Tag

Frigorifico Esquel

Browsing

Es porque la nueva medida demoraría el procedimiento preventivo de crisis e impediría los despidos.

Los trabajadores del Frigorífico Esquel tienen la expectativa de que la empresa no avance con el procedimiento preventivo de crisis ni con los despidos. Tomás Ríos, operario de la planta y delegado del gremio de la Carne, dijo que la reimplementación de la doble indemnización es importante, y apostó a que en ese lapso de seis meses se acuerde una alternativa para mantener los 3 empleados y hasta aumentar la cantidad de empleados allí.

Viene conversando con el empresario de la carne Herman Torres, interesado en sentarse con la empresa a evaluar condiciones, en pos de hacerse cargo de la faena en el frigorífico. Ríos puntualizó que Javier Chornik, titular de la empresa, quiere una garantía del municipio para conceder la explotación de la planta a un privado. “Torres tiene interés y es un empresario serio de Esquel”, afirmó.

Ajustes

El sindicalista insistió con la necesidad de ajustar los controles para evitar y erradicar la faena clandestina, que perjudica a la producción de la planta con vacunos y ovinos. Pidió que se apliquen las leyes que penan la faena ilegal. “Seguimos viendo que entran a la ciudad con 20 ó 30 animales faenados, y no pasa nada y sigue la fiesta. La falta de controles hace que el frigorífico no pueda funcionar bien”.

Pedirán una reunión con el intendente Sergio Ongarato, y la secretaria de Gobierno, Andrea Rowlands, para insistir con los controles más estrictos, porque “necesitamos que haya fuentes de trabajo”.

Espera

Agregó que mucha gente espera cada temporada de la zafra de la liebre, que ofrece 60 empleos transitorios, un ingreso importante para la economía de Esquel. “Las autoridades tienen que velar por el trabajo para la gente”. Resta aguardar qué sucede con el destino de este emprendimiento productivo.

El apoderado presentó el procedimiento preventivo de crisis. El gremio cree que se puede reactivar y hasta sumar más empleados si es que se controla la faena clandestina.

El abogado Raúl Vila, apoderado del Frigorífico Esquel, confirmó que “la empresa decidió el cierre de la planta”. El jueves presentó ante la Delegación Regional Esquel de la Secretaría de Trabajo, el procedimiento preventivo de crisis para desvincular a los tres empleados efectivos.

Hubo una reunión en la Municipalidad con el intendente Sergio Ongarato, y la secretaria de Gobierno, Andrea Rowlands, y los empleados de la planta. A las 19 lo llamaron y concurrió con un abogado de la empresa arribado de Buenos Aires. En esa charla al municipio le confirmaron que el frigorífico cierra. “Pero si hay alguien que compre, alquile o bajo otra figura, se analizará escuchando a todos, pero la planta cierra”.

Respecto de los 3 trabajadores de planta permanente percibirán la indemnización que prevé la ley para estos casos, del 50%, y señaló que no se puede saber realmente qué tiempo demandaría resolver el procedimiento preventivo: pueden ser de 60 a 90 días, o más. También habría que resolver la situación de los zafreros que tienen relación de dependencia. El cierre lo decidió el dueño de la firma, Javier Chornik.

Los trabajadores afectados se reunieron con la secretaria Rowlands y Ongarato para plantear el problema. Tomás Ríos, uno de los tres operarios de planta que quedaron, y delegado del gremio de la carne, indicó que “alguna expectativa tenemos de seguir con la producción en el frigorífico, y por eso fuimos a pedir apoyo a la Municipalidad”.

Se contactaron con Rafael Williams y Matías Peláez. Incluso quieren que el diputado nacional Santiago Igón realice el acompañamiento con gestiones a nivel nacional, para intentar salvar las fuentes de trabajo, y reactivar la planta.

Ríos, acompañado del dirigente barrial Oscar Prafil, le transmitió a la secretaria de Gobierno la importancia de generar trabajo en Esquel, no cerrarlas. Le plantearon que es muy necesario que se hagan estrictos controles para evitar la faena clandestina.

El trabajador del frigorífico puntualizó que con la colaboración del joven dirigente Matías Peláez y otras personas, están elaborando un proyecto que involucrará a varias instituciones para el control de la faena ilegal.

La idea es conformar un organismo de contralor con Bromatología Municipal, Senasa, Gendarmería, la División Abigeato de la Policía y otras áreas.

Para Ríos, controlando severamente la faena clandestina, se podrá generar más trabajo en el frigorífico, incorporando una planta de entre 15 y 20 personas. El proyecto tendría que ingresar al Concejo Deliberante para su evaluación, en conjunto con el Ejecutivo.

El delegado del gremio de la Carne recalcó que “vamos a luchar hasta el último para sostener nuestro trabajo”. Agregó que el problema radica en que la empresa tuvo grandes pérdidas con el funcionamiento del frigorífico, y su objetivo es avanzar en una propuesta rentable, que no ocasione más erogaciones a Chornik.

Para llegar con una alternativa, mientras se desarrolla el procedimiento, Ríos analizó que se deben dar dos cuestiones: que el empresario José Petey, que explota la zafra de la liebre, acuerde con la firma para continuar con las temporadas, que convoca a 50 zafreros por el invierno.

La otra es que un productor local que está interesado pueda armar una propuesta sustentable y sostenible económicamente para retomar la faena de lanares y vacunos. “No perdemos la esperanza de mantener nuestras fuentes de empleo”, sostuvo.

La empresa inició formalmente la baja de la actividad, pero mantuvo un encuentro con el intendente y su equipo para acercar posiciones y “escuchar”.

El intendente y su equipo de gobierno mantuvieron un encuentro con los trabajadores del Frigorífico Esquel, que inició formalmente la baja de las actividades laborales, y con dos de los apoderados de la empresa.

La definición de la empresa es no realizar más la zafra de la liebre, pero según indicó el apoderado, Raúl Vila, asistieron a un encuentro para poner en común la situación. En este sentido, el municipio buscará otras alternativas que la empresa está dispuesta a escuchar, tales como alquilar el espacio nuevamente, o vender, según indicó Raúl Vila.

Ongarato indicó que la intención es “ver si podemos llegar a alguna propuesta, arrimar las partes. Sabemos que es difícil y hasta el momento para los propietarios han sido todas pérdidas. La municipalidad no puede hacerse cargo de todo el frigorífico porque son números muy grandes y sabemos que un empresario local no tiene capacidad financiera tampoco. Estamos todos trabajando en esto”.

En cuanto a Vila, expresó que “los propietarios han decidido no realizar más la actividad y esas son las instrucciones. Si el intendente encuentra otra alternativa, se evaluará en su momento” precisó, así lo informó EQSNotas.

La firma propietaria declaró lo que se denomina «procedimiento preventivo de crisis para empresas, donde se informa administrativamente esta situación y hay que ver, pactar o pautar cuáles van a ser las indemnizaciones y las formas de pago de las indemnizaciones» señalo el apoderado legal de la firma, Raúl Vila. El frigorífico fue habilitado hace poco mas de treinta años y es la única industria frigorífica de la ciudad.

En diálogo con Radio 3 el apoderado legal de la empresa de la familia Chornik de Buenos Aires, manifestó que la semana pasada se reunió en la capital «me comunicaron que no se había llegado a un acuerdo la semana anterior con los representantes de Pirita administraciones, que es la empresa que desde hace 7 años, viene realizando la zafra de liebres en las instalaciones del frigorífico»

Por otra parte el abogado dio a conocer que desde la culminación de la última zafra de liebre finalizada hace cuatro meses, no hubo mas movimientos y por lo tanto ingresos económicos a la firma «se le está pagando al personal que está desarrollando alguna actividad de mantenimiento de cuidado, además se les están haciendo sus aportes y contribuciones, pero lamentablemente no hay actividad».

A raíz de ello los propietarios han dado inicio a lo que se llama «procedimiento preventivo de crisis para empresas, donde se informa administrativamente esta situación y hay que ver o pactar o pautar, cuáles van a ser las indemnizaciones y las formas de pago de las indemnizaciones como al personal que nos ha acompañado hasta ahora y que nos va a tener unos días más de vínculo en principio con el frigorífico».

Vila señaló que son tres los empleados en relación de dependencia que se quedarán desempleados «que rondan los 20 años de antigüedad, lamentablemente son los últimos tres empleados que están activos en este momento con una excelente predisposición. Lamentablemente la actividad frigorífica en todo el país está en un franco problema, los medios nacionales reflejan permanentemente la cantidad de frigoríficos que han venido cerrando en el país, el consumo menor de carne por habitante en el país y las crisis locales o regionales, hacen que no se pueda seguir sosteniendo la operatoria de frigorífico».

Hace algunos meses se inició una mesa de diálogo con el Municipio de Esquel, para analizar la factibilidad de instalar un matadero municipal que no prosperó, al respecto dijo Raul Vila que «Javier Chornik mantuvo un par de reuniones con el intendente, posteriormente también mantuve yo un par de reuniones con el intendente y alguno de los integrantes de su equipo con la mejor predisposición, pero bueno no se no se logró avanzar en una negociación concreta que permita continuar con operatorias locales y la faena de hacienda para consumo local».

El estado de endeudamiento del frigorífico con el municipio y la Cooperativa 16 de Octubre, también es significativo; según expresa Vila «tenemos alguna deuda con el municipio, teníamos deuda impositiva que hace pocos días se terminó de sanear, tuvimos una refinanciación, se terminó de cumplir con esa y tenemos alguna refinanciación con alguna demora en nuestro cumplimiento para con la Cooperativa 16 de octubre, con un excelente apoyo y predisposición por parte de la cooperativa por un plan de pagos que se está cumpliendo».

Sobre los factores que pudieron llevar a este punto a la única empresa frigorífica local señaló «la faena clandestina ha crecido mucho en estos últimos años, obviamente es un factor más a los que mencionamos. La faena clandestina atenta absolutamente contra todos, atenta contra una actividad establecida y absolutamente transparente como es la de un frigorífico que está controlado absolutamente como corresponde por todos los sectores y atenta también contra la sanidad y bromatología de los que consumimos carne eventualmente».

En diálogo con la prensa el jefe comunal dijo que ante la falta de un privado que realice la faena de animales en la ciudad, la comuna podría hacerse cargo de la misma habilitando un matadero municipal. «Estamos en una charla preliminar con las autoridades del frigorífico, nos reunimos con los propietarios o administradores de la planta y estamos viendo cuales son las condiciones y cuál es el esquema que se adoptaría, si sería un alquiler al Municipio y luego cómo se realizaría la faena, tenemos que conversar sobre el tema con la Cámara de Comercio y con los carniceros de la ciudad a ver los números y cual es la figura adecuada».

El intendente recordó que el matadero municipal cerró en la primera intendente de Ubaldo Ongarato, quien fuera el padre del actual intendencia.  «Esto fue por la década del 80 cuando comenzó a funcionar el Frigorífico Esquel, es decir ante la aparición de un privado ya no tendía sentido que el Municipio continuará con un matadero pero ahora ante la ausencia de un privado, las dificultades que tiene el Frigorífico de Trevelin y la necesidad en Esquel de tener en funcionamiento un establecimiento para la faena local especialmente de bovinos, es que pensamos en esta alternativa de hacernos cargo desde el municipio del Frigorífico».

Más adelante expresó Ongarato que la última experiencia de un privado explotando el Frigorífico Esquel no fue buena, «no conozco realmente cuales fueron los problemas pero desde el municipio se trató de acompañar a los productores que tomaron la faena en el frigorífico, lamentablemente hace ya varios meses se retiraron y desde ese momento no se continuó faenando, por ese motivo el municipio debe intervenir para garantizar el faenamiento por una cuestión de salubridad y control, ya que al no haber dónde hacerla crece la faena clandestina y eso es lo que no queremos» manifestó.

Por último dijo que hubo una reunión con las autoridades del frigorífico, el tema esta en estudio en el municipio pero si en el interin aparece algún privado con intenciones de explotar el frigorífico nosotros nos retiraríamos ya que siempre la idea es que esta tarea la cumpla un particular y no el Municipio».

El apoderado de la empresa, Dr. Raúl Vila, anunció que continúa en operaciones la planta que se dedica a la zafra.

Luego de la salida de la empresa de la familia Guitart, que operaba una de las dos plantas que hoy tiene el frigorífico: la faena de hacienda para consumo local, el apoderado de la empresa, Dr. Raúl Vila confirmó a FM SOL que el frigorífico cerró esta planta y mantiene el sector de exportaciones, un sector independiente que explota la zafra de la liebre.

“Estamos ajustando los detalles finales de la salida de la familia Guitart. No pudieron sostener la operatoria local por costos. Ellos operaban para sus carnicerías, para terceros y hacían faena de porcinos de la zona. Ese sector está cerrado”.

Debido a esto, fueron despedidos tres empleados y “quedaron los tres de mayor antigüedad, quienes en este momento realizan tareas de mantenimiento hasta que llegue la época de la zafra que será dentro de 30 o 40 días, una actividad que está tercerizada a una empresa de Buenos Aires hace alrededor de siete años” explicó.

Al respecto, señaló que si bien la zafra es una actividad intensa, “es de no más de 90 días, pero nos queda el resto del año para sostener la estructura”.

En el transcurso de la semana habrá definiciones sobre el cierre definitivo de la faena local. “Hemos probado diferentes alternativas comerciales pero no funcionó. Entonces es una actividad muy complicada, no olvidemos que han cerrado en el país muchísimos frigoríficos -reconoció vila y añadió- Los dueños siguen abiertos a nuevas opciones”.

EQS Notas

El productor Esteban Guitart, que se hizo cargo de la faena y venta de carne, no puede sostener la estructura por el nivel de costos.

El empresario Esteban Guitart y su hermano, que habían tomado el sector de faena de vacunos y ovinos del Frigorífico Esquel, confirmó a FM SOL que su permanencia es insostenible.

A menos que surja una alternativa viable, los Guitart tienen un pie afuera del negocio. La baja en la producción, la faena clandestina, la retracción dramática del consumo de carne y los aumentos en el kilo de asado, que llegó a 380 pesos en los últimos días, dejan poco margen para sostener la estructura y están evaluando con el dueño del Frigorífico si habrá una continuidad.

Los productores Guitart ocuparon un sector del frigorífico -cuya actividad se había reducido solo a la zafra de la liebre- desde hace menos de un año. Hicieron una apuesta fuerte en acondicionar el espacio y comenzaron a operar en la faena de cerdos, vacunos y ovinos, haciéndose cargo de los sueldos de ocho de los trabajadores del lugar.

Sin embargo, la situación se tornó muy complicada y la baja se dio en todos los eslabones de la producción, hasta el consumidor final. Guitart reconoció que los costos lo superan, tampoco logra cobrar su producción y acumula deudas de servicios e impuestos que son insostenibles.

Desde el sindicato de la carne, Tomás Ríos, con 30 años de servicio en el Frigorífico reconoció a NOTAS DE RADIO “volvemos a sentir la incertidumbre del desempleo y todo el esfuerzo que hicieron los Guitart y no se ha podido salir adelante. Si se continúa, no sabemos con cuántos empleados”.

Recientemente, el frigorífico hizo acuerdos de precios con sindicatos para promover el consumo de carne, pero evidentemente no es suficiente para activar la producción.

La situación pende de un hilo.

EQS Notas