Tag

golpes

Browsing

Hoy se llevó a cabo la primera jornada de rueda de reconocimiento con la participación de tres testigos. Al menos tres de los acusados fueron reconocidos como participes de la agresión física directa a la víctima.

Este jueves se llevó a cabo la primera de las cuatro jornadas de rueda de reconocimiento a los rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa, en la que testigos buscarán esclarecer el rol que tuvo cada uno de ellos en el crimen que se cometió durante la madrugada del sábado pasado en Villa Gesell. Participaron tres amigos de la víctima y fueron sometidos los diez acusados y Pablo Ventura, quien comprobó que no estuvo involucrado en los hechos y fue liberado.

Máximo Thomsen, uno de los dos acusados de ser el autor material del asesinato, fue señalado por dos testigos como uno de los que golpeó a Fernando.

Y hubo otro resultado positivo: Enzo Comelli (imputado como partícipe necesario), fue identificado como quien le propinó el primer golpe a la víctima.

Por otra parte, fuentes de la investigación precisaron a Infobae que Ciro Pertossi, el otro imputado como coautor del crimen, fue parcialmente señalado como quien comenzó los incidentes dentro del boliche Le Brique, previo al ataque en manada que se produjo ya en la calle.

En total, hoy fueron llamados tres testigos. Los amigos de la víctima estuvieron separados de un vidrio espejado a través del que vieron a los cuatro rugbiers, pero no al revés, con la intención de poder individualizar qué fue lo que hizo cada uno de acusados durante la golpiza mortal. Los imputados pasaron individualmente, pero acompañados de tres personas más que no tienen que ver con el caso aunque poseen características físicas similares.

Pasadas las 19 de hoy, el abogado Fernando Burlando, quien representa legalmente a los padres de Fernando, había adelantado que “dos testigos reconocieron a Máximo Thomsen como que fuera la persona que golpeó a Fernando cuando estaba inconsciente”.

El letrado, además, reveló que la rueda de reconocimiento también dio “positivo para Enzo Comelli”, como quien le propinó “el primer golpe”. “Dada las circunstancias y la calificación, es muy difícil establecer una graduación de pena porque la pena que se establece para esta clase de delitos es solamente la de prisión perpetua. Si bien se podrá diferenciar qué actividad tuvo cada uno, creo que todos, por lo menos hasta el momento, son responsables”, comentó a TN.

Estos “extras” que participaron en el procedimiento, fueron reclutados por la Policía Bonaerense en las paradas de colectivos y a la salida de boliches. Algunos protagonizaron una escena curiosa: debieron empujar la camioneta de la fuerza, que se había quedado estancada en la arena frente a la Jefatura de Policía Distrital de Villa Gesell. A la salida del Centro de Convenciones, uno de ellos habló con la prensa y reveló que conversó con Máximo Thomsen, que según él mismo le contó, el crimen se trató de una pelea como cualquier otra, solo excedida.

Las rondas de reconocimientos continuarán mañana viernes, y el lunes y martes de la semana que viene. El lunes próximo, además, comenzarán los peritajes a los teléfonos celulares de los detenidos. Estos serán efectuados por expertos de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional, que funciona en la Escollera Norte de Mar del Plata. A través de las pericias, la fiscal Zamboni buscará elementos y contenido de valor probatorio para la investigación del crimen.

Particulares Damnificados

También este mismo jueves, los padres de Fernando, Silvino Báez y Graciela Sosa, fueron aceptados por el juez de garantías de Villa Gesell David Mancinelli en la causa judicial como “particulares damnificados”. Esa figura implica que ahora son parte del expediente y pueden hacer pedidos de prueba y de declaraciones, al igual que opinar sobre las presentaciones de los acusados como pedidos de libertad. Y también les permiten ser parte de un futuro judicial oral y pedir condenas.

Fabián Améndola, abogado que junto a Burlando representa a los padres de Fernando, adelantó hoy que pedirán incluir la figura de la alevosía en la imputación y que todos los acusados sean considerados coautores del asesinato.

Máximo Thomsen y Ciro Pertossi fueron imputados como coautores del homicidio, mientras que Matías Franco Benicelli (20), Ayrton Michael Viollaz (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (20), Alejo Milanesi (20), Tomás Enzo Comelli (19), Juan Pedro Guarini (19), y Blas Sinalli (18) como partícipes necesarios. Acusados por el delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”, la pena prevé la prisión perpetua.

El año 2019 ha dado lugar en Latinoamérica a una profunda reconfiguración política, con un fuerte protagonismo de la sociedad en las calles y varios conflictos con final abierto. Los últimos 12 meses estuvieron atravesados por elecciones, desestabilización política, un golpe de Estado, múltiples protestas y la profundización de las sanciones e intervenciones del Gobierno estadounidense a los países no alineados con Washington.

Sin dudas, el derrocamiento del presidente Evo Morales en Bolivia, a pocos días de concretada una elección, más allá de las denuncias de fraude que nunca fueron probadas de manera contundente, encienden una alarma respecto a la seguridad democrática y la soberanía de los pueblos de la región.

Ya en enero, el Gobierno de EE.UU. fue uno de los máximos auspiciantes del intento de golpe de Estado en Venezuela, encabezado por el diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó ‘presidente encargado’. La misión desestabilizadora alcanzó su punto máximo el 30 de abril, con la llamada ‘Operación Libertad’, pero, sin la respuesta de las fuerzas militares, al menos al nivel que esperaban los ejecutores y promotores del levantamiento, fracasó ese mismo día.

Desde el mes de abril, la Casa Blanca decidió endurecer y ampliar las sanciones económicas y comerciales a Cuba, Venezuela y Nicaragua, los países considerados por Washington como «la troika de la tiranía». El objetivo fue expuesto por las propias autoridades de la administración Trump: «Acabar con la glorificación del socialismo y el comunismo» en el continente.

2019, el año de las protestas

En varios países, las calles han sido escenario de expresiones populares, pero también de extrema violencia y represión.

En este sentido, Chile ha dado sobradas muestras de que la bonanza económica y el equilibrio financiero de una nación, no necesariamente se traducen en bienestar social. Desde el 18 de octubre, miles de personas se manifestaron casi diariamente contra el Gobierno de Sebastián Piñera y sus políticas, con la desigualdad, los bajos salarios y la falta de acceso a los servicios esenciales, como principal eje de los reclamos.

En medio de graves denuncias por los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad chilenas, en el marco de la represión policial, se ha iniciado un proceso de reforma constitucional con el objetivo de atender algunas de esas demandas, pero nada garantiza que cese la conflictividad para el próximo año. De avanzar en el plebiscito en abril de 2020, la nueva Carta Magna podría tomar forma recién en 2021, poco antes de las elecciones nacionales.

En Ecuador y Colombia también numerosos grupos opositores han expresado su descontento. En el caso del primero, por el ‘paquetazo’ económico que quiso aplicar el presidente Lenín Moreno para cumplir con las metas que impone el Fondo Monetario Internacional (FMI), y que fue finalmente retirado debido al fuerte rechazo social que generaba. En cuanto a Colombia, el conflicto social estuvo marcado por una huelga nacional que no ocurría con semejante fuerza desde 1977, en respuesta a una serie de proyectos del gobierno de Iván Duque, principalmente una reforma tributaria que ya fue aprobada, pero también por las constantes violaciones a los derechos humanos y los asesinatos de líderes campesinos.

En Haití, el país más pobre del continente americano, las movilizaciones y la violencia no son novedad, pero se intensificaron este año con un claro objetivo: conseguir la renuncia del presidente Jovenel Moise, quien enfrenta un clima adverso por la extrema miseria, la escasez de combustible y graves acusaciones de corrupción contra la clase dirigente.

En casi todos los casos, los principales componentes de los colectivos que protestaron fueron: comunidades indígenas, movimientos feministas, estudiantes, sindicatos, organizaciones políticas, ambientalistas e independientes.

Cinco países a las urnas y una elección anulada

Hubo seis naciones latinoamericanas donde se desarrollaron elecciones generales en 2019, aunque en una de ellas los comicios fueron anulados. Fue el caso de Bolivia, donde las protestas opositoras que acusaban un «fraude escandaloso», fueron el preludio de un golpe de Estado. La violencia desatada y las presiones de las fuerzas militares para hacer renunciar al ganador de esa elección, Evo Morales, quien se privó así de un cuarto mandato, dieron lugar a la autoproclamación de la exsenadora opositora Jeanine Áñez, como presidenta interina.

La primera elección del año se celebró en El Salvador, donde el empresario Nayib Bukele, de 38 años, se consagró como el mandatario más joven de la región, marcando un quiebre de la tradición democrática bipartidista en el país centroamericano, luego de 30 años de dominio político de la derechista Alianza Republicana Nacionalistas (ARENA), y el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Panamá acudió a las urnas en mayo, bajo un clima electoral tenso por los escándalos de corrupción revelados en la investigación Papeles de Panamá (Panama Papers). Con una diferencia de solo tres puntos, el candidato del Partido Revolucionario Democrático, Laurentino Cortizo, venció a su más cercano perseguidor, el oficialista Rómulo Roux (Partido Cambio Democrático y Partido Alianza). Con un discurso nacionalista, el empresario ganadero Cortizo prometió dar batalla a la corrupción y declaró una «guerra» contra la pobreza y la desigualdad.

Las elecciones de Guatemala se definieron en segunda vuelta en el mes de agosto, con la victoria del político conservador Alejandro Giammatei (58 %), frente a la socialdemócrata Sandra Torres (42 %). Giammatei, un médico y exdirector penitenciario de 63 años, asumirá recién el 14 de enero de 2020, en reemplazo del cómico Jimmy Morales. Tendrá por delante el desafío de reencaminar a un país signado por la corrupción, la pobreza, el narcotráfico y la violencia pandillera. Ya adelantó que se opone al acuerdo de tercer país seguro, firmado por su antecesor con EE.UU., a fin de recibir a los migrantes expulsados de ese territorio.

En el mes de octubre, en el marco de una grave crisis económica y social, los votantes argentinos decidieron que Mauricio Macri no continuara otros cuatro años al frente del poder. En su lugar, asumió el 10 de diciembre el peronista Alberto Fernández, junto a la vicepresidenta Cristina Fernández. Fue clave para lograr un resultado favorable, por una ventaja de 8 puntos, el armado de un frente de unidad que se encolumnó detrás de la figura de la exmandataria y del exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner.

En la misma jornada, Uruguay eligió a su nuevo presidente en balotaje y puso fin a un período de 15 años de gobierno del progresista Frente Amplio. Luis Lacalle Pou, del derechista Partido Nacional, derrotó al candidato oficialista Daniel Martínez y asumirá en marzo de 2020, bajo la promesa de reducir el déficit fiscal y mejorar la seguridad ciudadana.

Brasil, entre la crisis ambiental y la liberación de Lula da Silva

Los incendios en la Amazonía brasileña —y la Chiquitanía, en Bolivia—, causaron una grave crisis ambiental y también política, ya que el desastre desatado a mediados de este año despertó duras críticas al gobierno de Jair Bolsonaro, quien ha negado lo que muchos consideran una tragedia ecológica, debido a la importancia de esa reserva verde, conocida como el ‘pulmón del planeta’. El mandatario culpó a ONGs ambientalistas de estar detrás de los focos ígneos, pero desde distintos sectores señalan que hubo falta de control y un incremento de la explotación forestal y minera en la zona.

Asimismo, en noviembre, un derrame de petróleo afectó las costas del noreste de esa nación suramericana, principalmente en las playas de Pernambuco. La administración Bolsonaro aseguró en un primer momento que se trataba de un barco «venezolano», pero las autoridades de ese país lo desmintieron y hasta el momento se desconoce su origen.

En el plano estrictamente político, el suceso de mayor relevancia para el país fue la liberación, el 8 de noviembre, del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encontraba preso desde hacía un año y siete meses en una sede policial de Curitiba, acusado por corrupción.

Si bien enfrenta múltiples causas en la Justicia, el líder del Partido de los Trabajadores ya ha retomado la actividad política, y se presenta como el principal referente opositor al actual presidente de ultraderecha.

Probablemente, en 2020 muchos de los conflictos y tensiones políticas que dejó el año previo continuarán, al menos, latentes. Serán claves la celebración de nuevas elecciones en Bolivia, pautadas para abril, y la votación en el mismo mes del plebiscito de reforma constitucional en Chile, donde las protestas continúan y dan escasos síntomas de replegarse.

El violento hecho ocurrió en la madrugada del sábado en el barrio Presidente Ortiz cuando dos delincuentes ingresaron al domicilio, forcejearon, los golpearon e intentaron huir de la policía intimidándolos con disparos de arma de fuego.

Una pareja el fin de semana vivió una madrugada de terror cuando dos delincuentes ingresaron a su casa de Código 1609 al 500, en el barrio Presidente Ortiz, y amenazaron y golpearon a ambos, ocasionándole incluso fracturas producto de la violencia.

Una de las víctimas, identificada como Emiliano, contó que su “mujer recibió una gran cantidad de golpes en la cabeza y otras parte de su cuerpo. Yo recibí dos culatazos y la fractura de la mano”.

Según informaron fuentes policiales, la pareja estaba durmiendo cuando ingresaron los ladrones. Escucharon ruidos, pero no los tuvieron en cuenta, hasta que el hombre se levantó y comprobó que los ladrones estaban dentro del domicilio.

Me dijeron que me iban a volar la cabeza con un arma”, contó Emiliano, y agregó que su mujer se abalanzó contra los ladrones y comenzaron a forcejear. En ese momento la golpearon en forma salvaje en la cabeza provocándole una herida que requirió de asistencia médica.

Afortunadamente una vecina escuchó los pedidos de auxilio y dio aviso a la policía quienes al arribar constatan que un tercer ladrón se encontraba en el interior de un vehículo dándose a la fuga, pero que logró ser capturado a pocas cuadras. En ese mismo instante, el resto de los agentes ingresa al domicilio cubriéndose de disparos que provenían de los ladrones que ya habían guardado electrodomésticos, ropa y hasta perfumes en una valija. Además habían atado a sus víctimas.

Los dos sujetos y su cómplice, quien esperaba en un auto, finalmente fueron detenidos. Los tres tienen antecedentes penales e incluso uno tiene libertad asistida, otro condicional y el tercero una condena en suspenso, así lo informó El Comodorense.

atadas, codazos, puñetazos de frente o en cualquier parte del cuerpo y fuertes impactos contra el piso, son parte de un día de entrenamiento o competencia de una persona que practica un deporte de combate -boxeo, MMA, entre otros-.

Así como pueden ser divertidos para practicar y entretenidos para los espectadores, lo cierto es que pueden traer consigo una serie de consecuencias para la salud, todas ellas derivadas de los golpes que reciben los participantes.

En este contexto, la cabeza es una de las partes más expuestas, a pesar de tener protección, al tiempo que se constituye como una de las más importantes del cuerpo humano. Es así que una carrera como peleador, boxeador o luchador puede causar gran cantidad de traumas. Algunos de ellos pueden tener ser de menor gravedad, mientras que otros pueden ocasionar daños tan graves como para acortar la vida de los deportistas o deteriorarla significativamente.

Desde los años ´80 se sabe que los deportes de combate pueden estar relacionados a la encefalopatía traumática crónica (CTE), un trastorno que antes se conocía como demencia pugilista. Esta relación se estableció a partir de su aparición en en algunos boxeadores y jugadores de fútbol americano a partir de la década del 1970.

Se trata de una patología crónica que se manifiesta como consecuencia de la acumulación de lesiones cerebrales, que en el caso de este tipo de deportistas se dan a lo largo de toda su vida activa. A medida que evoluciona puede comenzar a provocar una serie de síntomas que se asemejan a algunos tipos de demencia, pero es distinta en su origen. La manifestación de esta afección incluye trastornos afectivos, síntomas psicóticos, inestabilidad social, comportamiento errático, la pérdida de la memoria, síntomas iniciales del Parkinson, la disfunción cognitiva en general progresando a demencia, así como anomalías del habla y de la marcha.

Pero la encefalopatía traumática crónica no es la única patología que pueden sufrir los deportistas que practican boxeo, lucha o fútbol americano, entre otras disciplinas. Este grupo de personas también se expone a lesiones como contusiones y conmociones cerebrales; se trata de lesiones que pueden ir de leves a más graves, incluso en algunos casos pueden incluir sangrado cerebral, lo cual puede repercutir severamente en la salud.

Esta última consecuencia se conoce como hematoma subdural, algo que puede aparecer por cualquier contusión, no está únicamente relacionado a los deportes de combate. Para que se forme un hematoma subdural tiene que haber habido un sangrado significativo y haber llenado la cavidad intracraneal de manera rápida. Esto causa una compresión muy fuerte sobre el tejido cerebral, dado que el cráneo no tiene la capacidad de expandirse como sí la tienen la piel y los músculos, por ejemplo. Si esa presión no se libera y se evacúa el hematoma, las consecuencias pueden ser diversas, pero en general severas, incluso al punto de llevar a la persona a la muerte.

Hay un segundo tipo de hematoma que también puede aparecer a partir de un traumatismo, y se conoce como extradural; se produce cuando se forma un coágulo de sangre debajo de los huesos del cráneo, pero por encima de la membrana resistente que cubre el cerebro. Por lo general, provienen de un desgarro en una arteria que va justo debajo del cráneo, llamada arteria meníngea media. En la mayoría de los casos está asociado con una fractura de un hueso craneano luego de un traumatismo.

En casos más leves puede aparecer un hematoma más pequeño, que no comprima al cerebro de manera excesiva y que, en consecuencia, pase desapercibido. En este caso se los conoce como hematomas subdurales crónicos, pero son más comunes en adultos mayores que en personas jóvenes y deportistas de combate.

Este tipo de lesiones, tanto a corto como largo plazo, pueden causar varios problemas como la falta de sensibilidad y control de las extremidades, problemas del habla, memoria, convulsiones y hasta la muerte.

Por todos estos motivos es que se insiste en la protección de los deportistas de combate y particularmente en la protección de sus cabezas. Ellos también se exponen a lesiones en su cuerpo, que incluso pueden ser muy graves, pero la exposición y la sensibilidad del cráneo y el cuello hacen que sea específicamente necesario el uso de dispositivos de seguridad.

El reportero fue hallado en una autopista inconsciente, con fracturas y sin algunos dientes. Denuncian que estuvo 15 horas sin recibir atención médica.

El periodista Alí Domínguez murió este miércoles pocas horas después de haber sido abandonado en Caracas fuertemente golpeado, tras haber estado desaparecido durante cinco días luego de acudir a una marcha de la oposición.

«El periodista Alí Domínguez murió en el Hospital Domingo Luciani la madrugada de este 6 de Marzo producto de una fuerte golpiza», informó la reportera Lohena Reverón. Según detalló, el joven fue hallado inconsciente en la autopista Francisco Fajardo.

Según la cadena VPI, la víctima estuvo 15 horas sin recibir atención médica en el centro de salud.

Por su parte, José Riera, activista de Voluntad Popular, agregó que Domínguez «estaba desaparecido desde el pasado jueves y fue encontrado con traumatismo cráneo encefálico, fracturas y pérdida de algunos dientes».

Su desaparición había sido denunciada el fin de semana. Según destacó el portal Aporrea, el reportero era una voz del chavismo disidente, «denunció casos de corrupción de las autoridades» y «había recibido amenazas de presuntos organismos de seguridad».

Infobae

La Policía de la Ciudad reprimió una protesta de trabajadores de la cooperativa Madygraf y agredió a periodistas y fotógrafos que cubrían la manifestación. Fue golpeado y arrestado Bernardino Ávila, reportero gráfico de Página/12.

La Policía de la Ciudad volvió a reprimir una protesta y esta vez detuvo a fotógrafos que intentaban retratar cómo los efectivos impedían que los trabajadores de la cooperativa Madygraf realizaran un cuadernazo para poder seguir produciendo libros escolares a bajo costo. Un fotoperiodista de Página/12, Bernardino Ávila, fue arrestado mientras los policías avanzaban sobre los manifestantes en la zona del Congreso, en Entre Ríos y Rivadavia. «Me están arrestando en este momento», llegó a avisar Ávila en un rápido llamado a la redacción. También fue arrestado el fotógrafo Pablo Barrientos, de Revista Cítrica.

De acuerdo a las personas que estaban en el lugar, el avance desmedido de los efectivos comenzó cuando los trabajadores comenzaban a liberar los carriles, tal cual como les había solicitado la Policía. “En ese momento la Policía avanzó contra los trabajadores que estaban dialogando de qué lado hacerlo. Antes de que se terminaran de poner de acuerdo, avanzan y detienen a un compañero de Página/12 que viene a cubrir la protesta”, denunció el diputado del FIT Nicolás del Caño, quien estaba acompañando la movilización en el Congreso.

«Exigimos la inmediata liberación de todos los detenidos #NoALaRepresión #NoSilencienALaPrensa», manifestaron los delegados de Página/12, que informaron que están yendo a acompañar a Ávila. El fotógrafo fue trasladado a la Alcaldía 8, ex Comisaria 48.

Página 12

 

La cuarta marcha en El Bolsón que buscaba denunciar la apropiación ilegal de Lago Escondido se encontró con patotas y policías de la provincia; amenazas, al servicio del magnate Joe Lewis.

El 6 de febrero pasado se dio inicio a la cuarta marcha por la soberanía de Lago Escondido, acción impulsada por organizaciones sociales como la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA), que busca denunciar la apropiación del lago y de 12000 hectáreas alrededor de éste desde 1996.

La empresa Hidden Lake, propiedad del magnate británico Joe Lewis, la séptima persona más rica de Inglaterra, viene impulsando negociados a través de testaferros como el loteo inmobiliario de Pampa de Ludden rechazado ampliamente en sucesivas ocasiones por la comunidad de El Bolsón.

La marcha «por la soberanía» se encontró con accesos cerrados, personal de la seguridad privada de la empresa y policías provinciales. Con un hostigamiento constante y amenazas de muerte mediante, un grupo logró llegar al lago donde la patota de Lewis incrementó su acoso. El punto más crítico fue cuando dos personas de la marcha cruzaban el lago hacia una isla y la seguridad de Hidden Lake los envistió con una lancha provocando que el kayak en el que se trasladaban se diera vuelta y estos cayesen en el agua fría. Al mismo tiempo les hacían comentarios como si «saben qué es morir por hipotermia», en clara alusión al asesinato de Santiago Maldonado.

Otro grupo de manifestantes fueron detenidos por varias horas, entre amenazas y maltratos en la segunda tranquera del camino de entrada desde la ruta 40, nada muy distinto a un secuestro, que fue lo mismo que le sucedió al movilero de CQC cuando intento entrar a la propiedad, otro hecho muy conocido.

Ante esto Laura “Xiwe” Santillan -candidata a legisladora en Rio Negro por el Frente de Izquierda- señaló: «La patota de Lewis va más allá de su seguridad privada, los gobiernos cómplices avalan sus negociados y ponen a la policía y la justicia a su servicio» y agregó «El gobierno de Weretilneck es cómplice de las vejaciones que estas personas sufrieron».

La evidente connivencia de Lewis con el poder político, quedó evidenciada en la cadena nacional en la que Macri habló de él como si de un millonario filántropo se tratara. Poco después vacacionó en su mansión en a orillas del Lago Escondido. CFK se trasladó en el helicóptero de Van Ditmar, el agente local de Lewis, durante su visita en 2014 a la planta de INVAP en Bariloche, y no denunció a Lewis siquiera cuando se conoció que desde su propiedad en Sierra Grande se realizaban vuelos particulares hacia Las Malvinas.

Los lazos que unen a Lewis con todos los gobiernos son muy explícitos en El Bolsón. “Cacho” Romera por la UCR, fue un férreo defensor del magnate británico durante su gestión municipal; Juan Carlos “el Chaqueño” Martinez de CAMBIEMOS, turbio empresario local que se reivindicaba jefe de seguridad de Hidden Lake en ediciones anteriores de la marcha; el actual intendente, Bruno Pogliano de JSRN, ex-contador de Hidden Lake y firme defensor de la central eléctrica que Lewis monto en Lago Escondido y de cuanto negociado beneficie a su mentor.

“Ahora Soria, Weretilneck y Matsen se proponen para seguir gestionando los negocios comunes de los ricos desde el gobierno de la provincia, siempre en beneficio de los intereses extranjeros y sus socios locales, en contra de las necesidades de las mayorías trabajadoras”, agregó Santillan.

Hace pocas semanas se conoció la exención impositiva resuelta por la Legislatura provincial por veinte años a Hidden Lake.
Los golpes que recibieron los y las integrantes de la marcha por la soberanía y la represión al pueblo mapuche son resultados de un Estado al servicio de propietarios como Lewis y Benetton. Para extranjeros de ese calibre no hay ley de soberanía que valga. En una situación como esta es cuando más se necesitan bancas en diputados que denuncien este entramado de relaciones que solo traen conflictos para el pueblo trabajador.

Como destacó la candidata a Legisladora del PTS en el FIT “Hace años que los Lewis de la provincia y sus agentes vienen conviviendo con políticos que les aseguran enormes negocios y absoluta impunidad. Es la casta que quiere atornillarse al poder para continuar con este esquema en beneficio de las minorías. Es hora de dar vuelta todo y que la enorme mayoría de la población imponga una salida de fondo a los problemas del acceso tierra, la vivienda, los servicios públicos y los recursos naturales.”

La Izquierda Diario

Trompadas y patadas fueron los golpes que sufrió una futura mamá de 22 años. Fue interceptada en la calle, sufrió una brutal paliza y ahora, pelea por su vida en el hospital Regional. La víctima cursa un embarazo de 14 semanas de gestación.

El incidente se produjo cerca de las nueve de la noche del lunes, en la avenida San Martín, del barrio Centro de Quimilí, Moreno. La víctima, residente en el barrio Alomo, caminaba de regreso a su casa.

La agresora, una mujer de 31 años, de apellido Sandoval, residente en el barrio Las Cooperativas, la agredió. Comenzó a propinarle golpes de puño en el rostro y la cabeza hasta que logró derribar al pavimento a la víctima, para comenzar a propinarle puntapiés en el vientre. Luego, comenzó a arrastrarla de los cabellos, mientras amenazaba con asesinarla a golpes.

La situación fue advertida por los vecinos que intentaron mediar y alertaron a los efectivos de la Comisaría 29ª de Quimilí, sobre el incidente. La lesionada tuvo que ser trasladada al hospital zonal de Quimilí con serias lesiones en el vientre y la cabeza.

Luego fue derivada al hospital Regional Dr. Ramón Carrillo, donde fue internada en la Sala de Maternidad.

Del caso tomó intervención el fiscal de turno de Capital, Dr. Carmelo Vidal, quien ordenó una serie de medidas a seguir. Se estableció que Sandoval fue notificada de la imputación del delito de lesiones graves. Los uniformados, de acuerdo con datos recabados entre los testigos, la pelea se habría producido por celos de parte de la agresora. La habría agredido en otras oportunidades; por lo que se ordenó una prohibición de acercamiento.

Nuevo Diario

Un nene fue atropellado por el conductor de una camioneta sobre Avenida Polonia al 600. “Mi señora me pegó el grito y alcancé a pegar el volantazo. El nene se golpeó la cara con el paragolpe de la chata”, contó el hombre y aseguró: “No nos dieron tiempo a nada. Los gitanos me empezaron a pegar y me sacaron la rodilla de lugar”.

El conductor, identificado como Daniel Daneda, dijo en diálogo con Crónica que los agresores hicieron bajar a su hijo del vehículo y se llevaron al chico en su camioneta a un centro de salud.

“Me metieron la mano adentro de la boca. No sé qué me estaban haciendo. Eran dos o tres personas”, contó.

Aseguró que “al nene no lo vi. Se me cruzó enfrente de la nada. Yo venía despacio”, expresó. y explicó que iba con su hijo por lo que “es ilógico que maneje a alta velocidad”.

Fuente: ADNSUR