Tag

Franco Macri

Browsing

La relación del presidente Mauricio Macri y su padre Franco tuvo numerosos altibajos. El desembarco de Mauricio en la política, primero la de Boca, luego la de la Ciudad de Buenos Aires y por último la nacional, gestaron tensiones y competencias internas que Franco intentó dejar a un lado recién en 2016, cuando su hijo ya era presidente del país.

Desde que Mauricio Nación, Franco Macri ya tenía planeado el futuro de su hijo: heredar el conjunto de firmas del grupo SOCMA, una empresa con una facturación anual de 500 millones de dólares. Pero las exigencias y presiones del padre lograron que el hijo eligiera otro camino para su futuro: en primer lugar sería una carrera al mando de Boca, para luego dejar espacio a una amplia carrera política.

En plena campaña presidencial, a unos meses del balotaje que lo llevó a la Casa Rosada, Macri dio algunos detalles sobre la relación con su madre. En la entrevista, el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad contó que el lazo con Franco fue siempre muy tenso. Franco había declarado semanas atrás que el próximo presidente debería ser de La Cámpora y que Mauricio no estaba preparado para el cargo, en tanto que respaldó la candidatura de Daniel Scioli.

El nivel de exigencia al que sometía a su hijo fue reconocido por el mismo Franco en una carta pública que le envió en 2016. “Tal vez le puse una vara demasiado alta con mis expectativas y con las cosas que yo había hecho, tal vez, como él mismo dice, competí con él cuando se fue convirtiendo en hombre. Pero a la vez, siempre quise darle todas las oportunidades, traté de enseñarle que lo importante es el “hacer” y no el acumular dinero, prestigio, honores porque todo eso suele se efímero”, aseguró.

“Tardé años en perdonarle que se hubiese ido de las empresas que con tan duro trabajo había creado. Hoy a la distancia de los hechos creo que no las dejó por la relación buena o mala que tuvo conmigo. Las dejó, porque Dios o el destino lo hicieron tropezar con la finitud de la vida y algo cambió para siempre en 1991 cuando fue secuestrado”, sostuvo.

En otro reportaje, concedido al diario La Nación, en enero de 2017, afirmó, consultado sobre qué puntaje le ponía al primer año de gestión de su hijo: “El primer año más no se podía hacer. No ha podido empezar construyendo, sino arreglando lo hecho por gobiernos terribles, desde Menem a los K. Con esa salvedad, le pongo un 5. Pero sé que ha querido ir por más”.

En esa misma nota, el padre del Presidente afirmó que la gente “ve el futuro y se da cuenta de que primero se tiene que dejar atrás un pasado desastroso. Los peronistas tienen sus virtudes y sus terribles defectos. Ni hablemos de la señora esa, destructora del país”.

Es por razones de salud del empresario, según la revisación que le realizaron peritos judiciales. No tuvo la misma actitud hacia Timerman en la causa memorandum.

El juez Claudio Bonadio, responsable de la causa derivada de las fotocopias de los cuadernos de Oscar Centeno, que busca llevarse puesta la cartelización de la obra pública y que persigue a exfuncionarios kirchneristas pero que ya se ramificó hasta la familia Macri, decidió suspender la citación a declaración indagatoria que había resuelto para el padre del presidente de la nación, Franco Macri.

El magistrado basó su decisión en el informe del Cuerpo Médico Forense, que señaló que Franco Macri no está en condiciones de ejercer su derecho de defensa ni declarar en indagatoria, según publicó el portal Infobae.

Los facultativos deben revisar cada tres meses al magnate, de 88 años, para comprobar su estado de salud y comunicar su estado al juez del caso.

Cabe recordar que el magistrado, que ahora muestra algún grado de sensibilidad con el padre presidencial, no tuvo la misma actitud con el fallecido excanciller, Héctor Timerman cuando este padecía un cáncer que finalmente terminó con su vida.

La causa en la que está involucrado el patriarca de la familia Macri está relacionada con el pago de coimas por parte de empresas que explotaban corredores viales por peaje durante el gobierno de Néstor Kirchner.

Claudio Uberti, quien estuvo a cargo del Órgano de Control de Concesiones Viales, declaró ante Bonadio que los empresarios de pagaban una coima mensual. Algunos de ellos ya admitieron los pagos irregulares.

Entre los citados estaban Franco y Gianfranco Macri, padre y hermano del jefe del Estado. Gianfranco declaró el 13 de diciembre último y negó estar involucrado en las coimas.

Infobae

Los abogados de la familia presidencial solicitaron el apartamiento de la fiscal Gabriela Boquín y que se rechazaran las medidas de prueba que solicitó.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación no hizo lugar al recurso de queja presentado por los abogados del Correo Argentino S.A, empresa del Grupo Macri, para desplazar a la fiscal Gabriela Boquín del expediente del concurso preventivo abierto en septiembre de 2001. El rechazo fue por unanimidad y los jueces argumentaron que la apelación no se presentó contra una sentencia definitiva.

Los letrados que representan a los Macri agotaron así las instancias para evitar que se implemente una serie de medidas clave solicitadas por Boquín y que apuntan directamente a los Macri.

El operativo para intentar separar a Boquín surgieron cuando la fiscal solicitó diversas medidas de prueba tendientes a constatar supuestas maniobras de vaciamiento del Correo en favor de las firmas Sideco y Socma, ambas también propiedad de la familia presidencial.

El intento de los Macri ya había fracasado en primera instancia y también en la Cámara de Apelaciones que, con la resolución de las camaristas María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero y Matilde Ballerini, reconoció la “legitimación” de la fiscal para requerir medidas.

En esa ocasión, las camaristas rechazaron el recurso extraordinario presentado por los abogados del Correo S.A. para llegar a la Corte Suprema, por lo que el único recurso pendiente era el recurso en queja.

La causa, que lleva años sin avanzar, cobró notoriedad a comienzos de 2017, cuando la fiscal se opuso al acuerdo que intentó cerrar el Estado, que favorecía al Grupo Macri con una condonación de deuda de más de 70.000 millones de pesos.

Portal de Noticias

Los abogados de Gianfranco y Franco Macri, hermano y padre de presidente Mauricio Macri, pidieron la suspensión de ambas indagatorias fijadas para mañana por el juez federal Claudio Bonadio por supuestos pagos ilegales que habrían existido en corredores viales de distintas autopistas.

Fuentes judiciales informaron que Gianfranco Macri a través de sus abogados pidió la prórroga de la audiencia fijada para mañana a las 10 de la mañana, en función que está en el exterior y recién llegará mañana por la madrugada.

En tanto, respecto a Franco Macri los abogados pidieron la suspensión de la audiencia al argumentar que el padre del presidente de la Nación está con graves problemas de salud por los cuales no está en condiciones de presentarse en declaración indagatoria.

Según precisaron las fuentes, junto con la notificación los abogados presentaron un certificado médico ante el juez dando cuenta del estado de Franco Macri y pueda que eventualmente se ordene algún peritaje para corroborar dicha situación.

Bonadio los citó junto a otros empresarios, entre ellos Eduardo Eurnekian, por el Acceso Norte y la firma Autopistas del Sol S.A y se les imputa haber pagado coimas por el acceso Oeste a través del grupo concesionario Oeste SA.

El listado de convocados comprende al empresario Gerardo Ferreyra, de Electroingenieria, quien ya está procesado con prisión preventiva como miembro de asociación ilícita por pagos ilegales para acceder a obra pública.

Muchos de los procesados son citados nuevamente pues el juez Bonadio hizo desprendimientos de la causa madre y dividió las investigaciones vinculadas a pagos en el área del transporte, concesionarios viales o bien obra pública.

Por ello, son nuevamente citados los arrepentidos exfuncionarios Claudio Uberti, extitular del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) y el exsecretario de Obras públicas José López, así como el exsecretario de transporte Ricardo Jaime y el exministro de Planificación federal Julio De Vido.

Las nuevas indagatorias fijadas se extienden hasta el próximo 27 de diciembre, tras lo cual cuenta con diez días para resolver la situación procesal.

Fuente: Jornada