Tag

Ganancias

Browsing

A pesar de que a Lionel Messi se le negó una salida potencialmente lucrativa del Barcelona después de una disputa contractual, el argentino sigue siendo el futbolista más rico del mundo, según una lista compilada por Forbes.

Las ganancias totales de Messi durante este año son de 126 millones de dólares, 92 millones por salario y 34 millones por concepto de patrocinios.

Cristiano Ronaldo, el jugador de fútbol más seguido en las redes sociales, se ubicó en segundo lugar con ganancias de 117 millones de dólares.

En la lista aparece tercero el brasileño Neymar con 96 millones de dólares, seguido por su joven compañero en el Paris St Germain Kylian Mbappé con 42 millones.

La Premier League sigue siendo la liga de fútbol más rica del mundo, pero solo dos de sus jugadores figuran en el top 10 de la tabla de patrimonio: el delantero del Liverpool Mohamed Salah -quinto con 37 millones- y el mediocampista del Manchester United Paul Pogba -sexto con 34 millones-.

El arquero español David de Gea, compañero de equipo de Pogba en el United, es décimo con 27 millones de dólares.

También aparecen en el ranking Antoine Griezmann, que se ubica séptimo, y Gareth Bale, que es octavo. El delantero del Bayern Munich Robert Lewandowski, el único jugador de la Bundesliga en el “top ten”, aparece noveno.

Messi puso fin a inicios de mes a las intensas especulaciones sobre su futuro al decir que permanecerá a regañadientes en el Barcelona una temporada más, pero solo porque no desea entrar en una batalla judicial con el club por su contrato.

El próximo lunes, 31 de agosto, vencerá el plazo para presentar ante la AFIP la llamada declaración informativa del impuesto a las ganancias y de Bienes Personales.

El trámite está referido a los ingresos obtenidos en 2019 y al patrimonio según su valuación al 31 de diciembre pasado. Se trata de una presentación que debe hacer un grupo de empleados bajo relación de dependencia y jubilados que no están inscriptos en esos tributos y a quienes, en rigor, sus empleadores u organismos de la seguridad social les hacen los descuentos por la carga fiscal de Ganancias, según informa La Nación.

¿Quiénes están en ese grupo? Para este año, la AFIP dispuso, a través de la resolución 4767 de julio pasado, que están alcanzados por esta obligación quienes en todo 2019 percibieron una suma igual o superior a los 2 millones de pesos, considerando -de acuerdo con lo establecido por la resolución 4003 del organismo- los salarios, los ingresos provenientes del ejercicio de cargos públicos en los diferentes niveles del Estado, las jubilaciones o pensiones, los retiros o subsidios que tengan su origen en el trabajo personal y las rentas de socios de cooperativas de trabajo.

La presentación de la declaración de ingresos se hace en la web del organismo recaudador, ingresando con clave fiscal y optando, entre los servicios interactivos, por el llamado “Ganancias-Personas Humanas”. Hay que tener a mano el formulario 649 entregado por el empleador; en ese documento se detallan las remuneraciones que fueron pagadas en el año, además de los datos de pluriempleo (si la persona tiene más de un puesto bajo relación de dependencia), los aportes al sistema de seguridad social, las cuotas sindicales, las deducciones que se aplicaron para el cálculo de Ganancias y los montos retenidos para el pago del impuesto.

En el caso de la declaración patrimonial, deben informarse en el servicio interactivo “Bienes Personales Web” los activos que se tenían al 31 de diciembre del año pasado, según las normas de valuación que rigen para ese tributo y que son establecidas por la AFIP. Por 2019 el valor mínimo del patrimonio alcanzado por el impuesto es de $2 millones (por una reforma legal hecha en 2017 está al margen la vivienda, hasta un monto de $18 millones), por lo cual, si se había alcanzado esa cifra correspondió hacer la declaración determinativa, cuyo vencimiento ocurrió unas semanas atrás.

“La declaración jurada informativa es específicamente para quienes tienen sueldos en relación de dependencia, sobre los que el empleador ya retiene el impuesto a las ganancias”, explica el contador Iván Sasovsky. Por eso, la presentación tiene el carácter de “informativa” y no de “determinativa”, que es la que corresponde hacer a quienes están inscriptos en los impuestos o deben pagarlos esta vez, por su situación en el año 2019.

Para determinar si se llegó a los $2 millones de ingresos el año pasado, se considera todo lo proveniente de las tareas laborales bajo relación de dependencia y de jubilaciones o pensiones, según aclara el contador Ezequiel Passarelli, sobre la base del detalle de las normativas vigentes. No se suman las facturaciones del monotributo (para el caso de quienes están en ese sistema, además de contar con un salario o una jubilación), ni los resultados de inversiones, porque eso no está previsto en las reglamentaciones. Fuentes de la AFIP confirmaron, ante la consulta de LA NACION, que estos últimos conceptos no se consideran para determinar si alguien queda o no alcanzado por la exigencia del trámite.

También lo explica así Adriana Piano, del estudio SMS, quien agrega que, en caso de haberse obtenido el año pasado ingresos por operaciones financieras alcanzadas por el impuesto cedular, es otra la declaración que corresponde (la obligación de presentarla y también la de pagar el tributo venció a mediados de este mes).

¿Cuál podría ser la sanción por no cumplir con esta obligación fiscal? Según responde Passarelli, la ley de procedimientos fiscales marca que la omisión de presentar declaraciones juradas de carácter informativo que son dispuestas por la AFIP “dentro de los plazos establecidos”, tienen una sanción de “hasta $5000” para el caso de las personas físicas.

Las líneas de cajas de los supermercados localizados en Chubut facturaron en niveles muy positivos durante los tres primeros meses de la cuarentena. En mayo las ventas subieron el 6,1% y desde el inicio del aislamiento social el promedio de mayor facturación fue del 3,7% por encima de la inflación.

El INDEC difundió el informe de las ventas en los súper localizados en Chubut durante el mes de mayo. Los datos reflejaron una suba del 6,1% respecto del mismo mes del año anterior, inclusive por encima del 42,2% de inflación interanual medida en la región Patagónica.

Solamente en el mes de mayo las facturaciones en el sector almacén subieron el 5%; la de las bebidas un 14,5%; la de los lácteos un 2,3%; las de artículos de limpieza el 1,9%; las de productos electrónicos el 83% aunque tienen una incidencia en volumen mucho menor que el resto de los rubros.

Tres meses favorables

Cuando se analiza lo sucedido en los tres primeros meses de cuarentena (marzo, abril y mayo) se observa que en promedio las ventas subieron un 3,7% por encima de la inflación.

Los productos de almacén son los que más se vendieron en cuarentena con un incremento del 11,8% por encima de la inflación; seguidos por los lácteos con una suba del 10,8% y los productos de limpieza con un 7%. Los electrónicos tuvieron un tendencia marcadamente alcista con una suba del 35,2% en promedio durante los primeros meses de aislamiento.

Las ventas de bebidas en los súper decrecieron en un promedio un 6,3% y los productos cárnicos cayeron un 13,9% en tiempos de pandemia.

Durante marzo y con 10 días de cuarentena las facturaciones de los supermercados de Chubut se incrementaron un 5,9% por encima de la inflación respecto del mismo mes del 2019; en abril bajaron el 1%; para luego volver a crecer marcadamente con un incremento del 6,1% durante mayo.

«La decisión facilita el cumplimiento de las obligaciones tributarias en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio», explicó la entidad oficial en un comunicado.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió hasta fin de julio los plazos para que las personas humanas presenten sus declaraciones juradas y paguen los saldos correspondientes al Impuesto a las Ganancias, Impuesto a los Bienes Personales y el Impuesto Cedular, informó hoy el organismo.

La prórroga, en más de 40 días, comprende a más de 2 millones de contribuyentes.

La presentación de las declaraciones juradas y el ingreso del saldo resultante del Impuesto a las Ganancias, el Impuesto a los Bienes Personales y el Impuesto Cedular estaba prevista inicialmente para mediados de junio.

La medida se suma a la anunciada la semana cuando dispuso la instrumentación de plazos especiales para la presentación y pago de las declaraciones juradas de Ganancias e IVA para las empresas, al tiempo que amplió los planes de facilidades de pago para garantizar más herramientas de alivio financiero para las empresas afectadas por el coronavirus.

Las ganancias personales de Cristiano Ronaldo a lo largo de su carrera están cerca de superar los mil millones de dólares. Con ello el portugués se convertiría en el primer futbolista en alcanzar esta cifra.

De acuerdo con Forbes, Ronaldo llegará a esta cifra a pesar del recorte salarial de la Juventus, de alrededor de 4 millones de dólares, durante la emergencia de salud del coronavirus. 

Tan solo el año pasado, el portugués tuvo que ganancias de 109 millones de dólares gracias a su marca CR7. Con ello se convirtió en el segundo futbolista con mayor ingreso en 2019, detrás de Lionel Messi (127 millones).

Por ello, se espera que en la temporada 2019-20 llegue a mil millones de dólares, cifra que solamente han alcanzado pocos deportistas. En 2009, el golfista Tiger Woods llegó a esta suma de ganancias, mientras que el boxeador Floyd Mayweather lo logró en el 2017.

A inicios de año, el tenista Roger Federer entró en esta lista, misma que completa el basquetbolista Michael Jordan. No obstante, en el caso del ex-jugador de los Chicago Bulls, alcanzó ese status una vez retirado.

En cuanto a Cristiano Ronaldo, se estima que este año tan solo en el deportivo alcance ganancias por 46 millones de dólares. Lo anterior a pesar de la disminución de salario que implementó la Juventus por la crisis del coronavirus.

Se espera que el índice de actualización que contempla la ley ronde el 45% para 2020. Pero la AFIP dice que a esa mejora deberá restarse el plus del 20% que se aplicó este año después de las PASO.

La suba del 20% del mínimo no imponible para los trabajadores en relación de dependencia y jubilados que tienen otros ingresos que se efectivizó tras las PASO sólo se aplicará para 2019. Para 2020 no se lo considerará para el cálculo del nuevo mínimo no imponible de Ganancias​. Por lo tanto, habrá un fuerte incremento del peso de ese impuesto con relación al de este año para los 2 millones de contribuyentes alcanzados por Ganancias.

Se estima que para 2020, el ajuste del mínimo no imponible será del orden del 45%, según surja de la variación anual del RIPTE (índice de salarios formales) a octubre, un dato que se conocerá con certeza en los próximos días, informó este miércoles Clarín.

El interrogante era si desde enero de 2020 comenzaría a regir por completo la suba de ese 45% o si a ese aumento del mínimo no imponible de Ganancias habría que descontarle el 20% de suba que se aplicó este año por encima de lo que estipulaba la ley.

En la AFIP le dijeron a Clarín que ese 20% solo se aplica durante 2019 y que no se lo considera para la actualización del valor de 2020. Así, el año próximo los solteros sin hijos pagarán Ganancias si ganan en mano más de 55.536 pesos. Si el cálculo se aplicara incluyendo el 20% de 2019, deberían pagar sólo los solteros que ganen más de 66.643 pesos mensuales.

La explicación oficial es que el incremento del 20% fue un paliativo sólo para 2019 y que, como el resto de las medidas tomadas por Mauricio Macri tras la derrota en las PASO, se aplicaron por “única vez” con el objetivo de mejorar la perfomance oficialista en las elecciones generales.

Así las cosas, ahora se vuelve a la situación anterior y en el caso de Ganancias el ajuste del mínimo no imponible se realizará según la evolución del RIPTE (índice de salarios formales) sobre la base del mínimo de 2019, sin el 20%.

De ese modo, en 2019 el mínimo no imponible de Ganancias arrancó en 38.301 pesos en mano para los trabajadores solteros sin hijos y de $ 50.668 en mano para los trabajadores casados con dos hijos menores de edad. Con el incremento del 20% en el piso tras las PASO, el mínimo pasó para los solteros a $ 45.961 y a $ 58.328 para los casados con 2 hijos.

Ese 20% no se extendió a los autónomos. ​»Para eso resultaba necesario que el Congreso Nacional procediera a la modificación del texto legal del gravamen, por imperio del artículo 4 de la Constitución Nacional que consagra el Principio de Legalidad”, aclaró el tributarista Marcelo Rodríguez.

En 2020, el aumento del mínimo no imponible, que se calcula será del orden del 45%, se aplicará sobre los $ 38.301, y no sobre los $ 45.961. Así, el nuevo mínimo no imponible para los solteros sin hijos será del orden de los 55.536 pesos, y no de 66.643 pesos. En consecuencia, los trabajadores en relación de dependencia pagarán el año próximo una mayor proporción de Ganancias en relación a los que finalmente pagaron en 2019.

Según el especialista Marcelo Rodríguez, de MR Consultores, el impuesto quedará de este modo:

Un trabajador soltero sin hijos que en 2020 tenga un sueldo mensual neto de $ 70.000, con ajuste del mínimo no imponible del 45%, pagará de Ganancias 19.099 pesos anuales. Pero si ese mínimo se ajustara tomando en cuenta el 20% de 2019 debería pagar 2.180 pesos. Una diferencia de $ 16.919.

Con $ 90.000 de sueldo neto, por su parte, el impuesto sumará $ 77.366. Si el mínimo hubiera incluido el 20%, en este caso el impuesto sería de $ 41.565. Son 35.801 más de impuesto anual. Para un soltero sin hijos que gane 130.000 pesos por mes de bolsillo, el impuesto anual se eleva a 241.550, casi el salario neto de dos meses.

Para un trabajador casado con 2 hijos con un ingreso neto de 90.000 pesos, con el nuevo mínimo no imponible pagará 24.065 pesos anuales de Ganancias. Si se aplicara el ajuste incorporando el 20%, el impuesto a pagar se reduciría a $ 4.429. Son 19.636 pesos más a cargo del contribuyente.

Para un sueldo de $ 110.000 neto, el impuesto será en 2020 de $ 84.630. Si el ajuste contemplara el 20%, el impuesto se reduciría $ 47.752. Una diferencia de 36.878 pesos.

Se trata de una normativa que ya estuvo vigente y que el organismo vuelve a utilizar en medio de la turbulencia cambiaria.

El Banco Central publicó la resolución que ordena a los bancos a pedir autorización para girar utilidades al exterior. La disposición prevé que el proceso deberá tener en cuenta los potenciales efectos de la aplicación de las normas internacionales de contabilidad.

La entidad informó el cambio a través de la Comunicación «A» 6768 que, además, indica que la normativa comienza a tener vigencia hoy, informó TN.

El secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, Hugo Moyano, respaldó hoy la fórmula Fernández-Fernández al sostener que “antes peleábamos por el mínimo no imponible mientras que ahora peleamos por un plato de comida”.

En el mismo sentido, destacó que las críticas que realizaba en el pasado a la ex presidente y actual senadora Cristina Kirchner tenían que ver con la “actitud” con la que llevaba adelante el Gobierno, pero que nunca discutió las “políticas”.

El sindicalista confió que tras haber “conversado con ella” y concluyó que “todos en las crisis crecemos, las crisis nos enseñan a ser mejores a la luz de la experiencia”.

Luego de la foto que se sacó ayer junto a los integrantes de la fórmula para la provincia de Buenos Aires compuesta por Axel Kiciloff- Verónica Magario, Moyano ratificó su adhesión a la postulación presidencial de Alberto Fernández, secundado por la senadora de Unidad Ciudadana.

“Yo hago las cosas por convicción, no por conveniencia, por eso nunca me arrepiento de lo que hago, y en su momento critiqué la actitud de la ex presidenta de no escuchar, pero en la política nunca la critiqué“, explicó el sindicalista.

Y sintetizó: “Antes peleábamos por el mínimo no imponible, hoy peleamos por un plato de comida”.

“A las políticas de antes nunca las critiqué, en cambio con las políticas de ahora hay grandes necesidades, hay hambre, hay criaturas y familias que la están pasando muy mal“, argumentó.

Para Moyano, “en la gente a la que el Gobierno le mintió hay una gran convicción de que no se van a volver a equivocar“, en las elecciones presidenciales de octubre próximo.

“Yo creo que Cristina, con la experiencia y la inteligencia que tiene, también ha entendido que pudo haber cometido errores“, dijo; y aseguró que después de “mucho análisis” entendió que la fórmula que ahora integra junto con su ex Jefe de Gabinete “es la única que nos puede sacar de esta situación de gravedad terrible en la que estamos”.

El dirigente negó que lo uniera a la ex mandataria “el espanto”, tal como fue consultado en la entrevista en radio La Red y remarcó que, por el contrario, lo une “la confianza” en las políticas, ya que es “abismal la diferencia de cómo estábamos antes y cómo estamos ahora”.

El próximo mes de junio comenzará a regir el incremento paritario para los operarios petroleros, mientras que el sindicato ha comenzado a advertir a las operadoras que tome los recaudos para que las empresas contratistas puedan afrontar el pago de los incrementos, a fin de evitar conflictos. En junio se debe abonar el 14,7% retroactivo al 1 de abril, además del primer aumento del 10%, correspondiente la pauta salarial 2019. Empieza a preocupar el impuesto a las ganancias.

Tanto el sindicato como en ámbitos empresarios empezó la ronda de prevenciones por el impacto de los incrementos salariales a partir del 1 de junio. Fue por eso que desde la entidad gremial se comenzó a advertir a las operadoras que tomen los recaudos para que sus contratistas puedan afrontar los aumentos, a partir del reconocimiento de los mayores costos laborales.

Si bien la situación se repite en cada etapa de aplicación de aumentos paritarios, o con la liquidación del aguinaldo, en este caso los márgenes de financiamiento de las pymes están prácticamente agotados, según confiaron fuentes del sector, por lo que también el gremio ha solicitado a las compañías que contemplen esa situación para evitar retrasos que deriven en situaciones de conflicto.

Según el acuerdo alcanzado a principios de mayo, en junio se debe abonar el 14,7% que complementa la paritaria del año 2018, en forma retroactiva al 1 de abril. Sobre esa base incremental, corresponde además la primera cuota de la paritaria 2019, dividido en tres etapas de 10 puntos en junio, y otras dos subas de 9 puntos, en noviembre y febrero, para completar un 28% más cláusulas de revisión.

Impacto del impuesto a las ganancias

La otra cara de la moneda está dada por el impuesto a las ganancias. Como el índice para actualizar deducciones y escalas creció sólo un 28%, en base al cálculo oficial del gobierno, se da un doble efecto perjudicial: las paritarias crecieron por encima de ese porcentaje en casi todas las actividades, llegando a niveles de hasta el 40%; al mismo tiempo, el índice oficial queda por debajo de la inflación, en el orden del 55% anual.

Así, muchos trabajadores se encontrarán con una mayor captación de su salario, ya que la capacidad para deducciones se ve limitada, mientras que al obtener incrementos salariales por encima de la actualización de las escalas y del mínimo no imponible, podrían pasar a tributar a una escala más alta.

Según informó el contador Gerardo Pérez Coyul, actualmente un trabajador soltero empieza a tributar a partir de los 46.700 pesos netos (de bolsillo), comenzando con la alícuota más baja, del 5%, mientras que sobre el monto de 96.000 pesos se aplica la máxima alícuota, del 35%.

Si bien el convenio petrolero está protegido por una ley especial que exceptúa varios de los rubros que componen el salario de este sector, muchos comienzan a evaluar el modo en que podría impactar el desfase por las distorsiones del impuesto al salario, que además afectan directamente a todos los sectores laborales.

 

 

ADN Sur

Un empleado soltero con un sueldo neto mensual antes de impuestos de $40.000, durante el primer semestre del 2018 y $50.000 de julio a diciembre, ajuste muy inferior a la inflación de 2018,  tuvo un aumento en enero de este año del 20%, a $60.000, y en julio se prevé un 17%, a $70.200, considerando el efecto aguinaldo, este año deberá pagar $63.995 por Ganancias.

El año pasado, abonó $30.087. La carga fiscal del año pasó del 5,14% al 7,56% de los sueldos netos cobrados, es decir se incrementó el 47%. Percibiendo un sueldo similar al de 2018 o incluso inferior en términos reales, deberá ingresar un impuesto mucho mayor como consecuencia de la insuficiente actualización de las deducciones y las escalas de Ganancias.

En este sentido en una entrevista realizada por el Diario Clarin el especialista tributario Marcelo Conti, socio del Estudio Bertazza y asociados, explicó que “en contextos de alta inflación, como el que viene padeciendo nuestro país desde hace muchos años”, el impuesto a las Ganancias de las empresas y de las personas debe aplicarse sobre los ingresos y las utilidades reales y no sobre las nominales obtenidas.

Esto se produce porque el esquema de actualización vigente –deducciones y escalas- se retrasa en términos reales frente a la inflación. Por ejemplo, el ajuste del 28,29% para este año 2019 resulta notoriamente inferior a la inflación que se prevé –las consultoras la estiman en el 40%. “Si los salarios se ajustan en niveles similares a la inflación estimada. la retención del impuesto será superior a la del año anterior por sueldos que no se incrementan en términos reales o que incluso pueden reducirse. No sólo se abonará mayor impuesto que el ingresado el año pasado sino que muchos empleados que no tributaban comenzarán a hacerlo este año”, dice Conti.

Los datos oficiales lo confirman. En enero de 2017, tuvieron retenciones de Ganancias 1.883.369 trabajadores y jubilados y en diciembre de ese 2.207.577. En 2018 pasó lo mismo: en enero tributaron 1.878.757 y en diciembre 2.219.616, a pesar de la fuerte caída tanto de los sueldos como de las jubilaciones. Y a pesar que se redujo el número de ocupados .

Este año, pagan Ganancias los trabajadores solteros en relación de dependencia sin hijos que ganen más de $38.301,85 netos y los casados con dos hijos más de $50.667,76. En el caso de los autónomos, los valores son más bajos.

Con relación a 2018, el ajuste del mínimo no imponible fue del 28,29%. En consecuencia, los trabajadores que durante el año obtengan subas de ingresos por encima del 28,29% tendrán mayores retenciones por Ganancias, aunque el aumento salarial sea inferior a la inflación que se pronostica superará el 40%.

 

 

Entre Lineas