de pobreza, también para un hombre adulto, el Indec estimó necesario un ingreso no menor de $12.166,99 por mes.

En los 11 meses transcurridos ya de este año, la canasta básica alimentaria registró un aumento de 48,1% mientras que la canasta básica total se incrementó en 47,5%.

La canasta básica alimentaria para un hogar de tres integrantes se ubicó para noviembre en $12.020,40, en la línea de indigencia, mientras que la canasta básica total para el mismo grupo familiar requirió $29.930,80.

Para una familia de cuatro integrantes, la línea de indigencia se ubicó en un ingreso de $15.098,79 en noviembre y la línea de pobreza se ubicó en $37.596,00, según el costo de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total, respectivamente.

En el caso de una familia de cinco integrantes, la línea de indigencia se determinó en un valor de $15.880,61 mientras que para cubrir el costo de la canasta básica total y estar en el límite de la línea de pobreza, el Indec determinó un ingreso de $39.542,72, informó Télam.

Según analistas privados el Índice de precios al consumidor para noviembre rondará el 4,1%.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este jueves la inflación minorista de noviembre, estimada por las consultoras privadas en 4,1% que -de confirmarse- superaría el 3,3% registrado en octubre.

Las consultoras privadas informaron a fines en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central que la inflación de noviembre habría sido de 4,1%, en tanto anticiparon un aumento de 4,3% de los precios en diciembre.

Estas consultoras esperan una leve tendencia descendente en el Índice de precios al consumidor (IPC) a partir del año próximo, hasta alcanzar 3% mensual en mayo de 2020.

El director de la consultora Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, evaluó que «en el último bimestre del año, la inflación se mantendrá en una zona de entre el 3% y 4%, por la suba de algunos precios regulados y aumentos precautorios frente a un eventual acuerdo de precios y salarios».

Según estimaciones privadas, los alimentos y bebidas tuvieron un aumento fuerte a pesar de la tranquilidad cambiaria.

El jueves de la semana próxima se conocerá el primer dato oficial relevante bajo la presidencia de Alberto Fernández. El Indec publicará el índice de inflación de noviembre, que las consultoras estiman en un amplio rango de entre 3,6% y 4,6%. De todas formas, significará una nueva aceleración de los precios tras el 3,3% que marcó octubre.

El cepo cambiario reforzado que estableció el Banco Central tras el resultado electoral del 27 de octubre mantuvo controlado el precio del dólar, pero eso no evitó que haya un nuevo recalentamiento de precios. De acuerdo al relevamiento de consultoras realizado por TN.com.ar, las estimaciones privadas, en promedio, arrojan una expectativa de 4% para noviembre.

Una de las razones que explican que la inflación se haya acelerado nuevamente tiene que ver con que los valores de bienes esenciales como alimentos y bebidas registraron aumentos fuertes. «El mal dato de inflación tiene que ver con alimentos y bebidas, que subieron por encima del 4%. Es una mala noticia porque ese número hay que tenerlo en cuenta para variables sociales como pobreza o indigencia», dijo a este medio Federico Moll, director de Ecolatina.

«Es factible que el segmento alimentos y bebidas con una variación de precios tan alta esté relacionado a un comportamiento especulativo ante una probable medida de acuerdo de precios o de pacto social, porque no hubo durante noviembre ningún otro driver -motor-, porque el tipo de cambio estuvo estable», concluyó Moll.

Ecolatina estimó que la inflación de noviembre fue de 3,6%, una cifra baja en comparación con otras mediciones privadas. La Fundación FIEL -solo mide en la Ciudad de Buenos Aires- y la consultora Seido, por ejemplo, calcularon un IPC de 3,8%. Un poco más arriba, Elypsis espera un 4% mientras que Orlando Ferreres, 4,6%. El IPC Bahía Blanca, una medición privada de precios de esa ciudad bonaerense, proyectó 4,75%.

Además del efecto en el índice general que tiene alimentos y bebidas (que es el rubro que más pesa en la canasta que analiza Indec), durante noviembre hubo incrementos de precios regulados como los de medicina prepaga y los de telefonía celular.

Pero además tuvo lugar el «descongelamiento» de los valores de los combustibles en las estaciones de servicio, que fueron remarcados dos veces durante noviembre, con subas que rondaron el 5% a principios y a mediados de mes. La nafta volvió a subir el primer día de diciembre un 6% por ajustes en los impuestos de ese fluido que realizó el Gobierno nacional.

Cuando restan conocer datos de inflación de los dos últimos meses del año, las consultoras ya estiman cuál sería la cifra final de suba de precios para todo 2019. Más allá de diferencias puntuales, todas coinciden en que la inflación será más alta que la de 2018 -47,6%-. De esa forma, los precios habrán tenido su incremento anual más pronunciado desde 1991.

En ese sentido, el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central y del que participan consultoras, bancos y fondos de inversión, arrojó como resultado un consenso de que la inflación de 2019 terminará en torno de 55,6%, ocho puntos porcentuales más que el año anterior. Así como lo informo el diario TN.

El director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Jorge Todesca, hizo hoy pública su renuncia al cargo a partir del 9 de diciembre próximo, a través de su cuenta oficial de Twitter.

En la misiva enviada al presidente de la Nación, Mauricio Macri, con fecha del 26 de noviembre, el jefe del organismo oficial destacó que «ha sido un honor y una demostración de confianza haberme encomendado la reconstrucción y gestión de una institución fundamental para la vida democrática».

Asimismo, sostuvo que «a fines de 2015 nos encontramos un organismo dañado hasta límites insospechados», y remarcó que «el resultado de estos cuatro años de trabajo es la recuperación de la credibilidad de las estadísticas oficiales».

Por último, señaló que «a lo largo de estos años el Indec fue respetado en su independencia profesional y, por ende, en la centralidad de su función como proveedor del servicio estadístico oficial del país», informó Diario El Chubut.