Tag

Homicidio

Browsing

Por pedido de la funcionaria de fiscalía Rita Barrionuevo, el  juez Alejandro Rosales  resolvió mantener la medida de prisión preventiva de Martin Edgardo Napal (31), acusado por el Ministerio Publico Fiscal como presunto autor del delito de tentativa de homicidio doblemente agravado.  Asimismo, confirmo que desde  el 27 al 29 de mayo,  se celebraran las audiencias de debate oral y público. La primera jornada se desarrollara en la localidad de Rio Mayo.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se realizo una audiencia de revisión de la medida de coerción. El acto judicial fue presidido por el magistrado Alejandro Rosales. La fiscalía estuvo representada por la funcionaria Rita Barrionuevo. Por la defensa pública, asistieron los abogados adjuntos Marcelo Catalano y Gustavo Oyarzun.

El acusado, participo mediante el sistema de video conferencia desde la oficina judicial de Comodoro Rivadavia. Se encuentra alojado en el pabellón 9 de la alcaidía policial de esa ciudad.

Sobre la  discusión en relación al mantenimiento de la medida restrictiva de la libertad,  Barrionuevo, aseguro que no variaron las condiciones, por las cuales se dicto la prisión preventiva.

En consecuencia, repaso los riesgos procesales basados en las características del hecho y el peligro de fuga por la pena en expectativa. En este sentido, recordó que desde el inicio del proceso, diferentes jueces intervinieron en las siete revisiones de la medida de coerción. En todos los casos, los magistrados coincidieron en mantener la detención del sospechoso.

Con respecto al plazo, la parte  acusadora propusieron que se mantenga la medida hasta la finalización del juicio oral y público.

En este marco,  Oyarzun expreso que discrepaba con la reiteración de los criterios que viene utilizando las representantes del Ministerio Publico Fiscal, en esta causa. En este sentido, requirió la libertad inmediata de Napal.

En otro orden, peticiono al juez la  morigeración de la medida de coerción y ofreció que el imputado  permanezca en el domicilio de uno de sus hermanos en Comodoro Rivadavia, hasta que sea convocado a la próxima instancia judicial.

Por otra parte, Napal utilizo su derecho a declarar en esta etapa del proceso. El acusado indico “le digo a la señora fiscal que se quede tranquila porque yo voy a estar en el debate”.

Así las cosas, Rosales , resolvió hacer lugar al pedido del Ministerio Publico Fiscal. En consecuencia, el acusado continuara detenido hasta la finalización de la etapa de juicio oral y público.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía, ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo de una cucheta. En la habitación, también se encontraba  su otro hijo, de 5 años.

En este marco,  los investigadores señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión, e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la victima logro despertarse. Luego comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana, llego de forma inmediata. Le quito el puñal que su hija tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal, se escapo por la misma ventana, que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos le realizaron intervenciones quirúrgicas para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana, perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado tenía una personalidad celotipica. También se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas manifestaron que Napal, no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas y desobedeció órdenes judiciales de prohibición de contacto.  Asimismo, Vázquez, confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM) diagnostico al procesado, como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora, agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera, una radio y un  pen drive. Todos los elementos eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías encontraron la radio y el pen drive  afuera de la casa, tirados en la vereda. En tanto, el dinero nunca  fue hallado.

El próximo lunes 13 de mayo el tribunal dará a conocer su veredicto.

Por el hecho acontecido el pasado 12 de noviembre de 2017 en el barrio Moure, a lo largo de toda la mañana del jueves se llevó a cabo en los tribunales penales del barrio Roca la cuarta jornada de debate en el juicio oral y público por el homicidio de Daniel Vidal, que tiene como único imputado a Jonathan Myburgh. En la fecha se escuchó la palabra de una testigo de descargo, se realizaron convenciones probatorias y se produjeron los alegatos finales de las partes. El próximo lunes 13 de mayo el tribunal dará a conocer su veredicto.

El Tribunal Colegiado de juicio fue presidido por Daniela Arcuri e integrado por Mariano Nicosia y Alejandro Soñis, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; la querella en representación de Karina Miranda, madre de la víctima, fue ejercida por Olga Figueroa; en tanto que la defensa Myburgh fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo.

La testigo propuesta por la defensa dijo conocer a la familia Myburgh y ser amiga de la hermana de Jonathan, recordó que el día anterior al hecho compartió “una fiesta, una celebración por el día de los muertos”, un rito de la religión Umbanda, a la que asistió el imputado Jonathan Myburgh y su familia.

Seguidamente se realizaron convenciones probatorias, primero sobre el Informe de Autopsia que le practicara el forense Oscar Licciardi al cuerpo de la víctima. Concluyendo que Vidal falleció como consecuencia de un “shock hipovolémico por lesiones” de arma de fuego “en pulmón y corazón”. Asimismo describió que dichas lesiones de arma de fuego fueron “de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo”.

Otro de los hechos no controvertidos fue la pericia psiquiátrica que le practicara el forense al imputado Jonathan Myburgh que a la entrevista se presenta lúcido y orientado en tiempo y espacio. No posee alucinaciones auditivas, ni visuales y el curso y contenido del pensamiento se encuentra ordenado. Enjuicia correctamente su situación y estado, comprende la criminalidad de sus actos y es capaz de dirigir sus acciones. Concluyendo que tiene capacidad para delinquir.

Alegatos finales:

La iscal Banfi se refirió en su alegatos a que ha quedado probado a lo largo del debate, tanto la materialidad como la autoría del hecho en cabeza del imputado. Los testigos presenciales que relatan cómo sucedieron las cosas dicen “ahí vienen los papas fritas” grupo al que pertenecía el imputado Myburgh. Ven venir un VW Bora color gris y desde la intersección de las calles Marinero López y Berbel, Jonathan Myburgh le efectúa dos disparos a Daniel Vidal. Solicitando se declare a Myburgh autor del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

También la querella requirió se lo declare penalmente responsable por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego a Jonathan Myburgh.

En contraposición el defensor pidió la absolución de su pupilo por varios motivos que tienen contacto entre sí. Primero por una cuestión procedimental, otras cuestiones que tienen que ver con la valoración de la prueba y otra con la dinámica lógica que puede tener el hecho analizado con esta, y no con otra prueba. Cuestionando que se modificó la plataforma fáctica de la audiencia preliminar a hoy. Se ha violado el principio de congruencia aseguró el defensor, el tribunal lo debe absolver porque la querella y la fiscalía sostienen que Jonathan Myburg venía ubicado en el asiento del acompañante.

Finalmente el tribunal pasó a deliberar y el próximo lunes 13 de mayo, a las 13.00 hs. darán a conocer su veredicto de responsabilidad penal.

En horas de la mañana comenzó el juicio por el homicidio acontecido el 12 de noviembre de 2017 que tiene como único imputado a Jonathan Myburgh. En su teoría del caso, la fiscal argumentó que va a probar a lo largo del debate la autoría de Myburgh del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en perjuicio de Daniel Vidal; al igual que la querella. En tanto que el defensor postuló la teoría del caso negativa “por la indeterminación de autoría” por lo cual solicitará su “absolución”.

El tribunal Colegiado de juicio fue presidido por Daniela Arcuri e integrado por Mariano Nicosia y Alejandro Soñis, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; la querella en representación de Karina Miranda fue ejercida por Olga Figueroa; en tanto que la defensa Myburgh fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo.

En un primer momento se plantearon cuestiones previas al inicio del debate. Luego la fiscal se refirió a su teoría del caso asegurando que va a probar a lo largo del debate el hecho acontecido el pasado 12 de noviembre de 2017, a la 1.30 hs. aproximadamente, cuando la víctima Daniel Vidal se encontraba junto a un grupo de personas en el lugar del hecho, sobre la calle Marinero López, del barrio Moure, momento en que arriban al lugar el imputado Jonathan Myburgh, junto a dos personas no identificadas, a bordo de un VW Bora, gris oscuro, con vidrios polarizados. El imputado efectúa dos o tres disparos con arma de fuego, 9mm., que impactan en la humanidad de Daniel Maximiliano Vidal, provocando su deceso por “shock hipovolémico irreversible”, producida por herida de arma de fuego en tórax. Calificando jurídicamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de autor para Jonathan Myburgh. Banfi afirmó que va a acreditar en el debate con prueba testimonial y pericial la hipótesis de la fiscalía.

La querella se pronunció en idéntico sentido respecto al hecho y la calificación legal que la fiscalía.

En contraposición el defensor postuló una teoría del caso negativa por la indeterminación de autoría. La acusadora pública relata en el hecho que “en la huida otra persona que estaba detrás del vehículo efectúa dos disparos contra” una de las personas que estaba con la víctima. Concluyendo que hay una “indeterminación de cuál ha sido el disparo mortal, además que su pupilo no efectuó ningún disparo”. En consecuencia postulará la absolución de Myburgh.

Entre los testimonios destacados de la fecha estuvo la de un suboficial que fue unos de los primeros que interviene en el hecho. Que es anoticiado vía radial que había un desorden en el Barrio Moure, pero cuando se dirigen al lugar estaba todo tranquilo. Observan un vehículo circular a alta velocidad y deciden seguirlo para identificarlo. Ya en la Guardia del Hospital había cinco personas, una de ellas herida. Al consultarle que había sucedido le refieren que desde un Bora le dispara y que conocía a quién había disparada, uno de los Myburgh.

Otro Oficial principal que intervino en el hecho confeccionó el Acta policial del hecho en las calles Marinero López y Marcelo Berbel. Se constituye en el Hospital y le informan sobre el deceso de una persona; seguidamente se dirige al lugar del hecho y realiza una inspección del mismo. Recuerda la puerta de la casa con un disparo y el plomo en el baño.

Finalmente prestó testimonio Cristian Cayun, de la policía Científica que coordinó el relevamiento del lugar del hecho, secuestros como la gorra visera, manchas hemáticas, fragmento de proyectil. También describió la puerta con un orificio de proyectil que terminaba en el interior del baño, al pie del lavarropas. También el profesional realizó una pericia sobre la mecánica del hecho exponiendo la misma en PowerPoint.

El jurado integrado por los jueces María Tolomei, Ivana González y Fabio Monti declaró culpable a Gabriel López por la muerte de la enfermera en el choque ocurrido el 19 de marzo de 2018. El lunes se debate la pena.

El marinero Gabriel López, acusado por la muerte de la enfermera Sandra Méndez tras un choque ocurrido en el ingreso a Rawson por Ruta 7, fue encontrado culpable de Homicidio Culposo doblemente agravado por consumo de alcohol, según se conoció este mediodía.

El tribunal, integrado por los jueces Ivana González, María Tolomei y Fabio Monti, encontró culpable a López por los hechos ocurridos en la mañana del 19 de marzo de 2018, cuando manejando un vehículo Dodge Journey bajos los efectos del alcohol y los estupefacientes se cruzó de carril y chocó de frente el Volkswagen Gol que conducía Sandra Méndez. La mujer murió minutos después a raíz de las heridas sufridas en el impacto.

Ahora se deberá esperar hasta el próximo lunes 6 de mayo a las 9 de la mañana para la audiencia de cesura de pena, en la cual se debatirá la pena a imponer al condenado.

 

Jornada

Mantienen prisión preventiva por 30 días al imputado Saldivia.

El pasado lunes se concretó la audiencia de revisión de la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado Darío Alexis Saldivia en relación al homicidio de Daniel “el ganso” Sánchez. El fiscal requirió se mantenga la prisión preventiva sobre el imputado por 30 días; en tanto que el defensor su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario.

El fiscal realizó un reconto de trámite de la causa con la audiencia de apertura de la investigación preparatoria el pasado 29 de noviembre de 2018 en la cual se le imputó a Saldivia el delito de homicidio simple, en calidad de autor, por el hecho en el cual resultara víctima Daniel Sánchez. Asimismo en dicha audiencia de decretó su prisión preventiva en base a la existencia del peligro de fuga. Cabral consideró que persiste el riesgo procesal de fuga y que hay elementos de convicción suficientes para sostener que Saldivia es con probabilidad autor del hecho.

Existen indicios de presencia de Saldivia en el lugar del hecho; y de testigos que aseguran que momentos previos al hecho Sánchez había tenido problemas con Saldivia. Asimismo existe riesgo de fuga, por la gravedad del hecho realizado a la madrugada, a una persona que estaba bajo los efectos del alcohol, con la participación de dos o más personas. La pena que se espera como resultado del procedimiento sería de cumplimiento efectivo ya que tiene un mínimo de 8 años de prisión. En la fecha el Ministerio Público Fiscal presentará la acusación pública, afirmó el fiscal. Por todo lo cual solicitó se mantenga la prisión preventiva de Saldivia por un mes, o hasta que se realice la audiencia preliminar del caso.

Por su parte el defensor propició la soltura de su defendido cuestionando el grado de probabilidad de autoría de Saldivia. El paso del tiempo ha permitido que los riesgos procesales hayan menguado, afirmó el defensor. Cuestionando la autoría y el peligro de fuga ya que el imputado conocía la investigación del caso y sin embargo se mantuvo en la ciudad. Solicitando por ello su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario.

Finalmente la jueza penal resolvió mantener la prisión preventiva que viene cumpliendo Darío Alexis Saldivia por un mes ya que no están dadas las previsiones para morigerar dicha medida. Los elementos con los que hoy cuenta la fiscalía para acreditar el hecho en cabeza de Saldivia son sólidos, es decir serios, graves y concordantes.

Presidió el acto Daniela Arcuri, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Adrián Cabral, fiscal general y Daniela Gómez funcionaria de fiscalía; la defensa Darío Alexis Saldivia fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo.

Formalizan apertura y decretan la preventiva del imputado Javier Gallardo.

Pasado el mediodía del viernes se concretó en los tribunales penales ordinarios la audiencia de control de detención y apertura de la investigación por el homicidio de Christopher Penno Cabrera acontecido el pasado 23 de abril. La fiscal solicitó se le formalice el hecho en contra de Javier Andres Gallardo como autor del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y se dicte su prisión preventiva. Por su parte la defensa su libertad con presentaciones y subsidiariamente su arresto domiciliario.

Presidió el acto jurídico Daniela Arcuri, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Cecilia Codina, fiscal general y Eve Ponce, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Gallardo fue ejercida por Viviana Barillari, defensora pública.

En un primer momento la fiscal solicitó se le formalice el hecho acontecido el pasado 23 de abril, cuando siendo aproximadamente las 00:03 hs. el imputado Gallardo salta el cerco perimetral de una vivienda ubicada sobre calle Los Duraznos, al 1128, e ingresó al predio de la vivienda donde se encontraba la víctima Christopher Penno Cabrera, que resultó ser el cuidador de dicha vivienda. Gallardo había sido echado momentos antes de dicho domicilio junto con una femenina por Penno Cabrera y el propietario de la vivienda. Ya en el interior de dicho predio y con claras intenciones de darle muerte Gallardo disparó en 5 oportunidades con un arma de fuego calibre 22 mm., impactando dos de ellos contra la humanidad de Christopher Penno Cabrera, falleciendo este en el lugar. Inmediatamente Gallardo vuelve a saltar el paredón y huye del lugar con la femenina que lo aguardaba en la cuadra de enfrente. A raíz de los impactos de arma de fuego la víctima fallece por un shock hipovolémico. Calificando provisoriamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de autor para Gallardo. Requiriendo el plazo de tres meses de investigación e igual plazo de prisión preventiva.

El imputado Gallardo accedió a declarar negando su participación en el hecho y atribuyendo el mismo a otra persona.

Seguido la defensora no cuestionó la legalidad de la detención, no coincidiendo en la medida que pide la fiscalía. En los allanamientos no se encontró nada que lo pueda vincular con el hecho. Se pide la preventiva solo por la gravedad del hecho, con pocas evidencias para sostenerla, agregó la defensora. No hay elementos de convicción, ni peligro de fuga y el peligro de entorpecimiento se puede suplantar con otras medidas. Solicitando su libertad con presentaciones y subsidiariamente su arresto domiciliario.

Finalmente la jueza penal resolvió declarar legal la detención, formalizar el hecho en contra de Gallardo en base al hecho y la calificación jurídica esgrimida por la fiscal, dando por anoticiado al imputado de los mismos y por asegurada su defensa técnica. Y en base a la existencia del peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación dictó la prisión preventiva de Gallardo por el término de tres meses e igual plazo para concluir con la investigación.

Algunas veces, aun con testigos múltiples, es difícil precisar cómo sucedieron los hechos. La madrugada en la que Evaristo Andrade fue herido de muerte y uno de sus amigos tuvo dos cortes, que pusieron en riesgo su vida, no estaban solos con el imputado, había más jóvenes con ellos y estaba la policía en el lugar.

Cada testigo tuvo su propia percepción de los sucesos y también cada una de las partes ofreció una interpretación distinta de lo ocurrido. Mientras la Fiscalía encontró debidamente probado el delito de homicidio simple, la Defensa sostuvo que Peña actuó bajo la causal de justificación de la legítima defensa. El Tribunal explicó que va a reescuchar los audios de las declaraciones testimoniales y dará su veredicto el próximo jueves por la tarde.

¿Daniel Peña ingresó a un conflicto ajeno provocando y buscando pelea? O ¿Trató de desviar la atención de las personas que agredían a su amigo? ¿Entró a esa contienda munido de cuchillo y decidido a usarlo? O ¿trató de irse del lugar, fue perseguido y golpeado por varios y necesitó defender su vida? ¿Qué incidencia tuvo en los hechos la presencia policial? ¿La presunta inacción policial habilitaba a Peña a intervenir por su cuenta? O, si realmente su intención era solo desviar la atención de Evaristo Andrade y sus amigos ¿por qué no le requirió a la policía que intervenga, antes de actuar él?

Estas y muchas otras preguntas pueden formularse a partir de la litis trabada entre acusación y defensa. Qué ocurrió primero y qué después, cuáles fueron las circunstancias en que se produjo cada una de las lesiones por las que hoy el imputado enfrenta un juicio… Porque lo que se discute no es si fue o no Peña quién provocó las puñaladas. La autoría está fuera de discusión. Hasta se conocen algunas de las características del arma blanca empleada, aunque esta nunca fue hallada por los investigadores. El nudo a desenredar es el del hilo de los sucesos. La tarea de los jueces es desentrañar si Peña mató, hirió, agredió y amenazó como único medio de salvar su propia vida vista en riesgo, en un riesgo no generado por él mismo. O por el contrario si él provocó buscando pelea, probablemente sabiéndose poseedor de un arma letal, la que finalmente utilizó.

Jorge Criado, José Colabelli y Fernanda Révori, deliberan formulando sus propias preguntas y analizando la prueba para darles respuesta.

En la continuidad del juicio oral y público por la muerte de la enfermera Sandra Méndez en el que se encuentra imputado el marinero Gabriel López por haber provocado el accidente fatal tras haber consumido alcohol y cocaína, declararon peritos bioquímicos y especialistas en accidentología vial además de allegados a la víctima que refirieron acerca de sus condiciones personales y profesionales. Se cree que este viernes podría concluirse con la ronda de los testigos y que el próximo lunes las partes realizarían sus respectivos alegatos.

Coincidieron en que el accidente fue producido por el marinero al cruzarse de carril. Además la posibilidad de que el sol hubiese encandilado al conductor de la camioneta fue tema de preguntas y repreguntas por parte de las partes.

El juicio se desarrolla en la Oficina Judicial de la ciudad de Rawson y es presidido por la jueza Ivana González acompañada por los jueces Fabio Monti y María Tolomei. Al marinero se le imputa el delito de homicidio simple con dolo eventual con penas que van desde los 8 a los 25 años de prisión.  Subsidiariamente la fiscalía y la querella pedirán la imputación de homicidio culposo doblemente agravado por la ingesta de alcohol y cocaína, que también prevé penas de cumplimiento efectivo.

El fiscal general Osvaldo Heiber fue quien coordinó y manejó el interrogatorio a los testigos vinculados con el objetivo de probar la conducta de López. Por su parte el querellante Romano Cominetti que representa a la familia de la enfermera fallecida, fue quien interrogó a  compañeros de trabajo y amigos de la víctima.

La colisión fatal ocurrió a las 7.25 del 19 de marzo del año pasado a la altura del barrio La Isla en el ingreso a Rawson por la ruta provincial 7. López se conducía desde Trelew hacia Rawson en su camioneta Dodge Surrey de color rojo. La víctima lo hacía en sentido contrario y se conducía hacia su trabajo en una clínica privada de la ciudad de Trelew. Pericias realizadas al marinero momentos después del accidente permitieron determinar que había consumido bebidas alcohólicas en abundancia, además de cocaína. En la primera jornada del juicio varios automovilistas dieron cuenta de las maniobras imprudentes realizadas en la ruta, en los minutos previos a la colisión fatal.

La cocaína que consumió el marinero López

Este jueves declararon una decena de testigos en el juicio oral y público en el que se encuentra imputado el marinero Gabriel López por haber producido la colisión que le costó la vida a la enfermera Sandra Méndez.

El primero en declarar por video conferencia desde Comodoro Rivadavia fue el bioquímico Ignacio Álvarez, perito en toxicología del Laboratorio Médico Forense del Ministerio Público Fiscal con sede en esa ciudad. Fue quien realizó el análisis de la orina del marinero López donde se encontraron restos de cocaína que según el testigo “había sido consumida en un tiempo cercano” al accidente.

También declaró Pamela Cid, una agente de la Agencia de Seguridad Vial. Fue quien le tomó al marinero la muestra de alcoholemia que dio el resultado de positivo, 1,20 de alcohol en sangre.

La sargento de la policía del Chubut Ema Flores trabaja en la División Criminalística de Rawson. La mujer realizó el croquis sobre cómo quedaron los dos vehículos luego de la fuerte colisión. Se trata de la Dodge Surrey que manejaba el marinero Gabriel López tras haber consumido alcohol y cocaína y el WW Gol en el que se conducía hacia su trabajo la víctima fatal, la enfermera Sandra Méndez. El accidente fue a unos 400 metros de la rotonda de ingreso a Rawson por la ruta provincial 7.

El bombero Gonzalo Landero dio cuenta de los esfuerzos realizados para extraer a la mujer desde el interior del auto donde se hallaba agonizando, además de las tareas de los médicos por estabilizar su estado de salud.

En sede de los tribunales ubicados en el Barrio Roca se concretó la mañana del martes la audiencia de revisión de la preventiva solicitada por las defensas dos de los imputados Franco Bustos y Jonathan Barrera por el homicidio de José Oviedo. Ambas defensas plantearon el arresto domiciliario de sus pupilos; en tanto que la fiscal requirió se mantenga la prisión preventiva sobre ambos imputados tal como le fuera dictada por la juez natural de la causa.

Intervino como juez subrogante Miguel Caviglia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; la defensa de Bustos la ejerció Daniel Fuentes, defensor particular, en tanto que la de Barrera, Cristina Sadino, defensora pública.

El defensor de Bustos entendió que no se dan en este momento el peligro de fuga, ni de entorpecimiento por los cuales a su defendido se le dictó la medida de coerción. A dos semanas del comienzo de la investigación, la fiscalía ha podido avanzar y la intervención de mi defendido es escasa, aseguró. No se da el peligro de fuga ya que se ha presentado un Informe socio-ambiental proponiendo el arresto domiciliario de Bustos, destacando que no posee antecedentes penales y es estudiante Universitario. Tampoco existe el peligro de entorpecimiento ya que no ha habido amenazas y se sujeta a proceso. Solicitando su arresto domiciliario con autorizaciones para asistir a la Universidad. Debe prevalecer el principio de inocencia.

Asimismo la defensora de Barrera también solicitó su arresto domiciliario. Recordando que en la audiencia de control de detención se lo imputó por homicidio simple y se le dictó tres meses de prisión preventiva. Al otro día dos jueces penales de revisión confirmaron dicha medida. Hoy contamos con un Informe social que puede ser relevante a fin de evaluar su situación. Por haber arremetido contra la integridad física de Oviedo, se lo tiene como autor. La evidencia contra él es una filmación solamente, argumentó la defensora. La pena en expectativa no puede ser el único parámetro para dictar la prisión preventiva. Barrera cuenta con el apoyo de su familia y se neutraliza el peligro de fuga, tampoco de entorpecimiento.

La fiscal se opuso a la morigeración de la prisión preventiva ya que no han variado las condiciones por las cuales se les dictó la medida. Existe peligro de fuga por la calificación legal escogida y también peligro de entorpecimiento. La fiscalía descarta el homicidio en agresión porque de los videos en poder de la Justicia se ve de forma clara cada una de las acciones que terminan con la vida de la víctima. El peligro de fuga se da por la gravedad del hecho, sumado al peligro de entorpecimiento ya que se han comenzado a tomar entrevistas. Solicitando se mantengan las prisiones preventivas de ambos imputados Barrera y Bustos por el plazo que le fuera dictada por la juez natural de la causa, en base a estos motivos.

Finalmente el juez penal resolvió confirmar la prisión preventiva de ambos imputados tal como lo estableció por tres meses, hasta el próximo 28 de mayo, la jueza natural de la causa en la audiencia de control ya que no se han presentado elementos nuevos. Se mantienen los motivos por los que la jueza ha dictado la prisión preventiva. Se verifica el peligro de entorpecimiento y también el peligro de fuga, aseguró el juez. Por ello resulta prematuro sustituir la medida de coerción.

El ciudadano chileno Felipe Osiadacz, que fue condenado por homicidio el año pasado en Malasia, ingresó este viernes a Chile pese a que debía permanecer en Kuala Lumpur hasta que se resolviera una apelación de la Fiscalía malasia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores chileno confirmó que Osiadacz, de 27 años, arribó en avión al aeropuerto internacional de Santiago.

La Cancillería afirmó que la Constitución chilena y el derecho internacional reconocen el derecho de Osiadacz a regresar a su país considerando que al momento del ingreso no existía ninguna orden de detención pendiente en Chile ni en el extranjero.

En un comunicado, el Ejecutivo chileno aseveró que “El Estado de Chile desea expresar su absoluto respeto a las decisiones adoptadas por los tribunales de justicia del Reino de Malasia”.
Popular