Tag

Gutiérrez

Browsing

El magistrado consideró que el pedido para apartar del caso a la hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, no tenía fundamentos suficientes, por lo que decidió rechazar el planteo, según informaron los medios locales.

El rol de la fiscal Mercado generó controversias desde el inicio de la causa e incluso Juntos por el Cambio emitió un comunicado en el que, entre otras cuestiones, reclamó que no participe de la instrucción por su parentesco con la mandataria provincial y la ex jefa de Estado.

Por su parte, el abogado Carlos Muriete, que representa a la familia Zaeta, había solicitado formalmente que fuera apartada de la causa al coincidir con la oposición en que no es prudente que una familiar directa de la ex Presidenta forme parte del expediente teniendo en cuenta los antecedentes de Gutiérrez, que fue secretario de CFK y habló como arrepentido en la causa de los cuadernos, señaló Infobae.

La investigadora es hija de Alicia Kirchner y del fallecido dirigente político Armando “Bombón” Mercado. Por lo tanto, Cristina Kirchner es su tía y el diputado Máximo Kirchner, su primo.

La abogada, que siempre ha mantenido un perfil muy bajo, es fiscal de El Calafate desde hace más de 10 años. Fue nombrada durante el gobierno de Sergio Acevedo, quien había sido vice durante la gobernación de Néstor Kirchner.

En 2008 investigó una venta de terrenos en El Calafate a un precio fiscal de 7,5 pesos el metro cuadrado, que un año antes había hecho el entonces intendente Néstor Méndez a distintos funcionarios políticos, entre ellos Néstor Kirchner. Por el parentesco con los investigados, la oposición pidió el apartamiento de la causa de Mercado, pero el juez del caso lo rechazó. Es el mismo magistrado que hoy investiga el homicidio de Gutiérrez.

Tanto su esposo, Patricio Pereyra Arandía, como su hermana Romina Mercado, están procesados y elevados a juicio oral en la causa “Hotesur” junto a Cristina Kirchner, Máximo y Florencia. Romina era la presidente de “Hotesur” y Arandía integraba el directorio de la empresa, que manejaba los negocios hoteleros de los Kirchner.

Al mismo tiempo, la hermana también está procesada y elevada a juicio junto a Cristina, Máximo y Florencia en otra causa: “Los Sauces”. Ese era el nombre la compañía de la familia Kirchner que alquilaba propiedades. Las acusaciones que pesan en su contra son por lavado de dinero y asociación ilícita. Las causas están unificadas en el Tribunal Oral Federal 5 de Comodoro Py y todavía no tienen fecha de inicio de juicio.

Además de Zaeta, el caso por la muerte de Gutiérrez tiene otros tres imputados. La familia de la víctima cree que hubo un móvil económico detrás del hecho, vinculado a un negocio local que había realizado recientemente el ex funcionario.

Dos de los involucrados en el homicidio son nietos de un ex intendente y parientes del actual, comenta INFOBAE.

Otros dos son nietos del más tradicional escribano de la localidad santacruceña, que escrituró propiedades de la familia Kirchner.

Los cuatro jóvenes detenidos por el homicidio de Fabián Gutiérrez, el ex secretario privado de Cristina Kirchner, son nietos de personajes muy conocidos de El Calafate.

Dos de ellos lo son de Oscar Zaeta, el más tradicional escribano de la localidad, que escrituró varias de las operaciones inmobiliarias en que estuvo involucrada la familia de la actual vicepresidente de la Nación.

Otros dos son hijos de Martín Gómez, hijo a su vez de Oscar Gómez, un ex intendente y primo segundo del actual intendente, Héctor Javier Belloni, que el año pasado lo integró al “Ente Mixto de Turismo” de la localidad.

Se trata de jóvenes veinteañeros, uno de los cuales habría tenido relaciones de tipo afectivo con Gutiérrez, que acostumbraba a andar en compañía de muchachos bastante menores que él.

En Calafate, una localidad de poco más de 25.000 habitantes a partir del boom turístico iniciado a principios de siglo pero que en los 90s apenas si superaba los 3.000 habitantes, todos se conocen. Los apellidos Gómez y Zaeta están estrechamente vinculados a la historia de la localidad.

Oscar Gómez, el abuelo de dos de los jóvenes, tenía una tradicional vidriería que fue virtualmente fundida por Martín, uno de sus hijos y padre de dos de los muchachos involucrados en el crimen. A partir de ser administrada por Martín, la vidriería entró en problemas y debió finalmente cerrar hace poco más de un año. Martín instaló luego una concesionaria de camionetas RAM, de alto precio, y otorgaba financiación, por lo que algunos en la localidad sospechan que podía haberlo hecho con dinero de Fabián Gutiérrez, a quien se le adjudicaban diversos negocios a través de distintos testaferros, o “palo blancos”, como se los llama en Santa Cruz.

Zaeta, el abuelo de dos de los detenidos, prolongó su dominio sobre el mercado escritural de la localidad con la escribanía de su hija, Andrea Zaeta, esposa a su vez de Daniel Fernández, dueño de una agencia inmobiliaria de El Calafate y líder de “los irrompibles”, un sector del “radicalismo K”.

El amateurismo de los aparentes autores del crimen queda en evidencia en el hecho de que el teléfono encontrado en una vivienda en construcción estaba escondido debajo de un ladrillo, como si ese fuera un procedimiento eficaz para ocultar las huellas de un crimen cuyo completo esclarecimiento está a cargo del juez de instrucción de la localidad, Carlos Narvarte, y de la fiscal Natalia Mercado, hija de la gobernadora Alicia Kirchner y sobrina de la vicepresidente de la Nación, Cristina Fernández, que una vez declaró a la bellísima localidad recostada sobre el sur del Lago Argentina, su “lugar en el mundo”.

A un par de días de su desaparición, denunciada por su madre, el cuerpo de Fabián Gutiérrez fue encontrado en el predio de una de las viviendas allanadas por la policía, a partir de la confesión de los sospechosos detenidos. El ex hombre de confianza de los Kirchner -que luego declaró como arrepentido en la causa de los cuadernos- había sido maniatado con precintos, golpeado y acuchillado. La justicia investiga un móvil personal y tal vez extorsivo.

El impacto de este homicidio violento en la opinión pública se potencia por la cercanía de los involucrados al poder.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos indicó este sábado que Fabián Gutiérrez, el exsecretario de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner que fue hallado muerto en El Calafate, el gobierno manifestó que “nunca fue parte del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados” pese a haber declarado como arrepentido en la causa de los cuadernos.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos informa, ante el lamentable hecho de público conocimiento, que «Fabián Gutiérrez nunca fue parte del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados de la cartera», señalaron la autoridades del gobierno a través de la cuenta oficial de Twitter, según publica Ámbito.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos informa, ante el lamentable hecho de público conocimiento, que Fabián Gutiérrez nunca fue parte del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados de la cartera. Ni él, ni ninguna autoridad judicial requirieron su protección.

Al respecto, el gobierno agrego que “ni él, ni ninguna autoridad judicial requirieron su protección” tras haber declarado como imputado colaborador o “arrepentido” en la llamada “causa de los cuadernos” sobre el presunto pago de coimas en la obra pública durante la gestión kirchnerista.

En efecto, la incorporación de una persona a una causa judicial como “arrepentido” no le otorga automáticamente la condición de testigo protegido.

La aclaración de la cartera de Justicia que encabeza Marcela Losardo se dio luego de que versiones periodísticas y distintas expresiones en las redes sociales señalaran a Gutiérrez como testigo protegido por su condición de “arrepentido” en la causa.

La figura del arrepentido está regulada por la ley 27.304 y permite que se puedan reducir penas a las personas imputadas de un delito a cambio de que suministren información confiable para el esclarecimiento de un hecho.

El beneficio para quien declara como arrepentido es la reducción de la pena a la de tentativa, es decir, de un tercio a la mitad.

En tanto, el secretario de Justicia de la Nación, Juan Martín Mena, consideró que “hacer conjeturas y una inmediata vinculación política” con la muerte de Gutiérrez “habla de la bajeza de la oposición” y estimó como “muy prematuro e irresponsable aventurar cualquier cuestión” antes de una investigación del hecho.

El empresario Fabián Gutiérrez fue encontrado muerto esta mañana por la Policía de Santa Cruz en una vivienda de la localidad de El Calafate, luego de que tres de los detenidos por el caso de su desaparición confesaran ante la Justicia que lo habían asesinado, informaron a Télam fuentes judiciales.

El cuerpo fue encontrado golpeado y con un corte en el cuello, precisaron las fuentes con acceso a la investigación.

El Juez Carlos Narvarte informó que el ex secretario privado de Cristina Kirchner fue asesinado en su casa y el cadáver trasladado hasta una vivienda del barrio Aeropuerto Viejo, de El Calafate. “No tiene que ver con una cuestión política”, aclaró. Hoy a la tarde indagarán a los sospechosos.Nacionales

El juez Carlos Narvarte, que investiga el crimen de Fabián Gutiérrez, aseguró que el cuerpo del ex secretario de Cristina Kirchner “estaba enterrado” en el fondo de una casa situada en el barrio Aeropuerto Viejo, de El Calafate, “envuelto en una sábana con un golpe en la cabeza y con heridas de arma blanca” y advirtió que “no tiene que ver con ninguna cuestión política”. Los sospechosos esperaban ser citados a declaración indagatoria durante esta tarde, según publica Infobae.

De acuerdo a la reconstrucción de los hechos, el magistrado señaló: “Pareciera que el hecho ocurrió en el domicilio de Gutiérrez y luego fue trasladado hasta acá en la camioneta blanca que también estaba en su domicilio. Por el peso del cuerpo, y por donde estaba enterrado, pudo haber participado más de una persona”.

El hallazgo del Cadaver se produjo esta mañana luego de que uno de los cuatro de los detenidos habría confesado al juez Narvarte que lo habían matado. “En principio ese dato no lo puedo develar”, aclaró el magistrado en declaraciones al canal TN, pero no descartó que eso haya sucedido por razones legales.

“La data que teníamos era que estaba dentro de la propiedad pero luego del rastreo descubrimos que estaba en ese sector de afuera, en un rincón del terreno”, detalló.

El juez puntualizó que encontró el cadáver con “golpes en la cara, en el ojo y la cabeza y posiblemente tendría cortes”. De acuerdo a las pericias recolectadas, hubo también un intento deliberado de esconder el delito.

De acuerdo con los primeros datos de la investigación, y según fuentes judiciales, se trataría de un crimen “pasional-extorsivo”. Esta tarde, el juez buscará aportar mayor información a la causa con declaraciones indagatorias a los sospechosos que fueron apuntados en el homicidio.

Los supuestos asesinos tienen entre 19 y 23 años. Al parecer, el menor de ellos entabló una relación amorosa con Gutiérrez para ganarse su confianza y así poder extorsionarlo para obtener un rédito económico. Junto a dos cómplices habrían secuestrado al ex secretario de Cristina Kirchner, lo golpearon brutalmente para obtener información y como no obtuvieron lo que pretendían, le habrían cortado el cuello.

“Estamos frente a un caso inédito por la edad de los chicos que presuntamente participaron del hecho. Eso es muy llamativo. Había aparentemente una amistad más profunda entre uno de los detenidos y Gutiérrez”, indicó el juez dando a entender que uno de ellos fue el que cometió el crimen y los otros lo ayudaron a descartar el cuerpo.

“Hablamos de un homicidio agravado pero la calificación la voy analizar más adelante. Estamos hablando de una condena a prisión perpetua”, remarcó el juez en una rueda de prensa frente al domicilio donde hallaron el cadáver.

“Estimamos que lo trajeron hasta acá sin vida. Hay una persona que tiene lesiones en su cuerpo y ahora tenemos que determinar si son compatibles con una lucha”, deslizó en magistrado sobre una supuesta resistencia que ofreció la víctima ante el ataque.

Durante el allanamiento, los investigadores encontraron un televisor que pertenecía a la víctima -el cual fue sustraído de su hogar- artículos de limpieza y una sábana manchada con sangre.

De acuerdo con lo que pudo saber Infobae, los ahora acusados que se quebraron ante el juez serían Facundo Zaeta (19) -el menor-, otro identificado como “Juanca” Monzón y un tercero de apellido Gómez. Al grupo se suma también la detención de otro joven que sería el hermano de Zaeta y quien fue capturado mientras intentaba huir en una camioneta. Al parecer, ese joven era el que tenía otros elementos que robó de la casa de Gutiérrez.

Según el juez, los sospechosos no presentan una condición de vulnerabilidad económica y cuentan con abogados particulares para defenderse. “De los elementos evaluados en la causa se creería que fue un delito hecho por personas desorganizadas”, puntualizó.

Le corresponderían 4,5 millones de dólares a cada uno, dado que el tribunal dispuso que los fondos decomisados se repartan en partes iguales. Esa suma equivale al 4% y al 8% de los presupuestos anuales del Garrahan y del Gutiérrez, respectivamente.

El Garrahan incorporó el mes pasado un microscopio neuroquirúrgico HD y otros dos equipos por 10 millones de pesos.

El teléfono del presidente del Hospital Garrahan, Carlos Kambourian, empezó a sonar inmediatamente después que el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 condenara al ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo José López a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito. Los llamados y mensajes estaban vinculados al anuncio de los jueces, que dispusieron que los 9 millones de dólares contenidos en los bolsos que el funcionario intentaba esconder en un convento en 2016 serán repartidos en partes iguales entre los hospitales pediátricos Prof. Dr. Juan P. Garrahan y Ricardo Gutiérrez.

Los 4,5 millones de dólares que le corresponderían al Garrahan -situado en el barrio porteño de Parque Patricios- representan un 4% del presupuesto anual de la institución, cercano a los 5.000 millones de pesos, confirmó a Clarín Kambourian, quien comentó que se enteraron por televisión de la noticia y que fue recibida con alegría. Para el Gutiérrez -ubicado en Palermo- equivalen a casi el 8% de su presupuesto 2019, que es de 2.653 millones de pesos.

“Proyectos tenemos un montón, pero todavía no nos pusimos a analizar finamente, hasta tener la certeza de que esto va a ocurrir y cuándo -respondió Kambourian ante la consulta de a qué objetivos podrían conducirse los fondos en el hospital situado en Parque Patricios-. Pero para tener un parámetro: ahora estamos en el proceso de compra de un resonador de última generación, que está cerca de 2 millones de dólares, más o menos la mitad de lo que nos correspondería. La inversión en este tipo de equipamientos nos ayudaría enormemente a avanzar en un montón de trabajos de investigación para el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico y tratamiento y que también insumen dinero”.

Además de a equipamiento e investigación, los fondos podrían invertirse en obras, especuló. “Estamos en proceso de refacciones porque el hospital tiene 30 años y sobre todo las áreas de internación necesitan refacciones o ampliaciones para sumar más cantidad de camas. Lo tenemos planificado y el presupuesto lo contempla, pero es como si recibieras un regalo: si este dinero llega al hospital podemos destinar el que teníamos pautado para eso a otras cosas.”

“Es un volumen de dinero muy importante, que nos ayudará a acelerar y hacer un montón de cosas, siempre y cuando se confirme y se entregue pronto”, comentó. Para dar una idea de los costos hospitalarios, precisó que el precio de un tomógrafo de última generación ronda hoy los 600.000 dólares. En tanto, el vacunatorio inaugurado en diciembre en el predio de la institución -y que se convirtió en el más grande del país- demandó 20 millones de pesos; mientras que un microscopio neuroquirúrgico, un neuronavegador y un sistema de videoendoscopía digital con captura HD incorporados el mes pasado demandaron 10 millones de pesos.

Los 9 millones de dólares decomisados equivalen al cambio de hoy a unos 400 millones de pesos, por lo que la suma que recibirá cada hospital ronda hoy los 200 millones de pesos.

Hasta esta mañana no habían recibido una comunicación formal, por lo que el departamento jurídico del hospital iba a ponerse en contacto con el tribunal, para poder tener más certezas sobre la forma en la que serán entregados los fondos y, sobre todo, en lo relativo a los tiempos. “Aun habiendo recibido la noticia informalmente, se va a pedir que todas las cuestiones proyectuales se aceleren al máximo, para que si ese dinero llega, tener todo listo y en puerta para poder acelerar las cosas y que el hospital tenga lo que se merece”, afirmó el presidente del consejo de administración del Garrahan.

A diferencia de ese hospital, cuyos fondos provienen en un 80% de la administración nacional, la financiación del Gutiérrez depende de la Ciudad de Buenos Aires. Su presupuesto financiero 2019 es de 2.653 millones de pesos, de los cuales 110 millones corresponden a bienes de uso: construcciones (102,3 millones) y maquinaria y equipo (7,75 millones).

Consultados por Clarín, desde el Ministerio de Salud porteño calificaron como “gran noticia” el anuncio de que los fondos decomisados cumplan un fin social. “Celebramos que el dinero vuelva a los contribuyentes, especialmente que sea destinado a la atención de niños y niñas. El hospital, además, atiende a muchos pacientes de otras provincias, por eso es muy importante este recurso que se recupera”, dijeron.

“Cuando seamos notificados oficialmente comenzaremos a trabajar en conjunto con el Hospital Gutiérrez para establecer el destino de estos fondos en base a los objetivos sanitarios priorizados en nuestro Plan de Salud, que tienen que ver con fortalecer la red de cuidados integrales, fortalecer la red de hospitales e implementar nuevos sistemas de información”, concluyeron.

 

 

clarin