Tag

huelga de hambre

Browsing

Sobre una capacidad total de la Unidad 6 de Rawson para 521 internos, se estima que unos 134 son los presos que están en huelga de hambre. Lo confirmó el juez federal de Rawson, Gustavo Lleral.

Los presos reclaman que se morigere su situación de detención frente al peligro que implica para la población penal la situación de encierro en el marco de la pandemia del coronavirus, por lo que presentaron varios hábeas corpus.

El juez Lleral confirmó además, en diálogo con Radio Chubut, que él rechazó el pedido de hábeas corpus por considerar que la situación actual no agrava en absoluto las condiciones de detención aunque habilitó la vía para que cada juez, sea de ejecución o el tribunal oral, atienda los casos que crea pertinentes.

Los presos de la Alcaidía Policial de Comodoro Rivadavia planean junto a otros detenidos de la Alcaidía de Trelew y del Instituto Penitenciario Provincial una huelga de hambre pacífica en reclamo de salidas transitorias y visitas de familiares.

“Si no nos responden hasta el martes, háganle unos buenos trapos, pónganle Pabellón 5, Alcaidía de Comodoro se adhiere a la huelga de hambre pacífica, al toque mándenle letra y avísenle a todos los pabellones”, expresa un detenido a través de un mensaje de WhatsApp que se dio a conocer en las últimas horas.

“Nos ponemos todos en huelga de hambre, ustedes como no se pueden atrincherar en el patio, ponen huelga de hambre, consiguen números de radios y de medios, nosotros nos atrincheramos en el patio y ponemos una banda de trapos en el patio, y le mandamos ‘cachengue’ en el patio, más todos los pabellones que van a estar en huelga de hambre” continúa el detenido.

“Lo mismo van a hacer en el IPP (Instituto Penitenciario Provincial), se van a atrincherar en el patio y van a estar todos los pabellones en huelga de hambre. Vamos a apoyar a los muchachos que están en Devoto y en todos los penales” explica uno de los detenidos sobre la estrategia de reclamo que adoptarían en las próximas horas los presos si es que no obtienen respuesta a los habeas corpus presentados.

“A los pibes que están procesados les tienen que dar la libertad a todos porque en teoría son inocentes los procesados, hasta que le hagan un juicio oral y público son inocentes, y un juicio con el COVID van a estar más de un año, así que no podes estar preso así; de última que te manden a tu casa con arresto domiciliario” reclama uno de los detenidos que organiza el reclamo entre los barrotes.

La Policía sigue de cerca los reclamos con grupos especiales preparados para intervenir si hay motines en los distintos servicios penitenciarios de la provincia. El miércoles pasado hubo una protesta en el pabellón 3 de la alcaidía comodorense, dejando como saldo la destrucción del mismo a partir de un principio de incendio que también obligó a la internación de dos policías que inhalaron humo para evitar una fuga.

A partir de las 12 hs comenzaron una huelga de hambre con posibilidad de profundizar la medida.

Si no hay respuesta urgente a nuestras demandas comenzamos una huelga seca, haciendo al Gobierno Provincial y a las autoridades del Ministerio de Salud, de las consecuencias de esta situación a la que nos han llevado.

Acá vamos a estar defendiendo la dignidad del colectivo de Trabajadores de Salud Pública y nuestras familias, de la dignidad de todos los trabajadores Estatales, en defensa de la dignidad del pueblo chubutense.

Los internos del pabellón tres presentaron un escrito en el que hicieron varios reclamos. El principal pedido fue un menú más variado, ya que aseguran que siempre tienen las mismas comidas como guiso de pollo y arroz. Entre otros puntos, se quejaron porque deben convivir con olor a cloacas y los presos que son de otras ciudades solicitaron que permitan más visitas de su familiares.

Desde el miércoles que los presos del pabellón tres de la Alcaidía de Comodoro Rivadavia, están en huelga de hambre. Solicitan un habeas corpus en el que piden un menú de comida más variado y reclaman por las pérdidas de cloacas en el lugar.

Juliana Fuentes, abogada adjunta de la Defensa Pública, confirmó que unos 10 internos iniciaron la huelga. Presentaron un escrito solicitando un habeas corpus. “Ayer se realizó la audiencia donde se presentó un representante del pabellón. Algunas solicitudes fueron sin muchos detalles y solo se hizo lugar al reclamo de cloaca y alimentación”, indicó.

Los pedidos de los presos son por las pérdidas de cloacas, algunos internos oriundos de otras ciudades pedían visitas extraordinarias y denunciaron que las requisas a sus familiares eran invasivas. Pero el punto principal de reclamo, al que la jueza Olavarría hizo lugar, es por un menú más variado y más nutritivo. “Dicen que siempre tiene las mismas comidas, guisos, arroz y guiso con pollo, que no hay alimentación variada, y la jueza solicito que se presente un plan nutricional”, aclaró Fuentes.

Asimismo, la abogada confirmó que se programó una nueva audiencia para el día lunes 16 de diciembre “para revisar que estas cuestiones se estén cumpliendo”, dijo. Además, confirmó que los internos no levantaron la huelga de hambre, que se presume continuará hasta el lunes.

Con respecto al reclamo por las cloacas, los presos dicen que “constantemente hay pérdidas de residuos cloacales” y tienen que convivir permanentemente con el ambiente contaminada con olor cloacal.

Con información del Diario ADNSUR.

La líder opositora cumple una orden de prisión preventiva por 18 meses, hasta abril próximo, a raíz de las investigaciones en su contra por los aportes irregulares de la constructora brasileña Odebrecht a su campaña electoral del 2011 y 2016.

El esposo de la líder opositora Keiko Fujimori, el estadounidense Mark Vito, cumple desde este jueves una huelga de hambre en la puerta de la prisión en la que está recluida en Lima la ex legisladora, a escasos días de que el Tribunal Constitucional resuelva un pedido de excarcelación de la ex candidata presidencial.

Vito explicó que tomó la decisión «en una protesta contra tantos abusos, tantos excesos, tantas jugadas de parte del Ministerio Público», que abrió una investigación contra Keiko por lavado de activos.

Según la agencia EFE, Vito se quejó de «tanto show de parte del fiscal (del caso José Domingo Pérez), que llega un momento que uno dice basta, basta de tantos abusos».

Los intentos de su defensa por sacarla de prisión fueron inútiles y queda pendiente un recurso presentado por su hermana Sachi Fujimori, que debe ser resuelto por el Tribunal Constitucional (TC) el martes 19.

Vito afirmó que Keiko Fujimori «está en prisión preventiva sin fundamento (porque) está investigada por un tema de aportes y en Perú no está tipificado en el Código Penal como delito».

El esposo de la fundadora de Fuerza Popular se instaló en las afueras del penal de mujeres de Chorrillos en una pequeña carpa, rodeado de seguidores de Fujimori que muestran fotografías de su líder y carteles pidiendo su liberación.

En opinión de Vito, «lamentablemente este caso se ha politizado, es un juicio e investigación mediático (aunque) jurídicamente no hay nada».

Un condenado a cuatro años de prisión por una causa de narcotráfico empezó hace una semana una huelga de hambre y en las próximas horas podría negarse también a ingerir agua, en protesta por las condiciones en las que está cumpliendo la sentencia.

El hombre está enfermo de cáncer y debe estar en un lugar en donde pueda caminar o desarrollar alguna actividad física por prescripción médica, pero se encuentra encerrado en un calabozo de reducidas dimensiones de la delegación Rawson de la Policía Federal.

Ahí lo tienen confinado desde que lo detuvieron en Trelew, a mediados de agosto, porque dicen que la Unidad 6 de Rawson está desbordada, no hay lugar para más presos.

Carlos Soto es un comerciante de esta ciudad de casi 50 años, que aún hoy sigue sosteniendo su inocencia; él asegura que fue condenado por prestarle el auto a un conocido suyo al que atraparon con droga y que nada tiene que ver con la organización narco desbaratada en 2013 con el megaoperativo «Valle Blanco», mediante el cual la Policía secuestró una importante cantidad de cocaína y apresó a más de una decena de personas en procedimientos que hizo en la zona, en la provincia de Río Negro y en Buenos Aires.

«El lugar no es el adecuado para estar y a medida que va pasando el tiempo me estoy descomponiendo cada vez más, y eso no tiene solución. Así que arranqué con una huelga de hambre el martes y la voy a sostener hasta que me den el arresto domiciliario, al que ya solicité a través de mi abogado, pero no hay noticias», aseguró Soto en un breve diálogo telefónico que mantuvo con EL CHUBUT.

«¿Ahí donde está no tiene lugar para caminar?», se le apuntó. «No, absolutamente nada. El médico que me revisó me recomendó que caminara, pero este es un lugar de tránsito y solo en el momento que pueden -cuando hay personal disponible- me lo autorizan. Ahí me sostengo un poco y se me mejora la salud. Cuando no pueden autorizarme porque tienen cosas que hacer, empieza mi problema», contó Soto.

«El día martes (pasado) empezó mi problema. Había comido dos galletitas únicamente y a las nueve de la mañana ya me sentí mal, y no puedo soportarlo; tampoco he tenido ninguna respuesta. Lo que se me dice que estoy acá por una emergencia penitenciaria», confió.

«En primer momento pedí el arresto domiciliario respaldando esa petición con la carpeta médica desde el momento en el que me descubrieron todos los problemas que tengo y hasta el momento no he tenido ninguna respuesta», reiteró.

Desde el 26 de agosto que Carlos Soto está alojado en la delegación Rawson de la Federal en un lugar al que describe como «una piecita (calabozo) de dos por tres. Tiene un colchón en el piso y nada más. No hay lugar para caminar, no hay un horario y no corresponde esto por el hecho de que este es un lugar de tránsito», remarcó.

La abogada de este hombre presentó el lunes un recurso de «Hábeas Corpus», insistiendo con lo de la prisión domiciliaria para él y, si no ve que haya alguna respuesta, empezaría con la huelga seca, con la negativa de tomar agua.

Tres trabajadores auxiliares de la educación decidieron este martes, en el marco de la ocupación pacífica del edificio del Ministerio de Educación, iniciar una huelga de hambre por tiempo indeterminado.

Se trata del personal que desde hace diez días mantiene ocupada la sede ministerial reclamando el cobro del porcentaje del retroactivo,  en el marco de un paro de  gremios estatales.

Mónica Vilches, auxiliar administrativa  confirmó que continúan con las medidas en la sede del Ministerio de Educación.  “Estamos en el décimo día de ocupación pacífica y nuestro tercer día de huelga de hambre, medida que tomaron los compañeros auxiliadores de la Educación”, explicó.

Asimismo, indicó que continuarán con la huelga de hambre, ya que “no hemos recibida respuesta, ayer miércoles tuvimos reunión con (Oscar) Antonena, (Pablo) Casutti y (Federico) Massoni, quedaron en darnos respuestas a nuestros reclamos este mediodía”, dijo.

Los trabajadores aclararon además que desde el primer día se permite el ingreso del personal para trabajar en la sede del Ministerio. «Los equipos directivos y jefes de departamento no quieren ir a trabajar, las puertas están abiertas, en ningún momento se prohibió el ingreso», aclararon a ADN Sur.

Lucas Fossati y Dora Pilquiman, docentes que permanecen en el acampe, se sumaron a la huelga de hambre comenzada por los auxiliares en el Ministerio de Educación. Hoy comenzó el segundo día de la medida.

El edificio de Educación está tomado desde hace varios días por auxiliares que llegaron de Trelew, Puerto Madryn y del interior, donde realizan ollas populares y hacen canastas solidarias para ayudar a los trabajadores que no pueden hacer frente a las necesidades básicas por la falta de pago de haberes, así lo informó El Chubut.

 

 

Un grupo de empleados públicos, en particular auxiliares de la educación, decidió este martes en el marco de una asamblea realizada en el edificio del Ministerio de Educación iniciar una huelga de hambre por tiempo indeterminado.

Se trata del personal auxiliar que desde hace días mantiene ocupada la sede ministerial reclamando el cobro del porcentaje del retroactivo correspondiente a los meses de junio y julio de este año. La medida se da en el marco de un paro de actividades de los trabajadores auxiliares y la toma del edificio, lo que impide la realización de todos los trámites administrativos en esa repartición.

“Nosotros estábamos haciendo medidas, esperando que se nos escuche. Hicimos asambleas, movilizaciones, paros, entregamos petitorios y después la ocupación pacífica del Ministerio, pero todo eso sin respuestas, así que hemos decidido pasar a una medida de fuerza más extrema”, dijo Paola Etcheverry, una de las trabajadores que participa de la medida.

En contacto con Cadena Tiempo sostuvo que la medida de la huelga de hambre se realizará “hasta que den una respuesta” a los reclamos realizados y recordó que los principales tienen que ver “con lo adeudado de junio y julio”, así lo reseña ADNSur.

El líder mapuche, condenado a 9 años de prisión, inició una huelga de hambre en la cárcel de Temuco. En Santiago la Justicia decidió que dirá en dos semanas si anula el juicio.

La Corte Suprema de Justicia de Chile decidió dar a conocer el 14 de febrero su decisión frente el recurso de nulidad de la sentencia que condenó al referente mapuche argentino Facundo Jones Huala a 9 años de prisión, por el incendio de una vivienda de la zona de Valdivia, en 2013. Como medida de protesta y de reclamo, inició el jueves una huelga de hambre en la cárcel de Temuco, donde cumple la condena.

Jones Huala reclama que se declare la nulidad de la sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Penal de Valdivia y que se constituya una nueva cámara para realizar otro juicio, en el que -dijo su abogada- no podría valorarse la prueba de la misma manera.

En las objeciones de los abogados hay asuntos graves, como el uso de información de los servicios de inteligencia por parte de la Fiscalía, sin conocimiento de la defensa, hasta asuntos puramente de valoración de prueba.

Los 9 años de cárcel se establecieron por dos delitos: el incendio en sí mismo y la tenencia de un arma de fabricación casera, hallada en el lugar donde residía Jones Huala.

Por caso, se cuestiona que la única testigo que declaró que vio Jones Huala con anterioridad no lo reconoció en la sala.

Además, hicieron notar que el arma de fuego se secuestró en el allanamiento de la vivienda donde residía Jones Huala, con la consigna de que estaba dentro de un bolso rojo. En el acta, el arma se registra antes que el bolso.

“Se utilizó prueba obtenida mediante la Ley de Inteligencia, sin control de la defensa, que no pudo tener acceso a toda la información por ser secreta”, dijeron en su momento los abogados.

“Es una condena basada en elementos que nacen por aplicación de la Ley de Inteligencia. El fiscal lo sabía con anterioridad”, dijo ayer una de las abogadas del barilochense, Karina Riquelme, luego de la audiencia en Corte, en declaraciones a la radio Kvrruf.

Otro elemento incluido en la apelación es el hecho de que por las descripciones del atacante que hicieron las víctimas, se trata de una persona de 1,80 metros de estatura; Jones Huala mide 1,70.

Sin comer

En la cárcel de Temuco donde está detenido desde que fue extraditado, en 2018, Jones Huala inició una huelga de hambre como protesta y en apoyo a su reclamo en la Corte. Es incierto si mantendrá la decisión hasta el 14 de febrero; en el medio hay 16 días.

No es la primera vez que realiza una protesta de este tipo; cuando estaba en análisis su extradición, llevó adelante algo similar en la cárcel de Esquel.

La convocatoria para escuchar la decisión de la Corte es el jueves 14 de febrero a las 8.30.

Río Negro