Tag

Gobierno Porteño

Browsing

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó una nueva propuesta para que 6500 alumnos porteños que «perdieron contacto con la escuela» vuelvan a tener clases presenciales. El plan contempla que la actividad se realice en espacios públicos como calles, plazas y parques, a partir del 28 de septiembre.

a ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, le llevó a su par nacional, Nicolás Trotta, una iniciativa diferente a la que fue rechazada semanas atrás, cuando propuso abrir gabinetes informáticos en las propias escuelas.

La iniciativa plantea «la necesidad de reforzar el apoyo y acompañamiento presencial a aquellos que no pudieron sostener los procesos de enseñanza-aprendizaje para evitar que pierdan la escolaridad».

Espacio público
La utilización del espacio público contempa una franja horaria de 9 a 12, en una plaza a designar por barrio. Los grupos pueden ser de hasta diez personas, ocho alumnos y dos adultos. Todos deben usar barbijos y alcohol en gel. La actividad se realizaría dos veces por semana y estaría a cargo de docentes socioeducativos y narradores.

En el caso de los talleres de lectura, que también se llevarían a cabo en el espacio público, están dirigidos a alumnos de primer grado, tanto del ámbito público como del privado, quienes «poseen menor grado de autonomía para el aprendizaje y requieren de mayor acompañamiento para reforzar el proceso de aprendizaje», evaluaron desde el ministerio porteño.

Alumnos de 5º y 6º año

La propuesta incluye «generar un espacio de socialización, encuentro y aprendizaje comunitario para estudiantes del último año del nivel secundario», es decir los quintos y sextos años, mediante la utilización «del mobiliario de la escuela en la calle».

Para este nivel, el plan abarca a 170 escuelas de nivel medio de gestión estatal. La frecuencia sería de dos veces por semana, en una franja horaria de 10 a 12. La actividad estaría a cargo de la conducción y personal de la escuela, que también debería usar, al igual que los alumnos, barbijos y alcohol en gel.

En este esquema se prevé utilizar los muebles escolares, como mesas y sillas, en calles de poca circulación que estén en el entorno urbano de los establecimientos escolares.

Nivel superior

Por último, la propuesta de CABA plantea la conformación de espacios evaluativos para estudiantes del nivel superior y de formación profesional en condiciones de recibirse para que puedan rendir exámenes prácticos finales. Se trata de adultos que se encuentran estudiando profesiones y oficios.

Reunión de ministros

La iniciativa del gobierno porteño fue presentada en reunión que mantuvieron los ministros de Educación nacional, Nicolás Trotta, y la ministra porteña del área, Soledad Acuña.

«Analizaremos la propuesta y les daremos una respuesta. Lo que quedamos es no dar ninguna respuesta formal hasta que tengamos la reunión con ambos ministros de Salud», afirmó Trotta.
En el encuentro, el titular de la cartera educativa a nivel nacional le informó a Soledad Acuña que están disponibles las computadoras para las chicas y los chicos de los barrios más vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires, que no habían podido continuar su vínculo con la escuela por la pandemia.

Se trata de 6500 unidades –reacondicionadas– que habían sido abandonadas por el gobierno de Mauricio Macri en un depósito del Correo Argentino.

“La escuela debe ir a los hogares de quienes más lo necesitan. El Estado debe estar presente y garantizar el derecho a la educación», manifestó Trotta.

 

Después de la semana con mayor tensión política de su gestión por los fondos coparticipables, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a su agenda habitual en la ciudad de Buenos Aires con una recorrida en San Telmo por las nuevas peatonales transitorias para los bares y restaurantes. En el segundo fin de semana de reapertura gastronómica al aire libre, siete locales fueron clausurados por incumplir los protocolos sanitarios.

Según informaron fuentes de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) a Infobae, durante este viernes hubo locales sancionados en los barrios de Villa Devoto (2), Palermo (2), Paternal (1), Agronomía (1) y Caballito (1) por violar las disposiciones vigentes para evitar la propagación del coronavirus.

De acuerdo al reporte porteño, las clausuras se efectuaron porque los establecimientos infractores permitieron mesas con consumidores en el interior de los locales, y por vender comida y bebida después de las doce de la noche, es decir, fuera del horario habilitado.

El operativo con controles sanitarios continuará durante este sábado y domingo. Desde el agente fiscalizador porteño precisaron que se supervisará que no haya reuniones sociales en los alrededores de los locales gastronómicos, ya que solo puede haber consumidores sentados en las mesas y sillas al aire libre.

Las nuevas peatonales transitorias

El jefe de Gobierno porteño estuvo esta mañana en San Telmo donde estrenó las áreas peatonalizadas. Advirtió que esas zonas involucran “más de 80 cuadras que se van a hacer peatonales los días viernes, sábados, domingos y feriados para acompañar a los y las comerciantes que ya están atendiendo al aire libre”.

“En San Telmo sumamos nuevas áreas peatonales transitorias para que los bares y restaurantes de la zona tengan más lugar para atender y la gente pueda tomar o comer algo de manera segura y respetando el distanciamiento social”, señaló Rodríguez Larreta, quien estuvo acompañado de la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio y el presidente de la Comuna 1, Lucas Portela.

“A quienes se acerquen a consumir, les pedimos que se sigan cuidando», agregó el alcalde porteño.

La apertura de bares y restaurantes generó cruces con el Frente de Todos en la Ciudad, a raíz de que los primeros días de reapertura de la actividad gastronómica ocasionó importantes focos con aglomeración de personas en varios barrios porteños.

Los legisladores del Frente de Todos reclamaron al gobierno porteño que implementara medidas y mayores controles del espacio público, a fin de que la flexibilización de la gastronomía al aire libre no implique una mayor suba de los contagios de coronavirus en el distrito. El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, también dio una advertencia sobre la medida: “Cuando uno juega al limite y a la ruleta rusa, el riesgo es muy grande”.

 

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, encabezó esta noche una conferencia de prensa en donde se refirió al anuncio que hizo ayer el presidente Alberto Fernández sobre quitarle un punto de la coparticipación a la Ciudad para financiar el aumento salarial en la Policía Bonaerense. «No voy a contestar con la misma moneda, no voy a hacer una disputa personal, no voy a hacer un conflicto personal. No voy a cambiar mis convicciones por decisiones como estas, que considero erradas e inapropiadas”, sostuvo Rodríguez Larreta.

“La decisión que tomó ayer el Gobierno es inconstitucional y vamos a ir a la Corte a defender los derechos de la Ciudad. Mucha jurisprudencia dice que no se puede tomar una decisión así, y menos de un día para el otro», continuó.

“Toda mi vida elegí el camino del diálogo, dejando de lado cualquier diferencia política. Acompañé al Gobierno en la renegociación de la deuda. Y ayer mismo con la situación difícil que se vivió con la Policía de la provincia de Buenos Aires, manifesté que no era la forma de manifestarse”, indicó el jefe de Gobierno.

“Lo que vivimos ayer es exactamente lo contrario al diálogo. Se eligió deteriorar la convivencia política que habíamos logrado. Para lograr la seguridad en la provincia de Buenos Aires se eligió la división. Nos encontramos con medida intempestiva, inconsulta, que le saca fondos de la coparticipación a la ciudad de Buenos Aires para dárselos a la Provincia”, detalló.

“Lo que es más grave aún: nos sacan fondos en el medio de la pandemia. Este año tuvimos que hacer una revisión para tener fondos para cuidar la salud de todos los porteños. Ahora, en el medio de esta situación, nos sacan los fondos. Hoy es la coparticipación de la Ciudad, mañana le puede pasar a cualquier provincia. Necesitamos un federalismo en serio en donde cada provincia pueda crecer”, agregó Rodríguez Larreta.

“Para mí es un orgullo ver la transformación de la Ciudad, que viven y trabajan en la Ciudad. Lo que tenemos que buscar en el país es el progreso de todos los argentinos, igualar para arriba. Nunca voy a profundizar la división. Frente a decisiones arbitrarias, como la que tomó anoche el gobierno nacional, los argentinos estamos acostumbrados a redoblar la apuesta. Tenemos que buscar formas diferentes para solucionar los problemas», sostuvo.

Fuente: Infobae

Continúan los cruces entre el gobierno porteño y el Ministerio de Educación de la Nación por el protocolo para abrir las escuelas públicas y privadas en la Ciudad. El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta afirmó este viernes que va a insistir en su propuesta, que apunta al regreso a clase de los estudiantes que perdieron contacto con los docentes. En tanto, el ministro Nicolás Trotta señaló que «no están dadas las condiciones epidemiológicas» para esa actividad en este distrito.

«Vamos a insistir todas las veces que sean necesarias, tenemos que encontrar un punto de acuerdo. Lo hicimos en muchos temas dialogando y trabajando juntos con el gobierno nacional y el de la Provincia», afirmó el titular del ejecutivo porteño.

Durante la conferencia prensa en donde presentó las nuevas condiciones de aislamiento en la Ciudad de Buenos Aires, Rodríguez Larreta explicó que identificaron a 6 mil alumnos con los cuales «perdieron el contacto» y que requieren de «una revinculación con la escuela lo antes posible».

«Es un tema mucho más profundo que el de la conectividad», señaló en respuesta a los gremios docentes que le exigieron distribuir dispositivos electrónicos a los estudiantes en lugar de «ponerlos en riesgo y estigmatizarlos».

Por su parte, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, estuvo reunida a la tarde con el titular de la cartera nacional, Nicolás Trotta, en donde le presentó nuevamente el protocolo. «Es un plan de apertura y de puesta en marcha progresiva de la presencialidad en las escuelas. La semana que viene van a cumplirse 100 días de que los chicos y chicas no ven a sus maestros y compañeros. Necesitamos volver a recuperar esos espacios», señaló la funcionaria.

«Nos sentaremos a trabajar las horas que hagan falta para llegar a los detalles que el ministro Trotta considera necesarios para abrir de a poco las escuelas, sobre todo para aquellos que han perdido el vínculo con sus docentes», agregó.

La respuesta del ministerio de Educación de la Nación no tardó en llegar. Si bien Nicolás Trotta aseguró que tienen una «voluntad constante de diálogo», aseguró que siguen sosteniendo que «para abrir las escuelas es necesario que haya nulo o muy bajo nivel de contagio».

En ese sentido, concluyó: «Reafirmamos la necesidad de que los chicos no vayan a la escuela en esta región metropolitana sino redoblar los esfuerzos para que la escuela vaya a esos los chicos».

Pese al rechazo de los gremios docentes y también de la oposición política, el gobierno de la Ciudad avanza en su propuesta de reabrir las escuelas públicas y privadas con un sistema de turnos para que los chicos que tengan problemas de conectividad puedan utilizar los espacios de informática.

En una reunión que mantuvieron este viernes las autoridades del Ministerio de Educación porteño con los sindicatos docentes, los funcionarios ratificaron la iniciativa y plantearon que pretenden concretarla a partir del 31 de agosto.

La cartera que conduce Soledad Acuña les presentó a los gremios un protocolo de apertura progresiva de los espacios digitales en 634 escuelas de la CABA. Todavía falta que sea aprobado por el Ministerio de Educación de la Nación, donde está siendo evaluada por un comité de expertos.

Mientras tanto, los docentes reiteraron su rechazo a la decisión del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y, como contrapropuesta, exigieron que compre computadoras para todos los alumnos, en lugar de hacerlos ir a los establecimientos educativos en plena pandemia. El rechazo se repitió en la Legislatura porteña, donde el Frente de Todos planteó que la medida «contradice todas las alertas vinculadas a la situación epidemiológica de la Ciudad.

Desde la cartera educativa aseguraron que no se trata de un regreso a clases sino de la apertura de espacios con acceso a informática para aquellos alumnos que no cuentan con la posibilidad de utilizar en sus hogares un dispositivo que les permita continuar con el proceso de aprendizaje a través de las clases virtuales.

El protocolo que presentó el Ministerio de Educación porteño abarca la apertura de 634 escuelas, entre primarias y secundarias, y establece un máximo de 15 chicos por escuela, un espacio de 15 metros cuadrados disponible por alumno y la asistencia a través de turnos previos. Asimismo, se establece que los alumnos y alumnas podrán permanecer en la escuela un máximo de dos horas y se les tomará la temperatura corporal al ingresar.

El protocolo fue elevado al Ministerio de Educación de la Nación. Fuentes del gobierno nacional indicaron a este diario que la propuesta ingresó el miércoles de esta semana y «está en análisis según el procedimiento acordado por el Consejo Federal de Educación» «Lo está analizando la comisión ad hoc encargada de estos temas y tienen que expedirse. Tienen un plazo de 5 días para hacerlo desde el día de la presentación», precisaron.

“Cyber para pobres”: así definió el secretario general adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, a la forma que tomaría el programa “Conectate en la escuela” en caso de concretarse. El gobierno porteño formalizó este martes ante el nacional su intención de abrir el 31 de agosto espacios digitales en escuelas públicas y de gestión privada –con previa autorización oficial en este último caso– para estudiantes con problemas de conexión.

La última palabra la tiene el Ministerio de Educación de la Nación, que debe aprobar o no el protocolo presentado. Los sindicatos docentes vienen rechazando enfáticamente la tentativa. Llevarán su postura a una reunión con autoridades de la Ciudad este viernes.

De acuerdo a las cifras que maneja UTE, hay 15 mil chicos desconectados en territorio porteño hace cinco meses. “Se soluciona llevándoles las computadoras a las casas, no haciéndolos ir a la escuela. Son los pobres los que van a ir”, remarcó López, quien también es docente. “Hay que ver si van. Muchas madres me dicen que no los van a mandar. Que no quieren que se sepa que no tienen computadora o conectividad. Es una estigmatización, además de una exposición al contagio. Una doble discriminación.»

El gobierno porteño por medio de su cartera de Educación, a cargo de Soledad Acuña, pidió este martes en una reunión a la nacional la aprobación del protocolo que permitiría el regreso a aulas virtuales, sin maestros, a cargo de un representante del Ministerio, en 634 escuelas de la Ciudad (464 primarias y 170 secundarias).

En un principio trascendió que la medida abarcaría a 6500 alumnos, sin embargo el protocolo detalla que implicaría a 9450 estudiantes por turno como máximo. No podría haber más de una persona por cada 15 metros cuadrados; todos tendrían que concurrir con tapabocas; los alumnos desarrollarían tareas encargadas por sus maestros.

A través de un comunicado, el ministro Nicolás Trotta sostuvo que esta “es una opción para la comunidad educativa en general que tenga problemas de conectividad”, a la vez que instó al gobierno “de la ciudad más rica del país” a profundizar su “responsabilidad de despliegue de respuesta en los barrios y hogares más vulnerables”. “Docentes, directivos y familias deben estar considerados en la toma de decisiones”, destacó.

“Es una vergüenza que nos enteremos a través de la prensa las cuestiones que se van armando”, protestó Mariana Scayola, secretaria general de ADEMyS. La medida había sido rechazada el lunes por la Multisectorial por la Escuela Pública –espacio integrado por organizaciones sindicales y sociales, cooperadoras, familias y estudiantes– en una conferencia de prensa . En ella se instó al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta a la compra inmediata de computadoras para los estudiantes en situación de vulnerabilidad y a instalar antenas que provean de wifi a villas y asentamientos, idea que surgió de La Poderosa. “Nos parece irresponsable en este momento de gran cantidad de casos. Si el gobierno está preocupado por los chicos que no tienen conectividad se acordó tarde”, expresó Scayola.

En todos estos meses de cuarentena, el jefe de gobierno porteño no sólo no tomó una sola medida al respecto sino que además apeló un fallo judicial que le exigía la entrega de notebooks e instalación de Internet para estudiantes sin conexión. «Cuando asumió Macri discontinuó el Conectar Igualdad. Larreta hizo lo mismo con el Plan Sarmiento, para las primarias. El mismo gobierno que quitó las computadoras ahora quiere abrir espacios digitales para que los chicos se contagien porque le resulta más barato», dijo López. Fueron los docentes quienes de su bolsillo aportaron a la continuidad pedagógica de muchos estudiantes. «Larreta no tiene la menor idea de lo que es abrir una escuela. A lo sumo puede abrir un edificio escolar», concluye López.