Tag

golpeado

Browsing

El hecho sucedió en el barrio Nueva Esperanza, en la Capital Neuquina; con un enfermero que trabaja en la clínica ADOS de la localidad y que en junio pasado contrajo Coronavirus (en el centro de salud de produjo una ola de casos). Desde entonces comenzó a ser hostigado por los vecinos.

Al hombre, Daniel Porro, le dieron el resultado positivo del hisopado el 19 de junio, pero antes se encontraba aislado en su casa. Luego del diagnóstico, fue a hacer el aislamiento a la vivienda de un familiar.

El enfermero transitó la enfermedad con síntomas de tos y dolor en el pecho, y tras varios días, al someterse a otro hisopado, el resultado fue negativo, por lo que fue considerado como un paciente recuperado. Fue así que volvió a su casa y se reincorporó a trabajar ya sin el virus.

Sin embargo, continuaba siendo hostigado por los vecinos del barrio Nueva Esperanza. Desde la vereda lo insultaban y el pasado jueves la situación se volvió sumamente violenta.

Un vecino lo insultó y comenzó a llamarlo desde la vereda. El enfermero salió a ver quién era y esto desembocó en insultos y una pelea. Varias personas lo golpearon y lo patearon hasta dejarlo casi inconsciente.

El hombre fue trasladado al hospital y durante la tarde, tras la agresión, algunos integrantes de la familia que lo habían golpeado horas antes le prendieron fuego la casa, una vivienda modesta que se encuentra en construcción.

Además, mientras esto sucedía, al trabajador le robaron su auto, Fiat Palio, que la Policía pudo recuperar a las pocas horas.

Tras la sucesión de hechos violentos, el hombre hizo la denuncia correspondiente y tomó intervención el Ministerio Público Fiscal neuquino. Sin embargo, el enfermero se mostró atemorizado por lo que produce el desconocimiento en los vecinos de la zona.

“Me decían que me vaya del barrio porque tenía Coronavirus. No sólo no tengo porque cumplí con el aislamiento, sino que me quemaron la casa y me robaron el auto”, contó el enfermero a LMNeuquén, medio de la Capital neuquina.

El hombre contó que mientras era agredido los vecinos le decían “andate porque sos caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio”, amenaza que unas horas después se cumplió.

“Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital. Me llevaron el auto, directamente me lo robaron y una vez que estaba en el hospital me prendieron fuego adentro de mi casa”, lamentó.

El hombre lamentó el “desconocimiento, porque no he tenido problemas con este vecino. La Policía le explicó bien cómo era el tema de los contactos, del aislamiento, pero esta persona nunca lo entendió, hasta hace tres noches, que me pasa todo esto”, informó.

“No tengo a donde vivir”, agregó el enfermero agredido.

Fuente: lmneuquen.com

A un hombre lo golpearon ferozmente y le dieron un tiro en el estómago y otro en la cara esta tarde.

Lo hallaron en una alcantarilla en la que termina una calle del barrio Presidente Perón, en la zona norte de Trelew.

Desde la investigación le apuntaban a alguien con el que fue visto tomando alcohol horas antes del sangriento suceso, aunque algunas fuentes consultadas presumían que sus agresores pudieron haber sido dos o tres personas.

Los cierto es que la víctima, de entre 25 y 30 años fue evacuado en una ambulancia al hospital en estado grave e inconsciente y se encuentra en grave estado

«Identificamos 1.075 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 24 horas, lo que significa que hay 10.075 infectados en el país. El saldo de muertos es de 429», informó el vocero del Ministerio de Salud, Kianush Jahanpur, a la televisión pública iraní.

Con casi 430 muertos y más de 10.000 contagiados, Irán es uno de los países más golpeados del mundo por la propagación del coronavirus, con varios fallecidos y enfermos entre su clase gobernante, contexto en el que hoy pidió por primera vez en casi 60 años un préstamo millonario al Fondo Monetario Internacional (FMI), un organismo de crédito en el que Estados Unidos lleva la voz cantante.

La dimensión de la pandemia en Irán se empezó a hacer mundialmente conocida a finales del mes pasado, cuando se viralizó un video de una conferencia de prensa sobre la propagación del coronavirus en el que se veía al viceministro de Salud con claros síntomas de gripe, secándose la transpiración de la frente.

Poco después se confirmó que ese funcionario padecía Covid-19, la enfermedad que produce el virus. Esa información, sin embargo, terminó siendo apenas un detalle de una crisis sanitaria que empeora día a día y cuyas cifras oficiales podrían no estar reflejando toda la magnitud del problema.

Tanto China como Italia han registrado más muertos y contagiados que Irán; sin embargo, en ninguno de esos casos la pandemia alcanzó con tanta fuerza a la clase gobernante y, además, ninguno de esos dos gobiernos tuvo que enfrentar la propagación masiva en una situación económica de crisis extrema, con sanciones estadounidenses sobre su sistema financiero, comercial y político.

El coronavirus ya afectó a más de 40 figuras políticas y religiosas influyentes, la gran mayoría adultos mayores, el grupo de riesgo más importante de la Covid-19. Solo esta semana se informó que el vicepresidente Eshaq Jahangiri, el ministro de Herencia Cultural, Artesanía y Turismo Ali Asghar Mounesan; el ministro de Industria Reza Rahmani y otro asesor de Jamenei y uno de los acusados en Argentina por el atentado contra la AMIA Ali Akbar Velayati dieron positivo al virus.

Este último se contagió porque era el director de uno de los hospitales de referencia para la pandemia, según informó la agencia de noticias local Tasnim.

Además, entre los fallecidos ya se cuentan Mohamed Mirmohammadi, un asesor del máximo líder del país, el ayatollah Ali Jamenei; un ex vicecanciller, dos parlamentarios nacionales y otros tres funcionarios.

Uno de los focos más importantes de la pandemia está en Qom, la llamada ciudad de los ayatollahs, considerada como la cuna de la Revolución Islámica que derrocó al Sha en 1979 e instauró la teocracia que gobierna hoy, y una de las regiones del país en general más blindada a la prensa internacional.

El viernes cerca de las 20:30, un delincuente ingresó a una vivienda de la calle San Luis al 500 con intención de robar, pero se encontró con el propietario, quien lo golpeó y lo entregó a la policía.

Un joven enfermero se enfrentó el viernes cerca de las 20:30 a un delincuente que había entrado a su casa de la calle San Luis al 500, en el barrio 13 de Diciembre, y tras forcejear, logró reducirlo y entregarlo a la policía de la Seccional Segunda.

El ladrón, al verse sorprendido por el accionar del trabajador de la salud, intentó sacar un arma blanca entre sus prendas de vestir, pero el enfermero lo increpó a golpes hasta lograr reducirlo mientras otros vecinos de la cuadra alertaban al 101 del Centro de monitoreo.

El detenido fue identificado como A. W. Subiabre, de 22 años, el que fue trasladado a la dependencia policial de Rivadavia y Viamonte para quedar a disposición de la Justicia penal en las próximas horas, informó Diario Crónica.

Este lunes por la noche, murió Enzo Damián Herrera de 32 años, quien se encontraba internado en estado de coma, luego que recibiera una golpiza por parte de un hombre, que se suicidó en la comisaría tras ser detenido por el hecho. Se trata del 22 homicidio del año en la ciudad.

Enzo Damián Herrera de 32 años fue golpeado el domingo 22 de diciembre a la madrugada, y tras permanecer internado en grave estado, finalmente falleció este lunes por la noche. Se trata del 22 homicidio del año en Comodoro Rivadavia.

Herrera estaba internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional en estado de coma, con asistencia mecánica respiratoria, y con riesgo de vida, luego de la brutal golpiza que recibió el domingo cerca de las 4 de la madrugada en inmediaciones de las calles 13 de Diciembre y Catamarca del barrio 9 de Julio.

Y según pudo confirmar ADNSUR, el joven de 32 años falleció finalmente este lunes 30 de diciembre por la noche, producto de las graves lesiones ocasionados por la golpiza.

En medio de una persecución, su agresor, identificado como Ramón Ignacio Caballero de 34 años, fue detenido. Tenía manchas de sangre en sus prendas de vestir y calzado. Fue trasladado a la comisaría y entre sus pertenencias encontraron documentación de la víctima por lo que se presumía que se trató de un robo.

Y cerca de las 20 horas del mismo se confirmó que el hombre detenido se había suicidado en la comisaría, utilizando su remera se había colgado en la celda de requisa donde estaba alojado, por lo que se realizó una inspección en el lugar por parte de personal de Policía Cientíca y Criminalística, con presencia de la Defensa Pública.

De esta forma, se había advertido que al fallecer el único sindicado como autor la causa quedaría archivada independientemente de la evolución que pudiese tener la víctima.

Doce personas golpearon salvajemente con golpes de puño y patadas a un adolescente en una plaza, a quien además le robaron una mochila. La víctima está internada aunque fuera de peligro.

Un violento ataque a un menor de edad se registró este jueves en la ciudad portuaria, y tuvo como víctima a un chico de 16 años, quien terminó brutalmente golpeado.

El hecho ocurrió en la tarde de ayer jueves, en una plaza del barrio Pujol.  Allí el adolescente circulaba en una bicicleta cuando fue interceptado por una patota de 12 personas.

Uno de ellos se acercó y le preguntó si tenía encendedor, el cual entregó intentando irse, pero seguidamente recibió un golpe de puño en el rostro y  cayó al suelo, indicó El Diario de Madryn.

Inmediatamente se acercaron las restante once personas  y comenzaron a propinarle patadas en el cuerpo y golpes en el rostro de manera simultánea. Además, le sustrajeron una mochila con una campera, un teléfono celular y la bicicleta.

El joven está internado fuera de peligro a pesar de la salvaje golpiza que recibió. Mientras la policía busca intensamente a los agresores.

Ocurrió en Madryn. Un hombre de 58 años falleció este jueves luego de haber estado internado durante unos 20 días producto de una golpiza que recibió al haber sido encontrado infraganti abusando sexualmente de una niña de cuatro años.

Según confirmaron fuentes policiales, el hecho ocurrió el 13 de enero a la madrugada en una vivienda del barrio San Miguel cuando, luego de una cena, la niña se fue a dormir, al igual que el hombre.

Unos minutos después, la mamá y unos amigos se dieron cuenta de lo que ocurría y quisieron hacer justicia por mano propia.

Tomaron intervención en este grave hecho efectivos de la Comisaría IV de nuestra ciudad, ubicada en la misma zona donde se produjo la violación, quienes giraron las actuaciones a las autoridades judiciales respectivas.

INTERNACION EN EL ISOLA

A partir de ese hecho, el hombre quedó internado en el Hospital Andrés Ísola con consigna policial imputado por abuso sexual y se encontraba a disposición del Ministerio Público Fiscal.

Durante este tiempo, esta persona fue intervenida quirúrgicamente en varias oportunidades por las graves lesiones, hasta que el jueves a la noche falleció producto de un paro cardiorrespiratorio, según consta en el certificado de defunción.

Desde Policía afirmaron que el fallecido no contaba con ningún tipo de antecedente policial y ahora intervendrá la Fiscalía por la muerte del hombre de 58 años.

 

Diario El Chubut