Tag

Fracción XIV

Browsing

El adolescente de 15 años identificado como el presunto abusador de un niño de 12 y de partícipe del linchamiento de un vecino al que acusaron erróneamente de ser el padre del violador, en Comodoro Rivadavia, fue alojado en un centro de tratamiento especial.

«En una audiencia que se realizó y que no fue pública por las características del hecho, la jueza de familia dispuso el traslado del menor con anuencia de la asesoría de menores e incluso de los padres», informó el fiscal de la causa por el abuso sexual, Martín Cárcamo.

El fiscal aclaró que «la circunstancia de que no pueda ser imputado por su edad no quiere decir que no se puedan tomar medidas que de hecho están contempladas, como por ejemplo la internación en un centro especializado e incluso la finalización de la patria potestad».

Así lo resolvió ayer jueves la jueza de Familia 1 de Comodoro Rivadavia, María Marta Nieto. «Nosotros pedimos pruebas genéticas y por unanimidad tuvimos la anuencia de los tres asesores de familia, que no se opusieron a que se realicen esos peritajes», explicó Cárcamo a Télam.

Según las fuentes judiciales, el adolescente identificado ya había sido objeto de la intervención de la Justicia de Familia en al menos tres denuncias de «maltrato intrafamiliar» del que fuera víctima. Por ello, el traslado del chico a un centro especializado se basó también en la necesidad de protegerlo de su propia familia.

Homicidio de José Oviedo

En tanto, ayer jueves también hubo una audiencia por el homicidio José Oviedo (48), cuyo hijo Matías fue erróneamente acusado del abuso sexual por los vecinos del niño violado que lincharon a este hombre.

Esta causa está a cargo de la fiscal Camila Banfi, quien solicitó a la jueza penal Mariel Suárez que impute formalmente a César Hueica, Pablo Arismendi, Franco Bustos, Diego Metraillet y Marina Hernández de «homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por ensañamiento».

La fiscalía pidió también seis meses de prisión preventiva para todos ellos, excepto Arismendi y Hernández, a lo que la jueza aceptó aunque les fijó un plazo de tres meses.

Por esta causa ya había otros tres sospechosos acusados -dos adultos y un adolescente de 16 años- y dos menores de edad inimputables identificados, uno de ellos, el mismo chico señalado por el abuso.

En la audiencia del jueves, la fiscal Banfi reconstruyó que los que encabezaron el linchamiento frente a la casa de los Oviedo gritaban «salí Matías, salí», «salí que te vamos a matar», «salí que te vamos a cagar matando».

Y como el joven no se encontraba en el lugar, los manifestantes destruyeron la vivienda y obligaron a salir a Oviedo padre, quien fue atacado a golpes y pedradas delante de dos policías -que también resultaron agredidos- y murió.

El crimen de este vecino ocurrió el 25 de marzo pasado, en el barrio «Fracción 14» de Comodoro Rivadavia, luego de que se conociera la denuncia por abuso sexual del niño de 12 años.

 

 

ADN Sur

El ministro de Gobierno y Seguridad de Chubut, Federico Massoni, brindó una conferencia este miércoles por la mañana y confirmó que identificaron a la persona que abusó sexualmente del nene de 12 años en Fracción 14.

«Es un menor de edad, tiene 15 años y también participo del linchamiento de José Oviedo», sostuvo.

«Este miércoles a las 5:30 horas nos juntamos con la Brigada de Investigaciones y nos pusieron al tanto de los procedimientos», manifestó Massoni desde la Unidad Regional de Comodoro.

Recordó que los cinco allanamientos se realizaron en el marco de las dos causas: la primera (a cargo del Fiscal Martín Cárcamo) es la del abuso del menor de 12 años; y la segunda es la causa del linchamiento y crimen de José Oviedo, el padre del hombre que, en un principio, había sido señalado como presunto abusador del nene.

Massoni confirmó que «se identificó al autor del abuso sexual y es una persona menor de 15 años, tiene el beneficio de la inimputabilidad. Se allanó su vivienda y se secuestraron las prendas vestir. Este menor no solo abusó, sino que después de eso, fue a su casa, se cambió de ropa y participó de la rotura de vidrios de la casa donde estaba el presunto abusador y luego del linchamiento y homicidio de Oviedo».

En este marco informó que «hoy se realizaron cinco allanamientos con cinco detenciones por el crimen de Oviedo. Se detuvieron a cuatro hombres y una mujer que tuvieron participación activa en el linchamiento».

«Si bien hasta el momento tenemos ocho detenciones por el homicidio de José Oviedo, hay más gente que participó del linchamiento. Lo que pasa es que hay menores de edad y no podemos llevar adelante el pedido de detención», dijo.

Consultado por el menor sindicado como autor del abuso, Massoni señaló que «Fiscalía y Policía tienen los brazos atados. La normativa le da una cobertura a este chico. La responsabilidad quedaría en Asesoría de Menores para que se le de un tratamiento a esta persona».

«Tenemos que preservar que a esta persona no le pase nada porque en el barrio la van a individualizar», dijo y agregó: «el chico es de Fracción 14. Vamos a estar en el lugar para brindarle seguridad. Es paradójico porque ahora protegemos a la persona que abusó y que instigó al linchamiento de Oviedo».

El funcionario además recalcó que el chico está por cumplir los 16 años, pero goza de este beneficio de la inimputabilidad. Tenemos que ponernos a analizar, porque una persona de 15 años, a mi entender tiene conciencia de todo lo que hizo, y ahora puede gozar de este beneficio de inimputabilidad».

Agregó que «este chico estuvo alojado en la Casa de Niño. Y ahora el padre nos dijo que tiene un abogado. Tampoco sabemos si tiene antecedentes porque es menor» y aclaró: «el menor no está detenido».

 

 

ADN Sur

El ministro de Gobierno, Federico Massoni, encabezó los allanamientos en Fracción 14 y en el barrio Abásolo de Comodoro Rivadavia a través de las cuales se concretaron otras 5 detenciones por el homicidio de José Oviedo, ocurrido el pasado 25 de marzo.

Massoni estuvo acompañado por el comisario general Miguel Gómez (Jefe de Policía), el comisario general Néstor Gómez Ocampo (Subjefe de la Policía) y el comisario inspector Adrián Muñoz (Jefe del Área de Investigaciones). Ya hay un total de 8 personas detenidas por la intervención en ese crimen y se identificó a un adolescente (15 años) por el ‘abuso sexual’ del niño de 12 años.

Massoni precisó que “el personal de Investigaciones concretó los procedimientos relacionados con la causa de abuso que lleva adelante el fiscal Cárcamo donde un adolescente de 15 años está individualizado. Este sujeto no sólo realizó el abuso sino que fue a su casa, se cambió la prenda de vestir, participó de la rotura de vidrios y también del incendio y el linchamiento a Oviedo”.

Al ser consultado por lo que va a pasar con el menor, el funcionario provincial explicó que “la causa queda en el Juzgado de Menores, tenemos que preservar que a esta persona no le pase nada porque en la zona lo van a  individualizar, es de Fracción 14. Dejamos presencia policial en el sector como para dejarle seguridad. Terminamos generando protección a la persona que no sólo produjo el abuso, sino que participó del homicidio, es paradójico”.

En este sentido, el Jefe de Policía agregó: “El menor no está detenido y se ha dado intervención a distintos organismos  y a la Fiscal Banfi para preservar su integridad” y precisó que “hasta el momento efectuamos cinco allanamientos, en los que se detuvieron cinco personas por la investigación por el linchamiento de Oviedo, todas mayores de edad y entre ellas una mujer”.

Además, Gómez reveló que “las filmaciones, imágenes y entrevistas permitieron las identificaciones que terminaron en estas detenciones. Hasta aquí hemos detenido a quienes han tenido la participación virulenta y más contundente en el crimen de Oviedo. Pero no descartamos que otras personas sean vinculadas a la investigación”, concluyó el Jefe Policial.

Luego de los allanamientos que se realizaron este miércoles a la mañana por el crimen de José Oviedo en Fracción 14, se dio a conocer que un menor de 15 años sería el autor de la violación del nene de 12 años que ocurrió el lunes 26 de marzo.

La persona seria un menor de edad de unos 15 años. Según informó el comisario Néstor Gómez Ocampo a radios del Valle, también habría participado del linchamiento y la muerte de José Oviedo. Esta mañana Federico Massoni brindará una conferencia de prensa.

 

 

ADN Sur

A José Oviedo no sólo lo lincharon más de 20 personas, sino que también habría sido atropellado por un vehículo que le pasó por encima. Es que un video que llegó en los últimos días a manos de la Policía mostraría el cruel hecho producido luego de que lo apedrearan y lo golpearan los enardecidos vecinos de la Fracción XIV y de Los Bretes el lunes 25 de marzo en Comodoro Rivadavia. El video que llegó a manos de los investigadores habría sido registrado por el propio asesino cuando conducía el automóvil.

En el video se observa a Oviedo correr desesperadamente para evitar que lo alcanzara la turba desencajada luego del abuso sexual a un menor de 12 años, y de esperar por más de una hora a la policía.

Luego de volver de la comisaría Quinta, alguien deslizó un nombre del supuesto abusador y los indignados le quemaron la casa. Cuando salió su padre, con un machete en la mano, se convirtió en blanco de la ira.

En uno de los tramos del video que captura el conductor del vehículo, se observa cómo uno de sus más inmediatos perseguidores le arroja continuamente piedras de grandes dimensiones.

Oviedo continúa corriendo por una de las calles de tierra y el vehículo que viajaba a la par de la persecución por otra arteria del barrio Los Bretes, finalmente se topa con la víctima. En ese momento al parecer Oviedo cae al recibir una pedrada y el vehículo le pasa por arriba. Al conductor que aparentemente viajaba acompañado, se le escucha decir: “hay que hacerlo mierda”, mientras giraba las ruedas para hacer contacto con la víctima.

En el video se aprecia cómo el vehículo se tambalea de un lado al otro al accionarse los amortiguadores, pero serán los peritos los que determinen ahora si además de ser golpeado Oviedo pudo ser aplastado por las ruedas de un automóvil.

Uno de los policías que habría visto el cadáver de Oviedo el día del linchamiento habría dicho que le pareció ver una marca de cubierta sobre el tórax del muerto. Circunstancia parecida a la que ocurrió con Alejandro Domínguez, el hombre que hace 5 años fue pasado por arriba con una camioneta de Seguridad municipal a la salida de un boliche del centro. En esa oportunidad, su mujer se dio cuenta de que tenía una marca en el tórax, lo que se corroboraría con las cámaras de seguridad cercanas.

Hasta la semana pasada no había testimonios que dieran cuenta de que Oviedo habría sido atropellado, sino que sólo había sido golpeado y hasta arrastrado de una pierna con una linga de remolque. Esos testimonios de los comisarios, sumado al video de una vecina aportado la noche anterior a la audiencia de control de detención de los tres acusados por el homicidio, solo daban cuenta de la última agresión a Oviedo.

Sin embargo, con la aparición de este video que ya está en manos de la Brigada de Investigaciones se estudia la posibilidad de que Oviedo haya sido atropellado, acción que le habría provocado lesiones insalvables destrozando sus costillas y dañando órganos vitales antes de ser interceptado por los policías que se toparon con él y de recibir la última agresión que terminó con su vida.

Es decir que Oviedo llegó con su último suspiro hasta los brazos del subcomisario Víctor Farcy y del comisario Juan Cruz Campos, ahora pasados a disponibilidad para investigar su participación en el linchamiento. Se supo que el hombre directamente no habló ante los policías y que solo escupía sangre. Oviedo habría corrido por instinto hasta ser interceptado por los comisarios que circulaban en sentido contrario.

Esta situación de confirmarse modificaría la plataforma fáctica de los hechos, y del linchamiento. Incluso hasta podría eximir de responsabilidades a los comisarios que ya no podían hacer nada en el estado en el que se cruzaron con Oviedo, víctima de la cacería humana.

 

 

El Patagónico

Silina Raquel Vera, imputada por el crimen de José Oviedo durante la pueblada en Comodoro Rivadavia, quedó en arresto domiciliario por su grave estado de salud.

Cabe recordar que el hombre fue asesinado a golpes por sus vecinos, que habían acusado injustamente a su hijo de violar a un menor en la ciudad petrolera.

Ayer, dos jueces revisaron la decisión de la jueza de turno, que había ordenado la prisión preventiva de los tres detenidos por el terrible hecho. El tribunal revisor confirmó la resolución de la jueza Mariel Suárez, con la salvedad de dictar el arresto domiciliario de Vera por su estado de salud. Invocaron “cuestiones humanitarias”.

Según el parte de prensa de Fiscalía, los argumentos de la jueza fueron acertados y debidamente fundados. No observaron contradicción ni falta de fundamentación en su resolución de prisión preventiva de Jonathan Ezequiel Barrera y el menor G.M.M. por el término de tres meses, al igual que el arresto domiciliario de Vera. La defensora de los sospechosos se refirió a que en la audiencia de control del jueves el hecho relatado por la fiscalía “no fue claro ni preciso. No nos dice qué hizo cada uno de los imputados que fuera el nexo relevante para causar la muerte de Oviedo”.

Objetó también la detención de Vera como ilegal, ya que se realizó en la vía pública y sin orden. Solicitó que se declare ilegal y postuló que no existe el peligro de fuga ya que los tres tienen arraigo en la ciudad. Destacó también el grave estado de salud de Vera que ayer sufrió una descompensación. En base a lo cual solicitó la libertad de sus asistidos y subsidiariamente su arresto domiciliario.

El rechazo de los jueces fue unánime ante los planteos defensistas. El tribunal de revisión estuvo compuesto por los doctores Martín Cosmaro y Jorge Odorisio; por el Ministerio Público Fiscal asistió Verona Dagotto, fiscal general; en tanto que la defensa de los imputados fue ejercida por Cristina Sadino, defensora pública y Andrea Mac Garva, asesora de Menores. La Fiscalía aclaró que el jueves se hizo un relato escueto de lo que pasó. Remarcó que los dos policías que estaban en el lugar reconocieron a dos de los detenidos que agredían a la víctima. Asestaron golpes a la víctima que murió por politraumatismos múltiples en cráneo, tórax y abdomen.

Videos

Sostuvo que existen videos en que se ve a los dos imputados agredir a la víctima, pero no a Vera que se la ve a un costado, pero que los testigos Farsi y Campos sostienen que ella también agredió, sostuvo un comunicado de prensa de la Fiscalía.

 

 

 

Diario Jornada

El jefe de la Policía, Miguel Gómez, confirmó que se resolvió pasar a disponibilidad a dos comisarios con más de 20 años de antigüedad por su accionar durante el ataque de los vecinos en Comodoro Rivadavia, que mataron a José Oviedo. “Fue en función de unos videos que nos han llegado y por lo está investigando el fiscal”. El jefe no opinará sobre el actuar de los efectivos hasta que finalice la investigación y si hay sanción.

Pero reconoció que por las imágenes “hay algo que amerita una investigación. En el video se observa dónde va corriendo Oviedo, se ve cuando él está en cercanía del personal policial, se ve la actitud del personal y se aprecia la agresión que sufre cuando está en el piso”.

Los policías separados son un comisario y un comisario inspector “que estaban en el lugar y se ven involucrados. Por eso hay una investigación administrativa”.

En cuanto a las reiteradas situaciones de violencia e incluso muertes en los últimos meses en la ciudad petrolera, Gómez explicó que en Comodoro “estos hechos eventuales disparan indicadores de violencia. Son situaciones muchas veces relacionadas a una disputa de jurisdicciones, otras de índole familiar, diferencias por el consumo de sustancias o de alcohol, que marcan una diferencia con el resto de las ciudades. No tenemos en otros puntos de la provincia estas particularidades”.

El crimen de Oviedo fue producto del accionar de los vecinos cuando se enteran del abuso a un niño de 12 años en la Fracción 14 de la ciudad petrolera. Gómez confirmó que hay videos del lugar del hecho por lo que el fiscal Cárcamo está trabajando y “va sobre rieles la investigación. Está avanzada y pronto habrá novedades sobre el autor”

 

 

 

Diario Jornada

El rol de las redes sociales aparece como pocas veces antes en la historia de Comodoro Rivadavia, en el centro de la escena a partir de los lamentables hechos ocurridos esta semana, en la que un grupo de vecinos afronta un proceso por haber asesinado, como reacción a una acusación que empezó a circular en alguno de estos soportes, al padre de quien señalaron –falsamente hasta ahora, según el fiscal de la causa- como violador de un chico de 12 años, en el sector barrial conocido como Fracción 14.

Aun con lo doloroso del caso, sin dejar de atender la exigencia de toda la sociedad para que se esclarezca y encierre al culpable de tan aberrante hecho, es necesario hacer un recorte para intentar una reflexión de lo que conlleva el uso de Facebook, Twitter, o el popular Whatsapp.

En rigor, ese uso y sus derivaciones no son nuevas, si se toma en cuenta que ya algunas investigaciones por homicidios resonantes en esa ciudad pudieron arribar a detenciones por la mera constatación de amenazas publicadas previamente en algunas de estas redes.

Incluso sin entrar en la faz penal, los niveles de violencia discursiva que pueden encontrarse por ejemplo en Twitter, en más de una ocasión desentonan ruidosamente con la investidura institucional de quienes usan dicha red. Pueden encontrarse muchos ejemplos en las cuentas oficiales de algunos encumbrados dirigentes políticos.

Habría un ejemplo más reciente, vinculado al debate abierto por el preso -condenado por abuso sexual- que estudia Derecho en la Universidad de la Patagonia y motivó la reacción de estudiantes y directivos. “El miedo se termina cuando lo matemos”, fue el mensaje que circuló en un grupo de Whatsapp, según contó una estudiante de la carrera. Expresiones como ésta llevaron a la jueza Gladys Olavarría a suspender las salidas transitorias del interno, para tratar de garantizar su integridad física. Si bien es objeto de otro necesario debate el determinar si la integridad de las demás estudiantes estaba garantizada ante este tipo de mecanismos judiciales, que como tal propenden a la reinserción social de los condenados que garantiza la Constitución Nacional, es interesante remarcar que la jueza tomó esta decisión motivada en el contexto de lo que pasó en la Fracción XIV: en resumen, una reacción de violencia colectiva, que concluyó en un homicidio, por una acusación que empezó a circular en una red social.

No importa en este caso si la acusación es falsa o válida. En el barrio en cuestión parece ser una imputación equivocada, pero ya nada devolverá la vida a José Oviedo, quien murió a manos del grupo de vecinos exacerbados en su furia, por una presunción disparada en una red social. En el caso del preso universitario la acusación está fundada, porque el interno en cuestión está purgando una pena de 11 años de prisión por 4 violaciones comprobadas, pero nada de ello serviría como atenuante en caso de que alguien le provocara algún tipo de daño físico. Se sobre entiende que la expresión de la estudiante estuvo motivada por el miedo; es tan entendible como el temor y enojo de los vecinos, quienes ahora sin embargo no pueden volver el tiempo atrás para salir de la grave situación que atraviesan, con un proceso por homicidio que podría deparar varios años de prisión.

Así, lo que empieza como acusación “virtual”, por la facilidad con que pueden hacerse imputaciones o subir comentarios sin fundamento en una red social, tienen un correlato y consecuencias graves en el plano no-virtual.

No se trata de caer en el desprecio que el genial pensador Umberto Eco planteó en algún momento sobre las redes sociales. Tal vez fue injustamente duro cuando dijo: «Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel”. Ni tanto, ni tan poco.

Las redes dan muestras maravillosas de usos solidarios, de democratización del saber, de romper la uni-direccionalidad del discurso, de discutir información cuando el poder quiere callarla. Hace 2 años Comodoro vivía su peor catástrofe climática y fueron los soportes de redes sociales, aprovechados por muchos vecinos y organizaciones, las que contribuyeron a llegar con ayudas de modo más rápido y eficientes que en muchos de los canales tradicionales.

No se trata de demonizar ni sacralizar. Como tantos otros instrumentos, todo depende del uso que se le pretenda dar, sea al cuchillo o al posteo de facebook (donde hay tantas amistades distanciadas o roturas familiares por opiniones extremas en clave de grieta política). El problema, acaso, sea más básico: el de la rotura de diques de contención más primarios, no ligados a la tecnología, sino a la mera capacidad de empatía, al simple límite moral de evitar dañar al otro sin más fundamento que el de una presunción personal, como también de una necesaria presencia estatal como garantía de equilibrio ante demandas impostergables (es ausencia estatal –en múltiples formas- compite abiertamente con las redes sociales, a la hora de buscar causales en los hechos de la Fracción 14). Se trata de asumir que somos responsables por cada uno de nuestros propios actos, así en la vida como en la red.

Y concluir, crudamente, que esa responsabilidad no se esfuma luego de tocar el botón de “Enviar”.

 

 

ADN Sur

Más de un centenar de habitantes de Fracción XIV y Los Bretes marcharon por la calle San Martín hasta el Ministerio Público Fiscal exigiendo que detengan al violador del chico que fue abusado el lunes en ese sector de Comodoro Rivadavia. «Con los niños no» gritaban los vecinos y pedían justicia. Además, le solicitaron al comisario Germán Lagos, de la Seccional Primera, una reunión con los jefes de la Unidad Regional y de la Policía del Chubut. Durante la marcha algunos vecinos también pedían la libertad de los detenidos por el linchamiento de José Oviedo.

“Nadie reacciona, falta gente de Comodoro. ¿Dónde estamos? Vamos a volver a la calle hasta que el violador se encuentre”, gritaba una madre, habitante de la Fracción XIV, cuando machaba por la calle San Martín con un cartel en sus manos que decía: “Con los niños no”.

Los manifestantes se concentraron en la plaza de la Escuela 83 y comenzaron a marchar hacia el Ministerio Público Fiscal. Llevaban carteles con la palabra “Justicia” y decidieron esconder los carteles donde habían escrito el nombre del niño. Entendieron que de lo contrario lo revictimizarían. En la marcha estaban presentes el entrenador de fútbol de la víctima, la responsable del comedor y vecinos que pedían que a la familia del nene no se la deje sola, porque incluso no tiene ni custodia policial en la casa. “Se tuvieron que ir por miedo”, dijo la vecinalista de Los Bretes, Margarita Duré.

“Me amenazaron en el Face con quemarme la casa, porque yo vivo al lado del supuesto abusador. Me acusan de asesina y yo tengo hijos. Hice la denuncia en la Fiscalía”, narró otra vecina. Son varios los vecinos que dicen que ahora son hostigados por los familiares y allegados de la familia de José Oviedo, el hombre al que lincharon el lunes a la tarde.

Los vecinos pedían que alguien se hiciera presente en las puertas de la Fiscalía, hasta que llegó el comisario Germán Lagos de la Seccional Primera que se reunió con la representante Mabel Guerrero y le dijo que él se comunicaría con las autoridades de la Unidad Regional para coordinar una reunión con los vecinos en el barrio, pero que a esa hora de la tarde no había autoridades de la Fiscalía que los pudiesen recibir.

Los vecinos se manifestaron en forma pacífica e incluso dejaron un carril para que los vehículos circularan ante el pedido de la policía.

Guerrero llamó a todos los vecinos y les dijo: “Mañana van a acercarse al barrio, como corresponde, porque es lo que queríamos que se acerquen a nuestro barrio y que vean nuestras necesidades. Nosotros estamos pidiendo una subcomisaría de forma urgente, que nos coloquen un tráiler para que circulen permanentemente así como tiene Kilómetro 12, nosotros también lo necesitamos”, les comunicó la representante de las fracciones XIV y XV.

“Sabemos que se fue todo de las manos”, reconoció la vecinalista frente al linchamiento del lunes y le pidió tranquilidad a los vecinos. “Los que estuvimos ese día sabemos que no se pudo controlar, queremos justicia para todos, para el nene, pedimos protección para la familia del nene, que no sean amenazados”, reiteró Guerrero.

 

 

El Patagónico

Gladys es la madre del joven detenido en el barrio Stella Maris vinculado al homicidio de José Oviedo. Fue el primero en ser liberado y se admitió que la detención se produjo por error. Ahora, pide que alguien se haga cargo de los daños materiales que ocasionó la policía en la vivienda y pide que se disculpen con su familia por el perjuicio que le ocasionó ver el nombre de su hijo y el frente de su casa en medios locales y nacionales.

Gladys brindó testimonio después de que se confirmara que su hijo no tiene ningún tipo de vinculación con el linchamiento en Fracción XIV. La mujer asegura que el personal de Investigaciones llegó a su casa por información que apareció en Facebook. “Hace un montón de años vivimos acá, no tenemos antecedentes policiales ni nada, en este caso no puedo creer que se ordene un allanamiento y una detención por una publicación de Facebook. Me rompieron la puerta, me revolvieron la casa, y dañaron psicologicamente a mi hijo que estudia en la Universidad y trabaja”, resumió.

“Mi hijo estaba en la casa mirando un partido de fútbol, creo que en otros lugares golpearon las manos pero acá entraron por la fuerza. Le comunicaron que estaba detenido por homicidio. A mí no me dejaban entrar a mi propia casa y me incomunicaron”, recordó la mujer en diálogo con Comodoro 24.

La mujer indicó que su hijo permaneció más de 24 horas detenido hasta que se pudo comprobar que “él estaba trabajando en un Hotel céntrico de Comodoro, el dueño del hotel brindó todo el material de las cámaras y de Recursos Humanos que prueba que él trabajó”.

En este contexto, indicó: “quiero que me reparen los daños que me hicieron en la vivienda, quiero que me pidan disculpas, dañaron mi imagen a nivel local, provincial, nacional. En medios nacionales dieron nombre de mi hijo y mostraron imágenes de mi casa. Nosotros necesitamos una disculpa. Mi hijo tiene que vivir con eso”, cerró entre sollozos.

#homicidioenfraccion14 La brigada de investigaciones detuvo por error a un joven

Posted by Comodoro24 on Thursday, March 28, 2019

 

 

El Patagónico