Tag

fotos

Browsing

Tras viralizarse las fotos que compartió en Facebook para que se conozca «la realidad que se está viviendo en el Hospital Regional», el enfermero Leandro Torres dialogó con Actualidad 2.0 y contó cómo se trabaja en el área de terapia intensiva de adultos en medio de la escalada de casos positivos de coronavirus en la ciudad. Destacó el esfuerzo de sus compañeros, quienes «se esfuerzan al 100%» todos los días para salvar vidas. «Es muy triste ver como perdés a un paciente», relató.

«Mi idea de subir las fotos fue porque veía muchos comentarios de que no existía, de que era mentira, que era todo falso y miro a mis compañeros, todo el esfuerzo que hacen y el mío también, además de que no tenemos novedades de los pagos y existe mucha sobrecarga laboral», explicó el joven de 23 años.

El enfermero afirmó que buscó que la población empiece a creer lo que ocurre en la ciudad. «Soy del sector pediátrico; estaba cubriendo guardia pediátrica pero me llamaron para cubrir guardia de adultos y lo hice para adquirir nuevos conocimientos. Es una experiencia que no creo que olvide nunca. Hay un hermoso equipo de trabajo que todos los días se está esforzando al 100. Sin palabras», expresó.

Sobre la posibilidad de ir a la primera línea de fuego, dijo que «siempre hay mucha ansiedad, miedo y mucha tristeza. Yo no soy de Comodoro. Tengo una hermanita que aún no conocí; no pude viajar y todo eso te consume. Eso te juega en contra y estar solo prácticamente sin amigos es difícil».

Afirmó que las camas para pacientes covid «están ocupadas. Hasta ayer hubo otro ingreso así que eran siete».

En relación con la adhesión al protocolo nacional, dijo que «se respetan los protocolos, se actualizan, nos van informando día a día. Es triste ver como perdés a un paciente directamente. A veces no pueden venir familiares porque están en aislamiento. Es la realidad de Comodoro que muchos no quieren creer», lamentó.

«Las ganas de juntarse con amigos van a estar siempre. A nosotros nos afecta leve pero a los adultos mayores los afecta mucho: yo intentaría prevenir las reuniones y el día de mañana poder disfrutar con mis familiares», dijo el joven.

Dos turistas golpearon , con palos y piedras, a una foca hasta dejarla inconsciente para que sus nietos pudieran sacarse una foto con ella.

El indignante hecho ocurrió en la aldea de Kuryk , una playa de Kazakstán ubicada en la costa oriental del Mar Caspio. El diario británico Daily Mail publicó el video del momento exacto en que se produce la agresión al indefenso animal.

Una grupo de personas se reunió para observar el brutal incidente y parece no hacer nada para detener la violencia de los dos hombres hacia la foca.

El salvaje ataque duró hasta que el ejemplar perdió el conocimiento. Un testigo habló con los medios locales y afirmó: «Golpearon al animal hasta que se desmayó. Luego lo sacaron del agua para que los niños pudieran tomarse una fotos y divertirse. Después de eso, arrojaron el cuerpo inmóvil de vuelta al mar. No sé si sobrevivió».

El sitio Change.org registró un pedido para que los hombres que lastimaron al animal sean juzgados. «Pedimos al gobierno de Kazakstán que procese a los turistas que golpearon a la foca solo para tomarse una foto con ella. ¡Firma la petición!», publicó una usuaria en las redes.

La policía comenzó las tareas para identificar a los atacantes del video para poder atraparlos y cumplan la condena por maltrato animal, que llegar hasta los dos años de prisión.

Otros ataques similares

Casos de barbarie contra criaturas acuáticas se registran a menudo en las playas de todo el mundo. En febrero de 2016, un grupo de turistas que vacacionaba en Santa Teresita sacó un delfín del mar para tomarse una foto, causándole la muerte. .

En Florida, Estados Unidos, ofrecen una recompensa de 20.000 dólares para encontrar a asesinos de delfines después de que varios ejemplares aparecieran muertos con claros signos de haber sido agredidos con objetos cortantes y armas de fuego.

Son gratis y sirven para digitalizar, de manera sencilla, antiguas imágenes en papel. Luego, se les puede agregar color y borrar imperfecciones.

Para digitalizar las fotos de papel -de cuando las cámaras usaban rollo de película- o agregar color al patrimonio fotográfico de la familia, existen una serie de aplicaciones y servicios web gratuitos que permiten restaurar las copias más deterioradas por el paso del tiempo.

El primer paso, sea para una foto multicolor o las de tono sepia, es convertir el objeto impreso en un archivo digital. Para esta tarea existen varias herramientas gratuitas que se pueden descargar al móvil y aprovechan la cámara del teléfono para el escaneo.

Una de las más sencillas es Google FotoScan. Una vez que el retrato está en foco, se hace clic sobre el botón disparo y aparece en pantalla una captura preliminar con cuatro puntos. La idea es hacer coincidir estos espacios con el original, para que el software vaya obteniendo nuevas tomas que le permitan reconstruir la foto con la mayor nitidez posible y elimine reflejos, borrones y partes movidas.

Hay otras opciones similares, como Quisquee, que incorpora un editor para mejorar el resultado final. La gran diferencia con la de Google es que todo el proceso de ajuste de contornos hay que hacerlo manualmente. Si queda algún desfasaje, la aplicación no lo corrige y termina torcida. También está Foto Scan Photomyne.

Con el original ya digitalizado, sumar nuevas capas es algo sencillo. Si lo que uno recuperó es una postal monocromática del siglo XIX, con mujeres usando peinetas de celuloide y los hombres de cuello alto con cravat, lo indicado es utilizar algunas de las técnicas de coloración artificial desde la computadora.

El segundo paso, en la computadora

Para obtener óptimos resultados, estas páginas entrenan a su algoritmo con un banco de fotografías, afín de que el “cerebro artificial” identifique los objetos y aprenda qué colores conviene aplicar de acuerdo al contexto de cada escena. Con esta información, la inteligencia artificial (IA) logra colorear una foto que no había visto nunca, pero partiendo de su conocimiento previo.

Hay algunos sitios que son completamente gratuitos. Otros permiten realizar algunas pruebas sin cargo y cuando se supera el límite establecido, a menos que uno se suscriba, todas las imágenes transformadas muestran en la esquina inferior una marca de agua con el logo de la firma.

Uno de los sitios que consigue mejores efectos es Colourise, desarrollada por la División de Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial, GovTech Singapur. Para utilizar este servicio gratuito, antes hay que resolver un captcha que habilita la carga de imágenes.

Sus propios desarrolladores explican que “si bien es imposible replicar las condiciones exactas en que se tomó la foto original, es posible agregar color para ayudarnos a imaginar lo que el fotógrafo podría haber visto en ese instante. Es increíble, casi mágico, cómo un poco de color puede acercarnos mucho más a ese momento específico en el tiempo”.

Para colorear las imágenes, adoptó una técnica de aprendizaje profundo conocida como Redes Generativas Antagónicas (RGAs) que consiste en una red neuronal con muchos parámetros matemáticos, que intenta predecir los valores de color en diferentes píxeles. Hay una segunda red neuronal que busca si los colores generados son fotorrealistas.

Otra opción es Algorithmia, de una empresa dedicada a ofrecer soluciones basadas en IA para resolver cualquier problema. A modo de prueba, habilitaron una serie de herramientas digitales. Así, hay un algoritmo que identifica rostros humanos, otro que detecta el “sentimiento” de un texto, comparar dos imágenes, busca marca y modelo de un coche y la que coloriza fotos.

Hay que decir que la herramienta no es perfecta. Cuando en la imagen hay mucha información, el algoritmo no logra diferenciar a las personas del entorno, lo que resulta en un apocado marrón nocturno. Los resultados mejoran notablemente cuando las caras y los cuerpos no tienen obstrucción.

La plataforma genealógica MyHeritage ofrece también un sistema de conversión creado por Jason Antic y Dana Kelley idearon un enfoque original para colorear las fotos familiar utilizando un algoritmos de aprendizaje automático que dan atención excepcional a los pequeños detalles. En su esmero por cubrir lo imperceptible, el tiempo de demora es superior a otras opciones.

Sobre esta técnica advierten que “los colores son reconstruidos mediante un algoritmo de coloración y pueden no ser precisos. Considere que esto es una simulación tecnológica que hace la mejor estimación sobre cómo era el pasado, estableciendo un puente entre pasado y presente. El modelo fue programado tomando millones de fotos como ejemplo, y gracias a ello es capaz de generar resultados muy realistas”.

El actual subjefe de la Policía del Chubut aparece en un asado abrazado y festejando con Omar “El Cura” Segundo, el empresario al que le encontraron en su pesquera un cargamento de 110 kilos de cocaína disimulado en cajones con langostino, en un hecho ocurrido en 2013 por el que Segundo terminó siendo condenado a 9 años de prisión.

Esas fotos podrían “dinamitar” la eventual designación del comisario Néstor Gómez Ocampo al frente de la Agencia que el Gobierno piensa poner en funcionamiento a partir del año que viene, justamente, buscando desalentar y reprimir la comercialización de drogas en la provincia.

Gómez Ocampo, quien no estaría pasando por un buen momento en su relación con el jefe de la Policía Miguel Gómez; dejaría el cargo de subjefe de la institución que actualmente ostenta, para pasar a ser el titular de la Agencia Antinarcóticos que dependería exclusivamente del Ministerio de Seguridad que dirige el doctor Federico Massoni.

Pero ni bien su nombre comenzó a sonar como candidato a desempeñar esa función, en las redes sociales se viralizaron unas fotografías en donde él aparece de festejo –aparentemente en un asado– con Omar “El Cura” Segundo.

Esas fotos no habrían caído para nada bien en distintos estamentos del poder político. Y no serían pocos, según se comenta, los que estarían pidiendo no solo que no vaya de jefe de la futura Agencia Antinarcóticos, sino que deje la fuerza policial a la que regresó hace casi tres años después de haberse retirado para secundar a Miguel Gómez.

Parece que al “Cura” Segundo le gustaba llevarse bien con policías porque hay otras fotos –que en su momento también trascendieron– en las que aparece en otro asado junto a algunos oficiales que hoy ocupan cargos de jerarquía en la fuerza, informó Radio 3 Cadena Patagonia.

Se inicia el debate oral y público contra el forense Werther Aguiar, quien divulgó las fotos del cuerpo del artesano tras ser encontrado en el Río Chubut, el 17 de octubre de 2017. Se prevé la declaración de unos 40 testigos. Restringirán totalmente el tránsito 200 metros alrededor del Casino de Oficiales de Esquel.

Este martes arranca en Esquel el debate oral y público contra Werther Aguiar, el médico forense que divulgó a través de redes sociales las fotos del cuerpo sin vida de Santiago Maldonado, sacadas por el mismo profesional en la morgue de esa ciudad durante un examen preliminar del cadáver.

A Aguiar se lo imputa por los delitos de violación de secreto profesional e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Este lunes, el jefe de la Unidad Regional de Esquel, comisario Rodolfo Hess, reveló que “antes de las 7 de la mañana del martes esta Policía del Chubut hará un operativo cerrojo en el Casino de Oficiales que ha sido dispuesto por la jueza federal de Comodoro, Eva Parcio de Seleme, que será subrogante de este juicio”, informó Radio3.

“La actuación directa correrá por cuenta de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, ya se ha comisionado un buen número de efectivos de esa fuerza en razón de que se trata de un juicio oral federal”, aclaró Hess.

Sin embargo, sostuvo que “nosotros somos un brazo armado que vamos a prestar apoyo secundario y facilitaremos las instalaciones que tengamos a disposición para tratar de que el desarrollo del juicio sea dentro de lo más normal posible”.

“En base a lo requerido por las autoridades del Juzgado Federal se cortarán las arterias Rivadavia y Mitre, se restringirá el tránsito 200 metros alrededor del Casino de Oficiales, y durante el juicio, martes y miércoles, directamente se prohibirá el tránsito durante las 24 horas y se restringirá también el tránsito peatonal”, explicó Hess.

En la causa se presentó el hermano de la víctima, Sergio Maldonado, patrocinado por el doctor Alejandro Fernández Vecino, para ser tenido por parte querellante, así lo informó ADN Sur.

El impacto que tuvo en la sociedad la divulgación de las fotos que se le atribuye al doctor Aguiar causó gran indignación por la enorme lesión que se produjo a la intimidad de la familia, además de la exaltación del morboso propósito de exponer innecesariamente esas imágenes.

Con posterioridad a los hechos se comprobó que el Aguiar escondió su teléfono celular y entregó como propio el móvil de un hijo menor haciéndolo pasar como propio. El médico legista está imputado por los delitos presuntamente cometidos, que tienen pena de prisión e inhabilitación para el ejercicio de la profesión (artículo 157 del Código Penal).

Durante el juicio se prevé la declaración de unos 40 testigos.

Nahir Galarza, la joven condenada por el crimen de su novio Fernando Pastorizo en la ciudad de Gualeguaychú, fue enviada a una celda de castigo en la cárcel de mujeres de Paraná tras publicar fotos en redes sociales.

En las fotos se la ve junto a Yanina Lescano, quien se encuentra detenida por el asesinato de su hijastra de dos años.
En las últimas horas se realizaron requisas en los calabozos de la Unidad Penal 6 de Paraná en los que se encuentran las involucradas y se incautaron dos teléfonos celulares.

Las «selfies» de ambas jóvenes presas son encabezadas en la red social Facebook con las frases «Cumpliendo la maldita condena»: «Creen saber lo que nos pasó porque conocen nuestra condena (social) pero no nuestra historia. Hablar van a hablar igual».

Las imágenes recibieron algunos posteos con elogios y frases de apoyo, aunque la mayoría de los comentarios son de reprobación y se repite el calificativo de asesina.

En su nueva cuenta abierta en las últimas horas, Galarza califica a Lescano como su «compañera de otra vida».
Lescano está imputada por la muerte de su hijastra Naiara Cristi, de 2 años, en Paraná, junto con Miguel Angel Cristi, su pareja y padre de la pequeña.

Crimen brutal de una niña

La niña murió en febrero pasado por una falla multiorgámica producida por desnutrición, mientras también presentaba signos de haber recibido golpes y quemaduras de cigarrillos.

Los dos acusados por «homicidio triplemente calificado» afrontan la posibilidad de ser condenados a prisión perpetua.
Nahir Galarza fue hallada culpable de haber matado a su novio, Fernando Gabriel Pastorizzo, con dos disparos de arma de fuego el 29 de diciembre de 2017, en la ciudad de Gualeguaychú, así lo informó Diario Jornada.

El 3 de julio de 2018, la Justicia de esa ciudad entrerriana la condenó a prisión perpetua por el crimen al hallarla por unanimidad culpable de «homicidio agravado por el vínculo de pareja» con la víctima.

La condena fue ratificada días atrás por el Tribunal de la Cámara de Casación de Concordia, que rechazó por unanimidad la apelación al fallo que realizó la defensa.

Reunidos por la Editorial Taeda, estos son los registros canónicos del conflicto armado de 1982 tomados por los reporteros gráficos que cubrieron la contienda del Atlántico sur. Infobae anticipa en exclusiva la muestra completa que, sin seguir un orden cronológico, se desplegará mediante gigantografías en Plaza San Martín, en las inmediaciones del cenotafio a los caídos de la Ciudad. Ese monumento, abrazado por las imágenes, será el eje de los homenajes el próximo 2 de abril

El padre abraza a su hijo pequeño y  despide al mayor que parte hacia las islas Malvinas. Hay una emoción contenida e incertidumbre por lo que pueda ocurrir.  (Foto: Juan Sandoval)

Todo es expectativa e incertidumbre. En un alto luego del almuerzo, los soldados palpitan las noticias que preanuncian lo que vendrá (Foto: Román von Eckstein)

Todo es expectativa e incertidumbre. En un alto luego del almuerzo, los soldados palpitan las noticias que preanuncian lo que vendrá (Foto: Román von Eckstein)

Un picadito en las islas. Por un rato, a nadie le importó nada más (Foto: Télam)

Un picadito en las islas. Por un rato, a nadie le importó nada más (Foto: Télam)

Es mayo de 1982, apenas unos días antes del desembarco birtánico en el estrecho de San Carlos. Una unidad de comandos de la Compañía 601, al mando del mayor Mario Castagneto, aborda un helicóptero para controlar los alrededores del estrecho. Uno de los comandos carga en su espalda un misil tierra-aire Blow Pipe con el que fueron derribados varios aviones y helicópteros ingleses. (Foto: Eduardo Farré)

Es mayo de 1982, apenas unos días antes del desembarco birtánico en el estrecho de San Carlos. Una unidad de comandos de la Compañía 601, al mando del mayor Mario Castagneto, aborda un helicóptero para controlar los alrededores del estrecho. Uno de los comandos carga en su espalda un misil tierra-aire Blow Pipe con el que fueron derribados varios aviones y helicópteros ingleses. (Foto: Eduardo Farré)

Comenzaron los bombardeos. La columna se pone en marcha con dificultad. El cráter de una bomba muestra la turba dañada (Foto: Román von Eckstein)

Comenzaron los bombardeos. La columna se pone en marcha con dificultad. El cráter de una bomba muestra la turba dañada (Foto: Román von Eckstein)

Cargado con bombas y cohetes, un Pucará sobrevuela el malecón de Darwin. Busca a las tropas inglesas en Pradera del Ganso. Algunos soldados contemplan la maniobra. La bandera argentina también (Foto: Télam)

Cargado con bombas y cohetes, un Pucará sobrevuela el malecón de Darwin. Busca a las tropas inglesas en Pradera del Ganso. Algunos soldados contemplan la maniobra. La bandera argentina también (Foto: Télam)

El helicóptero Sea King de la Armada sobrevuela a los soldados en el terreno. Sólo falta la orden de avanzar (Foto: Osvaldo Zurlo)

El helicóptero Sea King de la Armada sobrevuela a los soldados en el terreno. Sólo falta la orden de avanzar (Foto: Osvaldo Zurlo)

Está solo y espera. Lo acompañan una ametralladora antiaérea y un singular paisaje. La bahía está en calma. Los Harrier no tardarán en llegar. (Foto: Télam)

Está solo y espera. Lo acompañan una ametralladora antiaérea y un singular paisaje. La bahía está en calma. Los Harrier no tardarán en llegar. (Foto: Télam)

A la vieja usanza de los pilotos de la Segunda Guerra Mundial, un suboficial pinta en el costado del A4B C-239 la silueta de la fragata Brilliant, atacada el 12 de mayo de 1982 (Foto:Fuerza Aérea Argentina)

A la vieja usanza de los pilotos de la Segunda Guerra Mundial, un suboficial pinta en el costado del A4B C-239 la silueta de la fragata Brilliant, atacada el 12 de mayo de 1982 (Foto:Fuerza Aérea Argentina)

Alerta Roja. Dos soldados corren a tomar posición ante la inminencia de un ataque inglés. “Al principio, cuando anunciaban un ataque-recordó el autor de la imagen, Eduardo Farré-siempre miraba para arriba buscando la foto. Pero como los ingleses llegaban al caer la tarde, no captaba nada. Ese día, miré para abajo y registré esta toma en Ross Road, frente a la casa donde vivíamos. Me quedó juta, la posición de los pies, la trompa del jeep con las luces encendidas”. (Foto: Eduardo Farré).

Alerta Roja. Dos soldados corren a tomar posición ante la inminencia de un ataque inglés. “Al principio, cuando anunciaban un ataque-recordó el autor de la imagen, Eduardo Farré-siempre miraba para arriba buscando la foto. Pero como los ingleses llegaban al caer la tarde, no captaba nada. Ese día, miré para abajo y registré esta toma en Ross Road, frente a la casa donde vivíamos. Me quedó juta, la posición de los pies, la trompa del jeep con las luces encendidas”. (Foto: Eduardo Farré).

Soldados de todas partes del país combatieron en Malvinas. Esta patrulla se desplaza por un descampado en Puerto Argentino. (Telam: Román von Eckstein)

Soldados de todas partes del país combatieron en Malvinas. Esta patrulla se desplaza por un descampado en Puerto Argentino. (Telam: Román von Eckstein)

El piloto de este Skyhawk A4B dialoga con sus auxiliares previa su partida para cumplir con una misión (Foto: Fuerza Aérea Argentina)

El piloto de este Skyhawk A4B dialoga con sus auxiliares previa su partida para cumplir con una misión (Foto: Fuerza Aérea Argentina)

El estrecho de San Carlos es pura desolación, sólo interrumpida por las incursiones aéreas británicas. Un comando apunta con el misil Blow Pipe apenas liberado de su carcasa protectora esperando a su blanco. (Foto: Eduardo Farré)

El estrecho de San Carlos es pura desolación, sólo interrumpida por las incursiones aéreas británicas. Un comando apunta con el misil Blow Pipe apenas liberado de su carcasa protectora esperando a su blanco. (Foto: Eduardo Farré)

El cañón habla sin descanso. El humo prueba su trabajo a destajo. El artillero abre la cámara para eyectar la cápsula servida; otros dos soldados alcanzan nueva munición; un cuarto fija la posición de tiro y el último muestra los efectos del bombazo tapándose los oídos (Foto: Eduardo Farré)

El cañón habla sin descanso. El humo prueba su trabajo a destajo. El artillero abre la cámara para eyectar la cápsula servida; otros dos soldados alcanzan nueva munición; un cuarto fija la posición de tiro y el último muestra los efectos del bombazo tapándose los oídos (Foto: Eduardo Farré)

El fuego y el humo caen sobre la bahía. Las bombas inglesas buscaron destruir la pista del aeródromo. A lo lejos, un Pucará permanece ileso a sus efectos. La guerra mostraba su peor cara (Foto: Telam / Román von Eckstein)

El fuego y el humo caen sobre la bahía. Las bombas inglesas buscaron destruir la pista del aeródromo. A lo lejos, un Pucará permanece ileso a sus efectos. La guerra mostraba su peor cara (Foto: Telam / Román von Eckstein)

Así quedó un Harrier abatido por la artillería argentina. Un soldado argentino se aleja después de comprobar el derribo (Foto: Eduardo Farré)

Así quedó un Harrier abatido por la artillería argentina. Un soldado argentino se aleja después de comprobar el derribo (Foto: Eduardo Farré)

Los solados salen a estirar las piernas. Las carpas no permiten muchos movimientos. Reina la calma. Por ahora, nada presagia tirarse de cabeza dentro de un pozo (Foto: Télam).

Los solados salen a estirar las piernas. Las carpas no permiten muchos movimientos. Reina la calma. Por ahora, nada presagia tirarse de cabeza dentro de un pozo (Foto: Télam).

El esfuerzo y el frío se hacen sentir. El peso del equipo obliga a agachar la cabeza y avanzar. Algunos, hasta tienen tiempo para saludar y sonreír. Entre el pelotón, un soldado mantiene erguido al pabellón nacional. (Foto: AFP).

El esfuerzo y el frío se hacen sentir. El peso del equipo obliga a agachar la cabeza y avanzar. Algunos, hasta tienen tiempo para saludar y sonreír. Entre el pelotón, un soldado mantiene erguido al pabellón nacional. (Foto: AFP).

Si bien son soldados que acaban de realizar una tarea de acción cívica, como mantener limpias las calles, para Eduardo Farré, el fotógrafo que captó la imagen, la cuestión pasa por otro lado: “Es mi mirada sobre cualquier guerra. Los vi marchando con los escobillones al hombro como si fueran armas y me llamó la atención ese contraste con lo que se estaba viviendo”.

Si bien son soldados que acaban de realizar una tarea de acción cívica, como mantener limpias las calles, para Eduardo Farré, el fotógrafo que captó la imagen, la cuestión pasa por otro lado: “Es mi mirada sobre cualquier guerra. Los vi marchando con los escobillones al hombro como si fueran armas y me llamó la atención ese contraste con lo que se estaba viviendo”.

Bien encolumnados, los proyectiles están listos para abastecer a los cañones que esperan en las trincheras (Foto: Juan Sandoval).

Bien encolumnados, los proyectiles están listos para abastecer a los cañones que esperan en las trincheras (Foto: Juan Sandoval).

Con el hospital militar y una serie de contenedores en primer plano, la columna de humo anuncia el primer bombardeo de los aviones Vulcan a la pista de Malvinas. La guerra había comenzado.

Con el hospital militar y una serie de contenedores en primer plano, la columna de humo anuncia el primer bombardeo de los aviones Vulcan a la pista de Malvinas. La guerra había comenzado.

Un lugareño ayuda a soldados argentinos a revisar un contenedor en su establecimiento. Sólo contiene pasto y forraje para sus ovejas (Telam).

Un lugareño ayuda a soldados argentinos a revisar un contenedor en su establecimiento. Sólo contiene pasto y forraje para sus ovejas (Telam).

Estoico, en soledad, el soldado custodia la entrada de la Base Militar Malvinas. Los vidrios de las ventanas están hechos añicos o han desaparecido por los efectos de las bombas. Los tambores de gasolina le sirven como apoyo (Foto: Eduardo Farré).

Estoico, en soledad, el soldado custodia la entrada de la Base Militar Malvinas. Los vidrios de las ventanas están hechos añicos o han desaparecido por los efectos de las bombas. Los tambores de gasolina le sirven como apoyo (Foto: Eduardo Farré).

Marineros de una fragata inglesa, como espectadores en un partido de fútbol, acompañan el aterrizaje de un Sea King con heridos a bordo. Contemplan la escena con tranquilidad e, inclusive, un par de ellos toma fotografías. El mar permanece planchado (Foto: AFP).

Marineros de una fragata inglesa, como espectadores en un partido de fútbol, acompañan el aterrizaje de un Sea King con heridos a bordo. Contemplan la escena con tranquilidad e, inclusive, un par de ellos toma fotografías. El mar permanece planchado (Foto: AFP).

Cepillos en mano, estos marineros del portaaviones Hermes quitan la sal marina del ala izquierda de una Sea Harrier de la Royal Navy. En las próximas horas, tendrá dura oposición de aviones y la defensa antiaérea argentina (Foto: AFP).

Cepillos en mano, estos marineros del portaaviones Hermes quitan la sal marina del ala izquierda de una Sea Harrier de la Royal Navy. En las próximas horas, tendrá dura oposición de aviones y la defensa antiaérea argentina (Foto: AFP).

No hay tiempo que perder. El quirófano espera a un soldado herido. La urgencia está marcada porlos pasos de los socorristas (Foto: Télam).

No hay tiempo que perder. El quirófano espera a un soldado herido. La urgencia está marcada porlos pasos de los socorristas (Foto: Télam).

El UH1H ambulancia está a punto de aterrizar en el rompehielos Irízar convertido en buque hospital. Un auxiliar dirige la maniobra (Foto: Eduardo Farré).

El UH1H ambulancia está a punto de aterrizar en el rompehielos Irízar convertido en buque hospital. Un auxiliar dirige la maniobra (Foto: Eduardo Farré).

El frío está pegado en sus rostros. La naturaleza no ayuda. El clima es implacable. Medio adormilados, inexpresivos, con la nieve rozando sus botas y en una precaria posición, esperan los combatientes en su trinchera. (Foto: Telam / Román von Eckstein).

El frío está pegado en sus rostros. La naturaleza no ayuda. El clima es implacable. Medio adormilados, inexpresivos, con la nieve rozando sus botas y en una precaria posición, esperan los combatientes en su trinchera. (Foto: Telam / Román von Eckstein).

Desde la parte trasera de un helicóptero Chinook, vigila las posiciones argentinas durante un vuelo entre el estrecho San Carlos y Pradera del Ganso. El arma permanece fija en sus anclajes (Foto: Eduardo Farré).

Desde la parte trasera de un helicóptero Chinook, vigila las posiciones argentinas durante un vuelo entre el estrecho San Carlos y Pradera del Ganso. El arma permanece fija en sus anclajes (Foto: Eduardo Farré).

Domingo 2 de mayo de 1982, pasadas las 16. Dos estallidos sacuden al crucero General Belgrano. La mole herida por dos torpedos lanzados desde un submarino nuclear, comienza a escorar. En minutos se va a pique. Una cámara capta el momento. En aquellos primeros minutos, más de 300 hombres pierden la vida. El resto escapa en botes inflables. Son más de 700. Un hecho decisivo para el devenir del conflicto (Foto: archivo privado).

Domingo 2 de mayo de 1982, pasadas las 16. Dos estallidos sacuden al crucero General Belgrano. La mole herida por dos torpedos lanzados desde un submarino nuclear, comienza a escorar. En minutos se va a pique. Una cámara capta el momento. En aquellos primeros minutos, más de 300 hombres pierden la vida. El resto escapa en botes inflables. Son más de 700. Un hecho decisivo para el devenir del conflicto (Foto: archivo privado).

La bruma y la niebla lo envuelven. En soledad, sabe que sus sufrimientos han terminado. No más bombas, estallidos, ni muerte. La amargura de la rendición también lo golpeará sin piedad (Foto: archivo privado).

La bruma y la niebla lo envuelven. En soledad, sabe que sus sufrimientos han terminado. No más bombas, estallidos, ni muerte. La amargura de la rendición también lo golpeará sin piedad (Foto: archivo privado).

Así llegaban y así se iban, volando a ras del piso y “besando” los montes cercanos. Las Chanchas estuvieron casi 428 horas en el aire y transportaron 450.000 toneladas de carga en 60 vuelos (Foto: Eduardo Farré).

Así llegaban y así se iban, volando a ras del piso y “besando” los montes cercanos. Las Chanchas estuvieron casi 428 horas en el aire y transportaron 450.000 toneladas de carga en 60 vuelos (Foto: Eduardo Farré).

El momento pudo haber sido registrado en cualquier lugar del país. En la estación de ómnibus de la ciudad de Junín, una madre y su hija despiden al ser querido. Intuyen que marcha hacia lo desconocido (Foto: Juan Sandoval).

El momento pudo haber sido registrado en cualquier lugar del país. En la estación de ómnibus de la ciudad de Junín, una madre y su hija despiden al ser querido. Intuyen que marcha hacia lo desconocido (Foto: Juan Sandoval).

La emotiva despedida de un soldado que parte hacia las islas (Foto: Juan Sandoval).

La emotiva despedida de un soldado que parte hacia las islas (Foto: Juan Sandoval).

El cartel es claro y visible, para que no queden dudas. Desde la Base Militar Malvinas, los pilotos de la Fuerza Aérea y de la Aviación Naval serán guiados al combate (Foto: Telam).

El cartel es claro y visible, para que no queden dudas. Desde la Base Militar Malvinas, los pilotos de la Fuerza Aérea y de la Aviación Naval serán guiados al combate (Foto: Telam).

En el Apostadero de Puerto Argentino ya bajaron los hombres del Batallón de Infantería de Marina 5 y del Regimiento de Infantería 25 del Ejército, que tomaron el aeropuerto y avanzaron sobre la ciudad (Foto: Telam / Román von Eckstein).

En el Apostadero de Puerto Argentino ya bajaron los hombres del Batallón de Infantería de Marina 5 y del Regimiento de Infantería 25 del Ejército, que tomaron el aeropuerto y avanzaron sobre la ciudad (Foto: Telam / Román von Eckstein).

Los últimos retoques para el lugar donde serán atendidos los heridos en combate. Médicos y enfermeras cumplirán una tarea sin descansos y contra reloj (Foto: Eduardo Farré).

Los últimos retoques para el lugar donde serán atendidos los heridos en combate. Médicos y enfermeras cumplirán una tarea sin descansos y contra reloj (Foto: Eduardo Farré).

Los prisioneros británicos son revisados minuciosamente. En primer plano, parte de sus equipos, armas y municiones. Pese a lo dramático de la escena, no hay tensiones ni reproches (Foto: Rafael Wollmann)

Los prisioneros británicos son revisados minuciosamente. En primer plano, parte de sus equipos, armas y municiones. Pese a lo dramático de la escena, no hay tensiones ni reproches (Foto: Rafael Wollmann)

Las 10.46  de aquel 2 de abril. El soldado encabeza una de las tantas patrullas. Atrás, la iglesia católica de Saint Mary. Adelante, un auto inglés con el volante a la derecha, estacionado sobre la izquierda para circular en esa dirección. Al fondo, un vehículo anfibio argentino parece cumplir con las reglas de tránsito de las islas (Foto: Osvaldo Zurlo).

Las 10.46  de aquel 2 de abril. El soldado encabeza una de las tantas patrullas. Atrás, la iglesia católica de Saint Mary. Adelante, un auto inglés con el volante a la derecha, estacionado sobre la izquierda para circular en esa dirección. Al fondo, un vehículo anfibio argentino parece cumplir con las reglas de tránsito de las islas (Foto: Osvaldo Zurlo).

Se concretó la Operación Rosario. El 2 de abril las tropas argentinas recuperaron las islas Malvinas. Los soldados ingleses son requisados y mantenidos cuerpo a tierra. Esta fue una de las imagen que socavaron el orgullo británico (Foto: Rafael Wollmann).

Se concretó la Operación Rosario. El 2 de abril las tropas argentinas recuperaron las islas Malvinas. Los soldados ingleses son requisados y mantenidos cuerpo a tierra. Esta fue una de las imagen que socavaron el orgullo británico (Foto: Rafael Wollmann).

Una vez recuperadas las islas, un contingente de soldados se apresta a embarcarse rumbo a Malvinas. Para muchos será su primera experiencia en avión. El Hércules de la FuerzaAérea los espera. Bolsones al hombro y fusiles en bandolera, no falta hasta el baldepara el mate cocido (Telam / Román von Eckstein).

Una vez recuperadas las islas, un contingente de soldados se apresta a embarcarse rumbo a Malvinas. Para muchos será su primera experiencia en avión. El Hércules de la FuerzaAérea los espera. Bolsones al hombro y fusiles en bandolera, no falta hasta el baldepara el mate cocido (Telam / Román von Eckstein).

Infobae

Un software del Servicio de Hidrografía Naval comenzó ayer a decodificar los archivos de una «sonda multi haz» tomadas por el buque que en noviembre pasado encontró hundido en el Atlántico sur al submarino ARA San Juan, en el que viajaban 44 tripulantes cuyas familias siguen reclamando «conocer la verdad y justicia».

El procedimiento se inició ayer a la mañana con la presencia de la jueza a cargo de la causa por el hundimiento del submarino, Marta Yáñez, de los abogados de las distintas querellas que representan a los familiares, y de miembros de la Comisión Bicameral Especial conformada especialmente para la investigación del caso.

Fuentes allegadas a la causa informaron que el procedimiento trata de reproducir con el Audelia del Servicio de Hidrografia Naval -un software especial- los archivos tomados con la sonda multi haz del buque Seabed Constructor, que el 16 de noviembre pasado encontró el submarino hundido a unos 900 metros frente a las costas de Comodoro Rivadavia.

Además, indicaron que las imágenes y videos obtenidos por el buque no fueron trasladados a la Ciudad de Buenos Aires y que «serán primero exhibidos a las familia».

«Para mí sería muy importante ver las fotos», dijo a Télam, envuelto en un banner con la cara de los 44 tripulantes, Antonio Niz -papá de Luis Niz, de 27 años- en la puerta del Servicio de Hidrografía Naval en el barrio porteño de Barracas, donde minutos antes habían ingresado la jueza, los peritos y varios legisladores.

El reclamo se repite en cada uno de los familiares que van llegando: «Nosotros sólo hemos podido ver las tres imágenes que circularon por los medios y ya pasaron muchos meses desde el hallazgo», expresó por su parte Fernanda Navarro, novia del teniente de fragata Jorge Luis Mealla, también tripulante del ARA.

Y continuó: «Lo que nosotros sentimos es que la causa está estancada. No hay imputados y la carátula sigue siendo averiguación de delito cuando sabemos que el submarino no estaba en condiciones de salir a mar, entonces hay una cadena de responsabilidades. Somos 44 familias que estamos esperando conocer la verdad y tener justicia».

Con legisladores 

Cerca de las 10 los familiares presentes cantaron el himno y nombraron a cada uno de los tripulantes, reclamaron justicia para los «44 corazones de acero», se abrazaron y lloraron en silencio.

Unos minutos después, la puerta de Montes de Oca al 2100 se abrió y salieron el senador José Ojeda, el diputado mendocino Ricardo Mansur (en representación del senador Esteban Bullrich) y los diputados Guillermo Montenegro, Guillermo Carmona y Nilda Garré -todos integrantes de la Bicameral-, quienes se acercaron a dialogar con los familiares.

«Lo que nos informaron es que hoy comienzan a analizar los datos que obtuvieron y que a partir de ahí se van a elaborar las imágenes, y se comprometieron a que una vez que estén los familiares seremos los primeros en verlos, esperamos que lo cumplan», indicó a Télam Fernanda después de dialogar con los legisladores.

El submarino ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre de 2017 en aguas del Atlántico Sur, cuando realizaba un viaje entre Tierra del Fuego y Mar del Plata.

Un año después, una misión encargada por el Estado argentino a la empresa Ocean Infity posibilitó el hallazgo de la nave siniestrada en las profundidades de un área cercana al Golfo San Jorge, cerca del lugar donde se tuvo el último registro de la nave.

La jueza a cargo de la causa por la desaparición del submarino Ara San Juan, Marta Yáñez, podrá acceder hoy a los 67.000 archivos obtenidos por la nave Seabed Constructor, de la empresa Ocean Infinity, al momento de ser ubicado en el lecho marino el submarino que llevaba 44 tripulantes.

La jueza acudirá a las 8 al Servicio de Hidrografía Naval, para disponer del software necesario para “traducir” las imágenes tomadas por el buque Seabed Constructor, que el 16 de noviembre de 2018 encontró el submarino hundido a unos 900 metros en el Atlántico sur, frente a las costas de la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Asistirán familiares, abogados, peritos, personal de las fuerzas federales y legisladores que forman parte de la comisión bicameral que investiga el naufragio del submarino.

Río Negro

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, dispuso que este martes a las 8 se abran los archivos obtenidos por la empresa Ocean Infinity.

El próximo martes 26 de febrero a las ocho de la mañana en el Servicio de Hidrografía Naval, se “procederá a la verificación de los archivos obtenidos por la nave ‘Seabed Constructor’ al momento de ser ubicado el submarino ARA San Juan”. Así se les informó de manera oficial a los diputados y senadores que integran la Comisión Bicameral que investiga la tragedia del 15 de noviembre de 2017 que terminó con la vida de los 44 tripulantes del buque de guerra.

La medida la dispuso la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, que tiene a su cargo el expediente judicial en el cual aún no hay ningún imputado.

Estas pericias son de extrema importancia ya que en torno a las las 67.000 imágenes visuales y archivos sonoros -tomados por la empresa norteamericana Ocean Infinity a través de los vehículos submarinos autónomos (AUV) y del vehículo operado remotamente (ROV)- se generaron controvertidas versiones, sin sustento técnico, científico o judicial, que hablaban sobre el presunto daño que habría sufrido el material al llegar a la Argentina desde Sudáfrica en una valija el 4 de diciembre pasado o incluso ya en el país durante su resguardo judicial.

En la valija hay tres sobres con igual cantidad de discos rígidos. Quizás la confusión se haya generado porque desde el juzgado de Yañez se chequearon -con la presencia de peritos de la Policía Federal Argentina- los tres soportes informáticos.

El primero se pudo chequear de manera eficiente ya que son fotos, o pixeles de estas que después conformarán una única imagen tridimensional. Los otros dos discos, en cambio, no pudieron ser visualizados porque son fotos tomadas por “sondas multihaz” y para eso se necesita un software especial que en el país solo lo tiene el Servicio de Hidrografía Naval, organismo que depende de la Armada.

Quizás alguna voz malintencionada quiso ver en esta imposibilidad un defecto técnico en dos de los tres discos rígidos aportados por Ocean Infinity. Como sea, el manto de sospechas se develará el martes en el edificio ubicado en la Avenida Montes de Oca 2124.

Si bien hay quienes de manera mediática criticaron a la jueza por utilizar el software de la Armada, ya que alguno de sus oficiales y exoficiales podrían estar comprometidos en el trágico incidente; Yañez justificó la medida al sostener que si no lo hacía así, debía llamar a una licitación para adquirir el sistema -cuyo valor puede oscilar entre los 35.000 y 50.000 dólares- a través del Consejo de la Magistratura de la Nación, y que esto podría demorar seis meses o más.

Además de los parlamentarios que deseen participar, fueron convocadas las tres querellas, los peritos designados, y los especialistas de la Policía Federal Argentinaque colabora con la magistrada. De la medida pericial también participarán los principales integrantes del juzgado federal de Caleta Olivia y de la fiscalía que interviene, informó Infobae este sábado.

Nadie tiene dudas que una vez visualizadas las imágenes y armado el rompecabezas de 67.000 figuras, esto se transformará en una de las principales piezas judiciales para que de una vez por todas la causa -que ya ingresó en su segundo año de derrotero- responda sus principales interrogantes: qué ocasionó la pérdida de plano del submarino que lo llevó a sobrepasar la máxima profundidad resistente provocando su implosión.

ADS Sur