Tag

Homicidio

Browsing

En la fecha se concretó mediante el formato de videoconferencia la audiencia de revisión de la prisión preventiva que pesa sobre los condenados Nicolás Núñez y Fabián Hernández en relación al homicidio del pescador Gustavo Fozziano.

El tribunal de revisión fue conformado por los jueces Mariano Nicosia y Mariel Suárez; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Adrián Cabral, fiscal general; la defensa de los imputados fue ejercida por Cristina Sadino y Lilian Borquez defensoras públicas.

En un primer momento el fiscal recordó que los coimputados se encuentran condenados en segunda instancia por un hecho ocurrido el pasado 22 de abril de 2018 donde resultó la muerte de Gustavo Fozziano. El 24 de abril de 2018 se llevó a cabo la audiencia de apertura y control por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor para Núñez y de partícipe necesario para Hernández. En septiembre de 2019 se llevó a cabo el juicio oral y público donde el tribunal los condenó como autores; posteriormente se llevó a cabo una audiencia de impugnación ordinaria en marzo de 2020 confirmando el tribunal de Cámara la pena de 14 años de prisión para Núñez y de Hernández modificó la pena impuesta en primera instancia a 19 años y 8 meses de prisión. Persiste a la fecha el peligro de fuga en ambos, ya que poseen una condena y el doble conforme, la confirmación de un tribunal de segunda instancia. No han variado las condiciones por las cuales se les dictó la prisión preventiva, la gravedad del hecho y el monto de la pena, y a los fines de la aplicación de la Ley penal, solicitando se mantenga la prisión preventiva para ambos condenados, hasta que la sentencia quede firme.

Por la defensa de Núñez, Dra. Sadino en virtud de los peligros procesales existentes, no encuentra argumento legal para oponerse al mantenimiento de la situación de detención de su pupilo.

La defensa de Hernández, Dra. Borquez, impugnó la sentencia de la Cámara Penal ante el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia y ha sido admitida. Diciente con la fiscalía en que el estado de inocencia es un estado absoluto hasta que la sentencia quede firme. Sin embargo no han variado los peligros procesales por los cuales se le dictó la medida a Hernández por lo cual no formuló objeción a ello.

Finalmente el tribunal de revisión resolvió por unanimidad mantener la prisión preventiva de ambos condenados hasta que la sentencia quede firme, ya que no se ha controvertido lo que propuso el fiscal, de mantener la prisión preventiva de Núñez y Hernández. Tampoco han variado las circunstancias por las cuales se les dictó la prisión preventiva a ambos.

Bajo un estricto control sanitario se concretó la mañana del presente viernes la audiencia preliminar por el homicidio de Brian Gómez. La fiscal y la querella presentaron su acusación pública, ofrecieron prueba y requirieron la elevación de la causa a juicio. Por su parte la defensa del único imputado Ángel Luis Hernández, funcionario policial, presentó nueva prueba, solicitó el sobreseimiento de su pupilo y subsidiariamente se cambie la calificación legal del caso a “homicidio culposo”.

Cabe mencionar que el pasado 15 de noviembre de 2019 el Ministerio Público Fiscal, representado por la fiscal general, Cecilia Codina y la funcionaria de fiscalía, Eve Ponce, presentó la acusación pública del caso, la cual se debatirá, junto a la prueba testimonial y documental ofrecida, en dicha audiencia preliminar. La calificación legal que consta en la acusación es la de “homicidio simple, con dolo eventual”, en calidad de “autor” para Hernández, la cual conlleva una pretensión punitiva de “15 años de prisión”. La querella, representada por Lucía Pettinari y Luciana Risso, abogadas de la Defensa Pública, en representación de la madre y la hermana de la víctima, adhirió a la acusación fiscal en el hecho imputado, planteando calificación legal, en subsidio como “homicidio simple con dolo eventual” y su pretensión punitiva de 6 años; y con la calificación principal de 15 años de prisión.

El defensor Daniel Fuentes por su parte planteó el sobreseimiento de su defendido Hernández ya que a su criterio “la investigación ha sido parcializada”. “No tiene dudas que el autor del golpe a Brian Gómez fue una persona del grupo antagónico” que se encontraban con él en el interior del pub. Solicitando se investigue las redes sociales en el entorno de la víctima. Cuestionando la rueda de reconocimiento de personas y solicitando se la declare nula. “Subsidiariamente propuso el cambio de calificación legal del caso, ya que no habría dolo, ni siquiera dolo eventual”. El golpe fue para tratar de disipar la escaramuza, aseguró el defensor. Claramente su conducta quedaría encuadrada bajo la figura de “homicidio culposo” concluyó.

La fiscal solicitó se rechace el pedido de sobreseimiento y sostuvo la legalidad de la rueda de personas. “No es verdad que la Fiscalía haya hecho una investigación parcial”, enfatizó la fiscal Codina, ya que se investigó absolutamente todas las hipótesis. “Nunca se violó el debido proceso, ni el derecho a defensa en juicio”. El golpe que recibe la víctima no fue ni con el vidrio, ni con el auto, sino con un elemento tipo tonfa. Hernández no estaba autorizado a utilizar tonfa. En el lugar había dos efectivos policiales, por eso se hace la apertura por los dos, luego de la rueda se determina que el autor fue Hernández.

?

La querella cuestionó el sobreseimiento requerido por el defensor, ya que ello debe ser debatido en juicio oral y público. Oponiéndose también al cambio de calificación legal ya que hay prueba independiente, testimonial que van a venir al juicio a abonar la teoría de la fiscal y la querella. Solicitando se rechace el sobreseimiento ya que el lugar para que eso se pueda debatir es el juicio oral y público. La nulidad planteada no derriba la teoría del caso de la fiscal y la querella, concluyó.

El juez penal Mariano Nicosia resolvió que “una buena parte de los extremos del hecho no se encuentra discutido por la defensa”. Cuestionando el reconocimiento de personas de so testigos, pero ello no conduce a la nulidad, aseguró el juez. “No puede darse ningún resultado de valor a las diligencias en las que participaron estos dos testigos”. Se ha acreditado con grado de probabilidad la autoría de Hernández en los hechos. Hubo otro testigo menor que fue absolutamente consistente en su declaración y en la rueda de reconocimiento. “Es la propia declaración del imputado la que fortalece la declaración de éste menor”, afirmó el juez. La conducta posterior de Hernández, como funcionario policial, viene a avalar la tesis de los cargos. Por todo ello rechazó la nulidad y el sobreseimiento planteado por la defensa, elevando la causa a juicio oral y público. Autorizando la apertura del debate por la calificación principal de “homicidio simple, con dolo eventual”, subsidiariamente “homicidio simple cometido con exceso en el cumplimiento de un deber”; y como tercer calificación “homicidio preterintencional” en calidad de “autor”. Correspondiendo un tribunal colegiado para el juicio.

El homicidio de Brian Gómez:

El hecho investigado acontece el pasado “15 de septiembre de 2.018, siendo las 04,50 horas aproximadamente, cuando Brian Gómez y M. P., quienes habían protagonizado una discusión dentro del local comercial Drawn, sito en las calle San Martín N° 373 de esta ciudad, fueron expulsados del mismo. Dicho local comercial contaba con dos personas de seguridad privada en el interior del mismo y en su puerta de ingreso con la presencia de dos efectivos de policía adicional, siendo estos Luis Ángel Hernández y Santiago Casner.

Una vez afuera del local comercial, ya expulsados, M. P. acompañado de su novia, su hermano, y tres testigos, se dirigieron por la calle San Martín hasta el lugar comercial Galatea modas sito en la altura catastral 321. Ubicados frente al local de modas antes mencionado, arriba al lugar el joven Brian Gómez con el fin de continuar la discusión que les había costado la expulsión del local comercial, propinándole Gómez a uno de ellos un golpe de puño y a continuación se produjo un forcejeo entre Gómez y M. P. dentro del hall de dicho local de modas, cayendo ambos sobre la vidriera provocando la activación de la alarma de seguridad del local comercial. A raíz de esta última situación descripta intervinieron en la reyerta, dos testigos.

Ante la pelea precedentemente descripta, llegan al lugar, los dos policías adicionales del local “Drawn Pub”, Hernández y Casner, acompañados por las dos personas de seguridad privada de dicho local comercial. El Sub oficial Ángel Hernández a través de la utilización de un bastón tipo tonfa, sin mediar voz de alto, le asestaron un golpe en la cabeza a Brian Gómez en la zona tempo parietal derecha, ello con un excesivo abuso de sus funciones y con pleno dominio y control de la fuerza, en razón de portar el bastón antes mencionado sin la capacitación y acreditación policial necesaria para ello. A raíz del golpe dado por Hernández a Gómez, este último perdió la conciencia y cayó al suelo sin volver a reaccionar. A continuación de manera inmediata Hernández y Casner se retiraron del lugar, quedando la víctima tendida en el suelo. Al lugar arribó un móvil policial de la seccional primera de policía y a continuación la ambulancia del nosocomio local.

A raíz del golpe asestado por Hernández a Brian Gómez, este último fue trasladado al Hospital Regional, sufrió un traumatismo derivado en un hematoma subdural derecho y hemorragia subaracnoidea, que requirió tratamiento neuroquirúrgico de urgencia, lo cual produjo una hipertensión endocraneana refractaria debido a trauma encéfalo craneal grave, produciéndose el deceso del mismo el 23 de septiembre de 2.018.

Héctor Oviedo Irá preso al admitir su responsabilidad en un juicio abreviado. El homicidio de Darío Reyna ocurrió el 16 de noviembre de 2019 en una vivienda del Standart Norte.

Luego del acuerdo de partes entre el fiscal Adrián Cabral y la defensora pública Cristina Sadino, el juicio abreviado fue homologado por la jueza Daniela Arcuri y ahora Héctor Oviedo cumplirá 8 años de prisión.

El crimen ocurrió el 16 de noviembre de 2019, aproximadamente a las 2, en el contexto de una reunión social en la cual participaban unos 50 jóvenes en el salón ubicado en la parte trasera del domicilio de Darío Reyna, sito en calle Código 2456, del barrio Standart Norte.

Oviedo, el menor M. A. P. y un tercer sujeto que hasta el momento no ha sido identificado llegaron a la fiesta sin ser invitados y Reyna les solicitó que se retiraran. Oviedo se negó e invitó a Reyna a pelear al exterior. Ambos salieron y empezaron la disputa a golpes de puño.

En un momento Oviedo extrajo de entre sus prendas un arma blanca, asestándole una apuñalada en la zona del hemitórax derecho a Reyna, herida que finalmente le provocaría la muerte.

La jueza en su resolución de homologación dio por probado el hecho imputado, arribando al convencimiento de su materialidad y autoría.

También hubo una rueda de reconocimiento en la que los hermanos de la víctima identificaron al acusado.

En la audiencia de este lunes el juez Gustavo Castro dispuso la apertura de investigación por el homicidio de Benito Limonao, de 73 años, que ocurrió el lunes 17 de agosto en su vivienda del barrio Oeste de Trelew. En tanto, el otro sujeto implicado en el hecho, mayor de edad, recibió tres meses de prisión preventiva. Ambos están imputados como coautores del asesinato del jubilado, que recibió 18 puñaladas.

El hecho que se investiga por parte del Ministerio Público Fiscal ocurrió hace una semana, en la vivienda ubicada en Ameghino Norte 460, del barrio Oeste de Trelew.

En ese lugar, y ante el llamado de un familiar de la víctima que no podía acceder a la casa, se debió acceder por la fuerza y una vez en el interior de la misma se constató la presencia del cuerpo del vecino Benito Limonao, el cual presentaba varias heridas de arma blanca.

En los días posteriores se realizaron diferentes pesquisas y se detuvo a dos personas, a las cuales se les cumplió esta mañana la audiencia de control de detención. La acusación estuvo a cargo del fiscal general Fabián Moyano, en tanto que la defensa de los imputados estuvo a cargo de los defensores públicos Sergio Rey y Romina Rowlands, en tanto la Dra. Ivana Baskof, intervino por la Asesoría de Menores.

Tras escuchar a las partes, el juez Castro resolvió una medida de prisión preventiva para uno de los imputados, mayor de edad y de apellido Fritz, por el plazo de tres meses.

El otro sujeto señalado como coautor del crimen, por parte de la fiscalía, es menor de edad y debido a que en la actualidad la zona no cuenta con un establecimiento habilitado para su detención, el juez Castro resolvió dictar una medida de arresto domiciliario.

El juez intimó a la Subsecretaría de Familia de la provincia para que resuelva la habilitación de un espacio adecuado para el alojamiento de menores de edad en conflicto con la ley.

El magistrado también habilitó la apertura de investigación del caso por un plazo de seis meses.

A pedido de los representantes de la Fiscalía, Ezequiel Forti y Guillermo Moré, el juez Jorge Criado dispuso la prisión preventiva de los cinco imputados, en la audiencia de apertura de la investigación. Dos varones cumplirán la medida en comisaría, en tanto que las dos mujeres adultas y una menor, permanecerán en arresto domiciliario por falta de lugares de detención apropiados para mujeres. Se les imputa provisoriamente, homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, a uno de los varones en calidad de autor y al resto de los imputados como partícipes.

El hecho ocurrió en una vivienda del Barrio Sudelco, el domingo a la madrugada. Se realizaba una reunión de la que participaban al menos nueve personas. En ese contexto se produjo una discusión de algunos de los presentes con Brian Raúl Sánchez por un conflicto suscitado tiempo atrás. Una de las mujeres le arrojó una botella a Sánchez, impactándolo en el pecho. Se incrementó el nivel de agresión, sumándose a la discusión los cinco imputados. Uno de ellos portaba un arma blanca.

De acuerdo a la hipótesis de la fiscalia, obrando en conjunto y coordinadamente agredieron a Brian Raúl Sánchez y a un amigo de este arrojándoles piedras, cuando ambos se retiraban de la morada. Sánchez no tuvo posibilidades de defenderse debido a la superioridad numérica de sus agresores y el aumento de su poder ofensivo. La agresión que se inició en el interior de la vivienda, continuó en la vía pública ya que tanto la víctima como su amigo intentaron huir sin oponer por calle Desalojo de 37. En el trayecto Sánchez fue apuñalado y no pudo continuar la marcha.

Medida de coerción

El funcionario Guillermo Moré solicitó el dictado de la prisión preventiva de los cinco imputados por peligro de fuga y de entorpecimiento procesal por un plazo de sesenta días. Para fundarlo habló de la gravedad del hecho, de la conducta desplegada por los imputados durante el mismo y con posterioridad para procurar su impunidad. El fiscal Forti se refirió al resultado de las ruedas de reconocimiento realizadas instantes previos a la audiencia, en las que ambos imputados varones fueron reconocidos por los testigos.

La defensora pública Valeria Ponce realizó una valoración distinta de los sucesos. Cuestionó las agravantes del homicidio escogidas por los acusadores, se refirió a las conductas de sus defendidos y resaltó que no hay elementos para considerar que exista riesgo de fuga, ni prueba que puedan entorpecer. También participó de la audiencia la Asesoría de familia. Miguel Contreras habló de los derechos de la menor imputada y de su especial situación de acuerdo a la normativa vigente.

Finalmente el juez Jorge Criado interpretó que hay sobrados elementos para esta etapa que vinculen a los imputados con el crimen de Sánchez. También entendió contundentes los elementos llevados por la Fiscalía para fundar los riesgos procesales y dispuso la prisión preventiva por el plazo solicitado. Aclaró que diferencia la situación de las imputadas porque no hay lugares de detención para mujeres en la zona, sino que el centro más cercano se encuentra en Trelew y considera que el traslado allí, en esta etapa del proceso sería desmesurado.

En cuanto a la menor de edad, decidió su internación en el Hogar de Adolescentes o bien en el Cose. Esta definición fue modificada luego de que la Asesoría informara las condiciones de ambos centros y requiriera el arresto domiciliario tal como se dispuso para las mayores de edad.

La investigación del lamentable caso registrado durante el fin de semana en el barrio Estación de Esquel, arroja hasta el momento que fueron seis las personas involucradas en el asesinato de Brian Sánchez.

El joven de 20 años, fue herido con arma blanca en la madrugada del domingo, en las inmediaciones de calle Desalojo del 37 y Urquiza, en el mencionado barrio.

Al solicitar la presencia de personal médico, se hicieron presentes y trasladaron al joven en ambulancia hasta el Hospital Zonal de Esquel, sin conocer en el momento la gravedad de las lesiones.

Horas después, alrededor de las 05.30, se informó el fallecimiento del chico en el Hospital.

El domingo por la tarde, la División de Investigaciones de Esquel a cargo del Comisario Pablo Carrizo llevó a cabo dos diligencias de allanamiento en el marco del homicidio ocurrido esta madrugada en el barrio Estación de Esquel.

A raíz de la investigación, se pudo dar con dos mujeres -madre e hija- que fueron detenidas por estar vinculadas al crimen de Brian Sánchez. Quedarán alojadas en la Comisaría Seccional 1° hasta la audiencia de control de detención.

Los allanamientos se realizaron en el mismo barrio, sobre la calle Brown, a pocas cuadras de donde fue encontrado el chico de 20 años, herido, quien falleció en el hospital de Esquel horas después.

Se secuestró un cuchillo con el que habrían matado a la víctima y otros elementos de interés para la causa.

A primera hora de este lunes, alrededor de la 01.15, un joven fue detenido, vinculado al homicidio de Brian Sánchez ocurrido en la madrugada del domingo en el barrio Estación de Esquel.

La División Policial de Investigaciones a cargo del Comisario Pablo Carrizo realizó el allanamiento y registro domiciliario en una vivienda del Pasaje Nahuelpán del barrio Sargento Cabral.

Allí se procedió a la detención de un hombre que según, las investigaciones realizadas por el caso, habría participado en el asesinato del joven de 20 años. Además, se secuestraron prendas de vestir con presuntas manchas de sangre.

En la mañana de este lunes, continuaron los procedimientos y se informó que son seis las personas involucradas en el homicidio, cuatro de ellas mayores de edad que se encuentran detenidos; y dos menores, que en estos momentos se encuentran custodiados, informó Red 43.

Las dos mujeres fueron apresadas por la Policía en las últimas horas acusadas del crimen de un hombre de 20 años, el caso ocurrido en la noche del sábado.

Dos mujeres, madre e hija de 50 y 22 años, fueron detenidas en las últimas horas en Esquel acusadas del asesinato del joven de 20 años, ocurrido en la noche del sábado pasado, con el uso de un arma blanca.

De acuerdo con la información policial, la policía llegó a las mujeres a partir del testimonio que brindó la propia víctima en el hospital, al que había llegado malherido.

El hecho se descubrió en los primeros minutos de este domingo en el barrio Sudelco, donde el personal policial encontró a un joven de 20 años, identificado como Brian Sánchez, con una herida de arma blanca que varias horas después le terminó costando la vida.

A partir del hallazgo del joven, se le dio intervención al personal de la Brigada de Investigaciones que comenzó con una serie de acciones que terminaron con la detención de la madre y su hija.

La Policía indicó que se pudo establecer que previo al crimen se había producido una reunión entre varias personas, entre las cuales se encontraban la víctima y las detenidas. Por lo que se pudo reconstruir, en determinado momento “se generó un róblela, que suscitó un conflicto y terminó cerca de este domicilio con el hecho de sangre”, informó ADN SUR.

El domingo por la tarde, la División de Investigaciones de Esquel a cargo del Comisario Pablo Carrizo llevó a cabo dos diligencias de allanamiento en el marco del homicidio ocurrido esta madrugada en el barrio Estación de Esquel.

A raíz de la investigación, se pudo dar con dos mujeres -madre e hija- que fueron detenidas por estar vinculadas al crimen de Brian Sánchez. Quedarán alojadas en la Comisaría Seccional 1° hasta la audiencia de control de detención.

Los allanamientos se realizaron en el mismo barrio, sobre la calle Brown, a pocas cuadras de donde fue encontrado el chico de 20 años, herido, quien falleció en el hospital de Esquel horas después.

Se secuestró un cuchillo con el que habrían matado a la víctima y otros elementos de interés para la causa.

Un menor fue sindicado como autor del homicidio de un hombre de 29 años que vendía choripanes. El hecho ocurrió el sábado por la tarde en “Las 630”, como se conoce al barrio Ruca Hué, cuando la víctima, identificada como Federico Vaquero (29), lo balearon en la espalda que lesionó el corazón.

Con urgencia fue trasladado al Hospital local, donde fue operado y quedó internado en terapia intensiva en grave estado. Pero falleció este domingo a la madrugada.

Antes de morir alcanzó a decir el nombre de su agresor, quien fue detenido. Se trata de un menor de edad, sobre quien se formularán cargos por el delito de “homicidio”. En las próximas horas se realizará la audiencia de apertura de investigación y control de detención.

La funcionara de turno fue Eugenia Vottero y la causa quedó a cargo del fiscal Jorge Bugueño, quien estuvo en el lugar trabajando junto a la División de Investigaciones de la Policía.

El móvil del crimen estaría vinculado a un celular, según se desprendió de los primeros datos.

La Fiscalía en la presentación preliminar lo acusó de haber sido advertido de que había atropellado al joven y pidió que sea imputado por homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por darse a la fuga su conductor en calidad de autor”. El fiscal Marcelo Crettón fue categórico fue el hecho. “No cabe ninguna duda que el resultado de la muerte, conforme de la preliminar, ha sido consecuencia de la maniobra imprudente del señor Pinto”. El juez Alejandro Sonis hizo lugar al pedido y le dictó 15 días de prisión preventiva y dictó seis meses de plazo de investigación.

Este sábado en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se realizó la audiencia de control de detención contra el camionero acusado por la muerte del trapito Cristian Soto, quien fue atropellado el martes sobre la avenida Hipólito Yrigoyen y perdió la vida.

Sebastián Alejandro Pinto, quien fue detenido este viernes por la tarde cuando regresaba a Villa Regina -se encuentra la empresa para la cual trabaja- fue imputado provisoriamente por «homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por darse a la fuga su conductor en calidad de autor” y estará 15 días en prisión preventiva. El plazo de investigación será de 6 meses. La defensora pública Lucia Pettinari pidió la revisión por dos jueces sobre la prisión preventiva del imputado.

La acusación 

La audiencia fue encabezada por el juez Alejandro Sonis. La Fiscalía estuvo presentada por el fiscal Marcelo Crettón y la funcionaria Fabiola López. Y la defensa fue ejercida por la defensora pública Lucia Pettinari.

Al inicio del acto judicial López describió el caso y dijo que “el día martes 14 de julio de 2020, siendo aproximadamente las 16:20 horas, en circunstancias en que Cristian Mariano Soto se encontraba lavando los vidrios de los vehículos que paraban en los semáforos en la avenida Hipólito Yriyoyen 3200 de esta ciudad, al ponerse la luz roja detuvo su marcha un camión marca 120 Scania sobre el carril derecho”.

El mismo era conducido por Pinto quien “al ponerse el semáforo en luz verde e iniciar su marcha y sin tomar los recaudos necesarios y de manera imprudente embistió a Cristian Mariano Soto”, quien perdió la vida en el acto.

Según la acusación fiscal, “Sebastián Alejandro Pinto continuó su recorrido y al ser advertido por un testigo de lo ocurrido detuvo su marcha sobre la colectora de la mencionada avenida, justo frente a la empresa Forte, y a pesar de dicha advertencia continuó su trayecto, dándose a la fuga”.

En su presentación, la funcionaria confirmó que la Fiscalía cuenta con el acta de intervención policial donde está la declaración del testigo, y al ser consultada por los detalles de cómo ocurrió el accidente advirtió que “no hay mayores precisiones del hecho”.

Además, explicó que “el presente hecho fue calificado provisoriamente como homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por darse a la fuga su conductor en calidad de autor”.

Una maniobra imprudente 

Crettón en tanto, le explicó al juez que el hallazgo de pruebas en la unidad “dependerá de las pericias que se hagan”, pero advirtió que este recién pudo ser examinado tres días después del accidente.

En ese sentido, dijo: “De un día soleado del día martes a las cuatro y media de la tarde, nos encontramos con un camión lleno de barro, totalmente con agua, barro y con circunstancias totalmente distintas a cuando estaba en el hecho. Entonces nosotros hemos afirmado el último agravante que se da a la fuga porque ha sido advertido por un particular y solamente, por lo que estimamos, la persona estuvo cuatro minutos detenido y luego emprendió camino a Santa Cruz”.

El fiscal fue categórico en su acusación y sostuvo que “no cabe ninguna duda que el resultado de la muerte, conforme de la preliminar, el homicidio ha sido consecuencia de la maniobra imprudente del señor Pinto” y pidió tener en cuenta dos circunstancias particulares: el testigo y como el chofer deja la ciudad, y cómo se encontró el camión.

¿Qué es imprudencia?

La defensora pública Lucia Pettinari, por su parte, desestimó la imprudencia del conductor y aseguró que “el Ministerio Público Fiscal lo único que relata es “que sin tomar los recaudos necesarios cuando la luz se pone verde y que de manera imprudente comienza su marcha”.

“Mi pregunta es: qué es sin tomar los recaudos necesarios y qué es de manera imprudente? La imprudencia, la doctrina, dice que es actuar peligroso, riesgoso, atrevido, poniendo en riesgo bienes ajenos, a las personas. Acá lo único que hay es que estaba la luz en rojo y que el camión estaba detenido, y que cuando se pone en verde comienza su marcha”, indicó.

Y cuestionó: “no sé cuál es el deber objetivo de cuidado que infringió mi asistido para poder achacar un delito de naturaleza culposa. No lo conozco, no lo describe. Es más sostiene y habla del testigo y el testigo manifiesta que lo ve arrancar sin manera brusca ni sanativa, no hay ninguna actividad imprudente”.

El juez Sonis, al tomar la palabra aseguró que el homicidio debe ser investigado, y que lo que manifiesta la defensora se tendrá “que dar como resultado de la investigación”. En ese sentido, dijo que hay fuertes indicios “que determinan la presencia del imputado en el lugar del hecho”.

La palabra del imputado 

En ese marco, el imputado decidió declarar y aseguró que no escuchó lo que le dijo el testigo del accidente. En su declaración sostuvo que el testigo le hizo seña a la salida del segundo semáforo pero aseguró que cuando paró el auto continuó su marcha. “Cuando el auto vio que yo me tiraba al costado pasó de largo, entonces me baje y digo ‘vendré perdiendo algo’, porque suele pasar. Entonces me bajé, recorrí dos veces el camión, no vi nada extraño, nada golpeado, ni roto y retome mi camino con destino a San Julián”, sostuvo.

La Fiscalía, previo a la resolución del juez, pidió que se dicte la prisión preventiva del imputado por «homicidio culposo» por el plazo de un mes. En sus argumentos sostuvo la falta de arraigo del acusado, la probabilidad de pena y la actitud del imputado de minimizar el hecho, teniendo en cuenta que hay un testigo que le advirtió la situación.

Tras dar sus argumentos dictó la prisión preventiva por 15 días, teniendo en cuenta su declaración y que no tiene arraigo en la ciudad y dio por formalizada la apertura de investigación.