Tag

Hoteleros

Browsing

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, se reunió esta mañana en su despacho con el secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), Patricio Rosales y otros miembros del gremio.

Los dirigentes gremiales solicitaron al mandatario local la continuidad del horario de cierre de establecimientos gastronómicos a las 0:00, a fin de garantizar las fuentes de trabajo, dado que la actual situación epidemiológica de la ciudad lo permite.

“Tenemos una necesidad desde el sector de poder trabajar en el horario nocturno que es cuando se da la mayor demanda, es decir cuando más clientes concurren a los establecimientos”, explicó Rosales luego del encuentro.

“Esta oportunidad y posibilidad no es para que las empresas se salven sino para que puedan hacer frente al pago de los salarios. Necesitamos el acompañamiento del Ejecutivo que con buen criterio ha entendido la necesidad y reclamo del sector”, indicó el dirigente sindical.

Este jueves a la mañana, empresarios gastronómicos y del sector turístico, comercial y hotelero se manifestaron en inmediaciones del Museo Ferroportuario para pedir una vez más la reglamentación de la Ley de Emergencia Turística, protocolos unificados a nivel nacional y la apertura de fronteras, interprovinciales e internacionales.

«Estamos tratando de sostener nuestros negocios, con los empleados adentro. Estamos dándole pelea a eso pero es muy difícil. Si bien tenemos el apoyo del ATP, no alcanza», señaló Julieta Pautasso, dueña del local gastronómico, Junior B.

«Necesitamos que se sancione la Ley Emergencia Turística para que nos den un respaldo. En mi casa tengo 18 empleados. Además tenemos que seguir pagando impuestos».

Por su parte, la agente de viajes en Mar del Sur Viajes, María Luján Arze, manifestó que «desde el 20 de marzo no facturamos. No tenemos la posibilidad de comercializar nada. Necesitamos urgente que se reglamente la Ley de Emergencia Turística a nivel nacional».

«También necesitamos protocolos unificados y que se habrán las fronteras nacionales e internacionales. No pretendemos llenarnos de plata, sino poder pagar los compromisos, con las familias que dependen de nosotros».

«El turismo es una actividades que repercute en otras áreas como transportes, guías, artesanos, hoteleros, gastronómicos», dijo y agregó: «Muchos colegas ahora comenzaron a vender alimentos, productos de limpieza, mi marido y yo vendemos comida en un food truck».

Unos 15 restaurantes , hoteles emblemáticos de la ciudad bajaron sus persianas en los últimos 100 días. La pandemia no perdona. Pagar alquileres, sueldos, cargas sociales, impuestos y además procurar obtener una rentabilidad es imposible. En este contexto crítico se espera que en las próximas semanas cierren unos 50 locales gastronómicos –hoteleros más. Así se desprende de los datos ofrecidos por el propio Secretario Adjunto de la Unión de Trabajadores Gastronómico (UTHGA), Mariano Cebellín al programa radial “Actualidad 2.0”.

“El paso hacia atrás con la vuelta de los cierres de los establecimientos gastronómicos fue un golpe duro; los índices nos está demostrando que estamos teniendo muchas pérdidas de puestos de trabajo, establecimientos que ya cierran. Tenemos alrededor de 12 a 15 establecimientos tanto hoteleros como gastronómicos que cerraron. Estamos hablando de casi 100 puestos de trabajo. Tenemos una proyección de 50 establecimientos que están en una cornisa que es incierta y posiblemente no puedan pasar esta pandemia y es otra pérdida de otros 400 puestos más de trabajo”.

Los datos son duros y la situación de empleados y propietarios desesperante. “Realmente estamos empezando a tener situaciones de hambre y -como dijo Luis Barrionuevo (referente sindical) -en los medios nacionales se está muriendo más gente de hambre que de Covid -19”. Estamos pidiendo que se tomen decisiones para que este sector no desaparezca”, manifestó.

Mesas y habitaciones vacías

“La Tradición”, “Bar Mix”, “Cayo Coco del Mar”, “Puerto Cangrejo”, “Del Viento”, entre otros son algunos de los restaurantes íconos de nuestra ciudad que bajaron las persianas en los últimos 100 días de cuarentena. “No pudimos aguantar más las “no ventas”, tenemos una estructura muy grande para la poca gente que iba.

La realidad cambió –explica Adrián Mariño, propietario de “Cayo Coco” respecto al cierre de una de las sucursales- el protocolo nos lleva a trabajar a un 30 -35 % de las mesas, de ahí tenes que llenarlas y con eso acompañar del servicio de delivery y que la gente venga a buscar la comida al local, entonces todo eso te hace un equilibrio que permite mantenerte no es que vas a tener la realidad que tenías antes que era el negocio lleno, gente en espera, esa realidad creo que va a costar un tiempo.

Los hoteles padecen la misma situación. Pese a estar abiertos, las habitaciones no están ocupadas porque al no estar habilitados los vuelos no hay demanda concreta de huéspedes. Así lo confirmaba Víctor Correia, gerente de Lucania Palazzo Hotel quien se sumó al pedido de Emergencia Económica para el sector que permita sobrellevar la grave crisis que atraviesa el sector.

En este marco se está impulsando una campaña para que se declare la Ley de Emergencia Económica para el sector. “Lo que se está solicitando son ayudas del estado que sean subsidios porque los negocios no dan más y si son créditos que sean a tasa “0”, te dan un crédito a pagar, te dicen tres meses de gracia para pagarlo, ya pasaron y yo tengo que empezar a pagarlo. La realidad a mí no me cambió en tres meses”, explica Mariño. “Es un pedido de Ley de Emergencia para que no sigan quebrando empresas ni restaurantes, ni hoteles, ni cafeterías, ni lugares de turismo las agencias de turismo están totalmente fundidas”.

 

Debido a la crisis que atraviesan diversos sectores económicos de Comodoro Rivadavia, ante la pandemia de coronavirus, los hoteleros y gastronómicos se manifiestan este jueves. El original reclamo del sector hotelero, consistió en colgar una decena de sábanas, desde las ventanas de las instituciones.

La protesta es simbólica y se llevará a cabo durante todo el día jueves, donde manifestarán el pedido de una ley de emergencia, que los ayude a sostener la continuidad de la actividad. En la ciudad ya han cerrado varios locales gastronómicos históricos por la pandemia.

Foto: ADNSUR

Víctor Correia, gerente del Lucania Palazzo Hotel, manifestó ayer miércoles que la crisis que se está viviendo hoy «no es algo que se vaya a resolver con los paliativos que ofrece el gobierno, sino que necesitamos soluciones a largo plazo”, indicó.

Asimismo, destacó que “cuando hablo de largo plazo, me refiero a dos o tres años hasta que esto se vuelva a resolver, hablando de créditos blandos, créditos solamente a tasa 0, que se siga manteniendo la ayuda salarial que ofrece el gobierno para pagar los salarios relacionados a turismo y demás”, dijo.

Correia aclaró que el sector necesita una serie de ayudas económicas e impositivas que tienen que sostenerse en el tiempo “nosotros hoy tenemos el hotel abierto y no tenemos huéspedes, entonces mientras no haya conectividad aérea, por ejemplo, no vamos a tener la posibilidad de tener huéspedes porque somos una ciudad que se nutre específicamente de nivel corporativo”, manifestó.

Debido a la crisis que atraviesan diversos sectores económicos de Comodoro Rivadavia, ante la pandemia de coronavirus, los hoteleros y gastronómicos se manifestarán este jueves.

La protesta será simbólica, sin horario de inicio y durante todo el día, donde manifestarán el pedido de una ley de emergencia, que los ayude a sostener la continuidad de la actividad. En la ciudad ya han cerrado varios locales gastronómicos históricos por la pandemia.

“El jueves habrá una gran movilización, tiene que ver con la crisis que se está viviendo y no es algo que se vaya a resolver con los paliativos que ofrece el gobierno hoy, que son paliativos en el durante, sino que necesitamos soluciones a largo plazo”, indicó Víctor Correia, gerente del Lucania Palazzo Hotel.

Asimismo, destacó que “cuando hablo de largo plazo, me refiero a dos o tres años hasta que esto se vuelva a resolver, hablando de créditos blandos, créditos solamente a tasa 0, que se siga manteniendo la ayuda salarial que ofrece el gobierno para pagar los salarios relacionados a turismo y demás”, dijo.

Correia aclaró que el sector necesita una serie de ayudas económicas e impositivas que tienen que sostenerse en el tiempo “nosotros hoy tenemos el hotel abierto y no tenemos huéspedes, entonces mientras no haya conectividad aérea, por ejemplo, no vamos a tener la posibilidad de tener huéspedes porque somos una ciudad que se nutre específicamente de nivel corporativo”, manifestó.

Por último, expuso la difícil situación que atraviesa el hotel, que hace tres meses no tiene ingresos y sin embargo sigue pagando salarios, impuestos “seguimos endeudándonos. Los préstamos que hemos pedido para solventar todo este tipo de gastos, tenemos que pagarlos y nuestros préstamos empiezan a regir los pagos a partir de julio y llegamos a julio y seguimos sin ingresos, con el hotel vacío”, afirmó a Diario Crónica.

Cuando se está por decidir un regreso a la Fase 1 de la cuarentena en el AMBA, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) advirtió que por la cuarentena el 70% de los establecimientos hoteleros y gastronómicos prevén la quiebra de su empresa si sigue la inactividad.

Con realidades diferentes en el país en cuanto a las restricciones por la cuarentena, el sector gastronómico y hotelero sigue siendo uno de los más afectados por las medidas de aislamiento para evitar el contagio de Coronavirus.

Si bien en algunas provincias se permitió la apertura de estos comercios con limitaciones, en su gran mayoría siguen trabajando sólo mediante las modalidades Take Away o delivery, que no alcanza para cubrir los costos.

En ese contexto, el 65% de los hoteles y el 75% de los restaurantes y bares de todo el país, que emplean a unas 650.000 personas, están “al borde de la quiebra” según alertó este martes (23/6) la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).

La presidenta de la entidad Graciela Fresno, aseguró que “un estudio que realizamos para analizar la situación del sector a partir de la pandemia de coronavirus reveló que el 70% promedio de los establecimientos hoteleros y gastronómicos prevén la quiebra de su empresa si continúa esta situación de inactividad”.

“Estos datos fundamentan la solicitud de la Fehgra para que el Gobierno nacional sancione con urgencia una ley que declare la Emergencia Económica del sector”, remarcó Fresno en declaraciones que reprodujo la agencia estatal Télam.

La información sobre la situación del sector hotelero y gastronómico de todo el país fue relevada por la Fehgra junto a la consultora económica Invecq con el objetivo de actualizar datos sobre la situación de la actividad, que se vio severamente impactada por la pandemia.

El trabajo reveló que en el ámbito de la hotelería, la caída interanual en la actividad fue del 83% en abril y mayo, con una proyección del 79% para junio, y que la región más castigada por la crisis es la ciudad de Buenos Aires.

Además, indicó que el 80% de los empresarios solicitó la ayuda del programa ATP y aun así, solo el 41.7% ha podido pagar en su totalidad los salarios del mes de abril.

El relevamiento también permitió comprobar que el 72% de los dueños de los hoteles, los restaurantes y los bares de todo el país no podrá pagar el alquiler de mayo, que el 33% no pudo pagar los servicios desde el inicio de la pandemia y que el 19,8% no pudo abonar la totalidad de los impuestos de los períodos de abril y mayo.

Por último, puntualizó que el 56% de los encuestados solicitó financiamiento bancario en abril y mayo, aunque de ese grupo poco más de la mitad efectivamente lo recibió.

Con buen tino, y dispuesto a ofrecer respuestas contenedoras frente a los efectos nocivos provocados por el brote pandémico del coronavirus, el intendente de Rawson, Damián Biss recibió el martes a representantes hoteleros, quienes expusieron su preocupación por la desaceleración de la actividad. Los prestadores manifestaron su beneplácito, concluido el encuentro, al conocer la voluntad municipal de evaluar paliativos para salir del ajuste actual que asfixia al rubro.

El intendente, acompañado del subsecretario de Desarrollo Económico, Eduardo Varela, planteó la apertura de una mesa analítica, con participación de cuadros técnicos, para ofrecer opciones a la complejidad contextual.

Biss, planteado el escenario de crisis, inició charlas con distintos sectores afectados directamente por la proliferación mundial del CoViD-19. Incluso, supervisado permanentemente por el mandatario municipal, el Ejecutivo transcurre la tercera semana del programa de viandas solidarias, con intervención temprana en los sectores más vulnerables; junto a ellos, orquestó otras acciones preventivas para contener el brote epidemiológico.

“En los próximos días habrá una nueva reunión con nuestro equipo técnico y representantes del sector para evaluar situaciones y analizar opciones impositivas para acompañarlos, teniendo en cuenta el gran párate actual”, comentó el intendente de Rawson. Además “estudiamos el proyecto presentado en el Concejo Deliberante referido a la creación del Ente Mixto de Turismo en nuestra ciudad, y la elaboración de la propuesta y proyectos”.

“Hablábamos también –agregó Biss-, de la importancia de generar un protocolo para cuando el momento lo propicie, tengamos la posibilidad de flexibilizar este sector, que tal vez sea una de las actividades que más nos cueste ponerla en marcha nuevamente”, deslizó.

Palabra de aliento

El responsable de Costa del Sol, Gustavo Zorrilla, evaluó como “positivo” el encuentro con el mandatario municipal al subrayar que “siempre escucha nuestros inconvenientes, que no son ajenos a otras actividades económicas”.

“Las palabras del intendente fueron alentadoras. Incluso existe un compromiso municipal de evaluar algunos beneficios impositivos”, señaló el empresario hotelero.

Ánimo

“Vemos con buenos ojos que podamos charlar con el intendente” sobre las particularidades que atraviesa el sector, mencionó por su parte el responsable de hospedaje Sampedro, Daniel Detlefsen. “Escucharlo nos animó, tranquilizó y motivó a seguir trabajando, porque con sus palabras vamos a llegar a un destino feliz”, dijo.

“Estamos contentos y agradecidos porque el intendente nos escuchó. Evaluamos estrategias para poder seguir trabajando, preparándonos para cuando este termine”, comentó el empresario.

“Le pedimos al intendente que tenga en cuenta una exención de Ingresos Brutos y de Habilitación Comercial por unos meses hasta que pase este inconveniente y podamos empezar a trabajar. También que evaluemos un pedido ante la Cooperativa Eléctrica para que por lo menos nos bajen la categoría de Comercial a Residencial y pagar menos”, explicó.

Al mismo tiempo, “estamos tratando de obtener créditos para poder pagar a las personas que trabajan con nosotros. Y luchando para ver cómo podemos no resultar más perjudicados de lo que estamos”, concluyó. En el encuentro, también estuvo presente el responsable de Hotel Punta León, Tomás Oliver, y el presidente de la Cámara de Comercio, Miguel Larrauri.