Tag

Huracán Dorian

Browsing

Entre evacuaciones, búsquedas de víctimas y riesgos sanitarios, Bahamas se preparaba este domingo para enfrentar una larga crisis humanitaria, una semana después del devastador paso del huracán Dorian, que también golpeó a Canadá.

El balance provisional del desastre, entregado con moderación por las autoridades de Bahamas, no cambió desde el viernes por la noche: 43 muertos. Pero las autoridades del archipiélago advirtieron repetidamente que el número estaba escalando.

Sobrevivientes consultados los últimos días por AFP en la isla de Ábaco, a la cual Dorian asoló el 1 y 2 de septiembre con vientos de más de 250 km/h, temían lo peor.

«Hay muertos en todas partes», «los cuerpos siguen tirados», declararon mientras intentaban por todos los medios abandonar su isla, privada de agua y electricidad, donde los desechos se acumulaban en medio de los escombros bajo un calor intenso.

Ante el aumento de los riesgos sanitarios, el Ministerio de Salud bahameño y la Organización Panamericana de la Salud aseguraron el sábado en un comunicado conjunto que el archipiélago no enfrenta ninguna epidemia actualmente.

«Ninguna isla en las Bahamas ha sido puesta en cuarentena», dice el texto. «Las inundaciones pueden aumentar potencialmente la transmisión de enfermedades contagiosas relacionadas con el agua. No obstante, por el momento no se ha detectado ningún caso de cólera, ni ha aumentado el número de enfermedades infecciosas debido al huracán», agregó.

Dorian dejó al menos 70.000 personas sin hogar en las islas más severamente afectadas, Ábaco y Gran Bahama, según la ONU, cuyo Programa Mundial de Alimentos entregó casi 15.000 comidas y toneladas de equipos en la región.

La devastación causada por el huracán durará «generaciones», advirtió el jueves al primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, mientras el turístico archipiélago se preparaba para enfrentar una larga crisis humanitaria.

Vientos de hasta 140 km/h en Canadá

Miles de kilómetros al norte, y tras muy leves efectos en la costa de Estados Unidos, Dorian continuó su ruta hacia Canadá, con fuertes ráfagas de hasta 140 km/h, lluvias torrenciales y olas de casi 20 metros.

Recalificado como «ciclón postropical muy intenso» por el Centro Canadiense de Huracanes, tocó tierra el sábado por la noche en la provincia de Nueva Escocia, donde casi 400.000 hogares estaban sin electricidad el domingo por la mañana.

Árboles fueron arrancados de raíz, líneas eléctricas cayeron y una grúa se derrumbó en un edificio en construcción en Halifax, pero no se reportaron heridos graves.

Las calles de esa ciudad portuaria de 400.000 habitantes, que habían quedado desiertas durante el paso de Dorian, revivieron en la mañana con el sonido de motosierras.

«Ya pasó. Ahora podremos comenzar a limpiar tan pronto como salga el sol», dijo Paul Mason, del servicio de emergencia de Nueva Escocia.

Las autoridades canadienses dijeron que estaban mejor preparadas que para el huracán Juan, que causó daños considerables en la región en 2003.

Unos 700 soldados ayudaban con las operaciones de limpieza el domingo, mientras Dorian se desplazaba sobre el Golfo de San Lorenzo con vientos que llegaban a 130 km/h.

Según el último boletín del Centro Canadiense de Huracanes, «se debilitará lentamente a medida que avance hacia el noreste», antes de llegar al norte de la isla de Terranova y el este de Labrador más tarde en el día.

«Sin embargo, todavía produce vientos violentos y fuertes lluvias», advirtieron los meteorólogos canadienses.

Los fuertes vientos que acompañaban la llegada de Dorian a la provincia canadiense de Nueva Escocia están causando graves daños, incluido el derribo de una grúa en la ciudad de Halifax.

El huracán Dorian ha dejado atrás Carolina del Norte, entrando con fuerza en la parte sur de Canadá en calidad de ciclón post-tropical, con vientos de hasta 155 kilómetros por hora. Las primeras imágenes de su llegada muestran los graves daños materiales causados por los fuertes vientos en las calles de la ciudad de Halifax, provincia de Nueva Escocia.

Este sábado, más de 300.000 personas en Halifax se quedaron sin electricidad, mientras que las empresas locales adelantaron su hora de cierre, informa AP. Las autoridades locales alientan a los residentes a no dejar en sus patios objetos pesados que puedan «convertirse en proyectiles» si los vientos se vuelven más severos.

Dorian se acercó a las costas canadienses en forma de tormenta de categoría 2. Según la última información del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), «aunque Dorian ha perdido las características de ciclón tropical, tendrá impactos significativos en partes del este de Canadá esta noche [sábado] y el domingo».

La agencia también advirtió de la posibilidad de que se registren mareas de tempestad al este de Nueva Escocia, en partes del golfo de San Lorenzo y en el suroeste de Terranova.

Los organismos de emergencia habían emitido previamente alerta por huracán en toda Nueva Escocia, advirtiendo que su llegada podría venir acompañada de hasta 12 metros de altura.

Dorian azotó las Bahamas al comienzo de esta semana con vientos de hasta 295 kilómetros por hora, cobrándose la vida de al menos 43 personas y destruyendo innumerables viviendas. Posteriormente, pasó por los estados de Florida, Georgia, así como por Carolinas del Sur y del Norte (EE.UU.).

Tras el paso del huracán Dorian y sus devastadores efectos en las Bahamas este domingo, científicos están evaluando el impacto en la naturaleza y la vida silvestre del archipiélago. Precisamente, se teme la extinción del pájaro conocido como trepador cabecipardo o nuthatch de Bahamas, informa Forbes.

Un avistamiento realizado en 2018 por investigadores de la Universidad East Anglia (UEA, por sus siglas en inglés) estimó que la población del ave mencionada podría haber disminuido a tan solo un par de ejemplares.

Especies como el loro de Bahama, que habitó al menos en siete islas del archipiélago, y el oriol de Bahama, son otras que están seriamente amenazadas. Varios factores humanos parecen haber contribuido a la desaparición de su hábitat, y la fuerza del huracán podría contribuir al golpe final para su desaparición.

Aunque es probable que algunos de estos loros sobrevivan a la tormenta, la destrucción de su entorno podría amenazar seriamente la existencia de los sobrevivientes. Por su parte, la población del oriol, estimada entre 93 y 180 aves, también pudo verse afectada ante la destrucción de la isla Gran Bahama, el único lugar donde habitaba.

La tormenta de categoría 5 causó «el máximo daño a través del viento, la lluvia y la marejada de agua salada a la infraestructura humana y al hábitat remanente del bosque de pinos del Caribe, que sustentaba a varias especies de aves bahameñas en peligro de extinción», explicó a Newsweek Diana Bell, profesora de Conservación y Biología de la UEA.

El paso destructivo del ciclón ha dejado al menos 20 víctimas mortales, y más de 70.000 personas requieren ayuda inmediata. Según estimaciones de la Cruz Roja Internacional, unas 30.000 viviendas se habrían visto directamente afectadas y 13.000 habrían quedado totalmente destruidas.

Bell considera que además del «desastre humanitario», la tormenta podría haber causado un «desastre ecológico» debido a sus efectos en los ecosistemas que albergan especies únicas de aves y otros animales salvajes. Otros expertos explican que los huracanes son ‘el último clavo del ataúd’ de las especies, debido a la tala de bosques, los incendios provocados y otras actividades humanas, así lo reseña RT.

 

El número de muertos por el paso del huracán Dorian en Bahamas pasó de 7 a 20 personas, una cifra que aún podría aumentar, según anunció este miércoles el ministro de Salud del archipiélago caribeño, Duane Sands.

El ministro indicó además que «los trabajos de rescate y la exploración de las casas que fueron inundadas acaban de empezar», por lo que no descartó que la cifra final de víctimas fatales podría ser mayor.

«Podemos anticipar que habrá más muertos. Son informaciones preliminares», había dicho el primer ministro Hubert Minnis en rueda de prensa, algo que finalmente ocurrió y que todos temen que seguirá pasando a medida que el agua baje y se pueda acceder a muchos lugares imposibles hoy por hoy.

La furia de Dorian

Días de horror vivieron los habitantes del archipiélago. Prácticamente estacionado durante un día y medio sobre la isla, el huracán Dorian destruyó miles de casas y provocó devastaciones en una enorme zona a principios de semana.

Durante las últimas horas se presentaron reportes de muchas personas que quedaron atrapadas en sus casas debido a los altos niveles del agua tras una catastrófica tormenta de categoría 5.

Imágenes aéreas de la isla Gran Ábaco emitidas por CNN mostraron escenas de daños con centenares de viviendas sin techo, autos volcados, enormes inundaciones y escombros por todos lados. «Esta es una crisis de proporciones épicas, quizás la peor que jamás hayamos vivido», dijo Dames.

El fenómeno alcanzó el máximo nivel en la escala Saffir-Simpson y contiene vientos de más de 250 km/h. Las precauciones que toman en la isla.

Las islas Bahamas recibe este domingo el impacto del huracán Dorian, de categoría 5, que luego se espera que enfile rumbo la costa sureste de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, advirtió en su boletín que el potente ciclón impactará este domingo «cerca de o sobre» las islas Gran Bahama y Abaco, en el noroeste del archipiélago.

Durante la noche del lunes y madrugada del martes Dorian se aproximará a la Florida, de acuerdo al NHC, que no obstante indicó que es difícil predecir con qué intensidad golpeará a ese estado tras su cambio de trayectoria.

Sin embargo, una advertencia por tormenta tropical seguía vigente para partes de la costa de Florida, de acuerdo al último boletín del centro. El ciclón conlleva vientos de 250 km/h, con ráfagas incluso más fuertes, y alcanzó la categoría 5, la máxima de la escala Saffir-Simpson.

Los meteorólogos habían dado cuenta más temprano de un cambio de curso del huracán y «que la nueva ruta pronosticada no excluye que Dorian toque tierra en la costa de Florida, ya que grandes porciones de la costa permanecen en el cono de la incertidumbre».

Se espera que el fenómeno siga avanzando hacia el oeste y gire hacia el norte, rumbo a Carolina del Sur y Carolina del Norte, a medida que se acerque a la costa este de Florida el lunes, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

El huracán Dorian contiene ráfagas de viento de más de 250 kilómetros por hora. Fuente: (NOAA/RAMMB / AFP)

En Gran Bahama, miles de personas evacuaron de las zonas donde se esperaba el impacto del Dorian. Yasmin Rigby, residente de Freeport, principal ciudad de la isla, dijo a la AFP que «la gente se está yendo de los extremos este y oeste, temiendo lo peor».

Los escaparates de los comercios estaban «ya casi vacíos», y desde el viernes las casas y comercios estaban prácticamente cerrados. El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, advirtió el viernes a los ciudadanos que afrontarán un «huracán poderoso y potencialmente mortal» e instó a desalojar el área.

Minnis dijo en una conferencia de prensa que la tormenta era potencialmente fatal. «Quienes se niegan a evacuar se encuentran en un gran peligro… no pongan su vida y la de sus seres queridos en un riesgo innecesario», indicó.

Con la ruta de la tormenta aún incierta, los residentes costeros de Florida no tienen órdenes de evacuación pero se abastecen de alimentos, agua y otros suministros, preparándose para huir de sus hogares.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, también urgió el viernes a los residentes a prepararse para un «evento de varios días». «Estamos anticipando una gran cantidad de inundaciones», dijo DeSantis. «Instamos a todos los floridanos a que tengan siete días de alimentos, medicinas y agua».

La Guardia Nacional de Florida dijo que unos 2.000 miembros del servicio se habían movilizado hasta el momento y otros 2.000 se desplegarán este sábado.

El presidente Donald Trump, cuyo club de golf Mar-a-Lago se encuentra en Palm Beach en Florida, dijo más temprano que Dorian «parecía que podría ser un monstruo absoluto».

El mandatario canceló un viaje a Polonia para concentrarse en los preparativos para la tormenta. «Se está moviendo y es muy difícil de predecir», dijo Trump en un tuit este sábado, señalando que Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte ahora podrían estar en primera línea.

«Es uno de los más grandes y fuertes (y realmente amplios) que hemos visto en décadas. íCuídense!», escribió. Trump declaró un estado de emergencia en Florida autorizando asistencia federal para complementar los esfuerzos estatales y locales.

Georgia, otro estado del sudeste que podría estar en el camino de la tormenta, declaró estado de emergencia para 12 condados. El gobernador Brian Kemp dijo que el huracán «tenía el potencial de producir impactos catastróficos en los ciudadanos», en toda la región costera sureste de los Estados Unidos.

La Guardia Costera estadounidense dijo que las embarcaciones comerciales que navegan por el océano deberían hacer planes para abandonar el puerto del sur de Florida. Varias escuelas anunciaron que las clases se cancelarían al menos hasta el martes.

El Aeropuerto Internacional de Orlando dijo que detendría sus actividades el lunes «por precaución». Orlando es el principal aeropuerto para el cercano Disney World.

El huracán Dorian, considerado «extremadamente peligroso», supone una «amenaza significativa» para Florida y el norte de Bahamas, según dijo el Centro Nacional de Huracanes, que envió un avión «caza huracanes» que confirmó que Dorian es ya un huracán de «categoría mayor».

El huracán Dorian se fortalecía esta tarde y llegó a categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, sobre un máximo de 5, con vientos máximos sostenidos de 185 km/h en su camino hacia Florida, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Este huracán, considerado «extremadamente peligroso», supone una «amenaza significativa» para Florida y el norte de Bahamas, consignó el CNH, que envió un avión «caza huracanes» que confirmó que Dorian es ya un huracán de «categoría mayor», más de 3 en las escala Saffir-Simpson.

El ojo de Dorian, pronosticaron los meteorólogos, debería pasar lejos del sudeste y centro de Bahamas este viernes y sábado, estar cerca o sobre el noroeste de Bahamas el domingo y aproximarse a Florida el lunes por la noche, así lo reseña Telefe Noticias.