Tag

historia

Browsing

El 27 de julio de 1996 se inauguró oficialmente lo que hoy es una porción de la historia del arte local y nacional

El Museo Municipal de Arte de Puerto Madryn (MuMA), dependiente de la Subsecretaría de Cultura, celebra hoy un nuevo aniversario, que se remonta al 27 de julio de 1996, cuando se inauguró oficialmente lo que hoy es una porción de la historia del arte local y nacional.

Cabe mencionar que, ante esta situación sociosanitaria que afectó las actividades en los diferentes ámbitos, el MuMA continuó trabajando en búsqueda de alternativas a través de la virtualidad. En los últimos meses, entre los ciclos de entrevistas que se realizaron, se presentó “La obra comentada”, donde se le dio la palabra a distintos artistas para que analicen las obras patrimoniales. Asimismo, se celebró el Día Internacional de los Museos, invitando al público a participar enviando por correo fotos, dibujos, collage, pinturas o escritos, y se organizó una convocatoria a artistas locales para la muestra virtual denominada #PintaMadrynEnCuarentena. Además, continuaron los trabajos de restauración y conservación preventiva así como diferentes actividades en el área de Educación.

UN POCO DE HISTORIA

En 1970 nació la Colección Municipal de Arte con una donación del artista Gonzalo Fernández, entonces radicado en la ciudad.

En junio de 1989, a través de Dirección Nacional de Artes Visuales de la Secretaría de Cultura de la Nación, se recibieron en carácter de donación obras de importantes maestros del arte argentino como Ricardo Carpani, Nicolás García Uriburu, Raúl Alonso y Luis Felipe Noé, entre otros. En septiembre del mismo año se firmó un convenio de cooperación entre la Municipalidad de Puerto Madryn y la Fundación de la República, representada por el entonces senador Hipólito Solari Yrigoyen, a los efectos de coadyuvar a la formación y funcionamiento del Museo de Arte de Puerto Madryn.

Creado por la Ordenanza 846/94, el Museo Municipal de Arte se inauguró oficialmente el 27 de julio de 1996.

Trabajadores estatales de distintos sectores presentaron en el centro una muestra que visibiliza la cantidad de acciones de reclamo que hicieron a lo largo de estos años.

Una nueva jornada de movilización encuentra a los estatales de distintos sectores. Se trata de una muestra en imágenes que intenta demostrar los años de lucha. Están presentes salud, educación, brigadistas, entre otros.

La concentración es en Rivadavia y 25 de mayo. La exposición tiene diferentes momentos de reclamo a lo largo del tiempo.

2

1

El cuartel de Bomberos Voluntarios de Gaiman celebró ayer sus 31 años de historia. No pudo efectuarse formación ni un encuentro especial, pero sí se destacó este acontecimiento, cuando los bomberos están brindando servicio en un momento especial.

Alejandro Díez, jefe del Cuerpo Activo de los Bomberos de Gaiman, en diálogo on FM El CHUBUT, destacó a bomberos y bomberas, y al trabajo que se está desarrollando. Forman parte del Comité de Emergencia junto al intendente, policía y personal del Hospital.

Actualmente, el cuerpo activo está conformado por 20 bomberos y bomberas, hombres y mujeres de Gaiman. «Tenemos personal activo, se suspendieron las reuniones dentro de la institución, como los dictados de partes teóricas y de aprendizajes que hacíamos los días sábados, y ahora estamos realizando cursos interactivos a través de internet, clases virtuales y online».

Asimismo, dijo Diez, «concurrimos a la institución a hacer mantenimiento de unidades y de las instalaciones, y ante cualquier emergencia se acude».

En cuanto a las intervenciones en los últimos tiempos, señaló que en la jurisdicción se producen muchos incendios de pastizales y forestales en la zona rural; pero que este año comenzaron a disminuir.

Hay una ordenanza municipal vigente desde el 2018 que aborda la prohibición de quemas, de todo tipo de residuos dentro del ejido urbano y dentro de zona rural «puede haber quemas, pero con permiso autorizado por nuestra institución, para que no haya riesgo, llegado el caso haya vientos u otros inconvenientes».

El Senado sancionó hoy por unanimidad las primeras tres leyes a distancia de la historia parlamentaria del país, con beneficios tributarios y de protección para los trabajadores esenciales que cumplen tareas en el combate del coronavirus, en la segunda sesión virtual desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

De los tres proyectos sancionados, la norma que exime de pagar ganancias al personal de la salud y de seguridad que efectúe guardias u horas extras mientras dure la pandemia fue la única que generó reparos de la oposición por considerar que la medida «se quedaba a medio camino».

Un total de 71 senadores votaron en forma electrónica a favor de la exención de ganancias y de la creación de un programa que dispone un protocolo de protección para el personal de salud y un convenio con la Cruz Roja que regulariza la situación jurídica de ese organismo en el país.

La sesión de carácter remoto transcurrió esta vez sin ningún tipo de inconveniente técnico y se extendió durante cinco horas y media conducida por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien se alternó en el debate con la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma.

Los mayores contrapuntos durante el debate virtual se suscitaron entre senadores del oficialismo y de la oposición en torno a las responsabilidades sobre la situación económica en que el gobierno del Frente de Todos recibió al país en diciembre de 2015.

En el inicio de la sesión, la vicepresidenta aludió al altercado que mantuvieron durante la semana el senador del FdT Carlos Caserio y su par radical Martín Lousteau e ironizó con el episodio al señalar que si bien pensó que podía «volar un micrófono» la situación sirvió para demostrar que la virtualidad no ponía en riesgo la calidad de los debates.

Más tarde, los senadores del FdT, Oscar Parrilli y José Mayans, enumeraron medidas del macrismo a las que juzgaron como «perjudiciales» para el país.

Mayans, jefe de los senadores del oficialismo, valoró sin embargo «el apoyo unánime» a las tres leyes sancionadas, dijo que «esto no terminaba acá» y que había que seguir trabajando en más medidas para mitigar la pandemia, pero se expresó en duros términos ante las críticas de la oposición al proyecto sobre ganancias.

«Acá hay algunos que dicen ‘no miremos el pasado, miremos el futuro’ cuando hubo un gobierno que entregó al país, hizo un desastre y ahora se están preguntando por qué no le damos más a los trabajadores», disparó el senador formoseño y advirtió que había que revisar «la deuda impagable» que dejó el gobierno anterior.

La oposición votó a favor de las normas pero calificó a la ley sobre ganancias como «discriminatoria» porque el beneficio no abarcaba a la totalidad de los trabajadores esenciales y, si bien apoyó el proyecto sobre la Cruz Roja, se abstuvo en algunos artículos referidos a contrataciones directas y convenios de cooperación.

El jefe de los senadores de Cambiemos, Luis Naidenoff, ratificó el apoyo en general a las medidas pero dijo que eran insuficientes y advirtió que no estaba en desacuerdo con «mirar el pasado» pero consideró que sólo serviría si esto se hacía con una mirada también de futuro».

Parrilli también sumó cuestionamientos a la oposición y durante su exposición enumeró las medidas judiciales que se tomaron en contra de referentes del kirchnerismo durante el gobierno de Mauricio Macri.

La vicepresidenta tuvo que interrumpirlo para decirle que se la había acabado el tiempo y que necesitaría «una sesión complementaria» para detallar las causas que, según consideran, forman parte de «la persecución judicial» de la que fueron víctimas.

La agitación que vivió Buenos Aires por sus victorias en Tucumán, San Lorenzo y Salta motivó al diputado Vicente López a componer una marcha patriótica que, el 11 de mayo de 1813, alcanzó el rango de «canción nacional» por decreto de la Asamblea General Constituyente. El poema constituyó imaginariamente a la nación como comunidad de pertenencia, identificación que contenía marcados rasgos militarizados, habida cuenta de la guerra que sostuvo su surgimiento.

Para dar el esfuerzo reclutador extraordinario que la Guerra de Independencia requería, la Junta de Gobierno ordenó, el 11 de septiembre de 1811, que «todos los ciudadanos nacerán soldados, y recibirán desde su infancia una educación conforme su destino». La orden fue convertida en programa y la marcha de la patria, «que debían entonar los jóvenes diaria y semanalmente», fue herramienta fundamental para que «ninguno viva entre nosotros sin estar resuelto a morir por la causa santa de la libertad», como dice el oficio dirigido al Cabildo, publicado el 24 de julio de 1812 en la Gazeta Ministerial del Gobierno de Buenos Aires.

«El Himno Argentino en Obligado», original en la galeria de la Banda de Patricios (imagen Ejército Argentino)

Una composición impuesta por decreto, enseñada obligatoriamente en las escuelas e incluida en toda ceremonia podía resultar, de todos modos, totalmente impopular. Sin embargo, no ocurrió con la obra de López y Planes y Parera. Las diferentes crónicas testimonian la aceptación general del pueblo. Por ejemplo, José Díaz, que durante su infancia en 1814 y 1815, había integrado la Compañía de Fusileros del Colegio Franciscano de Varones de Mendoza y el Batallón General San Martín, en 1883, detalló a Bartolomé Mitre la experiencia cuando, el 25 de mayo de 1816, el pueblo cuyano festejó el día patrio:

«Nos formamos al costado de las infanterías veteranas; eran tres batallones número 7, 8 y 11 […] fuimos los oficiales de mi batallón a cantar el Himno Nacional en medio de la plaza, […] Lo primero que tocó la música fue la introducción, que es tan majestuosa y linda; el compositor de esta música fue inspirado por el mismo Dios. Entre esos oficiales se hallaban Valentín Corvalán, Indalecio Chenaut, Damian Huchón, Jorge Díaz, Eusebio Díaz y José Díaz. Cada uno de ellos pasó al frente, recitó una arenga y luego cantó una estrofa, alternados por todo el batallón, que coreaba el estribillo. Terminado el himno, el general palmoteó las manos con otro ¡viva la Patria!, mandó formar en columna y marchamos ¡que marcha tan entusiasta tocan las cajas! nos parecía que íbamos marchando con el General San Martín y el Ejército para Chile a dar libertad a los Chilenos y a los peruanos».

El país estaba en guerra y su marcha patriótica vehiculizó la necesidad bélica e identitaria del momento en pos de alcanzar una nación duradera. Esto mismo lo registró el viajero Henry Blackenridge, al detallar que los versos se cantaban «con tanto entusiasmo como lo habríamos hecho nosotros con nuestro Hail Columbia», y agregó:

«Este himno, […] es universalmente cantado en toda ocasión, en todas las provincias del Plata, tanto en los campamentos de Artigas, como en las calles de Buenos Aires; y es enseñado en las escuelas como parte esencial de la educación de la juventud. […] un día pregunté a un chico si iba a la escuela, “si señor, voy a la escuela”, Qué aprendes? “a escribir, contar y cantar a la patria”, contestó».

«Estreno del Himno nacional argemtino», Sala de Bandas del Museo Histórico Ejército (Foto Ejército argentino)

Así, en 1813, la marcha patriótica abandona las estructuras de pertenencia de la comunidad colonial y anuncia el nacimiento de una nación al justificar, legitimar y prestigiar los actos emancipadores. Diseña, asimismo, una nueva identidad que arropa intelectualmente a la nueva entidad que se forjaba en el ámbito político y militar. Su importancia radicó en la audacia del contenido: aun antes del Congreso reunido en Tucumán, preanunció la emancipación soberana de las Provincias Unidas del Río de la Plata, lo que sucedería efectivamente tres años más tarde. No solo anticipó la independencia, sino también la Constitución de 1853, porque proclamó la construcción de una nación soberana, basada en la libertad, igualdad y fraternidad como reglas de convivencia.

Hoy el presidente Alberto Fernández abrirá el 138° Período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Ese número no es inocente, comenzó a contarse desde la apertura del 25 de mayo de 1862, cuando Bartolomé Mitre ocupó la presidencia, en forma interina, como vencedor de la Batalla de Pavón y se dedicó a dos cosas: perseguir sangrientamente a los restos del federalismo, y fundar una institucionalidad basada en ese triunfo. En aquella oportunidad se reunieron 15 senadores y 24 diputados luciendo impecables levitones de tela inglesa. También es ese el año en que se creó la Corte Suprema de Justicia. El conteo es polémico porque otras voces señalan que la primera Asamblea fue un 22 de octubre de 1854 en Paraná, Entre Ríos, con la participación de todas las provincias menos una: Buenos Aires. La Confederación Argentina realizó una Asamblea Legislativa con Justo José de Urquiza a la cabeza del Ejecutivo.

La Constitución establece que en ciertas ocasiones, muy especiales, la Cámara de diputados y la de senadores deben funcionar en conjunto y formar lo que se denomina Asamblea Legislativa. El presidente tiene la obligación de concurrir a la apertura de las sesiones y dar su discurso de evaluación de la situación y proyección de sus propuestas políticas. La fecha establecida del 1 de marzo es fruto de la reforma constitucional de 1994, la costumbre previa era hacerlo cerca del 25 de mayo. Sin embargo hubo muchos años en los que los presidente eludieron esta obligación: en 1866, 1914, 1917, 1918, 1919, 1920, 1921, 1922, 1929, 1939, 1941, 1942 en el primer caso Mitre se encontraba ausente en el frente en la guerra del Paraguay; en los demás casos se adujeron a veces razones de salud y otras, ninguna. Nótese que el más remolón fue Hipólito Yrigoyen, faltó a todas las que le correspondían.

En las primeras sesiones inaugurales, el Presidente sólo brindaba una breve alocución y dejaba en manos de quien preside la Asamblea el mensaje. Fue Domingo Faustino Sarmiento el primero que impuso la costumbre de leer el mensaje al inaugurar el octavo período de sesiones ordinarias, el 5 de mayo de 1869.

El 1º de mayo de 1984, cuando Raúl Alfonsín acudió por primera vez al Congreso para inaugurar las sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa llevaba ya seis meses a cargo del Ejecutivo. Durante cerca de 50 minutos expuso su diagnóstico de la situación en que había encontrado el Estado, hizo foco en la arrasada institucionalidad y la devastada economía que había dejado la dictadura. Alfonsín hizo un llamado a la reconciliación, con citas a Santo Tomás y un pedido de «iluminar las acciones con la bondad»: «La reconciliación que proponemos, que debe ser una reconciliación profunda, no puede sino basarse en la verdad…con una sinceridad absoluta de corazón, podremos encontrarnos los argentinos”. A ese intento de hablar con el corazón ya sabemos que le contestaron con el bolsillo.

Carlos Menem habló ante el Congreso el 1º de mayo de 1990, llevaba ya casi 300 días al mando del Ejecutivo por la salida anticipada de su predecesor, el 8 de julio de 1989. Durante poco más de una hora, Menem dio poco espacio a la herencia recibida, que fue un proceso hiperinflacionario alucinante, expuso el que sería su plan de reforma del Estado y privatizaciones, que incluía «mejores reglas de competencia, una optimización de los gastos públicos en materia social y educativa, la modernización de la legislación laboral, y todo lo que haga a una profunda transformación del Estado y la Nación». Aparecían en escena los eufemismos del ajuste. El contexto era el de la caída del Muro de Berlín: “Mi gobierno se desentiende de las fronteras ideológicas, porque las únicas fronteras que nos interesa conquistar son las fronteras del progreso”. Crecía con fuerza el sentido común del fin de las ideologías y el fin de la historia. Pero la historia siguió.

El De la Rúa fue un discurso breve, en el que volvió a llamar a una transformación del Estado porque, según sus palabras «este que tenemos ahora no sirve para nada», «No exagero. Es chico, no tiene nada más que vender. Sin embargo, tiene una deuda que amenaza a todo el sistema y asfixia al sector privado». Tuvo pocos anuncios y muchas apreciaciones que pretendían justificar el ajuste que ya estaba llevando a cabo: «A nadie le gusta aumentar los impuestos. A nadie le gusta administrar la escasez. Pero yo no estoy aquí para hacer las cosas que me gustan, sino las necesarias. Y lo que el país necesita es eliminar su déficit para tener libre el camino del progreso y del crecimiento». Pareció que el país necesitaba otra cosa.

Eduardo Duhalde llevaba dos meses en el gobierno cuando inauguró las sesiones de 2002, en medio de la crisis política y económica desatada por la salida de De la Rúa, la declaración del default y la posterior devaluación. Habló unos 40 minutos con 130 legisladores ausentes. Eran días de agitación social, intentó llevar sosiego para todos los sectores «En estos momentos, el Estado no tiene posibilidades materiales de dar respuesta a todos los reclamos sectoriales al mismo tiempo», pero prometió «fijar un orden de prioridades para que los costos de la crisis no vuelvan a recaer sobre los sectores más vulnerables».

Por el adelantamiento de las elecciones de 2003 –tras el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en la masacre de Avellaneda–, Néstor Kirchner llevaba más de 10 meses al mando del Ejecutivo cuando inauguró en 2004, el 122º período de sesiones: «No somos el gobierno del default. No queremos repetir los viejos errores ni eludir la responsabilidad histórica. No queremos persistir en el default, pero la más fría racionalidad indica que las recetas del pasado no pueden aplicarse». Y como si fuera un deja vu: «Seguro… vamos a tener el agravio cotidiano, de aquellos que nos acusan de ser irracionales porque decimos que tenemos que priorizar nuestra deuda interna… Pero cada vez que paguemos debemos tener en cuenta que hay millones de argentinos que están sufriendo el hambre y la exclusión porque hubo una dirigencia y organismos internacionales totalmente inflexibles a las realidades de nuestros hermanos».

El 1º de marzo de 2008, CFK tenía 80 días de presidenta, nadie podía presagiar que solo 11 días después iba a estallar el conflicto con las patronales rurales que fue la génesis del mapa político que signó a todo el gobierno de Cristina, y en gran medida dio nacimiento al bloque político que engendró al macrismo. Por primera vez en la historia no hubo discurso escrito, la Presidenta lo dijo sin leer: “Estamos por primera vez en cien años, en cinco años ininterrumpidos de crecimiento económico a tasas superiores al 4 y 5 por ciento. Si volvemos a crecer habremos completado el mayor período de crecimiento de toda nuestra historia”. Pero aquel día, casi como un presagio de lo que vendría, señaló a las fuerzas de seguridad, la Justicia, la banca privada y el empresariado como parte de un viejo problema irresuelto y llamó a un «acuerdo del bicentenario”.

A su turno, Macri retomó la receta neoliberal: defendió el ajuste del Estado, criticó el déficit fiscal y la elevada presión tributaria, atribuyó la inflación a la emisión monetaria y habló de “volver al mundo”. Los legisladores del FPV le reclamaban por los despidos, que ya superaban los 15 mil, por la prisión de Milagro Sala y por la feroz represión sobre las protestas sociales.

Cada una de estas inauguraciones estuvo signada por el dramatismo de una crisis argentina acuciante. La República de la crisis es lo que persiste. Y el discurso de hoy del Presidente, también en medio de una feroz crisis, genera otra persistencia: la esperanza de salir adelante.

Con esas palabras, el intendente Juan Pablo Luque presentó oficialmente el cronograma de actividades para conmemorar el 119° Aniversario de Comodoro Rivadavia. Entre los artistas más destacados se confirmó la presencia de Nonpalidece y Los Caballeros de la Quema en una exclusiva edición de la Fiesta del Pescador, los artistas del fin de semana en el Predio Ferial con Ráfaga, Miranda, Grupo Play, Cazzu y Jimena Barón junto a las bandas locales. Además, la tradicional velada tanguera y noches del Recuerdo y Folclore para todas las familias.

“Con estos eventos tradicionales, Comodoro marca un ejemplo de unidad hacia el resto de la provincia”, aseguró el jefe comunal.

La rueda de prensa tuvo lugar este lunes por la mañana en el Ceptur, con la presencia del intendente Juan Pablo Luque junto al viceintendente Othar Macharashvili, la secretaria de Cultura, Liliana Peralta y demás miembros del gabinete, además de la diputada provincial Adriana Casanovas, el ex intendente Carlos Linares, concejales, dirigentes barriales, referentes de instituciones y artistas locales, oportunidad en la que se informó a la comunidad los espectáculos musicales y actividades que se podrán disfrutar a partir del 15 de febrero con entrada libre y gratuita para celebrar los 119 años de existencia de nuestra ciudad.

En su discurso, el intendente subrayó que “el festival aniversario lo hacemos con responsabilidad junto a Othar Macharashvili como autoridades que eligió el pueblo para representar a la ciudad, tratando de que Comodoro siga siendo una ciudad bien administrada con los recursos económicos puestos a disposición de lo que la comunidad necesita”, expresó.

En ese sentido, Juan Pablo Luque puso en valor el trabajo articulado de las áreas de Deportes, Cultura y Turismo al decir que “el personal está trabajando con compromiso, capacidad y profesionalismo y estamos convencidos de que vamos a poder mostrar todo el potencial turístico, artístico y deportivo de nuestra ciudad” al tiempo que resaltó que “lo hacemos con un enorme esfuerzo junto al sector privado con una enorme participación económica en cada uno de los proyectos de este aniversario”.

“Quiero agradecer también a las Asociaciones Vecinales, a las Entidades Intermedias, a cada una de las instituciones de la ciudad que están en permanente apoyo para que a la ciudad le vaya cada día mejor” expresó y culminó diciendo que “vamos a seguir rescatando la figura de nuestros pioneros que hicieron que hoy Comodoro sea una de las ciudades más importantes del país”.

Eventos nuevos y tradicionales

La agenda aniversario y los números artísticos comienzan el sábado 15 de febrero, con la Fiesta del Pescador que busca recuperar las tradiciones del barrio Caleta Córdova atravesado por la pesca como actividad económica, productiva y cultural. La propuesta innovará su edición con un escenario en la zona conocida como Barrancas Blancas para que los comodorenses disfruten de los shows musicales de “Nonpalidece” y “Los Caballeros de la Quema”, entre las 14 y 02 horas.

El lunes 17 se realizará La Noche del Humor con la actuación especial de Eber Ludueña, Toti Ciliberto y Chiqui Abecasis en el Centro Cultural, desde las 20:30 horas. Mientras que la velada de Tango llegará el martes 18 y miércoles 19 al Teatro Español con la presentación de: Lito Vitale, Hilda Lizarazu, Juan Carlos Baglietto, Silvina Garré en la primera jornada y en el segundo día será el turno de la Orquesta típica “Fernández Fierro” y Limón García y Orquesta.

Asimismo, vuelve a presentarse en el Teatro Español Darío Z y su banda Saliendo de la Caverna “Filosofía y Rock” el día jueves 20 de febrero a las 20:30 aproximadamente. Al día siguiente, el viernes 21 a partir de las 20:30 en el Centro Cultural, Los Iracundos, Los Charros y Pancho y la Sonora Colorada serán los encargados de hacer bailar, cantar y emocionar a todo el público en una nueva Noche del Recuerdo.

Festival aniversario con artistas nacionales

Respecto al cronograma que se viene organizando para los días viernes 21, sábado 22 y domingo 23, se anunció la presentación de Grupo Play, Ráfaga y Miranda para la primera jornada; Dj Ramiro Pedemonte & Animador Gonzalito de CQC, Cazzu y Jimena Barón el segundo día y el cierre con Leandro Lovato y Los Carabajal en una Noche del Folklore. Todos los espectáculos serán entre las 15 a 03 am en el Predio Ferial junto a artistas plásticos, artesanos y diseñadores de toda la ciudad.

Lugar especial para nuestros artistas

También, acompañarán en escenario los artistas locales: Omar “El Romántico”, Bruno Show, Male Aroca, Banda Extremo, Cinco Octavos, La Banda de Juan K, El Jamaiquino, Los Dinosaurios, Similares, El viento me lleva, Blues Company, Alkimia, La Bene Band, Identidad, Andy de la fuente y Ser &the limos. Estarán, además, Rytmo 7, Trio Marisel López, Hugo “Cunino” Cedron, Sick, Bríos, Backing Track, Sabor Canela, Cosecha Especial, Alejandra Saint Pé, Abelardos, Ivana Katana ,Lihuel, Marcelo Falcón, Viviana Almirón, Oscar Payaguala, Caril Paura, Trio Nuevo Canto, Los Nieva , La fanfarria del capitán, Murumba, Vasco Salaberry, Rubén Patagonia y La legua sur.
Harán lo propio, Dúo Aruma, Tango x dos, Noelia Soto, Emanuel, Rafa Quipildor, Ballet Proyección sur, Orígenes, Jorge Cid, Grupo Fénix, Gavilanes, Mandarina Proyect, De santos nada, Enzo Antoniazzi, Lucho Martínez, Voces de tribu y Osky Vlk y otras sorpresas.

Cabe recordar que, los shows musicales y artísticos son de entrada libre y gratuita, por orden de llegada. Las puertas abrirán una hora antes del horario estipulado del inicio de los mismos.

El Museo del Puerto de Rawson, ubicado en la emblemática esquina de Comodoro Lasserre al 300 ingresando por Aguaráguazú, ya recibió a más de 2 mil visitantes desde su inauguración.

El Museo abre sus puertas de martes a domingo de 17 a 21. Allí se narra la historia de la actividad pesquera, sus protagonistas, y se pone en valor la gastronomía mediante la recreación de una cantina tradicional y la historia de la Fiesta Nacional de los Pescadores del Sur.

Fue reinaugurado el 21 de diciembre, tiene como objetivo principal homenajear a los hombres de mar que remontaron el río en busca de un lugar propicio para brindar servicios cuando el tehuelche transitaba el territorio de la cordillera a la costa. Dicho espacio nació en octubre de 2019 con un homenaje a Don Juan Iglesias. Tiene una cronología de fotos antiguas que cuenta la historia de la relación del río con los primeros pobladores. En él hay un banner con los nombres de los marineros desaparecidos desde el 2000 y en breve se inaugurará otro con los nombres anteriores al año mencionado.

Prefectura y fotografías

Patricia Lorenzo, coordinadora de Patrimonio Histórico y Museos de Rawson comentó que “se prevé la instalación de un espacio para que la Prefectura Naval Argentina cuente su historia en primera persona”. Para ello, el Museo cuenta con un espacio destinado donde se encuentran dos uniformes en exposición, uno de gala blanco y otro de fajina de invierno, azul donación del prefecto Rebasti al Museo de la Ciudad.

Lorenzo detalló que “Carlos García donó un banner con una foto de la primera moto de agua con la que contó la Prefectura con asiento en Puerto Rawson. Se trata de una foto tomada por un turista español que compartió en las redes donde se ve la moto de agua haciendo maniobras y detrás las toninas siguiéndola”.

En este momento se puede visitar una muestra fotográfica del fotógrafo capitalino Pablo “Chelín” Solivella. También puede visitarse una exposición de arte pictórico del ámbito marítimo. Se exponen elementos donados por la familia Melivilo, por Nerina León, entre otros.

Se recreó una taberna que “revaloriza lo gastronómico y a las familias que se dedicaron a la gastronomía en Puerto Rawson”. Finalmente la funcionaria destacó que “la gente hace un circuito de visita de un Museo al otro; algunos visitan primero el Museo 1823 y allí se enteran del Museo del Puerto y entonces lo visitan o viceversa”.

Un poco de historia

A finales del siglo XIX el puerto comercial y marítimo de Rawson estaba ubicado en lo que hoy es el barrio San Ramón, en inmediaciones del viejo puente de madera, donde se ubicaban los galpones de cereales y tenía asiento la central de la Compañía Mercantil del Chubut. Allí tenían sus viviendas y los almacenes de ramos generales los primeros marineros comerciantes, como Luis Costa.

En esa época no había un muelle, ya que el río, que no era igual a como se lo conoce hoy porque no existía el Dique Ameghino, estaba en su estado natural y permitía el amarre de los barcos simplemente en su orilla.

En 1899 la Gran Inundación también se llevó la parte media del puente de madera construido por el poeta Griffith Griffiths. No fue sino hasta el 25 de noviembre de 1900, con el ingreso de la Guardia Nacional a la desembocadura del Río Chubut que se inauguró el Puerto de Rawson donde lo conocemos hoy.

Luego que la Gran Inundación se llevara el puente de madera, los pobladores pasaban de una orilla a otra con la ayuda del botero Robert Hughes apodado “Otrolau” ya que la gente lo llamaba al grito de “otro lado” para que los cruzara de orilla. En 1906 la Nación compró el puente de hierro pero no pudo inaugurarse sino hasta 1918 ya que hubo atrasos en el pago de los certificados y, además, el mundo estalló en la Primera Gran Guerra Mundial.

Se trabajará en el mantenimiento del predio del Aeroclub Trelew, sitio emblemático de la ciudad que comenzará a ser parte de uno de los sitios turísticos que los turistas y vecinos podrán visitar de manera gratuita.

Con el objetivo de colaborar en la conservación del patrimonio histórico – cultural de la ciudad, la Municipalidad de Trelew impulsa acciones de apoyo y cooperación con diferentes instituciones de la ciudad.

En este marco, esta mañana el secretario Desarrollo Territorial de la Municipalidad de Trelew, Javier Córdoba, junto con la Directora de Turismo, Mónica Montes Roberts, visitó las instalaciones del Aeroclub Trelew para avanzar en el acuerdo de colaboración para realizar tareas de mantenimiento y limpieza en el predio.

Javier Córdoba remarcó que se continúa «con avances de convenios de colaboración para aportar una cooperación a instituciones que tienen historia en la ciudad junto a la Dirección de Turismo para potenciar los sitios históricos y emblemáticos.

«Se comenzó con la Capilla Moriah y esta semana con el Aeroclub Trelew. Y luego, con el acompañamiento de Turismo seguiremos con otras instituciones», señaló el funcionario.

Respecto a la colaboración que el municipio brindará el secretario municipal explicó que se «ejecutarán tareas de desmalezamiento y limpieza en el predio, la colocación de contenedores para el mantenimiento del lugar, entre otras acciones que la institución requiera».

Por su parte, el presidente del Aeroclub Trelew, Claudio Galla, valoró «la predisposición del Municipio, a través de las áreas de Turismo y Desarrollo Territorial, para aportar una ayuda a la institución que tiene 82 años de vida en la ciudad», y remarcó que «esta acción es muy importante», dado que, «se comenzará a contar con un flujo de visitantes a través delas visitas guiadas en la Sala de Histórica de pilotos, la historia de la Aeroposta, los viajes del piloto y escritor Saint Exupery, para darle valor a este espacio».

Visitas guiadas

Galla remarcó que se comenzó «con las visitas guiadas de manera gratuita», con lo cual, también se cuenta «con personal de la Dirección de Turismo para informar a los visitantes sobre el recorrido que ofrece la Sala Histórica de Pilotos». Asimismo, desde el Aeroclub, se realizará «una mini guía para que conozcan los aviones y las actividades que tiene la institución como escuela y como entidad social».

En este sentido, Patricio Álvarez Kraus, integrante de la Dirección de Turismo Municipal detalló que «a partir de hoy lunes están a disposición de los vecinos y turistas las visitas guiadas de la Sala Histórica de Pilotos donde podrán conocer la historia de la Aeroposta, documentos y fotografías de los pioneros de la aviación y en especial la figura del aviador y escritor Antoine de Saint Exupèry».

Se podrá realizar la visita guiada de lunes a viernes de 9 a 12 y de 16 a 19 de manera gratuita en la Sala Histórica de Pilotos situada en el predio del Aeroclub Trelew, donde también podrán recorrer la sede de la institución.

La sociedad de la India se rige por un sistema de castas muy estricto. Los intocables en la India, también conocidos como parias, son aquellas personas que, tal y como indican las creencias hindúes tradicionales, no pertenecen a ninguna de las cuatro varnas.

Se conoce como varna a la creencia de que las personas fueron creadas tomando distintas partes del cuerpo de la divinidad Púrusha. Por lo tanto, la parte con la que creó a cada varna es lo que determina el estatus social de las personas. Prácticamente toda su vida depende de ello ya que define de qué pueden trabajar o con quién pueden casarse.

El sistema de castas en la India

El sistema de castas jerárquico lleva definiendo la sociedad india desde hace varios miles de años. La tradición indica que cada persona al nacer pertenece a una de las cuatro castas principales, conocidas como varna. De lo contrario, es un intocable.

Los parias son en su mayoría pobres, y suponen el 16% de la población de la India. El hinduismo defiende que los intocables son impuros.

Los intocables en la India

Tradicionalmente los intocables eran aislados en sus comunidades. Incluso las clases superiores evitaban el simple contacto con sus sombras. Aunque la discriminación contra los parias ya no existe en las ciudades, todavía continúa muy arraigada en zonas rurales de la India. En algunos pueblos incluso se restringe el acceso de los parias a las fuentes ya que no pueden beber el mismo agua que el resto de vecinos.

Al no pertenecer a ninguno de lo cuatro varnas, los parias solo podían desempeñar trabajos considerados marginales: jornalerosque no poseían tierras, artesanos callejeros, lavanderos de ropa, trabajadores del cuero…

Los intocables en la India siempre han sido objetivo de violencia. En el estado de Rayastán, uno de los más tradicionales del país asiático, se han contabilizado cientos de violaciones y asesinatos, informó Ok Diario.