Tag

Grandes Fortunas

Browsing

La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación inició este miércoles el debate del proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas, del que el oficialismo pretende emitir dictamen favorable el próximo lunes, con el respaldo de bloques aliados y pese al rechazo de Juntos por el Cambio.

El proyecto, elaborado por diputados del Frente de Todos, propone que las personas con un patrimonio superior a 200 millones de pesos hagan una contribución por única vez al Estado, con el fin de recaudar unos 300.000 millones de pesos para paliar el impacto de la pandemia de coronavirus en los sectores vulnerables.

El presidente de la comisión y autor principal del proyecto, Carlos Heller, señaló al inicio del debate: «La idea del recurso extraordinario se apoya en la situación extraordinaria. Creo que nadie está en este país, ni en ningún lugar, en condiciones de argumentar que no estamos ante un fenómeno impensado que ha alterado todas las previsiones».

Y aclaró: «Vamos a ponerle la palabra ‘obligatorio’ para terminar con la interpretación de algunos de que como es un aporte, podrá ser voluntario».

Por Juntos por el Cambio, el vicepresidente de la comisión, el radical Luis Pastori, aseguró: «Claramente estamos en presencia de un impuesto, por más nombre que quieran ponerle. Se trata de un tributo, más cuando confirman que es obligatorio».

«Es una ley, es de carácter coactivo, está expresado en dinero, para ayudar a solventar el gasto público, y no tiene una correspondencia directa con un beneficio para el contribuyente, lo que caracteriza al impuesto con diferencia a las tasas y a las contribuciones especiales», añadió.

Por el Frente de Todos, el entrerriano Marcelo Casareto aseveró que «no le podemos pedir esfuerzo a los trabajadores, a los jubilados, a los sectores vulnerables, tenemos que pedirlo a quienes hoy están en una menor situación relativa».

Desde la Coalición Cívica, Javier Campos expresó: «El hecho de que el impuesto sea malo para los ricos no significa necesariamente que sea bueno para los pobres; realmente hay que discutir si este impuesto es bueno para la gente, porque se puede dar una baja en los ingresos fiscales».

«Hay encuestas que dicen que cerca de un 50% lo rechaza», agregó el diputado opositor, a lo que Heller le respondió: «Tengo encuestas que dicen lo contrario», y le propuso intercambiarlas.

Por su parte, la oficialista Fernando Vallejos dijo que «con esta contribución se están fortaleciendo las respuestas que el Estado está implementando en este tiempo por la emergencia y la posterior reconstrucción de la economía» y que «se trata de un aporte de características extraordinarias que llega en un momento extraordinario del país y del mundo»,

Por la izquierda, Nicolás Del caño, consideró que «este debate llega casi seis meses después de tomadas las primeras medidas de aislamiento necesarias para el cuidado sanitario. El paso del tiempo tiene consecuencias, por eso este proyecto llega tarde y además es muy pobre».

Desde los interbloques de volumen intermedio, como el Federal y Unidad para el Desarrollo, no se expresaron en la reunión de este miércoles, aunque algunos de sus integrantes adelantaron a través de redes sociales estar «de acuerdo con el espíritu del proyecto».

Al abrir la reunión de comisión, el legislador oficialista señaló que este miércoles la reunión iba a ser «informativa, con la idea es poder sacar dictamen la próxima semana» y anticipó que invitará a la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, para que responda consultas.

La presencia de la funcionaria fue solicitada por el diputado radical de Juntos por el Cambio Ricardo Buryaile, quien dijo que es necesario que Marcó del Pont informe «cuales son las expectativas de recaudación con este impuesto o contribución».

Tras aclarar que «más allá de que se concrete o no la presencia de la funcionaria hay que respetar la confidencialidad de la información de la AFIP»; Heller reveló también que «se estima que el número -de personas alcanzadas por el Aporte- va a estar más cerca de 10.000 que de 12.000», calculadas originalmente.

La comisión pasó a cuarto intermedio y se volverá a reunir el próximo lunes a las 16,30 para intentar dictaminar sobre este proyecto y el que propone la prohibición de ayuda económica dispuesta en el marco de la emergencia sanitaria para empresas domiciliadas en paraísos fiscales o aquellas con probada evasión fiscal.

El ex jugador de fútbol, Diego Maradona, respaldó este martes la aprobación en el Congreso nacional del proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas, al señalar que «en este momento de crisis, se necesita de la ayuda de los que más tenemos».

«Le pido a Dios que se apruebe la ley de Aporte Solidario de Grandes Fortunas. Porque en este momento de crisis, se necesita de la ayuda de los que ma´s tenemos», escribió el Diez en su cuenta en Instagram, en respaldo a la iniciativa que ya ingresó a la Cámara de Diputados.

Maradona se mostró dispuesto a pagar el aporte por única vez que alcanzaría a unas 12 mil personas físicas, con un patrimonio declarado de más de 200 millones de pesos y que le permitirá al Estado recaudar unos 300 mil millones de pesos para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

«Yo perdí a mi cuñado por Covid, y sé lo que es no poder despedir a un ser querido. Yo sé lo que es no tener para comer. Por eso estoy a su disposición, presi @ AlFerdezOK. VAMOS ARGENTINA!», escribió el exjugador de fútbol.

Maradona acompañó en su cuenta de Instagram con una foto de su adolescencia en Villa Fiorito.

El bloque oficialista de diputados del Frente de Todos presentará este viernes por la tarde el proyecto que propone crear, por única vez, un impuesto a los patrimonios que superen los 200 millones de pesos. Serían alcanzadas unas 12 mil personas, a las que se les aplicaría un gravamen que va desde el 2% hasta el 3,5%. El objetivo es reforzar la recaudación que tuvo una fuerte caída por la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus.

El diputado del Frente de Todos Leopoldo Moreau confirmó la presentación de la iniciativa en diálogo con Radio con Vos y adelantó que la intención es comenzar a debatir el proyecto la próxima semana en comisión, según se acordó este viernes en una reunión del bloque oficialista encabezado por Máximo Kirchner.

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados Carlos Heller había adelantado este jueves en declaraciones radiales que era “inminente” la presentación del proyecto para gravar las grandes fortunas. “La iniciativa nunca dejó de estar arriba de la mesa”, sostuvo.

El proyecto establece que las personas que tengan más de 200 millones de pesos pagarán una tasa del 2% y ese porcentaje será progresivo, con un tope del 3,5%. Se tomarán como base los bienes personales declarados hasta marzo de este año.

“Quiero aclarar que no habrá ningún aumento del impuesto. Esto no es un aumento, es un aporte extraordinario y solidario sobre grandes fortunas, que van de 200 millones de pesos para arriba en una escala creciente del 2% y termina en un 3,5% a los que tienen fortunas de alrededor de 3 millones de pesos”, indicó Moreau.

La intención del oficialismo es reforzar la recaudación, que tuvo una fuerte caída por la crisis que atraviesa la actividad económica a raíz de la pandemia de coronavirus. “El dinero tendrá asignaciones específicas como el financiamiento de programas para recuperar Pymes, para la construcción en barrios populares y generar mano de obra local y para financiamiento de desarrollo de producción de gas de YPF, entre otros”, precisó el diputado.

Además, destacó que una parte del dinero recaudado, que estiman que rondará entre los 300 y 400 mil millones de pesos, será destinado a fondos vinculados a la lucha contra la pandemia de coronavirus, como medicamentos y equipamientos para el personal médico.

Como referencia, el gasto público asociado a la contención de la crisis del coronavirus alcanzaba, a agosto, los $870.000 millones. Y la ampliación del Presupuesto 2020 contempló un déficit fiscal (intereses de deuda incluidos) del orden de los 3 billones de pesos, o el 10,5% del PBI. El impuesto, de ser efectivo, financiaría una décima parte de ese rojo.

La iniciativa afecta a las personas y no a las empresas, según aclararon fuentes citadas por la agencia Télam. “Estimamos que el número de personas humanas alcanzadas ronda las 12 mil, a las que se les aplicaría un gravamen que va desde el 2% hasta el 3,5%”, aseveraron.

Según el bloque del Frente de Todos, 6000 contribuyentes tienen fortunas de entre 200 y 400 millones (de acuerdo a sus declaraciones de Bienes Personales). Solo 300 personas tributarían la alícuota máxima. Además, los patrimonios en el exterior estarían alcanzados por un 50% más de tasa, sobre las alícuotas correspondientes.

“No va a caer en nadie que tenga un departamento de dos ambientes ni nada por el estilo como una casa de fin de semana”, aseguró Moreau, quien aclaró que aún “no hay ninguna negociación entablada con Cambiemos”. “Se le hará llegar a todos los bloques el texto del proyecto esta tarde”, concluyó.

Comenzó a circular una de las últimas versiones del borrador de lo que será el impuesto a las grandes riquezas que se impulsará desde el oficialismo.

Claves del proyecto

La iniciativa crea con carácter de emergencia y por única vez, un tributo que se aplicará en todo el territorio de la Nación tomando como base del cálculo los Bienes Personales resultantes al 31 de marzo de 2020.

Se encuentran alcanzadas por el presente tributo las personas humanas y las sucesiones indivisas que sean sujetos pasivos del Impuesto sobre los Bienes Personales, cuando la suma de los bienes de los que sean titulares, cuya valuación, determinada por los criterios de la mencionada norma legal, independientemente del tratamiento que revistieran en ese gravamen y sin deducción de mínimo no imponible alguno, al 31 de diciembre de 2019, sea igual o superior a $200.000.000

Para las personas humanas y sucesiones indivisas alcanzadas, la base imponible se determinará considerando la suma del monto de todos los bienes de los que sean titulares al 31 de marzo de 2020, determinada de acuerdo a los criterios de valuación establecidos en el mencionado impuesto , independientemente del tratamiento que revistieran en éste y sin deducción de mínimo no imponible alguno.

El impuesto a ingresar se determinará aplicando sobre la base imponible que resulte de lo dispuesto en el artículo anterior, la alícuota que corresponda aplicar de acuerdo a la siguiente tabla:

De $0 a $400.000.000, inclusive abonarán una tasa del 2,00%

De $400.000.000 a $3.000.000.000, inclusive; abonarán una tasa de 2,50%

De $3.000.000.000 en adelante, abonarán una tasa de 3,50%

El producido de lo recaudado por el gravamen será aplicado, en orden prioritario:

1. A la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos y todo otro insumo crítico para la prevención y asistencia sanitaria, vinculados a la pandemia del COVID-19.

2. Al refuerzo de las transferencias a personas que hayan perdido sus ingresos por la crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19, con el fin de mejorar su situación social e impulsar el consumo.

3. A subsidios a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, más castigadas por el efecto económico de la pandemia del COV-19, con el principal objetivo de sostener el empleo y las remuneraciones de sus trabajadores.

Puntos claves del Impuesto a la Riqueza

Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky & Asociados detalla los diez puntos a tener en cuenta sobre el nuevo impuesto a la riqueza

1. La tasa que se está convalidando, directamente por parte del oficialismo, e indirectamente por parte de la oposición, es en torno al 2% como mínimo.

2. No se diferencia patrimonio en el país y en el exterior.

3. Será por única vez.

4. Se toma para la valuación la Ley del Impuesto sobre los Bienes Personales, pero la fecha de corte sería posterior al último 31/12.

5. Al tener un desdoblamiento cambiario que genera una brecha cambiaria de un 100%, hace que el impuesto para quienes sus patrimonios se encuentren dolarizados que la tasa sea efectiva más baja.

6. No se permite la deducción de pasivos.

7. No queda claro el tratamiento de las inversiones en títulos públicos en caso de que se caiga en default.

8. Se deberán tener en cuenta que gran parte de las inversiones hoy tienen mucho menos valor al no haber terminado la pandemia, por lo que la foto sobre la que se calcule el patrimonio será mentirosa.

9. Los planteos de confiscatoriedad caerán sobre activos que no generen renta.

10. El resto del mundo está evaluando la creación de impuestos al patrimonio, pero ello dado que en esos países no tienen otros impuestos similares como en Argentina el Impuesto sobre los Bienes Personales.

El presidente Alberto Fernández analizó con el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, el proyecto de impuesto a las grandes fortunas, que sería presentado el próximo viernes en la Cámara baja y fue calificado como una «herramienta útil» por el jefe de Estado.

De la reunión, que se llevó a cabo en la residencia de Olivos, participó también el presidente de la Comisión de Presupuesto´de Diputados, Carlos Heller, según se informó en un comunicado.

«Es una herramienta útil para afrontar la lucha contra el coronavirus y las dificultades del presente con la solidaridad de los que más tienen», expresó el mandatario desde su cuenta de Twitter.

El proyecto del Frente de Todos contempla, por única vez, un impuesto sobre las personas físicas y jurídicas de las fortunas más altas del país, como grandes grupos económicos de bancos, supermercados, laboratorios, compañías de seguros o agropecuarios, entre otros.

Fuentes parlamentarias indicaron que la bancada del Frente de Todos presentará el viernes próximo el proyecto que crea el impuesto extraordinario con el fin de reforzar la atención de la emergencia por el conoravirus.

En las últimas horas Heller y sus asesores avanzaron en el diseño del proyecto ya que pudieron reunir toda la base de datos para establecer cual será la alícuota que pagarán las más grandes fortunas que se estima que hay en la Argentina, dijeron los portavoces.

Otro punto clave es si la iniciativa establecerá que el gravamen se destine a reforzar las arcas del Estado nacional o se coparticipe entre la provincias.

La intención del bloque que conduce Kirchner es presentar el proyecto el viernes para luego comenzar su debate en la comisión de Presupuesto y Hacienda, y allí empezar a enhebrar los acuerdos con el resto de las bancadas.

«Es una herramienta útil para afrontar la lucha contra el coronavirus y las dificultades del presente con la solidaridad de los que más tienen»

Para el oficialismo es clave reunir esos consensos ya que tiene 119 legisladores y requerirá el respaldo de los interbloques provinciales, ante el eventual rechazo de la alianza macrista-radical de Juntos por el Cambio.

La diputada Fernanda Vallejos -quien participa de la elaboración de la iniciativa- insistió en que la porción de la población que estaría alcanzada por el gravamen que establece esta iniciativa, que será presentada en los próximos días, sería de unas 15 mil personas.

«Con esa mínima de 1% se podría incrementar en un 50% la asistencia prevista para las provincias en la crisis del coronavirus», planteó Vallejos en declaraciones a la prensa.

En tanto, diputados de distintas provincias se manifestaron a favor de la iniciativa, aunque esperan a leer los detalles de los proyectos de ley que finalmente sean presentados en el Congreso.

En el Senado, en tanto, los legisladores opositores aliados de Cambiemos rechazaron hoy el proyecto por considerar que los sectores de mayores riquezas «lejos de ser atacados, tienen que estar fortalecidos para realizar inversiones».

Los senadores Juan Carlos Romero (Salta), Clara Vega (La Rioja), Lucila Crexell (Neuquén) y Carlos Reutemann (Santa Fe) que conforman un interbloque aliado a Cambiemos en votaciones de determinadas propuestas, pidieron además un mayor funcionamiento del Congreso «para trabajar en todos los temas que preocupan a la sociedad y no sólo en iniciativas que acrecientan la grieta».