Tag

Hemolítico

Browsing

Las recomendaciones están vinculadas con medidas cotidianas de higiene para prevenir el SUH, una enfermedad que afecta especialmente a los niños menores de 5 años.

El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Fabián Puratich, recuerda las medidas de prevención del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), que el organismo de salud promueve a través de la campaña denominada “SUMate”, difundida por diversos medios digitales, la cual consiste en una serie de mandamientos destinados a prevenir la enfermedad.

Dichas recomendaciones de prevención están directamente vinculadas con medidas básicas de higiene, que toda la población puede aplicar en su vida cotidiana.

Diez mandamientos de prevención

En ese sentido, el organismo de salud recuerda que el lavado de las manos con abundante agua y jabón es uno de los principales hábitos de higiene que debemos interiorizar en nuestra rutina diaria, dado que previene no sólo el SUH, sino también muchas otras enfermedades. Por este motivo, es que conviene lavar nuestras manos al llegar a casa, antes y después de preparar alimentos, luego de ir al baño, después de tocar a una mascota y antes de alimentar a los niños.

Del mismo modo, los alimentos tienen que estar siempre cocidos de manera adecuada, en especial las carnes, las cuales no han de presentar jugos ni zonas rosadas en su interior. Es fundamental, también, que la carne cruda sea separada del resto de los alimentos, manteniéndose en bolsas herméticas que impidan el derrame de sus jugos.

Además, conviene que los alimentos ya cocidos sean guardados en la parte superior de la heladera, mientras que las carnes crudas deberán ser conservadas en los estantes inferiores de la misma.

Carnes y verduras

Por el mismo motivo, las carnes y verduras habrán de ser cortadas en tablas distintas, a fin de evitar la contaminación cruzada, y resulta fundamental que las verduras sean lavadas bajo un chorro de agua segura, en especial aquellas verduras de hojas, las cuales habrán de ser limpiadas hoja por hoja, agregando dos gotas de lavandina por cada litro de agua. Dicha agua segura es la que debe utilizarse también para beber o cocinar los alimentos, y, en caso de duda sobre la inocuidad de la misma, conviene hervirla durante cinco minutos o, en su defecto, agregar dos gotas de lavandina por cada litro de agua. Para que el agua sea considerada segura, ésta no debe tener ni olor ni color ni sabor y debe haber recibido algún tratamiento de purificación.

Asimismo, los alimentos habrán de ser conservados a temperaturas adecuadas, por lo cual conviene comprarlos únicamente en comercios que mantengan condiciones de higiene y adecuada refrigeración. Después de comprados, los alimentos deben ser guardados rápidamente en la heladera o el freezer de cada casa, donde habrán de ser mantenidos hasta el momento de su consumo. No es recomendable en absoluto que dichos alimentos sean descongelados a temperatura ambiente, siendo preferible hacerlo en un horno microondas.

Lácteos pasteurizados

Por otra parte, el Ministerio de Salud recomienda también a la población chubutense que a la hora de consumir lácteos, o cualquiera de sus derivados, los mismos hayan pasado por el debido proceso de pasteurización. Esto implica evitar el consumo de leches crudas y de derivados de éstas que carezcan del adecuado tratamiento térmico.

Además, las piletas y piscinas han de estar cloradas, y se recomienda a los adultos que no permitan a sus niños bañarse en canales, lagunas o ríos que puedan estar contaminados. Del mismo modo, es importante recordar que los niños y niñas con diarrea no deben jugar ni bañarse en piletas con otros niños, incluso aunque lo hagan con los pañales puestos.

Finalmente, el Ministerio de Salud provincial llama a los padres a no medicar a los niños sin una indicación médica previa, por lo cual resulta fundamental que ante la aparición de los primeros síntomas de la diarrea se realice una consulta inmediata con el profesional médico.

SUH

El Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad que afecta especialmente a los niños menores de cinco años, manifestándose través de la insuficiencia renal, la anemia hemolítica y la disminución de plaquetas en sangre, pudiendo ocasionar daños graves en la salud de las personas.

Síntomas

El cuadro clínico suele presentarse con una diarrea que aparece luego de 3 a 4 días de ingerido el alimento contaminado por la bacteria, seguida por dolor abdominal y vómitos. Posteriormente, esta diarrea se vuelve sanguinolenta, y, aunque puede ceder espontáneamente, el paciente seguirá presentando palidez, disminución en la frecuencia de la eliminación de orina y lesiones o manchas en su piel.

Organizado por el área de Bromatología de la Municipalidad de Trelew y el Departamento de Bromatología de la Provincia del Chubut se realizó, este martes, un curso de capacitación sobre la prevención del Síndrome Urémico Hemolítico, destinado a personal de verdulerías.

La actividad se desarrolló en el Auditorio del Centro Astronómico. Cada participante recibió un certificado por la capacitación, además de folletería e información sobre la prevención de esta enfermedad.

La capacitación estuvo a cargo de la médica veterinaria, Andrea Ferreyra, del área de Bromatología Municipal, y de la titular del Departamento de Bromatología de la Provincia, Fabiana Salvo.

Ferreyra recordó que hace dos meses se realizó una capacitación similar para personal de carnicerías y destacó la importancia de la aplicación de “métodos y prácticas higiénicas que ayuden prevenir enfermedades transmitidas por alimentos”.

En tanto, Fabiana Salvo, titular del Departamento de Bromatología del Ministerio de Salud de la Provincia, explicó que “se trabaja especialmente en esta época del año porque es cuando surgen estos casos”. “Es una enfermedad que transmite por una bacteria y de la que desgraciadamente nuestra Provincia tiene la taza de mayor incidencia en todo el país”, agregó.

Salvo detalló que el curso, en este caso, apunta a propietarios y empleados de verdulerías, y está centrado en dar a conocer que “la bacteria se puede encontrar en la carne, en las verduras y en el agua contaminada, así como en dar a conocer las medidas de prevención”. En este sentido comentó que “son muy sencillas que tienen que ver con un lavado minucioso de manos antes de que los chicos coman, el lavado profundo y minucioso de frutas y verduras, la cocción completa de la carne y la conservación, recambio y el uso de lavandina en piletas”.

La funcionaria provincial se refirió también a los síntomas del Síndrome Urémico Hemolítico: “El principal es la diarrea que es característica porque presenta sangre, los chicos están pálidos, no tienen apetito y están decaídos”, explicó. Ante esto, recomendó asistir “rápidamente a un centro asistencial porque el proceso que pueda o no tener la enfermedad después, depende de los rápido que hayamos hecho la consulta médica”.

Salvo recordó, finalmente, que la enfermedad afecta especialmente a niños de entre 1 y 5 años, pero advirtió que los últimos casos detectados en la ciudad afecto a niños de mayor edad, como es el de un niño de siete años aún en tratamiento.

La capacitación sobre Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) se realizará el día martes 17 dictada por el área de Bromatología municipal en conjunto con Bromatología provincial. Estará destinada a trabajadores que manipulen frutas y verduras.

El próximo martes se realizará una nueva capacitación sobre el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), esta vez destinada a verduleros. Será dictada en el Auditorio del Centro Astronómico, desde las 14. A diferencia de las anteriores, que fueron destinadas a personas que trabajan en carnicerías, esta vez será destinada a aquellos que se desempeñan como verduleros, ya que esta enfermedad, también se puede transmitir a través de las verduras.

La Titular del Área de Bromatología Municipal, Andrea Ferreyra, en contacto con @TWRadioCiudad (87.9 MHz) aseguró que “en lo que va del mes, desde el Área de Bromatología se notificó a la mayor cantidad de verdulerías de la ciudad para que participen de esta capacitación. Es importante difundirlo para que la invitación llegue a más trabajadores”.

Los contenidos que se verán se dividen en dos etapas, en la primera se centrarán en la enfermedad en sí. Y en la segunda se verán los recaudos que hay que tomar para que los alimentos no se contaminen con microorganismos.

Andrea Ferreyra recordó que para no contraer esta enfermedad, en los domicilios se debe higienizar tanto el lugar como los utensilios a la hora de cocinar. Al igual que la separación de los alimentos crudos de los cocidos, ya que tienen una alta carga microbiana y se pueden contaminar. Asimismo, la importancia de no utilizar la misma tabla y cuchillo. De esta manera se evitaría la contaminación cruzada.

Por último, la responsable de Bromatología recordó la importancia de consumir las carnes bien cocidas, sanitizar las frutas y verduras colocando dos gotas de lavandina (apta para alimentos) por cada litro de agua y mantener los alimentos en temperaturas seguras. Ya que de 5 a 60 grados se considera zona de riesgo y es ahí donde los microorganismos se reproducen. Hizo hincapié además, en la importancia de tomar conciencia de que el Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad altamente prevenible, si es que se toman los recaudos correspondientes.

La inscripción para la capacitación se realiza en el Centro Astronómico, minutos antes de comenzar. A quienes participen se les entregará un certificado de asistencia, para colocar en sus verdulerías. Al igual que se les hará entrega de folletos para compartir con los clientes.

El área de Bromatología de la Municipalidad de Trelew, en conjunto con el Departamento de Bromatología del Chubut realizará, el próximo martes 17 de diciembre, un curso de capacitación sobre la prevención del Síndrome Urémico Hemolítico, destinado a personal de verdulerías.

La actividad, se desarrollará entre las 14 y las 17 en el Auditorio del Centro Astronómico y se entregará un certificado a los participantes, además de folletería e información sobre la prevención de esta enfermedad.

La titular del área de Bromatología Municipal, la médica veterinaria, Andrea Ferreyra, recordó que hace dos meses se realizó una capacitación similar para personal de carnicería y destacó la importancia de la aplicación de “métodos y prácticas higiénicas que ayuden prevenir enfermedades transmitidas por alimentos”.

Ferreyra precisó que la capacitación es gratuita y las personas interesadas en realizarla deben concurrir directamente el día de la actividad.