Tag

Hermanos

Browsing

Vecinos, exploradores salesianos, la policía comunitaria y personal del Hospital Regional reformaron una casa para que vivan los siete integrantes de la familia Bargas, tras el trágico incendio en el que sus papás y un hermano perdieron la vida.

Los hermanos Bargas se salvaron de un trágico incendio que ocurrió en junio de 2019 en el barrio Pietrobelli de Comodoro. Un grupo de vecinos, exploradores salesianos, la policía comunitaria y personal del Hospital Regional se unieron y reconstruyeron una vivienda hasta que cuenten con una solución definitiva.

“Estamos muy felices de volver a tener una casa”, expresó Jenifer Bargas, tras el gesto de solidaridad de varios comodorenses. “Ya estamos acá, contentos, vamos a poder volver a tener nuestras cosas”, destacó la joven emocionada.

El 9 de junio de 2019 los siete hermanos perdieron a sus padres y a un hermano mayor en el incendio. Varios vecinos -entre ellos exploradores del Domingo Savio y del Dean Funes- se movilizaron para ayudarlos a tener una mejor calidad de vida. 

“Un fuerte agradecimiento a ellos que fueron los que nos dieron una mano e hicieron posible todo este sueño para nosotros”, manifestó la joven. “Ya estamos en la casa, cómodos y muy calefaccionados”, remarcó.

Sostuvo que de a poco “vamos a traer nuestras cosas de nuevo. Ahora hay que lucharla y seguir adelante, con los brazos en alto”, enfatizó.

Jésica agradeció “a toda la gente que nos ha donado cosas, estamos muy felices”. Muchos vecinos de Comodoro se sumaron a la iniciativa y se logró recaudar dinero, materiales para la refacción de la vivienda, alimentos, muebles, ropa, calzado y juguetes, entre otros elementos, señaló El Comodorense.

Jesde el Juzgado de Familia de Goya, localidad de la provincia de Corrientes, buscan a una familia que quiera y pueda adoptar a los pequeños de 10, 7, 5 y 1 año, que «gozan de buena salud y reciben acompañamiento psicológico».

El escrito judicial señala que la magistrada Silvina A. Racigh, “mediante la intervención del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (RUA) de Corrientes, convoca a personas que quieran adoptar a cuatro hermanitos”.

Tras destacar que los cuatro, de 10 años, 7, 5 y un año y 10 meses “gozan de buena salud, reciben acompañamiento psicológico dos veces por semana y manifiestan no querer separarse”, la convocatoria se explayó en caracterizar a cada uno de los niños.

De esta manera, detallan “G.M.R. -de 10 años-, es una niña ordenada, colaboradora, aplicada que ayuda a sus hermanos, le gusta estudiar, es buena alumna, estudia computación y va a clases de apoyo dos veces por semana. Asiste a tercer grado en escuela primaria común”.

Sobre A.A.G, señalan que es un niño de 7 años que concurre a segundo grado de la escuela primaria común, que “le gusta mucho jugar con su hermano y demás niños del hogar y practica fútbol”.

Respecto del pequeño de 5 años, identificado como A.A.G., mencionan que asiste al jardín inicial, “donde aprendió a escribir, pintar y jugar, comprende las consignas y de a poco fue incorporando límites”.

Finalmente, sobre la más chica de los cuatro, G.D.R de un año y 10 meses, remarcan que “es independiente en su movilidad, deambula por todos lados, come sola, es activa, balbucea palabras y realiza estimulación con profesionales por su historia vital”.

El Juzgado de Familia de Goya, señaló que “quienes decidan asumir el compromiso de ofrecer un entorno familiar a los niños, podrán comunicarse con el mencionado Juzgado al teléfono 03777-422114 en horario de 7 a 13 en días hábiles.

Otra de las opciones de comunicación es vía e mail: analorenasanchez@juscorrientes.gov.ar o jmenyflia-goya@juscorrientes.gov.ar o al Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines de Adopción de Corrientes (RUACtes) al teléfono 0379-4476896 o al mail: registroadopcion@juscorrientes.gov.ar

Un recital del popular cuartetero cordobés terminó con una batahola cuando se enfrentaron dos grupos. Hay tres hermanos (entre ellos una mujer) detenidos por golpear a dos efectivos policiales.

Una pelea entre dos grupos en medio del Gimnasio de Racing en la ciudad de Trelew terminó con dos policías heridos y tres hermanos detenidos. Ocurrió esta madrugada tras un recital del popular cuartetero cordobés “Toro” Quevedo, que se presentó en ese reducto ubicado sobre la calle 25 de mayo casi Edison de la ciudad valletana.

Los detenidos son tres hermanos (dos hombres y una mujer, de 23, 25 y 28 años, respectivamente), que fueron apresados por “lesiones y resistencia a la autoridad”.

Según reportó la Policía, todo ocurrió alrededor de las 5:10 de la mañana, cuando el público se retiraba después de disfrutar el show de Quevedo. Fue en ese momento en que en la zona central del gimnasio comenzó una pelea entre dos grupos, protagonizada tanto por hombres como por mujeres.

Cuando los policías y personal de seguridad intercedieron, uno de los grupos se dispersó, pero el otro siguió la disputa con los policías. Cuando las agresiones se hicieron más violentas, una agente tomó del brazo a una de las agresoras, pero la mujer comenzó arrojar golpes contra la mujer policía, dando uno de ellos en el rostro.

Mientras tanto, otros policías forcejeaban en las cercanías con un grupo de hombres, que también atacaron a los efectivos con golpes y patadas.

Como resultado de la batahola, fueron detenidos dos hombres y una mujer, hermanos entre sí. El caso llegó a la Fiscalía de Trelew, en donde se dispuso que las tres personas continúen detenidas hasta la audiencia de control, informó Diario Jornada.

En julio, Josué Francisco Laszeski obtuvo la medalla de bronce en las OlimpÍadas Internacionales de Biología que se desarrollaron en Hungría, y ahora su hermana, María Teresa, participa de la instancia Iberoamericana de la disciplina. Conocé a estos dos jóvenes que viven en Sarmiento y cursan sus estudios en el Instituto Gobernador Fontana. Los hermanos olímpicos de Chubut.

Marcelo es inspector de acueducto y Susana, docente de Ciudanía y Lengua. Ambos por estos días sienten un orgullo especial y tienen verdaderos motivos. Su hija menor, Teresita (16), como ellos le dicen, se encuentra en Bolivia participando de las Olimpíadas Iberoamericanas de Biología, disciplina en la que su hijo mayor,Josué (17), obtuvo la medalla de bronca a nivel internacional.     

Marcelo y Susana son los padres delos hermanos olímpicos de Chubut,dos jóvenes amantes de labiología que dan que hablar en el mundo académico. En Julio, Josué, que cursa su 6to año y es abanderado en el Instituto Gobernador Fontana de Sarmiento, viajó a Hungría y representó al país en la competencia académica que reunió a jóvenes de 72 países. 

Una vez en Argentina, cuando viajaba desde Buenos Aires a Comodoro, contó a ADNSUR que haber obtenido una medalla en la disciplina que ama “fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida”. 

Por estos días es el turno de María Teresa, Teresita. La joven estudiante, que cursa 5to año en el mismo instituto, participa de las Olimpíadas Iberoamericanas de Biología, integrando el equipo argentino junto a Lautaro Gómez de Tandil y Alejo Melfi de Rosario. 

Allí enfrentan a los 43 representantes de Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Portugal, Brasil, Cuba, España y Perú.

Para estar en Cochabamba, Teresita atravesó junto a su hermano un duro camino que inició en esta región y luego continuó en Córdoba, donde el año pasado los chicos ganaron las olimpiadas nacionales junto a Abril Bertuzzi.

Haber obtenido el oro luego de superar dos exámenes teóricos y otros dos prácticos le permitió al grupo competir en forma individual en la instancia internacional que se desarrolló en marzo. En ese nivel Josué clasificó en forma directa a la competencia de Hungría. Mientras que Teresita obtuvo un lugar en las olimpiadas Iberoamericanas.

Por estos días la joven está rindiendo en Bolivia y no puede usar celular, uno de los requisitos de la organización. El viernes recién podrá volver a tener señal. Mientras tanto, rinde cada uno de los exámenes con el objetivo de obtener una medalla. 

EL ORGULLO DE LA FAMILIA

Este no es el único mérito de la joven, en virtud de que, además de ser buena estudiante, es una destacada jugadora de hockey. Teresita forma parte de la Selección Austral Sub 16y ahora fue convocada a la Sub18 quea mediados de mes viajará a Salta para disputar el campeonato argentino.  

Susana, su madre, en diálogo con ADNSUR, no ocultó su felicidad por este momento que vive la familia. “Ella es una personita íntegra. Todo esto implica entrenamiento y esfuerzo, ycomo padres estamos admirados de su compromiso y su dedicación. Es una persona es admirable”, indicó.

La mujer admite que el logro de Josué y Teresita es la coronación de un proyecto de vida como padres y como hijos. “Cuando formamos nuestra familia y decidimos tener hijos apostamos a la educación integral. Uno los acompaña desde el vientre materno pero cuando llegan a la Secundaria empiezan a volver solitos y ellos solos se comprometieron. Esto les abrió el mundo de la ciencia. Ellos libremente eligieron; nosotros sólo los acompañamos”, valoró.

Susana agradeció a Marina Medina, la docente que llevó las olimpíadas al Instituto Gobernador Fontana; a Carolina Gallegos, quien los acompañó en un año de esta trayectoria y a la docente Soledad Pérez Gallo, quien los llevó a capacitarse en diferentes ciudades y los acompañó en las olimpíadas. Por supuesto, tampoco se olvidó del Instituto Gobernador Fontanay de toda su comunidad educativa. 

Y como docente, en medio de los turbulentos días que vive Chubut, aseguró que“la educación es un medio que se tiene que revalorizar”,algo que pudieron hacer sus hijos, informó ADN SUR.

Se trata de Lucas Pistarelli, un estudiante de Turismo en la Universidad Nacional del Sur (UNS) de Bahía Blanca que contó la situación que vivía su hermano y en pocas horas se viralizó en todas las redes sociales.

«Mi hermanito de 7 años ya no quiere ir a la escuela porque se burlan de él. Entonces, le inventé una «poción mágica» para que no escuchará a los nenes que lo insultan y pueda seguir yendo tranquilo», posteó Lucas en su cuenta de Twitter.

Tras la viralización, Lucas señaló este viernes a Télam que «la poción mágica la pensé para que mi hermano tenga un apoyo, y pueda sentir alguien que lo va a contener, que no está solo en todo ésto».

«Cuando uno sufre bullying es muy triste, porque te sentís solo, y como que nadie lo puede entender», dijo el joven al comentar que su hermano cursa el segundo grado de una escuela primaria bahiense.

Todo comenzó, según relató Pistarelli, porque su hermano Nicola, de 7 años, no quería ir a clases, «porque no sentía la confianza y seguridad que sentía en mi casa junto a mis otros dos hermanos y a mis padres».

«Tal vez en la escuela no se animaba a contar lo que pasaba. Le preocupaba entrar al colegio y no saber cómo defenderse», expresó Lucas, para luego aclarar que lo habían cambiado de escuela hace un año porque «le pasó y no pudo resolverlo».

Y continuó: «En esta nueva escuela había empezado bien, hasta que comenzamos a notar cambios en su actitud. Se ponía triste cuando salía, y decía que no quería ir».

«Los compañeros se reían de él. Es un chico muy sensible y tierno, muy pegado a la familia, que le gusta mucho dibujar», puntualizó el joven y aseguró que si bien el colegio «ya tomó cartas en el asunto», él decidió hacer «algo más» para ayudarlo.

Entonces, Pistarelli contó para qué inventó la pócima: «Fue para que mi hermano no le preste atención a lo que dicen los demás y no se ofenda, porque al fin y al cabo eso es al agresor más le interesa, que nos duela y nos moleste».

Sobre el funcionamiento, el joven explicó: «Se pone detrás de las orejas y en las manos para sentir el olor de cerca, y que eso ayude a inhibir las malas energías».

«En realidad es una esencia de mandarina. Dicen que ese olor ayuda a protegerte y sentirte más seguro», señaló Pistarelli y dijo que investigó un poco y le comentaron que este tipo de cosas se utiliza «para el Reiki».

Lucas explicó que le ocurrió hacerlo como una pócima e, incluso, dijo «le inventé un prospecto y se lo entregué en una cajita pintada que decía Poción Mágica».

«Lo tomó muy bien, estaba contento y la usó ni bien se la dí», expresó Pistareli y reiteró que está «sorprendido» por la repercusión que tuvo en redes sociales.

Por último dejó un mensaje para los que sufren bullying: «Hablen con sus familiares, busquen apoyo y jamás se sientan solos, porque a soledad es lo que te lleva a sentirte mal».

Un hermano y una hermana que estuvieron separados 53 años finalmente se reunieron después de que sus estudios de ADN resultaron ser compatibles.

WYMT-TV informó el lunes que Jim Lawless voló de Houston, Texas, al condado de Jackson, en Kentucky, para encontrarse con Tracy Walton. Ella acababa de decirle a su esposo que ya no tenía familia, antes de que Lawless la encontrara.

«Estaba nervioso. Preguntándome si teníamos algo en común «, dijo Lawless. «Cuando crecí me dijeron que tenía una hermana, pero pensé que había muerto».

Jim dice que no tuvo de que eran familiares vio la foto de su hermana. «Cuando vi su foto no había dudas. Se veía igual que yo en la escuela secundaria», dijo Jim. «Mi hija se ve idéntica a ella».

Por su parte, Tracy afirmó: «Lo he estado buscando durante años. Gracias a la prueba de ADN, finalmente pudimos conectarnos».

Walton se hizo una prueba de ADN hace años y Lawless se hizo la suya este año.

Los dos pasaron los últimos días hablando, mirando fotos y poniéndose al día de los últimos 53 años.