Tag

Homicidio

Browsing

Finalmente, la justicia confirmó este lunes la pena de 6 años de prisión para Oscar Pallis, por la tentativa de homicidio de Luis «Viejita» Muñoz, tal como había pedido la fiscal Camila Banfi.

El viernes, la fiscal, en base a la calificación jurídica de “homicidio simple en grado de tentativa”,  solicitó seis años de prisión para Pallis, apartándose del mínimo de la pena por las circunstancias agravantes como el modo de comisión del hecho por la violencia y la golpiza desplegada.

Además había pedido que se mantenga la prisión preventiva de Pallis en base al peligro de fuga existente, por el término de seis meses en base a que ya fue declarado penalmente responsable del delito de “homicidio simple en grado de tentativa”.

Por su parte la defensa sostuvo que en base a la calificación legal por la cual fue declarado responsable  Pallis, “no hay ninguna circunstancia por la que se pueda llevar a dosificar la pena más allá del mínimo” establecido para el delito, 4 años de prisión.

La defensa había pedido el mínimo de la pena establecida: cuatro años de prisión.

El tribunal de debate estuvo integrado por los jueces Mónica García, Mariano Nicosia y Jorge Odorisio; el Ministerio Público Fiscal (MPF) fue representado por la fiscal general Camila Banfi, y la defensa de Pallis fue ejercida por Viviana Barillari, defensora pública.

 

Un ex integrante de la Policía de Chubut que fue condenado por un brutal crimen ocurrido en El Bolsón hace dos años, fue detenido anoche mientras robaba neumáticos de un camión en un predio privado.

Según se supo esta mañana, vecinos del Paraje Entre Ríos, en la zona de Lago Puelo, dieron cuenta a la policía de lo que estaba ocurriendo y se detuvo a Karin Millao –expolicía- y a Diego Fernando Toriello, después que los mismos fueran sorprendidos al intentar sustraer cubiertas que eran propiedad de un vecino identificado como «Chaqueño» Martinez.

Los dos detenidos fueron encontrados infraganti cuando intentaban robar las cubiertas de un camión que presuntamente fue incendiado por el RAM el pasado verano. En las últimas horas personas desconocidas le sustrajeron cuatro cubiertas del semi remolque, y se presume que pudieron haber sido los mismos autores.

Condenado y en libertad

Millado, el expolicía detenido, fue condenado a 12 años de prisión en una causa judicial que instruyó la Justicia de Río Negro por el crimen de Mauricio Burgos, en un hecho ocurrido en El Bolsón a mediados del año 2017. Sin embargo, y pese a la resolución judicial, el sujeto y su hermano seguían en libertad porque la sentencia no estaba firme.

Por el crimen de Burgos fueron condenados no solo Karim Habib, sino también su hermano Brahian Adahir Millao, que habían estado con la víctima esa madrugada del 7 de junio de 2017 en el pub El Sol de El Bolsón. Dos de los tres jueces entendieron que los hermanos Millao atacaron de manera brutal la mañana del 7 de junio de 2017 a la víctima.

El ataque ocurrió en el predio de Los Jabalíes Rugby Club, en El Bolsón. Los imputados golpearon con piedras de gran tamaño a la víctima y lo dejaron desfigurado. A raíz de las lesiones falleció días después.

En un fallo dividido que se conoció a principios de este año 2019, ambos fueron condenados a 12 años de prisión como coautores del homicidio de Mauricio Alexander Burgos, pero ambos quedaron en libertad hasta tanto la sentencia no esté firme. Sin embargo, la detención de Karim Millao en las últimas horas podría modificar su situación procesal en la causa por el crimen.

Policía exhonerado

Ya en el año 2013 la Policía del Chubut había exhonerado a Karim Habid Millao, a raíz de que junto a otro efectivo se vieron implicados en distintos hechos llevados a cabo en la localidad de Lago Puelo. Los policías prestaban servicios en la jurisdicción de Epuyén, y la Comisaria Cuarta de Comodoro Rivadavia, respectivamente.

El hecho en el que se vieron involucrados Millao y Montaña se produjo en la tarde de este domingo 21 de julio y registraron ingreso a la Comisaría de Lago Puelo por el ilícito de atentado, resistencia, daño, lesiones y amenaza a la autoridad luego de que se los demorara por contravenciones en la plaza local advertidas por el llamado telefónico de un vecino.

El fin de semana del 18 de mayo de 2018, la Fiscalía tomaba conocimiento del hallazgo del cuerpo de un hombre en zona rural de Sierras de Gualjaina. La investigación pudo determinar que su muerte fue causada intencionalmente y que el autor habría sido Daniel José Paillapan. En la audiencia preliminar, el imputado admitió su responsabilidad y accedió a la aplicación de la pena de 8 años de prisión. Este viernes el juez Martín Zacchino hizo pública su sentencia homologando el acuerdo de juicio abreviado alcanzado entre el fiscal Marcelo Crettón y el defensor particular Daniel Sandoval.

El sábado 18 de mayo del año pasado, entre las 7.00 y las 10.00 de la mañana, en un establecimiento rural en Sierras de Gualjaina distante a unos 50 km al Sureste de la localidad, Daniel José Paillapán, agredió violentamente a Alejandro Maripan de 73 años. Lo golpeó con el cabo de un hacha en la cabeza, provocando la caída de rodillas de Maripan, seguidamente Paillapan le propinó puntapiés varios en la zona costal, para finalmente con la utilización de un arma blanca imprimirle un corte profundo en la zona del cuello, dejándolo tirado en el lugar. Según la reconstrucción del hecho, minutos después la víctima murió. Que encontrándose el cuerpo de Maripan a la intemperie y rodeado de sus perros, éstos produjeron distintas lesiones postmorten en manos, cara, cuello, llegando a la decapitación.

La víctima fue apuñalada el 9 de junio en Puerto Madryn, pero murió días después. Su pareja fue acusada por el hecho, pero ahora un hijo de la mujer reconoció ser el autor del homicidio y quedó detenido.

El hijo de una mujer imputada por el homicidio de Mauricio Bracamonte quedó detenido tras reconocer en la audiencia ser el autor del crimen.

Bracamonte recibió una puñalada en el pecho que, según el informe médico, le ocasionó una lesión cardíaca. Fue trasladado al Hospital Isola, donde estuvo internado, pero falleció como consecuencia de las heridas recibidas a los cinco días. El hecho ocurrió el pasado domingo 09 de Junio a las 05.35 en un domicilio ubicado en calle Corcovado, en el barrio Pujol.

Inicialmente, su pareja, Lorena Schinoni, fue detenida en prisión preventiva imputada por la muerte. Pero en la mañana del viernes, en la audiencia realizada en Tribunales, su hijo, Diego Peña, reconoció ser el autor del homicidio.

El joven, de 19 años, quedó detenido en prisión preventiva y también fue imputado por el crimen. La mujer, por su parte, recuperó la libertad pero seguirá sometida al proceso penal en una causa en la que actúa la jueza de la causa es Marcela Pérez.

Jornada

En una audiencia realizada en sala de cámara penal ubicada en sexto piso de tribunales, el Ministerio Público Fiscal representado por la funcionaria de fiscalía Julieta Gamarra solicitó un plazo de prórroga de 40 días en la etapa de investigación por el hecho ocurrido el 25 de diciembre de 2018 en un sector del barrio Moreira 3 en Trelew, que costara la vida del jóven Gustavo Ibáñez.

Según lo indicó la funcionaria, el día 18 de este mes se solicitó dicha prórroga en atención que resta llevarse a cabo la pericia de la mecánica del hecho para la cuál se fijó como fecha de realización el próximo 30 de julio, considerando que este informe será relevante a fin de determinar si el hecho que se imputa habría sido en un marco de legítima defensa o no, cuestión que es sostenida por la defensa. Fue drástica la doctora Gamarra al expresar que por parte de fiscalía se sostiene que no se dan los elementos para considerar una legítima defensa y restan aún los resultados de la evaluación genética, necesaria para que el licenciado Martín Costa lleve adelante el procedimiento sobre la mecánica de lo sucedido.

Por otro lado, sostuvo que se mantiene el peligro de fuga con la pena en expectativa para solicitar se mantenga la prisión preventiva. Cabe destacar que el imputado es un menor que estuvo privado de la libertad en el COSE, cumpliéndose el plazo de seis meses al momento de realizarse esta audiencia.

Posición defensiva
Una particular situación se dio al momento de la intervención del defensor Javier Allende que subrogó a Juan Salgado, dado que pidió se escuchara al menor imputado, pero éste se negó a hablar indicando que ya lo había hecho en audiencias anteriores. Así las cosas, Allende insistió en la hipótesis de legítima defensa rechazando la posibilidad de prórroga al aludir que no eran necesarios los informes solicitados por la fiscalía, aunque señaló que en caso de otorgarse no tenía que estar atada a la medida de coerción y pidió el arresto domiciliario en la vivienda de un familiar con residencia en la provincia de Buenos Aires.

Asesoría
El asesor de menores Pablo Rey expresó que acordaba con lo expuesto por la defensa en cuanto a la versión de los hechos, y aseguró que existía la posibilidad de ofrecer el traslado del menor a la provincia de Buenos Aires con residencia en casa de un familiar, lo que permitiría trabajo y reinserción. Presentó al efecto informes de diferentes organismos e hizo hincapié sobre las normas vigentes para los menores imputados.

Resolución
Al momento de resolver, el Juez Gustavo Castro, quien estaba subrogando a Marcelo Nieto Di Biasse, manifestó que estaban dadas las condiciones para conceder la prórroga solicitada por el Ministerio Público Fiscal y otorgó la ampliación por 40 a la etapa de investigación. Referenció también sobre el artículo 408 del código procesal penal, al expresar que ya se habían impuesto tres meses de prisión preventiva en el COSE, la que fue revisada en su momento y se extendió esa medida por otros tres meses que vencen el 26 de junio, que es lo permitido por las normas en relación con tratados y acuerdos nacionales e internacionales.

Con la convocatoria y declaración del familiar que se haría cargo de la situación del imputado se dio continuidad a la audiencia determinando el doctor Castro el arresto domiciliario en la vivienda ofrecida sita en una localidad de la provincia de Buenos Aires, disponiéndose asimismo la realización de rondines policiales a fin de verificar la presencia del imputado en el domicilio fijado y la respuesta inmediata ante los requerimientos procesales que se dispongan.

Hecho
El hecho que se imputa y por el cual se iniciaron las investigaciones desde la fiscalía es el ocurrido el día 25 de diciembre de 2018 cuando siendo aproximadamente las 7:30 horas, en inmediaciones del domicilio sito en Calles Río Pico y Ceferino Namuncura de esta ciudad en el barrio Moreira 3, por causas que aún no se han podido establecer, el imputado sabiendo lo que hacía le asestó dos puñaladas con un arma blanca a Gustavo Ibáñez, una en el brazo derecho sin relevancia, y otra en la región del pectoral izquierdo por dentro de la mamila, oblicua de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda, penetrante en cavidad de 14 cm, longitud de 3 cm, la cual al penetrar en la cavidad toráxica lesionó la pared anterior del tronco principal de la arteria pulmonar, ocasionando ello su muerte. El cuerpo de la víctima fue hallado por personal policial de cúbito dorsal sobre la vía pública de la intersección de las calles mencionada.

La policía investiga si la muerte de un hombre cuyo cuerpo apareció calcinado dentro de una vivienda se debió a un accidente o a un homicidio.

El hallazgo ocurrió esta mañana y fue la hija de la persona fallecida la que reportó el hecho. De acuerdo a los primeros datos el cuerpo de una persona calcinada fue encontrado dentro de una vivienda del barrio Moreira 2, en el extremo oeste de Trelew y ahora se esperan los resultados de la autopsia para determinar las probables causas de muertes o lesiones que pudieron haber sido determinantes para el hecho.

De acuerdo a los datos difundidos a primera hora de hoy, el fallecido sería Jorge Pereyra, de 42 años, quien fue hallado hoy por su propia hija cuando concurrió a primera visitarlo en una causa ubicada en Laura Vicuña y Viedma, dentro del Barrio Juan Moreira 2.

Diario Jornada

Audiencia de revisión por el homicidio de José Oviedo en fracción 14

En horas de la mañana del viernes se concretó la audiencia de revisión solicitada por la defensa de dos de los 9 imputados por el homicidio de José Oviedo en Fracción 14, Franco Bustos y Marina Hernández. El defensor solicitó la libertad con presentaciones de Bustos y subsidiariamente su arresto domiciliario; en tanto que para Hernández su libertad. En contraposición la fiscal requirió se mantenga la prisión preventiva que viene cumpliendo Bustos y el arresto domiciliario de Hernández hasta la fecha que les fuera dictada, el próximo 4 de julio del presente año.

Presidió la audiencia de revisión como juez subrogante, Miguel Caviglia; por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Camila Banfi, fiscal general y Belén De La Canal, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de ambos imputados fue ejercida por Alejandro Fuentes, defensor particular de los mismos.

En un primer momento el defensor recordó que su asistido Bustos ya hace 2 meses y 15 días que viene cumpliendo prisión preventiva. No se han instado algunas pruebas para demostrar que Bustos estaba momentos previos lejos del lugar del incendio. Tampoco su celular está en el grupo de Whatsaap investigado. “Del registro fílmico se ve que colocan una cuerda en las piernas de la víctima y le dicen a Bustos que tire, pero Oviedo ya estaba muerto”, afirmó el defensor. La situación ha variado en favor de mi defendido, por lo cual solicitó la libertad con presentaciones semanales de Bustos, y subsidiariamente su arresto domiciliario. En cuanto a Hernández, solicitó su libertad y subsidiariamente se mantenga su arresto domiciliario

En contraposición la fiscal se opuso a la solicitud de morigeración ya que no ha habido ninguna modificación que altere los peligros procesales por los cuales se les dictó la medida. Siguen latentes los peligros de fuga y entorpecimiento por los cuales se les dictó 4 meses de prisión preventiva y 6 meses de plazo de investigación. Bustos y Hernández fueron sindicados por personas que se encontraban en el lugar del hecho, y también por Campos y Farsi, dos miembros de la fuerza policial. Los videos son bastante claros y se ve a Bustos participar en el grupo agresor junto a dos personas y dos menores, aseguró Banfi. Existe el peligro de fuga por las características graves del hecho y el número de personas que han intervenido. Tanto para Bustos como para Hernández-con arresto domiciliario con permiso de salidas para llevar a sus hijos ala escuela- existe peligro de fuga y de entorpecimiento, por lo cual solicitó se mantenga la prisión preventiva del mismo y el arresto domiciliario hasta la fecha que le fue dictada.

Finalmente el juez penal resolvió mantener la prisión preventiva que viene cumpliendo Bustos y el arresto domiciliario de Hernández hasta el próximo 4 de julio ya que persisten los peligros procesales de fuga y entorpecimiento para Bustos y de entorpecimiento solamente para Hernández. Asimismo fundó su decisión en que “no ha sucedido ningún hecho nuevo para modificar la medida como lo propicia la defensa”.

El hecho investigado:

El ilícito contra la vida investigado acontece el día 25 de Marzo de 2.019, siendo las 18.45 horas aproximadamente, cuando G. M. M., Diego Damián Metraillet, F. L. M. (menor de 14 años), Jonathan Barrera, Franco Facundo Bustos, K. S. (menor de 15 años), María Alejandra Hernández, Silvina Vera, Cesar Hueica y Pablo Andrés Arismendi, junto a dos sujetos cuya identidad aún no ha sido establecida, se convocaron de manera organizada, portando palos, fierros y piedras, y acompañados de otras personas en el exterior del domicilio sito en la Manzana C, lote 4, de barrio Los Bretes de esta ciudad, cuando su morador José Jorge Oviedo Cuyul se encontraba en el interior del mismo.

En esas circunstancias, las personas que estaban afuera de la vivienda entre las que se encontraban los arriba mencionados, comenzaron a gritar “salí Matías salí Matías” refiriéndose al hijo de la víctima, Matías Oviedo, a quien este grupo sindicaba como presunto autor de un abuso sexual agravado cometido hacía pocas horas. Al oír que José Oviedo, desde adentro de su casa, les manifestaba que su hijo no estaba y que no era un violador, los sindicados comenzaron a gritarle a éste “salí que te vamos a matar”, “salí que te vamos a cagar matando”, para luego comenzar a realizar destrozos en la vivienda, rompiendo ventanas, puertas e incendiándola. Esta situación obligó a Oviedo a salir de su domicilio, escapando por la parte de atrás hacia el barrio Los Bretes, llevando consigo un machete y un trozo de hierro para defenderse, al tiempo que comenzó a ser perseguido por este grupo, quienes organizados convergieron intencionalmente en la persecución del mismo a efectos de darle muerte.

José Oviedo logró recorrer, mientras era perseguido y agredido físicamente con piedras, palos y golpes de puño, unos quinientos cincuenta metros aproximadamente. Ello así hasta ser encerrado y aparentemente  embestido por un vehículo Renault Sandero, el que era conducido por Pablo Arismendi, lo que conllevó que la víctima, golpeada, lograra dar unos pasos hacia el frente, donde fue interceptado por el Subcomisario Víctor Farcy y el Comisario Inspector Juan Cruz Campos, que se trasladaban en sentido contrario a la víctima y al grupo agresor. En ese momento los funcionarios, quienes observaron a Oviedo con su rostro ensangrentado y el accionar violento de sus acometedores, se pusieron frente al herido intentado auxiliarlo y con el fin de frenar al grupo de gente que lo quería «linchar», entre los cuales se encontraban los nombrados G. M. M., Diego Damián Metraillet, F. L. M.,  Jonathan Exequiel Barrera, Franco Facundo Bustos, K. S., María Alejandra Hernández, Silvina Vera y Cesar Hueica; lo que les resultó imposible por la cantidad de personas en estado de exaltación que únicamente estaban enfocadas en dar muerte a José Oviedo.

Los sindicados autores continuaron propinándole golpes y piedrazos a Oviedo, siendo tal el nivel de violencia desplegada que llegaron al punto de atarlo con una soga en la pierna izquierda y arrastrarlo unos metros, mientras el personal policial trataba de evitarlo, siendo éstos también agredidos. Este accionar del grupo agresor tal como se ve en la secuencia fílmica le provocó un dolor innecesario a la víctima, quien agonizaba mientras lo golpeaban, donde finalmente se produjo el deceso. Surge de la autopsia  realizada a quien en vida resultó ser José Jorge Oviedo Cuyún que la causa de su fallecimiento fue por traumatismos múltiples, traumatismo de cráneo, tórax y abdomen.

El juez Martín Zacchino leyó su resolución homologando un acuerdo de juicio abreviado alcanzado por la fiscal María Bottini y la defensora Valeria Ponce. Rubén Cayetano López, reconoció su responsabilidad en la muerte de Tobías David Urquiza y le pidió perdón a la familia de la víctima. Al quedar firme la sentencia comenzará a cumplir la pena de 8 años de prisión por el delito de homicidio simple. Los padres de la víctima podrán participar de la etapa de ejecución de la pena, manteniéndose informados y dando su opinión al juez de ejecución sobre las cuestiones que este deba resolver.

Zacchino tuvo por probado que López apuñaló a Urquiza en el contexto de una pelea que ya había finalizado. La víctima se retiraba cuando recibió el puntazo por la espalda. La herida comprometió la vena cava inferior provocando una hemorragia abdominal masiva que le provocó la muerte en pocos minutos. El hecho ocurrió el 25 de diciembre de 2017 en Tecka.

Además del reconocimiento de autoría del acusado, Bottini detalló al juez las evidencias obtenidas a lo largo de la investigación, puntualizando las pruebas científicas y relatando el aporte medular de las entrevistas a testigos.

“La representante del Ministerio Público fue narrando cómo cada una de las evidencias colectadas a lo largo de la pesquisa – las que enumeró y detalló- se han relacionado entre sí, cuáles han sido los nexos entre una y otra y, esencialmente, sobre qué datos objetivos se ha basado la concreta acusación. No he advertido de tal relato –basado en piezas documentales y referencias testimoniales que se me dieron a conocer oralmente- fisuras o fallas lógicas; menos aún que se basen en actos procesalmente inválidos o que permitan dudar acerca de su legitimidad para cimentar en ellas una condena”, entendió Zacchino. “Por el contrario, el prolijo recuento de cómo la investigación se ha ido enderezando hacia la acusación formal, me llevan a coincidir con la valoración que de los hechos ha hecho la acusadora pública”, concluyó.

En la sala de audiencias de la oficina judicial, se desarrollo una audiencia de lectura del fallo judicial, en el marco del juicio realizado  contra Maximiliano Leonel «Nego» Nehiual.

En la oportunidad, los jueces Daniel Pérez y Alejandro Rosales informaron la parte resolutiva de la sentencia. En la misma, por unanimidad, el tribunal condeno al acusado a la pena de  veinticinco años de prisión, por considerarlo  autor penalmente responsable del delitos de homicidio y tentativa de homicidio,  agravado por el uso de arma de fuego

Asimismo, resolvieron declararlo reincidente por segunda vez. También, dispusieron mantener la prisión preventiva de Nehiual, hasta que la sentencia, quede firme.

Los hechos

El miércoles 30 de mayo  del 2018, Bruno Suarez y sus tres amigos,  fueron al Pub “Los Tres Hermanos”. Los adolecentes, habían terminado de jugar un  partido de futbol, y decidieron ir tomar unas cervezas en el local ubicado sobre la calle Angulo del barrio «Juan XXIII», a dos cuadras del predio del Club Deportivo Sarmiento .

Bruno y sus amigos se ubicaron en una esquina  de la barra,  cerca de la salida de emergencia del recinto. El reloj marcaba la 01:30,  cuando ingreso Nehiual. Estaba acompañado por dos mujeres. El sospechoso y sus amigas, se sentaron cerca de la  máquina de música y la puerta de ingreso del pub.

Según el relato que reconstruyeron los investigadores, a los pocos minutos, el imputado  se dirigió hacia la puerta de ingreso del local. Allí, actuando sobre seguro, de forma sorpresiva, sin motivo y sin advertencia previa,  extrajo un arma de fuego de entre sus ropas. Luego disparo contra el grupo de Bruno Suarez.

La fiscalía, considera que las víctimas  se encontraban desprevenidos y en completo estado de indefensión. Uno de los disparos, impacto en el abdomen de Bruno Suárez. Esta herida finalmente le produciría la muerte. También se informo que uno de los jóvenes, procuró ponerse a resguardo detrás de una pared, pero igualmente  fue alcanzado por uno de los disparos del arma de fuego que utilizo  Neihual.

Para los investigadores, el imputado tenia claras intenciones de darle muerte  y por eso cambió la dirección de su ataque. Como consecuencia de los disparos, le produjo una herida en el brazo derecho, arriba del codo, a la altura del corazón.

Finalmente, la encargada del local  se acercó a la puerta del pub,  donde se encontraba el agresor y lo increpó por su conducta.

A lo largo de la mañana del martes se concretó la segunda jornada de debate en relación al homicidio de Abelardo “Abel” Liempis acontecido el pasado 8 de abril de 2018 en el barrio Abel Amaya. La causa tiene como único imputado a Kevin Martínez. Entre los testimonios destacados de la fecha estuvieron el de un vecino testigo de parte del hecho, la Oficial de Servicio de la Seccional 5° esa noche y el del Comisario de dicha dependencia policial. También se exhibieron los videos de las cámaras de seguridad del local comercial y declaró la médica Forense, Eliana Bévolo, sobre la autopsia practicada al cuerpo de la víctima.

El tribunal de debate fue integrado por Martín Cosmaro, Mónica García y presidido por Mariel Suárez, jueces penales; en representación del Ministerio Público Fiscal asistió Cecilia Codina, fiscal general; acompañada por Eve Ponce, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Martínez fue ejercida por Carolina Cruz y Elizabeth Yapura, abogadas particulares del mismo. También un familiar de la víctima fue asistido por profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD).

El primer testigo fue una persona de nacionalidad Boliviana, de profesión albañil, quién recordó que esa noche se encontraba compartiendo algo con unos conocidos y “sube la señora del dueño diciendo que estaban robando”. Entonces el dueño, Tito, baja a ver qué pasaba y él miraba desde la ventana del primer piso. “El dueño sale, agarra un pedazo de hierro y fue a decirle que se vaya al muchacho”. Ahí escucha al encargado del negocio, por Kevin Martínez; que le dice “ya me tenes cansado, siempre lo mismo”. “Después la sangre, dio un par de pasos y se desplomó”, describió el testigo.

En segundo término prestó testimonio la oficial de servicio que la noche del hecho prestaba servicio en la Comisaría 5°. Esa noche le avisan desde la guardia que estaban interviniendo en un presunto robo con un masculino lesionado. Cuando se hace presente en el lugar del hecho y observa un masculino tirado en el medio de la calle, justo frente al local comercial, junto a él una femenina, y le refieren que había sido agredido por alguien que se encontraba dentro del local comercial. Inmediatamente da aviso al Jefe de la Dependencia policial y a Criminalística.

Asimismo el Comisario Jorge Calderero, que en abril de 2018 era el responsable de la Comisaría 5°, recordó que aquella noche es informado por la Oficial de servicio de un hecho de sangre en el Abel Amaya. Se dirige a la escena del hecho donde encuentra un cuerpo tirado en la calle y su pareja llorando al lado; de inmediato pone en conocimiento del suceso a la superioridad y la fiscalía. Le informan que Liempis había tratado de cometer un ilícito. Finalmente recordó que le ordenan detener a Kevin Martínez y el secuestro de dos cuchillos tipo carnicero y de otros elementos de interés para la causa.

El hecho en debate:

El suceso ventilado en juicio acontece el pasado 8 de abril de 2018, siendo las 22.30 hs., cuando la víctima Abelardo Liempis junto a su pareja se apersonan en el mercado “Daniela”, ubicado en la calle Código 475, al 220, del barrio Abel Amaya, propiedad de Josué Kevin Martínez. Son atendidos a través de una reja por un amigo de éste, la víctima adquiere un paquete de hamburguesas  y lo abona. Liempis comienza a agredirse a gritos con todas las personas que estaban dentro del local comercial y amenaza a la dueña dela propiedad. Luego sale el dueño de la propiedad, de apellido Torrico Quinteros, con un hierro de grandes dimensiones y forcejea con Liempis, que tenía en sus manos una piedra envuelta en un buzo. Momento en que aparece Kevin Martínez portando un cuchillo de grandes dimensiones, por atrás, y apuñala a Liempis  en la zona lateral del cuello, del lado derecho, con un corte de atrás hacia adelante y de arriba hacia abajo, lesionando la arteria aorto-toráxica provocándole su muerte por “shock hipovolémico”. Calificando jurídicamente el mismo como “homicidio simple”.