Tag

Guido Sandleris

Browsing

El titular de la autoridad monetaria confirmó su decisión para “allanar el camino” de Alberto Fernández en la designación de nuevas autoridades.

El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris, anunció este miércoles que presentó su renuncia y que el próximo 10 de diciembre dejará el cargo.

De esta manera, Sandleris se acopló al recambio de autoridades en el Poder Ejecutivo. «Quería informarles que en el día de hoy estamos presentando la renuncia y quienes me acompañan a nuestros cargos, efectiva desde el 10 de diciembre», dijo.

«Nuestra renuncia allana el camino para que el presidente electo cuente con absoluta libertad para designar a quienes crea adecuados para implementar su plan económico, incluyendo su política monetaria y cambiaria», explicó al ofrecer una conferencia de prensa. 

Seguido, explicó que «en la mayoría de los países del mundo el mandato de las autoridades de los Bancos Centrales no coincide con la duración de los mandatos presidenciales» y remarcó que eso «permite que haya una continuidad de la política monetaria, independientemente de los resultados electorales».

Y dijo que ese diseño institucional es un «elemento importante que ha contribuido a que la mayoría de los países del mundo puedan vivir desde hace tiempo con baja inflación».

«En nuestro país esto no sucede. La tradición en la Argentina es que al elegirse un nuevo gobierno este designe nuevas autoridades en el Banco Central», aclaró.

Sandleris vinculó esa tradición con «la falta de consensos básicos sobre la importancia de construir una moneda sana y especialmente sobre cómo lograrlo».

«Quizá una de las frustraciones de esta experiencia liderando el Banco Central es no haber logrado avanzar significativamente en construir este consenso sobre la importancia de una moneda sana y el mejor camino para lograrlo», confesó.

Sin embargo, agregó que su «deseo» es que «las próximas autoridades puedan hacerlo y rompan así con esta tradición». 

Sandleris asumió al frente del BCRA a fines de septiembre de 2018, poco después de que se confirmara el término de la renegociación entre la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ampliar el monto del crédito que se solicitó a partir de la crisis cambiaria que se desató en mayo del año pasado.

Consultado sobre el nivel de las reservas netas que quedarán en la autoridad monetaria, Sandleris reiteró que ese número «no es público» pero sí remarcó que «el monto de reservas netas que vamos a estar dejando está sustancialmente por encima del que había hace unos años”.

La autocrítica

«Creo que es un poco pronto para poder hacer una autocrítica completa. Seguro, sin lugar a dudas, cometimos errores. Cuando uno en un contexto muy volátil, como el que nos tocó vivir en este último año y medio, toma decisiones de política económica, muchas veces toman decisiones con información limitada, porque tiene que tomar decisiones rápidas y en ese contexto seguro se cometen errores», informó Clarín.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, advirtió que «nos esperan tiempos difíciles» porque «nos dejan tierra arrasada», dijo que para controlar al dólar la clave es «que la gente vuelva a confiar en el sistema» y calificó como un «verdadero disparate» que le hayan planteado la posibilidad de mantener a Guido Sandleris al frente del Banco Central.

«Nos esperan tiempos difíciles. Se lo que me espera, nos dejan tierra arrasada», sostuvo en diálogo con Radio 10. Aunque pidió a «la gente» que «confíe».

Por otro lado, criticó al presidente Mauricio Macri porque «ha vulnerado leyes permanentemente». «Me cansé de atender a Macri y de las mentiras que se decían», agregó.

Dijo además que «Macri liberó el dólar el lunes después de las elecciones» primarias y que «me preocupa que el 28 de octubre se enoje de vuelta y haga lo que hizo después de las PASO».

En declaraciones a la señal C5N calificó como un «verdadero disparate» que le plantearan la posibilidad de mantener a Guido Sandleris al frente del Banco Central por la fuga de dólares que se produjo durante su administración.

Explicó que «cuando en junio me junté con el enviado del FMI les expliqué que hasta ese momento nos habían enviado 39 mil millones de dólares y se habían fugado 30 mil millones del sistema. Les dije: ´Dejen de mandar dinero porque se lo llevan´. Mandaron 4.500 millones más, llegamos a los 45 mil millones y se fueron 35.000 millones. Todo eso ocurrió con Sandleris de presidente» del Banco Central.

Y que luego «cuando Sandleris y Macri hablaron conmigo les pedí que cuidaran las reservas y están decididos a gastar hasta las últimas reservas para tratar de seguir de caravana por el mundo», agregó.

«Tenemos que prestarle atención a los que están en situación de pobreza, a los jubilados, los que se han quedado sin trabajo. Tenemos que prestarle atención a los que están en situación de pobreza, a los jubilados, los que se han quedado sin trabajo», aseguró.

Y añadió: «El problema del hambre no es de Alberto Fernández o de Macri, es de todos los argentinos».

Por último, sostuvo que Macri «inauguró un sistema de encarcelamiento a opositores como nunca se vio en Argentina» y que «tenemos que acostumbrarnos a que la Justicia actúe con libertad».

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reunirán este viernes con la directora gerente y el subdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kirstalina Georgieva y David Lipton, respectivamente, para profundizar la marcha del programa acordado entre la Argentina y el organismo.

El cónclave se realizará después del mediodía en la sede del organismo, en Washington, luego de la sesión plenaria donde los funcionarios argentinos participarán de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial.

La intención de la delegación argentina es explicar que las pautas fiscales y monetarias acordadas en el préstamo stand by fueron cumplidas, al tiempo que también se busca analizar la marcha del programa económico después de las elecciones del 27 de octubre.

En la mañana del jueves, Georgieva señaló que el organismo multilateral esperará las elecciones en la Argentina que se celebrarán el 27 de octubre para continuar con su plan de asistencia financiera.

«Será muy interesante ver qué marco político tendremos», afirmó Georgieva y destacó que en el organismo «estamos muy comprometidos y la voluntad del FMI será igual de fuerte durante mi mandato que con el de Christine Lagarde», su antecesora en el cargo.

En tanto, el ministro Lacunza manifestó el jueves en declaraciones radiales que «la deuda de ninguna manera es impagable, es de magnitud razonable para un país como Argentina».

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza y el presidente del BCRA, Guido Sandleris, se reunirán entre el martes y viernes en Washington con grupos de inversores y funcionarios del Fondo Monetario Internacional, informaron hoy fuentes oficiales.

Estos encuentros se realizan en momentos en que el Gobierno busca “reperfilar” los vencimientos de los bonos soberanos en manos de tenedores privados, al tiempo que confía en obtener antes de fin de año el desembolso pendiente de US$ 5.400 millones de parte del FMI.

Sandleris será el primero en arribar a los Estados Unidos, más precisamente a Nueva York, para participar el martes como orador en un encuentro del Consejo de las Américas.

Para el miércoles, el presidente del BCRA mantendrá reuniones de trabajo en el FMI. Allí estará acompañado por el secretario de Política Económica, Sebastián Katz su par de Finanzas Santiago Bausili y el de Hacienda, Rodrigo Pena. Ese día, Sandleris también hablará con representantes de grupos inversores.

En esta negociación, se busca aplicar la Cláusula de Acción Colectiva que establece que si el 66% de los bonistas acepta la propuesta de reperfilamiento, el resto debe acatar, con un mínimo de 50% por especie.

De esta manera, se busca evitar que surjan los famosos holdouts, aseguran en Hacienda, así lo reseña Télam.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, dará a conocer este viernes el Informe sobre Política Monetaria de la entidad, en una conferencia de prensa a las 16, anunció en un comunicado.

Esta será la primera conferencia de prensa que brinda el funcionario luego de la que realizó a comienzos de septiembre, cuando el Gobierno dispuso una serie de controles de cambio.

Sin embargo, a finales de septiembre, Sandleris habló en un seminario de Finanzas, oportunidad en la que afirmó que el sistema financiero está «sólido» y debiera sobrellevar el recambio de mandato presidencial sin mayores alteraciones.

El Banco Central debe «mantener una política monetaria consistente, con tasa de interés real positiva», dijo el funcionario en un encuentro organizado por el Grupo Clarín.

En esa oportunidad, aseguró que “hay dólares para llegar al 10 de diciembre, sí. Y más allá también. Pero ese horizonte es parte del problema. El Banco Central tiene un compromiso, no importa quién gobierne. En la mayoría de los países del mundo, la política monetaria tiende a ser independiente», evaluó el funcionario, y recordó que «hay US$ 49.000 millones” de reservas brutas.

Sin embargo, “he notado en esta campaña cierta convergencia de opiniones acerca del equilibrio fiscal. Es valioso. Lo que no se debe hacer es usar al Banco Central para financiar el déficit, como ha ocurrido en el pasado», expresó Sandleris.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, aseguró que la entidad rectora tiene los dólares suficientes para atender la demanda hasta el 10 de diciembre y más allá.

Sostuvo que los 48.938 millones de dólares que hay en reservas brutas conforman «un monto saludable», pero aclaró que tener el horizonte en el 10 de diciembre es parte del problema de la Argentina, dado que «el Banco Central tiene compromiso con todos los argentinos, no importa quien gobierne».

Sandleris fue consultado sobre los rumores sobre la posibilidad de su continuidad en la entidad al margen de un cambio de Gobierno, pero respondió que «no importan los nombres, sino que lo que importan son las políticas».

El jefe de la autoridad monetaria disertó y respondió preguntas en el museo Malba, en el Seminario de Finanzas de Clarín, donde aseguró que el tipo de cambio real hoy está en los niveles más competitivos que se han visto en la última década.

«El Banco Central tiene una política monetaria que es estricta y prudente. Asegurarnos que el crecimiento de la cantidad de pesos en la economía es consistente con la demanda de dinero», dijo Sandleris.

Y señaló que de esa forma la entidad rectora garantiza que el ahorrista en pesos reciba una tasa de interés real positiva, que pueda comprar más bienes cuando vence el plazo fijo que antes de hacerlo.

Uno de los grandes desafíos que tiene la Argentina, según el banquero, es el equilibrio fiscal para alcanzar un segundo principio que consiste en asegurar que la política monetaria sea consistente con la estabilidad con tasas de interés real positivas.

«La confianza en nuestra moneda va a permitir que este proceso se vaya revirtiendo. Son muchos años en los cuales no hemos sabido alcanzar los consensos básicos, lo cual les ha permitido tener crecimiento sostenido e inflación baja», señaló.

En ese sentido, agregó: «Es más que evidente que las tasas de interés en la Argentina son muy altas. Esto es el resultado de nuestra historia. Qué nos pasa a los Argentinos que llevamos décadas en las que lo único que hicimos fue comprar dólares como mecanismo de ahorro».

«Hemos terminado así como sociedad porque han sido muchos años en los cuales aquel que ahorraba en pesos perdía. Eso es lo que este banco Central está tratando de revertir. Y la tasa de interés es alta porque la incertidumbre es alta y porque arrastramos esta historia de muchos años», sostuvo.

Por ello, expresó que nada le gustaría más «que tener tasas de interés mucho más bajas, que puedan los bancos poder dedicarse a financiar proyectos de inversión de largo plazo, dar créditos hipotecarios y préstamos para el consumo. Pero no es el país que tenemos», así lo reseña Elonce.

El presidente del Banco Central Guido Sandleris intentó justificar la crisis financiera en la falta de consensos para manejar la macro. “Las dificultades económicas de nuestro país no son nuevas. No son del último año ni de los últimos cuatro”. El titular de la autoridad monetaria expuso en un evento de la Fundación FIEL y mencionó que el mercado sobrerreacciona con los argentinos a diferencia de lo que ocurre en otros países de la región.

“Este no es un momento fácil. Es en tiempos como éste donde los desequilibrios macro que se acumularon por años tienen un impacto palpable en la vida cotidiana de la gente”, mencionó. “No construimos un colchón de ahorro público que ayude a suavizar el nuevo sudden stop (freno en el crédito externo)”. El funcionario no lo dijo, pero el endeudamiento acelerado desde 2016 junto con la apertura irrestricta de los flujos de capital fueron los dos motivos que potenciaron la pérdida de confianza.

Sandleris aseguró que el estallido cambiario y de riesgo país después de las elecciones de agosto tiene distintas explicaciones. “El domingo 11 de agosto la reacción de los mercados al resultado electoral fue contundente. El precio de los bonos comenzó a caer y el tipo de cambio a subir esa misma noche”. El funcionario planteó que la devaluación fue ineludible, dijo, sin explicar por qué el Central no intervino para contener las presiones cambiarias. El lunes 12 de agosto el valor del dólar trepó un 30 por ciento. Ese día se operaron menos de 500 millones de dólares. La cifra fue la mitad de lo que se venía operando hasta ese momento. La autoridad monetaria tenía margen para intentar contener la escalada de la divisa.

“Una economía más sólida hubiera sufrido menos el impacto de la incertidumbre electoral”, apuntó Sandleris. La corrida de agosto no fue la primera de la gestión. Fue el tercer salto de la divisa en menos de un año y medio, sin prácticamente ningún tipo de regulación. Los controles cambiarios aplicados en septiembre llegaron tarde. En agosto se fugaron 6 mil millones de dólares del mercado interno. Es la cifra más elevada para un mes desde que el Banco Central publica estas estadísticas, a partir de enero de 2003.

El presidente del Banco Central dijo que la falta de acuerdo (consenso) macroeconómico es el principal desequilibrio del país. “Es muy difícil que las empresas inviertan, las personas planifiquen a futuro y se edifiquen bases para el crecimiento y el desarrollo si existe el riesgo de que la política económica de un país oscile como un péndulo, de un extremo a extremo”, dijo. El propio Banco Central, en los últimos 9 meses, cambió radicalmente la hoja de ruta y no se cumplió ninguna de las promesas hechas a los inversores sobre inflación y dólar, así lo reseña Página 12.

El presidente del Banco Central reconoció que la inestabilidad financiera tras las PASO se debió a una «falta de confianza» de los mercados.

«Una economía más sólida hubierasufrido mucho menosel impacto de la incertidumbre electoral». Con esa frase, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, ensayó una autocríticapor la gestión de Gobierno en los últimos años. «No edificamos la confianza necesaria», reconoció el funcionario en un discurso en el congreso de la Fundación Fiel.

El titular de la autoridad monetaria admitió que el mandato de Mauricio Macrino pudo crear las condiciones para evitar una crisis financiera como la que se inició a mediados del año pasado. Y en ese sentido, señaló que en sus últimos cuatro años de mandato, Cristina Kirchner tuvo problemas similares.

«No contamos con un anclaje nominal fuerte que impida que una depreciación de la monedase traslade inmediatamente a preciosy deteriore el salario real. No edificamos la confianzanecesaria para tener un mercado local estable de deuda pública y privada. No construimos un colchón de ahorropúblico que ayude a suavizar el nuevo sudden stop(corte del crédito) que estamos viviendo», dijo Sandleris.

Sobre la profundización de la inestabilidad cambiaria tras la derrota del oficialismo en las PASO, el presidente del Banco Central dijo que «una interpretación enfatiza el detonante que significó el resultado, culpándolo de la sucesión de eventos (posteriores)». «Otra interpretación pone el énfasis en la debilidadque presentaba nuestra economía para enfrentar la incertidumbre electoral. Quiero enfocarme en este último punto», explicó.

«Una economía más sólidahubiera sufrido mucho menos el impacto de la incertidumbre electoral», subrayó. «Entre 2008 y 2019, por ejemplo, el crecimiento habrá sido de sólo un 0,7%anual. Este es un muy mal registro. Es menos de la mitad del promedio de la región. Año tras año, en promedio, cada argentino ve que su nivel de vida empeora», reconoció.

En ese sentido, apuntó que «se han combinado una situación inicial difícil,errores propios y un contexto internacional que se volvió más adverso en 2018″. «Podría también encontrar explicaciones similares para los cuatro años anteriores», continuó. «La Argentina no creció, no logró bajar la inflación y tampoco logró bajar la pobreza, es que no hay esquema económico que pueda ser exitoso sin mínimos consensos políticos», enfatizó.

Al respecto, Sandleris afirmó que en la última campaña existió un consenso entre los candidatos sobre la necesidad de terminar con el déficit de las cuentas públicas. «He notado en esta campaña electoral cierto consensoen relación al tema del equilibrio fiscal. Se lo denomina de distintas maneras: algunos hablan de evitar el endeudamiento excesivo, otros de reducir el déficit fiscal. En el fondo estamos hablando de cosas similares. Este consenso es valioso», concluyó, informó TN.

El presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, afirmó hoy en el foro económico de Davos que «reducir la inflación es el gran desafío» que afronta su gestión, una meta que «no será tarea de un solo año», pero que el foco principal de ese organismo está puesto en cumplirla.

Sandleris sostuvo que «se han corregido buena partes de los desequilibrios que acarreaba» la economía argentina. Apuntó además que «el actual contexto internacional» es complejo y claramente fue «una de las causas principales del difícil año que vivió Argentina en 2018».

Sandleris participó en un panel sobre mercados emergentes (Emerging Markets Outlook) en el foro Económico Mundial de Davos (Suiza), indicó un comunicado del BCRA que recoge los dichos de su presidente.

América Latina «está mejor preparada que en el pasado para enfrentar un contexto internacional más desafiante, caracterizado por la normalización de las tasas de interés mundiales y las tensiones comerciales», aseguró Sandleris.

Sandleris y Dujovne están en Davos para explicar el panorama económico financiero de la Argentina mientras cumple las metas acordadas con el FMI. Asimismo se reúnen con inversores y ejecutivos de empresas para intentar generar interés para desembarcar en el país.

Con quién compartió panel

Con Carrie Lam (Jefa Ejecutiva de Hong Kong), Berat Albayrak (Ministro de Hacienda y Finanzas de Turquía), Kamal Nath (Gobernador de Madhya Pradesh, India), Tarek Sultan Al Essa (CEO de Agility) y Kevin Sneader (Socio gerente global de McKinsey).

En el transcurso de la jornada de hoy Sandleris dará una conferencia de prensa conjunta con el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, con quien viajó a Davos.

A24.com