Tag

Hospital Militar

Browsing

El director del Hospital Militar Central, Sergio Maldonado, aseguró hoy que esa institución ya aplicó la primera dosis de la vacuna en fase tres de experimentación de las farmacéuticas Pfizer y Biontech a los 4.500 voluntarios con “una tolerancia de acuerdo a lo esperado” y “ahora estamos vacunando una segunda dosis”, dado que ya trascurrieron más de 21 días de las primeras inoculaciones.

“Ya hemos vacunado con una primera dosis a 4.500 voluntarios y ahora estamos vacunando una segunda dosis”, dijo a Télam Maldonado, quien explicó que «tiene dos dosis que se suministran con una diferencia de 21 días entre dosis y dosis”.

“Estamos bien en tiempo, bien organizados y las tareas se desarrollan en sus tres áreas sin ninguna interferencia: el hospital cumple con su función como hospital de alta complejidad; atiende a los pacientes sospechosos y confirmados con Covid-19; y también puede recibir a esos voluntarios, vacunarlos, y hacer que retornen a la sociedad sin ningún tipo de problema”, detalló.

Y si bien el control médico del ensayo lo lleva adelante el investigador principal del estudio Fernando Polack y su equipo, Maldonado contó que “la tolerancia de la gente a esta primera dosis es normal, va de acuerdo a lo que esperaban” según “lo que manifiestan los investigadores”.

“Tuvimos una semana antes de comenzar la vacunación de prácticas muy intensas y hay 500 personas que trabajan en todo el circuito, lo que nos permitió tener el grado de preparación suficiente para largar de a poquito pero ir incrementando la cantidad de voluntarios y hoy, al mes de haber comenzado, podemos decir que estamos cumpliendo con los objetivos fijados”, expresó el director del Hospital Militar.

Del ensayo clínico de esta vacuna que se realiza simultáneamente en Brasil, Estados Unidos y Alemania, participan en Argentina 4.500 personas de entre 18 y 85 años que fueron seleccionadas a partir de 20 mil voluntarios inscriptos.

“Tenemos una vinculación científica con los investigadores, confían en nosotros y cuando deciden probar la vacuna en Argentina el doctor Polack nos invita a que seamos la única sede porque sabía de la capacidad, no solo del equipamiento estructural sino también profesional de nuestra gente como para poder apoyar este desarrollo. Decidieron tener una única sede porque saben de lo que es capaz este hospital”, dijo.

El estudio que dirigen los investigadores Fernando Polack, Gonzalo Pérez Marc y Romina Libster, comenzó el 10 de agosto y en un comunicado reciente el Hospital informó que “en los primeros días de enrolamiento las pruebas resultaron muy bien toleradas por todos los participantes y sólo se reportaron síntomas leves (fiebre y dolores locales en la zona de aplicación), coincidentes con los relevados en Estados Unidos y Alemania, donde también se realizó el testeo de eficacia”.

Para la evaluación de pacientes se utiliza un sistema electrónico de monitoreo, operado por voluntarios por medio de una app, que es atendido por un equipo médico de vigilancia y el estudio prevé el seguimiento de los pacientes durante dos años con visitas programadas al Hospital Militar Central.

El ensayo clínico tiene un diseño denominado doble ciego, esto significa que la mitad de las personas recibirá la vacuna y a la otra un placebo, sin que médicos ni pacientes conozcan qué administran o reciben para garantizar la objetividad de los resultados.

Para llevar adelante este programa, más de 700 personas trabajan en la atención médica, las consultas diarias y los traslados de los voluntarios desde el domicilio hasta el Hospital Militar Central y viceversa, señaló Télam.

Luego de registrarse un nuevo día récord de contagios, con un total de 12.027 casos en las últimas 24 horas -según indicó el Ministerio de Salud de la Nación-, el Hospital Militar Central le informó a la empresa Vittal que “ya no cuenta con disponibilidad de camas en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI)”.

El Hospital Militar Central, ubicado en Palermo, tiene un total 317 camas, entre las que se cuentan 15 de terapia intensiva y 10 de intermedia, y 10 de guardia médica. Según indicaron en el comunicado, todas las unidades ya fueron ocupadas, por lo que no podrán recibir nuevos pacientes, excepto que sean «militares en actividad», según figura en el fax enviado a la empresa de traslados de emergencias. Fuentes del hospital le contaron a este diario que en el último mes fallecieron alrededor de 60 personas con Covid-19.

Vacuna Pfizer

Cabe recordar que en este centro de salud, con más de 131 años de antigüedad, se llevan a cabo -desde el 10 de agosto-, los ensayos clínicos de la fase 3 de la vacuna contra el coronavirus, que desarrollaron conjuntamente las empresas Pfizer y Biontech. La investigación está a cargo del doctor Fernando Polack y avanzó con la vacunación de 4.500 voluntarios.

Con los casos reportados en la noche de este martes, Argentina superó los 500 mil contagiados de COVID-19, y se ubica en el décimo lugar del ranking que elabora la Universidad estadounidense Johns Hopkins. Mientras que, con 278 nuevas muertes el número de fallecimientos ascendió a 10.405.

Asimismo, hay 2.719 pacientes internados por coronavirus en las distintas unidades de terapia intensiva (UTI) del país, mientras que el porcentaje de ocupación total de camas en las UTI adulto es de 61,6 por ciento en la nación y de 67,8 por ciento en el AMBA, según la información reportada por las diferentes jurisdicciones.

La pandemia desnudó la fragilidad de todos los sistemas de salud a nivel mundial, y Argentina, a pesar de los esfuerzos, no fue la excepción. La comunidad médica alertó la semana pasada sobre una situación que se revela dramática. Los médicos de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) emitieron un comunicado en el expresaron que el país “está perdiendo la batalla ante el virus”, e intentaron concientizar a la población ante una visible relajación de las medidas de cuidado.

Fuente: Telam

El Coronel Néstor Edgardo Leonard, comandante de la IX Brigada Mecanizada de Comodoro Rivadavia, brindó detalles acerca de los casos positivos de coronavirus que se registran entre el personal de la fuerza.

“Como el resto de la comunidad, estamos padeciendo también algunos problemas con casos positivos”, admitió. Y detalló que en el caso del Ejército, hay en el Regimiento de Infantería Mecanizada “tres casos positivos (dos oficiales y un suboficial) y tenemos algunos aislados por ser contactos estrechos”.

Asimismo, el Coronel indicó que en el Hospital Militar hay un caso positivo, tal como adelantó el fin de semana ADNSUR. Se trata de una enfermera que contrajo coronavirus, pero además “hay una serie de contactos estrechos que también están en aislamiento, incluido el director del hospital, el director operativo, más una farmacéutica y un agente civil”, detalló.

Y además hay dos suboficiales más que llegaron desde la provincia de Mendoza y quedaron asilados preventivamente, pero están pronto a ser dados de alta.

“También en Kilómetro 11 tenemos hisopados al jefe y segundo jefe, oficiales”, aseveró Leonard, y finalmente señaló que “en el ámbito del comando hay un caso positivo de un oficial superior”, mientras que dos oficiales jefes están esperando resultados de los hisopados, y presentan síntomas.

El comandante aclaró – en la Cien Punto Uno – que, en este contexto, “el hospital Militar sigue funcionando con cierta normalidad, con seguimiento de atención a los vecinos, y realizando hisopados en la parte externa” tres veces a la semana, de acuerdo a lo que determina el área programática. Sumado al apoyo de personal y control.

Un trabajador de la salud del Hospital Militar de Comodoro contrajo coronavirus, por lo que varias familias fueron aisladas en las últimas horas, según pudo saber ADNSUR.

El nuevo caso positivo en el área de la salud en la ciudad se suma a los dos ya conocidos en el Comité de Crisis, por lo que Myriam Monasterolo -directora del Área Programática Sur- y varios voluntarios también se encuentran aislados, tal como anticipó ADNSUR.

Así lo informó este viernes la titular del Área Programática Sur, Myriám Monasterolo. Ella y otros voluntarios y trabajadores del Comité que funciona en el Centro Cultural de Comodoro fueron aislados de manera preventiva por 14 días y trabajarán desde sus casas. Las instalaciones ya están siendo desinfectadas.

Mientras tanto, a fines de agosto, debieron cerrar la terapia intensiva neonatal en La Española por el caso positivo de coronavirus de un médico. El sector permanece cerrado hasta cumplirse los 14 días, mientras que también se colocó en aislamiento a otros trabajadores de la salud y a familiares del médico contagiado.

En una carrera contra el tiempo, para encontrar la cura o el tratamiento que acabe con la pandemia del COVID-19, Argentina fue seleccionada para testear la vacuna del laboratorio Pfizer contra el coronavirus. La locación para llevar a cabo las pruebas es el Hospital Militar Central Cirujano Mayor Dr. Cosme Argerich.

“Firmamos un convenio de cooperación mutua entre el investigador principal que es el Dr. Fernando Polak y el Hospital Militar Central que representa al Ejercito Argentino y al Ministerio de Defensa. A partir de hoy empezamos a trabajar dando el apoyo logístico para la investigación y así los investigadores puedan desarrollar esta prueba tan importante para la vacuna del coronavirus”, comentó el coronel Sergio Maldonado, director de la institución.

Este acuerdo, firmado por Polack y por el director del nosocomio, marcó el inicio de la tercera fase de pruebas de la vacuna contra el COVID-19 a realizarse en nuestro país junto con Estados Unidos y Brasil.

En este sentido, Fernando Polack explicó que el convenio se debe a la larga historia de colaboración de su grupo de investigación con los investigadores que participan y que trabajan regularmente en el Hospital Militar Central: “Una historia que ha producido hechos muy importantes en la historia de la salud, particularmente en los chicos con el cuidado de la bronquiolitis y en entender cómo proteger a la población más vulnerable. Ahora se corona con esta oportunidad de participar en uno de los estudios más importantes para encontrar una vacuna contra el COVID-19″.

La vacuna está basada en la tecnología del ARN mensajero, que lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras. La misma comenzó sus ensayos en Alemania a fines de abril y en EEUU a principios de mayo.

“Actualmente hay cinco estudios en marcha en todo el mundo de los cuales se involucran hasta 100 centros de investigación, testeando distintas estrategias para tratar de frenar este problema que nos angustia tanto a todos. Y uno de esos proyectos ha venido al Hospital Militar a ser evaluado por nuestro equipo de investigación y tratar de ver si le podemos poner un freno a esta situación antes de fin de año”, enfatizó Polack.

El Hospital Militar Central es un centro sanitario de alta complejidad que tiene 130 años de antiguedad. Cuenta con más de 90 servicios y es además un núcleo importante para la formación de profesionales en las distintas especialidades.

La participación del país en la cura del COVID-19

De acuerdo al investigador, participar de este programa tiene múltiples consecuencias: “Estamos con un proyecto muy ambicioso, que si bien representa menos del 20% del estudio global, representa al sitio más grande en esta evaluación. Por otro lado, abre la puerta a que el país pueda pugnar por cambiar su lugar en la fila de reparto de las vacunas donde los países más poderosos de la tierra quieren estar primeros. Estamos tratando de contribuir para mejorar la situación para nuestro país”.

La muestra seleccionada para participar del ensayo es bastante amplia. “Lo que queremos es proveer una muestra del AMBA que también sirva a las autoridades eventualmente para tener una mirada representativa de lo que sucede. Por ese motivo, a través de la comisión de ética del HMC y de la ANMAT, procesamos un link que abre la posibilidad a todos los ciudadanos sin ninguna distinción y también a los habitantes de la Argentina que no son argentinos. Hoy contamos con más 25 mil inscritos para 4500 vacantes, por lo tanto no todos los que se anotan van a ser convocados”, aseguró Polack.

¿Puede la vacuna en el día a día entre nosotros prevenir la enfermedad? “En lo personal lo tomo con una responsabilidad. Tenemos que hacer esto muy bien y de manera profesionalmente. Al igual que con el proyecto de plasma, estamos involucrando a catorce instituciones nucleadas que tiene como centro el HMC para prevenir la enfermedad”, enfatizó el investigador.

“Hoy la posibilidad que tiene el EA de poder ayudar y cooperar así como dar el apoyo logístico en una medida que pensamos va a acercar el fin de la pandemia que nos afecta a todos. La experiencia es muy importante, pero lo más importante para nosotros es ayudar a la comunidad como viene haciendo las fuerzas armadas desde que comenzó todo”, concluyó Maldonado.