Tag

FMI

Browsing

Kristalina Georgieva se comunicó con el presidente electo y confió que la charla fue “muy constructiva”.

El presidente electo Alberto Fernández le agradeció a la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristina Georgieva, el llamado que le realizó el martes y confió que acordaron buscar el camino para que Argentina pueda pagar su deuda «en un entorno de crecimiento y desarrollo social sustentable«.

«Gracias Kristalina Georgieva por su llamado y por la voluntad de que encontremos juntos el camino para que la Argentina pueda cumplir con sus obligaciones en un entorno de crecimiento y desarrollo social sustentable», celebró Fernández desde Twitter.

Después de esa conversación, Fernández había contado en la misma red social que le manifestó su intención de «poner en marcha un plan económico que nos permita crecer, para llegar a un acuerdo de pago que podamos cumplir sin más ajuste para los argentinos».

También lo hizo Georgieva, desde su cuenta en Twitter y a través de un comunicado oficial del FMI: «Tuve una llamada muy constructiva con el presidente electo Alberto Fernández hoy. Durante nuestra conversación, hablamos sobre la economía argentina y las opiniones del Sr. Fernández sobre los principales desafíos del país en el futuro», detalló.

Y agregó: «Hice hincapié en la disposición del FMI de comprometerse con su gobierno y trabajar para allanar el camino para el crecimiento sostenido y la reducción de la pobreza. Acordamos entablar un diálogo abierto en beneficio del pueblo argentino», informó Clarín.

El ministro de Hacienda dijo que la del kirchnerismo “tenía mejor fachada”, en tanto que la actual deja “mejores cimientos”.

En medio del traspaso de Gobierno y la crisis financiera, el ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, reconoció en la tarde de este jueves que tanto la herencia económica de 2015 como la actual«no son deseables», aunque dijo que tienen distintos matices ya que la primera (la del kirchnerismo) «tenía mejor fachada» mientras que la última «mejores cimientos».

Lacunza, en diálogo con Va de Vuelta (Radio Nacional), dijo que «no es que Argentina es un fórmula 1, pero es un vehículo que tiene algunos repuestos renovados».

Reivindicó, en ese sentido, que actualmente haya tipo de cambio competitivo, un «déficit fiscal agregado en la mitad respecto a 2015», tarifas «con un alto costo político que se actualizaron por lo que no hay inflación reprimida». En este punto, dijo que los usuarios, antes, «lo pagaban igual, pero a través de los subsidios». Ironizó: «Cuando el Estado paga las tarifas no es que la pagan los suecos».

Por otra parte, el funcionario,  dijo que coincide con Alberto Fernández en que la renegociación de la deuda con el FMI tiene que hacer más énfasis en los plazos que en los montos dado el problema del cronograma de pagos que tiene el país.

Asimismo, dijo que su gestión «está a disposición»de anticipar una misión con el Fondo Monetario Internacional, antes del 10 de diciembre, pero «es una posibilidad» ya que es una decisión del Gobierno entrante. Finalmente, aseguró que la situación coyuntural «no es normal», que la deuda es el 70% del Producto y que hay un problema de liquidez, no de solvencia.

Más temprano, el presidente electo Alberto Fernández advirtió que Argentina no puede «pagar la deuda en las condiciones que está», y  adelantó una vez más que deberá afrontar «negociación difícil» con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«No es un capricho de Alberto Fernández decir lo difícil que es lo que enfrentamos. El mundo debe entender que nosotros no podemos pagar en las condiciones que está la economía argentina. Argentina tiene que volver a producir y exportar para hacer frente a las obligaciones», sostuvo Fernández en una entrevista con el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Anoche, Alberto F. afirmaba: «Es difícil hablar de quita porque el FMI lo prohíbe; No se trata de conseguir una quita, sino de lograr que nos den la posibilidad de ponernos de pie y juntar los dólares necesarios para poder pagar», informó Clarín.

La comunicación entre el jefe de la Casa Blanca y el presidente electo es una buena señal para el futuro. Qué significa el respaldo ante el Fondo.

1) Por qué Estados Unidos es importante en el Fondo Monetario Internacional

 Por ser la economía más grande del planeta, Estados Unidos es el miembro con mayor poder de voto en el Fondo Monetario Internacional. Por eso fue decisivo el apoyo de Donald Trump a la Argentina en el directorio ejecutivo del Fondo, donde los países deben aprobar o rechazar los créditos. La buena relación de Trump con el presidente Mauricio Macri y las reformas que se implementaron en el país alentaron al Tesoro a respaldar el préstamo stand by y a un posterior aumento del monto, que llegó a los 57.000 millones, el mayor de la historia del organismo. El apoyo de Trump a Alberto Fernández ante el Fondo es importante porque puede presionar para una renegociación del acuerdo stand by que se avecina ante el board, que ya mira con desconfianza el monto que se ha desembolsado sin resultados visibles.

2) Qué dijo el Fondo ante el triunfo de Fernández

La directora ejecutiva del organismo, Kristalina Georgieva, dijo que esperaba “colaborar” con Fernández para “enfrentar los desafíos económicos de Argentina”. El devolvió gentilezas vía Twitter y le dijo que esperaban “salir lo antes posible de esta crisis para volver a crecer y que eso nos permita cumplir con nuestros compromisos”. Pero luego el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, metió presión el miércoles: dijo en una entrevista que “Argentina tiene un compromiso con el FMI. Nuestra expectativa es que este gobierno cumpla con ese compromiso y, si solicita cambios, como cualquier otro país, el FMI considerará su solicitud como parte de su plan económico”.

3) Qué pasa con el acuerdo stand by

El acuerdo stand by es un préstamo de devolución corta, en pocos años. Ya se han desembolsado unos 43.000 millones del total de 57.000 prometidos. Está en la práctica está congelado porque no hubo más desembolsos porque el Fondo no puede determinar la “sustentabilidad de la deuda”, o sea si Argentina puede pagar o no. Fernández dijo que estaba dispuesto a “cumplir los compromisos” con el Fondo y que renegociaría la deuda, pero no dio señales de cómo y cuándo lo haría. También tiene que “reperfilar” la deuda con los privados y se dice que el Fondo pretende una quita que podría llegar hasta el 40%. Varios de los economistas “albertistas”, entre ellos Emanuel Alvarez Agis y Guillermo Nielsen, vinieron a Washington y a Nueva York y dijeron que estaban dispuestos a negociar, pero sin demasiados detalles.

4) Cuáles son las opciones de Fernández

El presidente electo podría no pagar al Fondo y caer en default, algo que se considera poco probable porque ya no conseguiría más financiamiento en ningún lado. También podría optar por renovar el préstamo stand by –que en los hechos quedó congelado– con otras condiciones más laxas, pero eso se considera bastante improbable debido a que debería pagarlo antes de 5 años y sería difícil si pretende reactivar rápido la economía. El Fondo se inclinaría por transformar el stand by en un Préstamo de Facilidades Extendidas, que tiene plazos más largos de devolución (a 10 años, por ejemplo) . La condición es que debe incluir reformas estructurales.

5) Qué espera el Fondo

El Fondo espera señales concretas sobre qué hará Fernández. Considera que los economistas que lo rodean tienen distinto perfil y quieren ver un programa económico y una propuesta de renegociación para sentarse a conversar. También quieren certezas sobre cómo se reperfilará la deuda con los privados. Aunque el Fondo no lo señala públicamente, se dice que preferirían una quita a los bonistas de hasta el 40%. Ven como más factible un programa de Facilidades Extendidas con ciertas reformas estructurales: en primer lugar exigiría la previsional, luego una impositiva y quizás más adelante, cuando la economía comience a despegar, una laboral.

6) Qué busca Estados Unidos de Argentina

La Casa Blanca no ha difundido por ahora los detalles de la llamada. A pesar de que el comunicado del “albertismo” no lo menciona, es muy probable que hayan hablado de otros temas muy importantes para Estados Unidos en la región: la crisis en Venezuela, la cooperación en seguridad y quizás la tensa relación entre Fernández y el brasileño Jair Bolsonaro, un aliado regional de Trump. También a la Casa Banca le preocupa la creciente influencia de China en la región. Todos esto le fue comunicado ya a Sergio Massa en una reunión que tuvo en el Departamento de Estado a principios de octubre. De todas maneras, la llamada de Trump es una buena señal de las relaciones “cordiales” y pragmáticas que EE.UU. busca con el futuro gobierno de Argentina. Y quizás un allanamiento para una próxima visita del presidente electo a Washington, informó Clarín.

Organizaciones sociales realizarán hoy un ‘polentazo’ frente a las oficinas del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Buenos Aires y una marcha hacia el Ministerio de Desarrollo Social, en lo que serán las primeras protestas tras las elecciones del domingo que consagraron presidente a Alberto Fernández.

Con la consigna «Fuera el FMI de Argentina y de América Latina», integrantes del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Frente Popular Darío Santillán y el MTD Aníbal Verón -entre otros- se concentrarán a las 11 en la esquina de las avenidas 9 de Julio e Independencia para marchar al mediodía a las oficinas del organismo multilateral frente a la Plaza Libertad.

Allí, realizarán un ‘polentazo’ contra «el desastre social producido por el gobierno de Mauricio Macri y el FMI».

En ese marco, reclamarán «frente a la asunción del nuevo gobierno del Frente de Todos» que se tomen «medidas de fondo que ataquen la raíz del problema».

Por otro lado, las organizaciones sociales del Frente Piquetero marcharán a las 11 hacia el ministerio de Desarrollo Social, en Avenida 9 de Julio y Avenida Belgrano, para denunciar el «incumplimiento de la ley de emergencia alimentaria» y pedir que el tema esté presente en las conversaciones entre los equipos de Mauricio Macri y Alberto Fernández, en el marco de la transición.

La marcha partirá desde la esquina de las avenidas 9 de Julio e Independencia y confluirá en la sede de la cartera que conduce Carolina Stanley, donde los organizadores ya avisaron que realizarán una permanencia hasta obtener una reunión con las autoridades del ministerio.

Así lo manifestó su secretario, Steven Mnuchin. Mostró voluntad para rediscutir cambios en el programa que se estableció para acceder al megacrédito.

El gobierno de los Estados Unidos le envió este miércoles un mensaje directo al presidente electo Alberto Fernández al advertir que esperan que cumpla con los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Argentina tiene un compromiso con el FMI. Nuestra expectativa es que este gobierno cumpla con ese compromiso«, manifestó el secretario del Departamento del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

Durante una entrevista que le concedió a la agencia de noticias Reuters, aseguró: «Queremos que el pueblo de Argentina y la economía tengan éxito. Nuestros intereses son apoyar al pueblo».

También se refirió a la posibilidad de que la Argentina, a partir de la asunción de Alberto Fernández el próximo 10 de diciembre, pueda pedir cambios en el programa que el país acordó con el Fondo para acceder a los 56.300 millones de dólares.

«Si solicita cambios, como cualquier otro país, el FMI considerará su solicitud como parte de su plan económico«, se limitó a decir el representante de la administración de Donald Trump, presidente que tuvo un rol clave para facilitar la liberación del crédito para la Argentina.

Sus palabras toman un particular significado porque Fernández se prepara para iniciar las conversaciones para tratar de reprogramar los vencimientos de la deuda Argentina, entre 2020 y 2023, ante el cierre de los mercados de crédito que impide acceder a los dólares necesarios para cumplir en término con esos compromisos.

El FMI aclaró que, hasta que no conozca los detalles del rumbo económico que emprenderá Fernández, no desembolsará los dólares restantes del préstamo que se le otorgó el año pasado al gobierno del presidente saliente Mauricio Macri.

Por esa decisión se canceló el envió de un desembolso por 5.700 millones de dólares, pese a las gestiones que llevan adelante el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, para tratar de despejar las dudas del organismo multilateral de crédito.

La directora gerente del Fondo, la búlgara Kristalina Georgieva, felicitó a Fernández por su victoria en las pasadas elecciones presidenciales y se comprometió a «colaborar con su administración para enfrentar los desafíos económicos de Argentina».

El mandatario electo agradeció ese pronunciamiento con un mensaje en el que le planteó que «los argentinos esperamos salir lo antes posible de esta crisis para volver a crecer y que eso nos permita cumplir con nuestros compromisos», El Clarín.

El presidente electo agradeció el saludo por su triunfo a la flamante directora del FMI y comenzó a marcar el camino que tendrá la negociación que deberá emprender con ese organismo.

El presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, agradeció este lunes a través de su cuenta en Twitter el saludo que había recibido horas de parte de la flamante directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) Kristalina Georgieva.

El gran ganador de las elecciones celebradas el domingo cumplió con el agradecimiento de protocolo pero comenzó al mismo tiempo a marcar el camino que emprenderá su gobierno a partir del próximo 10 de diciembre en la inevitable renegociación de la deuda que deberán emprender la Argentina y el FMI.

«Los argentinos también esperamos salir lo antes posible de esta crisis para volver a crecer y que eso nos permita cumplir con nuestros compromisos» escribió dejando bien en claro el orden de las prioridades: primero crecer, para poder luego pagar, y no al revés.

Se trata de toda una declaración de principios en línea con la expresada en 2003 por el presidente Néstor Kirchner quien había advertido a los acreedores de la Argentina que «los muertos no pagan» y que para que pudieran cobrar iban a tener primero que dejar crecer a la Argentina.

La titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, felicitó este lunes por la mañana a Alberto Fernández por su triunfo en las elecciones presidenciales del domingo.

La economista búlgara envió sus felicitaciones al presidente electo de la Argentina, y le dijo (en inglés) «nos entusiasma involucrarnos con su administración para atacar los retos económicos de la Argentina y promover un crecimiento inclusivo y sostenible que beneficie a todos los argentinos».

Si bien equipos técnicos del Fondo Monetario Internacional se habían reunido con economistas cercanos a Fernández, la flamante titular del FMI que recientemente reemplazó a Christine Lagarde, solo llegó a econtrarse cara a cara con el actual ministro de Hacienda y Finanzas, Hernán Lacunza.

En aquella oportunidad, solo 10 días atrás, la representante del organismo de crédito reiteró el «fuerte compromiso» del FMI de ayudar a la Argentina.

No obstante, el FMI tiene pendiente el desembolso de unos USD 5.400 millones de la última revisión de las cuentas públicas.

Tal como se preveía, la reunión que mantuvieron este viernes los funcionarios del gobierno argentino con los máximos responsables del Fondo Monetario Internacional no arrojó un resultado concreto.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se sentaron durante poco más de media hora con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, y su segundo, David Lipton, en la sede del Fondo.

Respecto del encuentro con los funcionarios argentinos, Kristaleva dijo en la red social Twitter: «Reiteré nuestro fuerte compromiso en ayudar a Argentina y nuestro apoyo a políticas que allanan el camino para una mayor estabilidad y un crecimiento inclusivo y duradero».

El ministro Lacunza le dijo a la prensa que sigue su viaje por Washington que «la reunión fue el epilogo de las reuniones de trabajo de estos dos días».

Y desde Hacienda agregaron que «fue una buena reunión, constructiva. Todos los puentes están abiertos, el diálogo es permanente, el programa sigue en curso y se está cumpliendo».

Sin embargo, la frase oculta que este viaje no aportó certezas a las necesidades del gobierno y continúan las dudas sobre la continuación del programa stand by firmado con el FMI. Las indecisiones se hacen más evidentes en relación con la falta de desembolso del sexto tramo del préstamo que, por unos 5400 millones de dólares, debió hacerse a mediados de septiembre pasado y no tiene fecha aún.

La falta de esos fondos derivó en el uso consentido por el FMI de 7200 millones de dólares cuyo destino era el «fortalecimiento del presupuesto» y que se encontraban depositados en una cuenta especial en el Banco Central.

En una conferencia de prensa realizada en la tarde del viernes, el director del FMI para el Hemisferio Occidental (como identifica el FMI a América Latina), Alejandro Werner, detalló que en la reunión se trataron «a grandes rasgos» los temas de la relación común. Dijo que también se habló de «las medidas que se implementaron en agosto y septiembre», por el default selectivo de la deuda y el control de cambios que introdujo el gobierno.

Respecto de la marcha del stand by, Werner se respaldó en las palabras de Georgieva del jueves y ratificó que el Fondo esperará al resultado de las próximas elecciones generales antes de dar un nuevo paso concreto. «El contexto es que estamos esperando las propuestas con más detalle que estarán disponibles cuando haya un gobierno electo. Tenemos que hacer una evaluación integral de la política fiscal para poder dar una respuesta de la evolución del acuerdo. Tenemos marcos macroeconómicos de políticas públicas para dar respuestas», explicó Werner.

«Pasado el proceso electoral estaríamos en condiciones mucho mejores para dar respuesta a cómo serán los siguientes pasos», insistió el directivo del FMI.

Lacunza y Sandleris viajaron acompañados por el secretario de Política Económica, Sebastián Katz; el secretario de Finanzas, Santiago Bausili y el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena (todos de Hacienda), además de la vicepresidenta segunda del Banco Central, Verónica Rappoport, y el gerente de Estrategia y Comunicación del BCRA, Mauro Alessandro.

Este grupo mantuvo reuniones con los funcionarios del FMI desde el miércoles. En ellas expusieron la situación económica y financiera argentina y apuntaron a obtener de parte del FMI algún tipo de compromiso sobre la remisión de los 5400 millones de dólares.

Lacunza resumió la situación con el FMI: «Vinimos como Argentina, más allá de la coyuntura electoral y nada más, no como un gobierno en particular sino como argentinos, a compartir con el Fondo nuestras proyecciones, nuestras ideas, nuestras políticas, y sobre todo para que, resuelta la incertidumbre electoral, no haya tiempo para perder en términos de proyecciones, números».

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reunirán este viernes con la directora gerente y el subdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kirstalina Georgieva y David Lipton, respectivamente, para profundizar la marcha del programa acordado entre la Argentina y el organismo.

El cónclave se realizará después del mediodía en la sede del organismo, en Washington, luego de la sesión plenaria donde los funcionarios argentinos participarán de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial.

La intención de la delegación argentina es explicar que las pautas fiscales y monetarias acordadas en el préstamo stand by fueron cumplidas, al tiempo que también se busca analizar la marcha del programa económico después de las elecciones del 27 de octubre.

En la mañana del jueves, Georgieva señaló que el organismo multilateral esperará las elecciones en la Argentina que se celebrarán el 27 de octubre para continuar con su plan de asistencia financiera.

«Será muy interesante ver qué marco político tendremos», afirmó Georgieva y destacó que en el organismo «estamos muy comprometidos y la voluntad del FMI será igual de fuerte durante mi mandato que con el de Christine Lagarde», su antecesora en el cargo.

En tanto, el ministro Lacunza manifestó el jueves en declaraciones radiales que «la deuda de ninguna manera es impagable, es de magnitud razonable para un país como Argentina».

“Ayudaremos a la Argentina a lidiar con sus problemas”, afirmó además el vicedirector ejecutivo del Fondo.

El vicedirector ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, David Lipton, habló sobre un posible diálogo con Alberto Fernández y dijo que siempre han trabajado con quienes ganan las elecciones y que “hay que ver qué es sensato para mirar hacia el futuro”.

En una entrevista con CNN en español, en el marco de la Asamblea del FMI y el Banco Mundial, Lipton señaló que“nuestro enfoque es continuar trabajando con Argentina. Desde las elecciones primarias en septiembre hubo un giro muy abrupto en los mercados que hizo más inestable la situación financiera. Hemos estado en contacto con el Gobierno, el Banco Central buscando ayudarlos en su difícil predicamento».

En este sentido, agregó: «Veremos a las autoridades argentinas aquí en la reunión y mantendremos el dialogo y la relación y ayudaremos a la Argentina a enfrentar sus problemas».

La conductora le señaló que Fernández había apuntado al FMI como el responsable de la difícil situación que enfrentan los argentinos y que podría ser el futuro interlocutor si gana las elecciones, a lo que Lipton contestó: “Siempre trabajamos con quien gana las elecciones y dirige un país, buscamos puntos en común. Fuera de lo que se haya dicho, hay que ver qué es sensato para mirar hacia el futuro. Ver que hay que hacer para avanzar y qué sería bueno para la Argentina para lograr estabilidad y que vuelva a crecer”.

Luego le preguntaron cómo puede ser efectivo el FMI para recuperar la confianza en países como la Argentina y Ecuador, donde cualquier intento de resolver el equilibrio fiscal se interpreta como un ajuste.

“La mejor manera es tratar de dar apoyo cuando un gobierno quiere resolver los problemas. El programa argentino fue propuesto por el Gobierno de Argentina, lo pensaron ellos. Se sabía desde un inicio que las circunstancias serían difíciles y que por los problemas acumulados no sería fácil poner el problema bajo control y estabilizar la divisa», sentenció. También en Ecuador el programa fue acogido por el presidente e intentamos apoyarlo. Lo mejor es trabajar con el país para que diseñe y haga propia la estrategia tomada. Así la probabilidad del éxito es mayor» .

El vicedirector del FMI, además, sostuvo que «los gobiernos deben entender que la tarea es difícil y pueden enfrentarse con obstáculos y tendrán éxito o no y el FMI deberá ayudarlos a tratar de encontrar las reformas para avanzar, dando financiamiento para evitar la carga, para que haya menos austeridad que la que habría si se hubieran hecho ajustes sin el financiamiento del FMI. En ambos casos ayudamos a los países a hacerlo más fácil de lo que hubiera sido. Eso no significa que sea fácil en absoluto”.

Lipton fue director ejecutivo interino por varios meses, hasta que asumió Kirstalina Georgieva el 1 de octubre. Ambos verán este viernes al ministro de Hacienda, Hernán Lacunza y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, informó El Clarín.