Tag

Impuesto

Browsing

El ex jugador de fútbol, Diego Maradona, respaldó este martes la aprobación en el Congreso nacional del proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas, al señalar que «en este momento de crisis, se necesita de la ayuda de los que más tenemos».

«Le pido a Dios que se apruebe la ley de Aporte Solidario de Grandes Fortunas. Porque en este momento de crisis, se necesita de la ayuda de los que ma´s tenemos», escribió el Diez en su cuenta en Instagram, en respaldo a la iniciativa que ya ingresó a la Cámara de Diputados.

Maradona se mostró dispuesto a pagar el aporte por única vez que alcanzaría a unas 12 mil personas físicas, con un patrimonio declarado de más de 200 millones de pesos y que le permitirá al Estado recaudar unos 300 mil millones de pesos para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

«Yo perdí a mi cuñado por Covid, y sé lo que es no poder despedir a un ser querido. Yo sé lo que es no tener para comer. Por eso estoy a su disposición, presi @ AlFerdezOK. VAMOS ARGENTINA!», escribió el exjugador de fútbol.

Maradona acompañó en su cuenta de Instagram con una foto de su adolescencia en Villa Fiorito.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo que el proyecto que propone crear por única vez un impuesto a los patrimonios que superen los 200 millones de pesos, a fin de reforzar la recaudación fiscal, presentado ayer por los diputados del Frente de Todos, «es una medida excepcional en un momento excepcional».

«El aporte es Solidario y Extraordinario porque es por única vez y para ayudar a contener los efectos de la pandemia. Alcanza a quienes tienen patrimonios mayores a $200 millones. Es una medida excepcional en un momento excepcional», sostuvo el jefe de Gabinete en las últimas horas en su cuenta de Twitter.

Ayer, diputados del Frente de Todos presentaron el proyecto que propone crear por única vez un impuesto a los patrimonios que superen los 200 millones de pesos, a fin de reforzar la recaudación fiscal, que tuvo una fuerte caída por la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus.

Mediante este tributo, el oficialismo calcula que se podrán recaudar unos 300.000 millones de pesos, que serán invertidos en obras públicas, mejora del sistema de salud, apoyo a las Pymes y programas sociales, entre otros.

De acuerdo con el cronograma diseñado por el oficialismo, la intención es comenzar a debatir el proyecto la semana próxima en comisión, según se acordó ayer en una reunión del bloque que encabeza Máximo Kirchner, señaló Télam.

El bloque oficialista de diputados del Frente de Todos presentará este viernes por la tarde el proyecto que propone crear, por única vez, un impuesto a los patrimonios que superen los 200 millones de pesos. Serían alcanzadas unas 12 mil personas, a las que se les aplicaría un gravamen que va desde el 2% hasta el 3,5%. El objetivo es reforzar la recaudación que tuvo una fuerte caída por la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus.

El diputado del Frente de Todos Leopoldo Moreau confirmó la presentación de la iniciativa en diálogo con Radio con Vos y adelantó que la intención es comenzar a debatir el proyecto la próxima semana en comisión, según se acordó este viernes en una reunión del bloque oficialista encabezado por Máximo Kirchner.

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados Carlos Heller había adelantado este jueves en declaraciones radiales que era “inminente” la presentación del proyecto para gravar las grandes fortunas. “La iniciativa nunca dejó de estar arriba de la mesa”, sostuvo.

El proyecto establece que las personas que tengan más de 200 millones de pesos pagarán una tasa del 2% y ese porcentaje será progresivo, con un tope del 3,5%. Se tomarán como base los bienes personales declarados hasta marzo de este año.

“Quiero aclarar que no habrá ningún aumento del impuesto. Esto no es un aumento, es un aporte extraordinario y solidario sobre grandes fortunas, que van de 200 millones de pesos para arriba en una escala creciente del 2% y termina en un 3,5% a los que tienen fortunas de alrededor de 3 millones de pesos”, indicó Moreau.

La intención del oficialismo es reforzar la recaudación, que tuvo una fuerte caída por la crisis que atraviesa la actividad económica a raíz de la pandemia de coronavirus. “El dinero tendrá asignaciones específicas como el financiamiento de programas para recuperar Pymes, para la construcción en barrios populares y generar mano de obra local y para financiamiento de desarrollo de producción de gas de YPF, entre otros”, precisó el diputado.

Además, destacó que una parte del dinero recaudado, que estiman que rondará entre los 300 y 400 mil millones de pesos, será destinado a fondos vinculados a la lucha contra la pandemia de coronavirus, como medicamentos y equipamientos para el personal médico.

Como referencia, el gasto público asociado a la contención de la crisis del coronavirus alcanzaba, a agosto, los $870.000 millones. Y la ampliación del Presupuesto 2020 contempló un déficit fiscal (intereses de deuda incluidos) del orden de los 3 billones de pesos, o el 10,5% del PBI. El impuesto, de ser efectivo, financiaría una décima parte de ese rojo.

La iniciativa afecta a las personas y no a las empresas, según aclararon fuentes citadas por la agencia Télam. “Estimamos que el número de personas humanas alcanzadas ronda las 12 mil, a las que se les aplicaría un gravamen que va desde el 2% hasta el 3,5%”, aseveraron.

Según el bloque del Frente de Todos, 6000 contribuyentes tienen fortunas de entre 200 y 400 millones (de acuerdo a sus declaraciones de Bienes Personales). Solo 300 personas tributarían la alícuota máxima. Además, los patrimonios en el exterior estarían alcanzados por un 50% más de tasa, sobre las alícuotas correspondientes.

“No va a caer en nadie que tenga un departamento de dos ambientes ni nada por el estilo como una casa de fin de semana”, aseguró Moreau, quien aclaró que aún “no hay ninguna negociación entablada con Cambiemos”. “Se le hará llegar a todos los bloques el texto del proyecto esta tarde”, concluyó.

El próximo lunes, 31 de agosto, vencerá el plazo para presentar ante la AFIP la llamada declaración informativa del impuesto a las ganancias y de Bienes Personales.

El trámite está referido a los ingresos obtenidos en 2019 y al patrimonio según su valuación al 31 de diciembre pasado. Se trata de una presentación que debe hacer un grupo de empleados bajo relación de dependencia y jubilados que no están inscriptos en esos tributos y a quienes, en rigor, sus empleadores u organismos de la seguridad social les hacen los descuentos por la carga fiscal de Ganancias, según informa La Nación.

¿Quiénes están en ese grupo? Para este año, la AFIP dispuso, a través de la resolución 4767 de julio pasado, que están alcanzados por esta obligación quienes en todo 2019 percibieron una suma igual o superior a los 2 millones de pesos, considerando -de acuerdo con lo establecido por la resolución 4003 del organismo- los salarios, los ingresos provenientes del ejercicio de cargos públicos en los diferentes niveles del Estado, las jubilaciones o pensiones, los retiros o subsidios que tengan su origen en el trabajo personal y las rentas de socios de cooperativas de trabajo.

La presentación de la declaración de ingresos se hace en la web del organismo recaudador, ingresando con clave fiscal y optando, entre los servicios interactivos, por el llamado “Ganancias-Personas Humanas”. Hay que tener a mano el formulario 649 entregado por el empleador; en ese documento se detallan las remuneraciones que fueron pagadas en el año, además de los datos de pluriempleo (si la persona tiene más de un puesto bajo relación de dependencia), los aportes al sistema de seguridad social, las cuotas sindicales, las deducciones que se aplicaron para el cálculo de Ganancias y los montos retenidos para el pago del impuesto.

En el caso de la declaración patrimonial, deben informarse en el servicio interactivo “Bienes Personales Web” los activos que se tenían al 31 de diciembre del año pasado, según las normas de valuación que rigen para ese tributo y que son establecidas por la AFIP. Por 2019 el valor mínimo del patrimonio alcanzado por el impuesto es de $2 millones (por una reforma legal hecha en 2017 está al margen la vivienda, hasta un monto de $18 millones), por lo cual, si se había alcanzado esa cifra correspondió hacer la declaración determinativa, cuyo vencimiento ocurrió unas semanas atrás.

“La declaración jurada informativa es específicamente para quienes tienen sueldos en relación de dependencia, sobre los que el empleador ya retiene el impuesto a las ganancias”, explica el contador Iván Sasovsky. Por eso, la presentación tiene el carácter de “informativa” y no de “determinativa”, que es la que corresponde hacer a quienes están inscriptos en los impuestos o deben pagarlos esta vez, por su situación en el año 2019.

Para determinar si se llegó a los $2 millones de ingresos el año pasado, se considera todo lo proveniente de las tareas laborales bajo relación de dependencia y de jubilaciones o pensiones, según aclara el contador Ezequiel Passarelli, sobre la base del detalle de las normativas vigentes. No se suman las facturaciones del monotributo (para el caso de quienes están en ese sistema, además de contar con un salario o una jubilación), ni los resultados de inversiones, porque eso no está previsto en las reglamentaciones. Fuentes de la AFIP confirmaron, ante la consulta de LA NACION, que estos últimos conceptos no se consideran para determinar si alguien queda o no alcanzado por la exigencia del trámite.

También lo explica así Adriana Piano, del estudio SMS, quien agrega que, en caso de haberse obtenido el año pasado ingresos por operaciones financieras alcanzadas por el impuesto cedular, es otra la declaración que corresponde (la obligación de presentarla y también la de pagar el tributo venció a mediados de este mes).

¿Cuál podría ser la sanción por no cumplir con esta obligación fiscal? Según responde Passarelli, la ley de procedimientos fiscales marca que la omisión de presentar declaraciones juradas de carácter informativo que son dispuestas por la AFIP “dentro de los plazos establecidos”, tienen una sanción de “hasta $5000” para el caso de las personas físicas.

El presidente de la Cámara de la Flota Amarilla de Chubut, Gustavo González, realizó declaraciones a un medio de comunicación en el que habla del panorama actual de pesca.

“La Ley 2409 contempla dentro de sus ítems el impacto ambiental. Entendemos que este nuevo impuesto aprobado en la Legislatura no es viable y no corresponde” indicó Gustavo González.

González señaló “La Ley de Pesca está pensada para el objetivo que en aquel momento fue la merluza, hoy es el langostino. Necesitamos mayor previsibilidad. Lo que no da hoy es la infraestructura que tenemos en Puerto”.

Por otro lado también informó que “En cuanto a paritarias tenemos el acta acuerdo vencido desde marzo del 2020, tenemos confianza que no va a haber conflicto. Lo ideal sería tener un acuerdo antes de septiembre”.

En ese mismo sentido, el presidente de la Cámara de la Flota Amarilla de Chubut, dijo que “Tenemos 10 barcos operando sobre la anchoa. La pandemia nos hizo observar otros recursos. Lo estamos mandando en camiones a Mar del Plata donde están los ensaladeros, los enlatados, y después la exportan”.

Respecto al protocolo sanitario, González manifestó “A bordo del barco el uso del tapabocas, el distanciamiento es imposible, por eso que realizamos los análisis. Cada análisis cuesta 8.500 + IVA, son 10 personas a bordo”.

“Todos los que embarcan tiene un PCR negativo con 48hs antes, y 30 días posterior” finalizó.

El diputado nacional por Chubut, Santiago Igon, habló sobre la contingencia sanitaria, valoró las iniciativas del Gobierno que conduce Alberto Fernández para frenar el avance del coronavirus y se mostró a favor de privilegiar la salud por sobre la economía.

“Lo realizado por el Presidente de la Nación es reconocido a lo largo del mundo”, subrayó de arranque el legislador en la nota concedida a este medio. Entendió que en comparación con otros países, Argentina adoptó medidas rápidas para evitar la propagación masiva del virus.

Dijo que al inicio de la cuarentena Fernández planteó dos premisas claras, una es que “la comida no le faltará a nadie” y la segunda fue que “la salud está por encima de la economía”. Aseguró que los resultados “están a la vista” de cualquiera.

No desconoció que el escenario financiero del país es crítico. “La economía se cayó en el mundo”, aclaró y sostuvo que en ese marco de incertidumbre la Nación inyecta recursos en empresas privadas y desocupados. “Se está dando la mayor cantidad de respuestas posibles”, ponderó.

Explicó que en día de coronavirus no hay espacio para la proyección a futuro y que las políticas públicas son “para hoy”, lo que deja margen lógico para el error. Admitió que el panorama en lo estrictamente económico asoma como desfavorable pero “soy optimista de que se dará vuelta la situación”.

Solución colectiva

Dejó en claro que nadie se salvará solo y que la salida será colectiva, incluyendo a todos en el mismo barco. Por eso llamó a que sean solidarios los sectores de mayor poder, aquellos que ganaron a lo largo de los últimos años.

“Pedimos la colaboración de quienes han tenido ganancias excepcionales y no hablamos de un empresario pyme”, acotó en referencia al impuesto a las grandes fortunas que se impulsa desde la Administración Fernández.

Afirmó que el llamado tributo a la riqueza “es una buena medida a tomar”, por única vez, y detalló que permitirá juntar una suma por arriba de los 200 mil millones de pesos, la cual “será distribuida en el conjunto de la sociedad para seguir afrontando la crisis”

No dudó al momento de plantear: “Es el momento de que pongan los que tienen grandes fortunas. No estamos diciendo que perderán sino que ganarán un poco menos”. Detalló que alcanzaría al sector financiero, grandes del agro, de la industria petrolera y empresas como Techint.

Apoyó que el impuesto tocará a quienes tienen declarado como fortuna más de 3 millones de dólares y resaltó que supone un universo de 15 mil personas físicas. “Sabemos que en la Argentina lo que está declarado como fortuna está entre el 25 y 30% de lo que realmente es”, amplió.

Extremo cuidado

En otro orden, realzó la posibilidad de que una gran parte del comercio en Esquel y la provincia haya comenzado a reactivarse de a poco. No obstante, pidió un “extremo cuidado” en términos de bioseguridad para prevenir la circulación del virus.

“Lo peor que nos puede pasar es que –por no respetar las medidas- tengamos que retomar una cuarentena compulsiva y ahí las pérdidas serán mayores aún”, manifestó en la charla con La Portada y apeló a “la responsabilidad de cada vecino”.

Igon dijo que a la angustia de la pandemia, puntualmente en Chubut, debe sumarse además la falta del pago de haberes a los empleados de la Administración Pública (pasivos y activos) y lamentó que es un factor más de preocupación.

Fuente: Diario La Portada

El presidente de la CAPIP se reunirá con el intendente de Puerto Madryn Gustavo Sastre con el fin de negociar acuerdo sobre el impuesto al sector pesquero. A través de una entrevista por un medio de comunicación, dijo que «hoy tenemos programada una reunión para terminar de delinear la letra fina de todo esto con Gustavo Sastre”.

Entre las propuestas hechas por el empresario destacó que “proponemos una ayuda directa al problema de la ciudad. Aportar alimentos, por ejemplo. Las empresas pesqueras toman un compromiso en mantener el empleo. Este uno de los desafíos más grande, y nosotros lo tomamos. Mostramos una alta responsabilidad social».

En cuanto a las diversas opiniones de otros empresarios en el sector, Santos precisó que “la confrontación no ayuda a la comunidad. No sabemos cómo vamos a estar en junio. Tenemos que trabajar juntos».

«Si bien todos los actores conocíamos la situación, los concejales no lo habían visto. Primer paso, presentar la situación. Una muy buena aceptación, y de ahí en más buscando alternativas. Independientemente cómo consideramos la medida, no se condice con nuestra situación», explicó.

La medida de impuesto al sector pesquero, para Damian Santos, presidente de la CAPIP (Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras) “no está ajustado a derecho. No son decisiones personales. Los asesores legales nos indican que no es legal crear un nuevo impuesto y que sí pueden colocar una tasa, pero por una contra prestación. Más allá de eso, queremos llegar a un acuerdo y estamos reuniéndonos con ese fin».

Santos aseguró que “la negociación está prosperando, y en estos días lo vamos a cerrar. No amenazamos y estamos buscando el diálogo. Hay una situación de crisis. Nosotros estamos dispuestos a colaborar. Planteamos que la situación de todas las empresas no es la misma en situación».

Declaraciones a través de  Twitter de Damian Santos, presidente de la CAPIP

El diputado nacional Ignacio “Nacho” Torres participó del programa “Debate Abierto” por C5N que conducen Daniela Ballester y Antonio Llorente. Durante el programa, Torres debatió junto al diputado por el Frente de Todos, Juan Carlos Alderete, donde se expresaron, entre otros temas, sobre el tratamiento del denominado impuesto a la riqueza, los impuestos a las pymes y los sectores productivos, y el proyecto de ley de solidaridad sindical que impulsa el legislador chubutese.

Al comenzar el debate el diputado Torres recordó que “tenemos la segunda tasa de presión fiscal más alta del mundo” y fue muy claro con su posición “no estoy en contra de gravar al capital, el problema es para qué, qué hacemos con ese dinero (…) en este momento de pandemia, hay que priorizar los debates inteligentes por sobre las cuestiones tribuneras” agregó.

Asimismo, el legislador por Chubut dijo que “la matriz fiscal argentina es una de las más regresivas del mundo (…) no es una matriz equitativa, tenemos que sacarle el pie de encima a las pymes, a las empresas que generan laburo” y continúo diciendo “si hay un gravamen a las grandes fortunas, y eso implica un alivio para todo el otro 99% de los que están en la trinchera, que tienen que trabajar de lunes a jueves solo para pagar impuestos, bienvenido sea”.

Finalmente expresó que “hay una voracidad recaudatoria en tiempo de crisis porque hay que cubrir muchísimos huecos, pero si se hace de manera inteligente podemos gravar a las grandes fortunas, pero desgravar un poco y bajarle los impuestos a la producción y el trabajo (…) no escuché hasta ahora un fundamento coherente despojado de mezquindades partidarias donde se contemplen estas cosas”.

Crisis provincial y federalismo

Torres aprovechó los minutos de aire para visibilizar la enorme crisis que se vive en Chubut y rediscutir el criterio de federalismo a la hora de concretar aportes de nación hacia las provincias; “la caída del barril afecta muchísimo a las arcas provinciales, hay más de 60 mil familias que no están cobrando, empleados públicos, y acá no tienen que ver el coronavirus ni el fondo monetario internacional porque esto viene desde hace mucho tiempo”.

“Si queremos defender a los trabajadores emitiendo más de 700.000 millones de pesos (…) de todo ese dinero que se recauda y emite, y que se puede transferir a través de aportes del tesoro nacional, puede haber un criterio objetivo para decidir qué provincias están explotadas, Chubut hoy está literalmente incendiada” y agregó “Argentina no es solo Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (…) me llama mucho la atención por qué Chubut no es agenda nacional, no tuvimos ninguna muerte por coronavirus, pero tuvimos tres muertes lamentablemente por una de las crisis institucionales y conflictividad social más grande en la historia de la Provincia”.

El gobernador de Chubut defendió en conferencia de prensa el impuesto altamente resistido por el Colegio de Escribanos y Colegio de Abogados, calificado por dichas organizaciones como “confiscatorio e inconstitucional”.

Mariano Arcioni, gobernador de Chubut, argumentó en conferencia de prensa la aplicación del Impuesto a la herencia en la provincia.

Dicho impuesto había sido duramente criticado por el Colegio de Escribanos de Chubut, que lo calificó como “confiscatorio e inconstitucional”, postura a la que se sumó el Colegio de Abogados.

Al respecto, el gobernador manifestó: “Yo todavía no entiendo cuál es la postura del Colegio de Escribanos que ha puesto en duda este cobro de impuesto. Puede estar más o menos preocupado si se hace escrituras de una donación de inmueble”, inició.

En cuanto al impuesto, sostuvo que “se tiene que cobrar, se cobra en gran parte del país como también del mundo. Son transferencias a título gratuito como se paga también la tasa de justicia. La tasa de justicia la paga entre el 1 y el 3% de la población. Los abogados cobran entre el 10 y el 15% de los valores reales”.

Y cerró señalando que “los escribanos están preocupados por si hacen más o menos escrituras. Y los abogados que sean claros cuál es el fundamento porque lo que se está haciendo es un perjuicio al Estado. Porque reitero, las tasas de justicia se pagan, como también los honorarios”, indicó El Comodorense.

Se trata de un proyecto de ley que impulsa el Gobierno de Chubut y que busca que los herederos o receptores de una herencia o donación paguen un impuesto durante los primeros seis meses. Cuanto mayor sea la cantidad de la herencia o donación, mayor será el porcentaje a pagar.

Juan Gil Guerrero, integrante del Colegio de Escribanos de Chubut, se acercó este lunes a la Legislatura Provincial para pedir una reunión con el bloque de diputados ante el proyecto de ley enviado por el Gobierno que crea un «impuesto a la herencia».

«Se llama impuesto a la herencia pero grava todo lo que cualquier persona reciba en el marco de una herencia, donación, seguro, percepción de dinero en cuentas bancarias, cajas de seguridad y cualquier enriquecimiento a titulo gratuito, como dice el proyecto de ley», explicó.

En contacto con ADNSUR aseguró que «el proyecto atenta contra principios constitucionales muy claros. Queremos evitar que se apruebe esta ley por ser inconstitucional. Ya tenemos estudiado los antecedentes y por eso queremos inteponer este recurso».

Sostuvo ademas que «el proyecto es confiscatorio porque toda planificación de un impuesto debe aclarar quién lo va a pagar y las posibilidad económicas de esa persona. Acá se están estableciendo impuestos sin conocer si el contribuyente los va a poder abonar. Por primera vez, se faculta la dirección de rentas a valuar los inmuebles es una relación de mercado. Nosotros ya hicimos un análisis de las alícuotas y son muy altas».

«La provincia ya tiene un impuesto de sello que grava a todas las operaciones comerciales y de inmuebles. El de inmuebles es el más alto del país. Esto va a generar que haya muchos inmuebles con documentación irregular. La ley es tan violenta que nos impide comenzar los trámites de escritura», concluyó.