Tag

Homicidio

Browsing

La fiscal Verónica Zamboni, a cargo de la investigación del homicidio de Fernando Báez Sosa, ocurrido hace un mes en Villa Gesell, imputó a los ocho detenidos como coautores del brutal asesinato.

Hasta el momento, solo Máximo Thomsen y Ciro Pertossi estaban imputados como autores. Lucas y Luciano Pertossi, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz estaban acusados de ser partícipes necesarios de crimen.

En el nuevo dictamen, la fiscal Zamboni imputó, además, a Alejo Milanesi y a Juan Pedro Guarino, los dos jóvenes que habían sido liberados por falta de mérito, como partícipes necesarios del homicidio.

Las nuevas imputaciones lea serán leídas a los acusados pasado mañana, cuando amplíen su declaración indagatoria después de que el juez de Garantías de Villa Gesell David Mancinelli les dictó la prisión preventivacon la agravante de la alevosía.

La fiscal sumó a la acusación por homicidio doblemente agravado otra por lesiones leves por las agresiones que, en el contexto del ataque y posterior crimen, sufriero n Ignacio Vaudagna, Juan Manuel Pereyra Rozas, Juan Bautista Besuzzo, Lucas Begide y Tomás D´Alessandro, todos amigos de la víctima.

En el dictamen donde había solicitado la prisión preventiva para ocho de los acusados, la fiscal Zamboni había calificado el hecho como homicidio agravado por la participación premeditada de dos o más personas.

“Esta decisión es un baño de confianza de la Justicia. Es lo que vinimos diciendo desde un principio, que todos fueron parte de un mismo plan criminal. Todos tuvieron la misma responsabilidad”, sostuvo a LA NACION Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctima.

Sobre Guarino y Milanesi, la fiscal Zamboni explicó en su nueva imputación que ambos jóvenes ayudaron a los autores del homicidio “incrementando la superioridad numérica, previo acuerdo a tal fin, cooperando en la huida de los mismos para lograr la impunidad del hecho [por el homicidio].

En esta nueva instancia la fiscal Zamboni sostuvo que Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Lucas Pertossi, Luciano Pertossi y Ayrton Viollaz “acordaron darle muerte a la víctima” para lo cual distribuyeron “funcionalmente el rol de cada uno para la comisión del hecho.

Citó que, a su criterio y según surge de las pruebas recopiladas en su investigación, acordaron darle muerte “cumpliendo de ese modo el plan premeditado, dividiéndose las tareas”.

A los cinco primeros les atribuye el ataque, abalanzados por detrás para sorprender a Báez Sosa. “Aprovechando que se encontraba de espaldas e indefenso y actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física”, dijo.

La representante del Ministerio Público remarcó que los acusados se aprovecharon del estado de indefensión de la víctima y siempre “con el fin de darle muerte y cumplir lo pactado” le aplicaron “varias patadas en su rostro y cabeza”.

A los otros tres les asignó el rol de generar una suerte de barrera que impedía a los amigos de Báez Sosa lo defendieran.

Diego Hernández contaba con un pedido de captura internacional y nacional tras ser señalado como el principal sospechoso de haber matado y prendido fuego en un vehículo a Oscar Ramón Aguirre, un marinero formoseño que apareció calcinado el 8 de abril de 2019 adentro de un Chevrolet Corsa.

Sobre la 1 de este jueves, los efectivos de la Seccional Séptima lograron detener Diego Matías Hernández, un hombre con antecedentes por robo y otras causas judiciales en trámite. El Ministerio Público Fiscal lo buscaba incansablemente con pedido de captura nacional e internacional por su presunta participación en el homicidio del marinero.

Según confirmaron a El Patagónico fuentes policiales, los agentes sorprendieron a Hernández cuando viajaba en un vehículo, junto con otro sujeto, sobre las calles Los Duraznos y Gansos Verdes, en el sector más conflictivo de la Zona de Quintas.

Los agentes, al querer identificarlos, comenzaron una persecución que terminó a pocas cuadras del lugar, cuando lograron detener a Hernández quien se resistió al arresto agrediendo a trompadas a un oficial y un suboficial mayor. Lo redujeron antes de que ingrese a la vivienda de la conflictiva familia Gallardo.

La misma familia salió a su defensa, comenzando a arrojar piedras a los efectivos y con palos en sus manos quisieron atacar a los uniformados.

Al delincuente se lo trasladó a la dependencia policial por atentado, resistencia y lesiones contra la autoridad y además, corroboraron que contaba con un pedido de captura internacional por el homicidio de Oscar Ramón Aguirre en 2019.

EL HOMICIDIO DE AGUIRRE

Oscar Ramón Aguirre, era un marinero formoseño que hace años vivía en Comodoro Rivadavia, y que apareció calcinado en el interior de un Chevrolet Corsa el lunes 8 de abril en el límite de los barrios Máximo Abásolo y San Martín.

Según su familia, el hombre fue sacado bajo algún engaño de su vivienda en la madrugada e incluso en ojotas. Por alguna circunstancia que aún la Fiscalía investiga e indaga, a Aguirre lo mataron y lo prendieron fuego en el interior del Corsa.

El último tenedor de ese vehículo, era de uno de los albañiles que tenía Aguirre trabajando para él. Se trata de Diego Matías Hernández, un hombre con antecedentes por robo y otras causas judiciales en trámite, y que ahora el Ministerio Público Fiscal busca con pedido de captura nacional e internacional por su presunta participación en el homicidio del marinero.

La fiscal de delitos complejos Camila Banfi solicitaba en su momento cuatro allanamientos al juez Martin Cosmaro que aprobó las diligencias que llevó a cabo la Brigada de Investigaciones a cargo de los comisarios Andrés García y Pablo Lobos.

Esas diligencias se realizaron en el barrio Industrial, en Ex Radio Estación del Máximo Abásolo, y en el barrio San Martín en calle Granaderos y Ostoich.

En los allanamientos los investigadores pudieron secuestrar la cédula verde del vehículo en el que apareció quemado Aguirre. El último poseedor del auto era Hernández. Al no ser encontrado en ninguno de los domicilios, se liberaba la captura internacional y nacional del sospechoso.

Ramón Aguirre trabajaba para Pesquera Argentina de Mar del Plata. No tenía problemas con nadie. Su familia le reprochaba que le diese dinero a Hernández, por los trabajos que realizaba de albañilería porque no era confiable.

Diego Hernández había logrado burlar la persecución de la Brigada de Investigaciones y de la Justicia de Comodoro Rivadavia desde el 8 de abril del año pasado cuando en un automóvil que él mismo utilizaba, la policía halló el cuerpo calcinado de Oscar Ramón Aguirre. A Hernández lo buscaron, pero no lograron encontrarlo en los allanamientos que se efectuaron en la zona de quintas del barrio Abásolo. Desde ese momento se mantuvo prófugo. Sin embargo su captura no estaba cargada en el sistema judicial. Así si algún policía novato lo identificaba no iba a salir en el sistema el pedido de detención. Ayer se resistió a las trompadas contra dos avezados efectivos de la Comisaría Séptima que conocían las sospechas que pesan sobre su persona. Cuando verificaron su identidad, quedó detenido. Hoy afrontará dos audiencias, una por la resistencia a la autoridad y luego como presunto autor del homicidio.

Diego Hernández (37) tenía pedido de captura recomendado por el juez Alejandro Soñis desde el año pasado, como sospechoso por el horrendo crimen del marinero formoseño Oscar Ramón Aguirre, pero su detención no estaba cargada en el sistema Skua. Así, si algún policía novato lo identificaba en la calle y consultaba el sistema de capturas recomendadas por la Oficina Judicial, no lo iba a encontrar.

Había sido buscado por la Brigada de Investigaciones en cuatro allanamientos en la zona de quintas pero al no ser hallado, Hernández continuó viviendo en la clandestinidad.

Ayer a la madrugada cayó de casualidad. Fue sobre las 1:15 cuando lo detuvieron por atentado, resistencia y lesiones a la autoridad luego de intentar escaparse de un control vehicular que se hacía en la jurisdicción de la Seccional Séptima.

Según fuentes policiales, Hernández y otro hombre, a bordo de un vehículo, intentaron escapar del control policial por calle Duraznos y Gansos Verdes. Cuando los policías se acercaron a identificarlos escaparon y frenaron frente a una vivienda de una familia del sector con conocidos antecedentes judiciales.

Desde el lugar del acompañante Hernández se bajó y golpeó a los policías, primero arrojó al suelo al oficial de la Séptima y luego golpeó con el puño varias veces en la cara y en la cabeza a un suboficial mayor. Pero cuando intentó correr hacia la casa de la mencionada familia, los policías lograron atraparlo y en medio de una lluvia de pedradas y golpes con palos de varias personas que salieron a ayudarlo, los policías pudieron detenerlo y llevarlo a la comisaría. El otro individuo logró huir.

Cuando los policías informaron que tenían detenido a Hernández, rápidamente desde la Fiscalía corroboraron que se trataba del sospechoso de un homicidio.

Hoy deberá comparecer en dos audiencias. Primero por atentado y resistencia a la autoridad. Lo hará frente al juez Martín Cosmaro. Y luego tendrá otra audiencia en la que la fiscal de Delitos Complejos, Camila Banfi le imputará el presunto homicidio de Ramón Aguirre.

EL HOMICIDIO

Hernández es familiar de un albañil que Aguirre había contratado para unos trabajos en un terreno de Kilómetro 17.

En los allanamientos desarrollados en búsqueda de Hernández, los investigadores pudieron secuestrar la cédula verde del vehículo en el que apareció quemado Aguirre. Y el último poseedor del auto era Hernández, un hombre que ha sido investigado como presunto autor por algunos otros delitos en la zona alta de Comodoro Rivadavia, pero que aún están en trámite.

Aguirre apareció quemado en el interior del vehículo y sin ninguna de sus pertenencias. Según la familia de la víctima, esa madrugada de lunes del 8 de abril del año pasado, Aguirre fue sacado bajo algún engaño de su vivienda e incluso en ojotas. Luego lo mataron y lo prendieron fuego en el interior del Chevrolet Corsa.

El marinero había sacado un préstamo de 20 mil pesos y nunca se encontró ese dinero.

Su cuerpo fue sometido a la autopsia y a estudios histopatológicos. Luego de permanecer unos días en la morgue judicial y ante la imposibilidad de su familia para costear el traslado a Formosa para darle sepultura, por razones humanitarias, y de común acuerdo, la fiscal Camila Banfi determinó que fuera sepultado el 27 de septiembre del año pasado en la sección 36, fila 15 y fosa 21 del Cementerio Oeste.

Los abogados de la familia de Fernando Báez Sosa evalúan pedir que los rugbiers detenidos por el crimen cometido en Villa Gesell sean acusados de «homicidio por placer» de determinarse en el expediente que filmaron el ataque.

«Si realmente se confirma que estos chicos además de hacer lo que hicieron lo grababan, vamos a pedir una ampliación de los agravantes, ya que estarían demostrando que mataron por placer, que esto les causaba cierto placer», dijo el abogado Fabián Amédola a radio La Red.

El letrado se dirigía este martes a la mañana a la localidad balnearia de Villa Gesell con el fin de tomar contacto con los nuevos elementos incorporados al expediente que lleva adelante la fiscal Verónica Zamboni, a cargo de la UFI 6.

Ayer lunes, cerca de 5 terabytes de información obtenida de los teléfonos celulares secuestrados a los rugbiers imputados fueron incorporados a la investigación, y el también abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando, aseguró que al menos uno de ellos registró parte del ataque en Villa Gesell.

Ese material, contenido en dos discos externos y extraído durante los peritajes a los diez equipos analizados por parte de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la Policía Federal Argentina (PFA), con sede en la ciudad de Mar del Plata, comenzó ya a ser analizado por la fiscal.

Fuentes de la investigación indicaron a Télam que el contenido de los seis teléfonos iPhone, dos Huawei y un Motorola secuestrados a los rugbiers durante el allanamiento a la vivienda en la que se alojaban en Villa Gesell aportó «información muy relevante» e «importante material probatorio» respecto de su responsabilidad en el crimen de Báez Sosa (19), ocurrido frente al boliche «Le Brique» el 18 de enero último.

Al respecto, Burlando dijo a en base a «un adelanto de la información que recibió la fiscal indicaría que existe un video» registrado por uno de los rugbiers en los momentos previos al ataque, cuando el grupo va «a la caza» de la víctima.

Por su parte, Améndola dijo que el análisis de esas pruebas permitirá «tomar decisiones» y analizar el dictado de «la prisión preventiva respecto de todos o de la mayoría de estos muchachos detenidos por este crimen atroz».

«Por el momento, a nuestro criterio, prácticamente todos van a correr la misma suerte. No sabemos si la fiscalía va a mantener el criterio adoptado al momento de las detenciones, ya que realmente se han incorporado mucas pruebas y seguramente se va a poder definir con mas precisión el rol que tuvo cada uno de los autores en lo que fue catalogado por testigos como una masacre», agregó Améndola.

Sobre el único de los rugbiers que no fue reconocido por testigos, Alejo Milanesi, el letrado dijo que se aguarda el resultado de un cotejo entre su ADN y muestras obtenidas debajo de las uñas de Fernando.

«El el reconocimiento médico se ve que tenia en los dedos 2, 3 y 4 de la mano derecha y en un nudillo de la mano izquierda escoriaciones compatibles con una pelea. Tiene arañazos y debajo de las uñas de Fernando hay material biológico para hacer un cotejo de ADN, vamos a saber si coincide o no», explicó.

Además de MIlanesi, por el crimen se encuentran detenidos Máximo Thomsen (20), Juan Pedro Guarino (21), Alejo Milanesi (20), Ciro (19), Lucas (18) y Luciano (18) Pertossi, Matías Benicelli (20), Enzo Comelli (19), Blas Cinalli (18), y Ayrton Viollaz (20).

Una reyerta entre vecinos del barrio San José, en la zona norte de El Bolsón, terminó esta madrugada con el deceso de un joven residente en el sector, quien recibió un disparo de arma de fuego.

Según lo reconstruido hasta el momento, pasadas las 5.30 del sábado, los grupos en pugna estaban en la calle de acceso a la barriada, cercanos a la estación de servicios del lugar.

Por circunstancias aún no determinadas, uno de los protagonistas sacó un revolver e impactó a la víctima, quien alcanzó a pedir ayuda. Los vecinos llamaron al hospital, desde donde se despachó rápidamente un equipo de socorro. Sin embargo, perdió la vida pocos minutos después de ingresar a la guardia para la primera asistencia.

En coincidencia, un grupo de investigadores, encabezados por el fiscal de turno y los propios jefes de la Comisaría 12°, Sergio Blázquez y Oscar Zapata, se constituyó en el escenario del hecho de sangre para recabar el testimonio de los protagonistas y recolectar pruebas. Se adelantó que durante la jornada podría haber detenciones y la identificación del autor del disparo. La identidad del fallecido aún se mantiene en reserva.

Se detuvo a un hombre en la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis y se secuestró un vehículo. Ya suman 4 detenidos en relación con el crimen.

En horas de la madrugada, la División de Investigaciones de Puerto Madryn junto a la División de Investigaciones de Villa Mercedes (San Luis) detuvieron a un cuarto sujeto involucrado en el ‘homicidio en ocasión de robo’ de Beryl Williams ocurrido el 30 de diciembre del 2019 en la calle Albarracín de la ciudad portuaria.

En las primeras horas del viernes, se logró localizar al hombre que intentó huir y fue aprehendido luego de una persecución. Además, se secuestró un vehículo VW Bora vinculado al crimen en el cual se movilizaba el detenido.

Al respecto, el ministro de Seguridad, Federico Massoni, expresó que “hay que subrayar esta nueva detención por el homicidio que indignó a la comunidad de Madryn y de toda la provincia”.

“Después de un trabajo intenso que realizó la División de Investigaciones de Puerto Madryn con el acompañamiento del Fiscal Jefe Dr. Daniel Báez, se logró una cuarta detención y el secuestro de un vehículo VW Bora en Villa Mercedes, provincia de San Luis, donde se trabajó con la Policía local”, sostuvo Massoni.

Continuando señaló que “el sujeto intentó huir pero se logró aprehenderlo luego de una persecución. La semana que viene, el individuo llegará a la zona para enfrentar el proceso judicial. No se descarta que existan otros involucrados y todavía continúan las pericias”.

La detención de Ramírez se llevó a cabo producto de intensas pesquisas que se mantenían vigentes desde el momento que comenzó la investigación del hecho en diferentes domicilios de la ciudad de Villa Mercedes.

El pedido de captura había sido expedido por la Jueza Penal Dra. Patricia Reyes, mientras que la investigación es llevada a cabo por la Fiscal General Eugenia Vottero del Ministerio Publico Fiscal de Puerto Madryn. Se dispondrá el urgente traslado a la ciudad para continuar con los procesos correspondientes.

Esta mañana se hicieron diligencias vinculadas al crimen de Beryl Williams, de 86 años, cometido en Puerto Madryn. También se emitió una nueva orden de detención. En las causa ya hay tres sospechosos presos.

Los procedimientos se efectuaron sobre los domicilios ubicados en calle Ceferino al 1000 y Jorge Luis Borges al 700, ambos de la ciudad de Trelew. En la orden judicial, se solicitaba el secuestro de un Volkswagen Bora, que estaría vinculado al hecho.

Según informó la fiscalía, en el hecho participaron dos vehículos: una camioneta que funcionó como transporte de los autores, la cual había sido robada días antes en Trelew y luego apareció quemada; y un vehículo de apoyo, que es un Volkswagen Bora, sobre el cual se pidió el secuestro y la detención de su titular. La medida fue solicitada por la fiscal María Eugenia Vottero, integrante del equipo que investiga el caso, y autorizada por la jueza Patricia Reyes.

La Policía analizó las cámaras de seguridad y, por medio de pesquisas, logró identificar al Bora, el cual tenía detalles que habían sido modificados del vehículo original.

El dueño del vehículo es vecino de Leandro Ramón y también de Manuel Colón, ambos detenidos en la causa. El sospechoso ya estuvo involucrado en hechos delictivos. Y la policía sospecha que fue las personas que actuó en el rol de “campana”.

En su domicilio, meses atrás se detuvo a Ayrton Hughes, vinculado a un robo cometido en una joyería y hace pocos días fue allanado por el robo a una entidad bancaria.

La causa

Williams (86), una reconocida vecina de Puerto Madryn, fue asesinada la noche del pasado lunes. Delincuentes ingresaron al domicilio donde vivía, en la zona céntrica de la ciudad, la golpearon, ataron con precintos y la amordazaron, lo cual le provocó la muerte por asfixia. Del lugar sustrajeron dinero y otros elementos.

En la causa ya hay tres detenidos por el “homicidio en ocasión de robo”. Se trata de Manuel Adrián Colón (36), Rodrigo Ramón (24) y Leandro Ramón (22). Los dos últimos oriundos de Trelew, al igual que la persona sobre la cual pesa un pedido de captura. Los fiscales formularon la imputación inicial por el delito de “homicidio en ocasión de robo” previsto con una pena mínima de 10 años de prisión. El plazo de la investigación será de seis meses.

La camioneta había sido robada días antes en Trelew y, a la mañana siguiente del homicidio, apareció abandonada.

Le habían rociado combustible. Según las filmaciones, la camioneta fue utilizada por los autores del homicidio, informó El Chubut.

Los tres imputados por el “homicidio en ocasión de robo” de la anciana Beryl Williams, ocurrido la semana pasada en Puerto Madryn, quedaron detenidos este domingo en prisión preventiva. Se trata de Manuel Adrián Colón (36), Rodrigo Ramón (24) y Leandro Ramón (22). Los dos últimos, oriundos de Trelew.

La decisión la homologó la jueza Stella Eizmendi. Durante la audiencia, los defensores avalaron el pedido de continuidad de la prisión preventiva formulado por los fiscales Daniel Báez, Jorge Bugueño y Eugenia Vottero, a cargo de la investigación.

La audiencia fue breve. Los imputados decidieron no declarar y los abogados particulares Abdon Manllauix, Carlos del Mármol y el defensor público Custodio Gómez consintieron la continuidad de la detención durante cuatro meses.»No vamos a objetar la apertura de investigación ni la continuidad de la medida de coerción», indicaron los defensores a la vez queadelantaron que presentarán pruebas en favor de sus defendidos.

Los fiscales formularon la imputación inicial por el delito de “homicidio en ocasión de robo” previsto con una pena mínima de 10 años de prisión. El plazo de la investigación será de seis meses.

Durante la audiencia, realizada en los Tribunales de Madryn ante una importante presencia de público, el fiscal Báez detalló el “exhaustivo trabajo de investigación efectuado por la policía de Madryn y Trelew”. “Se efectuó un análisis de las cámaras de seguridad que permitió ubicar la participación de los vehículos”, sostuvo Báez.

«Las características del hecho es violento, salvaje y premeditado, al elegir a una víctima que no podía defenderse y fue atacada de noche. La pena, llegado el momento oportuno, será de cumplimiento efectivo», sostuvo Báez.

El caso

Williams tenía 86 años y era una reconocida vecina de Puerto Madryn, que fue asesinada la noche del pasado lunes. Delincuentes ingresaron al domicilio donde vivía, en la zona céntrica de la ciudad, la golpearon, ataron con precintos y la amordazaron, lo cual le provocó la muerte por asfixia. Del lugar sustrajeron dinero y otros elementos.

El viernes se realizaron allanamientos y las detenciones. En los domicilios allanados se descubrió una importante suma de dinero enterrado dentro de una lata, similar a las que poseía la víctima. También se secuestraron zapatillas cuya suela coincide, a simple vista y será objeto de peritaje, con los rastros hallados en el domicilio de la víctima. También se secuestraron dos vehículos que habrían sido utilizados en ilícito: un automóvil Volkswagen Suran y una camioneta Ford Ranger.

La camioneta había sido robada días antes en Trelew y, a la mañana siguiente del homicidio, apareció abandonada. Le habían rociado combustible. Según las filmaciones, la camioneta fue utilizada por los autores del homicidio.

Antecedentes

Los tres detenidos poseen un frondoso prontuario. Los hermanos de apellido Ramón, de Trelew, están sindicados de integrar la banda denominada “Los Ramones”. Uno se encontraba en libertad condicional. Y ambos poseen causas vinculadas a robos.

Colón, por su parte, posee varias condenas. Y un hecho anterior llamó la atención de los investigadores. En Trelew, Colón fue acusado por ingresar al domicilio de una anciana de 80 años junto a tres sujetos, golpearla y robarle dinero. De la causa derivó un expediente por “asociación ilícita”, donde también fueron involucrados los Ramón.

Hay 3 detenidos por el hecho ocurrido el pasado 30 de diciembre y no se descarta que haya más personas involucradas. Tanto el titular de la cartera de seguridad como el Fiscal Báez reconocieron el trabajo de las Divisiones de Investigaciones de Trelew y Puerto Madryn en las últimas horas.

La Policía del Chubut llevó adelante 11 allanamientos en Trelew y Puerto Madryn en los que se detuvieron a 3 hombres y se secuestraron vehículos junto a otros elementos de interés para la investigación del homicidio de la reconocida vecina Beryl Williams, ocurrido el 30 de diciembre.

En ese sentido, el ministro de Seguridad de la Provincia, Federico Massoni, detalló que se realizaron 11 allanamientos, de los cuales 4 se desarrollaron en Puerto Madryn y fueron encabezados por el Fiscal Jefe Daniel Báez. Los 7 procedimientos restantes fueron en Trelew, en los barrios Tiro Federal y Primera Junta, entre otros sectores. En ese marco, se procedió a la detención de 3 sujetos altamente conocidos en el ámbito delictual. Se secuestraron vehículos y elementos de interés para las investigaciones en marcha.

“Quiero subrayar el trabajo intenso de la División de Investigaciones de Puerto Madryn a lo largo de estos últimos días. También al Grupo Especial de Operaciones Policiales (G.E.O.P) colaboró con los procedimientos. Se lograron recoger elementos contundentes para determinar las características del caso con mayor precisión”, sostuvo Massoni.

“Estamos encaminados en el esclarecimiento del hecho”

Por su parte, el fiscal Jefe de Puerto Madryn, Daniel Báez, precisó que “en los últimos días, se trabajó arduamente con las Divisiones de Investigaciones de Trelew, Puerto Madryn, la Unidad Regional y la Fiscalía. Se confirmaron las 3 detenciones en Trelew y estamos encaminados en el esclarecimiento del hecho”, e indicó que “todos ellos tienen antecedentes y en este caso actuaron de manera conjunta y coordinada en el marco de un ‘homicidio en ocasión de robo’ en contra de una mujer adulta en situación de vulnerabilidad. No descartamos que existan más personas involucradas. El personal policial actuó con corrección en todos los procedimientos”.

La aprehensión del supuesto participante en el homicidio de Alexis Cuevas en Comodoro Rivadavia que se dio en Pergamino, provincia de Buenos Aires, fue posible gracias a la información que acercó un particular a la policía comodorense, indicó esta mañana el Comisario Pablo Lobos.

“Ayer cerca de las 17:30 horas cuando estábamos entendiendo en el homicidio ocurrido en la zona de Kilómetro 17, nos avisa el jefe de la seccional Primera de Pergamino que habían detenido a Leonardo Bustamante, confirmando nuestra información; porque hay que saber que en días anteriores con el jefe de la división, Andrés García habíamos tenido comunicación con personal policial de aquella ciudad porque teníamos información que daba cuenta que posiblemente podría encontrarse por esa zona. Y es más, que también estaba el vehículo que queríamos localizar y secuestrar”, explicó Lobos.

Y agregó que “afortunadamente, con un trabajo rápido de la gente de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, se pudo lograr la detención de Bustamante y además el vehículo que posteriormente va a ser peritado acá en la ciudad. Es el auto que él utilizaba a diario y en el cual presumimos que se trasladó el cuerpo de Alexis Cuevas hacia el lugar donde fue encontrado sin vida”.

Lobos señaló en diálogo con FM La Petrolera 89.3 MHz que “la información que tenemos es que estaba en la casa de una persona conocida, oculto, tenía muy pocas salida hacia el exterior; que estaba refugiado como para decirlo de alguna manera, escondido, sabiendo que era intensamente buscado”.

“Nos había llegado una información por parte de una persona que nosotros sabíamos que podría llegar a estar en Pergamino y efectivamente eso sucedió, estaba en el barrio 512 que es un complejo habitacional. Allí se lo detuvo y a la vuelta del lugar estaba el vehículo estacionado, así que la información que nos habían aportado era realmente como lo indicaba la persona”, dijo indicando que no se puede dar a conocer el nombre del informante.

El funcionario policial indicó que desde esta ciudad se puso un alerta por ese vehículo de inmediato, cuando presumieron que Bustamente se podría haber fugado de la ciudad. “Fue una alerta primaria hacia todas las localidades más cercanas y luego hacia todo el país; una comunicación inmediata. Es más, la detención estaba cargada a nivel nacional en el sistema de Siscop en todas las policías y las fuerzas de seguridad nacionales, que estaban al tanto de esta situación; pero bueno, suelen ocurrir estas circunstancias”, comentó.

En cuanto a cómo se dará el traslado hacia Comodoro Rivadavia, dijo que cree que eso se dará seguramente antes de los 10 días de su detención, y que “va a ser una coordinación de la oficina judicial de aquí con la gente de operaciones, creería de la Unidad Regional nuestra, que lo trasladará al igual que el vehículo, que va a tener que ser trasladado hacia la ciudad para ser peritado”.

“Creo que con esto estaremos muy cerca de cerrar el caso Cuevas. Después tendremos que consultarle a la fiscal, que es la Doctora (Camila) Banfi que lleva el caso; pero en principio con esto estaremos cerrándolo, habrá que realizar las pericias sobre el vehículo y esperar los análisis de ADN y demás, que ya se realizaron”, concluyó Lobos.