Tag

Ibuprofeno

Browsing

Mabel Morejón y Carlos Barrios Daporta, concejales del bloque de Chubut al Frente Rada Tilly, presentaron un proyecto para declarar de interés legislativo la ley sancionada por la legislatura provincial, la cual autoriza la utilización de ibuprofeno de sodio inhalado como tratamiento complementario, para la recuperación de pacientes diagnosticados con COVID-19, en instituciones de salud pública y privadas habilitadas de la provincia.

Para su implementación, es necesario contar con el correspondiente consentimiento informado del paciente, familiar responsable o representante legal autorizado, como así también con la conformidad de la autoridad sanitaria del establecimiento de salud, quien determinará -a través del Consejo, Comité o Entidad Científica- cómo realizar la selección del paciente a tratar.

La medida dispuesta tendrá vigencia mientras dure la emergencia sanitaria declarada por el coronavirus, o hasta que el producto se encuentre aprobado y autorizado para uso comercial en el territorio nacional por la ANMAT.

Durante la realización de una nueva sesión ordinaria de la Legislatura (virtual), la totalidad de los Diputados de la Legislatura del Chubut aprobó este jueves el proyecto presentado por la legisladora de Juntos Por El Cambio, María Andrea Aguilera, para facultar al Ministerio de Salud del Chubut a usar ibuprofeno sódico hipertónico nebulizable, como tratamiento de uso compasivo para pacientes diagnosticados con Covid-19.

Chubut se suma a Córdoba, Mendoza, Jujuy y Buenos Aires como las provincias de avalan el uso de este tratamiento.

Según explicó la diputada Aguilera (JxC), luego de una discusión intensa en la comisión de Salud, se decidió “acompañar las investigaciones que se vienen realizando y permitir una esperanza para los pacientes en estado crítico, ya que la utilización es solo bajo la modalidad de uso compartido”.

Para la legisladora, esta ley “pondrá a la provincia a la vanguardia, en buscar todas las alternativas para buscar soluciones ante este difícil momento, ya que es fundamental dar el marco normativo para desarrollar prácticas médicas seguras”.

El Ministerio de Salud de Chubut autorizó el uso de Ibuprofeno Sódico como tratamiento de emergencia sanitaria para pacientes positivos de Covid-19, según la resolución firmada ayer miércoles por el ministro de Salud, Fabián Puratich. Se trata de una solución que está en fase experimental, pero que podría aliviar determinados cuadros de la enfermedad.

La norma considera que la situación de pandemia, “causada por un virus desconocido hasta el comienzo de su reciente emergencia”, por lo cual “no puede tener tratamiento específico porque los tiempos que requiere la demostración científica de un medicamento supera la diseminación de la enfermedad, la cual produce afección progresiva y de un gran número de personas”.

Por tratarse de un tratamiento compasivo, el paciente puede elegir si acepta su aplicación, por lo que no es una prescripción médica obligatoria. Sin embargo, por tratarse de un medicamento poco invasivo y en base a los buenos resultados registrados en otros puntos del país, se cree que será bien recibido como un paliativo importante.

“En una emergencia sanitaria –dice la resolución-, es imprescindible trasladar conceptos de las prácticas médicas habituales en tiempos normales y adaptarlas a la presente realidad, pudiendo asumirse con bajo grado de error, que se está ante una enfermedad que no tiene un tratamiento conocido y que la individualidad de indicación de uso compasivo de un medicamento debe ser reemplazada por el universo de pacientes afectados en la pandemia, ya que cada uno de ellos representa, al momento de aplicación de la medida, un paciente individual que padece en la práctica una enfermedad ‘rara’, por su condición de desconocimiento previo, justificando considerar la aplicación del ‘uso compasivo’ en forma necesariamente ampliada y no individual para lo que fue creado su mecanismo de instrumentación”.

“Actúa sobre la capa lipídica para detener el virus”

Semanas atrás, el Colegio Farmacéutico de Chubut había solicitado la aprobación del uso de esta solución, ya que en la provincia hay profesionales con capacidad para la elaboración del mismo. La autorización del uso compasivo del medicamento se sustenta en el hecho de que hasta ahora no hay una cura conocida para la enfermedad, mientras que las fases experimentales hasta ahora han dado resultados favorables en otras provincias en las que ya ha sido autorizada su aplicación.

“En Ciudad de Buenos Aires, Bahía Blanca y Córdoba ya está bastante avanzado, en base a investigaciones de gente del CONICET –había detallado Eduardo Molina, presidente del Colegio Farmacéutico, al fundamentar aquella solicitud-. En la provincia tenemos una red de farmacéuticos magistrales, en condiciones de elaborar el producto, que es un elemento más que se está utilizando y se aplica a aquellas personas que ya están cursando la enfermedad, bajo una sintomatología determinada”.

En ese marco, explicó que se trata de una sal, que se prepara con una solución hipertónica de cloruro de sodio, “es una nebulización más y ya hay resultados de mejoría del paciente, registrados luego de la aplicación del tratamiento. Obviamente no es magia, está fundamentado desde el punto de vista científico, porque el virus retrocede y mejora la situación del paciente. Es un sistema bastante barato y está al alcance de la provincia”.

El farmacéutico también explicó que es un tratamiento no cruento, ya que el medicamento es uno de los que menos contra indicaciones contiene. “Esto actúa sobre la capa de grasa que tiene el virus alrededor y produce su inactivación –indicó-, a los efectos prácticos funciona como un jabón, que recubre al virus y queda inactivado, esa es la función que cumple la sal”.

Luego de que varios distritos reglamentaran esta terapia y obtuvieran resultados positivos, ahora otra provincia permitirá su implementación. La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria aún no lo avala como método certero.

El Ministerio de Salud de Mendoza autorizó el uso del ibuprofeno de sodio inhalado para el tratamiento de pacientes con coronavirus que podrá ser aplicado en centros asistenciales públicos y privados, informaron hoy las autoridades de la provincia.

La medida, que fue publicada en la resolución 02224 con la firma de la ministra de Salud, Ana María Nadal, autoriza “como medida sanitaria excepcional el uso de ibuprofeno de sodio inhalado», como tratamiento de «uso compasivo ampliado para pacientes diagnosticados con Covid-19, en todas las instituciones de salud» de esa provincia.

De la resolución, que se publicó anoche, se desprende que tendrá vigencia mientras dure la pandemia, que el uso del ibuprofeno deberá tener el consentimiento informado del paciente o su representante legal y que se deberá informar mensualmente los resultados. Además, detalló que aquellas instituciones de salud que utilicen esta medida sanitaria excepcional «deberán comunicar su decisión”.

De la resolución, que se publicó anoche, se desprende que tendrá vigencia mientras dure la pandemia, que el uso del ibuprofeno deberá tener el consentimiento informado del paciente o su representante legal y que se deberá informar mensualmente los resultados. Además, detalló que aquellas instituciones de salud que utilicen esta medida sanitaria excepcional «deberán comunicar su decisión”.

«Tienen que elevar un informe mensual respecto de la evolución de su implementación a la Dirección Provincial de Farmacología, Normalización de Drogas, Medicamentos e Insumos Sanitarios, dependiente del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia”, precisó el gobierno mendocino a través del texto oficial.

El tratamiento con ibuprofeno de sodio inhalado fue desarrollado por químicos e investigadores del Conicet y del Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (Ceprocor) y se aplica en provincias como Jujuy, Córdoba, Salta, Santa Fe y Buenos Aires.

En el Hospital Español, ubicado en San Rafael, esa técnica comenzó aplicarse la semana pasada para paliar los síntomas de coronavirus en pacientes con problemas respiratorios graves, pero con la nueva resolución el tratamiento se extiende en todo el territorio provincial.

Un informe oficial de Francia asegura que rinofaringitis, otitis, tos, infección pulmonar e incluso lesiones cutáneas podrían empeorar con el uso de este fármaco. La agencia francesa del medicamento (ANSM) advirtió a médicos y pacientes y pidió un estudio a nivel europeo

La agencia francesa del medicamento (ANSM) afirma haber constatado que el ibuprofeno y el ketoprofeno pueden agravar las mismas infecciones que se pretende tratar con estos fármacos, y ha pedido una investigación a nivel europeo. También emitió una serie de recomendaciones para profesionales y para pacientes (ver la lista al pie de esta nota).

En 2015, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ya había advertido sobre riesgos cardiovasculares de este mismo medicamento que es de venta libre en muchos países y de uso muy difundido, sobre todo en niños.

Ahora, un portavoz de la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de los Productos Sanitarios (ANSM) de Francia explicó a la agencia de noticias EFE que «a petición francesa» se va a llevar a cabo un análisis colegiado con sus homólogos europeos.

El vocero recordó que las autorizaciones de los medicamentos se hacen para toda Europa, no sólo para Francia, y que es en esa escala en la que se tiene que hacer una reevaluación de la relación riesgo-beneficio de esos productos.

La ANSM, que en junio pasado había lanzado una investigación farmacológica a través de sus centros de Tours y Marsella, emitió este jueves una serie de recomendaciones: en primer lugar, la de privilegiar el paracetamol al ibuprofeno y el ketoprofeno en caso de dolor o fiebre, sobre todo cuando se trate de infecciones como anginas, rinofaringitis, otitis, tos,  pulmonares, e incluso en caso de lesión cutánea o varicela.

También han dado unas reglas de buen uso de estos dos antiinflamatorios, empezando la de utilizar «la dosis mínima eficaz, durante la duración más corta», detener el tratamiento en cuanto desaparecen los síntomas, no prolongarlo más de tres días en caso de fiebre, ni más de cinco si hay dolor.

Esas recomendaciones derivan de un estudio que había encargado en junio de 2018 a sus centros regionales de Tours y Marsella, que concluyeron que hay una serie de infecciones, en particular por estreptococo, que podrían empeorar por la toma de estos dos medicamentos.

Esas complicaciones se observaron al cabo de periodos de tratamiento muy breves (de dos a tres días) cuando el ibuprofeno o el ketoprofeno se habían recetado (o utilizado en automedicación) para fiebre, problemas cutáneos benignos de aspecto inflamatorio, respiratorios o del sistema otorrinolaringológico.

En los casos estudiados, que se remontan a un periodo prolongado iniciado el año 2000, los investigadores franceses analizaron 337 de complicaciones infecciosas con ibuprofeno y 49 con ketoprofeno que tuvieron un carácter severo y estuvieron en el origen de hospitalizaciones, secuelas e incluso muertes.

El ibuprofeno es el segundo antálgico (analgésico) más utilizado en Francia para el primer nivel de gravedad, después del paracetamol.

Resultados del informe de la agencia francesa del medicamento

[Resumen publicado en su página oficial] Tras los informes de graves complicaciones infecciosas con antiinflamatorios no esteroideos (AINE), utilizados para combatir la fiebre o el dolor, la ANSM (agencia francesa del medicamento) encargó una encuesta nacional para evaluar las reacciones al uso de las dos más utilizados: el ibuprofeno y el ketoprofeno.

Los hallazgos de esta encuesta sugieren el papel agravante del ibuprofeno y el ketoprofeno en caso de infección. La ANSM compartió estos resultados con sus homólogos europeos para lanzar un análisis en conjunto.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno y el ketoprofeno, son objeto de informes de farmacovigilancia sobre complicaciones infecciosas graves.

Los centros regionales de Tours y Marsella llevaron a cabo un estudio para investigar el riesgo de graves complicaciones infecciosas asociadas con el uso de AINE en adultos y niños.

El objetivo de esta investigación fue determinar si estas complicaciones infecciosas graves fueron favorecidas por los AINE o si reflejaban la evolución de la patología infecciosa inicial.

Los resultados de la encuesta

De todos los casos notificados desde 2000, se seleccionaron 337 de complicaciones infecciosas con ibuprofeno y 49 casos con ketoprofeno después de tener en cuenta solo los casos más graves en niños o adultos (a menudo jóvenes) sin factores de riesgo.

Estas son infecciones graves de la piel y tejidos blandos, infecciones pleuropulmonares e infecciones neurológicas, entre otras, lo que lleva a hospitalizaciones, secuelas o incluso la muerte.

Estas complicaciones infecciosas (principalmente estreptococo o neumococo) se observaron después de un período de tratamiento muy corto (2 a 3 días), incluso cuando los AINE se combinaron con un tratamiento antibiótico. Ocurrieron cuando el ibuprofeno o el ketoprofeno se prescribieron o tomaron como automedicación para la fiebre, pero también en muchas otras circunstancias, como lesiones inflamatorias benignas de la piel (reacción local o picadura de insectos), manifestaciones respiratorias (tos o infección pulmonar) o en casos de angina u otitis.

El análisis de estos casos, así como el análisis de datos de estudios experimentales y farmacoepidemiológicos, sugiere que estas infecciones, particularmente con estreptococos, podrían agravarse al tomar estos AINE.

La encuesta también muestra que existe un uso persistente de estos AINE en caso de varicela. La agencia francesa del medicamento recuerda que los AINE ya son conocidos por causar graves complicaciones bacterianas en la piel cuando se usan durante la varicela y deben evitarse en este caso.

En este contexto, la agencia advierte a los profesionales de la salud, los pacientes y los padres sobre el riesgo de complicaciones infecciosas graves que podrían tener graves consecuencias para la salud de los pacientes.

Martial Fraysse, presidente de la Orden de Farmacias de Ile de France (la región parisina) y miembro de la Academia de Farmacia, es categórico. Consultado por Radio France acerca de por qué se esperó tanto tiempo para lanzar esta advertencia, dice que en realidad «hace más de 20 años» que su sector «desaconseja la utilización de ciertos antiinflamatorios como el ibuprofeno o el ketoprofeno en niños y jóvenes adultos tras constatar efectos secundarios graves en la población». «Desde hace unos veinte años detectamos dos fallecimientos por año, además de complicaciones infecciosas graves -dice-. Nos encontramos frente a dos bacterias, neumococos o estreptococos, que han amplificado brutalmente sus efectos por el uso de estos antiinflamatorios. No se los debe utilizar así como así, incluso en cortos períodos debido al peligro que encierran».

 

Infobae

Adams, doctor en Farmacia, formaba parte del gigante del sector Boots cuando empezó a investigar con sustancias químicas que pudieran combatir el dolor pero con pocos efectos secundarios.

El doctor Stewart Adams, el científico que creó el ibuprofeno, uno de los analgésicos más utilizados en el mundo, murió esta semana en Nottingham, Reino Unido, a los 95 años de edad, informó el Evening Stardard.

Adams, doctor en Farmacia, formaba parte del gigante del sector Boots cuando empezó a investigar con sustancias químicas que pudieran combatir el dolor pero con pocos efectos secundarios.

En diciembre de 1961 dio con la fórmula del ibuprofeno, que probó él mismo para paliar los efectos de una resaca. Tras consumir 600 mg de la sustancia y ver sus efectos positivos, continuó con su trabajo hasta que el medicamento fue patentado en 1962.

En 1969 se puso a la venta en Reino Unido y en 1974 en Estados Unidos. Actualmente, el ibuprofeno está en la lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y junto al paracetamol y a la aspirina forman parte de los antiinflamatorios no opiáceos y no esteroideos.

Telefe Noticias