Tag

Homicidio

Browsing

Los jueces integrantes del tribunal colegiado Raquel Tassello, Alejandro Soñis y Martín Cosmaro resolvieron por unanimidad absolver por el beneficio de la duda a Rodrigo Soto al entender que no se arribó con certeza al presunto autor del hecho. Los jueces entendieron que durante el juicio no fue puesta en tela de juicio la muerte de Diego Soto, pero sí la autoría del mismo en cabeza del imputado. Cabe recordar que en la audiencia de alegatos el  fiscal, Adrián Cabral, solicitó se declare penalmente responsable a Soto en base al delito de “homicidio simple, agravado por el uso de arma de fuego”, en tanto que la defensora, Viviana Barillari, requirió su absolución por el beneficio de la duda.

Los jueces expresaron que no fue puesto en tela de juicio a lo largo del debate la muerte de Diego Epulef por paro cardio-respiratorio debido a una hemorragia cerebral, producida por herida de arma de fuego. Ello ha quedado demostrado en el debate con diversas declaraciones de funcionarios policiales que llegan inmediatamente al lugar del hecho, con el informe fotográfico y el croquis ilustrativo, entre otros.

Sí quedó controvertido en el debate la autoría del Soto en el hecho. Los testigos señalan en un primer momento a otra persona de apellido Reynoso como el autor, que fue detenido e imputado en un principio en la causa, pero luego fue desvinculado de la misma. Transcurrido dos años, ninguna otra persona fue imputada. Luego con motivo del juicio por el homicidio de Anahí Copa, los padres de Epulef, lo ven a Rodrigo Soto en el noticiero de Canal 9 y lo reconocen como el autor. Asimismo, dos meses después del hecho ventilado en juicio, la familia de la víctima, se refiere a un rumor en el barrio que el autor del homicidio había sido una persona de apellido Soto. Resulta llamativo que reconozcan a Soto dos años después del hecho por televisión, cuando a los tres meses ya habían sentido el rumor, sostuvieron los jueces. Sostuvieron que el reconocimiento positivo de Soto en una rueda de reconocimiento de personas fue una medida inútil; y que el resultado de dicha medida fue meramente orientativo en cuanto a su valor probatorio para dirigir la investigación.

Respecto de la prueba objetiva de cargo el tribunal se refirió a las fotografías del VW Gol rojo involucrado en el hecho, comparadas con el registro de cámaras; y la pericia balística que comparó las vainas servidas con las vainas del homicidio de Anahí Copa, que fueran disparados por la misma arma. “La coincidencia de dicha arma no permite arribar a una única conclusión, inequívoca y concordante. No hay dudas que el arma utilizada en ambos hechos fue la misma, pero no la autoría en cabeza de Soto”, concluyeron.

Tres teorías del caso se enfrentan en los Tribunales de Esquel desde este martes. El hecho fue investigado por la Fiscalía de la Comarca. El fiscal Carlos Díaz Mayer sostiene que Fuentes fue asesinado con exceso en la legítima defensa. La querella, representada por Juan Zapata, plantea que no existió ninguna causal de justificación en la conducta que se le achaca a Rosendo Argentino Vergara, en tanto que la defensora Mirtha Bestene intentará demostrar al tribunal que el imputado no se excedió, sino que actuó legítimamente en su defensa.

El Tribunal de juicio se integra con los jueces Jorge Criado, Nelly García y Jorge Novarino. Después de que las partes expusieran su caso, declaró el acusado dando su versión de lo sucedido la madrugada del 20 de agosto del año pasado.

Las teorías

Díaz Mayer relató que la madrugada del hecho estaban reunidos y consumiendo bebidas alcohólicas, Mauricio Fuentes, Rosendo Vergara y al menos otras dos personas, en una vivienda próxima al Pedregoso, en Epuyén. En esas circunstancias Fuentes habría insultado y amenazado a Vergara, trenzándose en una pelea. Según esta teoría, el imputado habría quedado reducido en el piso, con la víctima sobre él, golpeándolo. Vergara extrajo un cuchillo que llevaba en la cintura y le asestó una puñalada en el tórax a Fuentes provocándole la muerte de manera instantánea.

Zapata postula que Vergara no se defendió, sino que atacó a la víctima con intención de darle muerte.

Por su parte Bestene, interpreta que no hubo exceso en la respuesta de su defendido, ya que sitió que su vida estaba en peligro y actuó con los medios que tenía disponibles para salvarse.

Está previsto que el debate se extienda a lo largo de tres jornadas.