Tag

Gabinete

Browsing

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró hoy que «el mundo no sabe cuándo va a terminar la pandemia» y lamentó que «el virus se esté propagando en todo el país», mientras tiene puesta la expectativa en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus sobre la que avanzan varios laboratorios del mundo, entre ellos el que la produce en Argentina.

«El mundo no sabe cuándo va a terminar la pandemia, y nuestra pauta es la vacuna, que se va a producir en Argentina, uno de los 16 países que tienen la capacidad de hacerlo», dijo Cafiero en diálogo con radio Nacional.

En este sentido, destacó la capacidad productiva y tecnológica de Argentina, así como la formación de sus científicos, como los valores que hicieron que la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZéneca.

«Tenemos que tomar medidas de cuidado individual, de las familias, de los entornos, restringir la circulación que no sea necesaria, las reuniones sociales, porque eso hace que el virus se propague en velocidad.»

«A nosotros nos cuentan permanentemente que somos esto o lo otro, pero hay que empezar a contar las veces que nos levantamos; contar sobre nuestra capacidad productiva y tecnológica y la formación de nuestros científicos para aplicar y ser uno delos pocos países que va a fabricar la vacuna, que también lo hará para Latinoamérica», dijo.

El jefe de Gabinete se refirió también al crecimiento de casos en todo el país, y dijo que «hace un mes y medio el 93% de los casos estaban en AMBA, y ahora el 63%».

Según dijo, este cambio en la situación se debe a que «la pandemia está avanzando y se está propagando el virus» en el resto del país.

«Esto debe preocuparnos: tenemos que tomar medidas de cuidado individual, de las familias, de los entornos, restringir la circulación que no sea necesaria, las reuniones sociales, porque eso hace que el virus se propague en velocidad», agregó.

Cafiero mencionó también que «con los gobernadores y las provincias el diálogo es permanente» y que se analiza en forma constante con ellos la evolución de «la cantidad de casos y cómo está soportando el sistema de salud ese incremento, para evitar que se sature y permitir que siga con capacidad de dar respuestas y tener reacción».

Se amplía la participación de las mujeres en los gabinetes provinciales. A medida que avanza la inclusión de la perspectiva de género se diseñan políticas que ayuden a la paridad y al desarrollo de las mujeres en la función pública.

A medida que avanza la inclusión de la perspectiva de género en los ámbitos gubernamentales en la Argentina, también se amplía la participación de las mujeres en los gabinetes de las provincias, donde se diseñan políticas que ayuden a la paridad y su desarrollo en la función pública.

Si bien desde 2001 hubo nueve gobernadoras en el país, con gestiones en San Luis, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Buenos Aires, Catamarca, Santa Cruz y Río Negro, tras las elecciones de 2019 solo dos mujeres ejercen hoy en el Poder Ejecutivo provincial, la santacruceña Alicia Kirchner y la rionegrina Arabela Carreras.

En tanto, otras seis se desempeñan como vicegobernadoras, Verónica Magario en Buenos Aires, Alejandra Rodenas en Santa Fe, Laura Stratta en Entre Ríos, Mónica Urquiza en Tierra del Fuego, Analía Rach Quiroga en Chaco y Florencia López, mientras la única provincia que no tiene mujeres en su gabinete es La Pampa.

Participación de las mujeres en los gabinetes provinciales

•Buenos Aires: En este caso, además de contar con Magario, ex intendenta de La Matanza, en la vicegobernación, el gabinete de Axel Kicillof cuenta con Teresa García al frente del Ministerio de Gobierno, Agustina Vila en Cultura y Educación; Mara Ruiz Malec en Trabajo, Jésica Rey en Comunicación Pública y creó su propio Ministerio de las Mujeres, Políticas de Géneros y Diversidad Sexual, que encabeza Estela Díaz, histórica militante sindical.

•Santa Cruz: La gobernadora Alicia Kirchner, la primera mujer al frente del Ejecutivo santacruceño, tiene en su segundo mandato un Gabinete con cuatro mujeres en Ministerios. Bárbara Weinzettel en Desarrollo Social, Silvina Córdoba en Producción, Comercio e Industria, Claudia Martínez en Secretaría General de la Gobernación y María Cecilia Velázquez en el Consejo Provincial de Educación.

•Santa Fe: Cuatro ministerios son comandados por mujeres: Silvina Frana en Infraestructura; Adriana Cantero en Educación; Sonia Martorano en Salud; y Erika Gonnet, en Ambiente y Cambio Climático, mientras Celia Arena ocupa el cargo de Secretaria de Igualdad y Género.

•Entre Ríos: Laura Stratta se convirtió en la primera vicegobernadora al ganar las elecciones con el 57,43%, junto a Gustavo Bordet. El organigrama provincial fue reformulado en seis ministerios, con tres mujeres y tres hombres.

•Tierra del Fuego: Desde 2007 a 2019 se sucedieron en la gobernación fueguina María Fabiana Ríos y Rosana Bertone, la peronista Mónica Urquiza ejerce la vicegobernación en la gestión de Gustavo Melella que tiene seis ministerios comandados por mujeres. Las carteras son Gobierno, Justicia y Derechos Humanos con Adriana Chapperón; Obras y Servicios Públicos: Gabriela Castillo; Producción y Ambiente, Sonia Castiglione; Salud: Judith Di Giglio; Desarrollo Humano: Verónica González; y Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología: Analía Cubino.

•San Luis: Sobre un total de 10 ministerios tres están ocupados por mujeres: la Jefatura de Gabinete, a cargo de Natalia Zabala Chacur; Ciencia y Tecnología con Alicia Bañuelos y Salud, con Silvia Sosa Araujo.

•Catamarca: Hay cuatro mujeres en el gabinete del gobernador Raúl Jalil. Allí, el Ministerio de Planificación y Modernización está encabezado por Susana Peralta; Salud, por Claudia Palladino; Ciencia e Innovación Tecnológica, por Eugenia Rosales, mientras Fernanda Ávila asumió como ministra de Minería luego de la renuncia de Rodolfo Micone.

•Jujuy: Tres ministerios están encabezados por mujeres: el de Ambiente, a cargo de María Inés Zigarán; el de Desarrollo Humano, con Natalia Sarapura y el de Educación con Isolda Calsina como titular.

•Mendoza: El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes es liderado por la farmacéutica especialista en Economía y Gestión de Servicios de Salud Ana María Nadal, Mariana Juri es ministra de Cultura y Turismo, mientras la arquitecta María Marta Ontanilla dirige el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y la abogada Ida López el Instituto Provincial de Juegos y Casinos.

•Córdoba: Hay tres mujeres en cargos ministeriales. Silvina Rivero en Coordinación, Claudia Martínez en Promoción del Empleo y Laura Judith Jure en Economía Familiar.

•La Pampa: El gabinete no cuenta con la participación de mujeres, sin embargo, la Cámara de Diputados provincial intenta avanzar con la Ley de Paridad de Género, presentada por diputadas de todas las bancadas y la secretaria de la Mujer, Liliana Robledo, que pide que a partir de las próximas elecciones cumplir la paridad de género.

• Río Negro: Arabela Carreras es la primera mujer gobernadora de Río Negro y compuso su gabinete con Mercedes Jara Tracchia al frente del Ministerio de Educación y Martha Vélez en Turismo, Cultura y Deportes. Además, hay una Coordinadora General en la Subsecretaría de Prensa del gobierno, una Gerenta a cargo de la Agencia de Desarrollo rionegrina CREAR, una interventora en el Instituto Provincial para la Vivienda (IPPV) y cuatro secretarias de Estado en Niñez, Adolescencia y Familia; Planificación; Ambiente y en Energía rionegrina.

•Chubut: De 11 ministerios que hay, uno solo está encabezado por una mujer: el de Educación, con Florencia Perata, mientras Lorena Coria está a cargo de la secretaría de Contrataciones y Cynthia Gelvez Larcher preside Vialidad.

•Neuquén: Seis mujeres forman parte del Gabinete, en cumplimiento con la paridad de género establecida para cargos partidarios por la Ley provincial 2161 y se desempeñan en Desarrollo Social y Trabajo; Turismo; Salud; Educación; Gobierno y Niñez, Adolescencia y Juventud.

•Chaco: La paridad de género parte de la fórmula que encabezaron Jorge Capitanich y Analía Rach Quiroga y cuenta en su gabinete con cinco de los ocho ministerios están a cargo de mujeres y en tres de las cinco secretarías.

•Corrientes: La única mujer que integra el Gabinete del gobernador Gustavo Valdes es la ministra de Educación, Susana Mariel Benítez.

•Santiago del Estero: El Gabinete cuenta con las ministras de Justicia y Derechos Humanos, Matilde O’Mill, de Educación, Ciencia y Tecnología, Mariela Nassif, de Salud, Natividad Nassif y la secretaria de Trabajo (con rango ministerial), Aída Ruiz. Esta provincia fue pionera en fijar el cupo femenino del 50% en la Cámara de Diputados, por una ley del 2000.

•Salta: De nueve ministerios sólo dos son dirigidos por mujeres: Desarrollo Social, con Verónica Figueroa, y Salud Pública, con Josefina Medrano.

•Formosa: Hay tres las mujeres en el gabinete: María Cecilia Guardia Mendonca es ministra de la Secretaría General del Poder Ejecutivo, Grisel Insfrán es secretaria de Legal y Técnica, y Angélica Miguela García se encarga de la Secretaría de la Mujer.

•Tucumán: Dos mujeres que participan en  el Gabinete que está conformado por ocho ministerios. La ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse y la de Salud, Rossana Chahla, con activa participación en la pandemia de Covid19.

•Misiones: El gabinete de Oscar Herrera Ahuad está compuesto por nueve ministros y cinco ministras, tiene su propia cartera de Desarrollo Social, la Mujer y la Juventud, a cargo de la docente Benilda Dammer, y en la Legislatura rige una ley de paridad de género.

•La Rioja: Dos mujeres son ministras que participan en un gabinete de once Ministerios. Gabriela Asís dirige la cartera de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos y Gabriela Pedrali la de Desarrollo, Igualdad e Integración Social, mientras Luz Santángelo Carrizo es secretaria de estado de Comunicación y Planificación Pública.

•San Juan: Cuatro ministerios son dirigidos por mujeres. El de Gobierno con Ana Fabiola Aubone, el de Hacienda y Finanzas con Marisa Lopez, el de Salud con inisterio de Salud Alejandra Venerando y el de Turismo y Cultura, con Claudia Grynszpan.

El Gobierno a través del Ministerio de Seguridad de la Nación denunció hoy al ex jefe de Gabinete de Patricia Bullrich, Pablo Nocetti, al ex director de Gendarmería Nacional Gerardo Otero y al ex subdirector de la fuerza Ernesto Robino por supuestos delitos cometidos durante el operativo de despeje de la ruta nacional 40, en la provincia de Chubut, en el que desapareció Santiago Maldonado.

La denuncia por lo ocurrido el 1 de agosto de 2017 cuando Gendarmería reprimió el corte de ruta por parte de una comunidad mapuche quedó a cargo del juez federal Sebastián Casanello y del fiscal Carlos Rivolo, quien ahora deberá decidir si impulsa la investigación, informaron fuentes judiciales.

Según el texto al que accedió Télam, Nocetti, Otero y Robino fueron denunciados por los delitos de «perturbaciones al ejercicio de la función pública, usurpación de autoridad, abuso de autoridad y violación de deberes».

En la denuncia se aludió a lo ocurrido el 1 de agosto de 2017 en el Paraje Leleque, cuando manifestantes de la comunidad mapuche cortaron la ruta.

«Frente a ello, personal de Gendarmería Nacional, obedeciendo las estrictas instrucciones y directivas que habían sido impartidas por el ex jefe de gabinete Pablo Nocetti y la superioridad institucional de la Fuerza, se apersonaron en la carretera para proceder a su despeje», se recordó en la denuncia a la que accedió Télam.

«Deviene ineludible mencionar que su accionar previo y durante la ejecución de los operativos acaecidos el 1 de agosto del 2017, el cual culminó con la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, podría configurar una violación a los deberes de funcionario público», sostuvo la denuncia sobre el ex jefe de gabinete Nocetti.

Para el denunciante hubo una «indebida injerencia en el cumplimiento de una orden judicial, en tanto su carácter de autoridad política administrativa» impedía «involucrarse y dar directivas a la Fuerza cuando ésta actúa como órgano auxiliar de la Justicia, estorbando y desvirtuando la orden del magistrado».

«Resulta evidente que el mencionado funcionario no debía impartir orden alguna hacia el personal de la Fuerza», agregó la denuncia.

El operativo desplegado ese día por Gendarmería habría obedecido «a una decisión motivada por la voluntad política habiéndole otorgado las máximas autoridades del Ministerio de aquél entonces, a la Gendarmería Nacional un aval político y jurídico para actuar».

Esta conducta habría excedido «el imperium de la autoridad política invadiendo el accionar de la Justicia, interviniendo y direccionando la actuación de la Gendarmería cuando ésta debía desempenarse como órgano auxiliar de la justicia».

En la denuncia se sostuvo además que esta «voluntad política» fue «plasmada y dada a conocer sin disimulos, en el afán de justificar la actuación de las fuerzas de seguridad en delitos de flagrancia» que contrariaban «los documentos vigentes a la fecha de los sucesos para manifestaciones públicas».

La denuncia fue consecuencia de una investigación que ordenó la actual Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, para «dirimir la existencia o no de conductas pasibles de reproche disciplinario respecto de las decisiones y el accionar llevados a cabo por los jefes a cargo de los operativos de despeje» del 1 de agosto de 2017, que tuvieron como consecuencia la desaparición de Maldonado.

Según estas actuaciones se determinó que hubo orden judicial de «intimar» a quienes estaban sobre la Ruta Nacional 40 para que cesaran de «impedir, obstruir u obstaculizar la circulación del tránsito vehicular» y debía hacérseles saber que «siempre y cuando no incurran en actos de violencia, podrían manifestarse fuera de la calzada bajo la supervisión a prudente distancia de las fuerzas de seguridad».

El personal de seguridad estaba facultado por la Justicia para detener a quienes intentasen impedir la medida o se negaran a acatar la intimación.

Según declaró un Comandante Mayor de Gendarmería, Diego Balari, el 31 de julio el ex jefe de gabinete Pablo Nocetti se había reunido con los jefes de fuerzas de seguridad federales y provinciales de Río Negro y Chubut y habría ordenado «neutralizar el accionar de lo que él mismo consideraba ‘terrorista’ y denominaba como ‘Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)».

En ese encuentro habría ordenado intervenir para restaurar la circulación «por estar en presencia de un delito de flagrancia» y «luego del accionar, comunicar lo actuado a la autoridad judicial».

Para los denunciantes este procedimiento fue «improcedente e ilegal». Además el cuadro se agravó por «la desatención de las advertencias de los jefes de escuadrones de la región, quienes le indicaban que para el despeje debía emplearse la unidad móvil especializada para esos operativos y no a personal no entrenado».

El 1 de agosto, día en que Maldonado participaba del corte de ruta, «personal de Gendarmería Nacional, obedeciendo las estrictas instrucciones y directivas que habían sido impartidas por el ex jefe de gabinete Pablo Nocetti y la superioridad institucional de la Fuerza» llegaron al lugar para despejar el lugar.

La directiva de actuar bajo el estándar de delito en flagrancia «motivó la persecución de los manifestantes, incluso cuando ya habían dejado liberada la ruta» en un hecho en el que se «conjugaron presiones, instrucciones y directivas políticas, que fueron un factor generador de negligencias y faltas graves por parte del responsable del operativo»

«Eso no fue gratuito, se cobró víctimas, la vida de Santiago Maldonado entre ellas», concluyó la denuncia.

Maldonado desapareció el 1 de agosto de 2017 cuando huía de los gendarmes y apareció muerto en el río Chubut el 17 de octubre. Según la causa judicial que investiga lo ocurrido, el joven murió ahogado en el río el 1 de agosto.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, advirtió hoy que «si alguna de las variables que se analizan prenden luces de alarma, vamos a volver para atrás» en la flexibilización del aislamiento social y obligatorio anunciado ayer, y que comenzará el lunes en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) con la apertura escalonada de actividades y servicios.

«Si alguna de las variables que analizamos prenden luces de alarma, vamos a tener que continuar con esta política de cuidar la vida, y vamos volver para atrás si es necesario», dijo Cafiero en declaraciones a la TV Pública.

Ayer, el presidente Alberto Fernández anunció una nueva fase del aislamiento social que se extenderá hasta el 2 de agosto, mientras que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta dieron precisiones de actividades y servicios que, en forma escalonada, se irán abriendo desde el lunes.

“En esta etapa que va desde hoy hasta el 2 de agosto es necesaria tener una gran responsabilidad individual como garantía para cuidar de uno mismo y del otro”, destacó el jefe de Gabinete.

En ese marco, sostuvo que la política del Gobierno nacional “es cuidar la vida y siempre estamos observando una gran cantidad de información como la ocupación de camas, la velocidad de contagio y cuanto se está usando el transporte público” antes de adoptar cada decisión.

En ese sentido, advirtió que “si alguna de las variables que analizamos prenden las luces de alarma, vamos a tener que continuar con esta política de cuidar la vida y vamos a volver para atrás si es necesario”.

Cafiero también aclaró que el decreto de necesidad y urgencia publicado hoy precisa que el AMBA, el municipio de San Francisco en la provincia de Chaco y la provincia de Jujuy están en una etapa de aislamiento social y preventivo donde la circulación es más restrictiva, mientras que el resto del país se encuentra en una etapa de distanciamiento social, donde cada autoridad es la que se encarga de ir reanudando las actividades, cumpliendo con los protocolos sanitarios.

Al respecto, remarcó que luego de 17 días de una cuarentena estricta, la semana próxima “el AMBA comienza a encarar una reapertura programada con mucho cuidado”.

En un repaso sobre las acciones de gobierno desde el inicio de la pandemia, Cafiero resaltó que “el primer desafío fue el cuidado de la salud y por eso fortalecimos el sistema de salud con la construcción de 12 hospitales modulares y conseguimos soberanía sanitaria con nuestras pymes”.

“Luego -continuó- se trabajó en el cuidado de la economía de la gente con el IFE y los ATP y también ayudamos en créditos a las pymes y comercios”, agregó el jefe de Gabinete.

“Todos estamos muy cansados con la pandemia, pero no tenemos que bajar los brazos”, dijo Cafiero, quien consideró que “es muy injusto lo que están haciendo” algunos opositores porque “hacer política con la pandemia es irresponsable”.

Alberto Gilardino, ex jefe de Gabinete del tercer gobierno de Mario Das Neves, quedó envuelto en otra causa de corrupción dentro del gobierno de la provincia. Su nombre apareció hoy en la elevación que hizo el fiscal Omar Rodriguez a la Oficina Judicial de Rawson por «fraude a la administración pública», siendo la principal imputada la ex ministra de Desarrollo Social, Cecilia Torres Otarola.

Además de la ex diputada y ex ministra, hay 13 personas imputadas, entre ellas Alberto Gilardino.

En el relato de los hechos que efectúa la Fiscalía se menciona la situación de Antonio, Patricia, quien ocupa un cargo de Directora General. La nombrada es madre de Alberto Gilardino. La Motivación de su designación en la planta política tiene que ver con la imposibilidad de nombrar en el cargo a su hijo Alberto, por haber estado relacionado el sindicado con causas de corrupción. La nombrada habría prestado su nombre para que en los hechos sea su hijo quien desempeñase las tareas en el cargo. Del análisis preliminar de los movimientos bancarios, se desprende que la nombrada en el mes de junio del 2020, le efectuó transferencias bancarias al cuil 20294165194, perteneciente a su hijo, un total de 187.200 $, luego de haber ingresado en su cuenta a sueldo el dinero en concepto de haberes por el cargo de Directora».

La secretaria de Alberto Gilardino fue quien llevó el sobre a la Legislatura en el 2018 y lo dejó en un sector del edificio, lo que provocó que se emitiera un alerta porque se creyó que era un artefacto explosivo. Y resultó ser una bomba, pero que explotó en los estrados judiciales, desencadenando la investigación conocida como el «Embrujo», que derivó en otras dos causas: «Revelación» y «Emergencia Climática».

Gilardino no fue imputado en ninguna de las causas, pero su declaración fue fundamental para avanzar en la investigación y posterior condena de quienes en su momento estaban en el mismo equipo de gobierno que él integraba.

Sorprendió que ahora apareciera en una causa, utilizando a su madre para cobrar los honorarios como asesor. No existía ningún impedimento legal para que fuera todo en blanco. Una alta fuente judicial confió que «por más que no estuvo en juicio, si fue investigado y su declaración mando al frente a unos cuantos. Su nombre no quedo muy bien en ese ámbito y evidentemente no quisieron o él no quiso aparecer».

Fuente: Mil Patagonias

Alberto Gilardino es el abogado que se mencionaba en la causa «ñoquis calientes» como beneficiario de un alto salario que desde el Ministerio de Desarrollo Social se pagaba a su propia madre, ya que él aún debe responder por su responsabilidad la causa Revelación.

Como se sabe, aquella causa judicial también incluía sobresueldos aunque todavía no fue llevada a juicio.

Otarola y doce imputados más

«Cecilia Torres Otarola y otros p.s.a fraude a la administración pública» se denomina la causa que este miércoles elevó el titular de la Oficina Anticorrupción del Ministerio Público Fiscal de Chubut, Omar Rodríguez. A través de la misma, se imputó a la ex funcionaria y a otras 12 personas.

En concreto, lo que está en duda es la idoneidad y la efectiva prestación de servicios por parte de quienes dependían laboralmente de Torres Otarola desde la época en se desempeñaba como diputada provincial.

El arrepentido Gilardino

En este contexto reapareció el «arrepentido» Alberto Gilardino, fugaz jefe de Gabinete que últimamente habría accedido a un salario del Ministerio de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud a través de su madre, Patricia Claudina Antonio, ahora también imputada en esta causa.

Gilardino -que antes de ser jefe de Gabinete fue secretario de Pesca de Chubut- se halla impedido de ejercer cargos públicos en función de las imputaciones que pesan sobre él en el marco de una de las causas de corrupción que estallaron en Chubut cuando cayó en desgracia Diego Correa.

Se trata de la denominada «Revelación», que justamente comprende el pago de sobresueldos, uno de cuyos beneficiarios fue en su momento Gilardino, según él mismo admitió ante dos fiscales buscando mitigar la pena que podría caberle cuando se lleve a cabo el juicio, sucesivamente pospuesto desde comienzos de este particular año 2020.

«Garganta Profunda»

Pocos días después de que estallara la causa «Revelación» -el 22 de mayo de 2018- se supo que un ex alto funcionario del gobierno provincial que encabezó Mario Das Neves había brindado un testimonio clave para entender cómo era el mecanismo de cobro de los sobresueldos. Se trataba ni más ni menos que de Alberto Gilardino, el hombre que sucedió a Víctor Cisterna como ministro Coordinador de Gabinete en noviembre de 2016 y que había renunciado un mes y medio antes de la muerte de Mario Das Neves, ocurrida el 31 de octubre de 2017.

«Empecé a tener ‘ruido’ de los manejos de Correa sobre el final. De hecho, vino (Pablo) Durán, que era el ministro de Gobierno, y me dice ´Beto, hay mucho ruido con Diego (Correa), de que está viniendo gente a dejarle cosas a Casa de Gobierno (plata concretamente); que lo tienen grabado; que lo tienen filmado; que las pide de su teléfono particular´. Como que él tenía el dato de que andaba dando vuelta eso», declaró Gilardino ante los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz.

Contó también que a Cisterna «se lo acusaba de manejar cuestiones de plata y se hizo público que le decían ´toallón´ (porque te abrazaba y quedabas seco), así que parecía que había un sector que lo quería afuera… Das Neves nos convoca a Pablo Oca y a mí. Le dice a Pablo que prefería que él siguiera manejando los números y que yo sea el próximo jefe de Gabinete».

Una vez en el cargo, Gilardino se reunió en la Secretaría Privada con Correa y Gonzalo Carpintero. «Correa me dice: ´no hables nunca de plata con Mario; no se habla de plata con él; todo eso lo manejo yo; a vos te vamos a dar un monto fijo por mes porque hay que venir todos los días, todas las tardes… los sábados nosotros venimos a trabajar; tu teléfono tiene que estar prendido 24 horas por cualquier eventualidad».

Gilardino explicó que «estaban divididos; Gonzalo hacía la parte política y Diego era la parte administrativa y la parte concreta de los pagos. De hecho cada vez que se viajaba Diego era el que pagaba los gastos de Mario. Me dicen que me iban a dar $ 100.000 por mes en concepto de horas extras o algún motivo así, como que venía estipulado. Yo acepté». Dijo que cobró en diciembre de 2016 y en enero, febrero y marzo de 2017.

Cuentas claras

Llegó el recambio de autoridades de las sociedades de las cuales el Estado participa y Transpa era una. «Estaba (Hernaldo Pedro) Crisci, quien se fue junto a Cisterna porque era su mano derecha en la Coordinación de Gabinete».

Gilardino pidió blanquear la plata que recibía porque «me trasladaban el problema a mí donde yo tenía plata que no la tenía blanqueada». Aceptaron su idea. «Hacen renunciar a Crisci y me nombran a mí en una sesión extraordinaria, y también en Hidroeléctrica Futaleufú. Entre los dos eran más o menos 15 (mil) de uno y 30 y pico de otro, casi sumaba 50 mil pesos entre los dos, más allá de que me tenía que pagar los autónomos todos los meses, quedando blanqueado así 50 mil y empiezan a darme 50 y no 100».

Sus declaraciones se hicieron públicas porque desde la misma Fiscalía se hizo circular el video donde era interrogado por los fiscales.

La nueva imputación

«Siguiendo con el relato de los hechos, también debemos mencionar la situación de Antonio, Patricia, quien ocupa un cargo de Directora General. La nombrada es madre de Alberto Gilardino. La motivación de su designación en la planta política tiene que ver con la imposibilidad de nombrar en el cargo a su hijo Alberto, por haber estado relacionado el sindicado con causas de corrupción. La nombrada habría prestado su nombre para que en los hechos sea su hijo quien desempeñase las tareas en el cargo. Del análisis preliminar de los movimientos bancarios, se desprende que la nombrada en el mes de junio del 2020 le efectuó transferencias bancarias al CUIL 20294165194, perteneciente a su hijo, un total de 187.200 peso, luego de haber ingresado en su cuenta a sueldo el dinero en concepto de haberes por el cargo de Directora, con la cual refuerza la hipótesis ensayada», sostiene la presentación hecha este miércoles por el fiscal Rodríguez.

El gobernador Mariano Arcioni lo pronunció este martes, luego de la firma del convenio para la remodelación de la Plaza Guillermo Rawson en la ciudad capital.

Ambos funcionarios asumirían este viernes en Casa de Gobierno.

Gustavo Hermida, ex intendente de Río Mayo, asumirá al frente del Ministerio de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud. El funcionario reemplazará a Cecilia Torres Otarola en el cargo.

De igual manera, el gobernador Mariano Arcioni confirmó a Javier Touriñán como nuevo Secretario de la Gobernación. El flamante funcionario se desempeñaba como director de Petrominera.

El viernes, el Gobernador se puso del lado de los empleados públicos que menos ganan. Habló de los policías que cobran 36.000 pesos de bolsillo y los comparó con los que tienen la suerte de cobrar cinco veces más y, sin embargo –según él -, no ponen lo que hay que poner. Lo que se olvidó de mencionar fue lo que se publica en el Boletín Oficial todas las semanas. Allí se observa un festival de designaciones políticas en el Gabinete que se vienen haciendo desde que se comenzó a hablar de “ajustar el gasto”.

“No tengo problema en que me insulten, que digan lo que carajo quieran de mí, pero prefiero pagar tarde los sueldos a dejar a un trabajador en la calle”, dijo para salir al cruce de los que le proponen eliminar 7.000 sueldos públicos para equilibrar el déficit fiscal.

En ese escenario, el Gobernador tiró arriba de la mesa un proyecto para poner topes salariales en el Estado. Algo así como que nadie cobre más de los 243.000 pesos que cobra él. Una idea que han tenido muchos antes pero que a estas alturas parece impracticable para un Gobierno al que no le sobra nada, no sólo en términos económicos.

Hay que leer todas las semanas el Boletín Oficial para asistir al festival de designaciones políticas que se vienen haciendo desde que se comenzó a hablar de “ajustar el gasto”. No hay que echar empleados públicos, hay que eliminar el gasto salarial superfluo. Ser o parecer no es un dilema para esta etapa de crisis casi terminal de Chubut. Hay que ser y parecer.

Un claro ejemplo de esto fueron las designaciones que se produjeron en el último mes. El pasado 2 de Junio el ex secretario General de la Gobernación, Carlos Relly, fue designado -tras la publicación del Decreto N° 428- como subsecretario en el Ministerio de Economía y Crédito Público. De esta forma, continúan las designaciones dentro del Gabinete Provincial.

Acto seguido, el Gobierno de Mariano Arcioni designó Claudio Mosqueira en el cargo de Subsecretario de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio. En enero de este año Mosqueira, era designado en Políticas Sociales.

En tanto, Masiel Carrasco fue designado en el cargo de Subsecretario de Coordinación y Relaciones Institucionales, de la Secretaría General de Gobierno.

La ex concejal Norma Contreras fue designada como personal de Gabinete, dependiente del Ministerio de Gobierno y Justicia, percibiendo una remuneración equivalente al rango de Director.

Mario Morante y Luis Lefipan, también fueron designados el mismo día que la ex concejal Contreras, como personal en el Ministerio de Seguridad y con un rango de remuneración equivalente al de Director.

Mario Morante y Luis Lefipan, también fueron designados el mismo día que la ex concejal Contreras, como personal en el Ministerio de Seguridad y con un rango de remuneración equivalente al de Director.

Para ajustar niveles salariales al ras sin medir la importancia de cada sector del Estado, se necesitan manos en la Legislatura y consensos en el Poder Judicial, dos lugares en donde el Gobierno tiene menos amigos que Adán –según publica Diario Jornada-.

Hacía mucho tiempo que no se veía un discurso tan fuerte por parte del gobernador Mariano Arcioni como el que brindó en la mañana del pasado viernes a su regreso de Buenos Aires. Puño en alto, voz elevada, y palabras como “carajo”, marcaron un estado de ánimo con evidente calentura, luego de lo que fue seguramente una semana difícil, de mucha tensión.

Más allá de las definiciones sobre los ingresos provinciales, las disculpas por el pago demorado de salarios, la confirmación de la búsqueda de una ley de tope salarial -que ya se había anticipado desde esta columna el último domingo-, lo más interesante desde el punto de vista político, fue la confirmación del mandatario de las dos bajas en el gabinete –de Andrés Meiszner y Cecilia Torres Otarola- y su definición sobre las operaciones de la vieja política, porque dejó en evidencia la lectura que hace de todo lo que pasó desde el martes. Arcioni está molesto porque le quisieron manejar el equipo y los anuncios públicos sobre sus colaboradores, y por eso quiso salir a dejar algo en claro: “muchachos, me eligieron a mí, el que manda soy yo”.

Para entender lo que está pasando, hay que hacer una reconstrucción de los que ocurrió entre el mediodía del martes –previo a la reunión entre Andrés Meiszner y Cecilia Torres Otarola- y el mediodía del miércoles, cuando Arcioni viajó a Buenos Aires cortando ahí todo tipo de reuniones y rumores. Fueron 24 horas al rojo vivo, en las que literalmente, el gabinete “implosionó”, explotó desde adentro. ¿Quién fue el culpable o cuál fue el origen de esta crisis? ¿Era evitable la salida de Andrés Meiszner, o era un camino de ida, que iba a terminar más tarde o más temprano?

Primer dato a tener en cuenta: hace dos meses que varios colaboradores cercanos a Arcioni le venían pidiendo que despidiera a la ministra de Familia, Cecilia Torres Otarola: ministros, secretarios, subsecretarios, diputados oficialistas, hacían fila para pedir la cabeza de la funcionaria. En algún momento corrió el rumor de que podría tener una “salida elegante” ocupando un cargo regional en el Ministerio de Desarrollo que a nivel nacional conduce Miguel Arroyo, pero nunca se concretó. Eran momentos en que la Legislatura no le quiso aprobar a la ministra la Ley de Emergencia Alimentaria, y que ya sus ex colaboradores salían por los medios en la cordillera a denunciar ciertos escándalos.

La salida de Otarola casi se da hace 45 días, en medio de los cambios en los que justamente Andrés Meiszner fue designado secretario general y Perata asumió en Educación. Pero luego de analizarlo, Arcioni habría tenido una mirada favorable de la gestión de la ministra, porque intendentes y jefes comunales le decían que estaba todo al día, y que se les entregaba todo lo que necesitaba en materia social. “En el ambiente político no la quieren, pero no se puede decir nada de su trabajo”, explicaba el gobernador a su gente de confianza que le pedía liberar ese lugar, incluso para hacer algún acuerdo con el madernismo o con otro espacio político.

Mientras tanto, con su arribo a un cargo que era hasta allí una incógnita, Meiszner buscó darle la impronta de una Jefatura de Gabinete, y comenzó a moverse con mucha libertad. Muy hábil para llegar a acuerdos y tomar definiciones veloces, rápido de reflejos y con muchos contactos a nivel local y nacional, el ex ministro de Educación fue ganando mucho peso dentro del equipo, quizás demasiado. Y esto hizo crecer cierta desconfianza por parte de Arcioni, cuando en más de una ocasión se tomó alguna decisión importante sin el aval del máximo mandatario, al que le gusta estar al tanto de todo.

Cuentan que más de una vez el gobernador se mostró sorprendido por la manera en que se trascendían los cambios en su equipo: la salida de Nicolás Cittadini de Vialidad fue un ejemplo puntual, ya que se negó a firmar convenios impulsados por el secretario general, y Meiszner casi que no dio margen a su continuidad, que por supuesto fue resuelta en última instancia por el gobernador. Pero la aparición del reemplazo, la joven Cynthia Gélvez, cuya foto empezó a aparecer en los medios cuando el currículum vitae aún ni había sido visto por Arcioni, tampoco cayó del todo bien.

Algo parecido ocurrió con Carlos Simionatti, del IPV: la metodología de Meiszner era “quemarlos” con fotos que hacía circular en los celulares del resto de los miembros del gabinete, a modo de “escrache”. El arquitecto también se había negado a convalidar un convenio, y ante la presión de Meiszner, se logró que Arcioni lo apartara de su lugar. Pero este estilo polémico había comenzado a hacer ruido en algunos compañeros, y esto se empezó a hablar en el despacho de Arcioni, que es un gobernador que da libertad para trabajar, pero que no le gusta que lo quieran pasar por encima.

EL DIA D

Así llegamos al martes 30 de junio, el día donde se puso la bomba, pero que tiene la historia previa que contamos, a la que sumó un dato clave: la investigación preliminar del Ministerio Público Fiscal contra la ministra de Familia por la presunta contratación de ñoquis, que generó repercusiones escandalosas en los medios y también puertas adentro del gabinete. Luego de reunirse el jueves pasado con el fiscal Omar Rodríguez y ver las pruebas, a Meiszner no le quedó ninguna duda: Torres Otarola se tenía que ir cuanto antes.

La salida de Otarola fue decidida finalmente por el gobernador ese martes por la mañana, en una reunión en la que hubo más participantes, y en la que Arcioni le dijo a Meiszner “llamála a la Chechu, decile que se tiene que ir, y después vemos el reemplazante, podría estar entre Ariel Molina y Gustavo Hermida, déjame verlo”.

Hasta aquí, todo normal. Pero el origen del problema está vinculado precisamente a partir de la decisión del propio Meiszner de anticipar el nombre del supuesto reemplazante de Torres Otarola -reflejado en una publicación de ADNSUR, con la información certera -, antes de la reunión prevista para las 15. Allí le iban a comunicar a la entonces ministra de Familia que tenía que dejar su lugar. El anticipo del exministro fue una hora y media antes del encuentro.

La noticia fue replicada por todos los medios de la provincia e incluso el propio reemplazante, «Tapado» Molina, hizo declaraciones confirmando la versión en medios del valle. Torres Otarola llegó al encuentro con todos los titulares anunciando que estaba afuera del gobierno.

Eso habría caído muy mal a Arcioni, que quería manejar los tiempos y que el tema no trascendiera hasta el día siguiente, y mucho menos la otra parte de la información: Meiszner ya le había comunicado a Molina que iba a ser el nuevo ministro, cuando el mismo gobernador aún no lo había decidido. Incluso después de que lo publicó ADNSUR –las dos cosas era absolutamente ciertas, la reunión para pedir la renuncia y la propuesta del cargo a su sucesor- el intendente de Corcovado salió a reconocerlo públicamente a algunos medios que lo entrevistaron.

Ahí se empezó a romper del todo la relación Arcioni-Meiszner. El gobernador consideró una imprudencia el manejo y peor aún tomó que le quisieron imponer el nombre del sucesor, cuando él todavía no lo había resuelto. Por eso decidió parar la pelota, y reunirse ese mismo martes por la tarde con Otarola para decirle que por ahora iba a continuar en el cargo, y decirle a Molina que él no iba a asumir.

Cuando Meiszner se enteró de esto alrededor de las 19, leyó dos cosas: que había un respaldo del gobernador a una ministra sospechada de corrupción –no era cierto, la decisión del mandatario ya estaba tomada y sólo era un aplazo temporal-, y que además lo había desautorizado, dejándolo mal parado ante el resto del gabinete.

En realidad, el mensaje de Arcioni era otro: “acá nadie se corta sólo, las decisiones y los anuncios los tomo yo”. Por supuesto que esto se podría haber arreglado en una reunión a solas, como en todo equipo de trabajo, a los gritos, quizás a las piñas, pero a puertas cerradas. Pero esto no pasó, Meiszner tomó la decisión ese martes a la noche –también fue primicia de ADNSUR- y dijo que si Otarola seguía, él daba un paso al costado. Sin hablar una palabra con Arcioni, y nunca más volvieron a hablar después de eso.

OPERACIONES

Si Arcioni se acostó enojado el martes, leyendo la renuncia de Meiszner y lo que entendió fue una “avivada” de su hombre fuerte del gabinete para manejarle los tiempos y los ministros, más bronca alcanzó el mediodía del miércoles, cuando ante la inminente salida de Torres Otarola, ya veía publicados en los medios algunos nombres que había estado evaluando en su despacho y que alguien de su entorno había dejado trascender. Todavía no había resuelto nada, y ya veía publicados los titulares de quienes iban a asumir.

Claro que en este caso, la “operación” venía de otro sector de su gabinete, en ese “fuego cruzado” que claramente se está viviendo por estas horas. Los viejos contra los nuevos, los históricos contra los recién llegados. Hay una guerra sorda puertas adentro, y por eso la bronca del mandatario expresada públicamente el viernes, cuando aseguró que las viejas prácticas de la política no van a poder con él, y que se va a tomar todo el fin de semana –como también anticipó ayer ADNSUR- para definir a los reemplazantes de ambos espacios. Por más presión que le quieran meter con algún título mediático.

En las últimas reuniones de gabinete, el mandatario dijo una frase que fue reproducida en esta columna en más de una oportunidad, y replicada luego por otros medios. Es la que reza que “el cementerio está lleno de imprescindibles”.

La dijo en momentos en que hubo una crisis con el área de Salud, que casi le cuesta la cabeza en su momento al ministro Fabián Puratich, y que fue detallada también en este espacio con lujo de detalles. En otra ocasión, el gobernador dijo en confianza a uno de sus amigos que “tengo un Plan B para todos”, en alusión a que para cada nombre de su gabinete, ya tiene en mente un reemplazante. Es un mensaje para que nadie se crea irreemplazable. Ocurre que la incertidumbre no es buena en ninguna gestión, ya que ningún área puede trabajar con normalidad si su cabeza está en jaque.

Habrá que ver qué pasa en los próximos días con la estructura del gabinete, ya que Meiszner venía trabajando en un achique de ministerios, subsecretarias y direcciones generales, ante el pedido de Arcioni de un mensaje de austeridad a la sociedad.

Ese anteproyecto, que todavía no había sido entregado a al gobernador, tenía varias medidas polémicas, y varios ministros iban a quedar colgando de un pincel. Una de esas ideas, después de lo que se vio esta mañana, seguramente no va a prosperar: era la de quitarle a Seguridad el rango de ministerio. Después de verlo al gobernador sentado al lado de Federico Massoni en la presentación que se hizo este viernes, está claro que tiene todo su respaldo al frente de esa área, y que valora su lealtad.

Meiszner lo tenía apuntado al ministro de Seguridad, para dejar satisfecho al gobierno nacional, desde donde algunos interlocutores enviaban mensajes para “bajarle el copete” ante las denuncias que llegan hasta Buenos Aires.

Claramente, el perdedor en la disputa terminó siendo el abogado laboralista y amigo de Aníbal Fernández, mientras que Massoni termina siendo uno de los grandes ganadores de la semana en la consideración del gabinete.

Las consecuencias del escándalo que se llevó puestos a dos ministros, se verán con el correr del tiempo. La provincia tiene otros problemas mucho más urgentes e importantes como para estar abocada a intrigas de palacio. Pero eso va a requerir una fuerte voz de mando y tomar las riendas con mayor autoridad aún, para que la tropa no se desbande.

POR PABLO VERNAZZA

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, resaltó este viernes en conferencia de prensa, el compromiso y la responsabilidad del gabinete provincial, y agradeció el trabajo de los funcionarios salientes, Cecilia Torres Otarola y Andrés Meiszner.

“Cuesta conformar un gabinete, hay aciertos y decepciones, pero yo estoy muy orgulloso de mi equipo de trabajo, del compromiso, la responsabilidad y honestidad con la que trabajan día a día para revertir esta situación”, destacó Arcioni.

A su vez, el Gobernador agradeció “al Dr. Andrés Meiszner y Cecilia Torres Otarola, por el acompañamiento en momentos difíciles y todo lo que aportaron a este gabinete. Seguramente seguirán junto a nosotros aportando desde algún lugar y eso es importante”.

“En los próximos días anunciaremos los cambios”

Además, Arcioni informó que “estamos trabajando para poder anunciar en los próximos días los cambios de gabinete y quiénes asumirán, pero nos vamos a tomar el tiempo necesario, con mucha tranquilidad”.